Los 100 años de mi equipo triste

Publicado por

Centenario Racing

«SCHÜRRER QUÉDATE». Eso —sin la coma— decía la única pancarta que he llevado a un campo de fútbol en mi vida. Cuando escribí mi mensaje con betún negro en una sábana vieja era 1998, y al central más contundente que nunca he visto en un campo de fútbol se le quedaba pequeño mi equipo.

El equipo de fútbol es como el país en el que se nace, algo que no se elige. Luego, con el tiempo, el sudor y las lágrimas, uno acaba creyendo que era inevitable que ese club fuera el propio. A mí me tocó el Racing de Santander. Un club reconocido por casi nada. Muchas temporadas en Primera. Casi tantas salvaciones sobre la bocina. Una sola clasificación para jugar en Europa. El decimocuarto equipo de España según la historia de la liga. Goleadores anónimos como Pineda, Moratón, Alfaro o Bolado. Un club corriente.

Después de unos años excepcionales, con el equipo jugando semifinales de Copa, pagando sueldazos a antiguas glorias e importando talento (y vividores) a golpe de talonario, el Racing está hoy en un pozo sin fondo, propiedad de un jeque de palo al que los peñistas desearían que el gobierno regional recomprase el club para, entiendo, ponerlo en sus manos. Club que es hoy una Sociedad Anónima Deportiva (SAD). Solo que hoy el Racing es simplemente triste, sin las mayúsculas.

En la dicotomía entre ladrones e incompetentes, yo soy partidario de tirar por la tangente y (re)fundar un club que funcione como una empresa. ¿Acaso refundando se pierde la memoria? El Málaga lo hizo y hoy, con el equipo en Champions, encuentren a los nostálgicos del antiguo C.D. Málaga. Aunque me pone más lo que hicieron un grupo de aficionados del United cabreados: crearon el FC United de Manchester y cambiaron copas por dignidad. Pero en Santander no somos así de emprendedores, ni de punks.

En 2013, el Racing cumple 100 años. Como corresponde a la efeméride —y en España lo de vivir del pasado es deporte nacional— aficionados, medios y club se han volcado en ensalzar los momentos álgidos de estas 100 temporadas corriendo detrás de un balón. El otro día veía los vídeos conmemorativos que han preparado club y peñas y no me reconocía en ellos: jugadas imposibles, goles inapelables y frases de innegable lirismo que resuenan igual en Santander, en Torrelavega y en Vladivostok —»no sabría vivir sin el Racing»—. El caso es que, como digo, los vídeos no me representaban.

Los que somos de equipos como el Racing celebramos las pequeñas cosas. Cuando se es de un equipo que gana diez partidos al año se tiende a minimizar las derrotas y se vive cada punto ganado con la seguridad del que tiene un boleto menos para ir al hoyo. Las victorias de los vencidos, que diría Enric González.

Supongo que cada racinguista tiene su película. Para mí, el Racing ni siquiera son victorias. Porque para mí el Racing es la ración de rabas antes del partido. Celebrar un pase que va al pie y no a preferencia este. Meter a un central por un delantero en el minuto 85. Es un entrenador que salva al club de cuatro descensos y se va a casa como si nada. Es el bocata y la manta en miércoles de Copa en enero. Ovacionar un despeje bajo palos. El Racing es quedarse pegado al ordenador la noche del 31 de agosto esperando ese fichaje que nos salve la temporada. Pero todas esas cosas no quedan bonitas en un vídeo, ni probablemente en un artículo.

PD: Gabi Schürrer ignoró mi pancarta y se marchó al Deportivo al acabar la temporada. Hizo una carrera digna en equipos de primera división y hasta ganó una liga, pero nunca fue una estrella del fútbol.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

33 comentarios

  1. ¡Bravo por el artículo! ser racinguista es muy duro

  2. Miguel Saro

    Me siento muy identificado con este artículo. El Racing, el club de las pequeñas cosas. Muy lejos de las grandes construcciones de héroes mitológicos de los grandes equipos, levantadas sobre el negocio del gas, la burbuja del ladrillo, el petróleo… nos bastaba con que nuestro lateral llegara antes al balón que el extremo-estrella del equipo de relumbrón y echara el balón fuera del campo. El Racing no ha estado al margen de esto, nos lo habían expropiado a los aficionados a través de una tutela gubernativa desde que se convirtió en una SAD, e intentado convertirle en un equipo «de las grandes cosas».
    Recuperémosle y refundémosle para que siga siendo el viejo Racing

  3. Marcos López Hoyos

    Este artículo lo entienden perfectamente los racinguistas. Enhorabuena al autor.

  4. Larry Bird

    Recomiendo fervientemente «Una cuestión de fé» del mencionado Enric Gonzáles. Un libro de bolsillo que plasma los sentimientos de los aficionados de clubes «terrenales».

  5. Tan solo un apunte. No considero que el club se haya volcado en ensalzar la efeméride. A las pruebas me remito así como a las últimas declaraciones de Ángel Lavín: «no nos sentimos con ganas de celebración». Por lo demás, los sentimientos de un racinguista son exactamente los descritos en el texto. Aúpa Racing siempre. Luchemos por una Cantabria racinguista, no merengue ni culé.

  6. Un equipo hoy triste, pero un excelente artículo que a buen seguro hará felices a muchos seguidores del Racing. ¡Enhorabuena, Adrián! (como no es una pancarta, permíteme incluir la coma que le quitaste a Schurrer). Saludos de un antiguo compañero del Nebrija.

  7. Fernando

    Yo soy del Racing, aunque juegue en playeros, se que ahora es un momento triste en manos de unos cuantos chorizos y mangarranas de pacotilla.
    Aun recuerdo con la peña de amigos cuando el Racing bajo a 2ªB, o sea 3ª, y al campo no íbamos más que unos 200 o 300 aficionados, esa hermandad, esos viajes a Sestao ( a ver los partidos con el River), a Baracaldo, a Burgos, etc, pasando frio o calor, comiendo en hermandad y siempre, siempre animando a nuestro equipo del alma
    POR QUE YO SOY Y SERE DEL RACING ( RA, RA, RAAAAAA)

  8. Enhorabuena por el artículo. Es fácil decir que hay que huir de los tópicos, pero es muy difícil rodearlos. La sinceridad es más efectiva que todos los efectos juntos. Conecta con el sentimiento racinguista sin necesidad de exaltar. Me falta una cosa. A Enric González también le pasa. Los aficionados acostumbrados a perder merecen simpatizar con un grande que le de alguna alegría. En África, acostumbrados a la miseria, lo tienen claro. Sólo hay que ver las camisetas que llevan en cada momento. Hace nada la África subsahariana era del Barça -con algún toque de Chelsea o Manchester-. Pero puede que cambien de opción. Todos los vencidos merecen poder tener alguna alegría. Y ser del Racing, también es mirar el videomarcador y celebrar el gol que mete el Madrid en Riazor, o el que le meten al Madrid en Las Gaunas. Es así.

    • Cossack

      «Los aficionados acostumbrados a perder merecen simpatizar con un grande que le de alguna alegría.»

      Otra cosa es que los «grandes» merezcan aficionados así. En el África negra son del Barcelona, del Madrid o de algunos de esos otros equipos porque son los únicos de los que se puede ver algún partido sin demasiadas dificultades, y porque ofrecen un sueño de riqueza y lujo a quien tenga algo de habilidad futbolística. Nadie quiere hacer miles de km como emigrante por los lugares más peligrosos del planeta para acabar recibiendo patadas e insultos cada fin de semana y con cinco nóminas atrasadas.

  9. Grande el autor y grande el Racing.

  10. Felicidades al Racing por su centenario. Ahora prima poner los cinco sentidos y evitar así ese traumático descenso al infierno que tan bien conocen otros históricos como el Cádiz o el Oviedo, por poner algún ejemplo que me viene enseguida a la memoria.
    Muy sentido artículo. Aquí un culé os desea suerte y a seguir disfrutando, que no sufriendo, con el espectáculo del fútbol.

  11. Pocos recuerdos más memorables que el primer partido en el Sardinero. Con mi abuelo, la jornada inaugural de la liga 93/94. La primera vez que veía a mi Racing en primera. 1-0 gol del gran Michel Pineda para ganar al Rayo Vallecano. Acabaríamos octavos, con jugadores como el inolvidable Radchenko… Momentos que marcan y definen una forma de vida. Esa mirada que crees reconocer en aquellos que no se mueven sólo por la victoria, sino que saben llevar el estoicismo al día a día. Aguantar, sufrir, disfrutar, levantarse… Racing! Racing! Ra ra ra!

  12. No a la refundacion!!!! si queréis un nuevo equipo ya sabeis donde está la federación cántabra de fútbol, solo tenéis que ir, pagar, presentar la documentación y pa alante

    • Equipos Mierder

      Se agradece escribir con un poco de cuidado y sin faltas de ortografía.

      Bueno, no deja de ser un reflejo de lo que dice el artículo. No pasa nada.

  13. Refundacionistas al gulag

    Si quereis fundar un club YA ESTAIS TARDANDO en fundarle.Dejad de matar al Racing y haced vuestro engendro y poneis a Walter Garcia de presidente si os place…

  14. Tiu la Vara

    El refundacionismo refina su mensaje, e intenta meternosla con el rollo sentimental… lo que faltaba.

    Sólo ha habido, hay y habrá un Racing, el de 1913. No aceptaremos engendros.

  15. yankoba

    Muy guapo el artículo.
    Al Racing no hace falta matarlo. Ya se encargan los chungos de hacerlo poco a poco. Cuando no quede nada y se larguen, será el momento de empezar partiendo de cero e impidiendo que aterricen más parásitos.
    Cualquier otra solución es más de lo mismo.

  16. Real Lochas Mix de Santander S.A.D.

    Pues eso, que ahí os dejo el nombre para vuestro nuevo club. A partir de ahí y como lo que hace el Racing actual os es indiferente, podéis empezar a mover el papeleo y así empezáis el año que viene en Segunda Regional. Por mi parte si este Racing se muere, que le den al fútbol. No hay más. Saludos cordiales a los doblecamisetas. Siempre os quedará el Madrid.

  17. Antonio

    De hecho el engendro llevamos aguantándolo desde hace unos cuantos años.

    Si es la única manera de librarnos de toda la chusma, de toda clase, que durante todo este tiempo solo ha usado al club para su propio beneficio, yo la apoyo. Un club de los aficionados y para los aficionados.

  18. Serafin

    Que facil es tocar sensibilidades,para mas tarde intentar colar la fundacion(que no refundacion)de un nuevo club,porque si algo muere no se puede refundar.Por mas matarca que deis,no queremos otro club que el nuestro,y si este muere nos haremos de la peña bolistica Beranga.

  19. michael landon

    Aupa Adrián! En primer lugar, enhorabuena por el artículo y mis mejores deseos para el Racing, al que he visto en Atotxa, Anoeta y El Sardinero. El Racing es un equipo que me trae siempre buenos recuerdos, por su nombre y campo british, por los cromos que coleccioné de niño (Damas, Preciado, Setién y otros) y por algún recuerdo lluvioso de alguna retransmisión dominical de aquella época desde… los Campos de Sport del Sardinero! Aquello, definitivamente, olía a napalm… y a victoria in extremis!

    Y sí, quizá Schürrer no llegó a ser estrella pero lo conocí a través de un amigo argentino a su paso la Real y me pareció un tipo 10, uno de esos jugadores imprescindibles en un vestuario. Ojalá que triunfe como entrenador y que vuelva a SS algún día. Un abrazo… y forza Racing!

  20. Buen artículo, muchos nos sentimos identificados con la mayoría de las cosas que escribe el autor. Pero rechazo totalmente la idea de la refundación que por ejemplo defienden en las ondas el (no) periodista y sus lacayos.

    Estoy con Tiu la Vara, Racing de Santander sólo hay uno y es el de 1913, si desaparece, el fútbol dejará de tener sentido para mí.

    En cuanto a lo que dice mi amigo Guillem, estoy en total desacuerdo. Si eres del Racing eres del Racing, y te la sudan el Madrid y el BCN. Estoy harto de dobles-camisas, que les den mucho por el culo con sus equipos millonarios. Ya lo dijo Manolín Preciado, «los pequeños también podemos ser grandes», y el orgullo que sentimos no se compra con dinero y no necesitamos títulos para disfrutar con nuestro equipo. Sólo Racing.

    Saludos cordiales.

  21. Vengo de leer la entrada referida al Panteón de Agripa, donde (casi) todo son alabanzas, apreciociones artísticas y buenos recuerdos. Llego a esta entrada en la que se habla de deporte, y concretamente de fútbol, y en los comentarios veo que hay demasiados insultos, malos modos y mensajes exacerbados. Y, que conste, me gustan todos los deportes y soy seguidor de ellos, incluido el fútbol, pero cada vez es más difícil participar en un foro de este tipo sin que te insulten, te agredan intelectualmente o te calienten la cabeza con soflamas seudopolíticas o nacionalistas.

  22. Yo me hice del Racing una noche de finales de los 60, siendo yo muy pequeño, mientras mi padre oía el Mallorca-Racing de vuelta de la Copa. En la ida, 0-0. En la vuelta en Mallorca íbamos ganando 0-3. El partido se oía muy mal, pero pude oir, mientras jugaba, cómo nos marcaban el 1-3, se acercaban con el 2-3 y en el último minuto nos empataron. En la prórroga palmamos 3-4. Lloré lo que no está escrito. Desde entonces, lealtad absoluta al Racing, improntado por la derrota. Luego bajamos a 3ª, en fin, bastante me importa que estemos en 2ª, en 1ª o en 3ª. Uno puede cambiar hasta de sexo. No se diga ya de religión, de mujer o de nacionalidad o ideología. Cambiar de equipo es imposible. Uno no lo elige, cargas con él de por vida. Aúpa Racing.

  23. Una pequeña matización: en el Racing, Gabi «Chucho»Schürrer era el central elegante y técnico, no el contundente… (Los otros eran Merino y Txema Alonso). Así es nuestro equipo de particular, tan cántabro como el sobao pasiego y tan nuestro como la playa de El Sardinero. A los racinguistas siempre nos quedará París… Como lo he recordado hace poco en el blog os lo dejo por aquí:
    http://balonesfueradeorbita.blogspot.com.es/2013/02/un-partido-vale-un-misa-en-paris.html

  24. mvizaguirre

    Pues yo creo que es muy elegante y épico ser de un equipo como el Rácing; que el máximo logro sea haber quedado segundos empatados con el Athlétic de Bilbao en en año de la tos… Celebrar una clasificación para la Uefa como si no hubiese mañana… Festejar una temporada más en primera del mismo modo que se festeja una goleada al Manchaster United en la final de la Champions.
    Hay que tener mucha personalidad para ser del único equipo de los que fundaron la Liga que nunca ha ganado nada; hasta el Arenas de Getxo tiene una copa…
    Además, podemos decir que hemos visto jugar a Quique Setién.

    • FERNANDO

      Si señor un comentario fantastico
      Aupa Racing

    • Cossack

      Exacto.

      Cualquier imbécil puede disfrutar títulos o juego bonito. Ser de un equipo que nunca ha ganado nada requiere carácter. Yo no sé si podría, porque personalmente soy de un equipo que ha conocido la hiel del descenso y el esperpento como las mieles del triunfo, pero como de pequeño, cuando me entró la afición, éramos unos perdedores…

  25. m.borrego

    vi al rácing planchar el camp nou a la contra
    salían dos compadres, hinchados:
    -jo, cómo estamos
    -en segunda
    -sí, pero cómo estamos

  26. Ίδιος desde el pozo Oviedista, compañero. Un artículo breve, pero precioso. ¡Un saludo!

  27. Víctor Rivas

    Felicidades, Adrián, me encantó el artículo. Tu nombre me suena… ¿tienes algo que ver con Publicis México y sanofi?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.