Los nuevos bárbaros - Jot Down Cultural Magazine

Los nuevos bárbaros

Publicado por
Un hombre tacha una ìntada de ISIS. Foto Cordon Press.

Un hombre tacha una pintada de ISIS. Foto: Cordon Press.

Las imágenes del asesinato de James Foley, uno de esos periodistas que dignifican el oficio y, según quienes le conocían, una de esas personas que dignifican la especie, son repugnantes. También asquea el jolgorio con que se difunden por la red. No creo, sin embargo, que convenga evitar su visión, porque contienen un elemento informativo relevante. Se trata del discurso del asesino, parte del cual Foley fue forzado a recitar. Ya saben, la culpa de todo es de Estados Unidos y de Occidente en general, de las agresiones imperialistas, de la arrogancia de los infieles, etcétera. Es bueno recordar lo que dicen los sociópatas del Califato y compararlo con un cierto discurso, frecuente entre la izquierda europea, en el que aparecen argumentos similares. Se trata de un discurso tan obtuso e impresentable como el del sociópata británico que decapitó a Foley.

Seamos claros: en el mundo islámico habitan los nuevos bárbaros. La gran mayoría de los musulmanes son gente pacífica y más o menos razonable, como lo eran la mayoría de las tribus bárbaras que se acumulaban junto a las fronteras del Imperio romano y se adentraban poco a poco en él, sin especiales problemas de convivencia. El colapso de Roma y del imperio de occidente no se debió a una voluntad específica de invadir y destruir por parte de esas tribus, que en cualquier caso se regían por valores incompatibles con la civilización romana (igual que ocurre ahora con el islam y los valores de libertad y representación democrática), sino a las guerras internas de los bárbaros. El empuje de nuevos grupos procedentes de Asia provocó el caos más allá del limes y ese caos se derramó sobre una Roma decadente, dispuesta a pactar lo que fuera porque se sentía incapaz de defenderse.

La situación, ahora, no es muy distinta. El islam sufre una compleja y violentísima guerra interna, cuyo eje más visible, pero no único, es el enfrentamiento entre el sunismo, tradicionalmente dominante, y el chiísmo, revitalizado desde la revolución islámica iraní de 1979. Esa fue la única revolución del siglo XX, como subrayaba el historiador Eric Hobsbawm, que no se remitió ni de lejos a los valores de la Ilustración, la razón y las libertades, sino todo lo contrario. El chiísmo ha desarrollado grupos fanáticos como los Guardianes de la Revolución en Irán o Hezbolá en Líbano; del sunismo están surgiendo aberraciones cada vez más estrambóticas, desde Al Qaeda al Estado Islámico.

Estados Unidos y sus aliados, lo que llamamos Occidente, han cometido gravísimos errores y agresiones intolerables. Por supuesto. Francia y Gran Bretaña se repartieron sin escrúpulos las ruinas del imperio otomano (1916) y sometieron de mala manera a las poblaciones locales; Washington aupó a la atroz dinastía wahabista de los Saud (1932) a cambio de explotaciones petrolíferas; la CIA acabó con Mohamed Mossadegh (1967) y destruyó las expectativas de un Irán libre; Jimmy Carter y Ronald Reagan armaron y financiaron a los muyahidines en Afganistán desde 1979; George W. Bush organizó dos invasiones, la de Afganistán (2001) y la de Irak (2003), extremadamente cruentas en lo militar y fallidas en lo político. Existen muchos más ejemplos. Pero debemos ser conscientes de que el problema musulmán viene de muy lejos y es musulmán, no occidental. El islam ha sido incapaz de confrontarse con la modernidad y en su expresión más contemporánea, la que arranca con la descolonización, ha rebotado sin cesar entre las dictaduras nacionalistas y las llamaradas hiperreligiosas. La clave está ahí.

Existen países musulmanes no estrictamente calamitosos, como Indonesia o Marruecos. El panorama global sí lo es. La llamada primavera árabe, un proceso antiautoritario rápidamente sofocado (aunque no extinguido) por las tensiones de fondo, demostró que son pocos los que reclaman libertades. Por debajo del macroconflicto histórico, la guerra entre suníes y chiíes por el dominio geoestratégico y religioso, hierven casi todos los problemas concebibles: la citada e interminable pugna entre militares e islamistas, una corrupción prodigiosa, una evidente incapacidad para alcanzar un aceptable desarrollo económico, una natalidad desbocada y, muy al fondo, el empecinamiento en mirar al pasado y no extraer de él más que recuerdos de humillaciones, reales o inventadas, que exigen venganza. La crueldad casi caricaturesca de las bandas ultrayihadistas (el gran Jon Lee Anderson las compara, en un muy recomendable artículo publicado en The New Yorker, con Los Zetas del narcotráfico mexicano) se ha convertido en un lenguaje, un mensaje y un programa político. Más allá de los degüellos, decapitaciones, crucifixiones y torturas diversas no hay nada más que ensoñaciones de un pasado remoto, frustración, estupidez y furia en estado puro.

No vale la explicación de que las sociedades violentas, como las árabes, generan violencia. Hasta una cuarta parte de los efectivos del Estado Islámico, unos dos mil o tres mil, proceden de Europa. De Londres, de Madrid, de París, de Milán, de Barcelona. De ciudades abiertas y tolerantes. Tampoco vale esgrimir la tragedia palestina: esa tragedia es real, muy real, pero los países árabes no son menos despiadados que Israel cuando se trata de los palestinos. Israel se ha convertido en una coartada cómoda para justificar un inmenso fracaso colectivo.

El hundimiento de las sociedades musulmanas es rápido y generalizado. Siria, Libia, Sudán, Irak, Egipto, son en la práctica estados fallidos, como Afganistán. Pakistán representa el peor peligro de crisis nuclear. Los países más ricos, los que disponen de tesoros fabulosos gracias al petróleo, hacen lo posible por empeorar las cosas exportando fanatismo (caso del wahabismo saudí) o financiando a los fanáticos (Catar ha sustituido a Siria como patrón de Hamás y respalda de forma encubierta a los sociópatas del Califato). La frustración acumulada por los nuevos bárbaros lleva tiempo derramándose sobre Europa y, en menor medida, sobre Estados Unidos. Es el gran problema contemporáneo y conviene encararlo con lucidez y sin gilipolleces bondadosas.

No, el responsable de los atentados del 11-M no fue Aznar por sumarse a la invasión de Irak: fueron los yihadistas. No, los estadounidenses no se buscaron los atentados del 11-S: fueron los yihadistas. Si esa minoría fanática e hiperactiva, que dura ya bastantes generaciones y acumula rabia y locura, no es derrotada y suprimida, el caos musulmán se desplomará definitivamente sobre el planeta. La tolerancia con otras culturas carece de sentido cuando hablamos de teocracias delirantes, déspotas grotescos, opresión y miseria. La represión sanguinaria de El Assad, la brutalidad de Al-Sisi, el sectarismo de los Hermanos Musulmanes, el fundamentalismo saudí, la diplomacia criminal de Catar y la locura asesina del Estado Islámico son lados distintos de una misma figura geométrica. Esta es una guerra por la civilización. El tipo de guerra que perdió Roma.

240 comentarios

  1. Sí y no.

    Por supuesto, es verdad que el mundo islámico vive una creciente guerra civil. Pero occidente se dedica a echar gasolina al incendio. Fue la URSS la que hizo explotar Afganistán y fue Estados Unidos el que armó a los yihadistas para que lucharan contra ellos. Y ha sido Estados Unidos y sus aliados los que reventaron Irak (y también, de forma encubierta, Libia y Siria, que serían dos dictaduras gobernadas por sátrapas, sí, pero también laicas, donde los yihadistas no tenían cabida). Y es Estados Unidos el principal aliado de Arabia Saudí y de los demás gobiernos feudales del Golfo de los que sale la financiación del yihadismo y cuyas leyes medievales convierten a Irán casi en un ejemplo de progresismo.

    Y no hablemos de Israel.

    Podríamos probar una estrategia distinta. Basada en defendernos si nos atacan, por supuesto, pero también en no intervenir en donde nadie nos ha llamado ni nos quieren.

    Y buscar de una vez, en serio, una alternativa al petróleo también vendría bien. Es el dinero que pagamos por nuestra gasolina el que financia a esos asesinos. No está de más recordarlo.

    • Si no se interviniese, se acusaría a Occidente de no intervenir y permitir genocidios y masacres. Ejemplos no faltan.

      • Sí, seguro que habría grandes manifestaciones pidiendo que nuestros jóvenes fueran a morir a Irak, Afganistan o Siria…

        • Ruanda, Sarajevo, ahora Siria. Hay ejemplos de sobra.
          Tranquilo, manifestaciones sólo hay a favor de palestinos.

          • Recuerdo un artículo en JotDow pidiendo la intervención en Siria. No sé si autor seguirá pensando lo mismo.

    • ¿Podemos dejar, por una vez, el discurso del colonialismo tutelar occidental? ¿En qué lugar deja, según los que siempre usáis ese argumento para cualquier cosa, a los pueblos musulmanes el achacar todos sus males a que no son capaces de superar supuestos traumas históricos por nuestra culpa? ¿Acaso somos siempre el centro del universo y el origen de todo mal? Vale ya, en serio. Para pueblo que ha sufrido, el hebreo, y ahí están, dando “por saco” hoy en día, sí, desde una posición moderna y privilegiada, ¿os imagináis que hubiesen seguido dándose palos entre ellos para acusar eternamente de todas sus desgracias a los alemanes? ¿Qué habrían conseguido? Y lo peor es que no son ni siquiera los propios árabes -en su inmensísima mayoría, claro- los que hablen de victimismo, lo peor es que son los propios occidentales los que quieren ver su huella maligna por todas partes y justificar todo el mal que existe por una especie de “pecado original” europeo, que se usa como carta comodín para cualquier conflicto a nivel mundial a día de hoy. De verdad que ya cansa.

      • Planteas un falso dilema: o negar las responsabilidades de Occidente, o considerar que todo es culpa de nuestra civilización. En realidad es una mezcla de las dos cosas, pero parece que cuando se escucha una determinada crítica, se obvia otras cosas como “buscar una alternativa al petróleo” para no seguir dependiendo de estos asesinos.

        Ah, y es un hecho que el victimismo en Israel es un fenómeno, que si bien no es necesariamente la norma, está bastante extendido y lo usan para justificar las cosas que ellos no hacen bien, al igual que los musulmanes cuando por ejemplo se creen la teoría de la conspiración del 11S.

        Ya sabes, es lo que tiene la autocrítica, que NADIE quiere aceptarla.

        • No me parece que plantee un falso dilema: no creo que niegue esa autocrítica, me parece que simplemente critica a quienes achacan una responsabilidad directa del mundo occidental sobre cualquier conflicto que haya en el mundo. Eso no quiere decir que tengamos que negar ciertas responsabilidades o que no hagamos autocrítica. Son compatibles.

  2. Ahora tengo miedo.

  3. Pingback: Los nuevos bárbaros

  4. Penoso este artículo. Trata a todos los musulmanes como bárbaros y a Occidente como la cuna de la civilización; como si fuese Roma contra las tribus analfabetas del Norte de Europa. No se debe tolrperar al EIIL pero de ahí a casi señalar que todos los musulmanes tienen una religión de bárbaros hay un buen trecho. Recuerda que mientras Londres era un villorrio, Córdoba tenía luz y alcantarillado en sus calles

    • Vuelve a leerte el artículo tío. No has entendido nada.

      • Yo he entendido que el autor refiere que hay 2 bandos enfrentados. Y creo que no es así la situación. Pero bueno, si os gusta el artículo disfrutadlo. Quién soy yo para decir nada. Disculpe mi crítica

        • Lagarto, no te has enterado, efectivamente. Y quedarse en que Londres era un villorrio cuando Córdoba tenía luz y alcantarillado… Quizá te vendría bien ver quién ha avanzado en estos últimos 1.000 años y quien ha ido hacia atrás. Quizá de este modo llegues a entender algo del artículo.

      • En efecto léelo con calma y sin prisas, quizás lo entiendas debidamente. saludos

    • Y sin embargo, Córdoba ahora tiene luz y democracia, igual que Londres, y Damasco y Bagdag son ciudades oscuras y atrasadas. Amin Maalouf escribió en “Las cruzadas vistas por los árabes” que fue la victoria de esas cruzadas lo que significó el principio del fin de su supremacía cultural.
      Y sinceramente, no nos confundamos, la revolución francesa trajo el derecho a la igualdad entres los hombres en 1789, y en los países islámicos eso no existe. Y eso, en sí mismo, es un atraso, además de una barrabasada y una injusticia

      • ” la revolución francesa trajo el derecho a la igualdad entres los hombres en 1789″

        Eso explica los estallidos raciales en los EUA post Segunda Guerra Mundial. :___). Que “nosotros” AHORA seamos “honrados” creo que no nos da mucho derecho a exigir cosas a los demás. Quizás mas que exigir, mas que bombardear, quizás lo mejor sería dar opciones. Oportunidades (pero eh, no lo tengo claro y creo que ambos bandos (o partes de esos bandos) están encantados con la idea de la “Guerra Total”).

        • Marc, ni he dicho que seamos honrados ni he exigido nada fuera de lo común, creo.
          Que aquí no se haya aplicado ese principio siempre (o casi nunca, que interpretaciones hay para todos los gustos) no invalida que en “Occidente” se reconozcan unas libertades fundamentales básicas y que, mejor o peor, se apliquen.
          En cuanto a la solución… me rindo, no se me ocurre nada. Bombardear no ha sido la solución, apoyar a las dictaduras “laicas” tampoco, pagar armas a Bin Laden tampoco. Pero desde luego, dejar que decapiten señores porque hacen fotos, dejar que las mujeres sean casi animales, dejar que se masacren minorias por sus diferencias religiosas tampoco lo es. Y sinceramente (alguien va a saltar con esto), hay una gran diferencia entre Bush y Aznar (con todos sus fallos y miles de cosas) y el que decapita periodistas. Muchísima.

    • Tu comprensión lectora es de pena. En ningún lado se dice que todos los musulmanes sean bárbaros, léete el segundo párrafo. En ningún lado se dice que su religión sea de bárbaros, eso es cosecha tuya. El detalle de Londres y Córdoba delata tu bonrolismo y tu corrección política, pero siento decirte que algo acaecido hace diez siglos no tiene porque mantenerse ahora.
      Y lo cierto es que este artículo tiene razón. Por algún motivo que desconozco se da ahora mismo en el mundo islámico la mayor violencia y brutalidad. Pero yo no excluiría de la ecuación a Occidente, creo que tienen una parte importante de la culpa.

      • Quizás “la brutalidad” es un concepto que actúa como contrapeso. Durante la Guerra Fría, los bárbaros eran los países asiáticos (los Jemeres Rojos, pero también las matanzas anticomunistas en Indonesia durante los ’65-’66).
        Quizás en parte, sea nuestra mirada la que se extraña de cosas y casos que siempre han estado ahí. Un poco como internet, que no inventa nada, simplemente pone una lente que lo agranda todo (y entonces nos entra la cagalera).

      • “La gran mayoría de los musulmanes son gente pacífica y más o menos razonable, como lo eran la mayoría de las tribus bárbaras que se acumulaban junto a las fronteras del Imperio romano y se adentraban poco a poco en él, sin especiales problemas de convivencia”

        • Bárbaro, en griego, significa extranjero. Lo mismo me equivoco, pero era a eso a lo que se refería el autor. Y, siguiendo la trayectoria de Enric, creo entender que opina lo mismo de la gran mayoria de “occidentales”, somos gente pacífica y más o menos razonable.

          • Yo personalmente pienso lo mismo. Aunque también ha hablado del atraso que sufrían esas tribus y la comparado con el atraso de eso países, pero vamos, eso no quita que, a pesar de todo, siguen siendo personas más o menos razonables con las que se puede convivir.

    • Y entonces los bárbaros eramos nosotros, y cuanto antes lo admitamos mejor.
      Copiarle una frase a Lawrence de Arabia esta muy bien, la cuna de la civilización occidental, esta en occidente, en el derecho romano, en el humanismo, en el empirismo, en la separación de razón y religión que se va desarrollando lentamente, y que aun hoy se esta desarrollando.

    • Tienes un problema importante de comprensión lectora. Háztelo mirar

    • Usted, evidentemente, tiene un grave problema de comprensión lectora.

    • “Córdoba tenía luz y alcantarillado en sus calles”
      Sí, y con los pedos componían sinfonias.

    • Creo que hemos leído artículos diferentes.

    • “Cuando Londres era un villorrio, Córdoba tenía alumbrado público y alcantarillas”, dice Faisal en “Lawrence de Arabia”. “Entonces erais grandes”, responde Lawrence.

  5. Nadie puede confrontar a la modernidad sin ser destruido por ella.
    Por definición la modernidad tiene la razón y el resto de culturas sólo se defienden de nosotros desde la barbarie como es el caso de Foley o desde la inteligencia como Gandhi.
    Pero detrás de tantas buenas palabras funciona un entramado de intereses que está acabando con todo… y cuando escribo todo quiero decir todo.
    No podemos aceptar que seamos los malos de toda esta historia, pero lo cierto es que al final nunca terminamos de estar a la altura de nuestro discurso de igualdad y libertades cuando hay dinero de por medio.
    Como mínimo, la neurosis nos domina porque tan bárbaro es la muerte de Foley como que cada día mueran de hambre millones de personas sin que los países ricos nos pongamos de acuerdo… Es igual de bárbaro o peor, pero a esas muertes que nos quedan lejos nos hemos acostumbrado.
    Al final juzgamos a nuestras victimas por los peores de ellos, como el asesino de Foley, para tranquilidad de nuestra conciencia.

    • Como suele recordar Ferlosio, uno de los objetivos declarados (¡declarados!) de la invasión de Pánama era probar en combate no se que cacharros volantes mortíferos basados en la razón y ciencia modernas -y, por tanto, en la igualdad en la dignidad de todos los seres humanos (unos miles de los cuales murieron como consecuencia de los bombardeos, pero claro, había buenas razones para ello, no como en lo de las dos torres iguales de Manhatan)-. Y fíjense en lo anecdótico de esta pseudo-guerrita que recuerdo aquí sólo para ilustrar lo que tan bien ha puesto aquí D. Carlos. Hay que confundir un poco tanta seguridad en la bondad de nuestro Orden. Parafraseando al otro, si por algo son despreciables los actos terroristas (los oficialmente así denominados, entiéndaseme) es en gran parte por el poder de convicción que conllevan de la morralla ideológica ilustrada que nos ha traído aquí hoy D. Enric González.

      • ¿Morralla ideológica los principios de igualdad, libertad y fraternidad? Es preciosa esa morralla. Lea esto: “Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos”. Ahora váyase a Arabia.

  6. Certero. Solo una cosa no me parece correcta: la equiparación de la situación actual con la del final del imperio romano. Y es que cuando los “bárbaros” se asentaron en tierras romanas, ya habían asumido el cristianismo y, en gran parte, la civilización romana tardía. El caso de los “nuevos bárbaros” es muy distinto, por desgracia.

  7. Aunque no esté de acuerdo con muchas cosas, me ha parecido un Pe-da-zo de artículo. Pero, sinceramente, no creo que se trate de una guerra por la civilización, ese es un maniqueísmo muy del estilo yanki y que genera una dinámica de ”muere tú o muero yo” que no mola para nada.

  8. A mí la política actual de “Nuestro bando” me recuerda a la famosa guerra contra las drogas de Estados Unidos. Por un lado gastaban millones de dólares en deforestar las selvas de Colombia y en extraditar narcotraficantes. Por otro la CIA se aliaba con ellos para derribar a los gobiernos izquierdistas centroamericanos y le permitía introducir la droga dentro de los propios Estados Unidos. Por un lado bombardeamos al Estado Islámico, por el otro lamemos el culo de los saudíes y los qataríes que los financian y los arman.

    • Totalmente cierto. El día que vea que USA hace con la familia real saudí lo mismo que hizo con Sadam Hussein o que ha intentado con Assad en Siria empezaré a creer que de verdad están en contra del fanatismo asesino islámico. Pero la realidad es que el capitalismo es rapiña y que quien manda es el beneficio de las grandes corporaciones. Los gobiernos (incluido el de USA) solo obedecen. En mis tiempos se hablaba de las “multinacionales y el imperialismo”. Hoy todo es más sutil y opaco, por mucho internet que haya.

  9. Hombre, los bárbaros al final acabaron cristianos y copiando (de manera harto simplificada, es cierto) las instituciones imperiales y el derecho romano. Esto es más Bizancio vs Califato que Roma vs Godos. Por lo demás, un artículo excelente.

    • Estos no piensan copiar nada,salvo hacer retroceder a Occidente a “su” Edad Media particular.Ya tuvimos bastante con la Inquisicion y la Iglesia Catolica mas oscura (y soy creyente catolico) como para permitir que estos quieran hacer lo mismo.Eso si,con todas las comodidades occidentales.

  10. Sr. González, le recomiendo esta exposición de Hans Rosling que desmonta el tópico de que los musulmanes tienen una “natalidad desbocada”. Espero le ayude a lograr algo más de rigor en su análisis: http://www.youtube.com/watch?v=ezVk1ahRF78
    Más allá de ese dato, obvia usted que la población musulmana que vive en paz y no fomenta la yihad (Indonesia, Turquía, China, occidentales musulmanes, Bangladesh e India) supera en número con creces a la de los países más proclives al fundamentalismo, lo cual en mi opinión significa que confunde usted correlación con causalidad. La religión en sí no fomenta el odio ni los atentados. Lo hacen los estados medievales y bárbaros que menciona. Pero existen numerosos estados que con la misma religión no promueven ese odio irracional y terrorista.
    Disfruto mucho de sus obras, por cierto, gracias y enhorabuena.

    • China? La población musulmana de China vive en paz? Creo que muchos uigures discrepan de su opinión…

      • Lo de los uigures es un problema importante, que si bien no es religioso, sino étnico y político, está siendo aprovechado por los integristas.

  11. Una corrección: el golpe de la CIA en Irán fue, si no recuerdo mal, en 1953 o 1954, pero desde luego no en 1967.

    En cuando al artículo en sí, lo que me llama la atención es el corporativismo del gremio periodístico. No es que le falte razón a su tesis, pero llama la atención que el señor González se nos vuelva neocon… en el momento en que los bárbaros tocan a un compañero periodista. Las decapitaciones y fusilamientos masivos de los meses anteriores parece que no contaban.

  12. No tengo claro que “la barbarie” ya no anide en Occidente. Tengo serías dudas sobre quien fabrica y quien vende la mayor parte de “esas” armas que utilizan los terroristas (creo que es en París donde se celebra una gran feria centrada en ese comercio. El de las bombas, los misiles y las metralletas. Y si no recuerdo mal ahí se pasean representantes de multitud de países, no todos trigo limpio).
    Por otro lado, creo, que técnicamente el Imperio Romano no cayó, mas bien se mudo ( ahora mismo no recuerdo donde leí eso… muy bien podría ser por aquí).
    Cierto, hay que combatir a los bárbaros, pero por el camino estaría bien no generar mas. El tema es (en parte) si Occidente tiene derecho a represalias por los atentados del 11 (NY, Madrid, también los de Londres) cuando una (o varias) bombas Occidentales caen sobre suelo civil y matan a civiles, ¿esos países tienen derecho a la “venganza” o ese es un privilegio básicamente Occidental?

    p.d: Mi desconfianza profunda es que estamos mas cerca de campos de concentraciones para musulmanes (así al kilo, sin discriminar terroristas de civiles) que de otra cosa. Una parte de Occidente esta sediento de sangre. A poder ser sangre semita (que por haber hay mas pueblos semitas que el judío). Creo que eso no deberíamos olvidarlo. También nosotros estamos sedientos. :____(

  13. El artículo tiene razón en muchas cosas, pero falla en dos puntos del análisis.

    El primero que estos follacabras no tienen la capacidad física para hundir Roma. De hecho si Roma no resuelve este asunto, y parece a veces que les baila el agua, no es por miedo o indefensión. Es por dinero y pro mantener un estado de cosas que conviene. No es la guerra que perdió a Roma al final. Es la que ganó durante generacioens, cuando compraba unos bárbaros para que matasen a otros y no tener que gastar los sextercios que cuesta armar una expedición de la x legión. Que tenga cuidado el rey Saud; Roma encumbra y Roma destrona.

    El segundo que quien más sufre la barbarie de estos oligofrénicos (y nuestros juegos de tronos) es la población civil sobre todo de esos países.

    • Coincido. Por otra parte, me gustaría hacer notar que no he visto manifestaciones progres defendiendo a la población civil masacrada brutalmente por Estado Islámico. Donde estáis, progres, que no veo vuestras pancartas? Es que la vida de un niño yazidi enterrado vivo vale menos que la de un palestino utilizado como escudo humano por Hamas?

      • En menéame que son precisamente muy izquierdosos están todo el día con la cantinela de que el Is es malo y todo eso…

  14. Bueno yo matizaría un par de cosas:

    – Lo primero eso de la “guerra por la civilización”. Es muy maniqueo. Especialmente si hablamos de los políticos occidentales, que no han estado a la altura del discurso que preconizaba nuestra civilización.

    – Que el mundo islámico no se ha sabido adaptar es un hecho. Que sea sólo problema suyo o “culpa” de este, es dudoso. En parte, eran los gobiernos nacionalistas laicos los que se supone que iban a modernizar a estos países, pero estos gobiernos acabaron siendo corruptos y opresores, fallando en el intento. Y estos estados estuvieron apoyados por Occidente, como bien se dice en el artículo. Es el caldo de cultivo perfecto para que los extremistas crezcan y se presenten como la alternativa.

    – Lo de la Primavera Árabe como “es que pocos piden libertad” también me parece matizable. No porque no sea cierto, que lo es, sino porque aquí hay una mayoría que tampoco realiza activismo, y aquí somos “supercríticos” igualmente. El hecho de que en cierto modo haya un conflicto “interno” implica que la cosa no es tan sencilla.

    Lo que si veo es que muchas veces no hace falta de “dejar de ser buenrollista” para encarar el problema. La cosa es saber con quién hay que serlo. Por ejemplo, en España, organizaciones musulmanas, teólogos e imam han denunciado la expansión del salafismo financiado por Arabia Saudí desde hace mucho tiempo. Pocos medios le han dedicado espacio al respecto, pero luego si se lo hacen a chorradas que criminalizan a todos los musulmanes mientras nuestros gobiernos pierden el culo por los cafres (kafir XD) de verdad

    No obstante, me ha gustado el artículo bastante.

    • Parte del problema es que ciertos países está financiando a Occidente. Así difícilmente le dice al Emir de Catar que es un terrorista manchado de sangre (que quizás el camino sea similar al de la China comunista. Quizás todo “se calme” gracias al comercio global).

      • También se puede ver de otro modo: sin el petróleo que nos venden no habría rascacielos de Dubai ni mansiones en Marbella.

        • Ni usted podría ir a comprar el pan en automóvil.

          • Y ese quizás sea el problema, Saulo XD.

          • Oh, me parece genial que para nuestro normal funcionamiento necesitemos de esclavistas que emplean la religión como látigo.

            Sencillamente si hace falta sangre para obtener un bien, no considero que valga la pena. Me sirve con el petróleo, con los diamantes, y con la dehesa española.

      • Si, pero es interesantes como se usa el morbo islamofóbico en los medios pero luego no se atreven a atacar la verdadera raíz del problema. Parece que a manarquías absolutas como la de los Saud le interesa que hablen mal “de los suyos”.

  15. Habria que pensar que seria de Europa si la mayoria de estados no hubieran coseguido atar un poco en corto a las distintas variantes del cristianismo.

    Todavia dan algunos problemas de vez en cuando hoy en dia…

    • Yo no me suelo plantear eso. Europa no avanzó porque “atase en corto las variantes del Cristianismo”, las revoluciones no fueron más que el fracaso del Antiguo Régimen. En el momento en el que este colapsó, vino todo lo demás. Evidentemente, defiendo la libertad y la tolerancia como el que más, pero la realidad es que los occidentales nos dimos cuenta de todo esto cuando nos faltó el pan y, en cierto modo, las hicimos para que este no volviera a faltar, fundamentando en unos sólidos principios como los son los democráticos.

  16. Bastante de acuerdo con Roberto. Pero un par de detalles. En Afganistán el gobierno elegido democráticamente pidió ayuda a Rusia para defenderse del golpe de estado financiado por USA, no al revés. Los soviéticos igual hicieron mal en meterse, pero Bin Laden ya estaba por ahí haciendo de las suyas por encargo de occidente. Otro asunto fue el plan de cargarse a todos los gobiernos del partido Baas: Sadam, Gadafi, etc. Estos gobiernos mantenía un cierto orden en los países donde gobernaban pero no entregaban el petróleo a occidente. El caos resultante de las ‘primaveras árabes’ promovidas por occidente es lo que se describe en el artículo. Pero eso fue despertado y ayudado por occidente. En fin, un desastre para nosotros pero no para las grandes multinacionales del petróleo y las armas en que se sustentaba el gobierno Bush. Y si, Aznar al apuntarse al tren tiene en parte culpa de los atentados que sufrimos en Madrid. Pero no creo que a Aznar le remuerda la conciencia, no creo que tenga.

    • No fue así, exactamente. En Afganistán había un gobierno prooccidental, algo escorado a la izquierda, el de Shahir Shah, que promovía nada menos que la educación de las mujeres, entre otras cosas bastante sorprendentes hoy día. Un sector prosoviético dio un golpe de estado y al ser incapaz de sostenerse pidió la ayuda de la URSS que mandó a los spetnatz.
      Respecto a la segunda parte, totalmente de acuerdo, incluído lo de la (no) conciencia de Aznar.

  17. Que a día de hoy la situación está más o menos como la pinta el artículo es indudable, pero creo que el autor es demasiado indulgente con la contribución occidental al desbarajuste. Así, por ejemplo, enumera toda una serie de barbaridades y luego las despacha con un ‘pero’ que las anula de un plumazo.
    En mi opinión se impone que Occidente afronte el colapso de lo que los americanos llaman MENA desde el punto de vista militar, económico y diplomático, pero lo veo complicado, y en especial por una variable que aparece apuntada ligeramente en el artículo: la energética. Los mayores exportadores de fanatismo (Arabia Saudita, Catar y hasta cierto punto EAU) son también los lugares con las mayores reservas de gas y petróleo, y en esto los intereses occidentales (de nuevo) están muy involucrados; tanto como para condicionar y fragmentar la respuesta a lo que está pasando.

    • “Así, por ejemplo, enumera toda una serie de barbaridades y luego las despacha con un ‘pero’ que las anula de un plumazo.”

      Y sin la invasión israelí del Líbano no habría Hezbolá. Y sin golpe de estado contra Mossadeth apoyado por la CIA no hubiera habido Jomeini, etc, etc. Y ahora nos quejamos de los monstruos que hemos creado. Es que hay demasiadas cosas para anularlas con un pero.

  18. Enric González comete varios fallos analíticos graves. Primero realiza su análisis desde el prisma del choque de civilizaciones de Huntington, algo que deberíamos haber superado ya. Y eso se nota cuando habla del mundo musulmán como un todo, cuando es evidente que las dinámicas políticas de los países árabes del norte de África son muy diferentes a las de Irán o Irak.

    En segundo lugar mete a todos en el mismo saco. Evidentemente yo no soy partidario de los hermanos musulmanes, pero situarlos al mismo nivel que ISIS es un auténtico disparate.

    El tercero es que minimiza la responsabilidad de la política exterior de USA y la OTAN en la conformación del actual escenario. Sin el patrocinio del los petrodólares de las monarquías fundamentalistas de la península arábiga los grupos fundamentalistas tendrían chungo financiarse. Y esos regímenes cuentan con el patrocinio de EE.UU. E ISIS se ha hecho fuerte en Irak tras la invasión ilegal y desastrosa que destruyó todo el aparato estatal y militar de Sadam Hussein. Y a los fundamentalistas afganos los armó EE.UU. para luchar contra la URSS. Y así podríamos seguir un rato.

    El cuarto el similar al primero. ¿Lucha por la civilización? ¿Qué civilización? Situando la confrontación en el plano civilizatorio, Enric se ha puesto al nivel simplista de toda la derecha conservadora mundial. Obviar los elementos económicos y y el control de los recursos energéticos y establecer una dicotomía civilización frente a bárbaros, es lo mismo que dar carta blanca al militarismo imperialista otanista.

    • Bueno respecto a la diversidad del mundo islámico, creo que si la comenta, aunque me hubiera gustado alguna mención al hecho de que el régimen de Siria es laíco y nacionalista. De todos modos si es verdad que muchas veces se trata al mundo islámico como un “todo”, pero creo que este no es el caso.

  19. Pingback: Anónimo

  20. Vaya basura de articulo, se le ha olvidado al autor contarnos quienes han armado al ISIS en Siria o Libia estos años, el ISIS es otro producto de bandera falsa de USA, Arabia Saudi e Israel.

    • No sale en ningún artículo quién les financia. Han surgido por arte de magia, de la noche a la mañana, con mucho dinero para hacer la guerra, armas y un ejército.

      • en fin…aquí una foto del senador John McCain en una reunión con el general Idris Salem (cabeza del Ejército Libre de Siria) y en la que se puede ver a la izquierda a Ibrahim Al-Badri (con el que de hecho está hablando en ese momento). Al-Badri, más conocido como Abu Bakr al-Baghdadi, el autoproclamado califa del Estado Islámico/ISIS…

        http://www.voltairenet.org/local/cache-vignettes/L400xH186/McCain_et_l_ASL_mai_2013-5d2fa-4e727.jpg

        • Aplicaría a veces un poco de sentido común. Según he leído la ídea es que El Eje USA-OTAN-CIA, ( ¿alguién más?), ha invertido esfuerzo durante años para hacer creer (al mundo)que estos grupos terroristas, creados por ellos mismos, son “auténticos”, desvinculados totalmente de Occidente. Y tras años de labor logística y gasto económico para mantener viva esta farsa…¡Se filtra una foto de McCain tomando el té con miembros de Daesh! ¡Vaya, qué despiste tan tonto!

      • Aquí Obama, hace un par de meses pidiendo al congreso 500 millones de dólares (que se dice pronto), para ‘entrenar’ a los ‘rebeldes’ sirios, eso sin contar con la pasta que hasta ahora les han debido ir dando. Pero tranquis, seguro les piden el carnet de ‘rebelde moderado’ antes de pasarles la pasta.

        http://www.latimes.com/world/middleeast/la-fg-obama-syria-20140627-story.html

  21. 1. ¿Quién les financia? 2. ¿Quién les vende las armas? 3. ¿Qué soluciona hacer ahora lo que ya se hizo en Afganistán? 4. ¿Irak estaba mejor antes o después de la invasión? 5. Los responsables de la violencia son los violentos. 6. Los responsables de la situación y del caos son entre otros los que invadieron Irak con la excusa de liberarnos de los terroristas, que en Irak estaban controlados. 7. Ahora que si habría que ir a Irak, no irán. 8. Lo único que importa son los intereses económicos y generalmente la prensa se comporta como su altavoz. 9. Siria lleva meses sin aparecer en la prensa.

  22. Después de varias décadas “arreglando” Irak, si ahora está peor que nunca, quizá es porque no fueron a arreglar nada.

  23. Los comentarios parecen las típicas discusiones que hacían los romanos en los foros bla, bla, bla… y allá en las puertas…

  24. Artículo escrito más con las vísceras qe con un análisis razonado y honesto. Igual que el disparate de Versalles no justificaba la inacción contra el nazismo, siglos de humillación contra los paises árabes no justifican mirar para otro lado contra este virus de fascismo islámico. Pero cabria preguntarse, sin recurrir a siglos pasados, ¿cual fue la actitud de las potencias occidentales ante cualquier intento de modernización de las sociedades de los paises árabes? En las últimas décadas, tras la descolonización, occidente colaboró con todo entusiasmo en abortar cualquier posibilidad de creación de una sociedad civil moderna y desarrollada, a la vez que se mantenian y se mantienen pactos ferreos con las monarquias petroleras más feudales del golfo pérsico Desestabilizó constantemente cualquier experiencia nacionalista laica que se diera en esos paises. La última experiencia, la Siria, con el resultado que estamos a ver. La intervención grosera en defensa de los intereses estratégicos militares de Israel y energéticos de EE.UU. , es el telón de fondo de todo esto, no la guerra de religiones. Se jugó a incubar el huevo de la serpiente, …y el cascarón se abrió.

  25. Solo recordarle a Enric y para que reflexione, que Hermman Thertsch ya acaba de publicar su felicitación por este artículo. Y no me extraña.

    • ¿ah, resulta que el Sr. Thertsch nonpuede tener razón a veces? ¿O que el Sr. González no puede equivocarse nunca? A veces personas con ideas distintas coinciden en argumentos y esas cosas. Pero oye, siguiendo tu ejemplo, voy a dejar de leer y opinar, no vaya a ser que un día mis argumentos o conclusiones se parezcan, dios no lo quiera!!!, a los de Thertsch o los de Sostres.

  26. “Es bueno recordar lo que dicen los sociópatas del Califato y compararlo con un cierto discurso, frecuente entre la izquierda europea, en el que aparecen argumentos similares. Se trata de un discurso tan obtuso e impresentable como el del sociópata británico que decapitó a Foley.”

    Y sólo hace falta echarle un vistazo la esta misma sección de comentarios para volver a encontrarse, de nuevo, con dicho discuros. Con esa progresía de salón que defiende a asesinos y torturadores cómodamente y desde el teclado del ordenador que tienen instalado en la mesa de su comedor gracias a que los “malignos” gobiernos occidentales garantizan su derecho a la propiedad privada y a la libertad de expresión.

    Lo que yo me pregunto es lo siguiente: si estos cenutrios tan mal viven en Occidente o tan mal se siente formando parte de nuestro círculo moral, ¿porqué no cogen un avión de ida, sin billete de vuelta, y se instalan en Siria o Irak?

    Sean consecuentes con sus palabras y dejen de morder la mano que les alimenta: váyanse a vivir a un régimen teocrático de estos que ustedes tanto defienden, donde se lapida a las mujeres por cometer adulterio o se mutila salvajemente a los sospechosos de hurto.

    Alli iban a saber de primera mano lo que es vivir en un país democrático y bajo el imperio de la ley como EEUU o España y lo que es vivir en un paraíso islamista como Siria o Pakistán.

    A ver si allí pueden escribir comentarios críticos contra el régimen político, la forma de gobierno o la política militar y de asuntos exteriores como lo hacen en esta sección de comentarios.

    ¡Qué coñazo de gente!

    • ¿A qué asesinos y torturadores te refieres?

      “”If you want a serious interrogation, you send a prisoner to Jordan. If you want them to be tortured, you send them to Syria. If you want someone to disappear – never to see them again – you send them to Egypt.””

      Robert Baer, exagente de la CIA y especialista en Oriente Medio (y además coescribió la película Syriana).

      • ¿Pero de verdad no ve usted la diferencia entre un terrorista detenido (con información sobre otros terroristas) y un periodista secuestrado? ¿Está hablando en serio? ¿Cuándo han degollado los marines norteamericanos a un periodista iraquí y luego difundido el vídeo por Internet con amenazas hacia la población civil? ¿Quién atentó en Madrid el 11M? ¿los periodistas norteamericanos?

        ¡Madre mía, qué nivel! ¡Qué nivel! ¡Qué nivel! ¡Qué nivel!

        • Saulo,por supuesto que no es lo mismo un terrorista que un periodista. Pero me gustaría hacer dos apuntes:en primer lugar, la tortura no está justificada en ningún cao. Es el mismo crimen torturara un periodista que torturar a un teterrorista. En segundo lugar, Estados Unidos no solo ha torturado a terroristas. Hay cientos de personas que han sido torturadas y encarceladas sin que hubiera ninguna acusación contra ellos.

          • La tortura si es justificable cuando se trata de evitar atentados como los del 11M. Cómanse la papilla y crezcan de una vez que el mundo real no es una película de Walt Disney.

    • Por cierto, amigo Saulo, siguiendo tu razonamiento, ¿cuándo te alistas en los marines para que te envíen a Irak?

      • No me ha entendido usted. Yo no le digo que se una a la Yihad. Yo le reto a usted y a todos los defensores de los genocidas islámicos a que pasen a formar parte de la población civil siria o iraquí. Y vayan allí a decir que son católicos o agnósticos o ateos. O a criticar la política militar del régimen. O a defender la igualdad de género.

        • ¿Pero me quiere decir desde cuando somos defensores de los genocidas islámicos? Venga empiece a citar XD.

          Y bueno, claro que un periodista no se puede comparar a un terrorista detenido, el problema es que si al segundo lo tratas con crueldad, creas un mártir y razones para que los genocidas deslegitimen a occidente. No es una cuestión de integridad, sino de inteligencia XD.

          • Hombre, el señor Saulo emplea una de las estrategias más comunes y no por ello menos palurdas entre el opinador estándar del Internete: la falacia del hombre de paja.

            Ya sabe, sus pobres intentos de ser elocuente no le dan para mucho más que para ajustarse la boina a roscachapa y usar falacias lógicas.

    • Yo creo que se pueden criticar las dos cosas, y de manera constructiva. Vamos he visto algunos comentarios, pero no veo a ninguno que defienda que el régimen saudí sea un monstruo. Espero que no esté diciendo que no se pueda criticar el papel occidental en todo esto siempre y cuando se haga en su justa medida y con propiedad.

      • Perdón, quería decir “que el régimen Saudí no es un monstruo”.

      • Y se pueden criticar las dos cosas siendo población civil en Mosul, Faluya o Raqqa? Se puede criticar el horrible genocidio perpetrado por Estado Islámico sobre la población yazidi en una Internet libre y abierta desde esas ciudades?

        • No, pero eso es lo que precisamente se está criticando, que no se puede en esas zonas. ¿Qué me quieres contar con eso? ¿Qué IS es monstruosa? Ya lo se, por eso hablamos de criticar las DOS COSAS. De hecho lo que no entiendo es que les eches en cara a los progres que sólo critiquen a unos y no a otros cuando tú estás haciendo lo mismo

          PD: Realmente te estás sembrando, Saulo XD. O es, o eres un troll.

    • Totalmente de acuerdo, Saulo. No sabría expresarlo mejor. El mismo mantra repetido por los mismos caraduras del autoodio de siempre

    • Lo de que Pakistán, verdadero “paraíso del terrorismo islámico” es aliado de EE.UU es un “pequeño” detalle a obviar. Coherencia neocon, supongo.

      • ¿Cómo van a hablar de quién financia a IS (ISIS) si entre sus principales fuentes están tres aliados estratégicos de EE.UU como Qatar, Arabia Saudi y Kuwait?

        ¿Dónde están todos esos neocons, tan coherentes y preocupados ellos, con sus pancartas denunciando que EE.UU apoye a países que son la fuente de financiación de estos grupos terroristas?

        ¿Qué narices hacía EE.UU apuntando a Iraq (que no era ningún refugio de terroristas; ahora sí lo es) mientras daba palmaditas en la espalda, apoyo económico y militar a Pakistán?

    • No me diga más, está usted diciendo que se vayan a su amada Cuba o a su amada Corea del Norte, ¿verdad?

      Pues sabe lo que le digo, que a tenor de la descacharrante ignorancia de la cual hace gala en cada uno de sus mensajes, le recomiendo que se vaya a vivir a la cima del capitalismo occidental. Ya sabe, a uno de los barrios al norte de Detroit, Michigan. Seguro que se lo pasa fenomenal :)

  27. Hay que coger el articulo con pinzas. El autor tiene buenos intenciones pero se equivoca totalmente, se pierde fácilmente en el laberinto político y social que es el oriente medio.

    • Perderse? No hay que perderse. Ya estamos perdidos.

      Europa duda demasiado, tenemos demasiada historia detrás, demasiados prejuicios, demasiada mala conciencia.

  28. Creo que aquí todos estamos interesados en que las libertades y la democracia occidental perduren. Lo que muchos nos cuestionamos es si las políticas dirigidas hacia el mundo árabe por los gobiernos occidentales, sobre todo el norteamericano, contribuyen a ello o más bien responden a ciertos intereses económicos o de ciertas camarillas en el poder a las que la seguridad de los ciudadanos de los países occidentales (y no digo ya las vidas de los habitantes de Oriente Medio) se las trae muy, pero que muy floja.

    • Y bueno ya no sólo eso. La cantidad de veces que se habla del “fracaso de la multiculturalidad en Gran Bretaña” por asilar extremistas… lo que no dice nadie es que el rollo “multicultural” era fachada: más bien se creían que podrían controlarlos y que atentasen en cualquier lado, menos en su país, muy al estilo de Roma pactando. Y tampoco dicen que eso comenzó con los gobiernos conservadores XD

    • Tiene usted coche? Vive en las afueras de una gran ciudad y se desplaza todos los días usted solo en su automóvil para ir al trabajo? Esa y no otra es la camarilla que luego se rasga las vestiduras en Internet o ante la embajada de Israel. Esa es la financiación que los progres están buscando. Dejen de ser niños y asuman las consecuencias de sus actos.

      • Yo no tengo coche y a veces conseguía (o no) ir al trabajo en él. Otras veces tenía que tirar del transporte público. A pesar de eso, sigue siendo una excusa muy pobre para descalificar lo que dicen otros, Saulo XD.

        • Y como usted no tiene coche, tampoco lo tienen el resto de los españoles, europeos o norteamericanos. Mis argumentos son pobres, los suyos brillantes. Ya se ve.

          En cuanto a la crítica “equidistante”, le vuelvo a preguntar: ¿podría usted hacerla desde Mosul, Faluya o Raqqa? ¿se puede ser “equidistante” con quien entierra vivos a sus detractores?

          Ya veo que a usted le hace mucha gracia todo esto. Pero le confieso que a mí no tanto. Lo curioso es que el que se ríe de niños enterrados vivos (usted) llame trola a quien se indigna por ello (yo)

          Típica intolerancia progre. No crea que me sorprende.

          • Claro que puedo ser equidistante, porque al fin y al cabo, aquí todos tienen las manos manchadas de sangre. ¿O es que se cree que los únicos iraquíes muertos son las víctimas del IS? Por lo que veo, mientras eran simples daños colaterales no importaban, porque los hacían los “nuestros” XD. Por supuesto, Occidente tiene para mí más alta estima, al fin y al cabo sus leyes son las que me permiten tener libertad… pero es que no parece que hayamos traído la democracia a esos países, sino más bien la inestabilidad. ¿Cómo no voy a criticar a mi civilización cuando no está a la altura de lo que se espera de ella?

            Realmente parece que algunos os gusta que cosas como el IS hayan surgido, para así recrearos en pensar que teneis razón y demás…

            Ah, y la excusa pobre viene del hecho de que parece que no se puede criticar la actuación de las sangrientas petromonarquías y las teocracias déspotas, que son precisamente las que han convertido el mundo musulmán en algo atrasado y rancio porque se usa su petróleo. Joer, tanto que el islam es malo pero oye, parece que tenemos que estar agradecidos a la familia Saud XD.

  29. Creo que responde mi buen al articulo del autor, este entrevista de la familia de James Foley (el reportero asesinado) que acaban dar.

    http://news.yahoo.com/katie-couric-interviews-siblings-of-slain-journalist-james-foley-070857840.html

  30. Curioso que nombre la necesidad de una “guerra por la civilización”. Lo mismo que decían, y dicen, los colonialistas para continuar el expolio de “los bárbaros”. También es el titulo de un gran libro de Robert Fisk, un gran periodista no como el papafrita este, que recomiendo encarecidamente para entender el impacto y la satrapia tan grande que ha hecho el occidente “ilustrado” a los “malditos bárbaros”.

  31. ¿Qué quiere decir con que Indonesia y Marruecos no son “estrictamente calamitosos”? Supongo que conoce el genocidio indonesio (documentado el la reciente ‘The Act of Killing’) y el exilio del pueblo saharaui, así como la brutal explotación que hay en Marruecos, y que muchas de nuestras ONGD se esfuerzan por visibilizar…

    Por lo demás, gran artículo, muy enriquecedor.

  32. “Los países más ricos, los que disponen de tesoros fabulosos gracias al petróleo, hacen lo posible por empeorar las cosas exportando fanatismo (caso del wahabismo saudí) o financiando a los fanáticos (Catar ha sustituido a Siria como patrón de Hamás y respalda de forma encubierta a los sociópatas del Califato)”.

    Éste es el párrafo que me ha parecido más preocupante, aunque no sea novedad y que no dudo que conocen de sobras Obama o Cameron o Merkel o Putin, etc. Arabia Saudí, de donde provenía Bin Laden, es un país “amigo” que dentro de poco hasta tendrá un AVE Medina-La Meca y Catar, sede del mundial de Fútbol en 2022, incluso aparece en la camiseta del Barça. Donde se ponga “la pela”…

    Enric, gracias.

  33. Nos enfrentamos a una guerra asimetrica y con el enemigo incubando sus huevos entre nosotros. En un plazo de 15/20 años nos vamos ha enterar de lo que vale un peine (en ciertas partes de Londres, Paris, Malmo, Estocolmoo Marsella ya conocen de estas bondades) y sera por pura demografia, Europa pasara a convertirse en Eurabia. El nivel de papanatismo y buenrollismo de Occidente, desde sus dirigentes a sus ciudadanos, habria que calificarlo de suicida. Solo hay que leer algunos comentarios aqui vertidos.

    Cuando esto se de la vuelta, esperemos que no, muchas vais a pagar la traicion a vuestra historia, a vuestro pueblo y a vuestra raza. Y no espereis que esos simpaticos musulmanes que ahora veis tan “integrados” muevan un dedo por vosotros.

    • De lo que se entera uno. El Ku Klux Klan en España. Hasta les copias el lenguaje.

    • El problema de tu argumento es que los musulmanes que vienen aquí acaban adoptando las mismas costumbres de natalidad que aquí con las generaciones. Así que dudo que nos fueran a comer.

      Y por cierto, yo no le debo nada ni a mi historia, ni a mi tierra, ni a mi raza. Sólo se la debo a mi sociedad y a mi gente, como mucho. A ver si entendemos lo que es el verdadero patriotismo XD.

      • Ya. Y su sociedad y su gente no tienen nada que ver con su historia ni con su “raza”… ¿verdad? Porque la historia no tiene nada que ver con la costumbre, ni la “raza” o etnia con la genética. Ni la costumbre o la genética con los usos sociales y los comportamientos heredados. Ni estos con la conformación de la sociedad y las relaciones con otra gente de su entorno.

        Permítame que se lo diga sin ambages: es usted un pobre ignorante. Cultívese un poco, hombre. Lea antes de escribir y deje de hacer el ridículo que da vergüenza ajena leerle.

        • Lo que usted diga, pero la historia hay que comprenderla, como el pasado de uno. No es algo de lo que uno se tiene que sentir en deuda. Y la genética, la etnia y demás circunstancias influyen, pero lo que conforman la sociedad somos “nosotros”, los indivíduos, y no conceptos etéreos que se usan de una manera muy interesada.

          Yo haré el ridículo, pero en realidad a cada uno de nosotros sólo nos importa aquellos con los que hemos establecido algún tipo de relación. Quizás fuera de nuestro tengamos alguna simpatía por alguien, pero la realidad es que mientras hablamos de etnias, de patrias y demás, hay muchos que pertenecen al mismo grupo que no conocemos y nos da igual su devenir. Posiblemente me preocupe más por la nación que usted, señor mío.

    • Así es.

      Qué pregunten a los pakistaníes, cómo eran poco después de su independencia del Imperio Británico, qué porcentaje de musulmanes había, y qué porcentaje hay ahora.

      Si, si, si….perdón, la culpa será de los británicos, si.

      Suecia y Dinamarca ya conocen la gravedad del asunto. Y se está empezando a tomar en serio la amenaza de transmutación cultural por invasión demográfica. La natalidad de la mujer musulmana (pseudo esclavizada) es muchísimo mayor que la de la europea media (especialmente la de nórdicas y españolas).

      Sin problemas…..a pagar las rentas esas de inserción para que vivan a gusto.

      Cuánto papanatas…¡¡

  34. Nosotros somos los buenos, ellos los malos.
    Socorro, que vienen los bárbaros y como destruyeron a Roma nos destruirán a nosotros.
    El artículo es lamentable.

    Y este párrafo es de traca:

    “Seamos claros: en el mundo islámico habitan los nuevos bárbaros. La gran mayoría de los musulmanes son gente pacífica y más o menos razonable, como lo eran la mayoría de las tribus bárbaras que se acumulaban junto a las fronteras del Imperio romano y se adentraban poco a poco en él, sin especiales problemas de convivencia. El colapso de Roma y del imperio de occidente no se debió a una voluntad específica de invadir y destruir por parte de esas tribus, que en cualquier caso se regían por valores incompatibles con la civilización romana (igual que ocurre ahora con el islam y los valores de libertad y representación democrática), sino a las guerras internas de los bárbaros.”

    La comparación ya es un disparate supino. Pero es que lo que dice de Roma es una fantasía.
    Debe ser que en Roma no había guerras internas. Pues fueron unas cuantas. En la etapa final de la República, en el Alto Imperio y en el Bajo. A partir de la crisis del siglo III (anterior al incremento de la presión migratoria de los “bárbaros”) fueron una constante.

    Lo que el autor interpreta como “Roma” puede servir hasta el reinado de Marco Aurelio, el último “emperador bueno”. Incluso antes de eso, esos maravillosos valores romanos que no tenían los bárbaros incluían una esclavitud legalizada y “racionalizada”. Después de la adopción del cristianismo incluyó las luchas religiosas. Porque a pesar de la mitología protocristiana, el politeísmo imperante en la Antigüedad era sincrético. No era una tradición imponer por la fuerza tus dioses a los del otro.

    Fueron los propios romanos los que permitieron la entrada de los “bárbaros” como vasallos, ante su debilidad.

    Por cierto, “bárbaro” viene del griego y significa extranjero.

    El artículo secreta una visión maniquea y totalitaria de la realidad. Habla de países musulmanes y no menciona a Turquía.

    “La tolerancia con otras culturas carece de sentido cuando hablamos de teocracias delirantes, déspotas grotescos, opresión y miseria.”

    Teocracias y déspotas aupados todos al poder por Occidente. En el caso de esos déspotas que formaban o siguen formando regímenes dictatoriales, son precisamente laicos, y asimilables a lo occidental.

    No se trata de tolerancia con la opresión. Se trata precisamente de no imponerla. Que es lo que hicieron las potencias tras la Primera Guerra Mundial y con la desapareción del colonialismo.

    No somos meros espectadores de la barbarie yihadista. Ha crecido como rechazo a lo que nosotros occidentales les hemos impuesto. Y la solución no puede ser sustituir su barbarie por la nuestra.

    Porque invadir Irak y causar la muerte de cientos de miles de personas no fue la solución. Como antes no lo fue aupar a un dictador sanguinario en Irán, que gobernaba una dictadura laica y asesinaba a cualquier opositor con la ayuda de la CIA.

    Ellos deben morir porque nos suponen una molestia. Luego reaccionan porque son bárbaros sedientos de sangre.

    • Tu sigue así, que un día cuando lleguen a tu puerta les cuentas todo esto tranquilamente. Seguro que podrás explicárselo con calma.

  35. Yihadistas decapitan a un periodista y son bárbaros. Cierto. ¿Por eso debemos invadirlos a sangre y fuego? Es una manipulación.
    ¿Vale más la vida de un periodista americano que la de un civil yemení asesinado por un dron? Para el articulista sí. Para el gobierno americano, por supuesto, si la vida del periodista vale más que la de Couso, cómo no va a valer más que la de un bárbaro musulmán.

  36. Siempre es un gusto leer a Enric y hoy no ha sido la excepción. Sin embargo, hay puntos discutibles.

    Estoy de acuerdo que los ejecutores (IS) actúan en base a su criterio y son los únicos culpables del asesinato de Foley. Así como lo fue Al Qaeda del 11-S. Lo hacen desde un fundamento barbárico y atroz, muy despreciable. Pero es innegable la influencia estadounidense, económica por sobre todo, en estos hechos. Lo explico mejor desde mi región.

    En Guatemala, donde vivo, el extremismo se ve en el narcotráfico, con capos que hacen de su ley en algunos pueblos, con asesinatos grotezcos y en cantidades deplorables, algo que podrán contar mejor en México. Algunos, incluso, lo documentan en vídeo para subirlo a blogs, por gusto y como símbolo de poder. Dichos carteles son una amenaza para el Estado por el gran poder de dinero y armas que tienen, y que en su mayoría proviene de Estados Unidos, donde más se consume la droga.

    Similar como pasó en medio oriente, con grupos entrenados y financiados que luego operan bajo sus creencias.

    El enorme poder de los carteles no es el culpa del gobierno norteamericano. O sí, si se señala que su intento por debilitar al ‘narco’ no puede delimitarse a la fuerza y la batalla, sino desde otras estrategias.

    Ahora, volviendo a la violencia, los carteles son en su mayoría cristianos -católicos, algunos protestantes, así como en toda la región-. Vivo en un país en donde las personas piden perdón a Dios, pero exigen que se mate a los ladrones de móviles y carteras. Se interpretan las escrituras al gusto del creyente, a su beneficio. Atribuyo eso a la ignorancia, no porque ser religioso es ser ignorante, sino porque nuestras visiones parten sin capacidad de discusión, entendimiento, y en especial tolerancia y respeto.

    Desconozco a profundidad el islam, pero considero que la violencia de IS parte desde otras cuestiones, no de religión, sino de ignorancia alimentada con el arsenal para considerar que el poder se logra con terror. Me deprime ver que hoy, 2014, los humanos sigamos creyendo que la solución a muchas cosas es matar. Y es ahí que como sociedad, como humanidad, tenemos que prever otras soluciones porque eso no se puede permitir. No pueden continuar los asesinatos. Porque en guerra se podrá derrotarlos y debilitarlos, creyendo que la idea se erradicó; aunque, como con el nazismo, 70 años después, la idea sigue ahí, organizada y presente en varios países de Europa y Estados Unidos.

    ¿Será que como humanidad estamos destinados a odiarnos?

  37. Es bueno recordar que se llegó al pico del petróleo en el 2005. Países como Egipto o Siria dejaron de ser exportadores netos de petróleo. Probablemente el hambre fue el origen de la primavera árabe, originado por la subida de precios de los alimentos y las grandes poblaciones que mantienen esos países. Como siempre la religión sirve de excusa para camuflar otros problemas más “terrenales”. Por otro lado cuando no hay nada que perder, se puede ser capaz de cualquier cosa.

    Para más información, muy bien documentada y mejor explicada sigan a Antonio Turiel en ww.oilcrash.com y los blogs que el recomienda. Creo que es hora que abramos los ojos.

  38. El mundo occidental se encuentra paralizado, con los típicos y largos debates sobre la ética de la intervención. Muy cerca se oyen los gritos de niños y mujeres masacrados por los islamistas fundamentalistas (no sé si haya otros).
    Si EEUU se ha convertido en policía del mundo es precisamente por la tibieza de las potencias mundiales, por su incapacidad de lograr acuerdos y desalentar el terrorismo de esos países bárbaros.

    El conflicto de Israel-Gaza es una gran cortina de humo, Siria-Irak-Iran, por no hablar de Afganistan, es otro lastre que mantiene en vilo el progreso de los países más desarrollados.

    Pero con toda seguridad, el islam tendrá sus simpatizantes, y sus defensores, ante todas las evidencias, porque así deben ser las cosas, seria execrable siquiera no plantearlo.

    • El problema es que EEUU no se ha convertido en la policía del mundo, y no actúa solo. Simplemente ha tomado unas decisiones poco inteligentes, y precisamente lo son por no ser tibias.

      Es más, el problema es que ahora si está siendo tibia con lo que ocurre con el IS, cuando tendría buenas razones para intervenir apoyados en milicias locales. ¿El problema? Que es que ahora no interesa meterse en un berenjenal provocado en parte (y digo en parte, porque el gobierno chií que se puso Irak tiene su parte de culpa) por ellos.

  39. Un ejemplo de lo que dice Enric de cómo Libia es un estado fallido: http://amnistiainternacional.periodismohumano.com/2014/08/22/libiaejecucion-publica-en-estadio-de-futbol-revela-un-creciente-estado-de-caos-en-el-pais/

    También es verdad que la estabilidad no se recupera en dos días (ni en varios años), pero no deja de ser grave el asunto.

  40. Me parece infantil echar la culpa a otros . España también tuvo su guerra civil ganada con el apoyo de los alemanes y luego su dictadura con el apoyo de EEUU por la guerra fría y no por eso se ha derivado a un tipo de dictadura, se ha evolucionado con normalidad, no hemos llegado a ser como Corea del Norte en respuesta a los apoyos anteriores ni nadie lo justificaría.

    • Porque Franco se murió, el régimen ya no daba más de sí y a todo el mundo le interesaba una democracia que se pudiera meter en la OTAN y en la UE en vez de una Corea del Norte. Y vamos, tampoco es que nuestra democracia joven esté siendo un éxito actualmente, aunque claro, las cosas no se consiguen en dos días.

      Pero es que vamos, aquí no se está eludiendo las responsabilidades del mundo islámico, simplemente que ahí no quedan, y más cuando nuestra civilización, de la que tanto nos sentimos orgullosos, le hace la cama a esas monarquías tan sangrientas y a esas teocracias tan delirantes mientras nosotros, los ciudadanos miramos a los “moros” por encima del hombro.

      Que quereis que os diga, pero yo diría que los buenrollistas sois más bien vosotros, que obviais esto. ¿Por qué seguís planteando ese falso dilema? Criticar el papel de Occidente en todo esto no significa justificar a los extremistas. Al contrario, significa comprender mejor el problema para ver qué decisión no es la adecuada.

  41. Creo que se ha señalado ya, pero en el artículo hay un error; Mosaddegh fue derrocado en 1953, no en 1967.

  42. Pues a nosotros debería preocuparnos esto por una cuestión de pura proximidad. Y viendo la deriva que toma el amigo Erdogan en Turquía quitándose poquito a poco la careta la cosa no pinta bien.
    Y se puede discutir cosas, pero puestos a tirar una línea está claro que unos tipos que rechazan la educación de las mujeres, defienden su mutilación o piden la muerte para infieles y herejes, son los bárbaros. Y que lo único que se puede hacer con ellos es aniquilarlos. Leyendo las tonterías comprensivas que se leen, todavía estaríais negociando con los nazis, entendiendo sus razones y diciendo que en el fondo no son malos chicos, y que la vida les había hecho ser así.
    Y tienes razón Enric, Aznar no fue el culpable de 11 M. Sí fue el culpable de la mentira que se inventó para tapar a los culpables, cargarle el muerto a quien a él le convenía y seguir manteniendolo todo hoy día.
    Por cierto como escribes en el artículo, los culpables fueron yihadistas. Coméntalo en la redacción de tu periódico (díselo también a Pedro J) que hay muchos allí que todavía no se han enterado.
    Por lo demás un placer como siempre. Y, tratándose de estos, me parece que le has echado un par de huevos.

    • ¿Erdogan? Cómo Erdogan se pase el ejército le monta un golpe de estado, amparado por la constutución turca XD.

      “Leyendo las tonterías comprensivas que se leen, todavía estaríais negociando con los nazis, entendiendo sus razones y diciendo que en el fondo no son malos chicos, y que la vida les había hecho ser así.”

      No, más bien lo que se haría sería reclutar a partisanos alemanes para combatir con los nazis, que de hecho es lo que se hizo XD.

  43. Los musulmanes aún no han llegado a la Ilustración. Faltan siglos para que aparezcan sus Rousseau, Montesquieu, Hume… y empiecen a llevar su religión al ámbito de lo privado.
    El conflicto no es entre Occidente cristiano y árabes musulmanes, sino entre Occidente laico y árabes en mayor o menor medida teocráticos.
    Y la laicidad no se puede imponer a fuerza de invasiones ni bombardeos. Deben ser ellos quienes evolucionen y dejen de regirse por el Corán. Occidente sólo debe apoyar las (escasas) muestras de laicidad que se den en esas sociedades.
    Y no sé si el yihadismo es la principal amenaza para la democracia occidental, pero haríamos bien en recordar que las democracias han sido excepciones y paréntesis en la historia de la humanidad, y que quizá por vivir en un lugar del mundo en el que hay democracia (desde hace menos de dos siglos y medio), tendemos a olvidarlo. Quizá la democracia que empezó a germinar con la Ilustración sea otro paréntesis, y bien desde fuera o desde dentro haya empezado la cuenta atrás de su desaparición.

  44. Después de leer este artículo apestoso, me dan ganas de salir y gritar ‘Takbir, Allah Akbar’ como si no hubiera un mañana y eso que soy ateo

    • El artículo es infumable. De hecho se pone al mismo nivel de aquellos a quienes critica

      • Al hablar de la prepotencia de la cultura occidental sobre las demás utiliza la misma argumentación que esas corrientes radicales del islamismo: épocas doradas e invenciones históricas presuntamente legendarias

        • No habla de prepotencia, sino de superioridad evidente e innegable. Cultural, artística, científica, técnica, filosófica, moral, política, social, cívica…

          Dejen la equidistancia y la corrección política para las clases de debate.

          Por otro lado, si eso es lo único que tiene que criticar al contundente escrito de Oriana Fallaci, me doy por satisfecho.

          Ha valido la pena compartirlo.

          • En líneas generales el texto solo habla de eso….lo demás es material de relleno.
            Por otro lado, conviene recordar por donde se pasaban durante la Edad Media en los reinos cristianos los ideales antropocentristas de la antigüedad clásica. Algo que parece obviar la autora, seguramente por esa idealización tan italiana de la belleza clásica. Es más a día de hoy son muchas iglesias, por poner un ejemplo en la misma Roma, donde no dejan entrar a las mujeres con tirantes y faldas…
            Y por último, y como había escrito anteriormente, esa idea tan ilustrada de Occidente como faro del mundo; pues que quiere que le diga, como todas las civilizaciones y culturas también tiene sus muchas sombras: solamente el proceso colonialista del siglo XIX o el problema racial en EEUU bastan para ver alguna.
            Todo esto no quiere decir que no hayamos aportado aspectos positivos a la humanidad, ni que haya soportar esas creencias tan destructivas y bárbaras, sino que para buscar posibles soluciones habrá que analizar que cosas se han hecho mal y ahí sí creo que tenemos mucho que reprocharnos (principalmente el proceso descolonizador posterior a la II GM). Pero claro, esto para nada es una tarea fácil y menos con un mundo occidental tan interesado.
            Quizás, el aspecto más esperanzador de nuestra cultura, a mi modo de ver, es aquella idea sostenida por algunos ilustrados franceses acerca de la bondad del hombre en estado natural. Si hay alguna solución para resolver problemas de carácter global pasan por esa premisa. Si nos decantamos, como usted y Fallaci sostienen, en la otra idea más hobbesiana, (la del hombre es un lobo para el hombre), sinceramente creo que no resolveremos nada, solamente haremos lo que ha hecho Occidente durante toda la historia…tratar de someter a su vecino, con sus épocas buenas y malas, pero nunca será una paz duradera, ni pasara de victorias puntuales.
            En fin, que me gusta más Malouf que Fallaci, al menos parece menos prepotente.

  45. Con el tema del 11S el autor lo pincho del todo. Todo el mundo sabe que fue un auto atentado.

    • Mira no, de autoatentado nada, dejémonos de echar culpas de lo que no se tienen. Si hay que criticar, que se haga con propiedad.

      • De nuevo sentido común. Si lo que USA quería entonces era una excusa para atacr Irak, imponer el terror global,etc, no tenía porque haber volado las torres gemelas, con todo el simbolismo que posee(humillación), ni tampoco tantas víctimas; además es un espaldarazo de ánimo al enémigo,que lo fortalece, pues el gigante también sangra.. Cualquier ataque en suelo estadounidense hubiera valido a USA y su opinión pública para querer actuar.

  46. ¿Y del oro negro nada?

  47. Creo que el enfoque del choque de civilizaciones es extraordinariamente simplista, aunque muy efectivo para aquellos que creen que las cosas se resuelven “por huevos”. En el islam, como en todas las religiones y creencias humanas, hay radicalismos; pero también hay muchas otras corrientes que no lo son. El problema viene cuando, al igual que en muchas otras épocas de la historia, en aras de ciertos intereses (económicos y geo-estratégicos) se adoptan medidas cortoplacistas o simplemente fallidas que traen enfermedades mucho peores que el resfriado original.
    Y todo esto, sin entrar a considerar a muchos de los grandes visionarios políticos occidentales, como Bush hijo, que se jactaba de hablar con Dios para tomar soluciones políticas. Pero claro, en Occidente no hay bárbaros.

  48. En Prodavinci han publicado el artículo, traducido al castellano, de Jon Lee Anderson.

    http://prodavinci.com/2014/08/22/actualidad/los-hombres-que-mataron-a-james-foley-por-jon-lee-anderson-traduccionexclusiva/

  49. http://www.guerraeterna.com/la-respuesta-contra-isis-y-la-ley-de-consecuencias-no-deseadas/
    Esto es información, no la sarta de fanatismo, “Occidente faro del mundo” o desprecio fundamentado en una cultura vaga y/o limitada del artículo de Jot Down.

  50. ¡Este artículo es muy, muy preocupante! Igual que el hecho de que “periodistas” con reconocimientos como los del autor se dediquen a escribir propaganda tan barata, disfrazada de periodismo serio de investigación.

    ¡Que ISIS es una barbaridad, no tiene duda posible! Que también lo son Guantánamo, la política estatal norteamericana del divide y vencerás que, junto al genocidio y atropellos israelís no es más que la cantera del terrorismo islámico más deplorable es omisión malintencionada.

    Insinuar que eso tiene algo que ver con el Islam (religión, que no sistema político) es escupir hacia arriba y decir que le llueve encima. Entre otras cosas porque el autor tiene una carrera de orientación humanista gracias a que la cultura y los representantes institucionales musulmanes se dedicaron a salvar de “nosotros mismos” el enorme legado de la cultura clásica. Que por cierto, ardía en las hogueras medievales y muy cristianas, junto a una parte considerable de nuestros propios congéneres.

    Y ya, incluir a Marruecos dentro de lo razonablemente moderado, por la finita capa de barniz que lo sostiene todo (O porque, al parecer Mohamed IV y el Juancar son alguna especie de “primos”.), no sólo denota desconocimiento y poca capacidad analítica. Personalmente me parece vagancia hasta por no pensar 5 minutos.

    No creo estar en condición de dudar de la profesionalidad de nadie. Aunque – leído 2 veces el artículo porque no esperaba encontrar ésto en un Jot Down – sí dudo, y mucho de algunos conocimientos y análisis del autor.

    Creo que volveré a las secciones de series y cultural con menos calado político y de actualidad. Pero me disgusta profundamente que fomentéis la intencionalidad que a ratos se transparenta en este texto.

  51. El auge de los fundamentalismos yihadistas está claro que es un problema serio, pero es imposible explicarlo sin el imperialismo occidental, hablar de ello no es una gilipollez para ocultar nada. Además, los que más lo sufren son los propios musulmanes, o sea que no es un choque de civilizaciones. La metáfora de los bárbaros y el Imperio romano también es una aberración histórica, pero ese es otro tema.

    Dicen que el islam no se adapta a la modernidad. Claro, es que ninguna religión basada en un libro escrito hace más de 1000 años puede ajustarse a la sociedad de hoy xD. En Europa la Iglesia fue perdiendo poder y la sociedad se descristianizó. Pero la modernidad era un proceso endógeno europeo, y al mundo islámico esa modernidad le llega de fuera y la mayoría de las veces en forma de agresión imperialista, por lo que es percibida por mucha gente como un ataque a su forma de vida.

    Para defenderse de ese ataque cualquier sociedad se cerraría sobre sí misma, y los dos elementos básicos de identidad son religión y nacionalismo. Poniendo ya que es muy difícil crear un nacionalismo en base a Estados artificiales diseñados por potencias occidentales, ¿qué pasó cuando los países musulmanes intentaron la vía del nacionalismo laico? El Egipto de Nasser fue atacado por Francia y Gran Bretaña, el Irán de Mossadeg por Estados Unidos, el Afganistán socialista por la URSS… y ya en el siglo XXI Irak, Libia y Siria eran Estados autoritarios pero relativamente laicos, y después de las intervenciones occidentales son nidos de yihadistas. Por no hablar de la influencia de Israel. No es ninguna chorrada, la injerencia occidental no se puede ignorar.

    Es más, el origen del yihadismo tiene fundamentalmente dos focos: el wahabismo de Arabia saudí en el caso suní, y la Revolución islámica de Irán, en el caso chií. Los Saud son un producto residual del imperialismo británico, y la creación de al-Qaeda por los wahabíes fue en Afganistán, entrenados por la CIA para combatir a la URSS. En el caso de Irán otro tanto, sin golpe de estado de la CIA para derrocar a Mossadeg no habría Shah, y sin Shah no habría Revolución ni Jomeini.

    Quedarse en “el barbarismo islámico está ahí” y no preguntarse por qué está ahí, me parece un grave error. Más aún cuando esto no es solo Historia, es actualidad: al ISIS que decapitó a Foley le estuvo armando la OTAN (o sea, nosotros xd) para luchar contra al-Assad. Y los regímenes que financian y dan cobijo a al-Qaeda, como Arabia Saudí, Pakistán o Qatar, son los aliados más importantes de Estados Unidos en la región.

    Claro que hay que luchar contra el fundamentalismo religioso. Es una amenaza para nuestros valores y para nuestro modo de vida. Pero la forma no es equiparando a los musulmanes con los germanos del siglo IV para decir que nos invaden unos bárbaros. Para combatir al yihadismo hay que ver de dónde viene, quién le financia y quién le arma, y actuar ahí, en el origen del problema.

  52. Totalmente deacuerdo con Yuliana.
    Cito textualmente”Se trata del discurso del asesino, parte del cual Foley fue forzado a recitar. Ya saben, la culpa de todo es de Estados Unidos y de Occidente en general, de las agresiones imperialistas, de la arrogancia de los infieles, etcétera. Es bueno recordar lo que dicen los sociópatas del Califato y compararlo con un cierto discurso, frecuente entre la izquierda europea, en el que aparecen argumentos similares. ” a qué izquierda te refieres Enric???
    Ayer pusieron en La2 una serie de documentales “la historia no contada de Estados Unidos” muy muy recomendable .
    Pruebas de las barbaridades realizadas por USA en todo el mundo, y su implicación en dictaduras, desaparecidos y gobiernos derrocados….
    Igual así entenderíamos algo más….

    Soy subscriptor de jotdown y últimamente hay un tufillo raro en algunos artículos…..
    Ya quedan pocos sitios donde puedas leer algo enriquecedor.

    • ¿A qué izquierda, aletuck1? ¿A esta, por ejemplo?:

      “Un problema inmediato con el análisis de Marx de la religión es que sobresimplifica enormemente el fenómeno de creencias religiosas. En esta perspectiva, la religión o es un fin en sí mismo sino que debe verse siempre como un ‘encubrimiento’ de alguna otra cosa, algo políticamente inteligible. El materialismo marxista ataca a la religión, por tanto, no a través de la crítica de textos y doctrinas religiosas, sino yendo más allá de ellas hasta lo que se percibe como su ‘causa’ subyacente: la opresión política y económica. Tal análisis no carece de mérito.”

      “El marxismo es, en su núcleo, y por usar el cliché, una ‘narrativa totalizante’. Se basa esencialmente en una visión determinista de la historia que tiene mucho en común con las teorías conspirativas y la teología. La visión histórica marxista incorpora eventos históricos dispares en una narrativa unificada a través de la noción de lucha de clases. Donde los religiosos ven el ‘plan’ y la guiadora mano de Dios como la realidad subyacente que en última instancia ‘da sentido a la historia’, el marxista ve el fenómeno continuo de ‘lucha de clases’ como el pegamento que une los eventos históricos y los cambios sociales en un todo inteligible y explicable. Como todas las narrativas totalizantes, la visión marxista es en esencia un sistema de pensamiento simplista y a menudo en blanco y negro que puede usarse para ‘explicar’ cualquier fenómeno social como relevante para la perspectiva marxista de la historia y la política.
      El pensamiento marxista es a menudo incapaz de entender el poder de lo irracional. En su concienzudo materialismo, apenas hay sitio para comprender la fe religiosa como un fenómeno psicológico que, aunque influido por las condiciones sociales en el que se encuentra, no depende principalmente de los temas que para los marxistas definen la historia y la cultura. Para muchos marxistas, por tanto, cualquier análisis de la fe religiosa se basa en un marco interpretativo estrechamente materialista y ‘racionalista’. Para Marx, es la ‘tarea de la historia’ que ‘la crítica del Cielo se vuelva crítica de la Tierra, la crítica de la religión en la crítica de la ley, y la crítica de la teología en la crítica de la política’. La religión, para Marx, puede definirse como ‘el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, y el alma de condiciones desalmadas’.

      Edmund Standing (La campaña de la extrema izquierda para silenciar a los críticos del islam).

      http://humanismosecular.net/?p=1170

      • Es una visión del marxismo errónea, para Marx la religión forma parte de la superestructura y no hace falta que sea la pertenencia a ella racional o irracional. Es un ropaje utilizado por las relaciones de producción para conseguir la alienación y que no se produzcan cambios que rompan el régimen capitalista.
        Es decir, es un elemento que la propia sociedad capitalista utiliza para encuadrar ideológicamente al individuo y no al revés. No se parte de una decisión individual de pertenencia sino de una decisión colectiva y desde arriba.

  53. Si yo voy al médico y me dice que tengo un cáncer potencialmente mortal y que es culpa mía por haber fumado dos paquetes diarios, haber bebido alcohol a diario y comido demasiada carne roja, estaré perfectamente informado de las causas del problema y acto seguido le pediré que me trate de la enfermedad y de ser posible la erradique.
    Pues a mí me parece muy bien que entendáis las razones de esta patulea de fanáticos, y que creáis que la culpa de su aparición la tenemos nosotros (digo yo que si se pulieran la pasta que llega del Golfo en desarrollarse les iría bastante mejor, pero molan más las madrasas y echar la culpa de todo al infiel), pero una vez que los tenemos aquí lo que toca es acabar con ellos. Con todos.
    Porque cuando lleguen aquí (y están muy cerquita) va a ser la risión ver como les explicáis lo bien que comprendeis sus problemas y la contestación que os dan. Sobre todo a vosotras.

    • Que muy bien, vamos a acabar con ellos, pero tendremos que saber como hacerlo, y sobretodo, de alimentarlos ¿no? Das la sensación, quizás me equivoque, de que básicamente tu lo que harías sería arrasar con todo lo que huela a islam, lo cual es básicamente echar gasolina al fuego.

      Yo ya he dicho que lo suyo es coger y empezar a actuar ahora contra el IS, en tanto que hay motivos razonables y apoyos suficientes para hacerlo, así como pacificar la zona como Dios manda, y no irse a las bravas dejando el país inestable, que es lo que Occidente ha hecho siempre. Pero claro, ahora a Obama no le interesa meterse en eso y le pasará el muerto al siguiente presidente.

    • Perdon, quería decir “de no alimentarlos”.

    • Eso está muy bien, pero si el médico erradica la enfermedad y usted sigue fumando dos paquetes al día, bebiendo alcohol a diario y comiendo mucha carne roja, seguramente el cáncer tarde poco en volver a aparecer y el tratamiento previo habrá sido inutil

  54. No veo qué tiene que hacer aquí la palabra “culpa”. La furia idiotesca que lleva a la barbarie radical islámica (o cualquier otra barbarie) no es justificable, y por tanto no creo que debamos perder más tiempo en eso que el estrictamente informativo.
    Centrémonos en el problema, mejor será acotarlo. Efectivamente el ideal de minimizar nuestro consumo de petróleo es idílico. Que a los radicales se les pase el la ira asesina esta tarde, también, o más.
    Entonces hay que ver bien de qué tenemos miedo: si el miedo es al colapso de Roma y no al caos de los bárbaros, entonces hay que proteger a Roma. Hay también que saber de quién tenemos que protegernos, del islam y los musulmanes, o de los bárbaros?
    La respuesta a esto no la encuentro muy clara en el artículo porque el autor no especifica cómo el colapso de Europa dará lugar a proliferar y confirmar una “invasión” musulmana de Europa. Es más, invasión musulmana… y bárbara? Por favor, no confundamos. Tenemos enormes diferencias culturales con los musulmanes, pero eso no implica que tengan una secreta motivación sanguinaria contra todos nosotros. A cada problema, su tratamiento,y en su momento.

    • Creo que el autor nunca ha dicho que los musulmanes nos vayan a invadir (todo lo contrario). Lo que está diciendo es que si el problema no se trata ahora y bien, tendremos un problema, y gordo, ya que esta gente puede actuar en cualquier lado, y en cualquier momento.

  55. El golpe de Estado del MI6 y la CIA contra Mossadegh fue en 1953. No sé de dónde sale el 1967…

    Una pena que el autor haya descarrilado por el paradigma culturalista.

  56. El artículo es interesante para reflexionar sobre el término “cultura” y “civilización”. Como dicen varios comentarios, Enric enfoca el asunto del yihadismo desde el marco teórico del choque de civilizaciones. Se asume la existencia de dos culturas (Occidente y el Islam) en continuo conflicto. Ese Occidente judeo-cristiano (anteriormente Roma) y el mundo musulmán se convierten en un “todo” coherente con sus propias características o rasgos culturales. Así, se parte de un conflicto cultural latente que obvia la heterogeneidad de movimientos tanto de Occidente como del Islam. Considero que no se puede reducir el radicalismo yihadista a unas supuestas esencias culturales que se vislumbran en la tesis del texto (radicalismo religioso, imposibilidad de adaptarse a la “modernidad”, etc.). Estos análisis obvian que son los condicionamientos, cambios y relaciones geopolíticas, religiosas, históricas y culturales las que permiten analizar el radicalismo yihadista y que las efectivas pero ineficaces generalizaciones de la perspectiva del choque de civilizaciones solo proporcionan argumentos simples a problemas y asuntos complicados.

  57. El día que vea que USA hace con la familia real saudí lo mismo que hizo con Sadam Hussein o que ha intentado con Assad en Siria empezaré a creer que de verdad están en contra del fanatismo asesino islámico. El capitalismo es rapiña y que quien manda es el beneficio de las grandes corporaciones. Los gobiernos (incluido el de USA) solo obedecen. En mis tiempos se hablaba de las “multinacionales y el imperialismo”. Hoy todo es más sutil y opaco, por mucho internet que haya.

  58. Igual me equivoco pero lo que hacen los sunitas con los yazidies en Iraq es lo mismo que hicieron los yanquis con los indios en el s.XIX, no?.
    Ya pero los indios eran bárbaros, seguro que fue en defensa propia.
    No hay nada como ser civilizado para masacrar con la conciencia tranquila.
    Europa parió el imperialismo, el comunismo, el fascismo. Somos la civilización frente a la barbarie…

  59. “La historia no contada de Estados Unidos” …
    Ya podrían hacer 1 programa por cada país que levanta la alfombra para guardar el polvo de la sala. Al fin y al cabo nadie se dará cuenta.

    Entonces, no es que no se sepan las atrocidades de EEUU en cuanto a su política. Pero si nos ponemos a observar quién si tiene autoridad moral y quién no para intervenir en la problemática de esa región…
    Ahí están los resultados, Europa paralizada sin poder de decisión, quien va a salvar la papeleta?
    Se debe dejar que esos países de oriente medio tomen sus propias decisiones?
    No han llegado a su madurez.
    No han sabido crecer, o no han podido, o no les han dejado, lo que sea, necesitan una tutoría desgraciadamente.

    Desde el momento mismo en que la mujer es un objeto solamente, y se institucionaliza y se solapa la pederastia, algo está muy mal con ellos.
    En el mundo cristiano existen los mismos problemas, pero hay libertad de elección, y de información, eso ya debería significar algo.

    • Básicamente el artículo no dice que “ellos” sean los únicos bárbaros, sino que todos lo somos, solo cambian las formas y los métodos.

      Y hay de barbaridades a barbaridades.
      Y de barbaries a barbaries.
      Y en este momento, el islamismo fundamentalista va varios pasos adelante. Lo cual ya es bastante.

  60. Lo primero, unas matizaciones sobre historia romana…

    La caída del Imperio Romano de occidente se debió en gran medida a procesos internos, como una grave crisis económica y una plaga de viruela en el siglo III, que trajo consigo la ruralización de la sociedad y un importante retroceso demográfico. Los pueblos germánicos sacaron partido a la situación, pues sus sociedades habían evolucionado mucho por influjo romano y además se dio otro inverso, a causa de la barbarización del ejército imperial. El concepto romano de civilización viene de civitas (“ciudad”) y hace alusión a un modo de vida urbano. Por su parte, ‘barbari’ es un término onomatopéyico que alude a las gentes cuyo lenguaje resulta imposible de comprender, y significa “extranjero”. Para romanos y griegos, bárbaros también eran los pueblos de Oriente Medio, donde surgió la agricultura, el urbanismo, la escritura, el concepto de ciudadanía y el derecho cuando los europeos vivían en cabañas de zarzo.

    Por otra parte, hacen falta unas considerables dosis de ignorancia o de visión selectiva para creer que Roma era un remanso de paz, armonía y ética asediado por unos pueblos salvajes y violentos. Cualquiera que conozca la historia romana sabe que este pueblo cometió toda clase de matanzas y represiones, desde muertes a población civil hasta crucifixiones en masa. Según las cifras que da el propio César, en la conquista de la Galia murieron más de un millón de personas y, para los romanos, el espectáculo más deslumbrante era ver cómo cientos de hombres morían en la arena de los anfiteatros. Roma fue una civilización deslumbrante, pero ese antagonismo moralista entre civilización vs. Barbarie sólo funciona en las novelas de Robert E. Howard, pero ningún historiador moderno lo emplearía sin sonrojarse.

    La política exterior romana fue notoriamente intervencionista en otros pueblos que le rodeaban, para defender sus intereses económicos y geoestratégicos, y su influjo llegó hasta Escandinavia e incluso la India. El Imperio Romano no fue un ente político pasivo y asediado, y con imperium entendían el poder ejercido incluso más allá de sus fronteras. Si los pueblos germánicos acabaron suponiendo una amenaza fue porque Roma creó una red de gobernantes afines en sus márgenes, a los que concedía el control del comercio de bienes de lujo del mediterráneo, una importante herramienta diplomática. Por otra parte, más de la mitad de las espadas descubiertas arqueológicamente en el territorio la “Germania libre” tienen sello de fabricante romano. Si alguien busca paralelismos con la realidad actual, ahí los tiene.

    Respecto al mundo islámico, creo que hay que comprender una serie de conceptos.

    El concepto de nación-estado basado en la soberanía popular surge en Europa en el siglo XVIII, se asienta en Francia gracias a la revolución y se difunde por el resto del continente gracias en parte a las guerras napoleónicas. Es un modelo sociopolítico laico, basado en un gobierno de soberanía popular, al que se enfrentaron los conservadores. Baste recordar el “¡Vivan las cadenas y muera la nación!” de los conservadores españoles, hoy inconcebible para sus herederos ideológicos. Este modelo de estado se impuso en el resto del mundo a causa del proceso de colonización europeo.

    No es fácil hacer generalizaciones, pero los movimientos en contra del dominio occidental en el mundo árabe lo que hacen es defender ese modelo de nación-estado, que hasta entonces no existía, por una mezcla de oposición e imitación de las metrópolis dominantes. O bien esas identidades nacionales surgieron más tarde, en los estados “artificiales” creados durante el proceso de descolonización, pues las élites locales necesitaban justificar la existencia del nuevo establishment político. Y en ambos casos desembocaron en estados totalitarios. Pero todos son (o eran) movimientos laicos y liberales, pues el concepto de nación es inconcebible en el Islam, que sólo concibe como entidad política a la umma, o comunidad islámica. Además, es difícil conciliar la idea de nación (una lengua, una religión y un pueblo) con el mosaico multiétnico y religioso de la mayor parte del mundo islámico.

    En occidente, se ha tratado de derrocar por todos los medios a esas “dictaduras nacionalistas” porque hemos sacralizado la democracia, a la que identificamos con justicia, progreso y paz; y dentro de ese enfrentamiento paradigmático entre Dictadura-Democracia, consideramos a los regímenes totalitarios un obstáculo para el progreso y la “modernidad”. Dejando de lado que hoy en día los países con una política exterior más agresiva son democracias, la obsesión de occidente por derrocar a esas dictaduras ha traído como consecuencia el resurgimiento del integrismo. En el mundo musulmán, el “totalitarismo nacional” no es lo contrario de democracia, sino de islamismo. Esto es algo que muchos siguen sin comprender, pues se dedican a opinar sin tomarse la molestia de entender cualquier mentalidad distinta a la suya.

    El problema de fondo del artículo es que se sustenta en un entramado ideológico que no tienen ninguna base. La idea de “modernidad” es el fruto de una visión positivista de la historia, según la cual la humanidad ha evolucionado en aspectos sociales, morales, materiales y económicos desde sus orígenes, y en el que el máximo exponente de ese proceso evolutivo (¡Oh, sorpresa!) somos nosotros, los occidentales. Es cierto que hemos alcanzado niveles científicos y tecnológicos nunca vistos, que nos proporcionan un bienestar que otros carecen. Pero considerarnos la cúspide del desarrollo moral e intelectual humano implica una visión narcisista y egocéntrica de la historia.

    La historia y las ciencias sociales no tienen como finalidad establecer juicios morales sobre quién es bueno o malo, o establecer responsabilidades sobre los acontecimientos políticos, entre otras cosas porque éstos son el fruto de la interacción de infinidad de factores. La finalidad de las ciencias sociales es comprender y explicar las causas y el modo de funcionamiento de esos procesos; eso es algo en lo que este artículo fracasa por completo. Y el problema de fondo no es ese, sino ver cómo quien toma unas decisiones políticas de enorme trascendencia tampoco son capaces de comprender la realidad del mundo árabe.

  61. Opinaba sobre el artículo de Enric González, pues este es el apartado de comentarios de dicho artículo. El escrito de Oriana Fallaci, que al parecer usted considera incontestable, no lo he leído.

    La civilización occidental es la responsable de Hiroshima y de Auschwitz, entre otras muchas barbaridades. La diferencia es que usted cree que éstos son hechos aislados, obra de fanáticos o de las circunstancias, nada representativos de Occidente, mientras que considera a ISIS el paradigma de la cultura islámica. No obstante, del mismo modo que ISIS es llevar el islamismo hasta un extremo violento radical, el nazismo se fundamentó en esa “superioridad evidente e innegable” europea, en lo cultural, artística, científica, técnica, filosófica, moral, política, social, cívica…

    Ese convencimiento de nuestra superioridad moral hace que no nos molestamos en considerar si nuestros actos son morales o no.

  62. Pingback: Cajón semanal de enlaces nº27 | Periferia Digital

  63. Pingback: Causas y azares 29 | Error 500

  64. La psicopatía social no sólo se da en la élite del mundo musulman sino en el mundo occidental. Las dos psicopatías se adaptan muy bien a la realidad de sus países y de sus gentes.

  65. Pingback: Causas y azares 29 - TecNoticiero

  66. Enric no habla de oídas, como corresponsal de guerra ha vivido de cerca la cuestión que comenta.
    Bravo por su valor posicionandose en una cuestión tan grave y distorsionada ante la opinión pública.
    Es un conflicto de civilizaciones, teocracia frente a democracia, emancipación frente a sumisión de la mujer, cultura frente a barbarie. Que en Occidente tenemos grandes miserias políticas, es evidente, pero no dudo acerca de en que bando milito, y exijo de nuestros gobernantes una posición firme y activa frente a la amenaza global planteada.

    • Yo también, lo que no tengo tan claro es porque no debería “dudar” de “mi bando” cuando actúa como “barbarie” y ayuda a que surjan “nuevos bárbaros”.

      Ah, y el argumento de autoridad (es corresponsal de guerra) puede ayudar a decir “que no habla de oídas”, pero no en qué necesariamente tenga razón. Y la verdad, yo estoy de acuerdo en lo que dice, sólo he matizado en que no es tan fácil obviar nuestra miseria política al respecto.

      Creo que deberíamos dejar de instrumentalizar el artículo para intereses propios.

      • Claro que no se deben obviar las miserias de nuestro sistema, y así lo apunto en mi comentario.
        Pero que tengamos actualmente en Occidente la peor generación de gobernantes de la era moderna, no me lleva a cuestionar los valores de la libertad, la democracia y la cultura frente al integrísimo, la intolerancia, la degradación de la mujer…

        • Es que nadie ha cuestionado eso, precisamente algunos cuestionamos cuando occidente no se porta como se tiene que portar. Fijate que nuestros gobernantes no han actuado precisamente para llevar la libertad, la democracia y la cultura a esos países sino, precisamente para fomentar lo contrario, apoyando a regímenes déspotas ahora mismo o formando a terroristas en el pasado, por ejemplo.

          Está muy bien hablar de todo el desarrollo que se ha conseguido en Occidente, que por otro lado es el mayor conseguido hasta la fecha. Lo que no se puede hacer es traicionar ese espíritu cuando se trata de política y luego quejarnos de sus consecuencias.

          Por ejemplo, volveré a comentar lo de Londonistan: la derecha inglesa ahora se rasga las vestiduras con “oh fíjate que la multiculturalidad tan buenrollista ha permitido los atentados” y fomentando el “miedo al moro”, pero no hablan de que los que comenzaron asilando radicales y no haciendo nada para evitar los guetos fueron ellos, por pura convenciencia. ¿Cómo quieres que no critique eso, cuando ha ayudado a tener el enemigo en casa?

  67. Santiago González explica con tino lo que yo sólo he sido capaz de balbucir, comentarios más arriba:

    http://santiagonzalez.wordpress.com/2014/08/24/indignaciones-comparadas/

    “La cuestión es tener bien identificado al enemigo. Si en el conflicto no está EEUU o Israel, nuestra izquierda es como si hubiera perdido la brújula moral y no sabe donde queda el norte.”

    “Algunos, los más viejos del lugar, recordarán el genocidio de Ruanda. (…) No hubo una sola manifestación de nuestra izquierda, un comunicado de nuestros actores, nada. La explicación a aquel silencio no fue la ignorancia de los hechos: Yo recuerdo primeras en El Mundo y El País, con el primer plano de un cogote tutsi con marcas de machetazos. Era la ausencia del enemigo idóneo.”

    “No son americanos ni judíos, claro, pero Javier y Pé tienen allí una gran alternativa para el próximo parto de la actriz: en lugar de Los Angeles, la segunda ciudad de EEUU y un hospital judío, el Cedrar’s Sinaí, podrían optar por un hospital público de Kigali. O por uno administrado por médicos del Estado Islámico.”

    Por mi parte, no hay más que añadir.

    • Por la mía sí tengo algo más que añadir. Para empezar, me empieza a indignar (utilizando el verbo en su concepción más virginal) que cada vez que se habla de cualquier asunto económico, político o ideológico desde las posiciones conservadoras (o al menos autodenominadas de “centro, liberales o realistas”); salgan a relucir los mismos nombres y una serie de grados comparativos que podemos encasillar en la categoría de infantiles.
      Me refiero con esto, a la ya clásica alusión a los actores como supuestos expertos….y que se les de condición de infabilidad papal en sus opiniones. Lo siento, creo que a la mayoría de los que hemos opinado en su contra, buscamos y tenemos otro tipo de “sabios” y canales de información.
      Creo, además, que ello forma parte de una estrategia patética de denigración intelectual hacia sus opositores. Y aquí estará de acuerdo conmigo que en todas partes cuecen habas, desde el padre de la Jolie hasta el mismísimo Arturo Fernández hacen declaraciones políticas, (y está en su derecho y obligación si así lo estima oportuno).
      Yo personalmente, no dudo ni de quienes son los enemigos, ni de que sociedad o cultura pertenezco. Pero si dudo y discrepo de ciertas medidas y acciones que nos han traído hasta aquí por unos intereses, en el mejor de los casos poco claros. Lo cual no excluye que en Ruanda se hayan cometido barbaridades.
      Resumiendo, aburren las estrategias infantiles que utilizan para no hacer autocrítica y la doble moral empleada para justificar su (“nuestro”) beneficio.
      Le recomiendo que se documente sobre los acuerdos Sykes-Picot y los hechos posteriores a ellos. Ahhh, la política internacional y los intereses geo-estratégicos, esa gran put..

      • Dicen que cuando el dedo señala a la luna…

        • ¿Pero no decías que no tenías más que añadir? Y yo estoy de acuerdo en que el hecho de que si lo mejor que tienen que hacer los “conservadores” es usar hombres de paja,ad hominen he insultos, deberían reflexionar, porque muestran cierta pobreza intelectual.

          • No tengo más que añadir, en cuanto el texto de Santiago González.

            En cuanto a su comentario, le digo lo mismo que a su camarada: dicen que cuando el dedo señala la luna…

            Y otra cosa: lean más. Haganse con una biblioteca presentable con carácter de urgencia y dediquen todos los días al menos dos horas a la lectura (ensayo, novela, poesía). Lo necesitan como el comer.

            Dejen de construir sus argumentos sobre la base de tuits de 140 caracteres, comentarios superficiales a un artículo de opinión o a columnas redactadas con el piloto automático de lo políticamente correcto puesto.

            No tienen ustedes capacidad de razonar o de mantener un juicio crítico independiente más allá de los dogmas del rebaño.

            • Gracias por preocuparse por mi instrucción y quédese tranquilo que la cumplo y cumpliré escrupulosamente.
              Y en este ambiente de hospitalidad y camaradería, permítame sugerirle a modo recíproco que dedique usted también ciertas horas de su vida a viajar, a ver y a escuchar. No me atrevo a proponer una cantidad concreta de horas para que le surjan efecto, pero indudablemente, en su caso, deben ser muchas…tantas como estrellas; a no ser que siga apuntando con el dedo y decida seguir estático. Un saludo

            • Vaya, pues mira que pensaba que hacíamos opiniones de más de 140 caracteres.

              ¿Porque siempre le que refutamos sus balbuceos empieza a decirnos ignorantes? Menuda manera de argumentar.

        • Ah, entonces usted es de esos. Pues nada que siga girando el mundo que ya parará.
          Es que eso que ustedes creen lógica razonada no es más que falsos prejuicios y no se lo quieren mirar.
          Aplicando esa regla de tres, no podemos hablar ninguno: yihadistas con camisetas de equipos de fútbol europeos, estados occidentales que venden armas, marcas textiles que fabrican en condiciones de esclavitud, déspotas saudíes millonarios de origen oscuro, socialistas millonarios, católicos adúlteros….la lista de contradicciones es interminable y nadie esta fuera. Y se lo vuelvo a repetir:¿en qué se basa para sugerir que por esas contradicciones no podemos quejarnos y sugerir nuevas vías de actuación y reconocer los errores propios y los ajenos?.
          Un asesinato es igual en Israel, en Palestina, en Japón, en donde usted quiera. Pero buenos y malos los hay en todas partes. Sólo pedimos tratar de buscar acuerdos serios, no imposición de intereses que perjudiquen al otro por cualquiera de las partes.
          Para usted la perra gorda, lo tiene fácil llámeme idealista pero no contradictorio. Eso les pertenece.

    • Esta repentina modestia no hace al caso, D. Saulo. Sus balbuceos, su bar bar bar (es un decir), está suficientemente articulado para que le entendamos perfectamente, y es de hecho el que pone en su debido lugar la toma de partido como obligación moral de la que disfruta tanto suministrándonos, entre otros muchos, D. Santiago González (entre, como señalan más arriba, falacias ad hominem y chascarrillos carajilleros sobre famosos). Por un lado, es un disfrute de vieja solera al que algunos han llamado con exactitud ‘fariseísmo’: la utilización del mal ajeno para hacerse acreedor de saldo positivo en su haber de moralidad. Por otro, no es, en realidad, más que lo que con toda justicia puede llamarse el punto cero de la experiencia moral: el esquema ontológico de buenos y malos. La reflexión moral ha de comenzar precisamente poniendo categóricamente en duda la representación mítica de los bueno y los malos como explicación del mundo. Los buenos, mucho antes, y mucho más acendradamente que los buenos, son los nuestros, y hay se quedó usted, D. Saulo. Todo lo demás (la simplificación, o falsificación, histórica, la falta de interés por la compleja verdad, pues lo que importa es a quién hay que matar) se da por añadidura.

    • Pues enhorabuena, ya que ha establecido nuestra superioridad moral, ahora, ¿qué?
      ¿Reinvadimos Irak y Afganistán, a ver si a la segunda nos sale mejor? ¿Atacamos Irán o nos aliamos con ellos contra los radicales suníes? ¿Qué hacemos con Endorgan? ¿Está bien que el Barça lleve publicidad de Qatar, país que financia a los yihadistas?

      Lo de Santiago González son tres chorradas neocom, tan chorradas como lo de “Israel y Estados Unidos tienen la culpa de todo”.

      • Yo veo bien que ahora se intervenga en Irak, pero ahora tienes bastantes motivos y apoyos para hacerlo, no es lo mismo que hace unos años. Eso si, hay que tener cuidado con los compañeros de cama que se escogen, que es el problema de intervenir.

  68. Que todos somos muy racionales. Y estamos de acuerdo en que hemos metido la gamba muchas veces, y con ello hemos contribuido a que estos se radicalicen.
    Pero que yo me aclare, ¿con el rapero del cuchillo que sale en el video qué hacemos, le mandamos al psicólogo o a los SEALS?

    • Supongo que debería ser una mezcla de todo. Recuerdo una anécdota que apareció en los telediarios después de la derrota del régimen Talibán en Afganistán. Según los corresponsales la libertad había llegado a Kabul porque se podía comprar la revista Playboy. Seguro que ese es el camino….¿o no?

    • Los SEALS, junto con el ejército iraquí, los peshmergas, los líderes tribales que están luchando contra el IS (siempre y cuando sean milicias locales que estén dispuestas a aceptar un orden constitucional, nada de Al Nursa y demás), así como algunos suníes disidentes. Creo que está claro.

      Ahora, ¿va a usted a aportar algo realmente al debate o va a seguir continuando diciendo chorradas?

      • Decir chorradas es seguir montados en la equidistancia, darse con el flagelo y seguir mirando para otro lado, mientras estos afilan la cuchilla.
        Lo dicho, va a ser de mucha risa ver cómo debatís con ellos cuando lleguen aquí

        • Bonita manera de salir por la tangente XD. ¿Me va a contestar o no?

          Me da a mi que soy más consciente y que conozco mejor el problema usted, especialmente, porque llegar ya han llegado, y hace tiempo ;)

  69. Lo que hay es ganas de relativizar hasta el infinito con ánimo de minimizar las cosas. ¿Será que el que minimiza tolera o simpatiza?

    • Uy si claro, todo el que no piense como yo, es que simpatiza con el enemigo. Eso es muy del ISIS.

    • Ni tolero, ni relativizo. Evidentemente con esa gente tan radical hay que utilizar mano dura. Lo que Bloodykefka, yo y muchos otros tratamos de exponer es que no vale cualquier excusa, ni cualquier solución.
      La pregunta es ¿cómo hemos llegado hasta aquí?. Y no para buscar culpables solamente, sino para no cometer errores de nuevo. ¿Por qué hay que revestir de moral y de justicia siempre los intereses económicos y políticos en nuestra sociedad tan racional e ilustrada? ¿Realmente extendemos la igualdad y la justicia, la libertad y la democracia?
      Sinceramente creo que para poder vivir tranquilos con su conciencia necesitan banalizar la realidad, la cual repito, a veces, necesita medidas duras pero no simples, ni falsas. Este problema se viene arrastrando desde el siglo XIX, y siempre se han dado las mismas soluciones que sospechosamente nos permitían algún tipo de ventaja..¿..se sorprenden del odio que surge?. Si no somos sinceros con hechos concretos jamás se resolverá. Y esto no se hace de la noche a la mañana, ni es un camino fácil.
      En fin, lo de minimizar es más suyo, que resuelven los problemas en cinco minutos y así nos va. Y por último señor Kilgore, ¿acaso es usted descendiente del Cid?, lo digo por esa pose tan a lo John Wayne forastero.

      • Y no sólo eso. Hay que empezar a saber quienes son verdaderamente nuestros amigos, nuestros enemigos, y de quién hay que tener cuidado. Y tengo la sensación de que algunos de los presentes no serían capaces de tal esfuerzo en su búsqueda de “mano dura”.

        Pero es que, precisamente, el pasar de plantear esa cuestión es una de las razones por la que estamos como estamos.

  70. Hay quien habla de la superioridad moral e intelectual del mundo occidental y la relaciona con nuestra política exterior, como si quienes toman las decisiones en esa materia fueran Einstein, Schopenhauer o Aristóteles, y no gente como Bush, Aznar o Zapatero.

    Lo que veo cada vez más claro es que el nacionalismo y el etnicismo son los mayores enemigos del pensamiento racional. Si mañana nuestros líderes deciden que debemos pintarnos el culo de verde porque “los otros” se lo han pintado de azul, hay que cerrar filas y no cuestionar la decisión; de lo contrario seremos traidores.

  71. Querido Victillo, no tengo ni idea si entre mis antepasados se encontraba don Rodrigo Díaz. No he profundizado tanto en mi árbol genealógico.
    Por cierto él es un ejemplo de alguien que tan pronto se peleaba con los musulmanes como la hacía a su lado. Según convenía.
    La cosa es mucho más seria. Yo nací cuando este país era un estado confesiónal. Poco menos que un teocracia. Con la mitad de su población sometida, anulada. Y como tengo hijas y sobrinas no quiero que vuelvan a una situación mucho peor.
    Dado que estos muchachos quien extender su califato hasta estos lares, y viendo que empiezan destruyendo lo que consideran monumentos idólatras, asesinando infieles que se niegan a convertirse, enterrando vivos a ateos, proclamando que la niñas no deben recibir educación y las mujeres menores de 49 años deben ser mutiladas genitalmente.
    Así que aunque es muy interesante el debate bizantino de las causas que han llevado a esta chusma ignorante y supersticiosa (muy creyente, eso sí) a comportarse de esta manera, yo abogó por su cometa aniquilación. Así de claro. Creo que coincido con los chiies de Irak y de Siria, con los kurdos, con las facciones laicas de esas sociedades, con los iranies y con otro montón de gente. Ya ve que no es una cuestión de superioridad moral, religiosa ni nada por estilo. Es pura supervivencia. Y no parece que aporten ni vayan a aportar nada al desarrollo y la mejora de sus sociedades. No generan más que dolor y están dispuestos a exportarlo. Así que cuanto primero se acabe con ellos mejor.
    Estoy esperando que propongan una solución alternativa.

    • ¿Por qué tendría que proponer una solución alternativa si estoy de acuerdo con que hay que luchar contra ellos? A mi me hace gracia ese concepto de “debate bizantino” porque es usted el primero que lo ha comenzado, diciendo cual o tal cosa sobre sus interlocutores, a sabiendas de que, posiblemente, estabamos de acuerdo con usted (en mi caso creo que ya van 3 mensajes diciéndolo). Y de una forma burlesca, por cierto.

      Eso si, a mi esa retórica de “total aniquilación” no me acaba de cuajar. Volviendo a su primer comentario, a los nazis (Ley de Goldwin) no se les aniquiló: se les derrotó. Evidentemente se mataron a muchos nazis, pero a sus líderes, antes de matarlos, se les juzgó. Eso sin olvidar los intentos de “matar al nazismo desde dentro” (aunque no creo que se pueda aplicar el caso). Y esto, que parece una tontería, ayuda a legitimar. Creo que la palabra “aniquilación” queda super-guay para sonar duro y eso, pero no significa nada y suena “a que se está dispuesto a cualquier cosa por ganar” y no, yo no estoy dispuesto.

      Mi solución es la siguiente: que la OTAN, con la autorización de la ONU, intervenga en el país, apoyándose en el gobierno de Irak, las milicias laicas, los kurdos y los disidentes dentro de la zona controlada por esta gente y que guerree contra ellos, mate a los que opongan resistencia y capturen a los que no (al fin y al cabo, si es la guerra, “oponer resistencia” significa que van a pegar tiros). A los segundos, que se les extradite a sus países o que se les juzgue por el tribunal internacional por crímenes de guerra, sin olvidar el sacarles información valiosa sobre su financiación y demás.

      De hecho, el problema de ir contra el IS no es precisamente el hecho de que vayas a invadir Irak o cosas así, sino en quién te vas a apoyar. Damasco y Teheran no harán las cosas gratis, al igual que los kurdos. Por no hablar de que gente como Al Nursa (yihadistas de Al Qaeda) también intentarán sacar rédito de la situación. Por eso Obama, que no quiere ya más complicaciones para su legislatura, no pasa del apoyo aéreo a ciertas milicias locales, y ya le tocará a su sucesor. El problema es que, cuanto más pasa el tiempo, más fuertes se hacen.

      Y por supuesto, acabar con el IS no acabará con el problema del fondo, yihadismo, que es de lo que tratan todas esas discusiones bizantinas a las que usted no le da valor alguno. Por eso he dicho que deberíamos plantearnos de una vez a quién escuchar respecto a esto. Porque estar, ya están aquí, y desde hace años.

      Creo que el señor Victillo suscribe más o menos mis palabras, así que, una vez dicho todo esto, ¿va aportar algo verdaderamente interesante al debate o va a seguir diciendo chorradas y obviedades a lo John Wayne?

    • Y por supuesto, después de intervenir, pacificar realmente la zona ayudando en la reconstrucción.

  72. Totalmente de acuerdo con usted Bloodykefka. Lo que no puede hacerse de nuevo es una feria como fue la invasión de Irak, ni volver a las premisas tradicionales de intervención en la zona que nos han traído hasta aquí.
    Y con respecto al choque de civilizaciones, preponderancia de la cultura occidental, etc…estas ideas, son precisamente el mejor caldo de cultivo para que se desarrolle el islamismo radical.
    Para terminar, Kilgore y compañía, recomiendan ustedes ciertas horas lectura; pero veo que descuidan la calidad y la comprensión de las mismas. En todos mis comentarios he defendido una intervención militar, pero claro, esa postura se excede del tópico del “progre” y entonces se quedan sin argumentos.

  73. El presupuesto de defensa norteamericano en 2011 fue de 607.000 millones de dólares, lo cual supone el 41% del dinero que, en todo el mundo, se invirtió en armamento. El segundo de la lista es China, con una inversión de 84.000 millones (el 8,2%). Rusia gasta 70.600 millones; el Reino Unido y Francia unos 65.000 millones. A pesar de tener 8 millones de habitantes, las fuerzas armadas israelíes son netamente superiores a las de todos los países árabes vecinos. Sin ser nada del otro mundo, la armada española posee más efectivos navales que Marruecos, Mauritania, Argelia, Túnez y Livia juntos.

    Presentar al mundo occidental “asediado” por los países musulmanes es como decir que, en una partida de ajedrez, quien sólo tiene un peón y el rey en jaque está acorralando a otro jugador con todas las piezas sobre el tablero. Eso asumiendo que haya dos bandos, porque el mundo musulmán está dividido en infinidad de facciones étnicas, políticas y religiosas totalmente irreconciliables. Sólo entre los chiíes de Irán existen más de 50 credos distintos, y se trata del país con el clero más jerarquizado del mundo islámico. La mayoría del llamado “mundo árabe” no habla árabe. Buena parte de todos esos “estados fallidos” se debe precisamente a esto; y si los romanos utilizaron la política del ‘divide et impera’ fue por algo.

    Este artículo se titula “los nuevos bárbaros”. En él se asegura que “en el mundo islámico habitan los nuevos bárbaros” y también que “la situación no es muy distinta” respecto a un imperio romano imaginario, supuestamente asediado hace 16 siglos por los bárbaros. Y todos sabemos lo que ocurrió al imperio romano de occidente, ¿verdad? Es decir, se recurre a una supuesta realidad pasada, adulterada a conveniencia, para, estableciendo una comparativa con la actualidad, extraer una moraleja que justifique un posicionamiento ideológico muy moderno.

    Diez mil fanáticos con subfusiles de asalto y armamento ligero, la mayoría sin experiencia militar, han asegurado en Internet que pretenden reconstruir el califato abasí, desde al-Ándalus hasta la India. Y esto se utiliza como segunda evidencia para asegurar que estamos amenazados, que pronto seremos testigos de la caída de nuestra civilización, que la Sharía se impondrá en España y que nuestras mujeres, que tanto han luchado por sus derechos, tendrán que llevar burka. Todo esto es una visión totalmente psicotropizada de la situación, ideologías aparte. No se trata de una cuestión de equidistancias o corrección política, sino de no flipar en colores.

    • Yo personalmente no tengo tan claro que eso sea lo que dice el artículo. La comparación de los musulmanes con los bárbaros vienen por el hecho del retraso que sufren esas gentes, y eso es un hecho. Pero Enric dice claramente que el problema no son los musulmanes, sino el IS y los gobernantes de esos países, que representan todo lo contrario a los valores por los que ha luchado Occidente, y que evidentemente hay que hacer algo, firme y ya para que no se enquiste con un grano en el culo bien gordo. Nada más lejos de la retórica de “choque de civilizaciones”. Y es que hoy pueden ser 10000, pero mañana esa cifra puede ser superada, y poco a poco van teniendo más que subfusiles de asalto. Y por supuesto, creo que tampoco se refiera a dedicarse a invadir países estilo Irak o Afganistan, más allá de luchar contra el IS.

      Por supuesto, no me gusta del todo el argumento de “lo buena que es nuestra civilización” porque, a la hora de hacer política exterior, básicamente se fomentado todo lo contrario a lo que predicamos, y esas contribuciones, esas barbaridades que enumera el señor Gonzalez pero que luego despacha con un “pero”, no pueden ser tan obviadas porque son parte del problema. Sin embargo, aparte de eso, estoy de acuerdo con lo que dice el señor Gonzalez.

      Por último, tampoco me gusta la comparación con Roma, porque me parece inexacta, pero creo que es un simil para que se pueda entender mejor el concepto, así que lo paso.

    • De hecho ya tienen hasta drones.

  74. Henry Kissinger dijo hace tiempo que el petróleo es un recurso demasiado importante como para estar en manos de los árabes y predecía una era de conflictos entre occidente y el mundo musulmán. En las últimas dos décadas, la política intervencionista de los EEUU y Europa occidental en la zona ha estado encaminada a defender esos intereses económicos; no tiene nada que ver con los valores supuestamente asociados a nuestra civilización.

    Una cosa es el legado de los grandes pensadores del mundo occidental y otra pretender explicar la dinámica social y la política mundial en función de ellos. A lo largo de la historia, las justificaciones para la guerra pueden ser religiosos o de cualquier otro tipo; los motivos, en el fondo, siempre suelen ser los mismos.

    Samuel Huntington fue un poco más allá que Kissinger y sostuvo que el Islam sólo podría suponer un peligro para occidente si contaba con armamento asiático, a causa de su atraso tecnológico. La bola de nieve se va haciendo más grande y ahora, al parecer, estamos acorralados en ese conflicto, una paradigmática lucha entre el Bien y el Mal por motivos tan altruistas como son los derechos humanos. Una lástima que en Ruanda no hubiera petróleo.

    • Muy bien, pero es que el señor Gonzalez creo que no está explicando los problemas en términos de “choque de civilizaciones” sino explicando los problemas que puede dar para nuestros valores, dejar al IS campar a sus anchas y asociarse con regímenes tiránicos. Decir que estas cosas son una amenza para la civilización no significa que esté usando ese argumento. Y lo dice alguien que ha criticado esa retórica.

  75. No sabe como me alegra señor Gonazales leer su articulo, llevo 10 años leyendo las fuentes de ese sistema totalitario al que llaman equivocadamente solo religion. El Islam ha sido, es y será el mayor problema que enfrente cualquier sistema de valores humanistas y de libertades. Ya es hora de que occidente despierte de su sueño infantil de multiculturalismo y se haga cargo de un sistema que ha costado tanta sangre a nuestros antepasados, la libertad no es un premio sino algo por lo que se lucha cada día y en cada generación.

    • Aquí la comprensión lectora y la instrumentalización está a la orden del día. De qué sirven 10 años entonces.

      En fin, esto es lo que tiene usar este tipo de retórica, que te viene esta gente.

  76. Suscribo hasta la última coma. Y a todos los buenrollistas que critican a Enric González les pasa como a los del famoso “primero fueron a por los no-sé-qué pero como yo no era un no-sé-qué, no me importaba”. Por desgracia, un día, no hoy ni mañana, pero no es nada descabellado pensar que llegará, les tocará el turno. Y esos bestias se pasaron su “respeto”, su “tolerancia” y su “diálogo” por sálvese la parte. Es de lo más “curioso” ver cómo los buenrollistas enseguida se ponen en guardia ante los opusdeístas de turno y les vienen a la memoria la Inquisición, las hogueras, torturas por herejía y demás “maravillas” cristianas. Tienen exactamente lo mismo delante de las narices, sólo que peor porque ahora disponemos de un arsenal de matanzas y vesanias infinitamente mayor de lo que jamás antes en la historia tuvimos, y resulta que no, que bueno, que es que hay que entenderlos, que si los yanquis, que si los israelíes… De tan enrollados que son y para dejarnos claro que los burros somos nosotros, se van de vacaciones a lugares de los que sus pobladores, a poco que pueden, salen a escape para no volver ni en sueños, los secuestran, les hacen lo innombrable y entonces hay que ir a rescatarlos, pobrecitos, que para eso sí que es cojonuda la Sexta Flota y el Mossad, pero a la vuelta, ojo, que conste, los culpables no son quienes los secuestraron y los violaron y les dieron una paliza: para nada, culpables siguen siendo los EEUU, Occidente y toda la patulea… Darían pena si no dieran asco primero…

  77. Kate Upton está buena

  78. El paralelo del imperio romano en declive con el occidente moderno me parece muy apropiado. La riqueza del imperio romano se basaba en la masacre de pueblos, el robo de riquezas y la explotación de los pueblos, y cuando se dejaron llevar por la decadencia y la buena vida, rápidamente se desmoronaron. Y de la misma manera que el autor sobrevalora la superioridad cultural romana sobre la barbara, sobrevalora la superioridad cultural del occidente moderno sobre la cultura de Estado Islámico.

    En nuestra torre de marfil, protegidos de los modernos sistemas de masacrar, robar y explotar en el resto del mundo, somos capaces de presumir de civilizados. Pero la gente de los países donde nuestros civilizados gobiernos mantienen a dictadores como Saddam Hussein, los Saud, Sisi, o va más allá e instala dictadores como Pinochet, interviene militarmente para proteger intereses económicos, etc… En esos países hay mucha gente descontenta. La única diferencia es que en el mundo musulmán la gente ve con más claridad el papel de occidente.

    Recordemos que hace un par de años parecía que oriente medio iba a ir camino de la democracia, hasta que el mundo democrático abandonó a los que luchaban contra la dictadura siria, y expresaron su preocupación sin levantar un dedo mientras los militares egipcios organizaron un golpe de estado y posteriormente cometieron masacres de civiles.

    Pero el imperio occidental, como el romano, da serias muestras de decadencia y declive. Queremos mantener nuestro nivel de vida pero sin que nuestros jóvenes paguen el precio con su sangre. La contradicción entre los valores que predicamos pero que no podemos hacer realidad fuera de occidente, y la violencia que tenemos que cometer -y sufrir- para mantener el imperio, no tiene solución.

    Ahora, si encontramos como resolver esa contradicción, posiblemente no pasaremos a la historia como un imperio brutal que cayó de manera brutal.

  79. Esto va de mal en peor ya que de momento los únicos que se atreven con el tema son los de la ultraderecha.

  80. Con permiso. Mi humilde aportación en tres partes. Disculpen la extensión.

    1
    El primer factor de inestabilidad es el enfrentamiento sectario Xía vs Sunna, que tiene lugar dentro del Islam de manera ininterrumpida desde los inicios, a partir del cuarto califa. En Siria, Mesopotamia y la península arábiga, por primera vez en siglos, los chiítas disputan la hegemonía sunnita allá donde cuantitativamente es posible de manera coordinada bajo el patronazgo de Irán. El odio sectario entre ambas facciones del Islam es de tal índole que escapa a cualquier análisis racional. A medida que las corrientes islamistas del mayoritario Islam sunní han cobrado protagonismo, la descalificación radical de los chiítas ha dado un salto cualitativo hasta el punto de que muchas de esas corrientes no consideran a los chiítas como musulmanes ni miembros de la umma.

    Las implicaciones estratégicas de lo anterior son evidentes. Aparte el juicio que nos merezca la intervención en Iraq de USA y sus aliados, el resultado ha sido la devolución del poder político a la mayoría chií, que nunca lo había ostentado desde la descolonización. Esto ha provocado el reajuste en toda la región, con movimientos militares que estamos presenciando, y deja en evidencia, desde el punto de vista occidental, las contradicciones de la política de alianzas tradicional. Por una parte, el gran aliado, Israel, se opuso a las dos invasiones de Iraq porque aseguraba que Sadam no era el principal peligro, sino que lo era Irán. Por otra parte, se han favorecido los intereses de Irán en Iraq entregando el gobierno a la mayoría chiíta, lo cual resulta inaceptable para la monarquía saudí y los emiratos. USA ha pactado con Irán, no sólo el tema de las sanciones por el programa nuclear, sino también su colaboración activa para salvaguardar la seguridad en Iraq después de su retirada y la irrupción del califato.

  81. 2
    Esto es una mera especulación mía, pero quizá la aparentemente incomprensible política de USA (incomprensible si miramos lo sucedido en Siria o en Egipto) esconda una estrategia que cambie radicalmente su política de alianzas. Quizá haya decidido abandonar la tradicional alianza con la casa de Saúd que heredó de Churchill y esté planteando un Oriente Próximo multipolar (Huntington también lo predijo) donde varios actores dispongan de la bomba. Quizá han llegado a la conclusión de que sólo un Irán nuclear garantizará la estabilidad, a cambio de un apaciguamiento que incluya el respeto a Israel. La Xía, el quince por ciento de la umma, quiere su bomba, la que ya tiene el Pakistán sunní. Y otra especulación más: tal vez la revolución del fracking no sea ajena a todo esto, al permitir, por primera vez, prescindir del flujo del petróleo saudí.

    Si esto fuese así, si estuviésemos presenciando un cambio de alianzas por parte de occidente, que buscará aliados entre la Xía con preferencia a la Sunna, será la corrección de un error histórico y nos pondrá en mejor disposición para enfrentar el problema del Islam, no sólo el del islamismo, porque, efectivamente, soy de los que cree que el problema es el propio Islam, es decir, que el problema es teológico, en tanto el Islam es la única religión que contiene en sí misma todo un programa político autoreferenciado e inmune a las influencias externas. Ignoro si se está haciendo, que supongo que sí, pero tengo el convencimiento de que los servicios de inteligencia occidentales harían bien en gastar su dinero, mejor que en armar y entrenar a las distintas facciones o en sobornar a sátrapas, en el claustro de la universidad Al Azhar, y en las cátedras especializadas en el “early Islam” y en la investigación sobre la génesis del texto coránico. Eso sería ir a la raíz del problema, tal como presumen que hacen las corrientes salafistas, a las que sólo se podrá debilitar si se las enfrenta científicamente a las contradicciones irresolubles contenidas en sus propias acendradas creencias.

  82. 3
    El Islam mayoritario, el de las cuatro escuelas sunnitas, se enorgullece de que cada musulmán establece una relación directa con Allah basada en la lectura y recitación reiteradas del mensaje contenido en el Corán, todo ello enmarcado en una rigurosa iconoclastia. Curiosamente, las mismas características del mensaje anticlerical que mil años después enarbolaron Lutero, Calvino y otros contra la Iglesia. Los musulmanes mayoritariamente se enorgullecen de no tener un clero jerárquico que fije el dogma, aunque esto es muy matizable. Ciertamente desde que en la edad media se dio por cerrada la puerta interpretativa del fiqh, de la elaboración doctrinal, la ortodoxia de la Sharía queda encomendada a la umma y la consecuencia de esto, aparte la petrificación normativa, es el fundamentalismo, porque no hay nada más conservador, nada más asfixiante, que la vigilancia de la comunidad de los creyentes. Cualquier innovación o evolución nace condenada. La umma es reaccionaria siempre. Y más en una religión tan formalista como el Islam. El mecanismo de salvaguarda de la ortodoxia sunnita es el sueño de cualquier totalitarismo.

    Sin embargo en la Xía, por razones históricas, sí existe un clero homologable al católico que ejerce una autoridad religiosa sobre la comunidad de los creyentes y fija el dogma en cada circunstancia. Además, también por el devenir histórico y por influencias persas, en la xía siempre fue objeto de mayor atención la faceta esotérica del Islam, desde luego más intensamente que en el Islam sunní, donde las cofradías sufíes han ejercido influencia con altibajos y sólo en algunos ámbitos geográficos, cuando no han sido directamente perseguidas. Durante largos periodos históricos el Islam chiíta hizo de la religión un asunto casi privado, deliberadamente alejado de todo poder político. La participación directa en el poder político por parte del clero chiíta es relativamente reciente, una anormalidad histórica, una innovación. Y esto podría ser perfectamente reversible, algo imposible en el descentralizado universo religioso sunnita.

    Por todas estas consideraciones, pensando a largo plazo, debería ser más factible un entendimiento de occidente con la rama chiíta que con la sunnita.

  83. Yo vivía en relativa armonía en mi casa en las afueras. Un día se mudo al lado una familia numerosa, bastante desordenada, que tenía por costumbre discutir a los gritos y a veces apelar a la violencia física. Se nos hacía difícil dormir y también descasar los fines de semana. Un día un objeto que alguien le arrojó a otro vino a romper uno de los cristales de nuestra sala. Entonces fui a ver a los vecinos a pedirles calma y que se hicieran cargo de la reparación del daño. Me devolvieron sólo una mirada torva y un gruñido. Tiempo después se fueron instalando en los alrededores varias familias más, de similares características. El barrio era un desquicio de gritos, violencia, inseguridad… me rompieron más vidrios y mi huertita estaba atestada de objetos arrojadizos que caían en mayor cantidad y velocidad que los que con mi familia teníamos para retirarlos. Ya ni hablar de reclamar a los vecinos, que vivían entre sí de reyerta en reyerta, pero se coaligaban frente a mis reclamos cada vez más vehementes y peligrosos (para mí y mi familia). Cabe aclarar que algunas veces recurrí a la policía, que me manifestó su imposibilidad de resolver la situación. Hoy estoy en una disyuntiva: mudarme a otro sitio, aunque mi solar ha perdido notablemente su valor de reventa, por lo que se me hace casi imposible, a menos que me resigne a dar todo por perdido y comenzar “de cero”. Tal vez si no tuviera a cargo a mis críos… La otra es armarme con un buen arsenal y salir alguna noche a liquidar a las cabezas de las familias latosas que me rodean… Ciertamente, no veo una salida a mi drama que no sea dramática.

    • Mejor vete, estarás mejor, te lo aseguro. Particularmente, porque si te quedas, tarde que temprano tus hij@s acabarían pagando los platos rotos.

      Mejor vete ahora que puedes, porque así no se puede vivir, trata de obtener el mejor precio que puedas por tu propiedad.

      Empezar de nuevo, lo puedes hacer en un mejor lugar, no hay necesidad de hacerse el héroe.
      No hace falta aferrarse a una tabla de madera en el naufragio.

      Y su suerte.

  84. Observa como en las últimas semanas hay una especie de llamada a la movilización contra las hordas musulmanas que ya nos han declarado la guerra y nosotros sin enterarnos. El artículo de Enric y el de Perez-Reverte en el XL Semanal, así otros aparecidos recientemente son buena muestra.
    No tengo demasiados conocimientos de la cultura e historia del islam. Un viaje al Atlas y una convivencia distante con nacionales del Magreb en mi ciudad de residencia no me habilitan para ello. Sin embargo tengo la sensación de que esta intelectualidad levantada en armas que publica excelentemente escritos artículos y columnas de opinión tienen una intención clara; alarmar, aún más si cabe, a unas sociedades amedrentadas por las dentelladas de la crisis y la incertidumbre para permitir ir un paso más allá en la eliminación de derechos y libertades civiles. Anibal ad Portas gritaban los romanos ¡
    Y voy a empezar por el final. Afirmar que Aznar no tuvo culpa en los atentados del 11M es oportunista y rastrero. Está claro que ni planeo ni ejecuto los mismos. Pero tampoco planeo ni ejecuto las políticas de seguridad interior que su alineamiento y seguidismo de las “majors” anglosajonas se hacían necesarias al participar en la intervención en Oriente Medio. Nos metieron en un campo de minas y nos dijeron que sería una merienda campestre. Y 192 conciudadanos nuestros lo pagaron con la vida y casi 2000 resultaron heridos. Eso sí Aznar mejoro su inglés, a la par que sus ingresos por participar en los Consejos de Administración de algunas de la empresas que más apostaban por el enfrentamiento bélico.
    Y para rematarlos. Confundir tolerancia con estar acobardado es como aquel que confunde valor y precio. Como el necio. Yo soy tolerante hasta que me intentan imponer o forzar en mis creencias o en el conjunto de leyes que nos hemos otorgado como sociedad civil para convivir en paz. No soy nada original, lo admito. Y me parece muy bien que los responsables de un centro educativo (progres y tolerantes que te rilas) al interesarse por una alumna que ha dejado de asistir a clase y comprobar que sus padres se lo impiden por razones religiosas, se presentan con la policía local para recordarles que la educación es obligatoria y gratuita (modo irónico on) hasta los 16 años. Y no vea usted como se arregla pronto el problema. Y cuando el ulema viene a protestar el claustro de forma unánime le manda a hablar con el párroco local, que anda con lo de la educación sexual y educación por la ciudadanía en un sinvivir. No se juntan que no parezcan. Y aquí ponga su ejemplo de tolerancia responsable que le apetezca.
    Y ya estoy hasta la entrepierna de intelectuales de pacotilla pregonando y proclamando la última verdad que el think-tank conservador o neoliberal de turno les ha recomendado propagar como si acabasen de ser alcanzados por el resplandor divino cual San Pablo redivivo. Por que cuando llegue la guerra, si llega, no serán ustedes ni los que los patrocinan los que verán caer su sangre derramada. Serán los míos, los nuestros. Los de siempre para que engañarnos.

  85. Creo recordar que fueron 70.000 victimas civiles en Irak, al comienzo de esa invasión, justificada por unas armas de destrucción masiva que no existían.
    Asesinar a miles de civiles para robarles SU petroleo esta mal.
    La gente decente no hace eso.
    ¿Tan extraño es que estén enfadados?
    ¿Como de enfadados estaríamos nosotros si hubiese sido al revés?

  86. Decir que Occidente no tiene Nada que ver con el conflicto musulmán (entre musulmanes) es como decir que Bélgica no tuvo nada que ver con el genocidio de los tutsis por parte de los hutus en Rwanda.

  87. Cuando Napoleón llegó a Egipto lo hizo en compañía de un equipo de hombres de ciencia ilustrados. Llevó un laboratorio y la primera imprenta del país en caracteres árabes, que había robado del Vaticano, donde la utilizaban para imprimir libros para los cristianos sirios. Uno de esos sabios que acompañaron a Napoleón visitó la biblioteca del mayor erudito de El Cairo. Le sorprendió que entre los miles de volúmenes sólo seis fuesen de temática no religiosa y que NINGUNO estuviese impreso ¿Cuál es la explicación? Muy sencillo: en 1516 el sultán otomano Selim I prohibió la imprenta por consejo de los ulemas, para salvar al pueblo de influencias maléficas. En el mundo árabe-musulmán no se generaliza la imprenta hasta finales del S. XIX. Es decir, la civilización islámica cometió un auténtico suicidio cultural.

    Se suele decir del Islam que es una de las religiones “del libro”. Sería más exácto decir que es la religión de “un único libro”, el sagrado Corán, cuya memorización y recitación ocupa todo el tiempo de millones de musulmanes que no hacen otra cosa en la vida. No es exagerado. Todos los musulmanes hacen el esfuerzo de memorizar cuantas más suras, mejor, pero son millones los que lo memorizan completo y se instruyen en el arte de la recitación, dedicando a esta labor toda su energía.

    Comento esto simplemente por ilustrar el debate. Ya pueden seguir echando la culpa a Occidente

  88. Pingback: IS: El nuevo hombre del saco de una guerra televisada | La última en llegar

  89. Pingback: Cabárceno, Aragón en silla de ruedas y más de 100 rincones en Castilla y León

  90. Hahahaha… En serio, Enric? The Clash of Civilizations?… Me parto.

  91. Se me acusará de soltar falacias o, aun peor, de progre, pero yo no me creo la descripción de lo que pasa que hace Enric González. Me temo que pone su afilada pluma al servicio -sin saberlo- de los auténticos responsables de todo este peñazo del islamismo.¿Alguien se ha parado a pensar en el tufo a producción hollywoodiense que emanan el 11S, estas ejecuciones del EI en Youtube o el diseño de los uniformes del EI? Que todo este peñazo se inicie cuando la Guerra Fría termina…. Eso no quita de la posibilidad de que realmente haya unos millones de fanáticos dando rienda suelta al odio acumulado por el desprecio, racismo y exclusión económica y social… pero ¿quién ha favorecido que esto se desarrolle?

  92. Pingback: LOS VIAJES DE ENRIC |

  93. Como se nota que nadie se toma las ciencias sociales en serio.

    El autor se permite decir disparates históricos (o por lo menos sentar cátedra sobre hechos aún a investigar), y como es articulista ya parece que sepa de lo que habla.

  94. Pingback: Los nuevos bárbaros – Enric Gonzalez | Verdades que ofenden..

  95. Pingback: Las decapitaciones y el mal | Guerras Posmodernas

  96. Pingback: Las decapitaciones y el mal - Noticias de Venezuela y el Mundo - Notitodo.netNoticias de Venezuela y el Mundo – Notitodo.net

  97. Pingback: Las decapitaciones y el mal | Anzoátegui Al Día

  98. ¿has dicho que Aznar no es el culpable del 11-m? te van a llover hostias a cascoporro…

  99. ¿Que la mayoría de los musulmanes son gente pacífica y razonable? ¡Anda ya! Se ve que no has leido el qorán. No existen musulmanes moderados, no existe tal cosa (como no existen cristianos radicales ni moderados, lo mismo, pero solo que los cristianos no andan por el mundo matando y cortando cabezas como estos zotes)
    Los musulmanes que tu llamas “moderados” aplauden en silencio a los ejecutores yihadistas, ya que todo musulman según su maldito libro ha de hacer eso al menos 1 vez en su vida, la yihad asesina. Y eso hacen desde hace siglos. Además utilizan lo que ellos llman taquiyah que es mentir a los no creyentes para ocultar la verdad y “preservar su islám”. Ha ce un par de semanas, estos “moderaditos” como tu les llamas, arrojaron en altamar a 15 cristianos simplemente por ser cristianos. Leed el qorán donde les dice en varios párrafos que a la menor oportunidad que tengan maten a cristianos y judíos. ¿Religión de paz? Venga ya. Religión de odio, amputación, castigo, muerte, represión, sumisión de la mujer, venta de esclavas sexuales, pedifilia y en definitiva el mal mas intrinseco. Y de estos “moderados” y sus mezquitas para sembrar odio y destrucción están llenando nuestros políticos masones Europa entera.

  100. Que falso. Acaso no saben que la OTAN y EEUU hacen más que agregar fuego a la violencia que se vive en esos países? Acaso no saben que han sido estos los que crearon el Estado Islámico con matones de las cárceles y suministrándoles armamentos, equipos y hasta drogas para que no sientan su propio dolor ni el que causan a sus víctimas? Que son estados fallidos? Ah si? Siria era una nación próspera y la más democrática, la gente vivía en paz hasta que los buitres sionistas la volvieron un infierno. Los nuevos bárbaros tienen poder, y la más moderna tecnología para destruir. El EI es usado por ellos, son los que dan la cara por ellos para destruir a estas pobres naciones. Todo esto está manipulado, y ya sabemos la verdad comemocos.

  101. Nadie va a decir nada de “EL PROBLEMA MUSULMÁN”???
    A-LU-CI-NO

  102. ¿”Estados fallidos Libia, Irak, Afganistán, Sudán, Siria”? ¿No tiene nada que ver que sean países con gran interés geoestratégico y con muchos recursos interesantes para occidente? Libia era una dictadura, pero era un país próspero donde emigraban muchos africanos de países más pobres (véase artículo de El País domingo 14/11), y ahora es un campo de batalla para tribus bárbaras, y el país sucumbió con la ayuda de occidente, para preservar sus intereses, no los de la población a la que luego abandonó creando fortines entorno a los pozos de petróleo. Irak: era el país más desarrollado de oriente medio, dictadura también, pero como Guinea ecuatorial y tantos otros países africanos en los que los ingresos por la venta de sus recursos naturales se reparte entre una muy pequeña oligarquía con la connivencia de los países compradores, generalmente occidentales. Afganistán, país que nunca pudo auqnue lo ha intentado con fuerzas tener una identidad, pues siempre fue campo de batalla entre grandes potencias, y cuando cayó la URSS que porfin podían haber respirado, son invadidos pagando la mayoría por una minoría terrorista, y ahora siendo un excelente caldo de cultivo para los radicalismos, que es esto lo que pasa: no es que los musulmanes tiendan a ser menos cultos, más tontos, fanáticos o violentos: es que la política internacional, muchas veces ilegalmente, interfieren en sus políticas nacionales haciendo que los nacionalistas y extremistas sean más escuchados (y eso no es un defecto de los musulmanes: ocurrió lo mismo en la alemania de los años 30). Sudán, un país desolado por los intereses externos, dibujado originalmente con regla y escuadra como todos los países africanos por los occidentales siguiendo sus intereses, y ahora partido por los mismos títeres que ayudaron los gobiernos occidentales a auparse a cambio de dejarles esquilmar el país. Siria: otra dictadura, pero con un nivel de vida y de educación parecido al de nuestro país, y esto lo pude comprobar personalmente 6 meses antes de la guerra en Siria, y posteriormente en contacto con los emigrantes que huyen del conflicto alimentado por los intereses externos. ¿O de verdad deberíamos creer que las grandes potencias actuales, China, Rusia, y EEUU, están tratando de buscar una solución que implique lo mejor para los sirios? ¿Por qué se pellean tanto por quién dirigiría, en vez de dejar que sea elk pueblo el que elija? No son ellos, son ellos en las condiciones que creamos nosotros en el mundo.

  103. Cuidado con el argumento del «choque de civilizaciones» que en una de esas Occidente decide que España forma parte de la barbarie. Al fin y al cabo ocho siglos de ocupación musulmana no se borran con una profesión de fe en los valores «democráticos» como la que nos regala el autor de este libelo.

  104. Simplemente en primer lugar felicitar a Enric por su análisis, pero realmente es complicado resumir algo tan complejo en un articulo, cuando el tema es tan profundo. Comparto muchas cosas, pero te has dejado llevar por el bonismo y disculpar al trio de las azores de los atentados del 11-M es un poco simple. Los asesinos siempre son los autores de los crímenes, pero siempre existe la figura penal del colaborador necesario y esos tres se llenaron la boca de mentiras para llevarnos a una guerra que ha desestabilizado totalmente la region y de unas consecuencias todavía desconocidas. No es ser un izquierdista ingenuo denunciar que los EE.UU para acabar con el protagonismo de la Union Soviética, armaron y financiaron a Bin Laden y sus asesinos y llevaron a Afganistán a su situación actual, las actuaciones del bloque occidental parecen ser dirigidas por el bombero pirómano, Libia, Siria, Egipto, Argelia etc. etc.
    Enric no entiendo a santo de que librar de su parte de culpa al enfermo mental de Asnar y al vividor Blair.

  105. Esta tontería también se está poniendo de moda. Decir que Roma no cayó por motivos internos, por favor.

  106. Pingback: Los nuevos bárbaros – Ilustración digital

  107. Como se dice en el artículo nada justifica el fanatismo religioso, la barbarie de los grupos islamistas radicales es la que es y excusarla con las posibles razones de su origen es muy delicado, pero… No ha nacido de la nada, no se ha creado por generación espontánea. Como todo tiene unas causas y occidente está muy ligado a ellas, y creo que el articulista es muy “suave” con ello. Sin ir más lejos la hermandad musulmana, germen de todos los grupos islamistas modernos, nació como respuesta directa a la ocupación Británica de Egipto; continuando con la genial idea de la creación del estado de Israel que tan bien ha hecho a la pacificación de la región; siguiendo por, como se dice en el artículo, toda la injerencia política en la zona durante años por parte de occidente, que sólo ha facilitado la radicalización de estos grupos (sino directamente su armamento), tratos comerciales con potencias de las que se duda de su contribución a la financiación de dichos grupos y etc. Acabando, sin ir más lejos, con sendas e injustificadas (salvo por el petroleo) guerras en Irak y Afganistan que han supuesto, seguramente, la puntilla final. Por no decir que el capitalismo, como principal causante de las diferencias y pobreza mundiales, también afecta a la “zona del conflicto” dando, si cabe, más impulso a estos movimientos (a mi me cuesta creer que el fanatismo religioso o cualquier movimiento violento florezca en una sociedad con una buena calidad de vida, aunque seguramente pueda ser, alguien igual saca el tema de ETA). Por todo y aún reconociendo, como he dicho, que pese a ello nada justifica la violencia islámica, no podemos sino sentirnos absolutamente partícipes de su creación.

    El tema de cómo afrontarla es, si cabe, mucho más delicado. Por una parte hay que acabar con los grupos violentos, ¿pero cómo? La violencia genera más violencia y empezar ahora una escalada violenta contra esos grupos generará la profusión de otros distintos. Hay que localizarlos (mediante grupos de inteligencia), detenerlos y evitar su propagación, pero paralelamente hay que tratar el conflicto de una manera diplomática (o póngase el vocablo que se prefiera: asertiva, dialogada, pacífica…). Me cuesta creer que dentro del movimiento musulmán no haya líderes, referentes, tanto religiosos como políticos, en oriente y occidente, que no estén en desacuerdo con la violencia islamista. Hay que dialogar con ellos, ayudarlos a ofrecer otra voz, pacífica, otras vías para el desarrollo de la cultura islámica. Porque de la misma manera que es un conflicto interno suyo, ellos son los que tienen que resolver sus conflictos; y de la misma manera que hemos contribuido a la radicalización del una parte de su comunidad tenemos el deber moral de intentar paliar nuestra injerencia. Pero esto no se hará sin consecuencias, evidentemente. No se puede tirar la piedra y esconder la mano. Tenemos, y perdón por la referencia religiosa, que purgar nuestras penas y aceptar “contraprestaciones”. Habrá que ceder, porque sino sería volver a imponer, cosa que nos ha llevado a donde estamos. No será gratis.

  108. Afirmas en el segundo párrafo que islam y valores de libertad y representación democrática son incompatibles. Es falso, pero es que no te molestas ni en argumentarlo. Los textos fundacionales de una religión dan relativamente igual (entre otras cosas porque todos se escribieron hace más de 1400 años), lo que importa son las interpretaciones. Por tanto, esa afirmación es falsa. Creo en esto y además quiero creerlo. Es decir, quiero que todo musulmán tenga derecho a practicar su religión de forma que no atente contra los derechos humanos. Y por suerte eso ocurre en millones de casos. Un detallito, para que sepas, sobre la civilización en la que vives y sus valores, que te guste o no, han sido tremendamente moldeados por la religión católica: cuando se redactó la declaración de los derechos humanos, el papa de aquel momento la rechazó. Por cierto, soy ateo y todas las religiones me la traen al pairo por igual. “El islam es incompatible con la libertad” solo significa que desconoces profundamente esa religión y sobre todo que pones el foco en el lugar equivocado.
    En los párrafos 3 y 4 te dedicas a relatar algunas de las injerencias más graves extranjeras en oriente medio. Te lo agradezco, me ahorras el trabajo. Para después pasar sobre ellas, decir que dan igual y decir que la clave está, cito textualmente, en que “el islam ha sido incapaz de confrontarse con la modernidad y en su expresión más contemporánea, la que arranca con la descolonización, ha rebotado sin cesar entre las dictaduras nacionalistas y las llamaradas hiperreligiosas.” No alcanzo a entender. Mencionas una lista de atrocidades que sirven para explicar como mínimo en parte la frase que está entre comillas y después dices, sencillamente, que no tienen relación. Muy coherente.
    Poco después das una lista de problemas que había en bastantes de los países donde ocurrió la primavera árabe. Corrupción, paro (“incapacidad para alcanzar un aceptable desarrollo económico”), natalidad excesiva. Y después, otra vez en un ejercicio de incoherencia, dices que esas no eran las principales demandas de los revueltos. Claro, preferían recuperar el orgullo que les robó occidente, aunque no tuvieran para comer. El orgullo frito está muy rico al fin y al cabo.
    Ya por último en el penúltimo párrafo, hablas de “hundimiento de sociedades musulmanas” y “estados fallidos”, entre los que citas Irak. Al final del párrafo dices que eso y la “frustración acumulada por los bárbaros” es el gran problema contemporáneo. ¿Sabes quién desmanteló Irak? Ese país, por cierto, es la cuna de Al Qaeda en Irak (rama de Al Qaeda), que a su vez está en el origen de DAESH (lo que algunos llamáis ISIS). De verdad, tu texto argumenta a favor de mi tesis, que es que Occidente si tiene gran parte de culpa en todo esto. Fíjate que no he dicho toda, no voy a ser tan egocéntrico, pero si una gran parte.
    Por último, el hecho de que critique a los que piensan como tú se debe en gran medida a que esa manera de pensar dificulta enormemente la solución del problema, a mi juicio. Pensar que no tenemos cuota de responsabilidad en la situación actual nos lleva a actuar con medidas de fuerza, las mismas medidas que se han demostrado absolutamente ineficaces durante aproximadamente 40 años (desde que Soviéticos y Norteamericanos entraron en Afghanistan). Pensar que sí tenemos cuota de responsabilidad y tratar de empezar por reducir (hasta hacer desaparecer) las injerencias extranjeras en oriente medio, dejar de poner y quitar líderes a nuestro antojo para asegurarnos el suministro petrolífero, y otras medidas de ese estilo, creo que pueden solucionar el problema a largo plazo y evitar una polarización aun mayor en el mundo. ¿Suena complicado verdad? ¿Suena a que no va a dar frutos mañana ni pasado mañana verdad? Es lo que tiene haberla cagado mil veces, que hay mucha mucha mierda que limpiar.

  109. Pingback: Mis enlaces semanales (XLIII) | 30 de diferencia

  110. Pingback: El triunfo de la muerte - Gabriel Aúz Vázquez

  111. Pingback: 10 artículos que hay que leer sobre el ISIS

  112. Pingback: Sesión 4: preguntas | LABORATORIO 3.0

  113. Pingback: Kaláshnikov contra ‘Charlie Hebdo’, de Juan Soto Ivars en El Confidencial | Caffe Reggio

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Store Libros

Jot Down 100:Series juveniles
24.00
Jot Down 100:SCI-FI
24.00
Jot Down 100:CÓMICS
24.00
A Marte
13.50

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR