¿Cuál es tu película favorita de la Hammer? - Jot Down Cultural Magazine

¿Cuál es tu película favorita de la Hammer?

Publicado por

Drácula, el monstruo de Frankenstein, el hombre lobo… buena parte de los iconos del cine de terror se forjaron en los años treinta de la mano de los estudios Universal, mientras de forma simultánea un joyero y productor teatral llamado Will Hammer creaba una pequeña productora de cine en Londres. Pasó el tiempo, esta compañía quebró, la guerra trajo otras prioridades y aquellas aterradoras criaturas perdieron el favor del público… hasta que a finales de los años cincuenta una refundada Hammer Film Productions encontró un filón en la realización de nuevas versiones de tales clásicos pero bajo un estilo característico que con el tiempo ha sabido ganarse un hueco en la historia del cine y, muy especialmente, en nuestros corazones. Fueron películas que en su momento la crítica calificó en algunos casos de «repulsivas» por su sensualidad y violencia y sin embargo hoy resultan entrañables. Apenas sobrepasaban los ochenta minutos (por lo que solían exhibirse en sesiones dobles), estaban rodadas en tecnicolor con efectos especiales muy simpáticos y los actores protagonistas eran casi siempre los mismos, así como los escenarios. Si algo funciona bien para qué cambiarlo. A continuación repasaremos las más memorables, quien no las haya visto aún ha de saber que están disponibles en internet, así que una sesión doble o triple puede ser una buena forma de pasar el domingo.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)

_______________________________________________________________________

La maldición de Frankenstein

La edad dorada de la productora comenzó en 1957 con esta película que además de ser un gran éxito comercial definió el estilo posterior. La dirigió Terence Fisher y estuvo protagonizada por Peter Cushing y Christopher Lee. Supuso la consagración de ambos actores, que se harían habituales en las siguientes producciones, a menudo bajo el mismo director. No solo impactaron en la taquilla, sino en las mentes de toda una generación de cineastas, aquella que se hizo con el poder en el Hollywood de los setenta. Spielberg, Scorsese o George Lucas siempre han admitido estar en deuda con la productora Hammer y a menudo la han homenajeado en sus películas, el último sin ir más lejos dio a ambos intérpretes los papeles de gran moff Tarkin y conde Dooku en la saga de Star Wars.

_______________________________________________________________________

Drácula

En vista del resultado, el año siguiente los tres repitieron con otro icono del terror y volvieron a dar en el clavo. Esta vez Cushing es el cazavampiros llamado Van Helsing mientras Lee ahora resulta más reconocible. Tanto, que su interpretación es tal vez la que mejor ha definido nuestra visión de Drácula, sin desmerecer a Béla Lugosi. La solemnidad que le imprimió es la que cabe esperar de un conde que vive en un castillo centroeuropeo, pero al mismo tiempo adquiere ciertas connotaciones eróticas con esa fogosidad con que se lanza al cuello ajeno y que se hace adictiva para sus víctimas. Las mujeres que lo prueban luego dejan las ventanas de su dormitorio abiertas mientras lo esperan tumbadas en la cama, noche tras noche, hasta que las deja secas.

_______________________________________________________________________

El perro de Baskerville

La idea inicial era comenzar aquí una saga de Sherlock Holmes, pero al no ser exactamente una película de monstruos (pese a lo que el cartel de a entender) la acogida del público resultó algo decepcionante y no hubo continuaciones. En cualquier caso estamos ante una excelente película, con una buena historia y una ambientación muy lograda, para la que se recurrió a los mismos decorados de la película anterior.

_______________________________________________________________________

La momia

En esta, al igual que en la anterior, tenemos de nuevo al trío de Fisher, Cushing y Lee. Al último como de costumbre le tocó encarnar, en parte debido a su corpulencia, al monstruo. Un monstruo enamorado, eso sí. En cualquier caso Christopher Lee siempre ha estado en su salsa en el lado oscuro, como demuestran los más de doscientos cincuenta papeles de su filmografía. Una larga trayectoria de exploración interior hasta llegar a descubrir qué es lo que realmente le gustaba en la vida: el heavy metal. De manera que su fecunda biografía quedó culminada por las colaboraciones que mantuvo en sus últimos años con grupos como Judas Priest, Manowar o Rhapsody of Fire.

_______________________________________________________________________

Las novias de Drácula

En esta ocasión Drácula es encarnado por David Peel, aunque Cushing continúa como Van Helsing. Una joven profesora llega a la taberna de un pueblo en el que como es costumbre los lugareños palidecen en cierto momento, incapaces de compartir el terrible secreto del lugar. Así que nadie la previene para evitar que se meta en la boca no del lobo sino del vampiro. La atmósfera de terror gótico está muy lograda, como es marca de la casa.

_______________________________________________________________________

Las dos caras del Dr. Jekyll

La aguda reflexión moral de Stevenson en El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde planteaba, en palabras de Fernando Savater que «cuando Jekyll tiene que decidir con cuál de sus dos personalidades quedarse para siempre, comprende que la aparente ventaja de Hyde es que nunca sentirá remordimientos por haber perdido su mitad más positiva, mientras que Jekill jamás olvidará del todo la tentación que Hyde representa. Pero precisamente es este desasosiego, al que podemos llamar si se quiere “conciencia”, lo que le hace preferible a su obsceno rival». Hammer no quiso desaprovechar la ocasión de adaptar esta obra en una versión que, de forma un tanto contraintuitiva, nos mostraba a Hyde no como un energúmeno incontrolado sino como un sofisticado manipulador, de voz suave y rostro afeitado, frente al barbudo y desaliñado doctor Jekyll.

_______________________________________________________________________

La maldición del hombre lobo

El frustrado rodaje de un film sobre la Inquisición dejó a la productora con un conjunto de trajes y decorados de ambientación vagamente española (a la manera en que los anglosajones la entendían: una mezcla de folclore andaluz y mexicano). Como eran tiempos en los que se aprovechaba todo, optaron entonces por versionar la novela Un hombre lobo en París, aunque ubicándola algo más al sur. El resultado es una estupenda historia en torno a la culpa en la que podremos ver guardias civiles con su tricornio, no todo iban a ser bobbies.

_______________________________________________________________________

El fantasma de la ópera

La novela de Gaston Leroux ha conocido más de una docena de versiones para la pantalla, esta fue de 1962 y se planteó como una adaptación de la que hizo dos décadas antes la Universal. Tuvo un presupuesto excepcionalmente elevado para un rodaje de la Hammer —que contó, de nuevo, con Terence Fisher en la dirección— e inicialmente estaba previsto que la protagonizase Cary Grant.

_______________________________________________________________________

La leyenda de Vandorf

Decían los griegos que las gorgonas eran tan feas que solo tenían un ojo y un diente para las tres, además de un cabello formado por serpientes. No es de extrañar que al mirarlas se quedara uno petrificado. Como suele ocurrir en este género los engendros siempre acaban arreglándoselas para preservarse durante siglos y recorrer miles de kilómetros hasta llegar a una apacible localidad —aquí centroeuropea— y sembrar el pánico. En esta ocasión a Lee le tocará el papel de investigar el asunto.

_______________________________________________________________________

Hace un millón de años

El cartel es tan espectacular como de costumbre en las producciones de la Hammer, aunque en este caso seguro que muchos lo recuerdan también por servir de tapadera para cierto túnel de una cárcel. El fuerte de la película no está en su rigor histórico, pero qué importaba la excusa para que Ray Harryhausen nos regalara esas estupendas animaciones de dinosaurios, tortugas gigantes, tarántulas gigantes e iguanas gigantes con las que aquellos desdichados cavernícolas no ganaban para sustos.

_______________________________________________________________________

La plaga de los zombis

André Morell fue un actor que participó en grandes producciones como El puente sobre el río Kwai o Ben-Hur, sin dejar por ello de ser un habitual en las producciones de la Hammer. Aquí era el protagonista, un médico que acude junto con su hija a una localidad en la que se están sucediendo una serie de muertes inexplicables. Hoy en día el subgénero zombi se ha ramificado y cruzado hasta abarcar desde la comedia romántica de artes marciales hasta el péplum musical de espías, pero tuvo un origen más sencillo y esta película fue una de sus raíces, el foco de la plaga de (cine de) zombis.

_______________________________________________________________________

Las brujas

Tras la época dorada de finales de los años cincuenta y primera mitad de los sesenta, podemos situar el inicio de la inevitable decadencia en torno al año 1966. Esta fue la película con la que Joan Fontaine se despidió del cine, tras una carrera en la que trabajó con los mejores directores del Hollywood clásico. En esta ocasión la trama recurre a la hechicería caribeña, aunque su esperpéntico desenlace con esa misa que combina vudú y zumba no sea exactamente miedo lo que provoque.

_______________________________________________________________________

El reptil

Fiel a las convenciones del género, la acción se sitúa en el siglo XIX, con un matrimonio que ha heredado una mansión (el mismo decorado que en La plaga de los zombis) tras una misteriosa muerte. Cuando se presentan en el bar del pueblo todos les dan la espalda dado que «aquí no gustan los forasteros» y pese a las advertencias la pareja insiste en quedarse. Lo que pasó después no sorprenderá a nadie…

_______________________________________________________________________

¿Qué sucedió entonces?

Hammer ha quedado asociada al cine de terror, aunque su despegue se debió en realidad a la ciencia ficción. Fue en 1955 con El experimento del Dr. Quatermass cuando la productora logró su primer gran éxito que le permitió consolidarse. Luego llegó su segunda parte dos años después y ya en 1967 Quatermass and the Pit, considerada como la mejor de la trilogía y que en España se tradujo como le pareció bien a alguien que pasaba por ahí. El intrépido científico protagonista vuelve a enfrentarse a los alienígenas en una narración que sabe mantener el suspense y que recuerda en algunos detalles a Desafío total.

_______________________________________________________________________

Kung Fu contra los siete vampiros de oro

El estreno de cintas entre finales de los sesenta e inicios de los setenta como La semilla del diablo, El exorcista o La matanza de Texas supuso un salto cualitativo para el género de terror. La fórmula gótica ya parecía agotada y encima surgían nuevos géneros como el cine de artes marciales oriental que ocupaban ese nicho del cine popular. La respuesta la vemos aquí: si a partir de 1970 la caída ya fue en barrena, al menos puede decirse de esta que es la menos mala. El título desde luego es inspirado, la historia no está a la altura pero al menos tiene cierto encanto. Lee ya no quiso participar, mientras que Cushing hizo su última intervención como Van Helsing. Luego iría espaciando sus intervenciones, bien en la mencionada Star Wars o en memorables cameos como este.

_______________________________________________________________________

7 comentarios

  1. Gracias por rescatar el no siempre bien valorado legado de la Hammer. Sin embargo, echo en falta (además de más películas de Fisher) la estupenda «The nanny» («A merced del odio»), de Seth Holt.

  2. Esto es preguntarme si quiero más a papá o a mamá. En esta seleccion voto por “Horror of Dracula”, pero probablemente mi favorita sea “The devil rides out” (“La novia del diablo” en España). Un ultimo fogonazo de genio del duo Fisher-Lee, encarnando éste uno de sus escasos héroes y siendo una de sus peliculas favoritas. Que el guión sea de Richard Matheson también ayuda, y a pesar de ciertos fallos y que los efectos especiales hallan envejecido mal, la escena del círculo es antológica. Yo descubri la Hammer gracias a “Alucine” que ponia los sabados por la noche aquellas viejas pelis de terror y que tanto disfrute siendo un criajo. Guardo todas esas pelis con un gran cariño en mi cabeza.

  3. En realidad, para todos los amantes del género y de la época, prácticamente nos gustan todas, por sus defectos y sus virtudes. Por su imaginación y, ante todo, su gran amor al cine. Iba a votar ¿Qué sucedió entonces?, que casualmente la ví la semana pasada (tirando de filmoteca, obviamente, ya que estas películas ya no la pasan por la tele ni por equivocación) pero tengo un grato recuerdo de La maldición del hombre lobo, con Oliver Reed, porque me parece un guión fantástico, mucho mejor que la protagonizada por Benicio del Toro. Felicidades al que tuvo la idea de rescatar estos recuerdos cinematográfico, es decir, Javier Bilbao.

  4. Javier Bilbao haga usted un concurso con las pelis de terror de serie B, C españolas desde finales de los 60 a principios de los 80. Las hay impagables, con su mezcla sabia de terror y softporn. Jess Franco, Paul Naschy y muchos mas nos lo agradeceran desde el mas alla. Saludos al universo zombie. Espero adhesiones a mi propuesta.

  5. No puedo decidirme entre las que habéis puesto, como para poner las que faltan para mi gusto

  6. El experimento del doctor Quatermass.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies