¿Cuál es la mejor película sobre la Edad Media?

Publicado por

«La época de la caballería ha acabado; la de los sofistas, la de los economistas y la de los calculadores ha triunfado, y la gloria de Europa se ha extinguido para siempre». El ánimo sombrío de Edmund Burke al escribir estas palabras con su estimada María Antonieta recién guillotinada le permitió ser clarividente con el nuevo mundo que estaba alumbrándose en esos días. Efectivamente hoy vamos sobrados de tales especímenes, aunque a ese antiguo régimen al que alude otros ya lo habían dado por muerto mucho antes. Para los renacentistas la Edad Media fue una época bárbara y oscurantista que ellos venían a superar reencontrándose con el alma clásica, los ilustrados coetáneos de Burke reforzaron ese cliché y para los románticos posteriores fue por el contrario un tiempo de espiritualidad e idealismo que debía rescatarse. Es decir, cada uno ha proyectado lo que quería ver, al fin y al cabo aun ciñéndonos solo al continente europeo mil años dan para mucho.

¿Y el cine cómo nos ha contado en este periodo? Podría decirse que han calado en él ambas visiones. Resultan muy fotogénicas tanto la superstición y la brutalidad, por un lado, como el heroísmo y la leyenda por el otro. ¿Por qué renunciar a nada si con una misma historia se puede fascinar y horrorizar a los espectadores a partes iguales? Caballeros de brillantes armaduras, brujas harapientas que lanzan maldiciones terribles, princesas prometidas, grandes batallas, monjes eruditos, peste negra… hay sitio para todo. Así que aprovechando el estreno en los próximos días de La leyenda de Redbad repasemos a continuación los ejemplos más destacados. Voten su favorita o añádanla en los comentarios si creen que falta.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)

_______________________________________________________________________

El manantial de la doncella

Imagen de  Svensk Filmindustri.

Según algunos historiadores el creciente culto a la Virgen María durante la Edad Media habría sido el detonante de la aparición del amor cortés como una versión secularizada de este. Tal como decía el caballero y poeta del siglo XIII Wolfram von Eschenbach: «Hay dos recompensas que nos aguardan, el cielo y el reconocimiento de una dama». Ambos, en conjunto, contribuyeron a una veneración por la mujer en la cultura occidental que no tuvo equivalente en otras civilizaciones. Algo de ello se ve en esta adaptación que hizo Ingmar Bergman de un romance sueco del siglo XIII. La doncella protagonista es casi un ser celestial, inocente de todo mal y al mismo tiempo objeto de los más violentos deseos, cuyo trágico destino atormentará a su padre hasta el punto de hacer tambalear sus convicciones religiosas. Una historia muy hermosa y conmovedora.

_______________________________________________________________________

El señor de la guerra

Imagen de  Universal Pictures.

Aunque apenas existen registros de que realmente existiera y a juicio de muchos estudiosos no pasa de ser un mito, el «Ius primae noctis» o derecho de pernada ha tenido un amplio eco en el cine. Cosa que no es de extrañar teniendo en cuenta el juego dramático que aporta, con sus potenciales triángulos amorosos y venganzas por tal agravio. En esta historia el guion lo presenta con habilidad, pues deja claro que era una herejía, que oficialmente no tenía lugar, pero que en entornos aún paganos y en determinadas circunstancias podía darse. El caso es que Charlton Heston es un señor feudal que cae en la tentación y acaba generando un tremendo lío que desemboca en unas escenas muy logradas de asedio a su atalaya con arietes, torres de asalto y catapultas.

_______________________________________________________________________

Braveheart

Imagen de Icon Pictures.

De nuevo aquí es el improbable derecho de pernada el detonante argumental, que enciende contra los ingleses a un William Wallace al parecer era más bien de origen aristocrático en contra de la apariencia humilde que se le otorga. Tampoco llegó a conocer a Isabel de Francia, no fue traicionado por Robert the Bruce, no se pintó la cara durante las batallas (que no se desarrollaron tal como se muestra) y no consta que gritara «¡libertad!» antes de ser despanzurrado. Pero al margen de esos detalles la cinta es muy entretenida, que es lo importante.

_______________________________________________________________________

Los vikingos

Imagen de  United Artists.

Los vikingos representan una parte sustancial del paisaje medieval, o altomedieval más concretamente, y en los últimos años han aumentado apreciablemente su presencia en la pantalla, aunque esta sea una de las primeras, del año 1958. Cuesta imaginar que Ernest Borgnine y Travis Fimmel, dos actores que no pueden ser más diferentes entre sí, hayan interpretado al legendario Ragnar Lodbrok pese a que ambos resulten creíbles.

_______________________________________________________________________

Juana de Arco

Imagen de Columbia Pictures.

Esta campesina del siglo XV que apenas siendo una adolescente lideró la lucha contra los invasores ingleses en la guerra de los Cien Años, para ser finalmente quemada por bruja, es sin duda un personaje fascinante, pero casi lo es más su impacto cultural y político desde entonces: Juana de Arco como símbolo. Además de, por supuesto, el tradicionalismo católico, no hay movimiento político que no la haya reclutado en sus filas. La primera adaptación al cine, a cargo de Cecil B. DeMille, tuvo como finalidad apoyar la intervención de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial. Pero es que en la Segunda fue reivindicada tanto por el régimen de ocupación como por la resistencia. Los primeros querían mostrarla a los ojos franceses en su faceta de combatiente contra los ingleses; los segundos como heroína contra los invasores. Más adelante, ya en la V República, pasó a ser un icono patriótico tanto para la izquierda, que ve en ella a una hija del pueblo, como para la derecha, que la considera un elemento clave de la identidad nacional francesa. En la pantalla es, tras Jesús, es el personaje religioso más representado, atrayendo la atención de cineastas como Dreyer, Rossellini o Preminger. Puede que Luc Bresson no tenga el prestigio de los anteriores, pero en esta película supo estar a la altura.

_______________________________________________________________________

El Cid

Imagen de  Samuel Bronston Productions.

En varios aspectos su equivalente español es el Cid Campeador. Vemos de nuevo a Heston de protagonista en uno de esos papeles testosterónicos que tanto le gustaban y de hecho él fue la primera y única opción para encabezar el reparto. Se rodó en nuestro país, con cientos de extras que además de una paga de cien pesetas diarias recibían un bocadillo de chorizo y concretamente una de las localizaciones fue el castillo de Belmonte de Cuenca, al igual que la que viene a continuación.

_______________________________________________________________________

Los señores del acero

Imagen de  Orion.

Frente a la estética tipo Exin Castillos y los personajes de cuento de El primer caballero o Excalibur (esta además con toques de Flash Gordon) sin duda Los señores del acero gana en crudeza, de hecho el título original es Flesh and Blood. Esa fue explícitamente la voluntad de Paul Verhoeven, interesado en retratar la Edad Media sin eludir su carga de miseria, pobreza y violencia. El rodaje, por lo que se cuenta, no fue menos duro e hizo plantearse al director el abandono de la profesión, ya descontento por no haber podido rodar en su lugar El retorno del Jedi, para la que fue inicialmente tanteado.

_______________________________________________________________________

Los inmortales

Imagen de  Thorn EMI Screen Entertainment.

Ante los ojos de más de uno esta elección tal vez desentone en comparación con las restantes, pero hay tres poderosas razones para incluirla. En primer lugar ganó un Óscar a la mejor película jamás hecha. En segundo, para una buena que hizo Christopher Lambert orgulloso propietario de una de las trayectorias cinematográficas más lamentables de la historia del cine— pues tampoco vamos a dejarla de lado. Y por último toda la película está impregnada de esa fantástica estética ochentera que nunca debió pasar de moda.

_______________________________________________________________________

Robin Hood, príncipe de los ladrones

Imagen de  Warner Bros. Pictures.

Se cuenta de Juan sin Tierra que, no contento con reírse en mitad de las misas y azuzar al cura para que terminase y así poder marchar a comer, en cierta ocasión un obispo le mostró una representación de las almas ascendiendo al cielo durante el Juicio Final y él señaló a los que iban al infierno, diciendo «¡mostradme mejor estos, cuyo buen ejemplo pienso seguir!». Hay muchas otras anécdotas sobre su catadura moral, pero como tantas veces ocurre con esta época y sus protagonistas casi nunca se sabe dónde termina la realidad y empieza la leyenda. Una de estas fue Robin Hood, su enemigo más acérrimo. Alan Rickman tuvo aquí uno de sus papeles más recordados como villano (no en el sentido medieval de la palabra) y Sean Connery un cameo al final precisamente como el hermano bueno de Juan, Ricardo Corazón de León.

_______________________________________________________________________

Hamlet

Imagen de  Warner Bros. Pictures.

Mel Gibson hubiera sido el protagonista de la anterior de haber podido cuadrar el calendario de rodaje con esta otra. Quizá fue lo mejor, aunque en general una vez vista una película cuesta mucho imaginarla con otros actores. De las innumerables adaptaciones al cine de la obra de Shakespeare unas por clasicistas pecan de rigidez y dejan en evidencia su origen teatral, otras se convierten en experimentos modernos que envejecen enseguida. De todas ellas si esta no es la mejor desde luego está entre las tres primeras. Este es su monólogo más célebre.

_______________________________________________________________________

Macbeth

Imagen de See-Saw Films.

Esta otra compartiría también el podio. Que el poder corrompe es algo que ya sabemos de sobra echando un vistazo a las noticias un día cualquiera, pero Shakespeare contaba como nadie el proceso interior, con los dilemas y las racionalizaciones de quien va deslizándose por esa pendiente de degradación moral. La estética está muy cuidada aunque sin pretender hacer sombra al texto, que es lo que importa al final, y los protagonistas son también muy destacables: Michael Fassbender y Marion Cotillard.

_______________________________________________________________________

El nombre de la Rosa

Imagen de Neue Constantin Film.

Aquí tenemos otra gran reflexión en torno al poder. En una cristiandad asediada por los sarracenos, en la que las tradiciones paganas se resistían a desaparecer y surgían movimientos heréticos que cuestionaban el orden establecido, la Iglesia necesitaba imponer su autoridad y Jorge de Burgos, que de tonto no tenía un pelo, veía en la risa un elemento subversivo intolerable. La historia además contaba con una fluida trama detectivesca y grandes intérpretes, pero lo que terminaba de hacerla excepcional es su habilidad para captar esa atmósfera tan peculiar de los monasterios medievales de una forma que no se ha vuelto a ver en el cine. Sobre ese pequeño universo de reglas propias ya publicamos en su día este artículo.

_______________________________________________________________________

El reino de los cielos

Imagen de  Twentieth Century Fox.

La idea de convertirse en caballero y lanzarse a dar su merecido a infieles y malvados, lejos de ser el más extraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo, oiga, era una cosa en su contexto bastante razonable si uno quería ganarse la absolución por los pecados previos y garantizarse una plaza en el cielo. Así lo señaló Urbano II cuando dio comienzo a las cruzadas en el siglo XI: «Dejad a aquellos que han sido ladrones ser ahora soldados de Cristo, dejad a aquellos que han sido mercenarios por unas pocas monedas de plata conseguir ahora una recompensa eterna». Son muchas las películas ambientadas en la Edad Media en las que juegan un papel, pero ninguna otra mostró las cruzadas con tal despliegue de medios como esta cinta de Ridley Scott, de nuevo también rodada en España.

_______________________________________________________________________

Los caballeros de la mesa cuadrada

Imagen de  Columbia.

Claro que visto desde este otro punto de vista todo ese universo caballeresco sí que tenía su punto de excentricidad. Esta es una de esas películas en las que todo el mundo tiene alguna escena favorita y sirve de ejemplo para casi cualquier cosa que uno quiera explicar. Por ejemplo, recientemente esta formó parte del debate político estadounidense, al ser mencionada por un senador durante el proceso de selección de un nuevo miembro del Tribunal Supremo. También tiene su gracia este tráiler como si fuera un estreno actual.

_______________________________________________________________________

El séptimo sello

Imagen de Svensk Filmindustri.

Concluimos tal como empezamos, con una película de Bergman. La incertidumbre vital que afrontaban los medievales y el gran protagonismo de la religión hacen de esta época el contexto ideal para que este director nos cuente sus dudas existenciales. La idea de fondo en ambas historias es «el silencio de Dios», por usar el nombre que dio el cineasta a una trilogía y que formaba parte también de la cita bíblica de donde extrajo el título: «Y cuando el Cordero abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora». Max von Sydow en ambos papeles se desgañita buscando alguna señal de que sus rezos son escuchados, de que hay justicia en el mundo, la vida tiene sentido y la muerte no es el final. Lo expresa con gran elocuencia en esta magnífica escena.

_______________________________________________________________________

Sean Connery en El nombre de la rosa (1986). Imagen: Neue Constantin Film.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

34 comentarios

  1. Lux Interior

    El Nombre de la Rosa. Gran película, mejor libro. No me cansaría de verla y de los pocos libros que he releído.

  2. Ferdinn

    «El Nombre de la Rosa» (1986) como película resulta entretenida y jugosa visualmente. Históricamente es más endeble pues perpetúa esa oscura imagen de la Edad Media donde la única luz era la de las hogueras donde se quemaba a gente.

    Recordemos que Eco la ambienta en 1327 en Italia; ahí ya ha muerto Dante, Giotto tiene unos 60 años y las primeras armas de fuego hacen su aparición. Por tanto, estamos de acuerdo, no era aún el Renacimiento pero tampoco, como quisiera reflejar la película, la Alta Edad Media, en torno al año 1000 o algo así.

    Mucho mejor el libro, con un final para nada tan revolucionario y violento.

    • Neil Young

      Braveheart, los inmortales, el reino de los cielos y ese Robin Hood son unas castañas. Falta Robin y Marian. Y lo de Lic Bresson, por favor, corregirlo, que hace daño a la vista.

      • Ferdinn

        Coincido en lo de «Robin y Marian», una película bella y melancólica. No tanto con «Braveheart», aunque su fidelidad histórica es casi nula, se trata de una obra emocionante y muy entretenida. Y «Los Inmortales» tampoco es una castaña, si bien tampoco es cine «medieval». «El reino de los cielos» sí es una castaña, atractiva visualmente, pero tergiversadora, con un reflejo de las cruzadas que le gusta a islamismo.

  3. Hackenbush

    Se han quedado fuera varias películas estupendas, como «El león en invierno», Excalibur», «Ivanhoe», «El halcón y la flecha»…

  4. Qué difícil es ser un Dios, malditos…

  5. Ferdinn

    La «Excalibur» del 81 sigue siendo la mejor versión del mito artúrico, pero yo no la encuadraría como película de la Edad Media, más bien como «espada y brujería» o «fantástica».

    • Vigasito

      Estoy de acuerdo contigo. Y creo que acertaron, por ello, a dar un toque un poco ecléctico a la estética de la película. Y qué música tan maravillosa la de Wagner. ¿Y el final? Madre mía…

  6. Vigasito

    «El nombre de la Rosa», «El Cid» y «El señor de la Guerra» son indispensables, con todos sus supuestos errores.

    «Robin y Marian» (rodada tambien en España) es simplemente una película magnífica que da mil vueltas a todas las películas sobre Robin Hood que se han hecho….y decir que la versión de Kevin Kostner es simplemente penosa. Para mí Alan Rickman siempre será el verdadero héroe de esa peli.

    «Bailando con Saladino» («El reino de los cielos») es otro atropello a la historia magnífico. Pero me reí mucho con ella, todo hay que decirlo.

  7. Ya que se hace mención a la inglesa «Los caballeros de la mesa cuadrada», también se podrían incluir la italiana «La armada Brancaleone» o la española «La venganza de Don Mendo»

  8. Me pareció mejor el Macbeth de Roman Polansky

  9. Jose Ramon

    Puestos a mencionar a Monty Phyton, creo que seria mas propio ‘La bestia del reino» (aunque sea de Terry Gilliam)

  10. El nombre de la rosa tiene como asesor historico a uno de los mas grandes medievalistas franceses…Jacques Le Goff.

  11. Ivan Mendoza

    Aunque se vaya un poco en años para la categoria, el espiritu medieval se enfrentaba magistralmente a la modernidad en el Tomás Moro de «A man for all seasons». Mejor pelicula que cualquiera de las seleccionadas,
    Puestos a seleccionar películas en el filo, «el ejercito de las tinieblas» le hubiera dado sabor también a la lista.

  12. «Paseo por el amor y la muerte», de John Huston

  13. Vigasito

    En el fondo a cualquier película que trate estos temas históricos (Edad Media, la época romana o griega, el mundo antiguo en general) yo la catalogaría en la Ciencia Ficción: las costumbres, el sentimiento religioso de cada época…etc etc son tan distintas a nuestra mentalidad arrogante postmoderna, cínica, descreída y todo postureo que yo creo que una veraz trasposición de esos mundos en una película sería imposible de digerir para nuestras mentes ya muy achatadas en nuestro análisis del mundo antiguo en general.

    Por cierto, una película gloriosa en ese sentido es la francesa «Los Visitantes».

  14. El Cid es un western disfrazado.
    Los señores del acero, está ambientada en el siglo XVI
    Los inmortales, en los años 80.
    En efecto, faltan Robin y Marian o El león en invierno, y también La venganza de don Mendo, o La bestia del reino.
    Votaré por El séptimo sello, ganará El nombre de la rosa…

  15. Pere C

    Debe ser que ya soy mayor, pero me quedo con las versiones clásicas de Juana de Arco (Dreyer), Robin Hood (Michael Curtiz) y Hamlet (Laurence Olivier). Y añado: Francisco, juglar de Dios (Rossellini), Alexander Nevski (Eisenstein), Becket (Peter Glenville), Andrei Rublev (Tarkovski), El intendente Sansho (Mizoguchi) y Trono de sangre (adaptación a Japón de Macbeth, por Kurosawa).

  16. Eduardo Tellez

    Falto incluir «El misterio de Wells» tambien conocida como «The Reckoning» (2003) del director Paul McGuigan y es una vision diferente de la edad media, la muerte, la peste, el teatro y una investigacion muy al estilo de Holmes.

    Guerrero numero 13 con un tal Antonio Banderas

    Alexander Nevsky

    Principe Valiente

    Los caballeros del rey Arturo

    Hermano Sol, hermana luna de Zefferilli

  17. Falstaff

    El hecho de que no este «Campanadas a Medianoche» (Orson welles) ya invalida esta lista.
    No ponen a Ivanhoe que es de una novela, pero es edad media.

    Falta Ricardo III de Olivier, o su Enrique V, hasta el V de Branagh
    Hasta «Coraza Negra» de Tony Curtis hubiera estado antes que varias.
    «Quintin Duward» con el graan RRobert Taylor.

    Como han dicho arriba «Los Señores del acero» ocurre en el renacimiento.
    Los Inmortales es espada y brujeria de la buena, como Excalibur.
    Ya lo han dicho y lo repito.
    Si metemos a los Monty Python, meted a Don Mendo y a Bracaleone.
    Y a los Visitantes de Jeaan Reno

    Y vamos Jot Down a ver si afinamos un poco.
    Aunque este es el mejor articulo que habeis hecho, lo que no dice mucho a vuestro favor, bellacos galloferos.
    ¡Voto a Brios!

  18. elquecerrabalaspuertasromboides

    He votado por «Los Vikingos» pero podía haber sido por «El nombre de la rosa» o por el «Cid». La selección es buena, pero no hay tantas películas memorables como en otros géneros. Supongo que por la dificultad de ambientación, o por el relativo poco interés actual en esa época

  19. Marketa Lazarova de Frantisek Vlacil.
    Uno de los mejores retratos de la vida en la época medieval.

  20. Ichimonji

    Qué fail de lista, meten los inmortales y no excalibur que ambas son de fantasía, no está campanadas a media noche ni Alexander Nevsky, ni el león de invierno ni Valhalla rising ni Enrique V… Las mejores de la lista por este orden:
    – El señor de la guerra
    – El manantial de la doncella
    – El séptimo sello.

  21. El mayor problema de ver a Los Inmortales en la lista, no es que pueda gustar más o menos, es que no trata sobre la Edad Media. Ademas de no ser la época principal de la película cuando MacLeod nace es en la Edad Moderna.
    La que yo votaría como la mejor sería La Pasión de Juana de Arco de Carl T. Dreyer. que no aparece.
    Aunque una lista así, donde siempre se echan en falta películas, se podría haber diversificado con otros cines, por ejemplo de cine japonés, y ver un medioevo más global, en lo histórico y en lo fílmico.

  22. Jon Bilbao

    Añadiría «El holandés errante» cinta holandesa de Jos Stelling estrenada en 1996. Sórdida, triste y realista en extremo

  23. Ni tampoco Andrei Rublev de Tarkovsky.

  24. Ernesto Moncada

    «Que difícil es ser un dios», basada en la novela de los hermanos Strugatski. No será la mejor película pero sin duda es la que mejor recrea la época de las que he visto.

  25. Andrés

    El reino de los cielos?? En serio??

  26. Raskolnikov

    No se si ya se ha tocado el tema.

    Pero podriais hacer una selección de películas distópicas.

    Saludos nihilistas

  27. Le retour de Martin Guerre (Daniel Vigne, 1982)

  28. No está en la lista, lo cual tampoco me extraña (las mayorías son casi siempre previsibles), pero sí me gusta más que todas las demás juntas esta otra película sobre o, más bien, ambientada en la Edad media:
    El romance de Astrea y celadón, de Eric Rohmer.

    https://alejandroaliagablog.wordpress.com/

  29. Manuel

    ¿Dónde está «Andréi Rublev» de Tarkovski???

  30. Gringo

    Tanto Los señores del acero como Los inmortales están ambientadas en el s.XVI, luego no representan la Edad Media (476-1492).

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.