Jordi Bernal: Es el jefe

Publicado por

 Para Xurxo, con amistad

En algunos momentos, más allá de los documentales de tigres y leones de la segunda, la televisión pública tiene razón de exisitir. Los 30 años de Bruce Springsteen en escenarios españoles. Básicamente barceloneses. Mantiene un rollo especial e intransferible con Barcelona. El tipo de New Jersey nunca me ha interesado demasiado, por no decir nada. Pero recuerdo aquel mediodía en el cual los chicos del barrio no teníamos más divertimento que apedrear el cuatro latas de Carmelo, el borracho que vivía dentro de un coche disfuncional en el descampado de la calle. Estábamos provocando a pedradas la ira del dipsómano sin techo, cuando de repente apareció de la nada un ciclomotor que se estampó contra una pared. Una escena de surrealismo suburbial. Era un chaval que llevaba un montón de pósters y un cubo con cola. Se había perdido. Le ayudamos a levantar la moto y nos congració con un montón de pósters. Se trataba de la gira de 1988. Llevé el póster a casa. Mi hermano (springsteeniano de pro) tenía entrada para ese concierto y colgó la sábana con la efigie del rockero culturista en nuestra habitación, aun a sabiendas de que un rocker no debe ser culturista, aunque sí tendría que ser culteranista. Me pongo de ejemplo máximo.

No supe más del Boss hasta conocer a Jep, que es un conocido fanático de su discografía y de su persona. He intentado que me gustaran sus canciones. Me puede, tal vez, cierto asco por los que van de simpáticos seguidores de Bruce. Por ejemplo, Manuel Fuentes, máximo fan de Springsteen en España, me consta que es un déspota con los trabajadores/periodistas de su programa subvencionado. Así que no me creo la bondad risueña de los aporreadores de la Fender. Y bebedores de coca-cola.

Pese a todo, de vez en cuando recupero esa caja maltrecha de cinco discos de mi hermano. Y en el tocadiscos diplodocus calzo una canción. Rosalita. Una maravilla del Rock’n’Roll. En cinco minutos narra la ilusión ilusa de un chico de barrio que tiene una banda. Entiendo al querido escritor Jordi Amat cuando disecciona Thunder Road (una canción cuyo verso más trabajado literariamente dice: “Roy Orbison canta para los solitarios”. Todo lo demás es pajilla). Rosalita sintetiza lo mejor de la apuesta musical de Bruce: la espontaniedad, la energía, la autenticidad, cierta gracia a la hora de pergeñar letras, una capacidad encomiable para convertir el austero rock en un espectáculo pirotécnico de canchas deportivas y una sonrisa perenne. La del tipo que se lo ha currado y mantiene una ética profesional intachable.

Algunas veces, ya digo, recupero aquella caja polvorienta del armario olvidado. Y, como diría el querido Cristian Campos, toco la guitarra imaginaria. Yo siempre toqué una Gibson. Pero, esta vez, hago una excepción y me lo monto de Fender. Al fin y al cabo, tengo una banda de Rock’n’Roll.

Y Bruce es el Jefe. Nadie lo dude.

 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

14 Comentarios

  1. Cada vez que veo un reportaje sobre algún grupo mítico extranjero en la TV española y salen críticos, músicos y promotores (a los únicos que me creo) diciendo cómo les ha cambiado la vida y lo alucinante que fue tal y cual concierto (de hace más de 30 años, siempre) en el cual «ellos estuvieron allí», no deja de maravillarme el paletismo español de alucinar con lo que viene de fuera sin entender una sola palabra del mensaje.

    • jajajajaja Rac, muy bueno, 100% de acuerdo. Añadiría a lo del paletismo español frases como la que dice Jordi de «Mantiene un rollo especial e intransferible con Barcelona», cámbiese perfectamente Barcelona por Madrid, Bilbao, Murcia o Zamora, aunque lo siento, la gente en Barcelona es especialmente proclive a estas frasecitas, debe tener algún vínculo con esa autopercepción de «somos cosmopolitas»: me gustaría que alguien me diera algún argumente mínimamente sólido de por qué BCN es más cosmopolita que Madrid (no vale decir que hay mucho guiri por las ramblas o que los barceloneses van con gafapasta y zapas molonas). Me parece que Madrid es más cosmopolita que BCN de lejos, no por repetir un mantra hasta el infinito éste se convierte en realidad o tiene que ser asumido por los demás sin decir ni pío. Lo sé, me he ido mucho por las ramas.
      Por lo demás, a mí Springsteen nunca me ha interesado lo más mínimo, aunque no pongo en duda que el tío sea un crack. En lo que sí coincido con J.Bernal es en lo estomagante que le parece M.Fuentes, no hay nada más penoso que creerse gracioso y no tener ni p_ _ _ gracia, en lo de déspota no puedo entrar aunque algo había oido.
      Saludos

      • Ni que lo digas, tiene tantos vínculos con Barcelona que acaba de hacer el concierto más largo de su vida en Madrid, como lo podía haber hecho en Cantabria.

  2. jajaja Jordi, aquí un fan del Boss que se negó por principios a los shows de la semana pasada (no acudirás nunca más al Olímpic a ver música) pero, sobre todo, ODIARÁS A FUENTES SOBRE TODAS LAS COSAS jajaja celebro la coincidencia….

  3. A mi me flipa, pero entiendo que a la gente no le guste. Eso si, que no guste porque los seguidores son de una determinada manera..y por supuesto no todos..me parece una bobada.

    …eso si..en directo no hay otro como él.

    • Yo me convertí a mis 25 en un directo. Apoteósico. Y a su edad saca unos discos que sin ser gran cosa para lo que ha hecho los firmaban los grupos de ahora con los ojos cerrados. Es un profesional y el único de su liga que huye de ser un divo o Mesías tipo Jagger o Bono. Recomendable 100% letras música y directo.

      En lo de Fuentes coincidimos todos….

  4. Estuve en el concierto de Barcelona del pasado jueves y te puedo asegurar que el tipo, a sus 62 años, es una apisonadora hiperactiva capaz de pasarse tres horas y media produciendo más energía que una central atómica a pleno rendimiento. No soy un fan acérrimo de Bruce, me agrada sin más, pero te puedo asegurar que, independientemente de cuánto te guste o disguste su música, es imposible quedarse impasible frente a una fuerza de la naturaleza así. Yo, en concreto, estuve a punto de arrancar mi silla del soporte con los dientes y masticarla con frenesí mientras el tipo convertía un estadio más frío que un congelador industrial en una olla a presión de las que he visto pocas, y todo ello con el único objetivo de que salgas del concierto con una sonrisa de oreja a oreja y reconciliado con lo que coño sea que tengas que reconciliarte en esta vida. Los 90 euros mejor invertidos de mi vida. Todo mi respeto para un profesional de los que quedan pocos, por no decir ninguno más allá de él y su energético culo.

  5. ¿Qué el resto de Thunder Road es «pajilla»? Supongo que será ironía, porque hay que ser zoquete para decir eso de la que es, probablemente,una de las 10 mejores canciones de la historia del rock and roll. En todo, letra, música y sentimiento, como su suele decir.
    PD: Manel siempre será un bufón, todos de acuerdo

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.