La opción dos - Jot Down Cultural Magazine

La opción dos

Publicado por

Interior día. Palacio de la Moncloa. Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba se reúnen en secreto. Son las ocho y media de la tarde y es abril. El secretario general del PSOE llega hasta la presidencia del gobierno a bordo del seat ibiza color rojo de su hija con la intención de pasar desapercibido. Nadie sabe que está allí salvo su familia y la secretaria de organización, Elena Valenciano. Jorge Moragas espera en la puerta y es el encargado de conducir personalmente a Rubalcaba hasta el despacho donde esperan Rajoy y Alberto Ruiz Gallardón, la única otra persona que está al corriente de la reunión. Cuando entran se estrechan las manos de manera fría y toman asiento. La cara de Rubalcaba denota la curiosidad de quien no sabe el porqué se encuentra donde se encuentra.

“Alfredo, vamos a poner las cartas sobre la mesa. Quiero hablarte sin tapujos y del modo tan franco como me sea posible. Todo lo que te vamos a contar no puede salir de esta habitación. Tengo que saber si puedo contar con tu lealtad”, dice Rajoy. Rubalcaba asiente. Alivio. “De acuerdo, no voy a andarme con paños calientes. Como bien sabes nos encontramos frente a una situación de extrema gravedad. Lo sabes porque vuestro gobierno es en buena medida responsable de lo que nos está pasando pero… no, no me interrumpas, aquí no se trata ni de buscar culpables ni de que nos hagamos reproches los unos a los otros. Ya hemos perdido demasiado tiempo en esas cosas y ha llegado el momento de ir a lo que es verdaderamente importante. En estos momentos solo tenemos dos caminos. No hay más. Hay dos opciones y ninguna otra. La primera es el default. Suspendemos pagos y nos declaramos en bancarrota. Me gustaría que esto no fuera así, pero estamos frente a un hecho: las arcas están vacías. Europa no nos va a rescatar y tampoco sé si queremos que nos rescaten. El rescate significa que ellos ponen todas las reglas y que tenemos que dejarnos estrangular poniendo cara de buenos chicos. No estoy seguro de que queramos eso. Así que la opción uno es que estamos fuera, Alfredo. Adiós al euro y cada uno a su casa. Supongo que sobreviviremos pero soy incapaz de prever cuáles pueden ser las consecuencias. Nosotros podremos seguir adelante pero qué va a pasar con el país. Somos un país pacífico en el que la gente se ha acostumbrado a asumir las cosas tal y como le vienen dadas, pero en un caso así… En Berlín y en París va a haber mucho ruido de fondo pero no contamos con que nadie mueva un dedo por nosotros cuando estemos fuera, será un sálvese quien pueda. Los hechos son los hechos y nadie los va a cambiar, no hay alternativa o —mejor dicho— solo hay una alternativa: la opción dos”.

Rubalcaba se lleva la mano a la corbata y se afloja el nudo. También se quita la americana. La frente le suda, pero no tanto como las manos de Gallardón y de Moragas. Hace calor.

— ¿La opción dos?, pregunta.

— La única alternativa. La única para evitar el default. Hemos pasado meses, años tirándonos los trastos a la cabeza y culpabilizándonos los unos a los otros de la situación, pero tanto vosotros como nosotros sabemos que, a día de hoy, la situación se ha vuelto incontrolable. Da igual cuál sea el color del gobierno, esto se nos ha escapado de las manos. La opción dos consiste en volver a tomar las riendas. Como bien sabes, en la actualidad hay gente que está apostando por nuestra ruina, fondos, seguros, y productos financieros cuya rentabilidad se disparará si, como esperan, España salta por los aires en los próximos meses. Los malos, Alfredo, no somos ni nosotros ni vosotros, los malos son otros y no podemos permitir que las cosas sigan así. Por patriotismo, Alfredo, tenemos que dar un golpe de autoridad.

Rubalcaba pone cara de incertidumbre y Rajoy le muestra un recorte de prensa titulado The pain in Spain.

— ¿Sabes quién ha escrito eso? Gente que lleva los últimos meses invirtiendo su dinero para llevarnos a la ruina, gentuza que como David Carmel reconocen que ganarán más del trescientos por ciento si España tiene que ser rescatada. ¿Vamos a quedarnos de brazos cruzados ante estos desalmados? La opción dos es poner fin a todo esto, darles un escarmiento.

Rubalcaba pone cara de no saber si está entendiendo lo que le están contando.

— Cuando un país es amenazado tiene derecho a defenderse. ¿Qué hicieron los americanos con Bin Laden? ¿Y con Sadam Hussein? Bin Laden mató a dos mil, pero esta gente está planeando empobrecer a un país entero. ¿Vamos a quedarnos parados mirando cómo lo hacen?

— Y ¿qué es lo que estás proponiendo?

— Darles un escarmiento.

— Y eso ¿cómo se hace?

Rajoy mira a Gallardón primero y a Moragas después. Luego agacha la cabeza.

— Matándoles.

Rubalcaba palidece, permanece unos segundos en silencio y pregunta si puede ir al cuarto de baño. Moragas le indica el camino. Rubalcaba cierra la puerta a su espalda y se abalanza sobre el wáter. Vomita. Los ojos le lloran. Las arcadas brotan desde lo más profundo de su cuerpo. Tose. La nariz le gotea. Se quita la corbata y rebusca en sus bolsillos un pañuelo con el que limpiarse. Luego se lava la cara con agua fría y permanece unos instantes mirándose en el espejo. Se arma de valor y regresa. Gallardón le pregunta si se encuentra bien y él asiente.

— He de reconocer que no es esa la reacción que esperábamos. A ninguno de cuantos estamos aquí nos gusta la idea, pero la pregunta es qué otra salida nos queda. Si Esperanza Aguirre gobernara este país te garantizo que no tendría ningún reparo en cargarse a esos malnacidos pero nosotros, al igual que tú, tenemos reparos. Por eso estás aquí. Es en momentos como estos donde tenemos que demostrar nuestra grandeza. Nos gastamos miles de millones en mantener un ejército que nos defienda, pero ¿de quién tenemos que defendernos? ¿De los moros? ¿De los chinos? El mundo ha cambiado y los enemigos han cambiado. Hoy, un hijodeputa que va en silla de ruedas y se sienta delante de un ordenador puede poner en jaque a todo un país. ¿Qué hizo Soros con la libra? ¿Vamos a permitir que nos pongan el país patas arriba? No es una cuestión de izquierdas ni de derechas, es una cuestión de autodefensa. ¿Debemos defender o no a nuestros ciudadanos?

— Yo estoy en contra de la pena de muerte.

— Y yo también, pero esto no va sobre la pena de muerte. Cuando los americanos tiraron la bomba atómica y mataron a medio millón de inocentes lo hicieron para evitar que la guerra se prolongara y para evitar que el número de muertos fuera mucho mayor. Mataron a medio millón de inocentes. Nosotros no estamos hablando de eso, estamos hablando de matar a un puñado de personas que no son precisamente inocentes. Aquí todos, incluido Alberto, estamos contra la pena de muerte.

— ¿Y cómo se haría?

— Hemos elaborado una lista. Seis, siete personas de quienes manejan ese tipo de fondos y de seguros. No se haría con todos a la vez, iríamos de uno en uno y observando cuáles serían las reacciones. Podríamos hacerlo discretamente, sin que se supiera quién está detrás de la operación, pero yo me inclino a hacerlo dejando claro que hemos sido nosotros. El mensaje tiene que quedar claro. Quien nos ataca está atacando a un país, y somos un país dispuesto a defenderse. Tenemos que hacer que se lo piensen dos veces, que tengan miedo a cuáles pueden ser las consecuencias.

— Y qué pasaría con los Estados Unidos? ¿Pensáis que el gobierno norteamericano se va a quedar de brazos cruzados viendo como matáis a sus ciudadanos?

— En el momento que vuestro amigo Obama tenga que intervenir habremos ganado la batalla. En ese momento la cosa será lo suficientemente grande como para que los ataques contra nuestra deuda hayan cesado. El mensaje estará lanzado y el objetivo conseguido. ¿Y Obama qué va a hacer? ¿Enfadarse? ¿Gritarnos? ¿Retirar al embajador?

— Nuestras relaciones bilaterales —explica Moragas— pasarán por un momento de enfriamiento, pero la cosa se quedará ahí. Estaremos como estuvimos después del incidente con la bandera. A Zapatero entonces no le importó. No nos recibirán durante un tiempo, pero las cosas volverán por sus cauces. ¿Qué pasó con el asunto Couso? Pues aquí igual, no estamos preocupados por eso.

— Alfredo, yo soy una persona de mentalidad abierta, siempre lo he sido, y eso me ha valido no pocas críticas en mi partido —dice Gallardón—. Te pido que en este caso seas tú quien no se cierre en banda y vea las cosas sin condicionamientos ideológicos. Aquí todos defendemos los mismos valores, pero no podemos olvidar que los estados tienen sus cloacas. Vosotros dos habéis sido ministros de Interior y tenéis que saber muy bien de lo que estamos hablando. Tenemos que hacerlo, es nuestra última posibilidad. ¿Qué pensaríamos si fueran otros los que estuvieran en nuestro lugar? ¿Crees que Francia, o Inglaterra, o Alemania, o Israel por no hablar de Estados Unidos, Rusia o China se quedarían de brazos cruzados? ¿Y qué opinión moral nos merecería el que fueran ellos quienes actuaran así? ¿Alguien se escandalizó cuando los americanos bombardearon Afganistán después del 11-S? Vosotros no y nosotros tampoco. Se defendieron y punto. Nadie dijo nada. Y ahora nadie dirá nada.

81 comentarios

  1. Pingback: La opción dos

  2. Yo a Rubalcaba no lo veo vomitando por un par de asesinatos… y tampoco veo a Gallardón en esa reunión…a wert sí, va a cargarse la educación de vuestros niños…eso sería un pasatiempo.

    Y sí, Carmel se los carga a ellos ? igual nos iba mejor…

    • Bueno, si cargárselos a ellos fuera un negocio posiblemente no tendría demasiados reparos. ¿Alguien sabe porqué Carmel va en silla de ruedas?

    • Eso mismo quería decir; no veo a alguien que ha sido ministro del Interior vomitar cuando le hablan de muerte, ejecución o asesinato. Si se pudiera vomitar de nostalgia, quizá. Por lo demás es un relato de lo más interesante.

  3. Rulbalcaba no tiene hijos. Quedaría más veraz el seat ibiza de Pilar, su mujer. El relato es tan ameno como utópico.

  4. Me ha encantado el escrito. Perfecto para reflexionar. Llevo tiempo pensando en que se necesita algo así para dejar claro que existen límites.
    Los especuladores financieros son terroristas que van vestidos de Armani.

  5. ¿Reparos Rubalcaba?

  6. Que Moragas tenga que indicar el camino a Rubalcaba… si se tiene que conocer La Moncloa mejor que su casa!!

  7. Dejando a un lado de quien es el coche de incógnito, y metidos en la chicha del asunto, estaría de puta madre que el relato fuese verdad. Estoy seguro que el Carmel de los cojones este piensa en España como un conjunto de chozas numéricas. Bravo Beta, viva la opción dos.

  8. Opción 3:

    Suprimir: senado, diputaciones, tv públicas autonómicas, coches oficiales, publicidad institucional.

    Recortar: nº de diputados autonómicos, dietas, subvenciones varias, asesores, duplicidades (defensores del Pueblo, organismos reguladores,…), empresas públicas.

    Otras: Evitar infraestructuras innecesarias, autofinanciación de patronal, sindicatos, Impuesto Sociedades progresivo, IBI a IC, reclamar deuda equipos fútbol con Hacienda, perseguir en serio fraude fiscal (grandes empresas, médicos, arquitectos, abogados,..).

    Y si no resulta suficiente aplicar opción 2.

  9. ¿Cuanto tardarían en cojer el guante de esos 7 otros 8? Esta crisis la ha generado el Bundesbank, y la sigue echando leña. ¿Cuanto durará el euro sin eurobonos? Si los aprueban se les jodieron las especulaciones, por eso alemania no quiere.
    De estos payasitos que hablais no manda ninguno ni en su casa, si alguno pusiera los huevos encima de la mesa como la Kitchner otro gallo nos hubiera cantado.

  10. Siempre me he preguntado cómo resolverían la crisis los Sopranos. Si se enteraran de que hay otros mafiosos especulando con su riqueza y esperando a que la familia Soprano se vaya al garete para multiplicar sus ingresos un 300%, ¿qué pasaría?

  11. Creo que con proponer un boicot a los productos alemanes se acababa el problema y sin muertos.

  12. Beta, hazme tuyo.

  13. Muy interesante, pero no me trago a ese Gallardón de mentalidad abierta…

  14. Y cuando se eliminasen a esos seis o siete malvados especuladores, que sin duda son los culpables de todo, nuestra deuda desaparecería mágicamente, los desequilibrios estructurales de la economía española se arreglarían por sí solos, disminuiría el desempleo, los mercados internacionales nos volverían a prestar dinero a intereses bajos para que el estado pudiera financiarse, no habría ningún problema en duplicar el déficit si hiciera falta… En fin, cualquier relato de política-ficción debería tener al menos un pie en la realidad para que fuera no ya creíble, si no al menos ligeramente coherente.

    • Nah, mejor creer que hay cinco o seis supervillanos que controlan el mundo por pura maldad, como en los cómics.

    • Asmodeus, lástima que no lo hayas entendido, no se trata de cuáles son los males de la economía española ni de los motivos de la crisis (estoy segura que estaríamos bastante de acuerdo en eso), se trata sobre hasta que punto un estado tiene derecho a defenderse de lo que considera una agresión, se trata de si es licito cargarse a alguien que piensas te está atacando, de para qué sirven los servicios de inteligencia y los ejércitos de los países además de para llevarse un pedazo de la tarta de los recursos públicos. El cuento iba más por ahí, y lo que más me interesa es ver qué dilema moral se le genera a la gente frente a este planteamiento. Hablar de la crisis es aburrido. Besos.

      • entonces Beta, doy por hecho que consideras justificada la nacionalización de YPF por parte de Argentina, si como parece se han saltdo las reglas del juego en pos de un bien mayor ¿no?.

        el relato es entretenido pero poco apegado a la realidad porque como bien he leido por ahi, la crisis ya no la manejan personas sino instituciones..aun así me ha gustado el estilo peliculero del mismo.

        abogo por que se aplique la opción 3 de Pablo

    • La deuda de España no es tan elevada, en realidad. En relación a nuestro PIB tenemos una de las deudas públicas más bajas de toda la zona Euro (si no la más baja). Entonces, ¿cómo es posible que el país esté al borde del abismo? Pues porque la gente que tiene que prestarte el dinero para seguir adelante ganaría cantidades indecentes de dinero si España declara la bancarrota (que no pueda pagar).

      El problema no es tanto la deuda (que todos los países tienen) como que (a diferencia de a los demás países) no nos presten a un interés razonable. Nos boicotean para ganar dinero.

  15. Me ha gustado como concepto, y sí, es utópico. Y creo que lo es porque los que hay en el gobierno están asesorados en cuestiones de economía por lobbies que están en el ajo, o incluso mandando directamente (¿Donde trabajaba de Guindos antes?).
    Por otro lado, plantea un concepto que está también en un relato, y el personaje lo justifica desde su punto de vista. Si os ha gustado la opción dos, tal vez os guste este otro: http://uncafeconleire.wordpress.com/2012/02/27/nunca-pasa-nada/

    • Yo leí ese relato que dices hace un mes o así. Dan ganas de coger el fusil. Pero claro, a ver quien tiene huevos a hacerlo. El concepto es un poco al jubilado griego que se suicidó hace unas semanas en la plaza sintagma, solo que en vez de matar a alguien se mató a sí mismo.

  16. Ojala fuera cierto, ojala!

  17. Opción 3, pero para esta no tienen huevos, antes se cargarían a gente como habéis comentado:
    Suspender la bolsa, rechazar pagar las deudas y romper la baraja, salir de esta estructura piramidal en la que se ha convertido la economía, y volver a refrendar la economía con valores reales y tangibles.

    • Eso nos empobrecería a todos automáticamente. El show no puede parar nunca, la gente tiene que seguir creyendo que puede comprarse Bikkembergs de 200 euros.

      Es mucho mas fácil que todo eso y ya lo han hecho otros con lo que solo tendríamos que copiarlo:

      “Ajustar el balance de los Bancos mediante la valoración a precios de mercado de los activos, es decir, recapitalizar la Banca”

      Lo que como tu bien dices “nos faltan huevos”

  18. Cuando algo va mal y se echa la culpa a gente de fuera, es que estamos haciendo algo rematadamente mal. Es algo que se repite a lo largo de la historia. Menos buscar soluciones rocambolescas y más hacer las cosas bien

  19. Muy bueno el relato. Lo que ocurre es que, si fuese verdad, haríamos una chapuza tipo Mortadelo y Filemón: mataríamos al que no es o nos dispararíamos en un pie (por favor, leer sin segundas intenciones)

    No nos engañemos: las operaciones de inteligencia encubiertas no son nuestro fuerte. ¿Alguien se imagina a James Bond aquí? En vez de un Martini agitado no mezclado, pediría una caña de cerveza y una ración de oreja.

    • con esa mentalidad jamas hubiésemos sido campeones de nada en todas las disciplinas, por ejemplo. Ya basta de menospreciar lo español, mejor nos iría si cuidásemos más lo nuestro y si gestionásemos bien las cosas..

      oyéndote me recuerdas al ministro de exteriores del anterior gobierno diciendo que su vino favorito era el Burdeos..wtf!!

  20. Sin pies ni cabeza. ¡Si toda esta gente está precisamente para atender los intereses de esos que decís que van a matar! xD. La comparación sería con fusilar a los banqueros e industriales que en otras épocas montaron las guerras que arrastraron a sus países. No fue así, evidentemente, hubo guerras en beneficio de esa gente, por eso estamos ahora en otra guerra a beneficio de los equivalentes de esa gente.

    Rajoy no se metería en este fregado ni harto de grifa. Ni Gallardón, ni mucho menos Moragas. Los personajes son completamente irreales respecto a sus contrapartidas del mundo físico.

  21. Bonito cuento. Bonita moraleja: los malos son los otros. 8 malvados que dirigen el mundo en un lujoso despacho, con decenas de televisores enfrente mientras acarician un gato negro y se rien en plan BWAAA HAAA HAAA.

    Nosotros somos inocentes. Nosotros no votamos y reelegimos a los politicos que perpretaron la ciudad de las artes y las ciencias, que planificaron la Expo, que construyeron aeropuertos sin aviones, estaciones de AVE sin pasajeros, puentes de calatrava. Nosotros no elegimos y reelegimos a esos politicos que pusieron el cazo, que beneficiaron a sus amigos, que utilizaron el suelo publico y las empresas publicas (de todos) como si fueran suyos, enriqueciéndose y enriqueciendo a los suyos.

    Nosotros, en cambio, salimos a protestar. Les obligamos a dimitir, a tomar una actitud moral correcta. Nosotros les obligamos a cambiar leyes, a depurar responsabilidades, a juzgar a los políticos . Nos negamos a cambiar nuestra constitución para que los pagos a bancos y deudores se anteponga al pago de pensiones y sueldos, y protestamos por ello. Nos negamos a que existan 850 coches oficiales con chófer, a que haya una religión subvencionado, una casta real parasitaria. A que la policía a la que otorgamos el papel de defensa de nuestras libertades se conviertan en fuerzas de represión.

    Nosotros lo hemos intentado todo. La culpa no es nuestra

    • muy bueno kike, es muy típico español: la culpa es de otro, mía no.

      Aquí nadie ganó dinero con la burbuja inmobiliaria (ironía).

  22. Un buen relato. Algunas inconsistencias políticas (lo de la hija de Rubalcaba, lo de Moragas guiando a Rubalcaba, ese Rajoy que parece saber lo que hay que hacer, un ex ministro del interior vomitando por un plan de asesinato), pero en conjunto, es un buen relato.

    Me parece sobre todo interesante el aspecto meta, o sea, como nos lo tomamos los que lo leemos y como puede, por si mismo, afectar a los señores que están trabajando para hundirnos (por que eso no es ficción).

    Una pena que no esté en inglés o que algún medio se confundiese y se lo tomase en serio.

    • Por un precio razonable (razonable en mi opión) estoy dispuesto a traducirlo.
      Y por un suplemento modico incluso a difundirlo en plan, no sé si esto es verdad pero he oido que…
      Y ya veo a los 8 malosos del gato que se rien en plan HAW HAW HAW temblando (las meigas no existen pero haberlas hailas).

  23. Una historia bastante inverosímil. Inverosímil por atribuir a estas personas patriotismo sincero y buenas intenciones hacia los ciudadanos, claro.

  24. ¿Esto ha llegado a portada de menéame? Menuda chorrada naíf y superficial. Sobre todo superficial. Es como una peli de Van Damme.

    • ¿Ha llegado a la portada de meneame? Impresionante, lo acabo de ver y tienes razón. Qué verguenza, cómo puede aspirar a competir con “Las 10 bromas que todo cabron debe conocer”. ¡Qué país!

  25. Por artículos mucho más suaves gente del entonces llamado: “entorno” conoció la cárcel. Por cierto, es “inadvertido” no “desapercibido”, todo el mundo comete el mismo error la RAE acabará admitiéndolo por uso y “la única otra persona” creo que cae en una contradicción porque si es única ya no puede haber otra.

    • Pasar desapercibido es pasar sin ser apercibido. Se apercibido es “adevertir”, “observar”, “caer en la cuenta”. Así que ese uso de “desapercibido” es perfectamente adecuado.

      Respecto a “la única otra persona” no solo es correcto (estás diciendo que la otra persona que lo sabe es la única, además de la primera), sino que si quitas el “otra” no tiene el mismo sentido. Podrías discutir si el “única” es necesario. No, no es necesario, pero enfatiza la unicidad del asunto con lo que es perfectamente correcto (see what I did there? ;-P).

  26. El papel le iría grande a estos dos, es una de las cosas que habría que hacer (matar a los especuladores), pero estos no lo harián. Antes me los imagino sacando los tanques a la calle para matar a los que protesten contra los recortes, que haciendo esto

  27. Pingback: La opción dos - Iniciativa Debate Público

  28. Asesinatos en pos de un cutre patriotismo. Y algunos jaleándolo. A mi me suena a neofascismo… Por cierto, no hace falta hacer tal ejercicio de imaginación: que vaya la Jefatura del Estado -ya que tanto les gustan las armas- a cazar brokers. Así su popularidad volverá a subir como la espuma, eso sí que sería un servicio a vuestra asquerosa patria.

    ¿De qué serviría matar a cuatro especuladores? ¿Es que no hay más? ¿Y no hay otros formándose en prestigiosas universidades privadas? El problema no es quien hace un uso perverso de los mecanismos; el problema es la existencia, legalidad e impunidad de dichos mecanismos. Y dichos mecanismos tienen un nombre: capitalismo. Esto es lo que hay que destruir. Y para acabar con él, también deberemos acabar con los que nos lo imponen: corporaciones, multinacionales, banqueros, gobernantes, etc…

    Señora Beta, hágaselo mirar. O alístese al maldito ejército, pero deje de escribir chorradas patrioteras.

    • ¿Terminar con el capitalismo? Bonito eslogan, ¿cómo se hace? Creo que escribiré un artículo sobre eso: cómo acabar de una puta vez con el capitalismo. Pero necesito que me des ideas, y no me vale con votar a IU, quiero ideas que pueda llevar a la práctica. Dejo mi trabajo? Me tiro al monte? Me lío a tiros? Y necesito que me digas dónde quedamos para hacerlo. La que vamos a liar!

    • Totalmente de acuerdo en que el problema mayor son las normas o falta de normas que convierten la actividad especuladora en algo legal.

  29. ¿cuando empezamos?

  30. La verdad es que la historieta es muy infantil y superficial. Me parece bastante por debajo del nivel que normalmente he visto en jotdown.

  31. Yo tendría una opción 4, sin matar a nadie. Al parecer se paga al 300% la banca rota de España, y para no caer en banca rota nos han prestado 148.000 millones para afrontar la deuda. Pues en vez de utilizarlos para pagar la deuda, vamos a meterlos en esos fondos del 300% de interes y dejemos que nos arruinen. Haciendo numeros rápidos nos sacariamos 444.000 millones limpios!!! :)

    • Esto es lo que hay que hacer. Invertir un montón de dinero público en CDS contra nosotros mismos, inventando la “paradoja financiera”.

      Paradoja Financiera: situación en la que si un país jodido se hunde, gana dinero y si mejora, lo pierde.

      • jajaja sois unos cracks!! deberíais opositar a ministros de economía. Sin embargo, y para seguir con el relato, no veo que en ninguna peli de lucha el bueno apueste contra si mismo

        • Bueno si que hay algo en las pelis, si no recuerdo mal en “Snatch:Cerdos y Diamantes” pagan a Brat Pitt para que pierda en las peleas, los mafiosos apuestan a que pierde y el apuesta a que gana, llevandose asi el dinero que le han pagado los mafiosos mas el que él apuesta a su favor. Pues parecida es nuestra situacion, el banco nos presta dinero para que paguemos la deuda y en vez de pagarla la invertimos en CDS contra nosotros, llevandonos asi el dinero prestado por la banca mas el invertido. Ahi esta la historia!!

          • Pero entonces con el dinero que ganaríamos ya podríamos pagar la deuda: Russell estaría orgulloso de ti!

    • Yo también lo había pensado :)

  32. Lo que la historia que aquí nos cuentan viene a narrar es lo que se conoce como “Razón de Estado” (que a menudo viene a ser simplemente Razón de Gobierno) y que ha sido la norma, lo convencional, a lo largo de la historia. Y en buena parte del mundo actual, de hecho.

    La instauración del Estado de Derecho es, visto en perspectiva, lo verdaderamente transgresor. El hecho de que pueda haber personas extremadamente molestas para los gobernantes pero aún así no sean eliminados.

    Claro que viendo como jalean algunos (supongo que por juventud, tal vez ni hayan oído hablar del GAL) la posibilidad de procesos extrajudiciales no es para dar saltos de alegría precisamente.

  33. Buena historia y bien contada. En una de las temporadas del Ala Oeste de la casa Blanca se recrea un asesinato de Estado muy similar. En aquel caso era un terrorista islámico. La posibilidad de que estas ficciones (¿?) se conviertan en realidad no es descabellada y no creo que nadie sufriera arcadas ni dentro, ni fuera del gobierno. A los tiburones no se les espanta con gominolas.
    En todo caso, repito que la historia es buena.

  34. Yo planteo la cuestión de legitimidad y proporción. El caso de Bin Laden, por ejemplo, se lo cargaron y no pasó nada relevante. Todos le tenían muchas ganas. Hay muchos que pensamos que eso de que Estados Unidos entre en un país y se cargue a alguien pues no está bien, aunque fuese Bin Laden. Porque esto lo que hace es crear distintas varas de medir: si es Bin Laden al que se cargan, está bien, pero si es a otra persona, está mal. Hay quien discute el concepto “entrar en un país ajeno y matar a alguien” y quien discute “matar a un terrorista o no”.
    ¿Querríamos un GAL económico internacional?¿Qué tendrían que decir los gobiernos en los cuales se ha producido el asesinato?
    Pero bueno, creo que sería importante para todos que se sentaran a hablar sin tapujos, aunque en políticos de ese nivel eso ya no es posible. Están demasiado acostumbrados a pensar lo contrario de lo que dicen.

    • Por ahí iba yo, ¿querríamos eso? ¿Puede un estado defenderse utilizando esos repugnantes métodos?

      • Bueno, como poder de capacidad, algunos sí, así nos lo han mostrado con Bin Laden y otros tantos menos conocidos (vuelos secretos de la CIA y demás). Deben? Desde mi punto de vista no. Pero todos sabemos que los intereses de los países muchas veces están por encima del bien y del mal. Los que toman ese tipo de decisiones se consideran abanderados la verdad y la justicia, de esa forma se justifican a sí mismos que no había otra opción. Siempre hay otra opción. Como mínimo dos ;)
        Hay un comentario más arriba de un relato que te plantea estas cosas y alguna más. Échale un vistazo a ver que te parece.

      • Puede y lo ha hecho. ¿Nadie se acuerda de los científicos iraníes que Israel hizo asesinar porque trabajaban en temas relacionados con la energía nuclear? No hará ni 6 meses de esto…

        Estos no solo organizan asesinatos selectivos para acabar con un ataque “de cuello blanco”, los organizan para acabar con la posibilidad de una futura amenaza.

  35. Pingback: Anónimo

  36. Bueno el relato. Aunque como siempre, seguro que la ficción se queda corta respecto de la cruda realidad.

    Yo creo como la mayoría de vosotros que la especulación financiera es la evolución “de guante blanco” del mayor crimen organizado de la historia. Capaz de controlar la producción de alimentos, medicinas, energía, etc y destruir gobiernos y sociedades tradicionalmente estables y asentadas.

    Tal vez hay que hacer borrón y cuenta nueva ¿Y como se hace esto? Igual aplicando el dicho de a grandes males grandes remedios.

    Lo único claro es que esto no pinta bien.

  37. Buenísimo el articulo. el mejor que he leído en jotdown (y eso que he leído muchísimos muy buenos. Me ha hecho sonreír y me ha sorprendido

  38. Muy entretenido! pero le falla una cosa: el Enemigo está dentro de nuestro país, no fuera.

  39. No vomito despues de haber ejecutado el 11M? Y despues de matar tedax sin parar.

  40. Aquí el error que se comete es pensar que ellos quieren darle solución. Lo que ellos quieren es que sus asesores les dé la solución mediante los mecanismos financieros. Esto es, la crisis es una falsa bandera:
    http://especiales.lainformacion.com/economia/presupuestos-generales-estado
    Se está aprovechando la “idea de crisis” para aplicar una derechización en el país que jamás se habría aceptado en otras circunstancias. Si se recortaran los sueldos de los altos funcionarios entonces desaparecería la necesidad de hacer recortes y el consumo se reestablecería por sí mismo.

    Sin embargo yo tengo otra solución mucho mejor:
    http://www.facebook.com/note.php?note_id=3387325278566

    Si pueden especular contra el euro, entonces hagamos que el euro no pueda especular con nuestras vidas. Es eso lo que yo haría. Hacer que el dinero y los asuntos financieros se convierta en un problema de ricos, mientras que el resto del planeta se mueva con un sistema de créditos de bajo coste.

  41. Pingback: La opción dos | Cuéntamelo España

  42. La realidad suele superar ampliamente la ficción. No digo que esto pueda ocurrir ahora, pero no tengo ninguna duda que ya ha ocurrido en el pasado con otros elementos desestabilizadores….

    Por cierto, esto parece muy de Lost… incluso el título

  43. Buen relato.
    Aunque me temo que el autor tiene más coj**** que todos los personajes juntos.
    +1

  44. Me ha parecido un relato muy entretenido, con las salvedades que alguno de los comentaristas previos ha hecho (Rublacaba no tiene hijos, no le veo vomitando de sorpresa por algo así etc)

    Me recuerda a una anécdota, no se si verídica, que se atribuye a Napoleón:

    Cuando este volvió de la campaña de Prusia (1809), se encontró con que lso banqueros parisinos se negaban a aceptar el endoso de más pagarés del gobierno francés, es decir,hubo una crisis de credibilidad de la deuda, o un aumento también de la prima de riesgo.

    Napoleón no tenia un grupo de sesudos asesores económicos por tanto no se le ocurrió recortar gastos o hacer reformas laborales.
    Napoleón sí tenia un excelente cuerpo de Granaderos de la Guardia, soldados escogidos entre otras cosas por su altura y complexión, convenientemente bregados en la reciente campaña, y a estos encargó la solución de la crisis.
    Muy marciales, esos altos soldados entraron, bayoneta calada en los despaños de los banqueros parisinos y no salieron hasta que los pagrés fueron oportunamente descontados. La crisis de credibilidad duró aproximadamente una mañana.

    Puede que sea un caso extremo del dicho aquel de la vida dando limones y uno haciendo limonada, o puede que sea un ejemplo señero del pensamiento lateral, o directamente mentira. El caso es que está bien traído.
    Gracias a Beta por su historia.

  45. Pingback: La opción dos (recomendado) « Blog de Carmen Formoso Lapido

  46. Al que quiera pasar un buen rato imaginando como seria la ejecución que propone el relato, le recomiendo encarecidamente la última película de Jim Jarmush. http://es.wikipedia.org/wiki/The_Limits_of_Control
    A mí me encantó.

  47. Bueno, cuento infantiloide de alguien que sabe de economia tanto como el personal coach de Ansar, es decir nada.
    Puedes seguir pensando que todo depende de 6-7 personas con ocultos intereses que manejan y orquestan todo lo que se cuece en la economia mundial.
    O puedes bajar a la tierra y pensar como el tipo normal que quiere comprar unas acciones o invertir su dinero. ¿Donde invertirías tu dinero? ¿En Grecia, en España, en Alemania? ¿De quien te fias mas? ¿Quien te ofrece mas confianza.

    PEro nada, oiga, a seguir pensando en manos negras que mecen la cuna.

    • Tan infantil es pensar que el cotarro lo manejan seis o siete como pensar que que la prima de riesgo de España, Grecia o Alemania depende de donde invierte “la gente normal” sus ahorros.

      Por otra parte veo que no te has enterado demasiado bien de qué iba la historia, que no era precisamente sobre economía.

      Pero nada, oiga, a seguir pensando lo listo que eres.

  48. No, de la gente normal y de la menos normal, de todo el que invierte su dinero, que como es lógico lo hace donde cree que le va a ser mejor y no de oscuros intereses, ni de algo planificado por un ente superior.

    Si no iba de economía supongo que iría de asesinatos extrajudiciales y los límites del estado y la legalidad, pero ya podias haber elegido un ejemplo menos ridiculo que el de los 6 tipos que nos joden la prima de riesgo.

    Y muy listo no soy, eso ya lo sabía yo de antes.

  49. Yo creo que podemos o bien usar el ejército o bien ahorràrnoslo

  50. Como ya ha dicho alguien me parece que Rubalcaba no tiene tantos escrupulos ni Rajoy las narices que se supone en el relato

    • mmmmmmmmmm, quizá deberiamos llevar a cabo un experimento gótico/frankensteiniano, un monstruo hecho con trozos de políticos, los escrupulos de Rajoy y las narices de Rubalcaba (o al revés), el gusto de Ruiz Gallardón por la Opera y el desparpajo de Aguirre…
      Debemos ser cuidadosos, imaginen que la cosa sale mal (Abbie Normal) y terminamos con la falta de escrupulos de Rubalcaba y los melindres de Rajoy…
      2 metros y medio de esquizofrenico con tornillos.
      Nosotros arriba en la torre en mitad de la tormenta, dandole a la palanca que descargará la electricidad que dará vida a la cosa y mientras abajo, los señores que manejan el mundo, otra vez, descojanados de risa diabólica y acariciando al puto gato.
      HAW HAW HAW …

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies