Lecturas que habría lamentado perderme en 2017

Publicado por
Fotografía: Derek Berwin / Getty.

El club de los mentirosos, de Mary Karr. Por fin, con más de una década de retraso, se publica en España uno de los relatos más tremendos, negros e hilarantes que un servidor ha tenido el privilegio de leer. Y son unas memorias. En serio, este libro es una maravilla.

Toda una vida, de Robert Seethaler. El relato de una vida anodina. Solo eso. ¿Parece poco? Pues es una pequeña joya. Cualquier vida lo contiene todo. Lo difícil es saber contarlo con tanta precisión y tanta belleza.

Potosí, de Ander Izagirre. El periodismo español está en una época espléndida. Aquí tenemos una de las pruebas: un reportaje que llega al fondo de la mina y al fondo del alma humana, y rinde de paso un homenaje sobrio y delicado a la vida durísima de ciertas mujeres.

Cáscara de nuez, de Ian McEwan. A veces, algunos escritores llegan a adquirir tal destreza técnica que pueden contar la historia más inverosímil y enamorarnos. En este caso, un feto ejerce como detective y como psicoanalista involuntario de su madre, su padre y su tío.

Años de sequía, de Jane Harper. Uno de esos casos asombrosos en que una mujer que nunca ha publicado nada nos arroja a la cara una primera novela sensacional: la investigación de un crimen, la opresión de la Australia rural, el peso del pasado y una colección de personajes más reales que la realidad.

Hijos del Nilo, de Xavier Aldekoa. Más periodismo excepcional. Aldekoa recorre un río mítico y, de paso, confirma (no siempre es el caso) la famosa frase de Ryszard Kapuściński: las malas personas no pueden ser buenos periodistas.

Hijos del fútbol, de Galder Reguera. Un padre reflexiona sobre la pasión que transmite a su hijo. Y describe con exactitud científica el ADN de ese disparate que llamamos fútbol. Un libro esencial.

Consideraciones sobre la Revolución francesa, de Madame de Staël. Anne-Louise Germaine Necker, Madame de Staël, fue un gran personaje del siglo XVIII. A diferencia de otros grandes personajes de la época, el tiempo la ha respetado: sus lecciones sobre la política y la vida siguen siendo valiosas.

Tres periodistas en la revolución de Asturias, por Manuel Chaves Nogales, José Díaz Fernández y Josep Pla. El título lo dice todo. Historia contada según sucede. No se lee: se bebe.

La invención de la naturaleza, de Andrea Wulf. Este libro se publicó en España en 2016. Por mi mala cabeza, esperé un año para leerlo. No cometan mi error, no se retrasen, asómbrense ante la vida prodigiosa de Alexander von Humboldt y entiendan un poco mejor de qué hablamos cuando hablamos de nuestro planeta.

6 comentarios

  1. Lecturas obligatorias si no quieres que se te acumulen en el 2018.

  2. Potosi de Ander Izaguirre , acabó de cerrarlo . En dos palabras : im prezionante

  3. Máximo

    El marxismo y la cuestión nacional española. Santiago Armesilla.

    Imperiofobia y leyenda negra. María Elvira Roca Barea.

    Calle Este-Oeste. Philippe Sands.

  4. Cide Hamete

    Apuntados los cuatro que aún no había leído. Gracias

  5. Pingback: Aristeia Abogados, S.L.P.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies