¿Cuál fue el equipo de fútbol más partisano?

Publicado por

Pasan los años y vamos a peor. Cada vez más gente joven disfruta con los abusos en el fútbol. Jalean que un grupo de jugadores concienzudamente entrenados se muevan y coordinen sobre el césped para dejar a un compañero solo y pasarle a él el balón, sin que ningún rival pueda alcanzarle. 

Estos desagradables trucos no hacen más que extenderse, incluso se imponen en campos de 2ªB y Tercera. De forma enfermiza, es lo que se le enseña a los niños. No contentos con estas sucias técnicas para humillar a defensas y equipos enteros poniendo siempre la bola en el que está solo, las nuevas técnicas promovidas por los entrenadores, siempre con la complicidad corrompida de la prensa, también han instaurado que a la hora de chutar a puerta se dispare el balón donde no pueda llegar el portero. A veces, ajustando el disparo a la misma escuadra con una obscenidad y un descaro absolutamente impunes. 

Se pretende en la actualidad, en resumidas cuentas, que gane el mejor. El que más estratagemas y truquitos de esta clase domina. Un fútbol en el que el balón se entrega bombeado al compañero para que también pueda disputarlo el rival, un fútbol en el que se tira a portería fuerte, pero para donde vaya, dejando que el azar o Dios nuestro señor en sus designios ponga la pelota donde convengan, un fútbol honesto, sin vilezas, está en desuso. 

Mientras tanto, solo nos queda la historia de la excepción. El gusto de ver a los que «juegan bien» caer derrotados por los que lo hacen «mal». Los pocos triunfos que se producen de la democracia y los derechos civiles sobre un terreno de juego, nido paradigmático para la exhibición de especuladores y ventajistas. Decidamos, por tanto, qué iconos nos quedan para la leyenda de aquellos que desafiaron el orden establecido. Pueden añadir en la sección de comentarios los que estimen oportunos. 

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)


Grecia de 2004

Foto: Cordon.

Sin lugar a dudas, la Eurocopa de Portugal fue el torneo internacional de selecciones más bello de todos los tiempos. Un campeonato que debería lanzarse íntegro en Blu-ray para que lo vean pronto los peques de la casa. Otto Rehhagel musitó el refranero castellano en su acepción «Y con estos bueyes hay que arar» para establecer una formación sobre el terreno de juego que renunciaba a todo, salvo a no dejar un hueco, para lo cual solo había que emplear las leyes de la física. Un cuerpo sólido no puede atravesar otro cuerpo sólido, aunque haya espacio entre los átomos que los conforman. 

Todos los pilinguis que se enfrentaron contra ellos pretendieron hacer trampas que escandalosamente no prohíbe el reglamento tales como «la pared», dar un pase a un compañero que la devuelve a un toque para sortear a un rival que quedaría en el medio del triángulo trazado, desnortado, incluso puede que mareado, sin reparar en los daños emocionales que pueda tener para el rival ser excluido del juego de esa manera. 

Pero todos los pilinguis que trataron de burlarse de ellos se encontraron cuerpos sólidos imposibles de atravesar por dondequiera que intentaran sus truquitos horteras. Los periodistas dieron por muerto al combinado heleno en cada cruce, pero los de Otto llegaron a la final y vencieron al anfitrión, que contaba con nada menos que Rui Costa, Figo y Cristiano Ronaldo, en su casa. Grecia, que fue la cuna de la democracia y la sociedad occidental, también lo fue del más hermoso y justo fútbol jamás realizado.


Oporto de Mourinho

Foto: Cordon.

De todas las historietas tácticas que se han contado del Oporto de Mourinho, su famosa Periodización Táctica, nunca nadie ha pensado que tal vez defendían tanto porque tenían de portero a un Vitor Baia de treinta y cuatro años. Sea como fuere, semejante roca de granito ganó todo lo ganable que se le puso por delante y catapultó la carrera de su entrenador hasta una dimensión en la que se le ha llegado a culpar de problemas de alcance geopolítico, como el independentismo catalán. 

Para describir las características del equipo necesitaríamos emplear los mismos términos que usaríamos para explicar la arquitectura racionalista de los edificios de paneles prefabricados con los que Nikita Kruschev intentó poner solución al problema de la vivienda en la URSS. El mayor artista del equipo quizá fue Deco que luego fue contratado para remangarse en el FC Barcelona. Valga eso como prueba.


Athletic de Clemente

Foto: Cordon.

Los enemigos de don Javier Clemente Lázaro conspiran para que de su Athletic solo se recuerde la «solución» que aplicó al problema de que Maradona jugase en uno de sus rivales y una reyerta en la que tomó parte el propio Diego Armando. Sin embargo, su equipo se enfrentó a tres plantillas «galácticas» del Real Madrid, Atlético y Barcelona y las venció. El primer año, solo por un punto. No contento con ello, Javi embelleció la hazaña ganando el segundo empatado a puntos. Si hubiera podido ganar la liga sacando menos puntos que el segundo, lo habría hecho, pero las leyes matemáticas no entienden de romanticismo. 


Napoles de Maradona 

Foto: Cordon.

Mucho se ha hablado en esta vida de por qué Diego Armando, siendo el mejor futbolista de la historia pasada, presente y futura, incluida la de los universos paralelos de la teoría de cuerdas, fichó por un equipo como el Nápoles. Los azzurro solo había ganado un par de copas, el club estaba en la Italia pobre y él ya estaba en el Barça, uno de los mejores equipos del mundo. Sin embargo, se las arregló para ponerlo en lo alto.

Mienten quienes dicen, por otra parte, que el Nápoles tenía una plantilla de chavales y vendedores del mercado que en sus ratos libres jugaban al fútbol. En el scudetto de la 89-90 estaban junto al 10 Antônio de Oliveira Filho «Careca», Ricardo Rogerio de Brito «Alemao» e italianos como Fernando De Napoli y Ciro Ferrara. No obstante, la cuestión era cómo estaban los otros. 

El calcio de los ochenta y noventa era como la NBA. Jugadores como Caniggia se tenían que ir a equipos de segunda fila porque en los clubes top no había espacio para tanto astro. En esa liga, el Napoli se impuso al Milan de los holandeses, el Inter de los alemanes y la Sampdoria de Boskov, que tenía al Vialli que trituró a España en la Euro´88, Mancini. Cerezo, Lombardo, don Srecko Katanec y Gianliuca Pagliuca de portero. Sobre todo este talento vino a surfear Diego Armando cual Robin Hood, robando a los ricos para hacer felices a los pobres. Ahí se debió acabara el fútbol porque nunca jamás nada iba a ser más bonito, pero las federaciones de todos los países siguieron organizando campeonatos cada año cuyos resultados debería anular un tribunal. Por otro lado, dicen las malas lenguas que a Diego hay que reconocerle el mérito de haber ganado dos ligas, pero todavía más el de haberle sobrado una para regalar en oscuros apaños. Es ahí donde uno se pone la boina en el pecho y rompe a llorar de emoción.


Steaua de Bucarest

Foto: Cordon.

No se ven muchas camisetas del Steaua a pesar de que estuvo invicto ciento seis partidos, dicen que la mayor racha de toda la historia del fútbol profesional, pero Belodedici acabó en el Valencia, Lacatus en el Oviedo y Balint en el Burgos. No fueron clubes de especial renombre para unos pedazo de campeones de Europa, —Belo también con el Estrella Roja—, ante nada menos que un FC Barcelona. 

Los poetas dicen que tras la tragedia de Heysel y el veto a los clubes ingleses se devaluó la categoría de la Copa de Europa —habían ganado siete de las últimas nueve— y por eso triunfaron los rumanos. ¿Pero qué podrá haber más partisano que colarse en una final por esta vía? Aparte, fue el primer club de un país comunista en ganar este título, lo que abrió el paso al Estrella Roja cuatro años después. 

Y ahí estuvieron. Jugaron en España, el país de su rival, ante sesenta mil espectadores barcelonistas, porque sus fans no podían salir de las propiedades de los Ceaucescu. También se atribuyó su mérito a los líos con Schuster, pero no, fueron ellos los que llegaron a una tanda de penaltis que le hubiera gustado a Clemente. Se metieron los justos y necesarios para ganar: dos. Podría haber sido solo uno, pero ya era recochineo, los comunistas no hacen eso. Otra cosa es que el Barça no metiera ninguno generando el clímax, la situación orgásmica del equipo partisano por antonomasia, que no te metan nada nunca. 


MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

26 comentarios

  1. Ja ja ja, muy bueno. Lo de Clemente no tiene nombre. Con la Selección se empeñaba en transformar centrales leñeros en mediocampistas creativos (Hierro, Nadal, etc.). Costó decadas reponerse de aquello.
    Con el paso del tiempo y con la extraordinaria gestión de Monchi, Caparrós, Juande y compañía el Sevilla F.C. se ha refinado pero, si a dureza se refiere, los defensas históricos del Sánchez Pizjuán son los que más y mejor repartieron mantas de hostias a discreción: Martagón, Diego, Jiménez, «tiburón» Prieto, Pablo Alfaro, Javi Navarro, etc.

    • adrian

      Tanto Hierro como Nadal fueron mediocentros que con el paso de los años fueron retrasando su posición.

  2. pepkatran

    Mi voto sin duda alguna para Grecia. Como mucho con el asterisco del Steaua, al que desconocia totalmente. Mis motivos? La exagerada falta de calidad y la sensación de milagro tras todas sus eliminatorias. El jugador con mejor carrera en clubes de aquel equipo fue el delantero angelos charisteas, que logró jugar en la primera division alemana para varios equipos sin superar nunca los 12 goles por año. En cuanto a los otros equipos, el athletic de clemente es bien conocido en españa, y si bien es cierto que su entrenador basaba su método en echarle cojones y luego ya construía sobre eso, era un equipo de cierta calidad y talento, por algo era uno de los mejores equipos de la liga española. Del Nápoles de Maradona diría otro tanto, les cayó en suerte esa megaestrella, pero no eran mancos en absoluto, de hecho a raíz de la llegada del Pelusa se montó un equipito bastante coqueto.
    Otra historia es el oporto de mourinho. Un señor equipazo que fue desmantelado por la cartera de los mejores clubs de europa, y que siempre parecio ir mereciendo lo que ganaba.

    Por aportar mi granito de arena despues de «criticar» propondría al inter de mourinho en la champions league. Sería el equipo con más calidad de los aquí propuestos de largo, pero su sistema de juego era lo mas amarrao que ví jamás, siempre parecía que el gol en contra era cuestión de tiempo, pero no llegaba nunca, y con dos contragolpes te calzaban el único golito necesario.

    • Demetrio

      Pepkatran, ¿sensación de milagro tras todas sus eliminatorias? Grecia ganó a la anfitriona, Portugal, 2 veces en el torneo. Otra cosa es que jugase aburrido, atrás, etc. Eso es indiscutible.
      En estos campeonatos cortos, llegar en buen estado de forma, con una dinámica positiva, es fundamental. Y aquella Grecia llegó al torneo al 100 por cien y, si se hubiese repetido la Eurocopa unos días después, seguramente la habrían vuelto a ganar.
      Sé que lo que he escrito es impopular, pero es así.

      • El comentario de pepkatran es claro, contra Grecia siempre daba la sensación que les ganarían fácil, que el gol era cuestión de tiempo, pero este nunca llegaba. Y con media ocasión los griegos hacían su golito. Cada eliminatoria fué un «bien han tenido suerte pero hasta aquí llegan», y llegaron hasta la copa vaya. Nadie hable que fuera inmerecido o milagro, es que simplemente nadie se podía esperar que fuera a funcionar.
        Otro equipo milagro que no está en la lista es el Chelsea de Di Matteo. Aun no se sabe como pudieron ganar la Champions League. Con jugadores como Ramires capaces de dar 20 patadas por partido y luego marcarle a Valdés de vaselina en la única llegada jugando con uno menos. La final contra el Bayern fué otro show.

  3. Yo añadiría al Leicester campeón de la premier en 2016.

  4. Zapero

    El Wimbledon de los ‘Crazy Gang’ deberían tener un hueco de honor en este club XD

  5. Xalba

    Ya se que está escrito en tono jocoso, pero el Athletic campeón de Clemente no se acerca demasiado a ese perfil de equipo con 11 desconocidos que a base poner pelotazos en el área consiguen dar la campanada. Un Clemente que subia al primer equipo tras su buen hacer en el filial, construyó un equipo joven pero dotado de gran personalidad y ambicion, y que pronto se hizo notar. Ya en un primer año quedaron cuartos y dejaron un buen sabor de boca. Mas allá de la garra e intensidad, y el poderio aereo muy al estilo ingles, también disponía de jugadores de mucha calidad como Sarabia, Argote o Dani, y era un equipo muy compensado desde la portería hasta la delantera. Las dos ligas que ganaron fueron muy disputadas y de gran igualdad, pero el Athletic fue en todo momento muy regular y siempre estuvo en la pomada de los candidatos. El doblete conquistando la copa en la segunda de ellas fue la confirmación de que aquella era una de las grandes plantillas de la liga. Eso no quita el enorme mérito de haber superado a otros equipos que sobre el papel disponían de mas estrellas y glamour. Lástima que los problemas internos y la mala gestión se cargaron un equipo bien consolidado que podía haber logrado mas éxitos. El toque partisano sí que le puede dar la enorme ilusión y orgullo que trajeron a los aficionados esos títulos en aquel Bilbao gris de la época, sumergida en una dura crisis industrial, fractura política y problemática de la droga. Un equipo de fútbol con la cantera y el trabajo como seña de identidad, se convirtió en un referente de unión social e identificacion cuasi romántica para todos los ciudadanos y sectores, especialmente para la clase trabajadora. Un caso similar, es ya prácticamente inviable dentro de este cada vez más mediocre y saturado fútbol moderno.

  6. Viva el autobus

    Comparar el Oporto de Mou con Grecia o cualquier equipucho de Clemente es de coña. El Oporto era un equipazo que jugaba de locos y aunque aquella Champion no destacara por el nivel de los grandes, no extrañaría a nadie que hoy en día diera la cara. La Grecia aquella gana un torneo 1 de cada 1000 veces.

  7. santiago vivanco

    En la temporada 1983-84 el Athletic de Clemente fue campeón de Liga siendo el equipo máximo goleador con 70 goles en 34 partidos. 11 más que el Barcelona y 14 más que el Real Madrid, 2º clasificado.

    Entérate Viva el Autobús, entérate.

  8. Chema

    Todos tienen su «épica», sin embargo creo que falta el más moderno de todos y quizá el más llamativo. El Leicester.

    Personalmente me parece el caso más atípico, puesto que ganó la premier frente a los petrodólares y equipos millonarios, con un un fútbol simplón pero efectivo.

    Una Eurocopa es una competición de tres semanas, puede pasar cualquier cosa, quizá también podríamos hablar de Dinamarca…

    Las ligas del Clemente son de otra época…

    El Nápoles de Maradona creo que sobra.

    La Champions del Oporto en aquellas semis estaban Depor o Mónaco, hoy impensable…

    Sin embargo, cómo hazaña, creo que me quedo con ranieri y sus chicos.

  9. Faltaría el Atlético de Simeone. Dudo que haya en la actualidad un equipo y un entrenador más «partisano». Mentalidades rácanas las hay en todas las épocas. Por no hablar del Getafe de Bordalás…., ese merece un artículo para él solo.

  10. Fabián

    El primero y el más impactante es el Leicesterserazo. No solamente porque les ganaron a todos los jeques, yankis y otros inversores hipermillonarios, a todos esos señores trajeados que mueven muchísimos hilos, a todos los ojeadores de todos los equipos, callando la boca de todos los «expertos» opinadores en el fútbol, no, no solo por eso. El Leicester, a prinicipios de aquella temporada, era el favorito en descender. Apostar por el descenso de Leicester daba muy poco beneficio debido a la cuota tan baja, ya que parecía una apuesta segurísima. Por eso el milgaro. Porque no fue un equipo de media tabla, ni un gigante dormido despertando sino porque fueron los más despreciados, los más señalados. Y con una plantilla limitadísima. Fíandolo todo a un once que se repetía una y otra vez y a una manera de juego que tenían ya bien vista y bien analizada todos los equipos de la Premier cuando la cosa empezó a ponerse muy seria. Y aún así, y a pesar de todo eso, ganaron. Algo parecido le está ocurriendo ahora mismo al Granada, veremos si es solo un flechazo o la cosa va en serio. Pero el Leicester ganando la Premier de los miles de millones, es la obra más grande, futbolísticamente hablando, del siglo XXI.

    Respecto al siglo XX, diría que el Steaua ganando la Champions. Porque venía de un campeonato nacional bastante débil, dónde siempre ganaban los de siempre y el botín se lo repartían entre tres o cuatro por orden del partido supremo, con serias dudas sobre la imparcialidad arbitral y el sistema de fichajes. Dejaron atrás grandes nombres, y superaron al mismísmo FCB en su propia casa, un equipo cuyos jugadores tenían prohíbido abandonar el país y ver mundo, que debieron flipar ya dándose un paseo por las calles de cualquier ciudad occidental, y poco acostumbrados a competir con equipos de categoría superior. Y aún así, le echaron huevos y patatas y líaron una tortilla épica. Ganaron a base de puro talento y esa mentalidad, esa calma psicológica que da la tranquildiad de saber que en el fondo no tienes nada que perder, jugar sin la presión del favoritismo. El Steaua dejó una lección importante, que cualquiera debe tener grabada en la frente en el fútbol: jamás menosprecies a tu rival. Y si no que se lo digan a Mou en Alcorcón.

    • De acuerdo con todo excepto con lo de Mou en Alcorcón. El entrenador del Real Madrid aquella temporada era Pellegrini.
      Y lo peor de aquello no fue que perdieran 4-0, sino que fueron incapaces de remontarlo en el Santiago Bernabeu.

  11. Jondarru

    Falta la Portugal de 2016, pero sobretodo… Leicester City

  12. Andrés

    El Nottingham Forest de Brian Clough pasó de jugar la segunda división de Inglaterra ha ganar la copa de Europa en unos 4 años, y con jugadores descartados por otros clubes. Épico.

  13. El Valencia de Cúper 2001. Llegar a una final de champions y llegar a los penaltis con Sánchez y Carew como delanteros titulares es una hazaña no igualada en la historia.

  14. Lux Interior

    «El Valencia no es un club de especial renombre» y se queda tan ancho. Dicho esto me gustaría añadir que todos los que críticais a Javier Clemente lo hacéis de oídas, de tantos y tantos artículos criticándole, de oírlo en casa, en el bar o en boca de mucho «enterao» del fútbol. La selección española de fútbol jamás lo había hecho mejor que con Javi y ninguna otra selección española lo volvió a hacer mejor hasta que llegó Don Luis Aragonés. Lo que pasaba con Clemente es que no se callaba, decía las cosas como eran y claro para los cuatro periodistas para los cuales no había nada más allá de Madrid o Barcelona, aquello era de impresentables. Cuanto daño ha hecho que los periodistas futbolísticos se hayan ido convirtiendo en forofos de medio pelo.

  15. JOSE MARI ARRATIBEL

    Y la Real del subcampeonato y posteriores dos ligas .

  16. El del Alcorcón fue Pellegrini

  17. vicenft

    Apunto uno nuevo. El PSV campeón de Europa del 88. Un equipo que es campeón sin ganar un partido ni en cuartos ni en semis ni en la propia final merece todos los respetos. (Aunque era un equipazo)

  18. Vinnie Jones les habría ganado a todos esos flojos a mordiscos….

  19. Creo que casi mas que el Steaua, equipo partisano por antonomasia el PSV que ganó la copa de Europa del 88. Empatando los partidos a partir de cuartos y pasando por el valor doble de los goles y ganando la final a penaltis.

  20. Jules79

    – El PSV del 88 directo al top 1, hombre!! Campeón de Europa sin ganar un partido desde octavos, si encontráis algo más partisano que eso…

    – Leicester de Ranieri 2016 top 2, y peleando el top 1. No creo ni que haga falta detallar los motivos.

    Entre los citados en el artículo, sí me parece justo que la Grecia de 2004 esté ganando la votación.

    Por cierto, una pena el eterno sambenito que se le cuelga a la selección de Clemente, la mejor de nuestra historia hasta la de 2008, y para mí mejor que las de 2010 y 2012. Me moriré convencido de que España hubiera ganado aquel Mundial si Julito Salinas (otro delantero infravalorado, autor de goles en tres mundiales distintos) no hubiera fallado ante Pagliuca. Me moriré con la pena de haber visto a mi tío llorar con aquella eliminación y de no haber podido compartir con él ver a Iker levantar la Copa en 2010.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.