¿Cuál ha sido el anuncio de televisión más memorable?

Publicado por

Cuando oímos acerca de un tal Proust que comiendo cierta magdalena sufría visiones y una poderosa regresión al pasado nuestra primera reacción fue preguntarnos qué ingredientes debía llevar, habría que probar una de esas a ver. Pero en realidad —tal como supimos más tarde no sin cierta decepción el viaje psicotrópico al que aludía no guardaba relación con la química sino con la memoria. Puede provocárnoslo algunos paisajes, objetos, sabores, melodías… e incluso algunos anuncios, esos que vimos hace años en televisión, aparentemente intrascendentes pero que se nos quedaron agazapados en algún lugar del subconsciente y que basta con volverlos a ver para rememorar nuestra infancia con la carne de gallina. Hagan si no la prueba con estos que hemos elegido y voten por cuál surte más efecto, o añadan su favorito.

____________________________________________________________________________________

Mantequilla Tulipán

Los especialistas en neurociencias podrán hablar con fascinación del asombroso misterio y la infinita complejidad de las redes neuronales, pero al final Faemino y Cansado van a tener bastante razón cuando dicen que el cerebro es gilipollas: hemos olvidado hacer raíces cuadradas y otras muchas cosas aún más serias e importantes que como hemos olvidado no podemos mencionar y sin embargo nos acordamos de este anuncio. ¿Qué clase de broma es esta, cerebro? En su descargo también hay que decir que el anuncio jugaba bien sus bazas para llamar la atención. Van a un colegio a regalar bocadillos de mantequilla y qué mejor que en un helicóptero, claro que sí. Y qué reparto, los niños parecen españoles pero a ese señor de bigote lo debieron traer de una película americana de catástrofes de los setenta, aquí hizo el papel de su vida.

____________________________________________________________________________________

Canal + Me gusta el fútbol

Aparentemente no es gran cosa, pero resultaba ser toda una declaración de principios, irradiaba alegría y la cancioncita era pegadiza. También cabe señalar la enorme cantidad de anuncios de hace unos lustros a los que ponía voz Constantino Romero; parecía el líder de un régimen orweliano, siempre diciéndonos a todas horas qué debíamos comer, comprar o hacer. Este anuncio no es uno de ellos porque aquí la voz es de Ramón Langa, que es quien ponía todas las demás, dando así una ficticia sensación de alternancia en el régimen.

____________________________________________________________________________________

Tónica Schweppes

En estos tiempos en los que lo de los gin-tonics se nos ha ido de las manos hasta alcanzar niveles de epidemia resulta curioso volver a ver los anuncios de Schweppes de los años ochenta, protagonizados por un tipo con gafas y de aspecto afable que llegó a hacerse muy popular. El actor en cuestión era francés, de nombre Bernard Le Coq, y posteriormente interpretaría a Felipe González en la película GAL. He aquí un dato que antes no sabían y ahora sí, ya han aprovechado el día.

____________________________________________________________________________________

Levi’s

Esta marca de ropa siempre ha prestado una gran atención a sus anuncios —como este, brillantemente narrado— a menudo protagonizados por exuberantes chicos y chicas a quienes les quedaría bien encima hasta un saco de patatas. Pero aquí se atrevieron con muñecos de plastilina y el resultado fue aún mejor. Un anuncio muy divertido de 1995 que además llevaba la canción «Boombastic» de Shaggy, que se convertiría en todo un éxito.

____________________________________________________________________________________

Kas

La canción original era de la Steve Miller Band, «Give it up», que aquí cantó Álex de la Nuez en un spot que reúne todos los clichés sobre jóvenes eufóricos haciendo deporte al aire libre en días soleados. Un anuncio de refrescos, en definitiva. Pero visto hace años causaba más impresión y que ahora merece la pena recordar.

____________________________________________________________________________________

Titanlux

Que un anuncio de una bebida azucarada nos muestre tanta alegría desatada suena excesivo pero ya estamos acostumbrados. Lo que ya es más difícil de encajar es que estén igual en un anuncio de pinturas. Será cosa de los vapores que inhalan ahí con los botes abiertos. En cualquier caso la canción pone la carne de gallina y su letra viene que ni pintada, ejem, para el producto que anuncian. Es una adaptación de «Colours», de Donovan, de la que posteriormente Mocedades hicieron una versión.

____________________________________________________________________________________

Renault 5 GT Turbo

Aquello que suele parecer el colmo de la modernidad tiende a ser lo que más pronto envejece. Hoy en día este anuncio resulta tan irremediablemente hortera y se le ven tanto las costuras que hasta tiene su encanto. Esos efectos visuales y de sonido, esa manera tan enfática de pronunciar «turbo»… una palabra que entonces molaba mucho aunque buena parte del público no tuviera del todo claro qué significaba.

____________________________________________________________________________________

Mitsubishi Montero

Este hombre tenía mucha gracia con esa forma tan peculiar de hablar, pero la puntilla final era esa pregunta que azotó durante años las conciencias madridistas y los hacía retorcerse como una ostra ante el limón. Ahora ya pueden decir con la mirada altiva que sí, que el Madrid es otra vez campeón de Europa.

____________________________________________________________________________________

Farala

Desde que este anuncio comenzó a emitirse no se ha dado nunca jamás el caso de que alguien, preferentemente de sexo femenino, se incorporase a la plantilla de una oficina y ninguno de los presentes canturrease aunque fuera mentalmente esta canción. Algunos anuncios logran introducir memes en la cultura popular, en la vida de la gente, que luego no se van por años y años que pasen. Luego esas personas irán por ahí diciendo en alguna barra de bar «yo soy el autor del estribillo «tenemos chica nueva en la oficina, se llama Farala y es divina»» pero nadie los creerá y morirán en el anonimato. Su estribillo, sin embargo, les sobrevivirá.

____________________________________________________________________________________

Pezqueñines no gracias

Un bonito anuncio que nos inculcaba la importancia de no comer peces pequeños. Aunque está por ver si ese mensaje tuvo un mínimo efecto en algún lugar: a quienes más gustaba por su edad no tenían poder de decisión sobre la cesta de la compra. Y lo cierto es que luego de mayores ante un pescado troceado, envasado o enlatado no hay mucha posibilidad de selección entre grande o pequeño. Nos inculcaron insistentemente durante años una advertencia que no hemos podido poner en práctica, jamás se nos ha presentado la ocasión de decir «no, ese no, que es pezqueñín», lo que resulta triste.

____________________________________________________________________________________

Río Grande

Quizá anuncios como este y su manera de jugar con nuestro deseos e ilusiones sean el motivo de que algunos le hayan cogido cierto rencor al sector del marketing y la publicidad. Uno llega la adolescencia, empieza sentir ciertas convulsiones internas y ve aquí que las chicas se quedarán embobadas si llevas un pantalón. Luego te lo compras y resulta que la reacción digamos que no era exactamente la esperada. ¿Qué es lo que ha fallado entonces? Ah, claro, la colonia.

____________________________________________________________________________________

Colonia Chispas

Una colonia que se llamaba Chispas ya tenía la mitad del trabajo hecho. Si le añades una canción ñoña sobre la iniciación a la vida ya tienes entonces algo memorable que la gente recordará incluso aún hoy, que la colonia en cuestión ya no se fabrica.

____________________________________________________________________________________

Martini

Puede que se haya probado con colonias, vaqueros e incluso con coches turbo y nada, que no hay manera, no se consigue dar con la pareja ideal; una pongamos por ejemplo Charlize Theron (que comenzó a darse a conocer con este anuncio) o un Max Parrish (este no tuvo tanta suerte, ahí se quedó haciendo el gesto con el dedo). Pues eso es porque no bebe Martini, no por otra cosa. Pídase uno la próxima vez y ya verá cómo cambia su suerte.

____________________________________________________________________________________

Colón

Hace unos años, cualquier porquería que se comercializase llevaba la etiqueta «¡Anunciado en TV!» y entonces al parecer ya alcanzaba una categoría superior. Así que cómo no quedarse perplejos cuando vimos a Manuel Luque apareciendo en la tele no para decirnos simplemente que lo que él vendía era estupendo y nos iba a arreglar la vida, sino retándonos a que buscásemos algo mejor y, de hallarlo, lo comprásemos. No era el tipo de mensajes de los que ya estábamos empezando a recelar y la frase terminó convirtiéndose en una popular muletilla.

____________________________________________________________________________________

 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

39 Comentarios

  1. ¿Dónde está el anuncio de los monjes futbolistas? Creo que era de Estrella Damm…

    Nunca olvidaré la frase: «Son los mejores futbolistas del mundo. ¿Será porque si pierden la pelota, no juegan en seis meses?»

  2. Bic naranja escribe fino, bic cristal escribe fatal!

    PS.- En el anuncio de Titanlux cuando dice «marco los rincones de mi hogar» se me ha venido a la cabeza un perro delimitando su territorio sobre el parqué

  3. Para mi el mejor sin duda es el del Atlético de Madrid en el año del ascenso, con el Mono Burgos sacando la cabeza de la alcantarilla.

    Creo que no se puede expresar tanto con tan poco.

  4. Pues que sepáis que el señor de tulipán no es ni más ni menos que Javier Fesser, sí, el de gomaespuma en sus años mozos.
    La voz está doblada, lamentablemente.

  5. Mola el articulo, pero echo en falta el mas mitico de todos, y para demostrarselo al distinguido publico, me limitaré a hacer una pregunta (a voces, que sois muchos):

    ¿A DONDE SE DIRIGEN LAS MUÑECAS DE FAMOSA?

  6. A mí se me viene a la cabeza uno de Pepsi pero no lo he vuelto a ver desde que lo echaban por TV. Era como una breve historia y dejaban que el público eligiese el final del mismo entre tres posibles lamando a un número de teléfono . Tras la «encuesta» emitieron el anuncio y los porcentajes que eligieron cada final.

  7. A mi habia uno de sartenes creo que de la marca tefal que salia un huevo frito intentando agarrarse con las manitas que realmente me parecia genial.

  8. Como aportación, cabe decir que gracias al anuncio de Colón, la compañía, que estaba al borde de la quiebra, con una deuda de 11.000 m de ptas., salió adelante y acabó vendiéndose por más del triple… Lo que hace un buen gancho, mensaje o tuit… Lo cuenta Isaías Lafuente, en «Y el verbo se hizo… Polvo»

  9. Para Jesús jerónimo:

    Encantado de ayudarte; las muñecas se dirigen al portal, para hacer llegar al niño su cariño y su amistad.

    Debiste ver poco ese anuncio…

  10. El autor de el estribillo de faralá no es un don nadie. Es José María Guzman de Cánovas Rodrigo Adolfo y Guzman o Cadillac.

    Un respeto por favor

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.