Había una vez un mundialito chiquitito

Publicado por

La Copa del mundo de rugby ha crecido mucho desde su discreto nacimiento en 1987 hasta ingresar en el club de los eventos deportivos más importantes del planeta. Pero ese crecimiento se mide con baremos muy concretos: número de bebedores de cerveza en las gradas y delante de la tele y el dinerito que se mueve por obra y gracia de la prostitución comercial. La evolución deportiva ya es otro cantar. En este aspecto, que debería ser el más importante, esta competición no ha dejado de ser un «mundialito» en el que tan solo un reducidísimo grupo de selecciones tiene la posibilidad de competir por la victoria final y en el que el resto de equipos únicamente forma un colorido relleno de invitados de piedra y mirones sin tabaco.

De acuerdo, las naciones medianas mejoran de año en año y muchas ya juegan un rugby bastante decente, pero esto apenas les sirve para defenderse un poco mejor cuando les toca enfrentarse a los peces gordos. Así, Japón ha pasado de llevarse un correctivo casi inaudito de 145 puntos a manos de los All Blacks en el mundial de 1995 (sí, 145 puntos; parece increíble pero da tiempo), a que este mismo rival le endose «solamente» 83 en el presente campeonato. Parece que los tiempos en que Japón pueda poner a Nueva Zelanda en algún tipo de aprieto en el terreno de juego están todavía bastante lejos. Ánimo, hijos del sol naciente.

La realidad es que en la arena del rugby internacional conviven tres compartimentos estancos y tristemente separados. Está la aristocracia, la burguesía y la plebe. Las naciones del vulgo rugbístico lo intentan con ahínco pero son incapaces de ganar a los equipos de la burguesía y mientras tanto las selecciones de la aristocracia sacuden el rabo para espantar a las moscas y van rotando en el puesto de campeona del mundo. Puede apostar todo el dinero de la universidad de sus retoños a que este mundial lo gana Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica o Inglaterra, con el permiso de Francia, que es el rey sin trono de esta cuadrilla. Los cuatro primeros se reparten los seis mundiales que se han celebrado hasta ahora y Francia ha llegado a un par de finales, perdiendo en ambas ocasiones. Aparte de estas cinco, ninguna otra selección del planeta ha puesto siquiera los pies en una final. Así que parece claro que, de momento, esto es lo que hay.

Es cierto que en ocasiones salta alguna sorpresa que da vidilla a esta previsible competición. Este año Irlanda ha ganado a Australia en la fase de grupos. Pero precisamente el hecho de que este resultado sea sorprendente, no hace más que confirmar el problema que planteo. Estamos hablando de una victoria del país situado en la sexta posición del ranking mundial sobre el tercero de la lista. ¿Cómo es posible que esto sea una sorpresa? Pero es que el caso es más grave aún, porque ésta ha sido la primera vez que Irlanda vence a Australia en toda su verde historia. Y pueden estar seguros de que es una historia endiabladamente larga.

En cualquier caso y por el bien del rugby, ojalá me equivoque. Tarde o temprano la relación de fuerzas tiene que ceder por alguna parte. Puede que la revolución estalle este mismo año y Gales, Irlanda o Argentina lleguen al menos a disputar la final, abriendo un poco las piernas de esta Copa tan estrecha y selectiva. Seré el primero en celebrarlo, con un café con porras eso sí, porque a las horas matutinas a las que se celebran los partidos de este mundial, todavía no me entra una cerveza.

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

5 comentarios

  1. Irlandés

    1- Irlanda ha ganado 8 veces a Australia, y ha perdido 18. Uno de cada tres, más o menos.
    2- Tonga acaba de ganar a Francia en el mundial.
    3- Los 6 primeros mundiales de fútbol tuvieron 4 ganadores distintos también.

    Es lo malo de tener una idea preconcebida en la cabeza y ponerse a escribir sobre ello sin documentarse debidamente. Es que además macho no parece que estés viendo el Mundial, porque de otra forma no dirías que Inglaterra o Francia son favoritas tal como están jugando.
    A ver si espabilamos porque si los que escriben de rugby no tienen ni puñetera idea mal vamos.

    • Nueve veces contando la del mundial en curso. Hay que añadir a la respuesta subsiguiente del autor del artículo, que valora solamente la victoria en competición oficial, que hasta los partidos de V Naciones lo eran hasta la década de los 90, cuya clasificación era puramente oficiosa, y que, desde luego, las giras en las que tuvieron lugar las demás, eran tan importantes como las «oficiales». Hay que conocer la materia para opinar con juicio.

  2. dresner

    El rugby es un deporte que penaliza mucho la diferencia de nivel de los equipos. Existiendo la división que estableces me parece que se están difuminando la líneas divisorias. La propia presencia de Argentina en tus pronósticos es un ejemplo. No veo a Inglaterra mejor que Gales o Irlanda, no veo a Australia por encima Irlanda, Inglaterra, Francia o Gales. Los países de oceánicos e Italia están mejorando mucho su nivel.
    Y en un mundial de futbol también existen los muy favoritos, los favoritos, los de algún día serán potencia, las sorpresas y lo de relleno.

  3. L. Kedzie

    Diablos, perdón por el error en los enfrentamientos Irlanda-Australia.
    En calquier caso, primera victoria -de 5- en competición oficial (es decir, Copa del mundo) y sobretodo y como argumenta el artículo, una victoria que ha sido una gran sorpresa para todos, irlandeses incluídos. Eso es lo importante y lo que demuestra que persiste un desequilibrio poco sano para el rugby, entre naciones teóricamente parejas.
    Todo lo demás, opinable, por supuesto. Soy el primero al que le encantaría que Irlanda (o Argentina o cualquier otro distinto de los de siempre) ganara el mundial.

  4. Por un momento me ha parecido estar leyendo El Mun
    do, qué sofoco, el diario para el que el rugby encaja en la sección de sucesos. No, no es para tanto, pero habrá que explicar al lector desavisado que la posesión del balón marca insalvables diferencias en rugby, porque por lo general se comparte entre varios grupos de jugadores en las fases importantes, las de conquista, donde se multiplican las capacidades -llamemos así a la combinación de técnica y fuerza del conjunto- lo que hace que entre el equipo dominante, sean los All Blacks, y el dominado, Japón, medien años luz. Vaya, que Suiza gana a España sin posesión pero que el robo de un balón entre palos y palos significa, en el mejor de los casos, 66 a 5.

    Por lo demás, sí, la historia de los mundiales es reciente y producto de un órdago austral contra los reacios ingleses, irlandeses y escoceses (los franceses ya eran funcionarios municipales shamateurs tiempo ha y del rugby al itálico modo no hablaré): o nos dais un mundial u organizamos una liga pro de Rugby Union en el sur. Luego vino todo rodado, más público, más publicidad, jugadores que claman «qué hay de lo mío», agentes y presión. Se autoriza el profesionalismo para legalizar lo que ya practicaban los más grandes solapadamente y unos lo asimilan mejor que otros, pero el muro es infranqueable . En fin, que murió el rugby de mineros y caballeros y el acceso al club es aún más complicado. Para la mayoría el premio es llegar al mundial y basta.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.