La bestia que quiso ser actor

Publicado por
Escena de Locke. Imagen: IM Global / Shoebox Films.
Escena de Locke. Imagen: IM Global / Shoebox Films.

Hace apenas un lustro a Edward Thomas Hardy lo conocían cuatro. Por supuesto, esto último no es literal, muchos ya se habían fijado en el tipo que en 2007 protagonizaba el libro de Alexander Masters, Stuart: a life backwards, la durísima epopeya de un mendigo de alma atormentada y afectado por una enfermedad muscular degenerativa. Producía HBO, que ya había contratado a Hardy (acreditado ya desde entonces como Tom Hardy) para Hermanos de sangre. En la serie, para quien quiera entretenerse buscándolo, el actor aparecía, delgado y con aspecto de piltrafa, conduciendo un jeep.

Después, durante unos meses, vivió haciendo cosas aquí y allí (teatro por Inglaterra, mayormente), buscándose la vida como cualquier actor de medio pelo de cualquier ciudad de medio pelo, exactamente lo mismo que hacía antes de haber debutado con la cadena de televisión más prestigiosa del mundo.

En 2008 Nicholas Winding Refn, convertido después en icono hipster gracias a Drive, le dirigía en Bronson, una historia sobre un enemigo público enamorado del excentricismo y el actor daba el do (y el re mi fa sol) de pecho: del enclenque nacido en Hammersmith en 1977 y que durante años se estuvo metiendo de todo en el cuerpo se pasó a un hombre convertido en bestia, una especie de comodín con más matices que una baraja de póquer. Por aquel entonces, unos cuantos centenares de miles de cinéfilos ya le seguían la pista, oliéndose lo mejor.

La nariz no les fallaba (y no era por Rock’n’rolla, donde Guy Ritchie le ponía a ejercer de tío bueno) porque el mismísimo Christopher Nolan le llamaba a filas en Origen, una de esas películas que la gente odia o ama sin resquicios (un poquito más de odio en este caso, si somos sinceros) pero en cuyas críticas se hablaba —sin divisiones— del carisma de Hardy, al que le quedaba el traje como un guante y que se comía a Di Caprio en cada escena que compartían.

Por aquel entonces, el buen Tom ya no era ningún desconocido y en su mesilla de noche se apilaban los guiones. Ayudaba también su condición física, no solo por buena (que también) sino por su capacidad para menguar o expandirse según las necesidades de turno. Así creo al animal de Warrior, un luchador perdido en su propio pasado que se dedica a aquello tan freudiano de matar al padre, añadiendo a su hermano por el camino, para que no queden cabos sueltos. En España, la película no llegó a estrenarse en cines (sin comentarios) pero a Nick Nolte le nominaron a un Óscar (él era el —impresionante— padre), Joel Edgerton —compañero de reparto— se metía en todas las listas de mejores secundarios y Hardy… bueno, Hardy reinaba. Simplemente.

Ese militar derruido que decidía volver a los brazos de su padre alcohólico y maltratador y que escondía un corazón de ballena y un alma de ceniza era el motor de la película. No eran solo sus músculos (que también) sino esa forma de agachar la cabeza, esos ojos de sacacorchos y esa manera de golpear. Hardy no era un luchador profesional pero lo parecía. Su habilidad para combinar esa capacidad física con una delicadeza francamente dolorosa le habían lanzado ya al estrellato.

El actor, un malote de manual, lo celebraba colgando fotos suyas en las redes sociales: «Ahora me beso los bíceps, ahora enseño mis abdominales, ahora pongo cara de que soy rico y famoso». Algunos, ya se sabe, pronosticaron que su mala fama en los rodajes (más de uno confesó por lo bajini que el hombre no lleva nada bien la competencia) y su pinta de gamberro con pasta le impedirían progresar.

Desde entonces el londinense no ha parado. Ni un poco.

Que si Bane en Batman: The Dark Knight Rises (pocas veces se ha visto un personaje tan intimidatorio en el cine moderno), que si una obra de teatro con dirección de Philip Seymour Hoffman, que si el mejor tráiler de la última década.

Sí, el mejor tráiler de la última década, cortesía de George Miller, para resucitar a uno de los personajes más legendarios de la historia del cine: Mad max.

Parece de cajón: ¿quién puede ser mejor Mad Max que Hardy? Un nómada asalvajado con pasión por los motores y las chupas de cuero y que anda de mal en peor perpetuamente cabreado. Alguien en Hollywood —no van a ser todos tontos— pensó que era buena idea. Habrá que esperar a 2015 para, obviamente, darle la razón.

Antes, y para abrir boca, el británico (ojo con la orla del país: el mencionado, Michael Fassbender, Benedict Cumberbatch, Idris Elba, Martin Freeman, etc.) se ha marcado un soliloquio que ha dejado a más de uno con la mandíbula en el subsuelo. En Locke, Hardy vuelve a demostrar que a lo mejor a otros la cámara les engorda pero que a él se lo quiere beneficiar: una hora y media de Hardy, Hardy y Hardy, que es capaz de abrirse como un abanico para demostrar que lo suyo no es flor de verano. Un tipo al volante que pasa por todos los estados de ánimo imaginables (y unos cuantos que nos gustaría no imaginarnos) y que se pega uno de los monólogos visuales más sensacionales de los últimos tiempos. Una road-movie más densa que el mar Muerto y una muesca más en el revolver de un actor que ha nacido para ser un grande y que a los treinta y siete años ya se ha convertido en uno de los mejores intérpretes del mundo. Y lo que le queda, Dios mediante.

Escena de Mad Max: Fury Road. Imagen: Kennedy Miller Productions / Village Roadshow Pictures / Warner Bros.
Escena de Mad Max Fury Road. Imagen: Kennedy Miller Productions Village Roadshow Pictures Warner Bros.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

28 comentarios

  1. Naki Carmona

    Y con muchísimas ganas de que aparezca este año en la infravalorada Peaky Blinders.

  2. Puse por primera vez mi atención en él con Warrior, una película descomunal que tiene uno de los mejores finales de la historia del cine, con una canción de The National que pone los pelos de punta.

  3. mesilla de noche

    «… al que le quedaba el traje como un guante y que se comía a Di Caprio en cada escena que compartían».

    He leído hasta aquí.

    Que te guste ‘algo’, no convierte a ese ‘algo’ en algo bueno. Dicen de los tertulianos en los programas de la crónica rosa en televisión… pero a los críticos de cine tampoco les hace falta formación alguna.

    No os volváis chonis, por favor.

    • Anuska

      Estoy de acuerdo.. Di Caprio es mucho Di Caprio como para decir que «se lo comen». Este chico es bueno? Si, claro, pero no nos pasemos.. aun le queda recorrido por hacer

    • Tom es el mejor actor. Si se comio a Di Caprio. El es excelente, El crea cada personaje, con el cuerpo la voz, cabello, expresiones, gestos, miradas actitudes. El es mas que una cara bonita. El resto…con todo respeto es siempre lo mismo. Disfrutalo en Stuart:a life bacwards, Bronson, Heathcliff(cumbres borrascosas), Robert Duddly (The Virgin Queen) Freddie «The Take», Forrest (Los Ilegales) Locke, The drop, etc.

      • Miriam

        Te digo una cosa, Leonardo di caprio es bueno, no hay duda de ello, en django desencadenado de Tarantino, se los come a todos en pantalla, pero este chaval se marco la película de Bronson el solito, y esa película es pura interpretación, siempre he dicho que para ver lo que es interpretar esta esa pelicula, toda la interpretación a sus espaldas y eso no lo he visto yo desde el padrino con Al Pacino. El dia que Leonardo di Caprio sea capaz de hacer eso entonces hablaremos de que «no hay quien se lo coma» pero hoy en día Tom Hardy si se lo ha «comido» a él. Y te digo mas será muchisimo mejor que él.

  4. Carlos

    «Uno de los mejores finales de la historia del cine»

  5. Totalmente de acuerdo! Un actorazo.

  6. En cuanto a la orla británica, solo un pero, Fassbender es alemán.

    • Fassbender es de madre irlandesa y ya de niño se fue a vivir a Irlanda.

      Nada que añadir sobre Hardy, solo que vista ahora Rocknrolla vaya repartazo: el propio Hardy, Butler, Elba, Wilkinson, Strong, Kebell, Piven… Anda que tiene mal ojo el amigo Ritchie.

      • Puestos a puntualizar, «ya de niño se fue a vivir a Irlanda», pero no Irlanda del Norte, por lo tanto seguiría sin ser británico.

  7. Yo tambien lo «descubrí» con Warrior, papelón y peliculón

  8. El Lobo

    Mi primer recuerdo imborrable de Hardy fue verlo llevar una ametralladora junto a otro compañero mientras intentaban encontrar a su unidad en Mogadiscio.

  9. Es Max Rockatansky, y seguro que no se echará mucho de menos a Gibson.

  10. Jimbojones

    Hace un papel secundario pero interesante en Crimen organizado (Layer cake) Es un tio con un raro carisma.

  11. Este hombre hace quince años (y 30 kilos de músculo) ya se merendaba él solito todo «Star Trek» con un levantamiento de ceja. No me extraña que termine en lo más alto.

  12. Lo vi por primera vez junto a Gary Oldman en El Topo de Thomas Alfredsson,una gran pelicula y un reparto perfecto.

  13. marcbranches

    Lo que hace en Bronson es una bestialidad absoluta. La vi hace no demasiado y me acabó de convencer de que es una estrella absoluta del working class británico. También está excelente en «The drop», recién presentada en San Sebastián, interpretando a un personaje a la manera Gosling pero CON CARISMA.

  14. Adrian

    A mí me gustó en «Lawless», del gran australiano John Hillcoat

  15. Pingback: La bestia que quiso ser actor | CarteleraTodocine

  16. Yo había visto RockandRolla, Origen, El Topo, y en todas había un actor que flipaba… Y resulta que era el mismo!
    Después Warrior, Bronson, El caballero oscuro La leyenda renace, ahora La entrega… Y no ha hecho más que despegar… Larga vida a Hardy!

  17. Carolina piñones

    Que mas decir de el si casi todo esta dicho es un actor muy versátil se adapta a los muchos roles que ha tenido que interpretar…. Es un maravilloso actor y seguramente una maravillosa persona

  18. Artzailarre

    Dos pasos de gigante de éste actor que han pasado desapercibidos en el artículo:

    -Lawless. Se come la pantalla.

    -Peaky Blinders. El personaje más carismático de la segunda temporada.

  19. Pingback: Mad Max: Furia en la carretera - Estreno - El Blog de Viper

  20. Joseph

    Es que, no es muy difícil «comerse» a DiCaprio, un actor que sabe llevar el peso del film pero muy repetitivo en cada gesto. Su actuación en Django es el mejor ejemplo, cuando se limita a gritar y gesticular exageradamente para transmitirnos la sensación de «carácter» en su interpretación. En mi opinión, Mad Max no es la mejor actuación de Hardy, Charlize Theron se lo merienda precisamente, y muy crudo. Esperemos que no se estanque con los guiones de Hollywood como le ha pasado a tantos británicos. Oldman, Caine o Clive Owen, por nombrar solo a 3.

  21. Toni, llevo toda la mañana leyendo tus artículos, me flipa como escribes!

  22. Nirvana

    Si algo ha demostrado Tom Hardy es que es un actorazo como la copa de un pino. Será un grande de Hollywood y conseguirá un Oscar tarde o temprano.
    Pocos actores muestran tantos matices como él. Es camaleónico como ninguno, donde un simple corte de pelo y dos detallitos más le transforman totalmente: desde el papelón que hizo del delicado y tierno, pero a la vez temible «Stuart, una Vida Al Revés» (donde hasta al sentarse parece un crío indefenso) para convertirse en la bestia parda de «Bronson», «Warrior» o como Bane en «Batman», pasando por el seductor tío bueno de «Esto es la Guerra» o el papelón antihéroe de «El Renacido». No digamos el que se marcó como padre de familia en «Locke», donde se come la pantalla toooodaaa una peli él solito, como único protagonista, ahí ni consiguió nominación al Oscar, una vergüenza.
    Es imparable… será el mejor… o mejor dicho, ya lo es

  23. El mejor heatclifk…no se pierdan cumbres borrascosas

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.