Todo sobre Rato

Publicado por
Foto: Cordon Press.
Foto: Cordon Press.

Me llama mi editor en Jot Down y se produce esta conversación (me he permitido alguna dramatización):

Tsé ¿por qué no escribes algo sobre la detención de Rato, algo que sea técnico y ameno?

Ya, que no sea como lo último que escribí, eso que no leyó casi nadie.

No quiero decir eso; al contrario, un artículo de ese tipo, pero vamos, algo que no sea solo para juristas.

Ten en cuenta que tardé cuatro meses desde que salió la noticia en poder escribir ese artículo. Sobre lo de ayer no se puede escribir más de lo que ya publiqué en mi blog, que no era gran cosa.

Ah, es que aún no lo he leído.

(PENSAMIENTO DE TSÉ): «Qué bien. Ni mi editor me lee».

Mira, no tenemos datos. Todo dios está especulando de forma salvaje, planteando hipótesis y analizando las consecuencias de las hipótesis que se plantean. No se puede escribir nada serio. Quizás dentro de una semana o en un mes sepamos algo que permita no hacer lo que hace todo el mundo.

Vale. Me parece bien. Quedamos en eso.

Luego, después de colgar, he tenido la sensación de que quizás mi puesto de trabajo peligrase y he pensado que tenía que adaptarme para sobrevivir. Si los demás pueden escribir artículos sobre el asunto, ¡yo no voy a ser menos!

Así que pienso: ¿qué sabemos? La verdad es que no sabemos prácticamente nada. Se ha detenido a Rodrigo Rato, al parecer (digo al parecer porque yo, ver, no he visto ningún documento y el mismo Rato ha dicho que a él no se le ha notificado nada) para efectuar unas diligencias de entrada y registro por delito fiscal, blanqueo de capitales y fraude. Sabemos que lo ha ordenado un juez de instrucción de Madrid. Sabemos, gracias a una periodista de Onda Cero, que esta mañana las cortinas de la casa de Rodrigo Rato no se movían. La misma periodista nos ha informado también, poco después, de que la librería Civitas, que está enfrente de la casa del señor Rato, ha abierto esta mañana (y yo añado algo que es notorio: hoy es día laborable). Estos son los hechos. Al parecer el señor Rato se acogió a la amnistía fiscal del PP, y digo al parecer porque por lo que yo sé nadie lo ha confirmado.

Con esto tengo que hacer un artículo y, como Violante, me pongo a ello con aprensión. Qué hacer, qué hacer, me pregunto, como el compositor de Les Luthiers que tenía que componer un himno; así que echo mano de los expertos. He escuchado a Ignacio Ruiz-Jarabo, antiguo jefe de la AEAT,  preguntarse por las rarezas del caso, ya que, dice, no es normal que Rato haya regularizado solo parte de su patrimonio y no todo él y además el 99,5 % (el experto siempre da porcentajes) de las actuaciones judiciales por delito fiscal se producen como consecuencia de inspecciones y después de largo plazo. Y Carlos Alsina, que le estaba entrevistando, se queda con lo copla de que lo de Rato no es normal y lo repite con tono de «lo he pillado, ajá». Pienso en robarle la idea, cuando caigo en que hasta un escolar sabe que también son raros los asesinos a los que detienen con la pistola humeante y no por eso el policía va a decirse: «uy, qué raro esto, mejor dejo en libertad al presunto asesino, que la estadística hay que tenerla en cuenta». Además, como a Rato le están pidiendo una fianza multimillonaria uno piensa si no habrá intentado regularizar parte por el qué dirán, dejando a salvo lo que él pudiera creer ilocalizable, precisamente para tener su colchoncito si vienen mal dadas con lo de Bankia. No, este experto no me vale.

Ah, escucho al señor Herzog, abogado de UPyD en varios asuntos en los que está siendo investigado el señor Rato, y pongo la oreja, a ver si me permite hacer una faena de aliño. Empieza bien, recordando que efectivamente lo del alzamiento de bienes quizás tenga que ver con que se le han embargado bienes a don Rodrigo para cubrir una fianza de tropecientos millones. La putada es que inmediatamente empieza, en plan parapsicólogo, a mencionar el gesto de Rodrigo Rato cuando le preguntaron por una transferencia en una declaración y considera que todo esto (de lo que no tiene ni idea, como ninguno de nosotros) viene de ahí, y añade que es muy «llamativo» y que «hay que investigar» por qué no es la fiscalía anticorrupción la que se ha encargado de esto. ¡Mierda! El abogado tampoco sabe nada y solo intenta llevar el ascua a la sardina de su partido, ese que planea en dirección vertical, y ve extraño que un fiscal vulgar se ocupe de un asunto que no es competencia de la Audiencia Nacional, sino de un vulgar juez de instrucción de Madrid. Y encima le parece necesario investigarlo, cuando su partido y tantos otros se han dedicado a la demagogia de los aforamientos y a contarnos lo bonito que es que ese juez de pueblo (aunque sea un poblachón manchego) empitone a los poderosos de la casta.

Los expertos no me valen y me voy desesperando. Si soy demagógico, por qué no consultar con los expertos en demagogia y leo que Pablo Iglesias afirma que esto ha sido gracias a que el pueblo se autoconstituyó ayer en Agencia Tributaria y con antorchas asaltó la casa del alcalde de Nottingham, tras autoconstituirse en policía judicial. Con más sutileza (añadan aquí una jetilla) veo que la señora presidenta de la Argentina dice que Rato, detenido por blanqueo, es el que acusaba a los argentinos de corrupción, ja ja, cuando todo el mundo sabe que la prueba principal de que en un país hay pocos corruptos es que no haya detenidos. Por eso Corea del Norte es número uno en transparencia internacional. Estos dos expertos no me sirven, porque, para que no cante tanto, necesito algunos meses para adaptar mi discurso al nuevo tiempo (Verstrynge necesitó décadas), así que busco a algún demagogo más moderado.

Vaya, miro a ver qué ha dicho Pedro Sánchez. Pide la dimisión de Montoro. Por esto, quiero decir. Mi lado racional nuevamente se interpone: si Montoro es culpable porque a instancia de su ministerio se detiene a alguien por delitos que se supone la amnistía fiscal cubría (ya nos dijeron los socialistas y todos los demás que esa era la finalidad de la amnistía), entonces ¿Montoro sería un ministro cojonudo si no se detiene a nadie? O, mejor ¿si la AEAT empura a los treinta mil tipos que se acogieron a la amnistía fiscal esto demostraría que Montoro hizo la amnistía para beneficiarlos a todos? Las cortinas de humo de Montoro me empiezan a parecer tremendamente extravagantes y tengo que admitir que no sé cómo encajarlas en un discurso tramposo para no parecer perfectamente imbécil.

Me desespero. ¿Quizás lo de la mano en la cabeza del guardia? Poca cosa; si todavía le hubiera dado una hostia. ¿Lo de que Rato lo haya negado todo? Para eso necesitaría al teniente Kaffee. Podría hablar de hace once años, cuando Rato dejó el Gobierno, o de Mariano Rubio, pero esto no va a enganchar al público joven de la revista (ni al viejo, para que vamos a mentir).

¿Y lo de la filtración y que hubiese este circo mediático en torno a ese juguete roto dentro de un marco incomparable? Podría ser. Lo malo es que no sabemos quién ha filtrado que Rodrigo Rato ha sido detenido. Como tampoco sabemos quién filtra los sumarios. Y no sé si decir que lo ha filtrado fijo el PP para apuntarse un tanto, o para desviar la atención, o decir que ha sido alguien que quería hacer daño al PP, que buscaba esa fotografía del insigne pepero en foto modo delincuente. Ambas opciones son legítimas en un artículo demagógico como este, pero no sé cuál conviene más. Una agrada a un público, la otra a otro diferente, y soy incapaz de hacer lo de Ónega, que lleva toda la vida diciendo cosas incompatibles entre sí sin perder el trabajo.

Podría tirar por lo grosero y decir que esto es un síntoma blablablá de que esta reforma se ha hecho para que blablablá se apunten a ella la mitad de los tíos del PP como he leído. Lo veo, pero cargando las tintas. ¿Por qué la mitad? ¡Nueve de cada diez es mejor!

Eso: el Gobierno debe dimitir porque nueve de cada diez peperos se ha acogido a la amnistía. Y, si me dicen que no, que me lo demuestren publicando los treinta mil nombres y los nombres de los afiliados al partido para contrastarlo. Venga, a ver si tienen cojones esos corruptos.

Si ha llegado aquí, puede que este artículo le sepa a poco. Mi capacidad fabuladora es limitada. Pero recuerden: ni siquiera es preciso que lo hayan empezado a leer. Basta con que hayan seguido algún enlace para que engorden los ingresos de la revista y mi trabajo no peligre. Y ese era mi objetivo. Así que, qué más da que lo que hayan leído sea una basura sin fundamento. 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

31 comentarios

  1. «Pienso en robarle la idea, cuando caigo en que hasta un e s c o l a r sabe que también son raros los asesinos a los que detienen con la pistola humeante».

    Magistral mano en la cabeza a los periodistas pop-up.

  2. Flamenco

    A ver si es verdad que tu editor te larga.

  3. Marco Antonio

    Me ha parecido una basura muy divertida.

  4. Me he leído toda esta entradilla para encontrarme con un: ¡Viva Montoro! Me siento estafado :`(

  5. Jajaja!

    +10, lo mejor que he leído hasta ahora en toda esta vorágine mediatica sobre el susodicho el contar x contar de los medios para arrimar el áscua a su sardina.

  6. Pues efectivamente, lo mejor es la conclusión final. El artículo, «una basura sin fundamento».
    Espero que el editor en este caso sí lea el artículo e incluso (¡lo que voy a decir!) los comentarios sin fundamento de los lectores.

  7. Una vela a Dios (su editor) y otra al Diablo (la demagogia). ¡Excelente finta! Intercambiar los papeles de Dios y Diablo se lo dejo a usted, si lo cree conveniente.

  8. josep m. fernández

    Igual es lo mejor que acabamos leyendo sobre todo este sarao. Tendría su aquel.

  9. Áuryn

    Esperando quedo que pase ese mes (o cuatro meses, o lo que se tercie) para que haga un análisis correcto, de los que usted hace y no hace (ni puede hacer) todo el mundo. Porque yo al menos, en este tema estoy in albis, y cuando lo estoy, me gusta que quien me habla sepa lo que dice. Y si hay que esperar, se espera uno lo que sea menester, y luego aprende.

  10. Pingback: Todo sobre Rato

  11. bolaño

    Escolio: el multiverso de la demagogia. Me descubro.
    Saludos.

  12. Karl Langas

    Excelete, como siempre. Sólo una cosa: Catalá confirmó ayer que sí se acogió a la amnistía de 2012 (no está mal una confirmación de boca del Ministro de Justicia)

  13. transepto

    Para un artículo racional y no demagógico como a usted le gustan, le sugiero que empiece por Gescartera.

  14. dementegordiana

    ¡Viva el Tse! Viva Áuryn.

  15. Fulgencio Barrado

    Está bien el artículo. Pero tan precipitado es atacar como sacar pecho por la actuación de Montoro (por ejemplo).
    A veces el ser reactivo le hace a uno caer en lo mismo que critica, pero por el otro lado de la mesa.
    Hoy González Pons nos pide un aplauso para el Gobierno por no haber evitado la detención de Rato. A este hombre «le cabe» el Estado de Derecho en la cabeza, o al menos tiene un concepto distorsionado del mismo; salvo que esa distorsión sea en realidad «La Realidad».
    A saber.

  16. Álvarez

    Pero que guay.

    Se lo han puesto a huevo para quedar bien con un par de fintas. Y aun así sus groupies todavía le propinan fellatios y le instan a que escriba algo con más tiempo. Y no sólo eso, si no que no lo van a despedir e incluso puede que le aumenten sus emolumentos. Es usted un genio y acaba de salir por la puerta grande, envuelto en su capote, caminando con gallardía y con pausa torera.

    Debería dedicarse a la política.

  17. vicerone

    Tse, me has alegrado una tarde bastante anodina. Al llegar a lo de la mano en la cabeza he tenido que dejar de leer por la risa.
    Espero que conserves este trabajo.

  18. Victoria

    Mola. Muy bueno. Pon un dropcoin o algo para que te lo paguemos por si acaso!

  19. No me esperaba otra cosa de Tse…(y su editor tampoco) vosotros si? :D

  20. granjefeindio

    Don’t feed the troll ;-)

  21. Esta es la mejor basura sin fundamento que he leido de Tsevan Rabtan en JotDown. La otra era ese engendro sobre lo bien que le cae Montoro.

  22. Pues hombre, yo creo que este artículo ha tocado nervio en el apartado de «la mano en la cabeza». Porque ya me dirán ustedes a qué coño viene que a los imputados, detenidos o lo que sea que haya que trasladar, se les tenga que poner los cinco dátiles en la coronilla para que sepan ¡que tienen que inclinar la cabeza para entrar en el interior de un automóvil! ¡Pero señores! ¡Que serán imputados, reos, condenados o lo que sea pero no por ello forzosamente imbéciles!
    ¡Vamos, digo yo…!

    • Number One

      Se me ocurre, así a bote pronto, que el motivo de ese aparente sinsentido sea el de que al no tener los afectados ninguna prisa por ir a ningún otro sitio, unido al estado de shock en el que muy probablemente se hallen inmersos, fuerza a conminarlos para que entren YA al coche. Bien es verdad que sería mucho más de agradecer una indicación verbal que esa grosería, propia de fuerzas de represión y gente de mal vivir en general.
      Al menos, esa es mi opinión.

  23. Aprovecho para incidir sobre lo humano y accesible que aparecía Rato cuando acompañado por las fuerzas judiciales, llamó por el megáfono a su piso y al contestar la chacha, respondió: «¡Ábremeee…!
    Estas son las pequeñas cosas que identifican al populacho, privado de la oportunidad de mangar, con sus representantes que sí pueden hacerlo…

  24. Me ha defraudado…esperaba algo mas en la linea habitual del autor, algo mas falangista, mas de derecha rancia y casposa, acusando a esos sucios comunistas de haber montado todo esto…se ha quedado en la superficie, quiza es que ya se esta dando verguenza propia

  25. Ignotamen

    Pedro Sánchez es un insulto a la estupidez.

  26. Diego García Castaño

    Tsé, yo te mando el artículo ya escrito, para que te molestes en escribirlo:

    ¿CASTIGAN LAS URNAS LA CORRUPCIÓN?
    (Diego García Castaño, Catedrático de Matemáticas)

    Del mismo modo que la enorme autoridad intelectual de Aristóteles retrasó en decenas de años la venida de la Ciencia Moderna, a pesar de que algunos resultados experimentales revelaran errores palmarios de la física aristotélica. El sentido común de la gente podría ahondar en un error, no respaldado por la realidad, pensando “lo asombrosamente fácil que resulta refutar los argumentos de los que pretenden probar que las urnas no castigan la corrupción”, a pesar de que el PP en la Comunidad Valenciana, con todo el “escandalazo” de la trama GÜRTEL en marcha ligó dos legislaturas con mayoría absoluta y, el PSOE, con todo lo de los PER, ERES, Cursos de Formación, etc., etc., etc., se aupó, hace unas cuantas fechas con sus 47 escaños, a lo más alto del podio en las elecciones andaluzas.
    Por eso y porque la ocasión la pintan calva, aprovecharemos como pista de lanzamiento de nuestras reflexiones, la actualidad y resonancia mediática de la detención temporal de Rodrigo Rato, o sea, del ex- vicepresidente del Gobierno de Aznar y ex- director gerente del Fondo Monetario Internacional, mientras la Agencia Tributaria efectuaba los registros pertinentes en su casa y despacho, a petición de la Fiscalía de Madrid por supuestos fraudes, alzamientos de bienes y blanqueo de capitales.
    Hablaremos en voz alta, como corresponde hacerlo, sobre la corrupción, exponiendo nuestro punto de vista sobre la misma, confrontando para ello las diferentes actitudes de los políticos del partido del supuesto infractor, de sus “rivales” políticos, de los ciudadanos simpatizantes de ambas facciones y, por descontado, de la trascendencia o influencia de la corrupción en las urnas, por lo tanto, detectaremos:
    1.- La opinión sobre el supuesto comportamiento punible de Rato, por los que fueron sus compañeros de partido, durante muchos años, reseñando lo que han dicho en boca, por ejemplo, de los ministros de Hacienda y Justicia y de otros muchos cargos públicos del PP, cuando manifestaron a bote pronto tras la detención temporal de Rato, especialmente, que “su partido es inmisericorde con la corrupción, con el convencimiento pleno de que la ley es igual para todos y que todos deben cumplirla, independientemente de la fama del encausado, de su poder económico y de la influencia social que tenga, como es el caso del que fuera vicepresidente económico del Gobierno de Aznar y compañero de toda la cúpula actual del PP, es decir, de los que gobiernan en nuestro país”, es decir, que de facto comulgan al cien por cien con la normas anticorrupción y leyes de transparencia que han puesto ellos mismos en marcha durante en esta legislatura. Por, lo tanto, para ellos el PP es inflexible con todo lo que atañe a la corrupción y tiene voluntad política de reducirla a su mínima expresión.
    2.- Que no obstante lo dicho, todo cambia de color cuando esta detención temporal de Rodrigo Rato es interpretada por los demás partidos políticos pues, por ejemplo, el Secretario General del PSOE descalificando drásticamente al PP manifestó que, “para regenerar el panorama político español no hay más remedio que mandar al PP a la oposición”. Acorde con esta forma de actuar Pablo Iglesias, de Podemos, afirma con desparpajo que, “el Gobierno del PP es corrupto” y, en este mismo sentido se asientan lo que opinan, poco más o menos, los demás partidos políticos.
    3.- En cuanto a los tertulianos, periodistas políticos y público en general, manifestar que la mayoría de ellos se escandalizan del sinnúmero de corruptos que surgen por todas partes, de la abundante sinvergüencería que cubre a muchos políticos, como los que protagonizaron los fraudes ya citados y otros que “pendulean” por doquier, como los de Bárcenas y los supuestos de los Pujol, que “enrojecen” la hidalguía hispana, la hermosa historia de esta gran nación que es España.

    Todo lo expuesto, nos da pie para iniciar con contundencia nuestras “disquisiciones metafísicas” sobre las innumerables corrupciones políticas que “habitan” en los partidos políticos españoles. Declarando que para nosotros “no existen partidos corruptos, puesto que los corruptos o sinvergüenzas, como Vds. quieran llamarles, son aquellos políticos que después de hacer méritos suficientes, por su comportamiento como clones papales prácticamente como santos, como solemos decir nosotros, una vez “enganchan” la poltrona y se dan cuentan de la posibilidad que tienen de meter la mano, fraudulentamente claro está, en el Erario Público, no se privan de hacerlo y roban a destajo, a manos llenas”.
    Lo malo de todo esto es que como la corrupción, es puramente personal, es incorregible, por lo que lo único que puede hacer un partido político cuando uno de sus miembros le sale corrupto, es desembarazarse del mismo y colaborar con la justicia para que éste pague sus males en la cárcel, devolviendo el dinero que robó y, si es posible con sus intereses, “miel sobre hojuelas”.
    Así pues, aunque parezca escandaloso, lo que deducimos de todo lo dicho es que, “la corrupción en nuestro país es un mal difícilmente reparable que no se castiga en las urnas”.
    RESUMIENDO: Es triste, pero hay que decirlo, cuando en nuestra querida España a un partido político le sale un “grano”, un político corrupto, los restantes partidos abren despiadadamente sus garras contra dicho partido, arman un guirigay increíble con tal de sacarle rentabilidad electoral, en lugar de dejar que el partido afectado se desacredite por sí mismo o se desprenda del susodicho corrupto y éste pague ante la justicia su desfachatez y, lo esperpéntico del caso es que operan, quizás sin darse cuenta, mejor los ciudadanos de a pie que los políticos y politólogos pues si los corruptos son personas y la inmensa mayoría, de los militantes de los partidos políticos, son personas honradas, ¿porqué atacar a los partidos cuando tienen la desgracia de que les sale una oveja negra?, a los que hay que atacar, echar y juzgar, es a los corruptos, a las personas, no a los partidos que son en esencia los que mantienen en España la democracia que nos hemos dado.

  27. Borja

    Hola,

    El único hecho cierto es que Ónega es capaz de decir una cosa y la contraria. En la radio por las mañanas y por las noches: en la Vanguardia parece independentista y en la prensa de Madrid lo contrario.

    Alguien contará cómo lo hizo para pasar de escribir los discursos a Suárez a presentar telediarios.

    Y, sin embargo, flota. Un fenómeno este Ónega

  28. Galahat

    ¿Para qué escuchar a Ruiz-Jarabo, Herzog, Iglesias o Sánchez? Puestos a especular, al menos afinemos el oído. Escuchemos a Goirigolzarri, a los accionistas del BBV sin la A, sepamos qué piensa Aznar ahora que mira a otro lado… Lo de la corrupción y el expolio entre la gente de bien no supone gran cosa, pero hay ciertos pecados que sí que parecen mortales e igual es cierto eso de que la venganza se sirve en un plato frío.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.