Boyhood: doce años de vida

Publicado por
Imagen: Universal Pictures.
Imagen: Universal Pictures.

Si uno echa un vistazo a la cartelera en cualquier época del año la impresión recurrente es la de «esta película ya la he visto»: comedias románticas que quieren emular a Cuatro bodas y un funeral, comedias gamberras que incluyen el término «pelotas» en su título, thrillers que quieren ser el nuevo El silencio de los corderos y adaptaciones de tebeos sobre gente con poderes mágicos y extraños disfraces. Tampoco son malas opciones, si de niños nos gusta que nos cuenten una y otra vez el mismo cuento, por qué iba a ser distinto al crecer. Pero a veces se echa en falta que alguien se atreva a salir del camino trillado, que quiera ir más allá de la previsible recombinación de los clichés de un género. Salir del cine y tener la impresión de que hemos aprendido algo, que tenemos una nueva experiencia que quizá hasta logre cambiar un poco nuestra manera de ver las cosas.

El director Richard Linklater es una de esas grietas en el convencionalismo cinematográfico. Tiene un sincero y casi obsesivo afán por capturar un trozo de vida y ponérnoslo delante de los ojos. Así lo ha demostrado con la trilogía «Antes de…». La primera, Antes del amanecer, quizá un poco ingenua —tenía que serlo, por la edad de sus protagonistas—, las dos siguientes al retomarlos años después más maduras. Pero en Boyhood ha querido ir más lejos. Era un proyecto tan descabellado, tan audaz, que por el solo hecho de realizarlo hay que estar un poco loco, y eso merece nuestro respeto. Se trataba de contar la historia del crecimiento de un niño a lo largo de doce años en tiempo real, rodando una semana cada año. No es un documental, pero quiere captar la realidad con la mayor fidelidad posible. En la industria del cine no existen los contratos de tan larga duración, así que como cuenta el propio Linklater pidió a sus actores un «enorme salto de fe», un compromiso a largo plazo para que ninguno de ellos terminase descolgándose del proyecto y arruinar la película. Como dice Ethan Hawke «es la primera película que hago que no se parece a ninguna otra». Sorprendentemente todos cumplieron su parte y ahora se presenta lo que comenzó en el año 2002.

Escoger a un niño intentando imaginar cómo será tantos años después, cruzando los dedos para que la adolescencia no haga estragos en su mente, era una apuesta arriesgada. Se me ocurre un ejemplo que afortunadamente dio muy buen resultado: los hijos de Tony Soprano. Especialmente el pequeño, que comenzó siendo un niño gordito y en las últimas temporadas con un aspecto ya notablemente distinto pudo tener protagonismo como joven adulto. Pero también podía haber terminado resultado como Macaulay Culkin o Miley Cyrus… En el caso que nos ocupa consigue salir airoso pese a que toda la película gira en torno a él. Su juventud en la ficción es como la de tantos otros, se trata un buen chaval que se pelea con su hermana constantemente y está muy unido a sus padres, quienes llevan una de esas vidas llenas de divorcios, cambios de empleos y mudanzas de una ciudad a otra que parecen caracterizar a los estadounidenses y también cada vez más a nosotros. La estabilidad laboral, familiar y vital parece que ya es cosa del pasado. ¿Dan esos mimbres para una buena historia? como dijo Fernando Trueba la vida es una película mal montada, así que si eliminas los tiempos muertos y la montas bien, sin duda sí. La de cualquiera de nosotros puede ser apasionante y parecer una tragedia, una comedia o hasta una porno si se resume en unos pocos minutos. Otra cosa ya es vivirla día a día…

En conclusión, Linklater ha cosechado un sinfín de elogios gracias a este film que rebosa autenticidad por todos sus poros y que le ha valido el Oso de Plata de la Berlinale al mejor director. Eso sí, se trata de una película para ver con la vejiga vacía y en una butaca cómoda, pues dura 166 minutos, ojo a eso, quizá un montaje con algunos minutos menos la hubiera hecho más asequible para el gran público. Pero sin duda merece la pena y sale uno rumiando sobre lo que acaba de ver. Que es lo que nos gustaría esperar del cine, aunque sea muy de vez en cuando.

Aquí pueden ver el tráiler.

Imagen: Universal Pictures.
Imagen: Universal Pictures.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

10 comentarios

  1. Joseph

    Gracias por la información, parece un film digno de ver, por lo pronto ya ha despertado mi interés.

    Apuntas que si hubiese tenido un poco menos de duración habría sido más asequible para el gran público…
    Me pregunto:
    Existe en esta industria, para esos efectos, un visor o una autoridad que «recorte» o edite segmentos del film para hacerla más «comercial»?

    No es que yo crea que deba ser así, pero si esto es una buena película, es muy bueno que más gente la aprecie, yo lo comento por el bien de la humanidad, que conste.

    Saludos.

    • Sí, normalmente arruinan la película. Te recomiendo ver el Montaje del Director de «El Reino de los Cielos», y justo después, el montaje que salió en cines. Te darás cuenta que poca gente ha hecho tanto daño a la carrera de un actor, que podría haber terminado siendo bueno si hubiera tenido más ocasiones de aprender de la gente correcta, como los productores de este filme.

  2. Ganazas de verla.

  3. Ayer fui a verla y no puedo estar más de acuerdo con lo que escribes.

    Más allá de la apuesta por unos niños que no se sabe como irán creciendo tiene diálogos que invitan a reflexionar.

    Impresiona mucho ver el cambio de cada etapa del protagonista (qué también nos hace reflexionar).

    Son 3 horas pero la película tiene algo desde el minuto cero que engancha y que según va a avanzando te atrapa aún más.

    Súper recomendable.

  4. Justo vengo del cine y me sumo a las recomendaciones. Una obra muy original, ir viendo la evolución física de los personajes te provoca un apego notable. Solo por el atrevimiento ya merece la pena el visionado. Pero recomiendo sala de cine, estoy seguro de que en casa la experiencia pierde bastante.

  5. Joan Ginés

    La película parece estar muy bien…no la he visto todavía….pero e me escapa que aporta lo de 12 años de rodaje…es ficción..que más da!!..se rueda un guión que se modifica o no a antojo del guionista/director…

    • Noemí

      Lo de 12 años de rodaje creo que aporta bastante, ya que normalmente una película se rueda en meses.

      Desde la perspectiva de producción: producir una película, o sea, llevar a cabo un proyecto que va a durar tantos años es muy complicado y arriesgado, porque las probabilidades de que algo salga mal son mucho mayores, lo cual supone que en todo lo que has estado trabajando se desmorone; y en este caso, con que uno de los actores principales fallase, porque en 12 años pueden pasar muchas cosas, supondría que ya no se podría seguir haciendo la película o, sí se podría, pero hubiese perdido mucho.

  6. Siroco

    Una película que va a gustar mucho a las mamas. En el fondo de la película no se cuenta nada que no se haya contado mil veces. La gente se fija más en los cambios físicos que en la trama que es bastante floja.

  7. Juan C.

    yo la he visto este fin de semana y se me ha quedado flojita, la verdad. Más allá de los cambios físicos el paso del tiempo no se nota, la película tiene la fuerza de un telefilm aunque con una producción tan original… el caso es que rupturas, desencuentros, decisiones… nada duele mucho en Boyhood. El guión en su conjunto (por no hablar de esa frase final, lamentable) es un poco como de Claudio Coelho… no sé.
    Quizá es que vi Yi yi el miércoles, y ésta Boyhood, que tiene un tono similar, me ha parecido muy poquita cosa.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.