Cómo ser Fernando Alonso y no arruinarse en el intento

Publicado por

FORMULA 1

Apágale la tele, que no la vea si hay carreras, ponle una vez más algo de Bob Esponja. Si tiene internet, es preferible que vea páginas porno antes que las de Formula 1, así que si tienes un filtro de control parental de su ordenador, cápale la segunda opción que es la verdaderamente peligrosa; escenas protagonizadas por Nacho Vidal o tíos despedazados con una motosierra son prácticamente inocuos. Si tienes una cuenta en el Banco de Santander y estás sometido por la hipoteca, que tu príncipe heredero no visite contigo la sucursal porque se topará con una foto de Alonso a tamaño natural con un sugerente «Gana dos entradas para mi próxima carrera». Impide esa posibilidad a toda costa. Pero como un buen día, el progenitor de un amigo decida llevarlos a un karting y el chico vuelva diciendo: «papá, quiero ser piloto de carreras»… estás perdido. Prefiere antes que lo suspenda todo en todas las asignaturas de todos sus cursos, porque te saldrá más barato. Entre seis y ocho millones de euros, aproximadamente, si no tropiezas en alguno de los escalones finales. 

En una adaptación velocista de la famosa frase de la serie televisiva Fama «la fama cuesta y aquí vais a empezar a pagar», la profe de baile de la academia neoyorquina hubiera rematado su idea añadiendo al final la palabra mágica: (pagar) dinero. La carrera deportiva de un bailarín, un maratoniano o un tenista es tan dura como hacerle la permanente a la estatua de la Cibeles, pero infinitamente menos costosa. Les basta con su voluntad, su cuerpo y poco más. Pero si quieres ver a tu enano cada domingo en la tele subido en un misil coloreado retransmitido por locutores alopécicos, vete juntando, o busca alguien dispuesto a abonar una monstruosa factura de dimensiones cinematográficas.

Si finalmente decides pringarte, has de empezar todo este jaleo cuanto antes, pero no más allá de que tu hijo cumpla los diez años, edad que se considera límite para que llegue en unas condiciones formativas razonables a la F1. Si ese es el plan, entre los seis y ocho años tu cabezón empezará a vestir sus primeros monos, cascos y guantes. El karting será el inicio de todo. Primero en carreras locales, más tarde regionales, después nacionales para convertirse en internacional a la velocidad que le permitan sus capacidades sobre el asfalto y tu dinero, padre pagano. Para arrancar hay muchos presupuestos y posibilidades, pero hazte el cuerpo a soltar unos 10.000 euros a cambio de un kart digno, equipamiento de seguridad y técnicos que le hagan el mantenimiento y ajustes del coche. En realidad, por ese dinero apenas tienes para empezar. En una competición nacional ve multiplicando esa cifra por cuatro o cinco si no quieres acabar el último. Multiplica por diez si quieres poner los pies en pruebas internacionales, y por 20 si tu vástago lo hace meridianamente bien y tienes que mandarlo, al menos de manera puntual, a la meca del kartismo, Italia. Allí un equipo bueno tiene trailers como los de la F1. Puedes montarte tu propia estructura, pero lo normal en todo el proceso es acudir a los que ya están establecidos, conocen las reglas y misterios del negocio. Añade algo bueno a la sangría dineraria: tu hijo se codeará con finlandeses, ingleses, italianos y chicos de diversas nacionalidades. Sus amigos de verdad saldrán de aquí, y empezará a chapurrear idiomas gracias a ellos. Un regalo inesperado. 

De estos extraños cochecillos que habrán crecido en potencia y dificultad de manejo tendrá que pasar a sus primeros monoplazas. Son como Formula 1 en miniatura, a veces incluso con motor de moto adaptado, costes contenidos y algunas partes aerodinámicas como derivas y alerones. La tecnología se complica, los ajustes y adaptaciones para cada circuito se personalizan de manera más tecnificada. Llegan nuevas reglas, enemigos más duros y con frecuencia viajes por media Europa. Empiezas a darte cuenta de que las facturas crecen en proporción geométrica según se va elevando la potencia. Un clásico de estas categorías es la llamada Fórmula Ford inglesa, por la que ha pasado media parrilla de la actual F1. 

Karting

Tras los primeros monoplazas llegan los Formula3, la F-Renault 2.0 y otras categorías de verdaderos monoplazas con sistemas de adquisición de datos en pista, ingenieros a tu alrededor, tecnologías aerospaciales y velocidades vecinas a los 300 kilómetros por hora. Si te accidentas te puedes hacer verdadero daño, pero más daño le harás a tu bolsillo porque el resultado de las piñas las pagarás tú. Hay seguros que cubren cierta cantidad, pero ni la organización ni tu escudería cubrirá el montante de sustituir un costoso chasis de fibra de carbono, reponer un bloque motor o el más habitual, alerones delanteros y trapecios de suspensión. 

Si tu chavea destaca seguirá creciendo e irá pasando, en orden a tu presupuesto y sus capacidades por una pequeña escalera de potencias/presupuestos con nombres y apellidos: F3 Euro Open, F3 Euroseries, F3 inglesa, con características similares pero donde algunos equipos de F1 ya tienen situados a sus becarios y asoman los pilotos-objeto-de-deseo. Vete juntando desde los 300.000 y hasta el millón de euros si te atrae lo británico. 

Los siguientes escalones serán más de lo mismo pero poniendo más pasta (aún) encima de la mesa: GP3, algo más barato y con aparatos de cerca de 400 caballos, y por encima las World Series by Renault, con los monoplazas más similares a los actuales F1 y su desarrollada aerodinámica. Para estar en esta última categoría de la que han salido tipos como Pastor Maldonado, Robert Kubica, Jaime Alguersuari o un tal Sebastian Vettel necesitas —piñas e incidentes aparte entre 850.000 euros y 1,2 millones, si lo quieres ganar. ¿Por qué esa diferencia? Porque podrás acceder a un equipo mejor preparado técnicamente, podrás tener dos o tres ingenieros a tu servicio en lugar de uno solo, o podrás poner gomas nuevas cada vez que salgas a pista en lugar de estar racaneándote con las mismas durante vueltas y vueltas a pesar de que agarren menos. 

El paso final antes de la categoría reina es la GP2, cuyos coches empiezan a acusar una alarmante falta de avances técnicos pero con ello se contienen sus precios. ¿Por qué tiene un especial atractivo esta competición a pesar de que correr en ella cuesta alrededor de dos millones de euros? Pues porque telonean a la F1 en las mismas pistas y en fines de semana coincidentes. Los responsables de Ferrari, McLaren, Red Bull o Mercedes se cruzarán con tu hijo por el paddock, comerán a su lado y lo verán correr desde sus relucientes oficinas rodantes. Si esto ocurre, échate en el bolsillo de la camisa media tonelada de tarjetas de visita con tu email y tu teléfono en letra negrita. Nunca se sabe, un mal día igual necesitan echar mano de ti o de tus patrocinadores, porque si has llegado a esto, los tienes, y seguramente sean muy generosos. Ellos también quieren estar en la Fórmula 1.

Hay dos maneras de llegar a la F1: cobrando, o pagando, pero a fin de cuentas será por una razón muy sencilla, y es que el equipo que te contrate ganará contigo. Por un lado puede ganar pasta porque de tu mano llega un banco, una aseguradora o un gigante del software. Si llegas con dinero al equipo, al que sea, te abrirán la puerta de par de par, pero a pesar de ello tu chico tendrá que estar al nivel requerido. Si llegas sin dinero, es porque eres Hamilton, Alonso o Kimi, que «pagarán» ese dinero de manera indirecta con victorias en la pista, con lo que la escudería subirá en la tabla del Campeonato de Constructores y sus premios dinerarios serán mayores. Un puesto más o menos en esa clasificación puede suponer perfectamente 20 millones de euros.

Si finalmente el mozalbete alcanza el paraíso de los que se juegan el tipo cada domingo y a cambio reciben una millonada de sueldo, tu problema no será buscar el dinero, sino esconderlo. La mayoría de los pilotos tienen residencia en lugares con una fiscalidad favorable como Mónaco (Rosberg, Hamilton), Suiza (Pedro de la Rosa, Michael Schumacher), Andorra (Jacques Villeneuve) o las islas del canal en Inglaterra (Nigel Mansell, Jenson Button). Alonso es una rara excepción que tributa en España. Cuando él gana, los antialonsistas que tanto le critican desde su propio territorio y le desean que pierda, también ganan. Contradicciones de las carreras y de los apasionamientos. Ojo con el tema o te puede pasar lo que a Lionel Messi o Valentino Rossi, que acabaron abonando a Hacienda cantidades de las que no entran en las calculadoras normales.

Ahora bien, si todo esto te parece un jaleo y no estás dispuesto a asumir los costes de este trajín, Jorge Brichette, afamado fotógrafo de las carreras español, te puede echar un cable. En cierta ocasión, un piloto de origen latino se le acercó buscando unas imágenes con las que agasajar a sus patrocinadores a pesar de su poco afortunado paso por la Fórmula 3. Al pedirle el precio a cambio de sus imágenes, el deportista se dolió del importe, y de que todo en las carreras sale muy caro. El fotero, de formas suaves y tremendamente educado, no pudo contenerse y le respondió en una susurrante voz baja: «Pos juega al fútbol». 

FORMULA1

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

52 comentarios

  1. Pablo Reynel

    Artículo facilón one more time

    • John Sams

      Uis ya salió el megaexperto de la F1 quejándose. EStá claro que tú no necesitas ningún artículo que te cuente nada de la F1 deja a los demás que lo leamos.

  2. Pingback: Cómo ser Fernando Alonso y no arruinarse en el intento

  3. mabusse

    me ha encantado. para cuando uno sobre mujeres piloto?

  4. Fernando no tenia ese dinero… pero ganaba todo lo que corría. Esa es la segunda opcion para llegar a la Formula 1…

    • José M. Zapico

      Si, cierto, tienes toda la razón, peor queda reflejado en el artículo. El no pagó; su padre era responsable de los explosivos en una mina asturiana. El misterio reside en que pagaron otros, Telefonica, por ejemplo, o la Comunidad Valenciana. El coste de una carrera deportiva es el mismo seas un crack o un matao… si eres un crack, probablemente el proceso de llegar a la cumbre sea más corto y por lo tanto más barato. Pero si eres un perfecto zoquete o el Dios de la velocidad, una temporada en Formula 3, cuesta exactamente lo mismo. Ocurre que cuando lo ganas todo -Alonso no lo ganó todo- es menos complicado encontrar apoyos financieros.

    • Bartlebloom

      Como bien indica el artículo

  5. Marcial de La Capital

    Y esto no hay manera de saltárselo? Me refiero a que si no hay atajos, otras maneras de llegar a la fOrmula1? Una tia lo tendría muy fácil por temas publicitarios, no?

    • José M. Zapico

      Hum… básicamente? No, jajajaja. Hay dos procesos en esto: el educativo y el financiero. Llegar con prisas y sin la formación deportiva suele ser chungo, porque en la F1, el más tonto tiene una aleta como las de los tiburones que salen en La 2 por las tardes. En cuanto a lo dinerario es que estas cosas tienen un coste. Con las mujeres pasa igual, el precio es el mismo. Cuesta lo mismo una temporada en GP2 a un papanatas, a un rico, a una chica, o a un discapacitado. Lógicamente si eres un fiera que sobresales, no es más fácil porque fácil no es, sino que es menos complicado. Alonso venía avisando, Checo Pérez tiene una estadística que tumba previamente a la F1, Vettel también aunque a simple vista su explosión fue en la F1, mientras que otros se han diluido al llegar. Un buen ejemplo de esto último es Sebastian Bourdais. Ganó cuatro temporadas en América en la «F1» que tienen allí y aquí no sólo se lo tragó la tierra sino que además lo echaron a patadas. Su asiento lo heredó Jaime Alguersuari, que se comió el marronazo de pilotar por vez primera un F1 en los entrenos libres de su primer Gran Premio dos días después. El milagro no fue que acabase, sino que no se matara. Un par de años más de formación previa le hubieran venido de perilla.

    • Victor

      No hay «atajos», tienes que ir subiendo de categoría, cada vez coches más potentes y contra mejores rivales y tienes que ser competitivo, la única diferencia es que unos lo logran más rápido que otros. Por ejemplo Carlos Sainz Jr está subiendo peldaños muy rápido, y acaba de demostrar que puede llevar un F1 muy muy bien con solo 18 años. Si una mujer fuera competitiva si que podría tener una ventaja publicitaria, pero el problema es que no las hay, y no creo que sea un problema de machismo, nunca las ha habido (salvo Michele Mouton en rallys y Danica Patrick en Indy) y no se ve ninguna que apunte maneras, que yo recuerde en GP2 no hay ninguna tampoco.

  6. Victor

    Alonso, en efecto, llegó porque es un fuera de serie, porque si tiene que ser por el apoyo ni de casualidad. Para tener apoyo, o sea, patrocinadores, tienes que tener visibilidad, sobre todo en TV. Y las televisiones españolas no hacen información, hacen propaganda de sus productos. Y si eres un «producto» de la competencia, no existes (salvo el fútbol que puede con todo). Cuando Alonso llegó a la F1, solo se hablaba de F1 en T5 que lo convirtieron en su producto estrella. Para el resto la F1 no existía, ni se corrían carreras, ni 10 segundos para decir «hoy se ha corrido en X, ha ganado Schumacher y Alonso ha quedado último». Si ahí hubiera necesitado un «empujón» monetario, adiós. Luego ya cuando empezó a ganar todos se quisieron subir al carro, y se quejaban de que no les daba entrevistas. Normal, yo tampoco lo hubiera hecho, si antes no me hacíais ni puto caso, ahora que os den.
    Nota curiosa: poco después del boom de la F1, T5 cogió el mundial de SBK, que en España nunca ha tenido muchos seguidores. En previsión de que les volviera a pasar como con la F1, hasta A3 empezó a hablar de SBK, el Marca les dedicaba una página entera… Cuando se vio que no tenían el éxito de la F1 la cosa volvió a la normalidad, A3 ya no ha vuelto a hablar de SBK y en el Marca le dedican 5 líneas en un ladito.

    • José M. Zapico

      A nivel anecdótico puedo decirte que desde su época del Open Nissan le acompaña la empresa de compañía de coches de alquiler Leaseplan. No es exactamente un rent-a-car pero desde entonces le dieron su apoyo. Con el tiempo, Alonso creció mucho en valor mediático y Leaseplan no pudo, en teoría, seguir la estela de facturas que aumentaban de manera exponencial. El asturiano los sigue teniendo como sponsor a un precio reducido. Desconozco las cifras exactas pero no les cobra el precio «normal». Evidentemente es un tipo agradecido y con buena memoria.

    • ARodriguez

      Una puntualización Victor. Cuando Alonso llegó a la F1, Telecinco no hablaba de F1 ya que hacía años que habían dejado de retransmitirla. El mundial se retransmitía en TV3, la televisión autonómica catalana. De hecho, lo hacen ininterrumpidamente al menos desde mediados de los noventa.
      Es más, en 2003, cuando Alonso consigue su primera victoria y varios podios más, las carreras las retransmite Televisión Española por La 2 (el comentarista era Jesús Fraile) además de TV3. Es en la temporada siguiente, la de 2004, cuando Telecinco se sube al carro del previsible éxito de Alonso y se hace con los derechos de la F1, así que no se puede decir que fuera un descubrimiento suyo (ni tampoco de Lobato…).
      Saludos.

      • Euskal Telebista retransmitía la F1 porque le salía gratis total… Literalmente. 0€.

  7. Tamajón

    Buen articulo que refleja la realidad del mundo del motor. Sea cual sea la especialidad, lo único que cambia es el número de ceros a la derecha…

    • José M. Zapico

      Gracias!!! Estoy muy desconectado de las motos, antes las seguía más, pero puede ser perfectamente unas 10 veces más pequeño financieramente hablando… me refiero al MotoGP… las cifras de las otras cateorías son otras muy distintas.

      • Tamajón

        Para que te hagas una idea, meter a un crio de 14 años en un equipo solvente del Campeonato de España de Moto3 anda por los 150.000 €, para ir subiendo, ve multiplicando, los factores de conversión son más o menos lo mismo, lo único es que en MotoGP las fábricas, lease Honda, Yamaha o Ducati fichan y pagan, pero en Moto3 y Moto2, menos 7 u 8, todos van de paganinis

  8. Si si ….pero lo mejor es que… ay pobre de mi como si cuando tenga un [email protected] le da por los cochecitos…ufff más vale que salgo todo un portento sino como bien explicas,como no descubra una mina de oro ……
    Y lo de saltarselo casi mejor que vayan poco a poco que quien sube rapido….se la pega más gorda.
    Buen artículo y muy claro.

  9. Marcela Ranea Lomana

    ¿Hay sitios como academias o escuelas donde hacerse piloto de carreras?

  10. Marián

    Muy buen artículo para dejar clara las cosas a los que tenemos la F1 como pasión y a los que la desconozcan un poco más. Para estar en la cúspide …eres oro molido ó pagas en moneda de oro.

  11. Jose ManUel

    Muy buen artículo y clarifica las cifras. La relación deporte-dinero es aquí tan obvia que no pueden ir separadas.

  12. Una raqueta o un balón. Lo tengo claro. La verdad es que es un chorreo de pasta alucinante. Pero claro, el «equipamiento» no es el mismo. Quieres jugar al fútbol? Unas botas, un balón y si me apuras la equipacion del equipo el da del cumple y listo…. Pero quieres ser piloto de karts??? Sólo en un casco y en un mono decente se te van mínimo 1000 pavos… Y eso que no hemos hablado del «bicho», del kart.
    Muy buena viruta hermano Zapi !

  13. Me acojona que mi hija me pida dentro de unos años subirla en uno de esos cochecitos. Pero leyendo éste artículo, imaginarla sentada en un kart y haciendo buenos tiempos, me va a hacer saltar los plomillos de la cabeza.

  14. El título del artículo no expresa su contenido. No me gusta como está escrito ni el lenguaje usado. En más de una ocasión hay que interpretar la intención del autor
    porque lo escrito no corresponde con lo que se quería decir.

    • César Sancho (@avantiferavanti)

      Pero la foto del final te ha molado ¿O tampoco?

    • The Flying Dutchman

      A ver si lo he entendido: tu crees que el autor no ha dicho lo que quería decir, ¿no? Entonces según tú ¿que quería decir el autor y que no ha dicho? Porque me parece que el que escribe lo que cree, dice lo que piensa a pesar de lo que opinemos los demás #DiálogodeBesugos

      • aventurero

        Supongo que el amigo David se refiere a que el título («Cómo ser Fernando Alonso y no arruinarse en el intento») promete una cosa que luego no se cumple en el texto, que básicamente viene a decir que vas a tener que pagar cantidades imposibles para un ciudadano de a pie; es decir: te vas a arruinar sí o sí, a no ser que tu hijo triunfe, pero entonces ya no es «el intento»…

        Vamos, que leyendo el titular uno esperaría encontrarse una serie de consejos para ser un piloto de F1 sin soltar pasta

  15. Esta bien explicado no hay mas, el motorsport de hoy dia es el mismo que era cuando se creo, un deporte de clase alta o innaccesible, no tiene nada de profesional en cuanto a pilotos se refiere, en alguna ocasion he oido a algun gerente de equipo referirse a lps pilotos como «los clientes»

    • Carlos Dominguez Souto

      Es que para los equipos, los pilotos somos clientes porque nos prestan un servicio. En general, los que pagan, pagamos, somos los pilotos o en mi caso, sus padres

  16. El tuerto

    Pues ahora me quedan claras algunas cosas que no entendía. Lo que no me explico es porque es tan caro. ¿los equipos no buscan dinero por su cuenta?

  17. Carlos Dominguez Souto

    Creo que el artículo es muy acertado. Mi hijo corre en karting y nadie comprende porqué nos metemos en esto, el trabajo, costes, esfuerzo y sacrificios que todo esto conlleva. Se hace por pasión y por amor a tu hijo cuando le ves disfrutar. No hay ayudas, la federación aporta poco, los patrocinadores no tienen apenas dinero y los costes no se rebajan. La carrera deportiva de un piloto es muy dura. Desgraciadamente también es cara y el artículo es muy acertado en todos los pasos necesarios. Lo que pasa es que no hay dinero. Después de Alonso sólo está Carlos Sainz, el hijo del piloto de rally y a ese no le va a faltar nada pero de esos no hay muchos. No tenemos esa suerte. No se hasta donde le podré pagar las carreras a mi hijo.

  18. Lo malo de la realidad es que no a todos gusta. Hay deportes caros y deportes baratos y si quieres que te salga barato, no te metas en esto. El más barato de todos es el atletismo popular. Sólo necesitas unas zapatillas, unos pantalones y una camiseta. Por 50 euros puedes ser olímpico.

  19. Lola P.

    ¿Porque Alonso es tan borde?

  20. Lola P.

    Lo pregunto porque con lo que gana debería ser más feliz, ¿o no?

    • Fulgencio Barrado

      Yo sostengo la teoría de que Alonso en su juventud, heredó la acritud de su padre; este sí, quemado de andar buscando patrocinadores y recibir portazos.
      Tiene que ser muy duro que luego todos se te arrimen para la foto.
      El caso es que él era un chaval muy joven. Desde que se “separó” un poco del seno paterno y empezó a regir su propia vida, creo que “disfruta” más de su popularidad, o al menos la sufre menos.
      Además, es un tipo celoso al extremo de su intimidad, y en eso le aplaudo.
      A mí tampoco me han gustado muchas de sus actitudes, pero creo que las ha mejorado, en la medida de sus posibilidades, y que, en definitiva, estamos hablando de chavales.

  21. RockingRacer

    en las motos pasa lo mismo pero las cifras que veo en los coches son expelusnantes
    correr con motos es mas barato y se disfruta mas

  22. Lo que la gente no sabe es el dineral que esto cuesta y el esfuerzo y sacrificios que hay detrás. La gente sólo ve a Alonso, que ya es millonario para toda su vida aunque se retire mañana, pero por el camino ha ido quedando un montón de pilotos de mucho talento que no pudieron pagarse su carrera. Ahora mismo están echando a pilotos buenísimos de la GP 2 por no tener dinero. Es una pena la cantidad de gente que tiene que dejarlo por esto, tíos muy buenos.

  23. Yayoflauta

    Entenderlo chicos que queréis ser como alonso esto cuesta un cojon y parte del otro así que seguir soñando

  24. tocote

    la gente no sabe lo que cuesta esto y se cree que porque su hijo vaya rapido en un kart su mujer ha parido al sucesor de alonso

    que nooooo que hace falta mucha pasta para subirse ahi arriba

    el articulo lo esplica muy bien y los numeros son esos

    esto cuesta un huevo

  25. Germán

    Pues yo tenía entendido que Alonso empezó a tributar en España por orden del amigo Botín, ¿siempre ha tributado aquí?, no lo creo.

    • César Sancho (@avantiferavanti)

      No, siempre no, yo creo que desde 2010 o 2011, y dudo que por orden de nadie. Se llama CONCIENCIA.

    • The Flying Dutchman

      ¿Y tú que te crees, que Alonso hace lo que le diga Botín aunque le cueste 10 millones de uros al año? Tu imaginación debería residir en un museo. Alonso hace lo que dice Alonso, y Ferrari hace lo que dice Ferrari, y el día que Botín deje de pagar los 50 millones de euros que se deja en el equipo italiano, ese dinero lo pondrá Marlboro. Ese es el acuerdo. Botín manda más bien poco pero sin embargo los tabaqueros mucho.

  26. Alonso «vive» en España hace un par de años porque se lo «pidió» Botín por cuestiones de imagen del Santander, porque hasta ese momento vivía en Suiza.

  27. Miguel

    Mi hijo en su primer año con Karts quedó 3º de la Comunidad de Madrid en categoría Junior, su primera carrera quedó último y en la última ganó. Intenté que corriera el campeonato de España (5 circuitos este año) y empecé a echar números; lo dejé cuando iba por 100.000 €. Observando clasificaciones de otros años, pude ver que quien ganaba era el que iba a todos los circuitos y puntuaba siempre, había otros que iban a uno y arrasaban, pero no debían poder ir a más.
    Esto es lo que hay.

  28. Periodista ETT

    ¿Por qué en este país todo el mundo se mete con Alonso? Es tan borde como Hamilton, Vettel o Raikonnen en sus respectivos territorios…Y en ellos son adorados por sus compatriotas…(lo mismo con Antonio Lobato)

  29. The Flying Dutchman

    El artículo está muy bien explicado los costes que tiene esto y el final remata con una idea clara la respuesta que nadie quiere oir: si no te lo puedes permitir, dedicate a otra cosa que si puedas. Lo peor de todo es poder hacerlo porque te sobra la pasta, no te garantiza que ganes ni una sola carrera.

  30. Gerard F.

    Este post está muy bien pero ¿porque no hacen uno que explique como se mueve el dinero y como funciiona el negocio de la F1? estaría bien

  31. anamorfico

    Fernando Alonso paga impuestos en España porque es español y le parece bien hacerlo. Pensar que esto son órdenes de Emilio Botín es como decir que han peatonalizado todo león porque el alcalde de Valladolid lo ha ordenado. No es que sea alonsista, es que si es verdad eso que dicen que paga del orden de diez millones de euros yo antes mataría a mi madre que pagaría esa pasta. Si así lo ha decidido es porque no le da tanto valor al dinero.

  32. Mariwave

    ¡¡¡¡¡Me ha encantado!!!!

  33. Hommer

    Este articulo es una mezcla de datos, conocimiento del asunto y sentido del humor. Me gusta. La mayoría suelen ser tochos infumables que solo lees los dos primeros párrafos.

  34. pastrajo

    El autor de este artículo tiene el mismo apellido que el piloto Emilio Zapico. Y viendo que este artículo es sincero al máximo (algo cada vez más difícil hoy día), me da que bien podría ser familiar, porque desde luego sabe lo que habla.

    Yo he sido piloto amateur de karts. No cuaje por dinero. No es que yo fuera un prodigio, pero comprobé que cuanto más pagas, más opciones tienes de subir de nivel. Se me dieron algo mejor otros deportes más económicos, y en ellos me gasté 50 veces menos.

    Sin embargo, falta un detalle muy importante en este artículo : a veces tienes que ser un lameculos para triunfar, o cómo mínimo caer bien. Si dices algo que no gusta, o no les das la razón a los organizadores de un campeonato, te encontrarás barreras. Y si esto que digo ocurre en campeonatos amateur de otros deportes, en campeonatos amateur de karts es mucho más repugnante, y donde hay millones y millones en juego ni me lo quiero imaginar.

    Al fin y al cabo, la velocidad es un simple hobby, y lo puedes disfrutar (sin exagerar) con cualquier coche de calle.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.