Marcel Gascón: El complejo del salmón

Publicado por

Pasa lo que con Nelson Mandela cada vez que vienen a España el Celtic o el Liverpool. Un coro desafinado y uniforme se desgañita en los diarios y noticiarios deportivos para contarnos por enésima vez la misma historia de fútbol romántico. Del Celtic ensalzan la actitud pacífica de los irlandeses de Escocia, nos cuentan como nueva la filiación católica que ya sabíamos y celebran con entusiasmo su fidelidad a los colores, que canten siempre hasta el final más allá del resultado. Si es el Liverpool rememoran con la sutileza de un martillazo la épica del Boot Room y The Kop. Recuperan tres citas de Shankly y, gesto grave, ceño fruncido y un ligero movimiento de cabeza, tan español, alaban que un estadio entero se sepa un himno largo y complejo, esto sí que es una afición.

Me dirán que el periodismo es repetición: también se escribe cada año lo mismo de la llegada del verano o el sorteo del Niño. Pero se puede cambiar algún adjetivo, y aprovechar la repetición para descubrir más y contar cosas nuevas. No se hace, y cuando en poco tiempo los bombos europeos nos emparejan varias veces con Celtic o Liverpool el banquete barato de elogios gastados se nos atraganta, nos volvemos más protestantes que Paisley y Abramovich nos parece lo mejor del fútbol inglés.

‎”En el fondo, qué hastío tener que fingir la maldad porque la bondad está de moda”, dejó escrito Montanelli en sus diarios. La maldad no son, por supuesto, ni los protestantes del Rangers ni Abramovich y sus modelos. Ni siquiera el reverendo Paisley. La maldad es rechazar lo bueno y verdadero, que en nada debe verse contaminado por el ruido desagradable de muchos de sus cantores. La renuncia es derrota y denota cobardía y fatiga. Incapaces de mantener en pie un discurso propio sobre lo que apreciamos, dejamos a otros que se lo apropien. Asqueados de la vulgaridad inane de la moda, buscamos la belleza a la contra y acabamos en un callejón sin salida, triste y lúgubre, que ni siquiera estaba en nuestro camino.

Una de las grandes virtudes de Jot Down es su celebración transversal de la belleza, libre del complejo del salmón. Frente al coro desafinado y uniforme artículos como el de Daniel Cana, para no dejar de disfrutar de lo que merece la pena.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

One Comment

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.