Jot Down Cultural Magazine – ¿Cuál es tu canción favorita sobre el regodeo en la desgracia ajena?

¿Cuál es tu canción favorita sobre el regodeo en la desgracia ajena?

Publicado por

La actualidad informativa sería una indigesta sucesión de calamidades si no nos permitiera ocasionalmente disfrutar de cierto schadenfreude, que es un concepto sobre el que habló en su día el filósofo Schopenhauer… pero a decir verdad nos familiarizamos con él cuando Ned Flanders abrió el Zurditorium, dedicado a la venta de toda clase de objetos para zurdos y Homer, como buen vecino suyo, sintió una gran alegría al constatar su fracaso. Fue entonces cuando Lisa le explicó que el idioma alemán tiene una palabra al respecto. En realidad el castellano también, pues si la primera acepción de regodearse es muy genérica, «deleitarse o complacerse en lo que gusta o se goza», la tercera da en el clavo: «complacerse maliciosamente con un percance, apuro, etc., que le ocurre a otra persona». Eso es. Esta satisfacción ante una venganza ejecutada por las circunstancias es un sentimiento de alcance universal, que puede expresarse con palabras, con imágenes y que ha sido también protagonista de múltiples canciones. A continuación va nuestra lista, quien lo desee tiene abajo la sección de comentarios para añadir sus favoritas.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)

_______________________________________________________________________

«Who’s Sorry Now?», de Connie Francis

Es una amarga ironía que una cantante que ha sufrido tantos golpes de la vida, que van desde el asesinato de su hermano por la mafia, una violación o el diagnóstico de una psicosis maníaco-depresiva, tuviera su mayor éxito con una canción en la que se alegraba del infortunio ajeno. Previamente había sido interpretada en Una noche en Casablanca, de los hermanos Marx, y la versionó cuando ya estaba a punto de tirar la toalla en una carrera que hasta entonces no había despegado, de hecho así tituló años después su autobiografía. Mientras tanto también hizo versiones que suenan muy bien con su voz de temas tan tradicionales como «Oh! Susanna», «Oh My Darling Clementine» e incluso cantó en nuestro idioma.

_______________________________________________________________________

«Like a Rolling Stone», de Bob Dylan

Muchos han intentado ponerle cara a Miss Lonely buceando en la biografía del flamante Nobel, aunque como suele ocurrir tenga mucho de arquetipo para que cada oyente la relacione con quien quiera. Nos muestra a una chica que tras una vida regalada ahora tiene que sacarse las castañas del fuego y, pese a no disimular cierta satisfacción en su descripción de la dura situación que atraviesa, también señala que ahora es libre, sin cargas y sin nada que perder.

_______________________________________________________________________

«Fallaste corazón», de Paquita la del Barrio

«Me alegro que ahora sufras, / que llores y te humilles / ante este gran amor. / La vida es la ruleta / en que apostamos todos / y a ti te había tocado / nomás la de ganar. / Pero hoy tu buena suerte / la espalda te ha volteado». Si algo tenemos claro a estas alturas es que la cantante ranchera veracruzana no hace prisioneros en sus canciones. En este caso su despecho no adquiere la forma de imaginativos insultos, sino que se regodea en el sufrimiento de aquel al que en otro momento amó, aludiendo para ello a una metáfora —la vida como una rueda de la fortuna, en la que unas veces se gana y otras se pierde— de amplísima tradición en la cultura occidental, que se remonta a los cantos medievales de Carmina burana y aún más allá.

_______________________________________________________________________

«Ojalá que te mueras», de Pesado

Probablemente nunca se ha definido la fórmula de la felicidad con más altura poética y sabiduría que como lo hizo el poeta alemán Heinrich Heine: «Mis deseos son: una modesta choza, un techo de paja; pero buena cama, buena mesa, manteca y leche bien fresca, unas flores ante la ventana, algunos árboles hermosos ante la puerta, y si el buen Dios quiere hacerme completamente feliz, me concederá la alegría de ver colgados de estos árboles a unos seis o siete de mis enemigos». Este grupo, también de origen mexicano, diría que comparte esa filosofía vital con Heine y con Paquita. Es bonito porque todos ellos no hablan de matar a nadie ni van por ahí amenazando, que no son unos salvajes, simplemente expresan su deseo como espectadores de ver algo así.

_______________________________________________________________________

«Ha Ha You’re Dead», de Green Day

Y lo mismo pero en inglés: «Ha ha you’re dead / And I’m so happy / In loving memory / Of your demise», si uno lee entre líneas percibe cierto resentimiento hacia esa persona. Un ser mortal no debería alegrarse del fallecimiento de alguien, pero siempre puede hacerse alguna excepción. Esta canción se publicó por primera vez en un recopilatorio de la banda, Shenanigans, en el año 2002.

_______________________________________________________________________

«Instant Karma», de John Lennon

Fue compuesta en 1970, por la época en la que estaba disolviéndose el grupo, y de hecho tuvo que competir en las listas nada menos que con «Let It Be», pero también tenía sus bazas, ¿dónde más podemos ver a Yoko Ono tejiendo ganchillo con una venda en los ojos, eh? Eso es algo muy artístico. Respecto a la letra, tiene una parte muy hippie en torno a brillar todos juntos como la luna, las estrellas y el sol y otra más próxima a una maldición gitana, en la que advierte a alguien de que el karma le va a golpear en la cabeza y que pronto estará muerto.

_______________________________________________________________________

«Murphy’s Law», de Chéri

Sospechamos que la intención de este dúo de Montreal era expresar algo parecido a los anteriores: «I see life is like a circle / everything you do comes back to you». Se puede entender como karma, como rueda de la fortuna… con lo que no guarda mucha relación es con la ley de Murphy, que se limita a decir que lo que puede salir mal saldrá mal. Pero bueno, a la inspiración poética no se le puede exigir rigor ni precisión, el tema suena bien y su enumeración de las calamidades que sufre el protagonista tiene un componente de regocijo, por lo que merece incluirse aquí.

_______________________________________________________________________

«Manifestation On Verrucose Urethra», de Carcass

La mayor parte de las composiciones musicales tienen un repertorio muy manido de partes del cuerpo a las que ensalzar —ojos, boca y corazón— y si son de reguetón entonces básicamente el culo. Así que este grupo de metal británico nos trae la ciencia forense hecha arte, con temas como «Incubador cadavérico de endoparásitos», «Tripas fermentadas», «Erupción crepitante del intestino», «Necropsia y devoramiento embrionario»… en fin, una maravilla.

_______________________________________________________________________

«I Hope You Die», de Bloodhound Gang

Este grupo tuvo un éxito enorme hace unos años con «The Bad Touch», cuyo estribillo cantaba aquello de «tú y yo, nena, no somos más que mamíferos, así que hagámoslo como lo hacen en el Discovery channel». El de este otro tema es más escueto, pero igualmente muy expresivo sobre sus sentimientos: «muérete». El resto de la letra es una inspirada enumeración de los tormentos que les gustaría que alguien sufriera.

_______________________________________________________________________

«Bravo», de Bunbury & Vegas

El artista mexicano Luis Demetrio se mostraba aquí tan despechado que deseaba tras la muerte algo peor que el fuego eterno, pues «el infierno es un cielo / comparado con tu alma». Fue una de las versiones incluidas en el disco de Enrique Bunbury y Nacho Vegas, El tiempo de las cerezas.

_______________________________________________________________________

«Someday The Sun Won’t Shine For You», de Jethro Tull

Esta es menos virulenta que las vistas previamente, también se puede mostrar uno desafecto sin necesidad de desear la muerte a nadie. De hecho es la única que muestra también schadenfreude en sentido opuesto: «Packing up and I’m leaving this place / I don’t believe you’ll cry, there’ll be a smile upon your face». A continuación expresa el daño que esa pareja le ha causado y le advierte de que algún día el sol no brillará para ella, para concluir mentando a su madre.

_______________________________________________________________________

«Cry, Cry, Cry», de Johnny Cash

En el biopic En la cuerda floja, por otra parte bastante bueno, no es el tema que vemos interpretar al protagonista en el estudio de grabación ni en su primera actuación (donde conoce a la que sería su mujer, June Carter), pero fue la que en realidad le lanzó al estrellato. En ella anhela el día en que la chica detrás de la que tanto ha ido vuelva en su busca, una vez ya esté olvidada por todos, momento en que la rechazará por mucho que llore.

_______________________________________________________________________

«Popstar», de The Pretenders

Este sencillo del álbum de 1999 titulado ¡Viva El Amor! se burla de las aspiraciones de una hipotética aspirante a estrella del pop narrando su ascenso y caída, pues al fin y al cabo es un «armagedón predecible». Teniendo en cuenta que el grupo original se fundó en 1978 y que sigue activo (hace unos días tocaron en Vigo) está claro que saben de lo que hablan, habrán visto a muchos estrellarse y saben que solo hay que esperar sentado a que el destino reparta lo suyo a cada uno.

_______________________________________________________________________

«Pueblos del mundo ¡Extinguíos!», de Siniestro Total

Hasta ahora todos los ejemplos mencionados nos hablan con delectación del sufrimiento de alguien en concreto, qué mejor manera de concluir que con un grupo que extiende sus malos deseos al conjunto de la humanidad. Este himno misántropo se incluyó en su primer álbum en directo, Ante todo mucha calma, junto a clásicos para la eternidad como «Bailaré sobre tu tumba» o «Más vale ser punky que maricón de playa».

_______________________________________________________________________

26 comentarios

  1. No sé qué cambio habréis hecho en el sitio que ahora cada fragmento del texto es tomado como una nueva página por el navegador y al pulsar atrás en el mismo, te quedas en el mismo artículo. Es bastante molesto.

  2. Lo que lleva Yoko Ono en la cabeza no es una venda, es una compresa. https://twitter.com/yokoono/status/874256977236504579

  3. Me entristece no ver a Lilly Alen por aquí. Smile es un ejemplo genial sobre el regodeo en los demás, con un toque de venganza genial.

  4. Benvolgut – Manel

  5. !La envidia es mi pecado capital,de Los Nikis!

  6. Yo creo que falta “Todos los negritos tienen hambre y frío” de Glutamato Yeyé.

  7. Propongo Gollum’s Song, una pequeña joya de la BSO de Las Dos Torres. En la letra se refleja el dolor sufrido por Gollum y lo que desea a sus visitantes.

  8. https://www.youtube.com/watch?v=CAV0XrbEwNc

    Explicita y elegante…cee lo green

  9. Prayer to God, de Shellac.

    Un Steve Albini cabreado (como casi siempre) es mucho Steve Albini. El regodeo no es un sentimiento particularmente sano, claro, y la canción refleja eso a la perfección.

  10. «Wasn’t It you» de Petula Clark, pero en la versión de THE ACTION

  11. They’re Coming to Take Me Away by Napoleon X!V

  12. Me falta Die, die, die my darling, cantada por Glenn Danzig

  13. “Sufre como yo” (Albert Plà)

  14. Everybody’s love’s you when your dead de the stranglers

  15. Mi canción favorita sobre el regodeo en la desgracia ajena es aquélla en la cual comienzo regodeándome y, progresivamente, experimento cierta aversión hacia mi reacción, de tal manera que el regodeo inicial se torna empatía, y termino comprendiendo y exculpando a la persona que inicialmente fue objeto de mis regodeos. Thredony o Sanctimonius son dos canciones en las que veo reflejado todo esto.

  16. Dolores se llamaba Lola, de los Suaves

  17. Ojalá de Silvio Rodríguez. Poesía sobre el deseo del mal ajeno

  18. Los impresentables, chirigotero, el tiempo en sevilla

  19. “Listo” de Los Deltonos. Dedicado a tod@s l@s que escribimos por aquí.
    https://youtu.be/5QLwPH0jxeg

  20. Pesadilla en el parque de atracciones, de Los Planetas. Imprescindible.

    • De Los Planetas habría un buen puñado de canciones que bien podían entrar en esta lista, sí, valga esta como perfecto ejemplo…

  21. ¡Rabia, rabiña,
    que tengo una piña,
    llena de piñones
    y tú no los comes!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies