El hombre que fue nosotros

Publicado por

El 31 de mayo de 1885, el féretro de Víctor Hugo fue expuesto bajo el Arco de Triunfo de París. Casi dos millones de franceses le rindieron homenaje. Hugo había saltado de una ideología a otra, profesaba una enemistad profunda al clero y el gran diario católico La Croix tituló, el día de su muerte, con una frase rotunda: «Loco desde los treinta años». En vida no suscitaba unanimidades, sino más bien lo contrario. Pero a pocos se les escapó que en ese féretro estaba Francia. Y que en la novela Los miserables se resumía lo que eran, por desgracia, y aquello en lo que deseaban convertirse. La Francia contemporánea, forjada por la Tercera República (hasta entonces coexistían diferentes lenguas y tradiciones), nació bajo el amparo moral de Víctor Hugo.

Antonio Fraguas, Forges, fue España. La mejor España, esa que está desapareciendo por el sumidero de la historia. Sus viñetas fueron un icono en el que no solo nos reconocimos: nos educamos. La bondad, la tolerancia, la rebeldía higiénica y el ingenio que caracterizaron al hombre se reflejaron cada día, desde el tardofranquismo, en unas viñetas que con frecuencia conseguían una unanimidad insólita. Su influencia en el lenguaje popular fue tan grande como su influencia en los códigos sociales o en las actitudes políticas.

Creo que acaba de fallecer el español más importante. No el más poderoso, no el que tomó las decisiones críticas: el más importante, simplemente. El que durante décadas nos hizo mejores a base de chistes que no siempre eran chistes. El que nos caló perfectamente y, pese a ello, nos quiso. El que encarnó la España a la que a mí me gustaba pertenecer. El que fue todos nosotros.

Ya no estará para sufrir lo que viene.

Si te ha gustado este artículo ¡Haz un donativo online!

Donar una cantidad personalizada

Información personal

Credit Card Info
Detalles de facturación

Total de la donación: 5,00€ One Time

15 comentarios

  1. kilgore

    No se puede expresar mejor. Estoy, literalmente, llorando. Llevo pensando, desde que me enteré esta mañana de la noticia, que si este fuera un país decente, si tuviera un panteón de hombres ilustres, a Forges habría que enterrarlo en él, trasportado en un armón y cubierto con la bandera.
    Desgraciadamente no lo es.

    • Dr. Stein

      Totalmente de acuerdo.

    • Lestat

      Todo de acuerdo, pero la bandera del regimen del 78 no por favor, no insulten asi a Forges. No lo merece. Y Francia no se puede comaparar con España, ellos son algo porque se lo ganaron a pulso cuando guillotinaron a la realeza.

      Sea como sea, si ser español significa algo, no es por ninguna bandera si no por gente como Forges. DEP

    • iskander

      Este es un país tan decente que lleva siglos soportando a su quinta columna de acomplejados, y ni siquiera les deporta a su adorada patria imaginaria repleta de Starbucks y hipsters veganos. Muere un dibujante, maldita España. Llueve en invierno, maldita España. Qué cansinos sois…

      • Gondisalvo

        Perdone Vd., pero decente, muy decente, España y tantisimos españoles, no lo es. Todo lo contrario.Empezando por el gobierno, el partido de la oposición (bueno, los partidos), la realeza,los militares, el clero. Los de siempre. Incluimos a a los indecentes votantes de los dos partidos mas que podridos, por culpa de los cuales, tenemos que aguantar tanto sobre, tanta corrupción, tanta mierda, vamos. Forges, en sus maravillosas y certeras (casi siempre o siempre) viñetas tocaba, muchos veces, con irionia, pero notable critica, esa pobredumbre, a esos sinverguenzas, en realidad, a esa chusma.En algo si estoy de acuerdo con Vd. : maldita España…no en todo, claro, pero si en lo que mas irritaba a Forges y a tantos españoles decentes. Sobran los indecentes

  2. Jose Narbona

    Un genio en su campo, sin duda. Qué gran legado.

    • iskander

      Señor Gondisalvo, España y los españoles son tan decentes, con su dosis de indecentes, como el resto de comunidades humanas a lo largo y ancho del globo, al menos las que comparten con la nuestra las principales características de una sociedad moderna occidental.

      No existe en nuestro país ningún hecho diferencial que justifique los flagelos que usted y tantos como usted emplean a la hora de afrontar el hecho español. Siglos de condicionamiento han generado una autoestima inexistente en nuestro país, y en sus habitantes, a la hora de relacionarse con el mismo.

      Pero basta con alzar un poco la vista, revisar la historia universal, no hace falta dominarla siquiera, y darse cuenta de que los determinismos anti, del tipo que sean, provienen siempre de la mitificación. En nuestro caso, claro, negativa.

      Un saludo.

  3. luchino

    Grande Forges. Sus viñetas con el Blasillo sobre un horizonte inmenso y vacío son impagables. Indudeibol.

  4. urizen

    Nunca comento nada, no sirve para nada¡
    Pero en este caso y en este obituario, a modo de homenaje personal me gustaria recordar a Forges, al cual llegue de la mano de mi padre, creia que era amigo de mi padre¡. Y yo lo he considerado mas que un simple viñetista, un gran historiador. Con la Historia de Aqui, aprendi mas Historia que en mis años de estudio, siempre considere que deberia de haberse hecho obligaria su lectura en el sistema educativo. Para mi, indispensable. Nada mas que añadir que no se haya dicho ya.
    Gracias Enric.

  5. Elreylagarto

    Los pelos de punta…

  6. amarok73

    Enric, has dado en el clavo. Bravo. Echaremos mucho de menos a Forges.

  7. Pingback: La Viñeta – La Luciérnaga Radiofónica

  8. Que el Cervantes y/o el Principe de Asturias no se le hubiese dado a Antonio Fraguas – FORGES- es algo que no me entra en la cabeza

  9. J. A. Arribas

    No me hagan grupos en el pasillo

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ACEPTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso de cookies