Jot Down Cultural Magazine – Por qué el nuevo estadio Santiago Bernabéu es un proyecto equivocado

Por qué el nuevo estadio Santiago Bernabéu es un proyecto equivocado

Publicado por

.

A finales de enero, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, presentó en el palco de honor del actual estadio Santiago Bernabéu el proyecto ganador del concurso restringido de arquitectura para la construcción del nuevo estadio Santiago Bernabéu. Cuando se reveló que la propuesta elegida correspondía a la que presentó el conglomerado de arquitectos formado por los suizos GMT Architekten y los estudios españoles L35 y Ribas & Ribas, el señor Pérez se apresuró a afirmar que el nuevo edificio iba a ser «el mejor estadio del mundo». Con todo, es curioso pero el anuncio se realizó a moderado bombo y platillo con sordina, al menos si tenemos en cuenta el fastuoso despliegue de medios que el florentinismo acostumbra a poner en práctica cuando de estos menesteres se trata. Mirado con distancia, la presentación de Kaká nos puede parecer ridículamente ampulosa en relación con los resultados deportivos que ofreció; pero al fin y al cabo, el tiempo acabara tapando los fiascos. Y si el tiempo no es suficiente, lo tapará Cristiano Ronaldo, que fue presentado con similar pompa, pero cuyo rendimiento es indiscutiblemente superior. Aun así, ni Kaká, ni Benzema, ni Cristiano, ni Bale, ni Modrić, ni Zidane, ni Raúl, ni Butragueño, ni Míchel —por mucho que se lo mereciese— se acercan a la trascendencia real y emocional que tiene la construcción de un nuevo estadio.

Y por eso es curioso, porque la entidad blanca, en su tratamiento empresarial del club, parece haber concedido más importancia a las puestas de corto de sus futbolistas que a un hecho que cambiará la imagen del Real Madrid para siempre.

1. El problema de vestir a la Nancy

Aunque se siguen construyendo edificios religiosos por todo el mundo, no es descabellado afirmar que los estadios de fútbol son las catedrales de nuestro tiempo. Templos monumentales que congregan a decenas de miles de personas en una liturgia común y colectiva, y que compiten con los museos por ver quién sostiene el verdadero estandarte del icono urbano. Así, su diseño ha dejado de ser obra de técnicos e ingenieros más o menos desconocidos para recaer sobre lo más florido de la aristocracia arquitectónica mundial. Sí, lo han adivinado, igual que sucede con los museos.

Nadie sabe que los arquitectos del Santiago Bernabéu fueron José María Castell, Manuel Muñoz Monasterio y Luis Alemany Soler, pero hasta el aficionado más ajeno al mundo de la arquitectura sabe que en el concurso para el nuevo estadio han participado varios Premios Pritzker como Norman Foster, Rafael Moneo o Jacques Herzog & Pierre de Meuron.

Y es que los estadios son el emblema de las ciudades del siglo XXI, y como tales, se construyen sobre proyectos enormemente ambiciosos que deben responder tanto a las necesidades inherentes a su propio programa como —y sobre todo— a la responsabilidad simbólica que acarrean. La arquitectura deportiva de gran escala tiene menos de arquitectura deportiva que de operación publicitaria. Poniendo tres ejemplos completamente actuales, piensen en el interior del nuevo estadio de Wembley, de Populous y Foster, o en los del Allianz Arena y el Estadio Nacional de Pekín, ambos proyectados por Herzog & De Meuron; si se fijan, apenas hay diferencia respecto a otros recintos deportivos que tienen treinta, cuarenta o cincuenta años de antigüedad. Sin embargo, al exterior son perfectamente reconocibles, identificables y diferenciables entre sí. La operación arquitectónica que se realiza tiene que ver con la imagen urbana del edificio, con su condición de icono. Al final, el diseño presta atención a la fachada, y si me apuran, solo a la fachada. Es un mecanismo que los arquitectos a veces llamamos «vestir a la Nancy».

Los interiores y los exteriores del nuevo Wembley, el Allianz Arena y el Nido de Pájaro de Pekín. Fotos de Lee Thomas, Björn Láczay, akiwitz, Martin Pettitt, Markus Unger y Curt Smith (CC)

Los interiores y los exteriores del nuevo Wembley, el Allianz Arena y el Nido de Pájaro de Pekín. Fotos de Lee Thomas, Björn Láczay, akiwitz, Martin Pettitt, Markus Unger y Curt Smith (CC)

Es sencillo: cuando un edificio tiene un programa de necesidades muy estricto, con medidas y superficies tabuladas y regladas al centímetro, entonces apenas hay margen de maniobra para la exploración o la creatividad espacial. Sucede, por ejemplo, con los hospitales, con las estaciones de bomberos, con las viviendas de Protección Oficial y sí, también con los estadios. La muñeca es siempre idéntica y solo podemos cubrirla con diferentes vestidos; de verano, de invierno, de fiesta o de playa.

En realidad esto no es malo, sencillamente es; y no se puede hacer prácticamente nada para evitarlo. Ya lo dijeron Guy Debord, Gilles Deleuze y Jean Baudrillard en los sesenta y lo enunció arquitectónicamente Robert Venturi en los setenta: la arquitectura de la contemporaneidad es la arquitectura del anuncio, de la fachada. La arquitectura del espectáculo.

Porque claro, cuando sucede como en el nuevo Santiago Bernabéu, donde el antiguo estadio existe, literalmente, detrás del envoltorio, la responsabilidad de esa fachada es enorme. Y hay que ser perfectamente consciente de lo que vamos a contar a través de ella. El problema ocurre cuando nos concentramos en la parte del espectáculo y olvidamos la capacidad de transmisión de la arquitectura como anuncio. Nos olvidamos de cuál es el objeto que publicita. Y es que la marca que anuncia el nuevo Bernabéu es posiblemente la entidad deportiva más importante del mundo.

Entonces es cuando nos damos cuenta de que el proyecto elegido es equivocado.

2. Consistencia

En términos exclusivamente económicos, el Real Madrid debería vender el Bernabéu y construir su nuevo estadio en las afueras de la capital, con accesos eficaces y aparcamiento desahogado; con hoteles y servicios asociados, pero con capacidad para apenas unos cincuenta mil espectadores. Un estadio que se llenaría en todos y cada uno de los partidos. Al fin y al cabo, hace mucho tiempo que la economía de la entidad blanca no depende en absoluto de la venta de entradas.

Como entenderán, esto no es más que una ensoñación irrealizable, porque el Real Madrid, al igual que sucede con cualquier club deportivo que sea más que un club —bien sea por autoproclamación, bien sea por el sencillo discurrir de los acontecimientos— tiene una proyección social que no puede descuidar. Hablando en otros términos, la entidad blanca no puede adoptar un perfil bajo: el Real Madrid está obligado a marcar paquete. Pero no es lo mismo proyectar tu imagen mediante un elegante traje de Hugo Boss, que hacerlo con unos calcetines enrollados dentro del tanga.

O con unos vaqueros de la marca que esté a la última moda.

Porque esa es la equivocación básica del proyecto: el nuevo estadio Santiago Bernabéu es un edificio a la moda. Y por tanto, pasará de moda.

Las cuatro propuestas presentadas a concurso. De izquierda a derecha y de arriba abajo: Norman Foster + Rafael de La-Hoz, Estudio Lamela + Populous, Rafael Moneo + Herzog & De Meuron y GMT + L35 + Ribas & Ribas. Foto ®Real Madrid. Fuente: realmadrid.com

Las cuatro propuestas presentadas a concurso. De izquierda a derecha y de arriba abajo: Norman Foster + Rafael de La-Hoz, Estudio Lamela + Populous, Rafael Moneo + Herzog & De Meuron y GMT + L35 + Ribas & Ribas. Foto ®Real Madrid. Fuente: realmadrid.com

No me malinterpreten, atendiendo a la maqueta y a los planos, estoy seguro de que el proyecto se formalizará en un buen edificio. Una estupenda cubierta practicable, una formidable fachada mediática ondulada, hoteles, centro comercial, restaurantes y todo tipo de comodidades y servicios que convertirán la visita al Bernabéu en una experiencia confortable y placentera. En definitiva, el nuevo estadio será un lugar al que las mocitas madrileñas estarán encantadas de acudir, y además seguro que cuenta con numerosos puestos de pipas e incluso con una sala habilitada con varias pantallas que retransmitirán los partidos en streaming de baja calidad, para que el madridismo underground se sienta como en casa.

Se diría que el proyecto cumple cinco de las Seis propuestas para el próximo milenio que Italo Calvino escribió en 1985: levedad, rapidez, exactitud, visibilidad y multiplicidad. Pero al igual que sucedió con el escritor italiano, cuya repentina muerte le impidió terminar la sexta propuesta, los arquitectos parecen haber olvidado la característica más importante a tener en cuenta cuando te enfrentas a un edificio que es la sede central y el templo del equipo de fútbol más importante del mundo: la consistencia.

Porque fíjense, todas y cada una de las particularidades que hemos mencionado anteriormente —incluidas las pipas y las pantallas en streaming— son perfectamente válidas y extrapolables a cualquier club deportivo del mundo. Lo malo es cuando la forma y la fachada, esto es, la imagen que proyectamos, también es extrapolable a cualquier otro club. Y esto es lo que sucede con el proyecto elegido; que podría ser el estadio del Real Madrid, como podría serlo del Fútbol Club Barcelona, del Paris Saint Germain o de los Dallas Mavericks. Y lo que es aún más equivocado, la fachada ondulada tan mediática y tan moderna es algo propio de nuestra época. Y el Real Madrid no puede permitirse el lujo de pertenecer a nuestra época ni a ninguna época. El Real Madrid tiene que ser atemporal.

Verán, uno de los conceptos arquitectónicos más importantes es el del genius loci: el espíritu del lugar. Es la nube invisible que flota en cada determinado sitio, que aglutina las características propias del mismo y que los edificios deben entender, respetar e incluso manifestar a través de su arquitectura. Sin embargo, cuando se trata de una entidad tan monumental como el Real Madrid, el espíritu del lugar es prácticamente irrelevante a favor de un concepto más profundo; una suerte de genius genii: el espíritu del propio espíritu. La consistencia inherente a la propia entidad.

Y no, no se trata de que el nuevo estadio tenga la forma de una manada de potros desbocados y que el himno del Real Madrid se sustituya por el «Cowboys from Hell» de Pantera, como manifestación del indómito espíritu de Juanito. Se trata de ir más allá del aplauso efímero. Más allá de la contemporaneidad.

Porque los jugadores fichan y se traspasan, los entrenadores vienen y van, y a una temporada exitosa le sucede otra de vacío; pero el estadio sigue allí. Durante cuarenta, cincuenta, sesenta años, inalterable a los fichajes y a las ruedas de prensa y a los goles y a los trofeos. ¿Y saben qué otros elementos del club son incluso más imperecederos que el estadio? El nombre y el uniforme.

Blanco.

No era tan difícil. El Real Madrid es el equipo blanco, el club blanco, la entidad blanca. Es la aplicación más directa de la Navaja de Ockham: la opción más sencilla es la correcta. Sin embargo, solo una de las cuatro propuestas presentadas a concurso, la de Rafael Moneo y Herzog & De Meuron, apostaba decididamente por el blanco. También era el proyecto más valiente y de intención más atemporal, aunque a mi juicio —y esta es una opinión discutible— le faltase cierta rotundidad.

Sin embargo, el proyecto elegido es rabiosamente actual. Probablemente será un edificio estupendo, puede que incluso el mejor estadio del momento; pero desde luego no será «el mejor estadio del mundo». Será «otro buen estadio en el mundo».

Y es una lástima, porque los responsables de elegir el proyecto ganador solo tenían que haber prestado mejor atención a lo que tenían delante. O incluso a un edificio en el que seguro que ya se habían fijado, aunque quizá lo hubieran hecho de pasada.

Fe de errores: Como nos indican algunos de los comentaristas, uno de los estudios ganadores es GMP Architekten, con base en Berlín, en lugar de GMT Architekten, con base en Lucerna.

Rodeado de un cielo azul y rojo, el Allianz Arena de Munich se ilumina en blanco para un partido de la selección alemana de fútbol. Foto de Mohamed Yahya (CC)

Rodeado de un cielo azul y rojo, el Allianz Arena de Munich se ilumina en blanco para un partido de la selección alemana de fútbol. Foto de Mohamed Yahya (CC)

65 comentarios

  1. “seguro que cuenta con numerosos puestos de pipas e incluso con una sala habilitada con varias pantallas que retransmitirán los partidos en streaming de baja calidad, para que el madridismo underground se sienta como en casa”

    Creo que he pisado una boñiga culé, mirad a ver.

  2. Vender el Bernabéu es irrealizable, o debería serlo, no por las razones que das sino porque es una parcela de uso deportivo. Claro, que ya sabemos que en este país, la ley se la saltan cuando les da la gana, como ocurrió con la Ciudad Deportiva.

  3. Soberbio. Entretenido. Educativo.

    Qué buen artículo.

    Yo era del de Moneo. Pero yo no sé nada de esto.

  4. Muy buen articulo, totalmente de acuerdo, lo malo es que no había ningún proyecto redondo.

  5. En primer lugar agradecer a Pedro Torrijos este artículo dándole una vuelta de tuerca a la tan comentada reforma del Santiago Bernabéu, con un prisma distinto más allá de la propia objetividad de lo poco o mucho que ya conocemos.
    Discrepar en varios puntos con el autor:

    1- La poca pomposidad de la presentación del ganador del Concurso Internacional de Ideas viene motivado por el escenario de cautela y restricción de crédito que se vive en España y de la que el Real Madrid C.F no escapa. En un escenario así y sin la financiación 100% atada el Real Madrid está “esperando andando” de ahí que sea un sí pero no.
    2- En la búsqueda de la atemporalidad del edificio no es fácil encontrar un edificio vivo que absorva el desgaste de las modas, un edificio como el Santiago Bernabéu será objeto de discusión sí o sí, el proyecto presentado puede cubrir perfectamente el vacío de icono que la ciudad de Madrid tiene hoy en día. El proyecto de GMP que tecnicamente dificilísimo de realizar puede lograr proyectar la imagen de Madrid durante los próximos 20-30.
    3- Cuando hablas de vestir la Nancy estoy 100% de acuerdo pero si hay un estadio que mantiene un espíritu propio y un elemento diferenciador del resto de los estadios de nueva generación es el Santiago Bernabéu. Se ha criticado muchísimo el mantener la asimetría en el lateral este con los antiguos torreones pero para mí ese elemento diferenciador y ese “desorden” en lateral este, hace del Santiago Bernabéu un estadio diferente tanto por fuera con la nueva piel como por dentro.
    4- En cuanto a la propuesta de Herzog&De Meuron y el blanco de el exterior imagino que te refieres al proyecto presentado en septiembre de 2.012, ya en el último presentado en enero de 2.014 y que en http://www.nuevoestadiobernabeu.com hemos mostrado http://www.nuevoestadiobernabeu.com/?p=625 el color no nos queda claro que sea blanco pero aún así esa propuesta parece la más sobria y ¿sin espíritu? de las presentadas. El color blanco es la seña de identidad pero también es cierto que el mantenimiento de una piel blanca en el centro de Madrid no sé cómo llevaría el paso de los años. Como tampoco sé como será el mantenimiento de esa piel porosa que nos ha presentado GMP la cual también nos deja dudas de cómo absorverá los brillos ni la visual desde una distancia corta.

    Un cordial saludo.

    @nuevobernabeu
    http://www.nuevoestadiobernabeu.com

    • Estoy en parte de acuerdo y en parte en desacuerdo con sus mesuradas y precisas objeciones.

      No obstante, incluso teniendo en cuenta el proyecto final de Moneo + Herzog&DeMeuron, sigo pensando que era el más interesante en términos exclusivamente arquitectónicos (aunque me gustaba más el inicial).

      No obstante, me quedo con una de sus apreciaciones: “..un edificio como el Santiago Bernabéu será objeto de discusión sí o sí”
      Y esto es muy sano, a mi entender.

      Un saludo.

  6. Tanto hablar para decir que el estadio debería haber sido blanco.

    Me pregunto qué opinará el autor, como culé reconocido que es, del futuro Al Qaeda Petroleum Stadium,

  7. En Madrid no hay dinero para pagar esto. Se lo gastan todo, hasta lo que mangan a Catalunya, en bocadillos de calamares y altramuces. También en gambas, cuyas cáscaras, en los bares, tiran al suelo poniéndolo todo perdido.
    Para el Bernabeu, creo que bastaría con cuatro cañas y un toldillo, Los asientos, plegables y que se los lleve cada uno a su casa junto con el tinto y la gaseosa

    • Completamente de acuerdo: con lo que robamos de Cataluña apenas nos da para poner sillas plegables: concretamente no creo que nos de para pagar más de ONCE.

  8. Para juzgar con propiedad, tendría que ver vídeos similares del resto de proyectos presentados.

    De todas maneras, a primera vista, y sin conocer en profundidad los otros proyectos, el elegido parece el mejor de los cuatro presentados, tanto estéticamente como funcionalmente. Por eso, no entiendo mucho las críticas vertidas en este artículo. Sobre todo, me parece absurdo que se objete que los autores del proyecto escogido no sean “superstars” de la arquitectura, como los otros.

    También me ha llamado la atención lo de que la equivocación básica del proyecto elegido es que es un edificio a la moda y, por tanto, pasará de moda. Hombre, yo diría que eso pasa prácticamente con casi cualquier obra arquitectónica. ¿Acaso los otros tres proyectos no son también “a la moda”?

  9. No se entienden muy bien esas referencias sarcásticas al “madridismo pipero” y al “madrdidsmo underground” cuando lo que se persigue es una reflexión seria sobre la idoneidad del nuevo Bernabéu. Pero supongo que ya todo el mundo tiene aceptado que cuando se habla del Madrid vale todo:
    -“Voy a descalificar este proyecto de manera un tanto seria para parecer más convincente y de paso me rio de sus seguidores”
    -“¿Ah pero es usted seguidor de ese club y conoce el tema del que habla?”
    -“Qué va, yo soy del equipo contrario”
    -“Coño pues hable usted de la reforma de 600 millones para cubrir el estadio de su club”
    -“No, que no es el Madrid, y hay que dar caña al Madrid”

    No es de extrañar que muchos hayamos leido esto más como un exabrupto que como un análisis serio digno de reflexión.

    Los dos grandes argumentos son:

    1 “Vestir a la nancy” de lo que hemos de deducir que revestir o remozar un edificio no es válido ni bueno, ni aún reconociendo, como hace el autor, que se mejorará en confort y servicios para los usuarios.

    2 “No es atemporal” de lo que se infiere que se deberia haber hecho un pastiche de quizás el Partenón para ganar la posteridad o que todos los estadios que se proyectan hoy dia en el mundo si lo son y no se hacen con la arquitectura de hoy sino con la del “mañana”.

    Sería interesante un articulo razonado y fundamentado sobre esta obra que tanto impacto causa en muchos -sobre todo de otros clubs- aunque para lograrlo lo debería hacer alguien experto en la materia como Domosti o algún arquitecto que tenga Jot Down en nómina, bien sea para criticarla o para ensalzarla.

    Pero para estas boutades ya tenemos la prensa deportiva.

    • Hola.

      Si se fija en este párrafo del artículo: “Es un mecanismo que los arquitectos a veces llamamos «vestir a la Nancy».” verá que en el verbo “llamamos” uso la primera persona del plural.
      Si no lo tiene claro, le indico que la primera persona del plural incluye al interlocutor que realiza el enunciado de dicho verbo.

      En efecto, soy arquitecto.

      Una sencilla búsqueda en google o entre los artículos de esta web le habrían hecho descubrirlo por usted mismo, pero a tenor del comentario, tengo la sensación de que usted prefiere no descubrir nada.

      Un saludo.

      • Sabía que es usted arquitecto, por eso digo lo que digo, y viendo su sesuda respuesta, me reafirmo. Aparte de ser un artículo atrabiliario es una frivolité que lo escriba un arquitecto.

        “a tenor del comentario, tengo la sensación de que usted prefiere no descubrir nada” buenas formas de encajar la crítica y de tratar a los lectores. Suerte en su próxima “remodelación”.

    • Te has cubierto de gloria Nacho. Vete al bar del Bernabéu a hacerte el listillo que igual ahí sí se tragan el rollo ese victimista de la persecución.

  10. Pues yo creo que lo que falta en cualquiera de los proyectos, para tener absoluta rotundidad, es la imagen proyectada 24 horas al día de Secretario, Vitor, Spasic, Ratkovic, Freddy Rincón y Canabal. Esto proporcionaría rotundidad y atemporalidad a cualquier propuesta. Por otro lado, que el autor sea reconocido barcelonista y seguidor de Masterchef y La Voz no le resta mérito a un gran artículo. Le aplaudo como a Winston Bogarde.

  11. Curioso que tanto culé opine… cuando la mayoria de los socis han votado esta semana por la remodelacion del Camp Nou.
    Joder hagamos lo mismo … tiremis el Camp Nou y vayamos a Badalona a construir el nuevo.. ¿a que suena raro? Pues eso pasa con el Bernabeu. Esta mal ubicado tiene un parking deficiente… PERO ES EL SANTIAGO BERNABEU y esta en la Castellana siendo el segundo edificio mas visitado de Madrid.

  12. Bastará con que el interior, bien visible a través del vidrio en planta baja, sea impolutamente blanco. White high tech. Whitech.

  13. No soy arquitecto ni tengo conocimiento sobre; sí soy madridista y el proyecto escogido sí me gusta. Acerca de la problemática de la “atemporalidad” del conjunto pues creo que es difícil prejuzgar la durabilidad o el simbolismo de un estilo concreto, y en este caso el estadio era y es un emblema de Madrid (como muchos otros lugares/construcciones de la ciudad/comunidad), por lo que representa el Club, no el estadio en sí mismo. Es mi opinión.
    De todas formas te felicito por el artículo, un punto de vista interesante. Saludos.

  14. “seguro que cuenta con numerosos puestos de pipas”.

    Imprescindible para una afición como la del Madrid, desde luego. Qué sería del Bernabéu sin sus comepipas.

  15. Vamos, que resumimos todo el artículo de por qué el estadio es terriblemente malo en un “porque no me gusta que quede contemporáneo”. Una memez.

  16. Gran reportaje, aunque me sorprendería mucho que usted fuese madrileño, no mucho en el extremo diría yo. Antes que nada comentarle que me parece la elegida, la mejor opción entre las candidatas.

    1. Vivo a 5 minutos del Bernabeu y si alguien piensa que el estadio debería ser blanco y que seguiría totalmente blanco cuando la obra fuese finalizada, es que no vive en Madrid.

    2. Si le parece que el diseño elegido es “de moda”, no se de qué se sorprende esa una de las finalidades que se persigue, esta es la tercera gran remodelación del estadio en poco más de 100 años, ¿cree que será la última y hay que diseñar como ha dicho otro lector (muy gracioso por cierto) un Parthenon atemporal que dure 2000 años?.

    3 Vender la parcela??. Confirmado, usted no es de Madrid, ya que no existe ningun otro club en todo el mundo que tenga su estadio en la arteria principal de la capital de un pais, pero como el Madrid lo tiene ha pensado… bueno pues que lo vendan, mmmm…claro, según usted no hay infraestructura suficiente, tal vez se refiera a que estar en el centro neurálgico, económico y cultural de una capital europea no te ofrece las infraestructuras adecuadas, si es así difiero. Para colmo nos guste o no el hecho objetivo es que el Bernabeu es el museo más visitado de Madrid, independientemente de si sus visitantes buscan un restyling de las meninas o no, creo que estar en la castellana facilita que así sea. Ya puestos también le comento que la tienda del Bernabeu es la tienda de Adidas que más vende del mundo, por lo que en lugar de mejorar las infraestructuras, habrá pensado, mejor que se muden a Aranjuez que hay unos jardines muy bonitos, mucho espacio y aire limpio, muy lógico sí.

    4. Si usted lee prensa internacional deportiva hasta en EEUU o China este equipo es reconocido como “los Galacticos”, y sí, es pura cuestión de imagen pero es un adjetivo aceptado y valorado a nivel mundial cosa complicada de conseguir, por lo que vender la nave espacial como sede, en mi opinión no es más que estrategía comercial y muy buena.

    5. Todo el mundo reconoce al madrid de blanco no hay que sobrepintarlo aún más, de hecho me parecería un poco hortera, es como cuando el Barca tiene que ponerse como eslogan “mes que un club”, en mi opinión es ahí cuando pierdes parte de tu credibilidad si le dices a la gente como tiene que ver un equipo o entender algo que sienten como suyo y que lo interpretan o interpretamos como nos da la gana, en otras palabras y pido disculpas de antemano pero me parece muy paleto y me hace mucha gracia, con eso no estoy diciendo que el barca no sea más que un club dejo constancia.

    6. Por favor coméntenos el concurso internacional de estadios presentados para el Barca, si es que usted se enteró de las posibles opciones, pero por 600 millones habría al menos tantas como en el Madrid supongo.

    7. La cuestión que a mi como espectador más me interesa. Mi duda es si en la reforma del Barca van a acercar un poco el campo a las gradas o al revés, porque el único partido que he visto allí, estábamos sentados arriba y me pasé el partido suplicando por unos prismáticos. Y por lo visto van a poner el resto de la visera que falta… no creo que vuelva, pero lo que tengo muy claro es que o tengo una entrada en condiciones o no vuelvo ni gratis.
    La clave de todo esto es ver los partidos y en el Bernabeu que es infinitamente más vertical, aun estando arriba se ven genial, en el Camp Nou te sale más a cuenta contar estrellas.

    • Los Galácticos es un invento reciente, desafortunado y casi desaparecido, por suerte, que nada tiene que ver con los más de cien años de historia de este club. Usted es nuevo en esto del esférico, delatado queda por su comentario, parecido a un control orientado de Mahamadou Diarrá.

      • Me temo que no tan nuevo por la edad (seguro que por el conocimiento siempre me consideraré un neófito, pero como hincha el mejor ; ). Todo tiene un principio créame hasta las leyendas, no he dicho que me guste que el equipo sea conocido así, de lo que se trata es que si ocurre lo que hace este club es capaz de convertir una debilidad en una fortaleza o al menos yo lo veo así. Si usted lee prensa internacional cosa que hago hace años, se daría cuenta de que no es temporal porque van más de 10 años y sigue. Se acabará este blog seré aún más viejo y seguira nos guste o no, ya lo veremos.

        • De verdad que no creo que sea así. Ese término está pasado y casi olvidado. El equipo es conocido por “el Real” en el extranjero, ni “el Madrid” ni similar. Eso de que sigue en vigor, de verdad que lo dudo.

          • Estimado Tuista Poa, le dejo este link de hoy mismo 10/4/14 del Dailymail Británico:

            http://www.dailymail.co.uk/sport/article-2601048/Bale-pens-six-year-adidas-contract-extension-joining-elite-20m-jackpot-deal.html

            Estas son las dos primeras líneas del artículo que podrá comprobar a través del link anterior:

            “Real Madrid galactico Gareth Bale can look forward to signing another jackpot commercial deal to add to his multi-million-pound fortune”.

            Un saludo.

            • Niego la mayor, se refieren a Bale, no al equipo.
              Dos ejemplos de lo contrario, de hoy Viernes. (por cierto, DMail en deportes…uffff)
              De verdad, busque ejemplos en Italia, Francia o Alemania. . .

              http://www.lequipe.fr/

              http://www.tuttosport.com/calcio/2014/04/11-291383/LIVE+Sorteggi+Champions+League

              No, insisto, ese término fue una moda que pasó. . .

              • Si quiere niegue la mayor, solo le he puesto un ejemplo porque estaba leyendo el artículo y no ha sido muy difícil como ve. Por cierto el mercado inglés y la premier son el primer exportador de futbol del mundo, el articulo comienza con “el galáctico del Real Madrid Gareth Bale…” ahora me dirá que siempre le han llamado el Galáctico a Bale en Reino Unido.

                Me temo que no, y a lo que se refiere del Dailymail disiento muy considerablemente de su opinión, de hecho me sorprende que diga eso si es conocedor como presumo de fuentes internacionales válidas sobre futbol.

                En mi opinión son infinitamente menos partidistas que la prensa española, tocan más ligas y jugadores en profundidad, más articulos y mejor información que la prensa española a nivel internacional, tan solo les pondría dos peros, les gusta mezclar futbol y prensa rosa como gran medio inglés ; ) y más videos, pero creo que eso no es posible dada la legislación de UK.

                En confianza le digo que a mi no me gustaba el sobrenombre y como usted dice en su momento hizo mucho daño, pero ahora lo veo muy diferente, beneficia al equipo en su expansión internacional principalmente en Asia y América. Creo que lo que fue un error a la larga nos va a venir muy bien.

                Hay que conseguir dineros para alimentar al dino ; ). El Madrid tiene una escuelita en china con 3 millones de niños soñando con ser un galáctico algún día, puede que no lo consigan todos jeje, pero serán aficionados y algún eurito generarán para el equipo.

    • Hola.

      Soy nacido y crecido en Madrid, donde he vivido los últimos 40 años.

      En cuanto al punto en la que me interpela directamente, esto es, en un artículo sobre el estadio Santiago Bernabéu, parece que quiere conocer mi opinión sobre el futuro campo de Fútbol Club Barcelona; le diré que desconozco los proyectos que hubiesen pasado el corte, si hubo algún corte, el estado definitivo del proyecto, si es que existe estado definitivo de proyecto o si todo es, de momento, una mera solicitación de aprobación social y de fondos económicos.

      Un saludo.

  17. Se llaman GMP, no GMT. Y son alemanes, no suizos.

    • Pues tiene usted razón. Se trata de GMP Architekten, con base en Berlín (aunque alguno de sus miembros sea suizo), y no de GMT Architekten, con base en Lucerna (aunque alguno de sus miembros sea alemán)

      Un saludo y gracias por la aclaración.

      • Le agradezco la corrección en las formas, pero ya que somos precisos:

        GMP tiene la sede principal en Hamburgo, aunque es cierto que los estadios se desarrollan en Berlín. Tiene varias sedes en tres continentes y se encuentra entre las primeras en el mundo por facturación.

        http://www.gmp-architekten.de/start.html

        Por otro lado GMT es una oficina de menos de 10 empleados y su último proyecto se llama “Haus Jenni”.

        http://www.gmt-architekten.ch/index.html

        Vamos, que venía a decir que parece que no se ha informado mínimamente acerca del estudio que realiza el proyecto.

        Un saludo

        • Hola,

          En realidad, el estudio que realiza el proyecto no es exclusivamente GMP, sino que incluye a Ribas & Ribas y L35. Por cierto, que Ribas & Ribas cuenta -de momento- con apenas unos pocos empleados, si bien tanto GMP como L35 son empresas transnacionales de arquitectura.

          En cuanto al error, siendo GMP un estudio cuya arquitectura me interesa más bien poco, al margen de su facturación, estaba bastante seguro que se trataba de ellos por la especialización en estadios que parecen haber adquirido. No obstante, un baile de letras derivado de ciertas confusiones en las primeras informaciones de prensa me hizo incurrir en el error. Ingenuamente pensé que se podría haber concedido un proyecto de tal magnitud a un estudio pequeño, como pasa con los propios Ribas&Ribas o como sucedió, por ejemplo, con Utzon en el 57 o con Piano y Rogers en el 71. Lamentablemente, tiene usted razón y parece que ha pesado más la facturación de la empresa que la calidad arquitectónica que ofrezca.

          Con todo, el proyecto del que trata el artículo es el que es, con independencia de su autor. Podría estar firmado por Frei Otto con ingeniería de Arup & Partners y seguiría siendo igual de equivocado.

          Ah, y puestos a ser imprecisos, no es descabellado decir que la sede de Berlín es la base “de facto” de GMP, si atendemos al volumen e importancia de las obras, partners, directivos y ejecutivos que asumen la responsabilidad de ella; sobre todo desde la cubrición del viejo estadio olímpico y la construcción de la Estación Central hace ya unos 10 años, aunque von Gerkan ya había construido el Tegel en los 60-70 y también se han encargado del Brandemburg-Willy Brandt. De hecho, y si la memoria no me falla, creo que GMP solo ha construido un estadio de magnitud en Berlín, la ya citada reforma del estadio olímpico.

          También le digo que es muy posible que las oficinas de China o de Sudáfrica hayan sido, lógicamente, incluso más voluminosas en su momento.

          Un saludo.

          • Le agradezco sinceramente el esfuerzo y el interés.

            Pero no se moleste en entrar en detalles sobre GMP, que me los conozco.

            Que la memoria le falle o no es irrelevante, ahí está su web para contrastar cualquier dato, como los que ha escrito en el último comentario, y los que podría haber consultado antes de comenzar el artículo.

            El proyecto desde luego es el que es, pero no hablábamos de eso.

            Y hágame caso con lo de la sede central, las dos oficinas principales están en Hamburgo, a diez minutos la una de la otra y tienen unas estupendas vistas del Elba.

            Un saludo

            • Rodrigo, eres una ladilla. En un artículo sobre el Bernabéu no va a poner la vida y milagros de los arquitectos. El articulista ya ha agradecido la aclaración y ha dicho sus porqués de un error en un nombre, pero a ti solo te interesa dar por saco. Vete a pastar ya, pesado.

            • Y además, ni hablas del tema del artículo ni parece que te interese, eres como el típico niño repelente: “se ha equivocado, se ha equivocado”. Si necesitas atención, vete a que te lo den en casa, so coñazo.

            • Es todavía mejor, hay un artículo de un huevo de párrafos que tratan de una cosa, y aquí el campeón ha decidido que “no es de eso de lo que estamos hablando”. No te jode, se habla de lo que tú quieras, claro. Creerás que sabes mucho, pero has demostrado ser de lo más cazurro y ridículo.

              • Artudio, máquina, cuando encuentre un rato te respondo. Eres un figura

              • Ya tengo tiempo Arcudio. Sé que es inútil, porque sólo hay dos opciones y en ambas mi esfuerzo es en vano: o eres un troll o vas a ser incapaz de entender nada de lo que escriba. Pero estas cosas a veces entretienen, qué le vamos a hacer.

                Prácticamente todos tus comentarios son descalificaciones, pero ése es trabajo que dejo al moderador. De lo que podemos sacar en limpio entre la inmundicia está lo siguiente:

                “El articulista ya ha agradecido la aclaración y ha dicho sus porqués de un error en un nombre”.

                Cierto, con gran educación, pero intentando hacer pasar como plausible el error, cuando no lo es. No es lo mismo escribir que el estudio holandés MWRDW ha realizado un proyecto en Sanchinarro, que sería un error sin importancia, que decir que el premio Pritzker del 2010 lo ganó el estudio coreano SAMA, en lugar del japonés SANAA, lo que demostraría que no sabe quienes son ni uno ni otro. Algo grave si se toma la molestia de escribir un artículo sobre uno de sus proyectos.

                “Ni hablas del tema del artículo ni parece que te interese”

                Entiendo que pretendes que cada comentario analice el tema en su totalidad, como tú haces, máquina, pero mi comentario inicial era un escueto: “Se llaman GMP, no GMT. Y son alemanes, no suizos.” El resto ha venido por el empeño en enmascarar la falta de información.

                “Hay un artículo de un huevo de párrafos que tratan de una cosa”

                Me encanta esta frase.

                “No te jode, se habla de lo que tú quieras”

                Efectivamente, tanto que me molesto en escribirte, así que imagínate.

                “Creerás que sabes mucho, pero has demostrado ser de lo más cazurro y ridículo”

                Yo en cambio no voy a decirte lo que has demostrado ser.

  18. Yo soy madridista, y desconocía la filiación deportiva del autor del texto.

    Sin embargo, y pese a cierta ironía en alguna de sus apreciaciones, no me he sentido atacado ni herido, al contrario, he apreciado su análisis sobre los distintos proyectos, y más concretamente, sobre el que ha sido elegido.

    Independientemente de criterios, más o menos fundamentados, por profesionales o profanos en materia, encuentro de difícil explicación que en este bendito país no haya paz para los ecuánimes, los objetivos, los que buscan el equilibrio, o simplemente los que se han formado una opinión a partir del estudio razonado.

    Ojo, no es sinónimo de timoratos, o de tibios, o de “jesusones”… es simplemente expresar una opinión, bajo criterios razonados , sin que un puñado de personas se sientan atacadas en lo más hondo de su ser.

  19. Gracias, Pedro Torrijos, por el fantástico artículo. Es casi imposible encontrar crítica arquitectónica en español desde que desapareciese el portal Soitu, y con él, los artículos de Diego Fullaondo (¿dónde se ha metido?).

    Mi opinión:

    – Seguro que el proyecto ganador cumplirá con las expectativas comerciales y las comodidades de un estado del siglo XXI, pero en ningún caso será considerado un “icono”. Todos los estadios grandes de la actualidad son iguales en su supuesta genialidad: ya no sorprenden a nadie, su estética es un mensaje vacío que cualquier Foster, Zaha, Calatrava, etc., puede crear, y que efectivamente nos aburrirá en cuanto pasen unas décadas.

    – Aquí la clave que planteo: la atemporalidad del estadio la tenemos ahí, en su propia construcción: el Santiago Bernabéu es un edificio bastante respetable de estilo BRUTALISTA, con la rara cualidad (para este estilo, me refiero), de tener una gran calidad estética. Ser un hijo de su tiempo que ha sobrevivido bastante bien a este, le ha otorgado esa atemporalidad. Sólo hay que hacerle un lavado de cara (casi ni tocarlo en el exterior), añadirle una atractiva cubierta moderna sin que parasite la “Nancy” original, y ya está, ahí tenemos el icono. Al desechar el envoltorio original con la construcción de una nueva fachada, el Real Madrid pierde para siempre una oportunidad de oro de tener DE VERDAD un estadio único, distinto a lo que verías en Qatar, Sebastopol o cualquier ciudad donde hagan uno nuevo.

    No es el primer club que incurre en este error: el Manchester United lo hizo en su pésima reforma de Old Trafford.

    • Felicidades por el comentario más sensato y atinado. Es absurdo hablar, como hace el autor del artículo, de la supuesta atemporalidad de un proyecto. El carácter atemporal de una obra es siempre un juicio a posteriori: es menester que pase un tiempo para poder decir de X que ‘por X no pasa el tiempo’. Efectivamente, el Bernabéu actual YA es atemporal y ya cobró calidad de icono. Bastarían los retoques que Vd. propone.

    • Sólo respecto a Diego Fullaondo. Ha tenido que emigrar, como otros muchos, a Australia, en este caso

  20. (Y por cierto, muy de acuerdo con el comentario de “Neofito 09/04/2014 17:56”).

  21. Una apreciación.
    Dice el autor que “hace mucho tiempo que la economía de la entidad blanca no depende en absoluto de la venta de entradas” para justificar su idea de proyecto alternativo, más compacto y eficiente en las afueras de la ciudad.
    Digo yo que los datos no apoyan esta afirmación. Tomando como fuente los datos del informe anual de la Money League de Deloitte (http://www.deloitte.com/assets/Dcom-UnitedKingdom/Local%20Assets/Documents/Industries/Sports%20Business%20Group/uk-deloitte-sbg-dfml-2014.pdf), el Madrid (líder de la clasificación de tal competición) distribuye sus ingresos de la siguiente manera:
    -Día de partido: 119 M€ – 23 %
    -TV: 188.3 M€ – 36 %
    -Comercial: 211.6 M€ – 41 %
    Sí es cierto que, mientras en temporadas pasadas sus ingresos se asemejaban en mayor medida al equilibrio 33-33-33, en los últimos años tal reparto ha ido derivando en una pérdida de la importancia de los ingresos de día de partido. Aún así, pasar de un aforo (promedio) de 73k (> 86 %) a uno de 50k podría dar lugar a reducciones de unos 30-40 M€/año en ingresos.
    Por otra parte, ya que he mencionado los datos de aforo medio, no creo que se pueda decir que el Bernabéu está sobredimensionado, tal y como se insinúa.

    Por lo demás, estoy bastante de acuerdo con la idea central del artículo. Ya el uso del logo Real[b]madrid[\b] en la cubierta me parece algo decadente, no me quiero ni imaginar en 20 años. Color, escudo y mantener características previas del estadio (las torres), creo que deberían ser los ejes de cualquier remodelación de este estilo.

  22. Estimado Pedro, me encantaria saber cual es la logica para proponer un estadio con una capacidad de 50000 personas cuando la asistencia media al Bernabeu es de 74,895 personas? Quizas hay que mirarse un poco las cifras antes de hacer propuestas.

    Por otra parte no tiene ningun sentido mover el Bernabeu de donde esta, si se miran las cuentas del club (importante mirar datos) el estadio es una parte muy importante de los ingresos, en parte gracias a su localizacion. Me hacen mucha gracia los “vecinos” que se quejan de la localizacion del estadio, quizas al comprar la casa no se dieron cuenta de que ya estaba ahi.

    El Madrid tiene que maximizar sus ingresos y una forma de hacerlo es actualizando el estadio para que no se use exclusivamente dos veces a la semana, no veo el inconveniente de actualizarlo. En lo unico que estoy de acuerdo es que el estadio deberia ser siempre blanco. Se deberian haber sometido las propuestas a votacion de los socios pero Florentino el Jeque no tiene intencion de consultar a los socios, no vaya a ser que se piensen que el club es suyo.

  23. Hola,

    Voy a intentar explicar la propuesta de estadio más pequeño para aclarar dudas.

    Como indico en el artículo, se trata de hablar en términos exclusivamente económicos: con un estadio de 50.000 espectadores, el Real Madrid convertiría la asistencia a uno de sus partidos en un objeto de lujo, pudiendo subir el precio de los abonos -y de las entradas- a dicha categoría. Sin embargo, al ser un recinto relativamente pequeño, garantizaría el lleno en todos y cada de los partidos, con lo que es muy posible que los ingresos por asistencia no solo se mantuviesen, sino que incluso aumentarían. A grandes rasgos es lo que sucede en el Allianz Arena, que tiene capacidad para 68.000-71.000 espectadores.

    Por otro lado, los ingresos derivados de la venta del actual suelo permitirían tanto la construcción del nuevo estadio como la obtención de un moderado beneficio (siempre que se pudiese hacer, que como se ha dicho, es técnicamente imposible construir viviendas u oficinas en dicho solar, pero también lo era en el de la Ciudad Deportiva y miren los cuatro hermosos rascacielos que hay).

    En cuanto a lo de que sea en las afueras, piensen que la práctica totalidad de los estadios norteamericanos están en las afueras, así como la mayoría de los europeos que se construyen de nueva planta. De igual manera sucede con el actual Santiago Bernabéu: cuando se construyó también lo hizo en las afueras de Madrid, y es la ciudad la que ha absorbido el estadio en su crecimiento.

    Y créanme, el estadio del Real Madrid seguiría siendo el segundo edificio más visitado de la capital estando en la Castellana que estando en Valdebebas. Los turistas van a ver el estadio del Real Madrid, no entran al Bernabéu porque les pille de paso.

    Un saludo.

    • Muy bien la aclaración, fundamento tiene, sin duda no es ninguna tontería, pero estoy seguro que la afición del Real Madrid quiere mantener ese sitio privilegiado, y muchos ir andando al partido o sin tardar demasiado en metro. Lo del turismo y los ingresos no creo que importe demasiado, ya que son algo menor en el presupuesto.

    • Hola Pedro , esa propuesta de reduccion de aforo y vender las entradas mas caras ,seria posible si el REAL MADRID fuese una empresa privada ,pero no es el caso.
      Ten en cuenta que los socios que tenemos abono ,somos gente que llevamos mucho tiempo siendolo.Hoy en dia es imposible conseguir un abono y el REAL MADRID no puede quitarte el tuyo para venderselo a unos japòneses que paguen por una entreda lo que tu pagas por un abono todo el año.
      Un saludo

  24. Tomadura de pelo Florentimo

  25. Me sorprende que hableis de arquitectura y no sepáis ni quien es el despacho que realiza el proyecto..gmt ??..suiza?? Por favor informaros mejor. Poca fiabilidad me transmite este artículo.

  26. Cómo va a poder opinar un médico culé sobre la rodilla de Jesé, o un jardinero culé sobre el césped del Bernabéu.

    Cómo va a reparar un mecánico culé el coche de Diego López, o limpiar una niñera culé el culo del hijo de Iker.

    A dónde iremos a parar.

    • Puede opinar lo que quiera, pues tiene todo el derecho del mundo a hacerlo.

      El mismo derecho que tenemos los madridistas de darle a dicha opinión la relevancia que creamos conveniente.

  27. Torrijos… las entradas y abonos para el Bayern son más baratos que las del Real Madrid, tanto en términos absolutos como relativos. Leí hace unos meses una entrevista a KH Rummenigge (creo que fue él) en las que decía que preferían mantener esos precios porque su negocio es satisfacer al aficionado, a los más posibles, no sangrarles, y que aunque subieran los precios, unos pocos millones más en las arcas no suponían nada para ellos. Esta es la clave del ascenso de la Bundesliga: se trabaja y planifica para el aficionado, todo lo contrario que en España.

    Me saca de quicio la gente que, al estilo de muchos amantes de rock, desprecian lo actual y claman porque cualquier tiempo pasado fue mejor, pero si algo malo ha traido la hiper profesionalización y mercantilización del fútbol es dejar de lado al espectador. Al espectador en general, no sólo al abonado. Al espectador de fútbol, no a los come palomitas. Y lo digo en el sentido norteamericano en donde muchas veces los estadios son casi más un circo, un restaurante y un mall. David Beckham se ha hecho una franquicia de la MLS y vende el proyecto de nuevo estadio como “estadio con nightclub y tiendas”. Le interesa la promoción del fútbol en USA. No, sólo los dólares.

  28. Huy, se me olvidó la última frase… del mismo modo que a Florentino Pérez no le interesa ni el Madrid ni los madridistas. Le interesa la marca Real Madrid.

  29. Ah, un matiz, Cuando decía ‘a los más posibles’, no me refería a cuántos más en el estadio mejor, sino a cualquiera, no sólo a los pueden gastar una burrada en una artículo de lujo llamada ‘entrada’ o ‘abono’.

  30. Soy un asiduo asistente a partidos en el Camp Nou y también he asistido a varios partidos en otros estadios de antigua construcción como el Santiago Bernabéu, Anfield, Old Trafford, etc. Por suerte, he tenido la oportunidad de ver también partidos en estadios de nueva construcción como el Allianz-Arena, Wembley o Emirates Stadium.

    Esta pequeña introducción es para buscar la opinión de otras personas que hayan visto un partido en estos estadios porque encuentro que hay aspectos importantes que no se comentan tanto en el proyecto de remodelación del Santiago Bernabéu como en el dibujo ese que nos ha presentado la directiva del Barça.

    Comodidad y accesibilidad. Para mi son las dos grandes olvidadas. En un estadio moderno como el Allianz, he tenido un espacio a lo largo y a lo ancho de mi localidad, que era de las más baratas por cierto, que no he tenido nunca en el Santiago Bernabéu ni el Camp Nou, en ambos los accesos a las localidades son estrechos, con techos bajos y exceso de columnas en muchos sitios, una vez sentado, cada vez que alguien tiene que pasar por delante, debes levantarte porque tus piernas le molestan. La diferencia no es tan grande como la que hay entre los cines modernos y los antiguos, pero se asemeja un poco.

    No soy arquitecto, pero me da la impresión de que estas incomodidades no tienen fácil solución a no ser que se derribe el antiguo estadio y se construya uno nuevo, como se ha hecho en los estadios modernos.

    ¿Alguien más considera estos aspectos importantes?

  31. Hola espectador, interesante tu comentario. Ya que los conoces, ¿podrias hacer un comentario más amplio de cada uno de los estadios que nombras?
    Gracias

  32. Pingback: Estadios de fútbol: la nueva liturgia colectiva | Trendlogy

  33. como texto arquitectonico (cosa que muchos de los que comentan no entienden) me parecio muy bueno, hay algunos puntos que no comparto, pero dentro de todo tiene profundidad.
    lo que si creo es que el madrid es una institucion que ya sabe como se maneja el mundo, y la decision de elegir un nuevo estadio no la habran tomado a la ligera, saben como vender y que es lo que vende, tracuen eso a una arquitectura de fachada de acuerdo a nuestors tiempos, y luego en 30 años la cambian de vuelta al tiempo de ese momento, porque pueden hacerlo.

    un edificio atemporal estaria espectacular, pero lamentablemente los arquitectos que ganan el “pritkzer” no sabe realizarlo..

  34. Has empezado titubeante, no dabas al principio argumentos rotundos: todo lo que decías sonaba muy metálico. Progresivamente tus líneas han ido dejando entrever el mensaje, un mensaje de más calado. El texto llega a su cénit: llevas razón, aunque no toda obviamente, al mostrar con palabras el concepto ‘atemporalidad’ que el RM debería tener en cuenta en la construcción de su nuevo estadio. Sin embargo, al final, al hacer referencia al estadio del Bayern, la cagas. Lo cual, a mi juicio, es completamente normal, dado el carácter de la encíclica que nos remites.

    A medida que iba leyendo tu artículo, me preguntaba cuál sería según tú el estadio que debería construirse: ninguno.

    Lo que defiendes no tiene correlato con la realidad.

  35. Al encontrarme de repente con tal artículo, mas allá de que esté o no equivocado, la posible idea de error es palpable.
    Me he tomado la libertad de leer el artículo completo, leer las opiniones de los lectores con argumentos que apoyen o discrepen el tema expuesto.
    A mi opinión sea del Sr. Foster o de X arquitecto el ”nuevo” estadio, si es que merece ser llamado nuevo, ¿podrá tener una raigambre histórica? eso solo el tiempo lo dirá.
    Secundo lo que Miguel Angel Alonso del Val mencionó en una conferencia de arquitectura, hemos pasado de una arquitectura de forma a una de envase, como llama el autor ”Vestir a la Nancy”, ya no importa lo que va dentro sino lo que se expone en el mostrador con tal de reafirmar lo mejor de lo mejor, eso es el gran daño que hace la publicidad a cada obra, que a mi parecer, si únicamente se agranda, sucederá.
    ¿Hasta qué punto es arquitectura?, eso se puede responder mirando la historia, nada sale de la nada y no comparto eso que se dice arquitectura del mañana, ya que el mañana no llega porque aún no es mañana.
    Me ha servido mucho Sr. Pedro Torrijos y todos quienes han dejado su opinión, al margen de si los autores y sus sedes están o no correctamente explícitos, la idea central creo se entendió.
    Que un club sea grande es una cosa pero que su casa también lo sea, es otra. Así pues simplemente hacerla mas gigante, solo la hace ver más enorme y no más inefable, como parece que el club pretende.
    Soy estudiante de Arquitectura y quizá mis palabras no lleguen al inicio de una oración entre tantos que parece que saben o conocen suficiente del tema, pero con lo que sé, me sobra para decir que la envoltura es más importante que su contenido en esta nueva era de arquitectura, que lejos esta de ser emblemática.

  36. Pingback: Santiago Bernabéu será remodelado | Luis Velasquez

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies