Félix de Azúa: Ni la O con un canuto

Publicado por

pizarra

Todo el episodio es grotesco y nos arranca una de esas carcajadas seguidas de mucha tos que suenan a cascajo y desesperación. El asunto comienza con unos aspirantes a maestros que a duras penas podrían llevar las cuentas de un figón con tiza sobre barra. Una vez constatan los examinadores (a quienes ya me gustaría examinar) que no pasa el examen ni el veinte por ciento, deciden publicar algunos de los disparates más atroces para que la población en general se haga una idea del nivel educativo del país.

Bueno, no era necesario. Hace veinte años que los profesores, no de primaría sino de universidad, venimos diciendo que habría que publicar los exámenes de los actuales universitarios para que la población se percatara del grado de analfabetismo que hemos alcanzado con tanto esfuerzo y solidaridad. Seguramente sería inútil porque a la población no solo no le parecería una monstruosidad sino que incluso se maravillaba de lo mucho que saben los universitarios. El caso es que las propias autoridades administrativas, rectores y demás personal imprescindible, siempre han prohibido la divulgación del genocidio educativo que ha tenido lugar en España en los últimos veinte años, por lo menos.

Ea, pues tenían toda la razón los burócratas: una vez publicados los resultados, de inmediato los sindicatos de la educación, principales causantes del subdesarrollo pedagógico hispano, han saltado como un resorte, se han indignado, amostazado, enrabiado y amenazan y denuncian. Dicen que publicar esos horrores significa humillar a los profesores y maestros. En realidad, como es lógico, los que humillan a profesores y maestros son esos aspirantes beocios convencidos de que su ignorancia es un mérito para llegar a profesor en España, pero los sindicatos es que son muy sensibles.

A los sindicatos parece como si les gustara, como si prefirieran ese tipo de maestro totalmente en blanco, sin el menor conocimiento, con el cerebro lobotomizado. Es posible que así se lo parezca porque ellos, los que amenazan y denuncian, se sienten hermanados con los analfabetos eufóricos. Porque si no, no se comprende que los sindicatos de la educación (insisto, de la educación) quieran humillar a profesores y maestros exigiendo la ocultación de los inútiles, de los pícaros, los majaderos, los enchufados, los atontados, las nulidades a quienes se precipitan a proteger.

¿Pero qué idea de la educación ha acabado por imponer esta falsa izquierda obsesionada por defender sus intereses burocráticos, sus chanchullos, sus subvenciones, sus privilegios, y a la que estar en el último lugar de la comunidad europea en educación les parece haber alcanzado el mayor premio de su carrera?

Seguramente mantienen la misma opinión, en verdad surrealista, que una tal María Antonia, la cual, en sus mensajes electrónicos, escribió que enseñar los ríos españoles a los estudiantes es puro franquismo. Y que lo que habría que enseñarles es lo de “las fosas”. Textual. Posiblemente alguien debió decirle a esta buena mujer que lo de las fosas era hablar con excesiva claridad sobre el nivel intelectual del partido y entonces borró esa parte. Pues bien, la tal María Antonia ha sido ministra de vivienda de Zapatero. Voy a repetirlo: ministra de Zapatero. Que Zapatero nombrara ministros (y ministras, claro, como dice Santiago) con semejante dotación intelectual lo dice todo sobre este esperpento de país.

Porque estamos hablando de lo que se supone que es la izquierda, aquella ideología que impulsaba el estudio, la cultura y la enseñanza de calidad a quienes más lo necesitan, que protegía al trabajador y ayudaba al talentoso persiguiendo al mentecato. Que veía en la enseñanza el instrumento de superación esencial de los explotados, sin el cual no hay izquierda que valga.

En consecuencia, una de dos, o sindicatos y exministros (o exministras) se han pasado a la derecha extrema, o están dispuestos a hundir este país con tal de mantenerse con los sueldos que tan generosamente les pagamos.

106 comentarios

  • “Enseñar los ríos españoles a los estudiantes es puro franquismo” pues eso, nos merecemos todo lo malo que nos pase

  • Siempre recordaré horrorizado un dia. Ése dia un futuro educador de nuestros hijos, en su último año de carrera, me preguntó de manera totalmente sería: ¿cómo te puede gustar leer el periódico?

  • A esto conduce el “café para todos” de los socialistas. Aquí te gastas los cuartos en una educación superior y no te vale para nada. Yo pagué un pastizal por inscribirme en el Máster de Edición de la Universidad Autónoma de Madrid, y la mitad de las cosas que prometían en la publicidad eran pura mentira. Os hablo de grupos de siete alumnos compartiendo el mismo ordenador, ‘profesores’ que no se enteraban de las asignaturas que daban, el director que era un inútil integral, clases que consistían a veces en chismes y cotilleos propios del Sálvame entre los ‘profesionales’ que se suponía estaban allí para enseñarnos el oficio de editor, las prácticas prometidas las hicimos en empresas que no tenían nada que ver con las “grandes firmas editoriales” que ofertaban en su web, etc. En mi caso me han pillado esta vez, pero no pienso apuntarme a otra, por lo menos en España. La universidad pública da asco, así de claro.

  • Pues entonces debe de ser usted el único profesor que no es analfabeto. Seguramente porque no es de izquierdas.

    • Hace 10 años trabajo en educación. Es un artículo muy bueno y Azúa, desde que me dieron un curso monográfico sobre él en la Universidad de Roma y me sorprendió que me hablasen en una universidad de un autor que estaba vivo, siempre me ha parecido un ejemplo de sentido común.

  • Tranquilos amigos mios… WERT viene a rescatarnos de la mediocridad de la “izquierda”, con un cambio en el sistema educativo. Españolizaran a los alumnos, aprenderán que Franco fue un tio “genial” y “cool” que “defendió” España de si misma y de los Rojos (que no de la sacro santa seleccion), etc, etc…

    El caso es que quizás la tan afamada “izquierda” no lo es. Que el tema es que la educación es este pais de tercera, es de reirte por no llorar y pillar una depresión. Y que elegir entre la derecha y la “izquiera” (que no lo es) es como escoger entre si quieres que te metan una patada en los huevos, o una patada en los innombrables.

  • ¿Cómo son exactamente los sindicatos de la educación los principales causantes del subdesarrollo pedagógico hispano?
    Pregunto desde el total desconocimiento pero es que me ha sorprendido la afirmación.

    • Suscribo la pregunta. No son los sindicatos los que se han dedicado a hacer una reforma educativa cada vez que cambia el gobierno.

    • Muy sencillo: centrando sus luchas, no en mejorar el nivel educativo de los alumnos, sino en reducir horas de clase y aumentar salarios de los profesores.

      • Es que los sindicatos son para conseguir mejoras en las condiciones laborales, no otra cosa. Para lo otro están las autoridades educativas, ministerio, consejerías, consejos escolares, asociaciones de padres y madres… Y tendría que ser más que suficiente.

    • Pues metiendo mano en las pruebas de selección de los futuros “enseñantes” y dedicándose a potenciar al que menos hace

    • Pero sí son los responsables de hacer la vista gorda en muchos colegios donde se obliga a los catering a dar de comer gratis a los profesores y encima con menús de primera y muy distintos a los de los alumnos, repercutiendo todo eso en las ayudas, becas y demás. El problema es que chupan de todos lados para sobrevivir y realmente les importa poco si los alumnos saben o salen preparados, solo buscan seguir en sus poltronas, los de arriba con el riñón bien cubierto y los de abajo gratificados con pequeñas migajas que creen gran conquistas como un menú de comedor diario.

  • David, pues yo creo que la pregunta es muy pertinente. La gran mayoría de medios de comunicación españoles dan asco y son poderosos instrumentos al servicio de intereses espúreos. No creo que ninguna persona inteligente pueda leer un diario español sin sentir náuseas.

  • “Hace veinte años que los profesores, no de primaria sino de universidad, venimos diciendo que habría que publicar los exámenes de los actuales universitarios para que la población se percatara del grado de analfabetismo que hemos alcanzado con tanto esfuerzo y solidaridad.”

    Tendría que conocer la gente cómo escriben algunos profesores de universidad, cuando escriben.

    Debería conocerse, por ejemplo, la acumulación de lazos familiares en distintas partes de la Administración. En la universidad, pero no sólo ahí. Entre los Economistas del Estado, Notarios, Registradores, Abogados del Estado, Jueces, Fiscales…

    No son sólo los sindicatos, que también. Aquí ha pillado todo Dios. Desde el Opus Dei al PSOE, pasando por las feministas y los listos que han sabido aprovecharse de la impunidad, falta de transparencia y de criterios.

    Es el horror, la selva. En la universidad establecer criterios de exigencia mínimos significa tener todo tipo de problemas. Y por si alguno persiste, insiste y resiste, crean “Tribunales de Compensación” que aprueban directamente a alumnos que se hayan presentado varias veces (dilapidando el dinero de todos, pues el alumno sólo paga una fracción del coste total de sus estudios) y sacado al menos un 3. Un 3 sobre 10. No es broma. Tampoco se oculta: está regulado y es público (UNED). Lean y pásmense. O no. Ya no. Seguro que no se sorprende nadie. Para qué.

    ¿Conocen el sistema de traslados de profesores de secundaria en Andalucía? Acumulas puntos, solicitas un sitio, y sólo después se publica la oferta de plazas vacantes disponibles. Si tienes muchos puntos y “alguien” con menos posibilidades quiere la misma plaza que tú, no se oferta. Así año tras año. Hasta que desistes y aceptas otra cosa. Entonces, ¡tachán!, aparece aquella plaza que querías, y se la lleva ese o esa otro/a con muchos menos puntos que tú. Alguien. Ya saben. Juego limpio. Es el país de los incentivos perversos. El país de “a pesar de”.

    Y así todo, en todas partes. La Administración es un horror. No sólo la educativa. Si la gente viera lo que veo yo todos los días habría linchamientos, incendios de edificios públicos. Podría contar mil cosas. La desvergüenza es general. No son los políticos o los sindicatos. Ellos simplemente se llevan su parte. Dejan que los demás se lleven la suya, claro. Y viceversa.

    Tranquilos, España tiene salida. Barajas.

    • Yo tengo un amigo que hace poco acabó la carrera de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense, y en la optativa de Nuevas Tecnologías de Documentación les estaban enseñando a almacenar archivos en cintas magnéticas (verídico). España: Ni una aldea sin su estación del AVE. Ni provincia sin su aeropuerto. Ni pueblo sin una facultad de lo que sea, por lo menos.

      Que ganas tengo de que aquí haya una insurrección armada como en Somalia, a ver si espabila la peña…

      • Ciencias de la Información no existe como carrera desde hace unos cuantos años, normal que le enseñaran lo de las cintas magnéticas XD

  • Y no debemos olvidar que el Sr. Félix de Azúa, que me parece un buen escritor, es un nacionalista español que comparte las tesis del sr. Wert sobre la necesidad de “españolizar” a los alumnos catalanes. Y no creo que el megalómano de Aznar -hijo de la estupenda y magnífica educación españolista franquista- tenga un nivel intelectual muy superior al de la Sra. Maria Antonia.

    • “Españolizar a los alumnos catalanes”. Otro pedazo de fistro que no se leyó el documento original y se limitó a basar sus afirmaciones, su conocimiento y su criterio en los titulares de periódico.

      Bien.

      • El ministro de “cultura” dijo estas palabras en el Congreso. Lo vi por la tele, pedazo de fistro.

        ¡Saludos!

        • En realidad esa frase está sacada de contexto, no es eso exactamente lo que dijo el ministro, aunque oyeramos esas 4 palabras 500 veces.

    • Y como el Sr. Félix de Azúa es un nacionalista español, no tiene ningún derecho a expresarse.

      • Todo el derecho a expresarse, aunque sus colegas nos negaran a los demas ese derecho durante cuarenta años. Pero esos demas tambien tenemos derecho a saber quien es este bicho fascista, engolado payaso, carcamal mas reaccionario que un patricio romano filosofastro y poestastro de mierda.
        Por cierto,tampoco hace falta publicar su biografia, se le ven los pies negros, negros de botazas militar-fascista de su ideologia en cada frase y en cada palabra.
        Y claro, lo de las fosas no es cultura…. no es historia, son unos resentidos..etc. ! Joder, vaya tropa la que circulo por aqui !

        • Tus palabras destilan odio y negrura. Los fascistas sois expertos en acusar de fascismo a los demás. Afortunadamente, sois pocos y cobardes.

        • Qué maravilla de argumentación, qué riqueza en epítetos, qué cantidad de respeto a las opiniones de los demás y de espíritu demócrata dejan entrever sus palabras. Usted mismo se descalifica, sus frases le reflejan.

  • Seguimos discutiendo, seguimos discutiendo….

    Y mientras tanto caemos en la profunda fosa, insondable abismo, de la ignominia cultural, investigadora, de nuestros universitarios y universidades.

    El pais de Europa con mayor tasa de universitarios….descolocados, inanes, parados, desconocedores de su propia realidad. Incapaces de redactar, pobres en el uso de lenguas extranjeras…. No sigo.

    Y mientras tanto….serán galgos, serán podencos? Así llevamos veinte, treinta años….Ciudadanías, LOGSE, LODE.

    Los ríos no se enseñan. Pero se enseñan los arroyuelos que pasan por mi Comunidad Autónoma. Los mapas geográficos me los invento, porque disputo un enclave a la autonomía colindante.

    Falta la puntilla de prohibir los deberes. Digo yo que deberá encarcelarse a los padres y madres que ayuden a sus hijos en casa. Y a aquellos progenitores (A ó B) que incluson osen exigir un poco más de los deberes a sus criaturas, se les retira la patria potestad….por franquistas, por ejemplo. Igualar a todos por abajo.

    En efecto. La Institución Libre de Enseñanza, hermosa aventura republicana alentada especialmente por la izquierda de primeros del siglo pasado, estaba ya muerta y enterrada. Pero estamos asegurandonos de que las juntas de la sepultura están bien selladas, para que nunca jamás vuelva a existir en España algo parecido.

    • Tiene toda la razón. Conozco profesores universitarios que se saben al dedillo todas las provincias por las que pasa un arroyuelo como el Ebro y en cambio, no saben enumerar los países por los que fluye un río de verdad como el Nilo o donde desemboca el Ural. ¡Y no voy a comentar nada de esos otros disparates nacionalistas llamados Júcar y Segura!

    • Vamos a ver, señor “muy aburrido” ¿Caemos en profunda fosa?… Pero, ¿Cuando estuvimos fuera? ¿Durante el fascismo, con el bachiller etc..? !Por Dios! Jamas pintamos nada, y ahora tampoco, a pesar de las trampas de SCImago y compañia. No señor aburrido, no somos peores que hace treinta años (cuando yo me titule) ni tampoco mejores. Seguimos siendo igual … de mediocres.

      P.D. Lo de la generacion mas preparada otro cuento.

  • Muy bien, crítica destructiva fantástica.

    No sé en qué caladeros enseñará el autor del artículo, pero en mi carrera el nivel de expresión escrita es bastante bueno, mejor que el de los profesores en muchos casos, de hecho.

    ¿Cuáles son los sindicatos de la educación? No los conozco.

    Y otra cosa, la exministra inculta tiene fácil parangón en algunos especímenes que gobiernan la vida política actual. Hablo del actual Ministro de Educación, Cultura y Deporte o de la actual alcaldesa de Madrid, por citar dos ejemplos.

    Saludos y menos gritos, señor de Azúa.

    • Ah!!! como ahora hay incultos… ahi esta el mal de este pais, perdon estado, el y tu mas, no sera mejor denunciar los errores empezando por los propios y no disculparlos con los del contrario, a partir de ahi construiremos.

    • Respeto su moderacion gran jefe indio, pero esta claro los caladeros que frecuenta el especimen en cuestion.

  • Memeces como la de la señora Trujillo las dicen gentes de izquierdas, de derechas o incluso profesores universitarios.
    Si este señor Azúa supiera hacer la o con un canuto, o hiciera el esfuerzo de sumar con los dedos y hacer una regla de tres, se hubiera encontrado con que en estos 20 años de innegable decadencia educativa, algo más de 9 corresponden al gobierno del PP, o sea, prácticamente la mitad.

    • No es por quitarle méritos a los gobiernos populares, pero a cada uno lo suyo: las leyes educativas que nos han llevado a este desastre (LOGSE-1990 y LOE-2006) llevan el marchamo del PSOE. La LOCE-2002 de los populares nunca llegó a aplicarse gracias a luminosa visión redentora de ZP.

      • La era aznarita comenzó en el 96, sin mayoría absoluta gobernó buscando apoyo en quienes hoy dicen ser el diablo (nacionalismos catalán y vasco), y del 2000 al 2004 ya pudo gobernar con mayoría absoluta. Si de esta forma no hayaron manera de arreglar aquello de lo que hoy se culpa a la era felipista y a la posterior de Zapatero, sólo queda hablar de la ineptitud absoluta del PP respecto a la educación. Ineptitud perfectamente comparable y ganadora a la del PSOE. O que simplemente sea mejor para ellos este estado de cosas, es decir, generar un votante poco crítico, deformado y desinformado, para poder seguir metiéndole mano al bolsillo.

        • Hallar: encontrar.
          Hayar no existe en castellano (a menos que la RAE lo haya incluido con las últimas gilipolleces que ha elucubrado su inteligencia colectiva).

          • Cuando hablo de inteligencia colectiva me refiero a la RAE, no a ud., que quede claro.

          • Gracias. Pero creo que es más que suficiente un simple vistazo para diferenciar lo que es un desliz de lo que es una mala ortografía. No entiendo la manía de tanto comentarista cuya aportación a un tema se limita a las correcciones ortográficas gratuitas. Gratuitas en dos sentidos, primero porque están de sobra y segundo porque nadie les paga por ese trabajo tan miserable. Si yo fuera director de recursos humanos y me pidieran contratar delatores, los buscaría aquí de esta manera.

          • Por cierto, Miki, su frase “a menos que la RAE lo haya incluido con las últimas gilipolleces que ha elucubrado su inteligencia colectiva” parece un anacoluto. No se avergüence, que a mí también se me escapan cuando escribo deprisa.

    • ¿Veinte años? ¿Sólo?

      Yo veo lo menos treinta y cinco, y más bien tirando a cuarenta.

  • Caramba, no sabía yo que eran los sindicatos quienes organizan las oposiciones, confeccionan los temarios oficiales y redactan las leyes educativas. /ironía OFF

    Azúa, hágase usted así en el hombro, que tiene un poco de olor a naftalina.

  • ¿Soy el único que pensó que no podía ser, que el tuit debía de pertenecer a un trasunto cómico de la ex-ministra?

  • La culpa es de lo sindicatos de educación. Exclusivamente. Parece que las sucesivas y desastrosas leyes de educación que hemos tenido son responsabilidades de los sindicatos. Y, claro, también es culpa de los sindicatos que, para entrar a estudiar Magisterio, baste con la nota mínima y no la máxima como así sucede en Finlandia. Y también es culpa de los sindicatos que en la escuela pública haya cada vez más alumnos y menos profesores. Todo eso, claro, es culpa siempre de los sindicatos.

    Ah, cuán bien estaríamos sin sindicatos de ningún tipo! Ah, qué gran país tendríamos si ellos no insistieran en defender derechos absurdos!

    En fin, que no dudo que los sindicatos lo hayan hecho fatal. Pero echarle la culpa a ellos de los fallos de las nefastas políticas de educación… Hay que tener mucho cuajo.

  • La ministra Trujillo también afirmó en 2008, creo, que era el momento de comprar vivienda, que más no iban a bajar.

  • Gran verdad que me alegra leer en plataformas y en personas como usted, ya que los “anónimos” no tenemos este peso (ni este placer de decir lo que se piensa y tener lectores). Fui alumna suya y comparto todo lo que dice: incluso el mejor de ahora siempre estará peor preparado que un mediocre de antaño. Sólo discrepo en un punto: en el último párrafo alude a la “extrema” derecha: deduzco que excluye a la “moderada” derecha, y me alegra, porque esto que ocurre en este país, sucede por incompetentes y sinvergüenzas que prefieren rodearse de mentecatos para poder coronarse Rey de una panda de ineptos. Y lo peor, lo más ofensivo, es que preteden hacernos comulgar con ruedas de molino. No es cuestión de ideología, pues todas tienen algo bueno; es cuestión de inteligencia, sentido común, dignidad y ética. Creo que de todo se anda escaso por España hoy…

  • Gracias por su artículo: ya no tengo que tomarme la molestia de leerme más memeces firmadas por usted.

  • Obviando las grandes verdades expuestas en el artículo, demasiado dolorosas quizá para timoratos que dividen el mundo en buenos y malos, me parecen bastante tristes algunos comentarios.
    Tratando de demonizar al propio articulista, con argumentos tan obtusos como falaces, sólo demuestran su niñatez y tendencia a la pataleta. Una vez más, las verdades duelen.
    Parece que te conviertes en un fascista represor si aún mantienes cierto aprecio por tú país, por sus gentes y sus gestas (si, las hubo, manque joda), por sus artes o sus costumbres.
    Una vez más hemos invertido los valores, dónde otros estados verían orgullo nosotros sólo tenemos rechazo, revisionismo interesado y mitos conspiranoicos.
    Otra de las tristes consecuencias, de la mala calidad educativa desde hace mucho.

  • No entiendo este empecinamiento absurdo contra los sindicatos. Debe de ser que estoy poco informado (a pesar de leer el periódico cada día) pero desconocía que las reformas de las leyes de educación las redactasen ellos. Gracias por aclararlo, señor Azúa. En correspondencia a este favor le diré que “primaría” se escribe sin acento (eso son 2,5 puntos menos en un examen, ¿no?) y que en las interrogaciones que empiezan por “¿Pero qué…?” el “pero” va antes del signo de apertura.
    Si hay dudas sobre mi conocimiento de los ríos (me ha llegado la información de que para opinar habrá que recitarlos de carrerilla), ahí van de memoria: Miño, Sil, Duero, Tajo, Guadiana, Guadalquivir, Segura, Júcar, Ebro. Se trata de unos datos que, hasta hoy, nunca había tenido necesidad de utilizar y ya tengo 35 años (me he educado durante estos 20 años de desastre, lo siento), pero, tal como vamos, es probable que haya un cataclismo y saber el nombre y la localización de los ríos me sirva para encontrar agua semipotable.
    Por cierto, mi abuelo sigue estando en una fosa y comentarios de su estilo me repatean bastante. Se ve que, para intelectuales como usted, si no hay un gulag por medio no vale la pena estudiarlo ni conocerlo, ¿verdad?

  • Lo que realmente me alarma es el nivel tan simple de análisis de un supuesto intelectual como Félix De Azúa. ¿Ante la noticia que dieron los medios de comunicación, no se pregunta nada? Sólo hace afirmaciones gruesas como echar la culpa de algo que no se sabe muy bien donde salió a la izquierda ¿Que tiene que ver la izquierda con esa bazofia informativa? Debe ser que él. se considera la creme de la creme. Reto a Félix de Azua a que ante notario se ponga a hacer la prueba de selectiévidad. A ver que nota saca. Y al País a que ppublique los resultados ¡País dre listos! ¡Cuanto se sabía antes y qué poco ahora

  • Los intelectuales como Félix de Azúa no pueden dejarse secuestrar por la nostalgia de las palabras. ¿Que a uno le niegan la condición de izquierdista por seguir defendiendo las mismas ideas desde hace décadas? ¿A quién le importa? Que se coman su mediocridad con patatas y se queden su sagrada palabrita para ellos solos. La izquierda de corte moderno que representa de Azúa murió hace mucho, en algún momento entre finales de los años 70 y principios de los 80 del siglo pasado, cuando alcanzó sus metas y pasó a convertirse en una ideología conservadora de lo conseguido con tanto esfuerzo. Malinterpretando todo aquello, y sustituyendo el rigor por el vacío intelectual, surgió la izquierda posmoderna, epitomizada por Zapatero y sus acólitos.

    A ellos debería dirigirse Félix de Azúa, como Tim Robbins en “Cadena perpetua”, cuando armado de coraje, se dirige hacia el funcionario de prisiones y le espeta un ¿es usted tan perdedor que no se da cuenta de cuando gana? A lo que el goruto responde advirtiendo a sus compañeros: Apartaos, este hijo de perra va a tener un accidente. Esa es la izquierda actual, ese funcionario de prisiones embrutecido y servil con el poder. Si han visto la película, sabrán cómo terminan los dos personajes, y eso es, con suerte, lo que ocurrirá también en la realidad.

  • Dí que sí, Azúa, dí que sí. Dales duro a los pintamonas estos que tanto dicen (y ocultan) que se las saben todas. Dales duro, porque, claro que sí, se lo merecen todo. Se lo merecen todo y no hay nadie que esté dispuesto a ofrecérselo…

    Cuando la izquierda no ofrece, porque no tiene ni, ni siquiera, es capaz de crear lo que debe ser ofrecido (sic Platón), y, encima, lo que que le ofrecen sofísticamente se lo queda; pues eso, entonces, malo, malo, malo. Mal asunto macho…

  • El caso es que España saca en el informe PISA 484, Suiza e Italia 486, Francia 496 y los pesados de Finlandia 543. Para ser un país Europeo-Africano y con los recursos que le dedicamos no está nada mal. Estamos donde nos corresponde, si acaso un poco por encima

    • España le dedica a la educación más dinero que la media de los países del informe Pisa. Pienso que no es una cuestión de dinero

  • A ver si nos entendemos: los periódicos no se leen, se tragan. Son comida basura.

  • Tengo 54 años, soy informático. En la empresa en la que trabajo estoy harto de ver trabajos escritos por gente, brillante en su profesión, llenos de faltas de ortografía, en los que la concordancia sujeto-verbo a veces de da, a veces no, en los que te puedes pasar leyendo tres o cuatro líneas sin una miserable coma, en los que las oraciones subordinadas son más difíciles de encontrar que los acentos correctos… y hablamos de gente con dos carreras y dos post-grados… ninguno de ellos tiene más de 40 años.
    La debacle empezó con la EGB, cuando desaparecieron los titulados universitarios en las materias que se impartían en el antiguo bachillerato (el de seis cursos y PREU/COU) y fueron sustituidos por maestros, que con alumnos de hasta los 10-12 años hacen muy bien su trabajo, pero que con chavales de 14 se quedan muy muy cortitos.
    La LOGSE y su “Progresa adecuadamente” fue la puntilla final.
    Mi esposa es maestra, y en la escuela en la que trabaja, pública, de la Generalitat, los niños se autoevalúan. Estos días corren por casa dichas autoevaluaciones, huelga decir que más del 70% de chavales se autoevalúan con un “Lo hago muy bien”.

  • Increíble, muy bueno, los sindicatos son los culpables de la educación actual, nunca se me hubiera ocurrido, aunque si le damos una vuelta de tuerca mas podría se la izquierda mediocre, y si seguimos quizás podríamos concluir que el déficit educativo tenga sus orígenes en 40 años de atraso cultural sustentado por una Dictadura, ponerse al día lleva su tiempo, estimado Felix, sea Ud un poco mas benévolo,

    • Hombre, jdarknet, la educación primaria durante el Franquismo era bastante mas potable que la actual: al menos, salíamos sabiendo leer, escribir, sumar, restar, multiplicar y dividir.

      • Nuestros chicos de primaria dominan un universo mayor de conocimientos de los que dominaba un chico de su misma edad en aquella época, no generalice las excepciones, lleva a confusión.

        • Un universo mayor de conocimientos, pero llegan a la Universidad sin haber leído un libro (no estoy exagerando: eso se lo he escuchado a una alumna de, curiosamente, Magisterio) ni haber oído hablar de Kant.

        • Nuestros chicos de primaria (con honrosas excepciones) dominan el arte de recortar y pegar, no están educados en lo que representa el esfuerzo, andan muy cortos de motivación y, entre otras muchas cosas, no son exigidos por si sufren algún tipo de daño moral y/o psíquico; eso sí, celebran todos y cada uno de los días que los políticos establecen que hay que celebrar (Día de la Comunidad Autónoma, de la Constitución, del medio ambiente…), todo lo cual me parece estupendo si no fuera a costa de muchas horas y muchos días de clase. Lo dice un profesor de secundaria con 30 años en las aulas publicas, que ve llegar a sus alumnos con carencias tremendas y con muchos de los cuales ya no es posible hacer mucho porque les falta lo fundamental, lo que nos mueve a todos a progresar: algún tipo de motivación, de curiosidad. Y les aseguro que esa (tratar de cambiar la situación) es mi intención en mi trabajo todos y cada uno de los días de mi vida.
          Culpables: políticos, PSOE y PP. Complices: sindicatos, subvencionados por los ya mencionados con anterioridad. Futuro: muy negro. Los chicos con una familia detrás preocupada por su educación, que ha dedicado mucho tiempo a concienciar a sus hijos de la importancia de la cultura y de las ganas de saber y aprender son los valientes que aprovechan lo que tienen en sus centros, los demás entrarán a formar parte de la masa inculta, adocenada, manipulada y manipulable, la que tanto convienen a nuestros líderes.
          Saludos y buenos deseos para todos.

  • La verdad es que no se nada de la educación española pero achacarle a un sindicato su bajo nivel es una teoría nueva y muy creativa. Nunca la he escuchado.

    Hablar de legislación e inversión estatal debe estar pasado de moda en el viejo continente.

    • Si no sabe diferenciar entre “oír” y “escuchar” ¿por qué opina… ?

      • Si incurre en falacias lógicas, porque opina? (por otro lado, ha hecho usted las averiguaciones oportunas para descartar que en la comunidad lingüística donde se halla Pablo se hayan cepillado o resulte emborronada nuestra castellana diferenciación?)

  • Estando de acuerdo en la mayor parte de su argumentación, no le parece un tanto extraño que sea justo en este momento cuando se deprecie al profesorado? justo ahora que el número de alumnos por enseñante se incrementa a cada proyecto de ley? cuando más se discute sobre público y concertado?

    • Por supuesto: esa filtración es totalmente tendenciosa y con una evidente finalidad política.

  • Todos sabemos que es tan necesario saber, como saber transmitir, lo digo porque no creo ser el único que tuvo un profesor de matemáticas muy inteligente que explicaba unas matemáticas incomprensibles.
    Ahora bien, como le decía el ciego al lazarillo: más da el duro que el desnudo, esto es, el que no sabe, no tiene nada que transmitir.
    Por último, aunque estoy de acuerdo con el autor en casi todo, me parece muy mal cómo se refiere a la derecha en este texto; para mí la derecha significa más y mejor educación y menos tolerancia con el cazurrismo. Más justicia con el que se esfuerza y menos colectivización de la mediocridad.

  • Los hechos son los hechos. Y son tozudos y terribles. Los exámenes publicados son penosos. Luego evaluamos la causas de que lo sean, las intenciones de los que filtran los resultados, y lo que querais. Pero lo que se ha conocido es de vergüenza ajena.

  • Una propuesta rápida de reforma:

    1. Educación general básica hasta los 14, obligatoria, gratuita y de calidad: a este tramo se dedica buena parte del dinero disponible y es aquí donde se orienta a los alumnos según talento, vocación etc.

    2. En la media se abren varios itinerarios (con pasarelas por si alguien cambia): un bachiller humanístico con 4 años de latín, 3 de griego etc, otro científico, uno intermedio, ramas de FP etc. Aquí creo que hay que empezar a pagar algo de dinero, me temo.

    3. La universidad: cobra tasas que reflejan lo que cuesta pero un sistema de créditos avalados por el estado como en el Reino Unido permite a todos estudiar. Una vez trabajas, devuelves el dinero. Hay un ranking de excelencia y los mejor es alumnos(entrevistas, pruebas de ingreso, notas del bachillerato) pueden elegir centro. De esta forma los estudiantes tienen que ser adultos, elegir bien, comparar las distintas universidades (la información debe estar disponible por ley) y entender que lo más caro es ser un titulado basura y no una matrícula. Aquellas universidades que funcionen tendrán alumnos, las que no (nadie pagará tasas para llegar a ser un ignorante en paro), se cierran y con el tiempo se decanta un sistema razonable.

    En fin, sé que hay muchos más temas pero ahí van unos cuantos.
    Un saludo.

    • Por lo menos has propuesto algo y no te has dedicado a estar a favor o en contra. Para mi eres el más positivo.

    • Eso se parece bastante al plan de estudios que yo seguí hace 40 años: EGB, BUP/COU (Letras, Ciencias o Mixtas), Universidad con “numerus clausus” y becas…

  • Me parece que se le está dando el sesgo ideológico equivocado al artículo de Azúa.
    No es un artículo contra la izquierda sino de exigencia a la izquierda. A la derecha, ni se plantea esa exigencia, pues de sobra sabe lo que puede dar de sí.
    La Educación ha sido considerada como fundamental en la emancipación de la opresión en la que vivían los pobres, los explotados. Exigir calidad en la misma, sobre todo en la enseñanza pública, que es la que afecta a esas clases, es ser propiamente de izquierdas. Y esto es lo que hace Azúa en este artículo y lo contrario de la reacción de los sindicatos ante la publicación del evidente nivel de quienes aspiran a impartir clase en la enseñanza pública, en la enseñanza de todos nuestros hijos, del que vive en un barrio pobre como del que pertenece a clases medias o medias-bajas. Son estos sindicatos los que parecen de derechas defendiendo intereses corporativos que dificultan la calidad de la enseñanza primando otros factores distintos a la preparación y capacidad del profesorado para su ingreso en la enseñanza, como antiguedad y puntos conseguidos a veces mediante trabajillos facilitados por amigos y conocidos.
    Pero es tan claro el sentido del artículo de Azúa, que además expresa claramente el mismo, que sorprende la calidad de la comprensión lectora de muchos que aquí comentan. Lo cual no hace sino reforzar lo que el propio Azúa denuncia en su artículo.

    • ¡Uf! ¡Ya pensaba yo ser el único! Parece que aquí abundan los que leen una palabra de cada tres, o sólo las líneas pares.

      Sólo un apunte: cuando yo estudiaba en la Universidad (hace 20 años ya, leches), era un bicho raro: yo era de los muy pocos que tenía un mal vicio infame, incurable: el de la lectura. Oh, nada especialmente sesudo: novelas de SciFi de Asimov, Pohl o Heinlein, alimento para una mente de Ciencias.

      Pero ya era bastante más de lo que leían muchos que estudiaban carrerillas de Letras. Y si digo carrerillas, es porque el nivel exigido era, entiendo, escaso… moriré sin llegar a entender cómo puede uno aprobar filología hispánica sin haber leído El Quijote. Como aprobar Informática sin conocer Algebra de Boole.

      Salud.

  • Y que me decís de los pedagogos de gabinete que me dijeron aquello de que lo importante para un profesor NO es saber, sino saber enseñar, genial

    • Pues que como tengan los mismos conocimientos que muchos de los aspirantes a profesor de los que estamos hablando (y muchos que ya son profesores a todos los niveles), lo único que van a poder enseñarles a los alumnos es la chorra.

  • Lo de las izquierdas y la educación como salvación pertenece al progresismo histórico, ¿no? Muy respetable y simpático, pero yo diría que lo que ahora conviene es sin ir más lejos cagarse en lo más barrido de la instrucción, total, pa lo único que quieren a los chavales es como carne de cañón tanto en tiempos de paz como en tiempos de guerra. Recursos humanos, fungibles, super-movibles, más madera, es la paz.

  • Claro, otra cosa es que la calidad en educación sea entendida como se entiende en la ley Wert, ante la que el comentario de Santi, que precede a este, cobra todo su sentido.

  • No sabia que estudiar los rios españoles fuese franquista, pues a mí me gustaba estudiarlo ,debo ser de extrema derecha y no lo sabía, entonces ,¿que debe ser estudiar las capitales del mundo?

    saludos

  • ¿Para qué memorizar lo que se puede buscar en los libros? No le des el pescado ya hecho y triturado, enséñale a pescar. ¿He dicho pescar? Quería decir pensar.

    • Exacto Jimena, como todo está en los libros usted y yo podemos ser el mes que viene médicos, al siguiente arquitectos, al otro físicos, al siguiente ingenieros…

  • Típica la pregunta de Jimena en los nuevos conceptos educativos. Ni ella ni muchos reparan en que precisamente memorizar es imprescindible para poder pensar y ser creativo con el pensamiento, ser crítico y auténtico.
    Pensar es fundamentalmente relacionar conocimientos, pero si dichos conocimientos no están en uno sino que están fuera de uno, en libros, internet y demás, sólo podremos pensar con un libro en la mano y fácilmente olvidaremos lo que este dice. No lo asimilaremos adecuadamente, haciéndolo algo propio y por tanto con la posibilidad de relacionarlo continuamente con otros conocimientos dando origen a nuevos pensamientos sólidos, fundados, creativos y críticos.

  • El tono carajillero en las discusiones sobre educación no puede llevar a nada bueno, y ese parece ser el tono preferido por ministros, consejeros y directores generales de la cosa. También por algunos intelectuales que en otros tiempos destacaron por su lucidez y ahora han quedado en intelectuales orgánicos. Aquí pueden leer una respuesta sosegada a este artículo.

    http://librodenotas.com/laguillotinapiano/24004/la-educacion-el-saber-y-la-ignorancia

    • Hasta los huevos de los revenidos a orgánicos. Sólo les preocupa el nacionalismo pequeñito y que la peña hescriba mal. Azúa es libre de elegir a sus enemigos, pero éstos, claro, le retratan.

      Todavía recuerdo un artículo de Azúa donde comparaba las hecatombes automovilísticas finisemanales con el mal de autor (el que nos pone, el que tiene “culpables”). En aquel entonces el cabrón sorprendía, descubría, oiga.

  • Y de nuevoun ausnto tan claro, que no deja lugar a dudas, se convierte en un asunto político.

    Yo di clases en la universidad pública hace 4 años durabte 6 meses por un compromiso profesional, y comprobé que se puede ser alumno de económicas de 4º curso y ser prácticamente analfabeto. Al menos la mitad de los alumnos no saben escribir, ni en findo ni en forma, errores ortográficos de libro, por supuesto, la acentuación completamente aleatoria .. una cosa espeluznante. La universidad española es una mierda. Los problemas vienen de la escuela. Aquí se ha querido igualar , pero como siempre, bajando el nivel y abriendo la mano. Todos sabemos que a los profesores universitarios se les exige en las carreras más pobladas, un número mínimo de aprobados. Sabemso que la meritocracia brilla por sus auesncia en la decisiones sobre titularidades, cátedras, formación de departamentos … Tenemos el sistema educativo que tenemos , y que se ha configurado desde los 80, y ahora vemos sus resultados,. Estamos formando un país de gañanes.

  • Sí, lo confieso, soy profesor universitario. Uno pequeño, asociado, sin oposiciones “ni ná”. Sólo tengo cuatro años de experiencia. Cada año enseño mi asignatura, cuatrimestral, de esas científicas, pero importante, junto a mis dos compañeros… Con ilusión y fuerza.
    Me ha gustado el artículo de Azúa, aunque obviamente no esté de acuerdo con todos sus argumentos (es un escritor polémico, no?).
    Pero me ha gustado aún más el debate y las intervenciones posteriores. Hay muchas ganas de participar y muchas ganas de dignificar la educación, en especial la universitaria, de crear un debate social. Me agrada.
    Pues bien, quiero darles un dato asombroso para su reflexión. Es, parece, una primicia periodística: en éstos cuatro años, no hemos suspendido a nadie. Sí, lo han leído bien, no hemos suspendido a nadie.
    Nuestros alumnos han acudido a clase, a las prácticas, a los seminarios. Y además han estudiado a fondo.
    Había una parte práctica que tenían que aprobar para poder pasar a la teórica. Y han aprobado, con mejor o peor nota.
    Y les aseguro que el examen no era fácil. Si se lo haríamos pasar a nuestros compañeros de profesión, habría muchos “aprobados” y pocos “notables”.
    Éstos estudiantes y estudiantes, muy jóvenes, algunos/as Erasmus (les costó hacer el examen en otra lengua) se han preparado, se han probado a sí mismos y quizás les encuentren en unos años en la cola del paro. Pero están formados y preparados para lo que se les pedía. Confío en ellos.
    Nuestros alumnos/as no cometieron faltas de ortografía relevantes, ni escribieron cosas extrañas ni ofensivas ni merecerán participar en ningún artículo sobre “gazapos” y “meteduras de pata”. Pero creo que representan la MAYORIA de los alumnos de mi Facultad. Esa es mi realidad y mi experiencia.
    Me sorprende mucho algunas afirmaciones sobre la supuesta decadencia de la educación universitaria. Yo no las creo. Yo veo una Universidad viva, vibrante y plena de futuro. El último bastión de la inteligencia frente a la barbarie y el odio de la ignorancia. El futuro de nuestra sociedad. Y esto no es de derechas ni de izquierdas.
    No pertenezco tampoco a ningún sindicato de la educación, pero no me importaría. Cuando veo las manifestaciones y las proclamas de los sindicatos, las acciones en las escuelas, etc, siempre he escuchado: los alumnos primero. Y estoy de acuerdo.
    Confieso que soy profesor universitario, y lo confieso con orgullo.

    • “Si se lo haríamos pasar a nuestros compañeros de profesión”…. ¿ése es el nivel del profesorado universitario español?. Casi sobra todo lo demás.

  • Osea que todo esto de la estulticia de los opositores es culpa de la izquierda? Espero pronta respuesta. Gracias.

  • Hay un tipo de personas —al que yo creo pertenecer— que no se lleva bien con los juicios que se hacen de los problemas sociales, como por ejemplo, las líneas de este artículo.

    Decir que un determinado colectivo es el culpable de una cuestión tan amplia y compleja como la educación me parece un error. Estoy razonablemente convencido de que el ‘culpable’ de la lpenosa situación que vive nuestro país en lo que a la educación se refiere no es sólo uno, sino un conjunto de ellos, por no decir que todos, en cierta medida, somos culpables. La educación no está simplemente “en la escuela”, la educación, cabría decir, “está por todas partes”. La familia y el entorno juegan un papel igual de importante que el que pueda desarrollar un maestro al frente de la pizarra. Habrá quien crea que educar a una persona es darle una serie de conocimientos específicos, ya sean geográficos o ya sean históricos, véanse ríos y/o fosas, sin aportarle nada más. Educar a alguien es muchísimo más. En España hay muchos tontos pues porque nadie se ha tomado en serio este tema nunca. No se ha invertido lo suficiente y lo invertido no se llevó a cabo de forma correcta. La bipolar ideología del poder ha hecho que cada x años se reformase la cuestión educativa, solo por reformarse, como si el anterior gobierno no hubiese hecho nada positivo al respecto. La política en educación ha sido una seña de identidad; falsa, por otra parte, pues hemos ido fabricando paletos y fracasados escolares a un ritmo vertiginoso. Y ahora, qué duda cabe, conformamos una sociedad maleducada.

    ¿Publicar el analfabetismo de los aspirantes a maestros? Pues no sabría decir por qué si o por qué no. Sí, sin embargo, abogo por la transparencia, pero no solo en este tipo asuntos sino en muchos más. Todos, a ser posibles. No sé… por ejemplo… exámenes a los parlamentarios para comprobar el nivel que tienen. Y exámenes también a los profesores universitarios, pero no sólo al ‘cabecilla’, no sólo al catedrático, jefe del departamento, que lleva toda su vida leyendo y le puedes preguntar de lo que quieras y te responde porque, de hecho, lo único que le queda por saber o por conocer es la muerte. A todos. También habría sorpresas porque, no nos olvidemos, hay “profesores universitarios” que lo que hacen es leer diapositivas y ante una pregunta de carácter ‘profundo’ empiezan a toser y no mirarte a los ojos.

    La Oes con el canuto las hacen muy bien, perfecta. Incluso, puede que nadie las haga mejor que ellos.

    Sin el canuto… no sé.

    Un saludo.

  • Para aclarar un poco el debate, habida cuenta que se empiezan a introducir consideraciones generales sobre la educación.
    Existe una educación formal, la que se lleva a cabo en los centros educativos, y una educación informal, la que recibimos del ambiente y medio social.
    La que se lleva a cabo en centros educativos es de la que trata fundamentalmente este artículo, una educación llevada a cabo en ámbitos específicos, por personas específicas, con materias específicas. Una educación reglamentada con unos objetivos definidos y por tanto susceptible de ser analizada, valorada, cambiada, si se estima oportuno, y con unos responsables dedicados a ella, ya sea en su gestión, logística y organización, ya como educadores. A unos y a otros, a políticos y maestros, cabe pedirles cuentas por los resultados y dependiendo de la importancia que socialmente se le conceda a la educación será mayor o menor el grado de exigencia.
    Los objetivos básicos de la educación formal se resumirían básicamente en desarrollar las competencias necesarias en los educados para que tengan un pensamiento estructurado y ágil, fuerte y sólido, que les permita desarrollar las adecuadas estrategias que les permitirán adquirir conocimientos a lo largo de su vida, encontrando en esto no sólo una necesidad social sino un placer individual, es decir, conocimientos en los más diversos y variados ámbitos en que los hombres han desarrollado su ser, desde técnicos y científicos hasta artísticos y de oficios manuales. Con esto no sólo se buscaría una sociedad competitiva en los mercados mediante la formación de especialistas sino el desarrollo de las potencialidades de cada uno de los individuos en los más diversos ámbitos de la cultura y el saber, como necesidad placentera de la persona para realizarse en su singularidad.
    (Me pregunto si no se parece demasiado el preámbulo de la Ley Wert o algunas declaraciones de políticos considerando como un lujo el estudio del griego o la filosofía, a las políticas educativas de regímenes totalitarios en que todo se sacrificaba a la productividad de la nación)
    En la educación primaria, que es el ámbito donde ha saltado esta sorprendente publicación, han de asegurarse que los alumnos adquieren las herramientas básicas e imprescindibles sin las cuales será imposible toda educación posterior provechosa y placentera. Hablamos de leer y escribir adecuadamente, de desarrollar un pensamiento lógico mediante las matemáticas, de acostumbrar y fortalecer la memoria, de adquirir poco a poco hábitos de concentración y estudio, de despertar sensaciones y desarrollar la creatividad mediante la música, el dibujo, de ir adquiriendo la capacidad de colaborar y trabajar en equipo, de fomentar un modo de actuar basado en el respeto a los demás y en unas normas básicas de cortesía social…
    Evidentemente el desarrollo de esta base esencial para todo posterior placer personal y provecho social de la educación deberá facilitarse por personas que previamente hayan hecho suyo ese proceso, que ellos mismos lo hayan incorporado a sus vidas, que sean en ellos tan natural como el respirar. Esos serán buenos maestros pues es cierto que aprendemos no sólo por lo que nos dicen sino por lo que vemos.
    Pero a la vista de estas pruebas y de la intromisión en la polémica levantada de elementos que nada tienen que ver con la educación sino con conflictos laborales tan parecidos a los que se podrían dar en cualquier otra profesión o sector y que han venido, sin embargo, a considerarse como parte central de la cuestión educativa, tanto por parte de sindicatos como de políticos, mis expectativas de que algún día podamos mejorar son francamente pobres.

  • Los sindicatos de profesores, que no UGT y CCOO como muchos creen, ANPE el mayoritario en Madrid es apolitico, no es de izquierdas, es lo que antes se decia amarillo.
    Y la gestión educativa, en Madrid lleva en manos de la derecha desde 1996, sera tambien responsable.
    La LOGSE no se diferencia del sistema finlandes, pero se aplico sin fondos, sin profesores de apoyo.
    Y, por ultimo, los docentes siempre han hecho dentro de su clase lo que han querido. Y lo conozco tengo un hijo en sexto de primaria.

  • yo ya creo en las máquinas estupendas y en las matemáticas de smartick.es y que los demás sigan sin hacer los deberes

  • Responder a preguntas basandose en la memorización de datos no mide el nivel de conocimiento de los futuros profesores ni sus aptitudes pedagógicas. El examen debería basarse en analizar textos, resolver problemas cotidianos y demostrar cultura general.

    Y por cierto, derechas e izquierdas es un discurso artificial y anclado en el pasado. Somos una sociedad y todos somos responsables de alguna manera de los errores y triunfos. Lo uno no existe sin lo otro.

  • Yo Estudié Magisterio y más tarde Filosofía aunque solo hice primero. Estudié en el Instituto Gaona porque yo lo quise y desde luego teniamos no profesores sino catedráticos y muy buenos y no nos dejaban pasar ni una faalta de ortografía, además de enseñarnos rios, montes y sistemas no solo de españa sino del mundo, literatura, Historia del artr, matematicas fisiología etc y cuando salías del instituto tinías una buena base para poder entrar en estudios más superiores. Los alumnos respetábamos a los profes. Esto que voy a decir no es políticamente correcto pero yo soy libre, teniamos también reválidas en 4º y sext, éste era el sístema educativo de la dictadura. pero llegó Rubalcaba y puso en funcionamiento la eso y de ahí de mal en peor. Ah! cuando estudiaba bachillerato había en mi curso una estranjera que no era católica y cuando teníamos religión esa chica salía fuera y nadie le decía nada !qué raro! ¿no?

  • Un apunte con respecto a lo de los ríos y el franquismo. No es cuestión de que enseñar los ríos sea franquista, es que desde el franquismo los métodos de enseñanza apenas han cambiado nada, se utilizan los mismos métodos arcaicos sin aplicar ninguno de los avances científicos de los últimos 50 años en la educación.

    Hay mucho enterado que se cree que saberse de carretilla los ríos de España es algo útil y ejemplar de lo que debe ser una buena educación, olvidando que hoy en día, se sabe, que la comprensión lectora vale más que cualquier proceso de memorización. Por no hablar de la importancia de desarrollar la creatividad en los alumnos, algo que ni se plantea en casi ningún sistema educativo actual.

    El artículo no hay por donde cogerlo, al final resulta que es la izquierda la responsable del deterioro educativo español. El principal problema no es la izquierda, ni la derecha, ni los sindicatos. El principal problema del sistema educativo español es que está en manos de políticos e iglesia católica, no de los profesionales que basándose en el conocimiento científico apliquen esos métodos y los nuevos avances que se han descubierto. De hecho, la LOGSEE, la ley actual, es la mejor ley de educación que se ha hecho en este país, y su principal problema no es la ley en sí, sino la falta de medios para llevarla a cabo. Porque la educación tiene un presupuesto ridículo en este país. Es una ley que puede mejorar, pero para eso necesita inversión, y no lo tiene.

    A lo mejor ese lumbreras del artículo se cree que Wert lo va a solucionar. Bueno, ya se ve lo bien que iba la educación en España con la derecha durante el franquismo. Ese sí que era un sistema educativo ejemplar, donde memorizaban hasta la tabla de logaritmos y al profesor se le respetaba como si fuera un Guardia Civil.

    http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20120203/54247867713/la-escuela-mata-la-creatividad.html

    http://www.oitenta.com/es/escuela-mata-creativida-ted/

    Ahora resulta que todo el mundo es experto en todo, en educación en este caso. Y esos “expertos” al final lo único que saben decir es que hay que aprenderse los ríos de memoria y la lista de los Reyes Godos. Porque hay que ver, un niño de Cuenca que no sabe dónde está el Sil. Pero esos expertos no se alarman cuando ese mismo niño no es capaz de hacer un resumen de lo que ha leído. A lo mejor es que la cultura del esfuerzo no está en repetir 500 veces algo hasta que lo sabes.

    La verdad es que empieza a cansar la de barbaridades que se dicen de la educación.

    • ¿Y por qué hay países que con menos gasto por estudiante sacan mejores puntuaciones en el PISA?

  • Sin separación de poderes y sin representación real (solo refrendo cuatrienal de listas cerradas y bloqueadas) solo hay partitocracia impune y sin controles. Y la sucesión de naufragios educativos es el símbolo de la arbitrariedad blindada a cualquier corrección. Salvo las críticas en blogs, cafeterías y artículos de prensa aislados.
    Los políticos tienen los ciudadanos que se merecen.

  • Esta jeremiada de Azúa no es nada original. En un muy interesante libro (El nivel educativo sube) ya a finales de los 80 Baudelot y Establet demostraron que hay una larguísima cadena que se remonta a Platón, que están prisioneros de esta idea de que todo va a peor, de que cualquiera tiempo pasado fue mejor; y también demostraron con datos que es falso. Si no lo fuera, cómo explicar el progreso científico y técnico.

  • Félix, si tus estudiantes son analfabetos, no será porque no han asistido a tus clases…

  • Seamos justos, ni-la-O-con-un-canuto es actualmente aplicable a ambas mentalidades políticas, tanto del Este, como del Oeste. Creo sinceramente que nos hacemos un flaco favor haciendo alusión con tanta frecuencia y beligerancia a la derecha o a la izquierda.
    El nivel intelectual y la cultura no entienden de política y sí, en España existe un problema grave de educación, y nos guste o no, la clase política es un claro reflejo de la sociedad.

  • No, los sindicatos no programan ni leyes ni oposiciones pero las envenenan después, con metodos antidemocráticos con el visto bueno de los profesores

  • Soy maestra y madre. Tengo una visión muy amplia, por lo tanto, de los problemas referidos a la educación en España. En la escuela he conocido a magníficos profesionales implicados en la formación de sus alumnos, preocupados por el nivel de adquisición de los contenidos, por la capacidad de expresión escrita o del cálculo matemático. Normalmente estos profesores son los llamados de “la vieja escuela”. No quiere decir que desarrollen una enseñanza arcaica, sino que, adaptados a los nuevos tiempos, no han dejado de trabajar con profundidad esos aspectos fundamentales que ha de aprender un alumno de tan corta edad. Pero desgraciadamente conozco también a bastantes que se dejan embaucar por corrientes pedagógicas impuestas por una administración ignorante, muchos de ellos mal formados e incultos. Ademas me preocupa enormemente el relevo generacional que se está produciendo en la escuela. Buenos maestros conocedores de su profesión y de la transmisión de la cultura se van jubilando y están siendo relevados por hordas de jovencitos recién salidos de la carrera de magisterio (carrera simplona y sin contenido) que por lo único que se preocupan es por aprobar el B1 y habilitarse para poder dar clases en los colegios bilingües que los políticos nos venden como salto a la verdadera calidad educativa.
    Ese es el día a día en las aulas. Pero, ¿qué ocurre en las casas? Los padres de los niños en edad escolar son cómplices también. Son los padres de la generación de la EGB. Vamos a ser sinceros, no estudiaron ya con los niveles de exigencia de antaño. Además es una generación que tuvo la vida más fácil que sus padres. Ahora educan a sus hijos en la mediocridad. Se preocupan más en no “traumatizarles” con las tablas de multiplicar que en el futuro que les espera. Siempre hay excepciones, pero desgraciadamente por lo que veo cada vez son menos.
    Es posible que la crisis nos haga cambiar a todos (políticos, padres y maestros) y nos pongamos una vez en serio a trabajar por el futuro de un país enquistado en la ignorancia.

  • El 70% de los opositores suspenden un examen básico y la conclusión es que eso les pasa por zoquetes y que los sindicatos tienen la culpa del bajo nivel de la educación… Nada que decir acerca de las universidades que los forman, ni de los políticos que hay detrás de las innumerables reformas educativas. Eso es como decir que si las empresas españolas son poco competitivas es porque los empleados son muy tontos y los sindicatos encima les defienden y no decir nada de la estructura económica del país, ni de los planes de gobierno de los partidos, ni del empresariado… No claro, es que los de abajo son unos zoquetes…
    Los maestros españoles no son los más brillantes… pero los intelectuales españoles tampoco.

Responder

— required *

— required *