Rubén Díaz Caviedes: Progre-sividad

Publicado por

Rubalcaba se propone subir los impuestos a los ricos si llega a la Moncloa. Se habrán enterado por los periódicos, digo yo, más que nada porque hay algunos que incluso se lo han tomado en serio. En El País, por ejemplo, hasta nos desglosan los beneficios que resultarían de la operación —2500 millones de nardos, aseguran, entre banca y grandes patrimonios— y nos recuerdan en titulares que “el candidato socialista destinará los ingresos de los gravámenes a crear empleo juvenil”. Lo cual es muy botito y muy herboso, estarán conmigo, aunque se conoce que no lo suficiente; al cierre de esta edición no se ha documentado que las puertas de los colegios electorales estén siendo salvajemente aporreadas por cienes y cienes de jóvenes parados súbitamente henchidos de ganas de votar al PSOE. Y las estadísticas de intención de voto, que se sepa, tampoco parecen haberse reescrito ellas solas espontáneamente como el almanaque de Regreso al futuro. Yo mismo, mismamente, que estoy súper-concienciado con el tema del empleo juvenil —porque, les explico; juvenil lo soy yo en mí mismo y parado lo estoy más que los dientes de arriba— yo mismo, les decía, no cosecho ante el anuncio de Rubalcaba reacción más notable que la de una vaca mirando al tren, pongamos por ejemplo, sabida la habilidad rumiante para expresar indiferencia como ningún otro ser de la creación con la excepción, quizás, de Najwa Nimri. Por decirlo en decimonónico tengo esplín de Baudelaire o de Pikolín, sin son ustedes de gustos más pop, o una desafección que quita el hipo. Tan ancho que me quedo, oye, y eso que calzo para la izquierda que ni Sean Penn de visita en Rodiezmo. Algo no funciona en el Bosque de Sherwood, está claro, y no será porque Rubalcaba no pone toda su ilusión en poner un huevo. O en que se lo pongan porque, entre ustedes y yo: está claro que la idea de descubrir la pólvora no ha sido suya. Algún tigretón del think tank del socialismo —no me pregunten quién, pero seguro que tiene un máster en algo— le habrá dicho que apueste por la progresividad fiscal. Que mola, le habrán dicho, que tiene target y que además ya lo han hecho en Francia. Con lo científicamente demostrados que están los beneficios de copiar cosas francesas, José Luis. Ni la baba de caracol. Es una idea sexy, que diría un creativo, y lo vas a petar que ni el yogur del Mercadona. Y un clásico, además; puede que te precedan ciento cincuenta años de socialismo teorizado, treinta en política activa y ocho de gobierno, pero seguro que a nadie le da por preguntar que por qué no lo hiciste antes. Qué cosas tienes, José Luis.

El braimstorming, me figuro, habrá sido en Ferraz del copón bendito. Y por menos de nada se lo ha puesto en un powerpoint, miren. Y hasta le habrán cobrado.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

1 comentario

  1. Sin duda. Hay que tener muy poca vergüenza para proponer esto ahora tras ocho años haciendo todo lo contrario. El batacazo P$O€RO va a ser de órdago. Y merecido. Lo malo es quien se va a poner en su lugar.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.