Javier Gómez: Políticos de parque temático

Publicado por

Cuando algo no funciona, los franceses montan un comité. Cuando algo no funciona, los suizos montan un referéndum. Cuando algo no funciona, la UE monta una institución. Y cuando algo no funciona, los españoles montamos un parque temático. A cada nación, sus tradiciones.

De Eurovegas y BarcelonaWorld ya habla todo quisque, de sus inversiones y sus millones. Como la prensa de papel dice que en Internet somos poco profundos, déjenme darles la razón y mirar la cuestión desde fuera, con cierta simplicidad. Y la cuestión no son los neones tamaño Torre Eiffel que plantarán en Alcorcón ni el Taj-Mahal de plexiglás que se cascarán en Tarragona. La cuestión, una vez más, son nuestros políticos.

Llamémosle la economía del crecepelo. En este país, pensar a medio plazo está tan proscrito como hablar en voz baja. Aquí lo que se lleva es el mercachifle del Far West que llega con sus ungüentos mágicos a la puerta del saloon a prometernos que con una loción tendremos el pelazo de Moragas. Y los que pican son los que elegimos cada cuatro años.

Tiene su cierta lógica que montemos casinos, si la planificación de nuestras instituciones es la del beodo con cuatro kopeks en el bolsillo que se lo juega todo a una última carta, la del riesgo. En 1992, salimos a golpe de inversión UE, de Juegos Olímpicos y Expos. Luego proliferaron los Ports Aventuras y Terras Míticas, con sus museos, sus aeropuertos fantasmas y sus canesús. Madrid se puso celosa y también quiso sus Juegos y su cascoporro de millones (ya se ha visto en Atenas cómo contribuyeron a sanear la economía nacional). Y en Aragón siguen maldiciendo su suerte, joder, es que no sale ni una bien, con lo que iba a molar en Los Monegros el casino más grande del mundo…

Ningún problema se resuelve a corto plazo, y menos la mayor crisis económica de España en su historia reciente. Nadie habla de tejido industrial, de formación específica, de investigación o de alta tecnología. No. Lo que queremos son remedios de un día para otro. Pero dile tú a los políticos que a veces las soluciones de verdad no tienen titulares de prensa.

Entonces un tal Adelson les dice que con su proyecto va a crear 235.000 empleos y no consiguen ocultar las chiribitas. Casi un 5% del paro nacional de un golpe. A base de guardas de seguridad, encofradores metidos a crupieres, ascensoristas de dedo afilado y camareros con pajarita que ya nunca gritarán “una de bravas”. Y hay quien se lo cree.

Yo uso mis cacerolas para cocinar, y no me parece mal que se instalen 18 casinos en Madrid. Lo que me molesta, y debería incomodarle a cualquier liberal, es que alguien exija la conculcación de las leyes de Sanidad, no pagar impuestos, un préstamo del Estado vía la UE, la cesión del suelo y cambiar la normativa antiblanqueo para invertir 17.000 millones de euros. Un castizo de Alcorcón diría que “con buena p…, bien se folla”. Y perdonen el vulgarismo, es que esto no es la prensa de papel.

Entonces un tal Bañuelos le dice a la Generalitat que si con Vegas iban a conquistar Euro, con lo suyo se comerán el World (va un gin tonic a que lo del nombre no es casual). Y resulta que, tras los titulares de 4.700 millones y 22.000 empleos, la letra pequeña dice que la Caixa le cede los terrenos “hasta que encuentren dinero”. El tinglado lo monta una promotora, la suya, que aspira a conseguir el dinero de fondos inmobiliarios y las empresas que se instalarán. Vamos, que el tipo está seco. Mas y Duran Lleida llaman a Bañuelos inversor. En mi barrio eso se ha llamado siempre “un listo”. Y no solíamos picar. España sí. No hemos salido de la cementera todavía y las promotoras ya están troquelando sus nuevas maquetas.

Como Bañuelos hasta las quiebras las hace a lo grande, nada de un parque temático. No señor. Seis del ala. Cada uno representará una región del mundo, y dicen que habrá teatros y salas de conferencias. Seguro que las multinacionales corren a celebrar reuniones entre Kremlins de gomaespuma.

Pero aquí no da la talla nadie, y hasta la izquierda moralista se ha traído de casa el libreto de salmos, como esas viejas comadres que se manifestaban por la prohibición del alcohol en los 30. Cayo Lara alerta de las “fábricas de ludópatas” que se avecinan. Siempre ha sido el gran problema de los que creen que pueden planificar la economía: suelen intentar de paso planificarnos las conciencias. Yo paso de moralismos: prefiero la proliferación de putas a la de malos políticos.

 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

13 Comentarios

  1. Todo bastante bien hasta que has pasado de generalizar a la élite política a concretar en la izquierda y darle el consiguiente palito. Aún así buen artículo a excepción hecha (para mi ojo) de ese detalle.

    • Yo es que, cuando dice «hasta la izquierda moralista», creo que se refiere al hecho de que en esta ocasión ni la izquierda, que suele ser más excéptica en asuntos de construcción de este tipo de «parques», se ha puesto en contra. Es decir, antes la derecha era mayormente quien promovía estos eventos, y ahora ya son los dos a partes iguales.

  2. Estoy con Manudo, cuando precisamente Alberto Garzón (IU) se declaró en contra de una oposición moral a Eurovegas y Barcelona World; por haber motivos políticos, económicos y sociales. Pero hay quién parece querer que el status quo de los que le maltratan (y critica), continue.

  3. Es mucho más simple que eso. No se trata de no tener cultura del largo plazo o vivir de parques cortoplacistas. Se trata, como siempre, del interés: un eurovegas o una expo dan mucho más dinero a los políticos y empresarios afines que la economía productiva. No hay más.

  4. Cuando un país no necesita Mafia porque ya opera dentro de las propias instituciones ocurren estas cosas. Con leer la lista de peticiones del tal Adelson para construir su Shangri-La europeo, queda bastante claro que este va a ser un negocio redondo para el que lo propone y los que lo facilitan: políticos de la CAM y fauna empresarial afín. Evidentemente, nadie vende su alma al diablo, porque eso es lo que son esas peticiones, si no se hace más rico con ello.

    Plantear que la solución al desempleo estructural español es construir casinos o parques temáticos es tan de memos que no merece ni respuesta. Por supuesto, el resto de la fauna empresarial, la que no se beneficia, no va a tardar nada en querer su parte del pastel y va a exigir las mismas prebendas con el consiguiente deterioro de las condiciones laborales, ya infames, de los trabajadores españoles. A los ciudadanos, a parte del bolsillo vacío, se nos va a quedar la misma cara de gilipollas que con la explosión de la burbuja inmobiliaria, pero, a día de hoy, muchos dirán que no les parece tan mal y les seguirán votando en las próximas elecciones. Para cuando este esperpento se lleve a cabo espero estar lejos de España.

  5. Cuando esto acabe, quedará un país de vagabundeo y turismo de baja estofa. País tercermundista en plena UE.

  6. España está muerta, definitivamente y para siempre. Estamos en manos de una carroña analfabeta de la peor clase. Y no aprenden, han destruído el país, y ahora quieren una ración de más de lo mismo. Lo mejor es que todo es absolutamente falso, nunca vamos a ver ni los 18 casinos ni los 6 parque temáticos de Bañuelos, que esun delincuente que había huído a Brasil e incluso de allí ha tenido que escapar. Y con esta chusma es con la que pretenden nuestros dirigentes políticos sacar al país de la ruina. Lamneto profundamente tener un hijo, y tener que criarlo en esta pocilga

  7. Lo de menos es si se trata de parques temáticos, de compañías aéreas, de bancos o de kioscos de prensa.

    Cualquier proyecto promovido por nuestra actual casta politica parasitaria, de cualesquiera siglas, supone, automáticamente:

    – Corrupción (No es lo más grave.Si se limitaran a embolsarse su porcentaje y se apartaran del proyecto,
    aún existiría una probabilidad de éxito)
    – Lo más grave: mangoneo desde la incompetencia profesional más absoluta (De qué van a entender unos individuos que no han trabajado en su vida en una empresa, curtidos solo en el navajeo de pasillos de sus sedes políticas y en la burocracia partitocrática al más ínfimo nivel)
    – Nepotismo, amiguismo, enchufismo, clientelismo.
    – Consecuencia inevitable: quiebra, no muy tardía, tras haber enterrado una montaña de dinero público, que tendremos que pagar quienes, estúpidamente, vamos a cada cuatro años a votarles.
    La próxima vez, que cuenten con uno menos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.