Ganar amigos

Publicado por

La manera más segura de ganar amigos estos días es meterse con los políticos, aunque yo sigo recomendando el gran clásico de Dale Carnegie que tenían muchos padres ejecutivos en sus mesillas de noche hace décadas.

Pero ahora no se trata tanto de ser amable con los compañeros de oficina como de poner a parir a todos los políticos. A la casta. Ya sabemos, esos inútiles salidos de las filas juveniles de los aparatos. Un chupito, una sobremesa y una catarsis de “todos son iguales” y “qué hemos hecho para merecernos a estos”, sin que votarles sea una explicación plausible. Casi han sustituido a los cánticos regionales en las fases de la borrachera. Luego viene la etapa de poner verdes a los que se atreven a decirnos que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. “Serán cabrones. Habrán sido ellos y sus coches oficiales, porque nosotros…”, frase de apertura de lista de reclamaciones, que si la hipoteca, que si las letras del coche, que si las actividades extraescolares de los niños, la bajada de sueldo, las retenciones… Que sí, que sí. Y todos tan educados, tan pudorosos, que nadie se atreve a abrir la caja de Pandora de las posibilidades propias. Porque justo en ese momento, alguien podría decir: “Hombre, Manolo, no sé si hacía falta el edificio de esa Gerencia de Urbanismo en la que trabajas donde, en realidad, no sé qué hacéis porque tardáis meses en tramitar cualquier papel”. O: “Mira Paz, no vi que los profesores salierais a la calle para decir que no se gastaran el dinero en los ordenadores o cuando se publicaron los resultados de PISA”. Quizás un “mira, María José, no te escuché protestar cuando se abrió el segundo servicio de cirugía cardiaca donde tú trabajas en la ciudad, sin ningún estudio que avalara que era necesario más allá de darle una jefatura a un afín del poder”. Echarle un poco de valor y seguir: “Oye, Fernando, ¿no era un BMW el coche que te compraste cuando le diste el pase a aquel piso sobre plano? O incluso “Berta, ¿tú crees que en Málaga hay lectores suficientes para tantos periódicos? A lo mejor sobráis alguno”.

Pero no, nunca se entra en el terreno personal, vaya a ser que nos peleemos por tonterías, en vez de por el vino que elegimos para la cena, convertidos todos gracias a esos años en reputados enólogos. Y así vamos, con nadie habiendo vivido por encima de las posibilidades, aunque ese alguien seamos todos, inconscientes de que en otros países los cojomuseos los financian filántropos, los jubilados atienden de voluntarios las bibliotecas, los abuelos no se llevan medicinas para toda la familia, la basura no se recoge todos los días y al médico se le paga un poco aunque luego el Estado devuelva el dinero. Esos países donde saben que las posibilidades reales están en una buena educación y, en los periódicos, les dedican espacio suficiente a los grandes debates sobre la sanidad, la tecnología y la universidad, por ejemplo, porque la actualidad no es algo que se solvente con argumentarios en tertulias políticas de cuotas. Y en estas que llega un equipo de baloncesto que transmitía muy buen rollo, esfuerzo y tal y se deja ganar para evitar un cruce antes de tiempo con los de EEUU. En las encuestas digitales de los medios, la mayoría les apoya en esa actitud tan olímpica. Pero todo es culpa de los políticos, claro, tan distintos a nosotros, tan salidos de otra parte, tan chorizos, como escribiremos con faltas de ortografía en los SMS’s que mandemos por la noche a uno de esos programas donde se grita. Luego, si nos hacen una encuesta, todos diremos que no nos perdemos un documental de La 2. Señalando estas cosas nunca se hacen amigos, sin embargo. Así que, si tiene cena esta noche, ya sabe que, a la primera copa de vino del Penedés, señale a los políticos y los demás le sonreirán cómplices. Pero no influirá en ellos en el mejor sentido, para cambiarles.

Y el título completo del libro de Carnegie era Cómo ganar amigos e influir sobre las personas.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

26 Comentarios

  1. Lo que vengo diciendo desde el principio de todo esto, y el motivo por el que muchos (todos) me miran mal: nuestra parte de culpa es casi completa. Porque los políticos no surgen de la tierra, sino que son elegidos y reelegidos. También por decir que si un banco es culpable de proporcionar un préstamo a un insolvente, también ese insolvente es culpable de pedir lo que sabe a ciencia cierta que no va a poder devolver.

    Pero si en algo somos los number one de Europa y el mundo entero, es en carecer por completo de autocrítica y responsabilidad.

    • Curioso lo que dices de los bancos y las hipotecas cuando el sistema sólo castiga al que pide el crédito y no al que lo dio de forma irresponsable.

    • Pues a mi me parece acertado. Y sobre todo sanamente provocador.

      muchas de las reacciones son sorprendentemente agresivas. Asi nos va. Un acto de contriccion moral no nos iria mal como sociedad y como individuos!

  2. Tú sí que quieres hacer amigos con este artículo. A mi no me cargues esta crisis porque no la creado, he vivido respecto de mis posibilidades al igual que mi familia, permitiendose lo que su nivel de vida les otorgaba.

    Y no me vengas con milongas, una familia puede vivir por encima de sus posibilidades un fín de semana, una semana, incluso un mes…pero no más, asi que a dar clases de autocrítica a otro lado.

    Y lo de los políticos que quieres que te diga, yo voto un programa pero no puedo asegurarme que entre los 200, 100 o 15 diputados de “mi” partido no haya gente honrada, asi que eso es una soberana tonteria.

    Y sí, los políticos son distintos a nosotros, no creo que a nadie a pie de calle se le ocurra hacer 7 u 8 subcontratas para trasladar a un contigente de 100 militares desde la otra parte del mundo, hundir un barco en mitad del Atlántico hasta arriba de petroleo y cualquier barbaridad que se nos pueda pasar por la cabeza de cualquier índole.

    Lecciones de moralidad en tu casa.

  3. Bastante pobre y repetitivo. Continuas alabando al sistema, aunque desde otra perspectiva. Poco rigurosa, falta de gusto irónico y el mismo cuento de siempre que se trae todo el mundo. Culpables todos de la crisis, pero igual tú un poquito más por tener la posibilidad que miles de personas te lean, y desperdiciarla proponiendo ser más austeros en vez de una renovación social.
    Puede que no hagan falta tanto periodistas, ¿no?

  4. Enhorabuena por el artículo.

    Yo es que personalmente considero que, en el momento en el cual una persona solicita un crédito (hipotecario o al consumo, lo que sea), de hecho, ya está viviendo por encima de sus posibilidades.

    Además, qué diablos, el nivel de consumo que hemos exhibido hasta ahora no se corresponde ni de broma con nuestra capacidad productiva.

    ¿O es que es normal que en un país con un 25% de desempleo el 80% de las familias sean propietarias de vivienda? ¿Acaso no es eso vivir por encima de las posibilidades de uno?

  5. Yo alucino con los que comentan poniendo a bajar de un burro a la autora.
    Claro, la refelxión de vuestros comentarios, eso sí que es periodismo/opinión/propuesta.

    Que uno se haya abstenido en la medida de lo posible en la dinámica que se estableció y que devino en la crisis no nos exime de nuestra parte (¡parte!) de responsabilidad.
    Yo no tengo ni hipoteca, ni coche, ni nómina, ni propiedades, ni deudas. Pero me he callado cobardemente viendo como otros (amigos, familiares…) sí entraron al trapo y colateralmente me beneficiaba yo, aunque sea por tener un entorno optimista y agradable a mi alrededor.

    Felicidades por la reflexión Berta.

  6. Haces igual que ellos cuando dices que TODOS hemos vivido por encima de neustras posiblidades, asi que mientes, y eres igual de demagoga que ellos. Yo nunca he pedido un crédito, vivo en un piso sin ascensor, coche normalito y llevo años sinv acaciones. Me he podido hipotecar en una casa mayor, y nolo hice, tampoco lo hice en un coche ni en unas vacaciones que tendria que pagar al volver.

    Asi que cuando dices que TODOS vivimos por encima de nuestras pobilidades estas ofendiendo a muchos que no lo hemos hecho, te rogaría una rectificacion, y que menos, que un escrito tan absurdo donde usas la misma retórica que criticas.

    • Oído cocina, campeón.
      La autora ya está poniendose en el asunto.
      En cuanto puedas, pon también la longitud que se requiere para el escrito de rectificación, y si lo quieres a doble espacio o alguna cosa más.
      Atentamente

  7. Vienes a decir -con más verborrea- que sí, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.

    Y no. Que da por culo haber estado viviendo en piso compartido desde hace ya unos años y trabajando en pésimas condiciones para que te vengan a tocar los huevos con esa chorrada. Es que aunque hubiera comprado un piso durante este tiempo TAMPOCO se habría dado ese caso.

    Que resulta ofensivo leer esa melonada a poco que conozcas casos personales de gente, mucha gente, que ahora está pasándolo realmente mal y no porque antes viviera a todo capricho.

    Que antes de escribir es mejor informarse de qué es lo que pasa en el país en el que vives. Ahora a Bankia se le da 20.000 millones de euros. Rato se ha llevado un par de millones anuales (merecidísimos, por lo que se ve) y la culpa es de cualquiera de los cinco millones de parados que ahora viven angustiados por su futuro.

    ¿De verdad era necesario escribir este artículo?

  8. Los politicos no son ninguna entidad aparte, son el reflejo de la sociedad que los lleva al poder. Veo muy poquitas diferencias entre los politicos, la sociedad espanola y la cultura empresarial espanola. Nadie pone una pistola en la cabeza para que se sostenga este ridiculo sistema bipartidista, que es el caciquismo del siglo XIX, pero dos siglos despues. Un sistema electoral de chiste, una democracia “atada y bien atada” y una alternancia de poder entre dos partidos, que saben perfectamente que se van a repartir el poder con el otro. Seguro que ha habido muchos ciudadanos que han vivido por encima de sus posibilidades, pero tambien ha habido muchos otros, entre los que que me encuentro, que llevan con un contrato temporal casi una decada, subcontratados por una empresa de servicios que se queda con el 65% de su salario y, ni ahorrando, les ha servido para poder independizarse. No es lo mismo ganar menos de mil euros que cuatro mil y empieza a cansar que se meta a todo el mundo en el mismo saco porque este pais tiene un mercado laboral de dos velocidades. Por un lado estan los ultraprotegidos, con unas condiciones laborales que no se verian ni en Suecia, y luego estamos los precarios, o idiotas, que llevamos tiempo tragandonos todo el detritus que genera este injusto mercado laboral y que no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades sino mas bien por debajo de nuestras necesidades. Por que no empezamos a poner la mierda sobre la mesa y vemos cada caso?
    Todos somos iguales, pero algunos mas iguales que otros y, hasta hoy, la mierda siempre cae del mismo lado. Mi trabajo es el ejemplo perfecto de por que Espana paso de ser un imperio a ser lo que es hoy en dia. Hay cantidad de puestos inutiles cuyos ocupantes ganan un magnifico sueldo por el costoso trabajo de figurar y cantidad de puestos “de menor rango” que son necesarios y van siendo eliminados hasta que dejan a una persona haciendo lo que hacian tres. Sobran jefes sioux y faltan indios con unas condiciones laborales decentes, no buenas, decentes.

    • Cada vez que cobras tu nómina de mierda y sigues con tu empleo cochambroso y no haces nada por luchar para que esas condiciones cambien para ti y para todos estás contribuyendo también a sostener las miserias de este sistema. Ha habido dos clases de cómplices, los que han participado activamente adquiriendo bienes de consumo con imprudencia y los que se callaron y se callan ante la realidad que les circunda. Luego, decir, ah, la culpa es de tal o cual y eludir la propia es lo más fácil de este mundo. Yo creo que esto es una verdad como un templo. El silencio de toda una sociedad es tan culpable como la participación activa y aquí no abrió nadie la boca hasta que la mierda nos cayó encima. ¿O no?

  9. Mientras que no haya en Espana una Ley de Transparencia que obligue a justificar cada euro gastado con dinero publico y un organismo que se asegure de su riguroso cumplimiento, nada va a cambiar. La ley es papel mojado si no se ponen los medios para que cumpla. Lo mismo sucede con el fraude fiscal y la legislacion laboral. Cuantas empresas pasarian una Inspeccion de Trabajo? Por que no se hacen estas inspecciones por parte de la Administracion de forma regular? Cuantos usuarios trabajan en algun sitio que no tenga empleados contratados como autonomos aunque trabajen por cuenta ajena, por una empresa de servicios aunque llevan decadas trabajando, haciendo tareas y funciones que no corresponden con su categoria, haciendo horas extras sin que sean reconocidas. El mercado laboral espanol es una jodida verguenza, con una regulacion que solo protege a los estables y deja al resto en un autentico limbo que, supuestamente esta legislado, pero nadie lo cumple y no pasa nada. Me rio yo del llamado Estado de Derecho. Eso si, Sanchez Gordillo a la carcel por incumplir la ley. Y que viva la hipocresia y ole…

  10. Gracias a todos por los comentarios. Como se ve, no pretendía hacer amigos. Y claro que sé de casos durísimos, ¿quién no? pero lo que he querido reflejar, sin éxito, es que no estamos en una sociedad sin tacha ética gobernada por unos chorizos. Que somos los mismos. Y totalmente de acuerdo con Out, si estamos así, entre otras cosas, es porque hemos tenido a mucha gente, sindicatos y políticos, preocupados por los privilegiados del sistema laboral y no por los subcontratados o, como dicen en Cuba, cuentapropistas.

  11. Gracias a todos por los comentarios. Sabía que no iba a hacer amigos. No he querido decir que todos hayamos vivido por encima de nuestras posibilidades, pero sí más de los que ahora lo admiten, en el país con más smartphones de Europa. Sé de casos dramáticos, claro que sí, de ingenieros mil euristas ahora en paro, por no hablar de periodistas sin contrato. Pero lo que he querido decir es que esto no es una sociedad de una moral altísima gobernada por unos chorizos marcianos.

  12. ¡Menos mal! Creía que era un bicho raro. Ya va siendo hora que empecemos a reconocer nuestra responsabilidad en en el devenir de los aconteciminetos. Es muy fácil echarle la culpa a los políticos, la sociedad, los bancos…a todos, menos reconocer la “viga en nuestro ojo”. Iniciar la autocrítica es iniciar la recuperacion de la crisis económica y la de los valores que, a mi juicio, es mucho mas importante. Enhorabuena por el excelente artículo

  13. Los que critican a la articulista son los que, incapaces de asumir un ápice de culpa – por activa o pasiva -, prefieren pensar que el infierno son, siempre, los otros y que sus males vienen de una conjura divina a pesar de haber obrado siempre de forma intachable.

    Para vuestro consuelo, sois legión en este pais, gracias a lo cual, seguiremos donde hemos estado en los últimos siglos: en la nada, tomando cañas.

  14. Perfecto. Tema zanjado, todos (unos mas que otros) tenemos culpa del problema en el que nos encontramos.

    Alguien me puede decir que nos impide empezar a solucionarlo? No creo que sea constructivo seguir echándonos mierda unos a otros. La solución pasa por cooperar y mirar hacia adelante. ESE es el debate en el que yo quiero participar, ya que, mientras aquí se debate quien la tiene mas larga, ciertos círculos ya han empezado a trabajar…

  15. Lo malo de pensar que la culpa (o la responsabilidad) no es tuya es que tampoco puedes hacer nada para solucionarlo. Es lo bueno también.

  16. Ayer, cuando se hablaba de la posibilidad de que la deriva que tomaban los acontecimientos no podía llevarnos a nada bueno, la gente te tachaba de pesimista y de verlo todo negro. Hoy, el reflejo o continuación de esa actitud es, como dice la autora, echar balones fuera y mirar para otro lado.

    Joan, parte de la solución del problema es precisamente esa, la de empezar a construir, si es posible, una sociedad que afronte los problemas de cara y abandonar de una vez la hipocresía. Aunque lo parezca, no es una propuesta vacía. Apliquemos ese criterio a cualquier terreno y veremos las soluciones. Pero no lo estamos haciendo y ese es el problema. Por eso algunos sentimos que se está disparando a muchas partes, pero que no se ataja lo esencial y así no se va a ningún lado. Primero, valores. Luego apliquemos esos valores y veremos quizá alguna solución.

  17. Pues no. Yo no he vivido por encima de mis posibilidades y no por ello debo pagar por los errores de los demás. Y me molesta que se repita el mantra.

    Yo no he pedido aeropuertos y estaciones AVE en cada esquina. Ni canales de televisión pública en cada CCAA para hacer la pelota al gobierno de turno. Ni he abusado del sistema sanitario.

    Ni he pedido el euro como moneda. Tampoco he pedido una hipoteca a un banco para comprar una vivienda cuyo precio está inflado hasta la estratosfera, entre otras cosas porque sabía que mis posibilidades no me permitían tal cosa y tampoco estaba dispuesto a pagar un precio por una cosa que no lo valía.

    Dicho todo esto, estoy en mi jodido derecho de patalear y de decir topicazos sobre los políticos. Yo ya he hecho autocrítica. Ya llevo haciendo toda mi vida. Y ahora solo faltaba que me dijeran que si me quejo amargamente es porque no soy capaz de mirarme mi ombligo y sus defectos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.