¿Cómo tenía que haber acabado The Big Bang Theory?

Publicado por

Ha ocurrido: la sitcom más longeva de la parrilla televisiva, la locomotora de CBS, ha pasado a mejor vida. Ahora empieza, eso sí, su larga ultratumba en la syndication, las plataformas on demand y la redifusión ininterrumpida. The Big Bang Theory ha muerto, larga vida a The Big Bang Theory. Si no ha visto usted todavía el último episodio, descuide, aquí no le contaremos cómo acaba. Eso sí, permítanos una valoración acerca del final: meh. O sea, sí, pero meh. Tampoco esperábamos que Sheldon redujese naciones a cenizas y luego vertiese sal en sus campos, pero, qué sé yo: un gimmick que echarse a la boca, un puntito de metaficción, algo. Y The Big Bang Theory, por el contrario, ha elegido un final facilón y convencional. ¿Usted esperaba más? Nosotros no, para qué nos vamos a engañar. La fábula se había acabado hace tiempo. Empujaron y empujaron pero nada, no había más que rascar. Un buen cierre, sin embargo, un chimpún con tronío y un poquito de ambición todavía habría redimido la deriva de los últimos años; a fin de cuentas empezó siendo una serie muy buena. Aquí le proponemos diez, lo ha oído bien, diez finales alternativos para The Big Bang Theory.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)


El profesor Protón resucita y los mata a todos

Pero así, pim pam. Sin contemplaciones. Quizá sea el final que más nos pedía el cuerpo, fíjese lo que le digo. Dígame: ¿a usted, de verdad, le seguía cayendo bien esta gente? Le diré quién nos gustaba más a nosotros: Beverly, la madre de Leonard; Bert, el geólogo; Lucy, la exnovia de Raj; Stuart, el dependiente de la tienda de cómics. Vamos a ver, ¿no era esto una serie sobre nerds, incompetentes sociales y nuncafollistas? Pues, ea, ahí los tiene. Son ellos, no los protagonistas. Los protagonistas lo fueron al principio, antes del éxito a escala global y las audiencias por millones. A partir de entonces aparecieron todos esos secundarios y los protagonistas, como dijo Epicuro, se dedicaron a ponerles la pierna encima para que no levanten cabeza. En palabras de Penny, y cito, «para ser un grupo de tíos que se queja de haber pasado la vida siendo objeto de bullying, podéis llegar a ser unos auténticos imbéciles». Pues eso.


Los protagonistas mueren y se hace un spin-off protagonizado por Beverly Hofstadter

Propuesta para el título: The Big Bitch Theory. Y que lo pongan en la tele justo después de The Good Fight, el spin-off que ya protagoniza Christine Baranski. Primero el spin-off de The Good Wife protagonizado por Christine Baranski, luego el spin-off de The Big Bang Theory protagonizado por Christine Baranski, luego un late night presentado por Christine Baranski y luego un reality de Christine Baranski en una isla desierta del Caribe que sea solamente Christine Baranski sin pasar hambre y penurias, solo Christine Baranski tomando el sol en la playa y bebiendo jugo de coco con una pajita. Serie en la que sale Christine Baranski, serie que debería tener una secuela solamente con ella. Nos gusta mucho Christine Baranski, a lo mejor no se nota.


Penny es una espía y al final se casa con Zack

Porque usted me dirá: es guapo, es alto, es buena gente y encima (esto ya en el último tramo de la serie) está forrado. Leonard, por el contrario, es una bolita de traumas y un cagalástimas de cuidado, por no hablar de esos arrebatos que tiene de machistón cavernario. Diferencia: Zack es tonto y Leonard es listo, se nos ha dicho. Pues bueno, pues vale. ¿Sabe qué? Que nos sigue pareciendo que Zack es mejor partido. Si nosotros fuésemos Penny, 1) habríamos robado a Sheldon y Amy su trabajo sobre supersimetría, 2) se lo habríamos vendido a la madre Rusia y 3) habríamos pasado el resto de nuestros días con Zack en el mar Caspio rascándonos las costillas en la proa de nuestro yate de cuarenta metros de eslora. Llame a la policía y denúncienos.


Sheldon y Leonard viajan atrás en el tiempo y crean el universo

La máquina ya la tienen y emprender el viaje ni siquiera sería algo novedoso: Sheldon ya lo hizo una vez, aunque luego resultó que era un sueño. Hay un precedente parecido en el capítulo de Padre de familia (uno de los mejores de Padre de familia, de hecho) en el que Stewie y Brian hacen esto mismo: viajar atrás en el tiempo y crear accidentalmente el universo. Y no estaría tan fuera de tono, piénselo: Sheldon acabaría en el papel de dios supremo y responsable último de la Creación. Lo crea o no, esto es un desenlace que muchos seguidores anticipaban completamente en serio; a fin de cuentas, la serie se llama «la teoría del Big Bang». Eso o que al final, de alguna manera, se desencadenase el Apocalipsis.


Sheldon es el Anticristo y desata el Armagedón

Y eso, con perdón por el chiste, sí que sería un final como Dios manda: que Sheldon fuese el hijo del Diablo. Figuración ninguna: hablamos literalmente del Diablo, Satanás, Lucifer, el Enemigo, el Maligno, el Dios de este siglo, el Príncipe de este mundo, la Serpiente y el Padre de las Mentiras. Quitando lo de serpiente, ¿acaso no se ajustan estos títulos a la personalidad de Sheldon Cooper? Y además descubriríamos que Mary Cooper, cristiana incorruptible y texana hasta el tuétano, es en realidad una devota servidora de las tinieblas. Ríase, pero, en estos tiempos que corren, con menos Neil Gaiman te hace una serie en Amazon.


Bernadette es un terminator enviado desde el futuro

Otra de las fan fictions más recurrentes es que Bernadette sea un robot creado por Howard. A nosotros, perdónenos, nos parece ya bastante trágico lo que han hecho los showrunners con este personaje en las últimas temporadas: transformar a Bernadette en madre militante y amantísima, como diciendo: «soñaba con el éxito y al final descubrió que el verdadero éxito son los hijos». Mirad, Chuck Lorre, Bill Prady, irse a la mierda un poquito. Por eso nos seduce menos el hipotético sexbot que proponen algunos, que Howard habría creado después de aquella mano robótica con la que se sacudía la sardina, y más un robot al estilo terminator. Un androide enviado desde el futuro con la misión de neutralizar la amenaza para la raza humana que constituye Sheldon Cooper.


Raj reniega del amor romántico e ingresa en una comuna poliamorosa genderfluid

O non binary. O post queer. Concatene usted mismo los prefijos y sufijos, los detalles son lo de menos. Nota para obispos, azotes de lobbies imaginarios y otros lloricas que hacen pucheros porque tiene que haber un personaje LGTBI en todas las series, o eso dicen ellos. ¿Cuántos recuerdan en la sitcom que aparece en Google cuando uno pone «sitcom» en Google? Nosotros bien poquitos. Más bien recordamos lo contrario: años y años de machacón jijí y jajá a costa de las cosas del género y los chistes de mariquitas. Mesarse las barbas tampoco nos las vamos a mesar, baje la pistola: es comedia, tiene que haber chistes. Pero seguro que nos entiende. A Raj también le podrían haber dejado vivir tranquilo con sus cualidades, abre comillas, «menos masculinas», cierra comillas, y no se habría acabado el mundo.


Leonard murió en el gimnasio y desde entonces está en el limbo

En el limbo o en el infierno mismamente. Eso explicaría su condena, peor que la de Sísifo, a sufrir a Sheldon Cooper durante toda la eternidad. En todo caso, todo lo que hemos visto desde aquel día sería una ensoñación de Leonard. De nuevo, este es otro de los finales que barajaban en internet los seguidores de la serie. Nadie les puede acusar de paranoia; bien sabe Dios que torres más altas han caído.


Todo ha sido un spin-off de Blossom

Los más milenial no lo recordarán, pero antes de sacarse un doctorado en neurociencia del copón bendito, de interpretar a Amy Farrah Fowler y de convertirse en youtuber pisacharcos profesional, Mayin Bialik era la protagonista de una serie que se llamaba así, Blossom. De hecho, los propios personajes de The Big Bang Theory aludieron a ello antes de que Bialik se incorporase al elenco. Ya, ya: el crossover era imposible. A los padres de Amy los hemos llegado a ver y no eran los de Blossom. Y, por supuesto, Amy se llama Amy, no Blossom Russo. Pero déjenos soñar, carajo.


Al final, Barry Kripke es Targaryen

Y gana el Nobel, es nombrado presidente de Caltech y luego le prende fuego con los protagonistas dentro. Insistimos: déjenos soñar.


MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

8 comentarios

  1. Juscelk

    Dijeron que iban a terminar la serie en 2014 y hacer una película. Así debió terminar.

  2. Malvado Aspersor

    Te compro el de Christine Baranski pero, por favor, que mientras está tumbada en la playa se ría a carcajada limpia.

  3. The Lady of Shalott

    Yo dejé de ver este bodrio hace tiempo, más o menos cuando todos ellos empezaron a transformarse en aquello que nunca habían sido o en aquello que habían rechazado (muy bien traída la cita de Penny), pero jamás me resisto a un artículo tuyo ni a tus teorías!!. La de que todo ha sido un spin-off de Blossom o Penny como espia son muy de hacerle justicia. Y qué me dices de esa sensación de pérdida de tiempo cuando los protagonistas de una serie te acaban cayendo todos mal…

  4. Tegiversador de Enredos

    La verdad es que la serie fue perdiendo bastante con el paso del tiempo, cosa que en realidad les termina pasando a todas. Y que algunos secundarios terminan atrapando más cariño que los principales; en mi caso, adoro a la madre de Sheldon y al grandioso Zack.
    Una cosa sí que tengo clarísima: todo se puso más negro cuando decidieron darle demasiado metraje al chihuahua rubio chillón insoportable de Bernadette. Qué ganas de matarla, dios bendito.

    Una curiosidad de esta serie es el caso de determinados actores. A Mayim Bialik se la menciona como Blossom, y luego no se la «reconoce» como blossom. Lo mismo le ocurre a Alessandra Torresani, protagonista de la serie Caprica, a la que se hace mención, y a la que tampoco reconocen.
    Y después está el capítulo en el que sale el padre de Sheldon en una grabación, y es el mismo actor que hace de viejo compañero que hacía bullying a Leonard.

  5. No pegaron. Sheldon es un extraterrestre mal programado para aparearse y preparar una invasión. Pero con los demás redimen el mundo.
    Siendo sincero, ningún final es bueno.

  6. Alfonso

    Sería más apropiado hablar de cuando tenía que haber acabado la serie que como debería haber acabado. Dicho esto, lo cierto es que siempre pensé que Raj y Stuart acabarían arrejuntados.

Responder a Tegiversador de Enredos Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.