¿Qué película de las nominadas NO merece ganar el Óscar?

Publicado por

Fieles a una tradición que se pierde en el tiempo, repasaremos a continuación las nominadas a la mejor película en la nonagésima ceremonia de los Premios Óscar, en busca de la que nunca debió haber formado parte de un grupo que cada vez parece menos selecto. Nueve son esta vez, demasiadas, para un año que ha cosechado el peor resultado en taquilla de los últimos veinticinco años y en el que Hollywood ha sido noticia por cualquier cosa salvo por el cine. Así que nos centraremos en señalar los puntos débiles de cada una de ellas aún a riesgo de herir sensibilidades, pero es por una buena causa: el tiempo y el dinero de cada espectador es finito, de manera que según el resultado de la encuesta sabremos cuál evitar… y al fin y al cabo siempre es entretenido criticar lo que otros ensalzan. Este es el momento para malmeter y vengarse de aquel bodrio que fuimos a ver engañados.

(La caja de voto se encuentra el final del artículo)

_______________________________________________________________________

La forma del agua

Imagen de Fox Searchlight.

Siguiendo la estela de King Kong, el cine de terror y ciencia ficción de los años cincuenta supo jugar con elegancia la carta del erotismo entre la mujer y el monstruo que la acecha. Sus carteles, hoy convertidos en iconos de coleccionista, invariablemente nos mostraban a algún engendro del espacio o del fondo del mar cargando con una hermosa muchacha desmayada entre sus brazos. Estas criaturas hasta parecían tímidas al acercarse a sus víctimas, un comportamiento más propio de un adolescente enamoradizo que de una bestia hambrienta en busca de comida, lo cual permitía elucubrar sobre el simbolismo de lo que se mostraba ante nuestros ojos y extraer segundas lecturas. Pero esto es cosa del pasado. Ahora Guillermo del Toro se encarga de mostrarnos a la protagonista masturbándose a diario hasta que por fin conoce a un anfibio del que se nos informa que calza una buena polla. Sutil como un mazo, el resto de mensajes que desgrana a lo largo de la cinta parecen dirigidos también a aquellos espectadores que estén durmiendo o mirando el móvil —que no serán pocos, dado el ritmo de la historia—, yo hubiera añadido un cartel a un lado de la pantalla con un «¡Atención: mensaje importante aquí!». Se ve que no hay que sugerir sino adoctrinar, no vaya alguno a extraer sus propias conclusiones. De hecho el malo es tan malo, cruel y risible que, en plena Norteamérica de los cincuenta, repite literalmente una frase de Torrente. Así mismo, si el director hubiera disimulado más lo mucho que toma prestado de E.T. y Amelie tampoco habría estado mal. En conclusión, si esta película ha obtenido trece nominaciones, cómo serán las demás…

_______________________________________________________________________

El hilo invisible  

Imagen de Focus Features.

El cine ha sentido una tradicional devoción por los artistas atormentados, aquellos que buscan una perfección en su obra casi inhumana que les lleva a martirizarse a sí mismos y a quienes les rodean. Es el caso de este sastre londinense de alta costura, que hace del Mugatu de Zoolander un pedazo de pan en comparación. Irritable y autoritario, cuando mantiene discusiones a grito pelado sobre cómo le gustan los espárragos uno se pregunta si es que ahí «espárrago» es una metáfora de algo o es solo un perturbado al que hay que perdonarle todo porque hace trajes bonitos. Trajes que al parecer son obras de arte con un significado profundo cuyo porte no exige solo mucho dinero, es que además se debe tener un comportamiento moral a la altura, porque si no irá el hombre este a donde la señora pidiéndole su devolución. Una cosa rarísima. En conclusión, una película aburrida de principio a fin, al menos para aquellos que la hayan visto entera.

_______________________________________________________________________

Déjame salir

Imagen de Blumhouse Productions.

El director y guionista Jordan Peele sabe burlarse con agudeza de la actitud un tanto paternalista de los liberales americanos con las minorías: los espectadores llegamos a compartir la incomodidad del protagonista ante esos anfitriones blancos tan exageradamente solícitos, algo traman. Pero el giro de guion no es excesivamente sorprendente, ya hemos visto algo parecido en Las mujeres perfectas, y tanto la tensión creciente como el desenlace es lo que cabe esperar. Estamos ante una cinta de terror efectiva pero bastante convencional que ha tenido, eso sí, un extraordinario éxito en la taquilla.

_______________________________________________________________________

El instante más oscuro

Imagen de Working Title Films.

El cine es evasión, porque para realidad ya tiene cada uno la suya y en ella no hay final feliz, ni banda sonora en los momentos más intensos, ni elipsis de las partes aburridas. Pero si una película aborda un acontecimiento o personaje histórico es inevitable tener cierta esperanza en torno a la fidelidad a los hechos. La grandeza de Churchill estuvo en la claridad de su pensamiento y la determinación de su voluntad para guiar a su país en esas horas oscuras, sin embargo el nudo argumental aquí se centra exactamente en lo contrario. En busca de un mayor dramatismo es mostrado como alguien dubitativo que se inclina finalmente por una opción tras, de forma algo simbólica, consultar al pueblo, en una escena en el metro que en realidad nunca tuvo lugar. De todo ello ya hablamos con más detalle aquí.

_______________________________________________________________________

Dunkerque

Imagen de Warner Bros.

Resulta interesante cómo aquí se muestra parte de lo narrado en la anterior, aunque desde otra perspectiva. Allá donde Churchill da luz verde a la Operación Dinamo desde una sala de guerra, como quien mueve una ficha sobre un mapa, aquí vemos la magnitud de la operación de evacuación sobre el terreno. Está rodada con espectacularidad, el problema es que muchos han echado en falta cierta conexión emocional con los protagonistas. Simplemente nos los ponen delante sin saber nada más de ellos, de su pasado y hemos de sentir preocupación por su suerte.

_______________________________________________________________________

Call Me By Your Name

Imagen de Frenesy Film Company.

En La noche se mueve Gene Hackman dijo que ver una película de Rohmer era como contemplar secarse la pintura o, según el doblaje español, como ver crecer la hierba. Tal vez le haya surgido un discípulo en Luca Guadagnino, que se recrea en mostrarnos a los personajes dando largos paseos por la campiña italiana, además de dedicarse a ser cultos todo el rato. Cuando no escuchan o tocan música clásica, se leen novelas francesas en voz alta unos a otros, participan en excavaciones arqueológicas, disertan sobre la filosofía de Heidegger o sobre la etimología del albaricoque, fruta a la que el protagonista termina dándole el mismo uso que en American Pie a la tarta, pero no con intención cómica sino poética, sensual o algo así. Por lo demás el meollo de la historia trata de la relación sentimental entre un menor y un adulto, asunto espinoso que la historia busca resolver haciendo que el joven lleve la iniciativa y al otro al final no le queda más remedio que ceder a sus pretensiones sexuales, todo esto ante la mirada de aprobación de los padres del chaval (es que son muy cultos). La adaptación del guion corresponde a James Ivory, quien pese a no dirigirla tal como inicialmente estaba previsto, ha logrado dejar la huella de esa sensibilidad lánguida que le caracteriza. Si no es cine de tacitas, poco le falta.

_______________________________________________________________________

Los archivos del Pentágono

Imagen de Amblin Entertainment.

Llevamos tiempo oyendo hablar de la crisis del periodismo, así que Spielberg ha visto aquí la oportunidad de terciar apelando a los grandes momentos del pasado. Concretamente a la publicación por parte del Washington Post de los documentos secretos que dejaban en evidencia los errores y mentiras en torno a la intervención de Estados Unidos en Vietnam. Aquí puede verse una minuciosa comparación de los hechos reales con lo que la película nos cuenta. No es necesario ensalzar de nuevo la capacidad narrativa de este cineasta, pero por extraordinaria que sea en realidad no tiene entre manos una gran historia que contar, y en el fondo deja en evidencia la imagen tan exageradamente complaciente que los periodistas tienen de sí mismos. La filtración les vino dada, tal como ocurrió con ese otro gran momento del periodismo retratado en Todos los hombres del presidente. No hubo una investigación detectivesca significativa, un hallazgo intelectual de ningún tipo, alguien necesitaba un tablón de anuncios para hacer públicos sus documentos y nada más. Hoy en día abriría un blog o una cuenta en las redes sociales y los periodistas pasarían a ser un intermediario superfluo.

_______________________________________________________________________

Tres anuncios en las afueras

Imagen de Blueprint Pictures.

Probablemente estamos ante la que será la ganadora del Óscar a la mejor película (no será el único que se lleve), tiene innegables méritos, aunque aquí hemos venido a criticar e inconsistencias tampoco le faltan. El retrato que hace de la Norteamérica rural cae a menudo en la caricatura y mientras los hermanos Coen —apellido que suele mencionarse inevitablemente al hablar de esta cinta— le añaden un punto de surrealismo en los personajes, aquí estamos ante pura e insistente estupidez, para que el espectador se sienta más sofisticado en comparación. El más tonto es el policía, cómo no, el típico redneck violento, racista, alcohólico y profundamente inepto… cuyo desarrollo posterior solo cabe definir como milagroso. Podemos concebir que su relación con otros cambie a lo largo de la narración, también que los acontecimientos externos provoquen una evolución interior, (es el fundamento de casi cualquier historia que puedan contarnos), pero siendo en todo caso un gran papel de Sam Rockwell ese cambio íntimo, en tantos aspectos cruciales y de forma tan repentina, no se había visto igual desde la caída del caballo de san Pablo.

_______________________________________________________________________

Lady Bird

Imagen de IAC Films.

Greta Gerwig es una actriz y guionista que ha debutado como directora con esta historia, en parte autobiográfica, en torno a una adolescente de un colegio católico y su relación con sus amigas, sus novios y su familia. El tono es amable, destila autenticidad, pero no deja de ser un telefilm que programado en la sobremesa pasaría desapercibido. Más fluida que Boyhood y menos divertida que Napoleon Dynamite.

_______________________________________________________________________

Si te ha gustado este artículo ¡Haz un donativo online!

Donar una cantidad personalizada

Información personal

Credit Card Info
Detalles de facturación

Total de la donación: 5,00€ One Time

20 comentarios

  1. enrique boluda

    Aunque me ha faltado ver “call me by your name” y “los archivos del pentágono”, de las demás me he decidido por “la forma del agua” y creo que Javier Bilbao borda lo que sentí viéndola.
    Fuí a verla por que la crítica resultó unánimemente favorable, lo que me hace sospechar lo sobornables que son estos por las productoras. Money is money.

  2. Bastante de acuerdo:
    – La Forma del Agua no solo es infumable y con un guion de parvulario, es que traspasa con creces varias veces la frontera del ridículo. Hasta la fantasía necesita elementos verosímiles para tragar con ella, y lo de enamorarse de un salmonete espantoso con 2 interacciones a base de música e intercambio de huevos, entre otras cosas (como la nula seguridad de las instalaciones donde las limpiadoras entran como si fuera su casa), es de creer que el espectador es imbécil.

    – Tres Anuncios en las Afueras tiene una primera hora espectacular, pero se diluye en la segunda con demasiado trazo grueso.

    -Call me by your Name: Creo que el guion es muy superior a la dirección, que en manos del nonagenario Ivory (recordemos obras maestras como Lo que queda del día) habría ganado mucho. Pero las aseguradoras no estaban dispuestas a asumir tal riesgo.

    – Déjame Salir: A pesar de que se ve venir mantiene el tipo.

    -Dunkerque: Tan impecable a nivel técnico como vacía, y no entro en la tergiversación histórica y la manía de los ingleses de transformar en victoria una escandalosa derrota y fracaso.

    – La hora más oscura: La escena del metro y el discurso a sus compañeros de partido echa por tierra el buen hacer previo.

    – El Hilo Invisible: Coincido en que es un coñazo durante buena parte del metraje, pero el trasfondo de la historia es tan potente que tengo sensaciones ambivalentes.

    -Ladybird: Este año es el del feminismo impostado y de cartón, y esta película ha encontrado el momento perfecto. De estar hecha y protagonizada por varones hubiera pasado tan desapercibida como las decenas de historias de despertar a la vida durante la adolescencia. La más sobrevalorada junto a La Forma del Agua.

    -Los Papeles del Pentágono: Spielberg comete el único error en el que no había incurrido hasta ahora, el más soberano aburrimiento.

    Omisiones flagrantes: Bastante de acuerdo:
    – La Forma del Agua no solo es infumable y con un guion de parvulario, es que traspasa con creces varias veces la frontera del ridículo. Hasta la fantasía necesita elementos verosímiles para tragar con ella, y lo de enamorarse de un salmonete espantoso con 2 interacciones a base de música e intercambio de huevos, entre otras cosas (como la nula seguridad de las instalaciones donde las limpiadoras entran como si fuera su casa), es de creer que el espectador es imbécil.

    – Tres Anuncios en las Afueras tiene una primera hora espectacular, pero se diluye en la segunda con demasiado trazo grueso.

    -Call me by your Name: Creo que el guion es muy superior a la dirección, que en manos del nonagenario Ivory (recordemos obras maestras como Lo que queda del día) habría ganado mucho. Pero las aseguradoras no estaban dispuestas a asumir tal riesgo.

    – Déjame Salir: A pesar de que se ve venir mantiene el tipo.

    -Dunkerque: Tan impecable a nivel técnico como vacía, y no entro en la tergiversación histórica y la manía de los ingleses de transformar en victoria una escandalosa derrota y fracaso.

    – La hora más oscura: La escena del metro y el discurso a sus compañeros de partido echa por tierra el buen hacer previo.

    – El Hilo Invisible: Coincido en que es un coñazo durante buena parte del metraje, pero el trasfondo de la historia es tan potente que tengo sensaciones ambivalentes.

    -Ladybird: Este año es el del feminismo impostado y de cartón, y esta película ha encontrado el momento perfecto. De estar hecha y protagonizada por varones hubiera pasado tan desapercibida como las decenas de historias de despertar a la vida durante la adolescencia. La más sobrevalorada junto a La Forma del Agua.

    -Los Papeles del Pentágono: Spielberg comete el único error en el que no había incurrido hasta ahora, el más soberano aburrimiento.

    Omisiones flagrantes mejores que muchas de las nominadas:

    -Yo, Tonya: La “Figuras Ocultas” de este año, y digo bien, porque a priori uno va a verlas con el prejuicio de asistir a un telefilme, y sale con una sensación magnífica en ambas.

    -The Florida Project: Solo por la maravillosa dirección de Baker haciendo que esos niños interpreten o se comporten de manera tan natural merecería estar. Impagables los últimos 10 minutos.

    -Blade Runner 2049: Una película que, al igual que la original, crecerá con el tiempo.

    -The Big Sick: No es fácil hacer comedia y, aunque le sobra metraje, es bastante mejor que algunas de las nominadas.

    • Al copiar y pegar se me ha duplicado el mensaje. Varios lectores venimos reclamando insistentemente la posibilidad de edición en los comentarios. Cuando se escribe con el móvil es fácil que el corrector o el copy paste juegue malas pasadas.

      • Bastante de acuerdo contigo respecto a la forma del agua. Eso sí, la dirección de del Toro es impecable, pero el guión es bastante ñoño y ridículo, sin pasar por alto el maniqueísmo.
        Con tres anuncios en las afueras, mi sensación es distinta. Si bien es cierto que el guión tiene ciertas imprecisiones. Creo que mantiene el tipo durante todo metraje. Para mí no estando una segunda hora floja como escenas concretas donde el guión se pierde. De ahí las conveniencias del guión que comentaba.
        Para mí los dos filmes que están por encima son call me by your name y el hilo invisible.
        Y reivindico profundamente la segunda. Para mí tiene un magnetismo desde el comienzo hasta el final. PTA ha sido capaz de pulir con precisión la psicología de los personajes. Es un maestro. Creo que mejorará con el tiempo.
        Y en cuanto a Blade runner coincido que podría haber entrado en las nominaciones. La dirección y fotografía es magnífica, aunque el guión no tanto, creo que le faltó mayor calado. Y después creo que la escena final en la playa fue bastante ridícula en comparación con el resto.

        Sólo espero que la forma del agua no gane.
        Buen coment y buen post.

  3. Emilio

    Al amigo Dani
    No te preocupes, aunque hubiera sido solo la mitad original, muchos tampoco la hubieramos leido. Demasiado farragoso y rápidamente disentimos. Honestamente, lo que interesa es lo que dice el de arriba, y permitir que en la sentina podamos cambiar los comentarios (y enzarzarnos) solo le quitaría valor al post. Hacen bien en no permitirlo.
    Sin acritud.

    • No me he tomado una caña contigo como para que me catalogues de amigo. No lo soy ni me interesa serlo. No entiendo tu ¿razonamiento?de que cambiar las imprecisiones en los comentarios sea pernicioso, a no ser que tu interés sea el de trolear. No es mi caso, intento contribuir y enriquecerme de otras aportaciones. Si tú consideras que la palabra de cualquier articulista es palabra sagrada allá tú con tu religión.

      • dani, no cojas lucha. lo que es bueno para unos no lo es para otros. en materia de gustos y afinidades no se discute, vamos a respetarnos. yo, particularmente, estoy MUY de acuerdo con tus comentarios. no te dejes provocar. y lo que dice javier bilbao de la forma del agua interpretó a la perfección mi sentimiento al verla, nunca había avanzado tanto en los gummy drops

  4. Pepemoros

    Recordad que la forma del agua es un vil plagio!

  5. Teniendo en cuenta que Blade Runner 2049 no está nominada, votaría por toda la lista. Pero, a falta de ver Ladybird y Call Me By Your Name (de las que por lo que he leido y escuchado, sospecho que están ahi por la tematica y la corrección politica) voto por Déjame Salir, la pelicula más sobrevalorada de 2017.

  6. Juan Martín

    Realmente felicitaciones por sus comentarios, si bien son fuertes y emotivos, también son a nivel de cirugía… Lo cual me parecen necesarios, justos y adecuados. Gracias, aprovecho para enviar un saludo.

  7. De acuerdo con casi todo, excepto con que aludir a esa frase de Torrente en La forma del agua no sea aplaudible, puesto que tras sus raíces se esconde el mismísimo Godard: http://labobinadepandora.blogspot.com.es/2010/06/torrente-vs-godard.html

  8. Julius

    A mi realmente lo único que me interesa de los Oscar son las películas en lengua no inglesa, ya que el cine hollywoodiense me parece infumable desde hace al menos 2 décadas. Me gustó Blade Runner 2049, y el hecho de que no esté nominada me reafirma en mi desinteres por el tema. Que Dunkerke sea una de las candidatas me resulta inverosímil. Del resto no he visto ninguna, no opino.
    En cuanto a las foráneas, la verdad es que no sé cuáles están nominadas, pero para mi la mejor película del año (incluyendo las americanas e inglesas) ha sido sin duda The Square, de Ruben Östlund, simplemente genial, extraordinaria, muy original y una muestra más de la capacidad del director sueco de diseccionar con precisión y acierto la realidad de nuestras sociedades actuales, sin un atisbo de concesión a la corrección política. Supongo que estará nominada, si no lo estuviera creo que lo mejor sería que los miembros de la Academia se retiraran a algún plácido lugar a disfrutar su bien ganada jubilación.

    • Sí está nominada aunque no comparto tanto ese entusiasmo. Para empezar yo diría que no es una película al uso, es una no película, una performance, algo para exponerse en ARCO (ahora tan en boga) y que no esconde la temática de la misma. Aparte de esta solo he visto la rusa Loveless, que bajo un manto de frialdad aparente esconde una devastadora reflexión sobre la sociedad rusa, como ya hiciera en Leviatán (su anterior obra) Andréi Zvyagintsev.

      • luchino

        Muy de acuerdo con Dani y con Julius en estos comentarios. Sin amor ( Loveless es una gran película, fría y dura pero tremenda )
        Ahora que he visto alguna que me faltaba, mi opinión:
        Tanto Papeles…, como Tres anuncios…, como Ladybird, son tres peliculas correctas, dignas, pero muy poco más; puede que no causen rechazo, pero tampoco entusiasmo.
        Ladybird, además, tiene para mí un inconveniente y es que está trufada de referencias a lugares, costumbres y tradiciones estadounidenses ( Sacramento, S. Francisco, las carísimas Universidades, Dia de Acción de Gracias, baile de graduación ) que a ellos puede que les interesen mucho, pero a mí, con sinceridad, poquísimo. Aparte de que yo – pobre españolito y europeo – no tengo ninguna obligación de conocerlas.
        ¿ Porqué estamos malgastando nuestro tiempo y ríos de tinta en comentar todo esto ? respuesta, por la colonización cultural yanki de que somos víctimas. Nada más, no hay otra razón.
        He visto pelis españolas, como Handia, La librería, Oro, tan dignas o más, que me han interesado mucho más y que recomiendo sin dudar.
        En resumen, menos Tres anuncios… ( la ví la semana pasada y ya casi la he olvidado, tan escaso fué el impacto que me causó ) y más La librería o Oro ( que, ahora lo veo, no obtuvo nada en los Goya, para mí injustamente )

  9. ahhh, si, definitivamente la PEOR, by far, para mí La forma de…la nada

    • Julius

      Una no película… algo de eso tiene, si bien el tema central de The Square es la pérdida de la confianza en las sociedades occidentales actuales con respecto a cómo eran las cosas en el pasado, la película cabalga sobre diversos aspectos de la Suecia actual, como la inmigración, cosa que ya trató el director en su película Play, y todo ello dentro del escenario de un museo de arte moderno y los avatares que allí acontecen (razón por la cual comercialmente se ha intentado vender como una crítica al arte contemporáneo, lo cual es quedarse muy en la superficie). Y precisamente ese eclecticismo hace a la película especial para mi, es una apuesta valiente, y en mi opinión le salió redonda.

      En cuanto a Loveless, Zvyagintsev está entre mis directores favoritos, considero a Yelena una película perfecta, redonda, magistral, y a Leviathan una extraordinaria película. Tal vez porque las anteriores eran tan buenas Loveless me decepcionó un poco, aún reconociendo su mérito, y la verdad es que me gustó, pero no como para llevarse el Oscar (Leviathan si lo hubiera merecido más que Ida, en mi opinión)

  10. Qué ni siquiera esté nominada Blade Runner 2049 es algo inconcebible.
    Entre las nominadas hay mucha mediocridad(No he visto el hilo invisible).La de Del Toro me parece una nadería sobrevaloradísima.

  11. A falta de ver Los papeles del Pentágono y el Hilo invisible, para mí la más sobrevalorada es Lady Bird. Grandes actrices pero un guión propio de telefilm. La forma del agua la vi el sábado, aún estoy intentando superar mi incredulidad (escena de musical incluida).
    Para mí faltan Blade Runner 2049 y The Florida Project.

  12. Carlos

    He visto solo 3:

    Dunkirk: sorprendente pero impersonal. Por otra parte, alabo la testarudez con que fue filmada, pensada exclusivamente para grandes formatos. Muy pocos cineastas se están plantrando ese tema. Es central.

    Lady bird: una película adolescente efectiva, aunque del montón. No es mejor que Submarine ni Edge of seventeen. Su unica virtud es su tímida vuelta de tuerca hacia el feminismo milénico.

    3 anuncios: mi mayor decepción hasta ahora. Me gusta el cine de McDonagh. Siete psicópatas es un pequeño clásico. El problema de su última película es que trata con demasiada fuerza de explotar a cada minuto en la cara del espectador y muchas veces no puede, o se sobregira en su propia extrañeza. Demasiados chistes con remates ineptos. Demasiadas situaciones forzadas con personajes secundarios poniendo cara de WTF. Lo cual, sumado a la chatura del tono de su protagonista, da un resultado bastante raro. Si quieren ver una buena película con una mujer vengadora, mejor consigan Johnny Guitar.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies