¿El futuro de los NFTs revalorizará a los artistas?

Publicado por
El lanzamiento experimental de Ethereum NFT de Pak Merge se.png
Imagen perteneciente al pack de NFTs «The merge»

Durante mucho tiempo ha sido muy popular el adagio de que estudiar arte no es una buena manera de ganar dinero. Frente a carreras como Derecho, Ciencias Económicas, Medicina, Arquitectura o Informática, los estudios artísticos han tenido siempre una connotación negativa en el aspecto comercial, ya que resulta difícil imaginar un futuro rentable vendiendo cuadros o haciendo esculturas. O, al menos, así era hasta hace algunos años.

El auge del mundo digital está ampliando considerablemente las posibilidades de los artistas, tanto en el ámbito del diseño gráfico como en el de la ilustración e incluso en el de la escultura –gracias, por ejemplo, a los nuevos horizontes que ofrecen las impresoras 3D–. Hoy en día existe una gran demanda de artistas en el ámbito digital para completar proyectos de diseño web, hacer gráficos en video o simplemente diseñar la nueva imagen de una marca.

Dentro de este contexto en el que los artistas digitales se encuentran cada vez más al alza, han irrumpido los NFTs para darle un nuevo impulso al mercado del arte online. Mientras que los encargos de ilustraciones para empresas o proyectos digitales pueden asociarse más bien con un trabajo de artesanía, los NFTs recuperan toda la esencia del arte como objeto de colección y la trasladan a un espacio digital que permite la distribución de obras únicas e irreproducibles gracias a la blockchain.

La blockchain devuelve a los artistas a un primer plano

Ya no es ninguna sorpresa el enorme impulso que ha tenido el mercado de las criptomonedas en los últimos años, y cada vez son más las personas que buscan la manera de hacer fortuna en él. El crecimiento imparable de las criptomonedas, sumado al enorme auge de las aplicaciones descentralizadas establecidas en la blockchain, facilitaron el surgimiento de auténticas colecciones de arte y de un mercado artístico digital en plena ebullición, capaz de competir en precios y en interés con las principales galerías de arte tradicionales.

La clave está en los sistemas de verificación colectiva de la blockchain, que permiten identificar una imagen o cualquier otro tipo de archivo digital de manera única, y garantizar que su propietario atesore una obra irreproducible capaz de contener un elevado valor de mercado gracias a su unicidad. Esto contrasta con las características tradicionales de los archivos digitales, que siempre han podido copiarse de manera ilimitada con apenas un par de clics, lo que los hacía poco aptos para este tipo de coleccionismo.

Subastas que alcanzan los millones de dólares

A pesar de tratarse de un mercado muy reciente y con menos recorrido aún que las criptomonedas, el mercado de los NFTs está alcanzando cifras verdaderamente mareantes. La colección de NFTs más caros jamás vendidos es «The merge», que fue capaz de reunir casi 92 millones de dólares en ventas a coleccionistas, mientras que el NFT más caro jamás vendido a un coleccionista individual fue diseñado por el artista Beeple y alcanzó una cifra de casi 70 millones de dólares: una cantidad con la que la mayoría de la gente solo podría soñar.

Pero atesorar estas grandes cantidades de dinero u obras artísticas de tanto valor en la blockchain también sus riesgos, y por eso resulta fundamental proteger el acceso a estas cuentas digitales mediante el uso de un gestor de contraseñas que nos permita mantenerlas a salvo de cualquier tipo de ciberataque. De otro modo, incluso el simple olvido de una contraseña podría dar al traste con toda la fortuna de un coleccionista: una fortuna que puede alcanzar las decenas de millones de dólares.

Una oportunidad única para los artistas del siglo XXI

Como no podía ser de otro modo, donde hay artistas y subastas también hay intermediarios que pueden ganar mucho dinero mediante la compraventa de NFTs. Quienes no tienen tanto talento para el diseño, pero disponen de un buen ojo comercial pueden abrirse camino en este mercado y obtener enormes beneficios intercambiando obras de arte digitales. Y lo mejor de todo es que no hace falta haber estudiado historia del arte o tener experiencia en pintura contemporánea: los valores que mueven el mercado de los NFT son muy diferentes a los del arte físico, y responden casi exclusivamente a diversas tendencias en la red.

Los artistas que se adentran en el mundo de los NFT, entonces, tienen a su disposición un sinfín de posibilidades para vender su arte a precios realmente exorbitantes, y lo mejor de todo es que se trata de un mercado cuya andadura no ha hecho más que comenzar. El futuro está en lo digital, y quienes sean capaces de identificar estas oportunidades y promocionar su arte de manera adecuada tienen ante sí una gran oportunidad para hacer fortuna en este nuevo nicho del coleccionismo global.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.