Las mejores portadas de la historia de la música

Publicado por

Yo ya sé cómo acaba este artículo: con docenas de comentarios quejosos suplicando que larguen al redactor por haberse olvidado de alguna originalidad de esas que por lo visto no conoce nadie, como el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de los Beatles o el Sticky Fingers de los Rolling Stones. «¡Este es el peor artículo de la historia de Jot Down!» y tal.

Así que vamos a hacer un trato. Voy a quitarme rápido de encima esas aproximadamente cincuenta portadas que aparecen en todas las listas de las mejores portadas de la historia del rock y luego ya pasamos a las que me gustan a mí, que a fin de cuentas soy el que va a escribir el artículo.

Ahí van las mejores portadas de la historia según el 99,99% de la humanidad:

imagen32

Ojo, que no pongo en duda la calidad de esas portadas. Casi todas son obras maestras. El Country Life de Roxy Music vale un imperio. Andy Warhol es… bueno, ya saben quién es Andy Warhol. A Peter Saville (Joy Division, New Order) deberían canonizarlo un día de estos. Hipgnosis (Pink Floyd, Led Zeppelin) no es mi estilo pero sería absurdo negarle su lugar en el podio de los mejores diseñadores de portadas de la historia. Y si alguien quiere salirse un poco de los caminos más trillados, que investigue a Mark Farrow, el diseñador de la portada del Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space de Spiritualized. Cuya gracia, por cierto, está más en el packaging que en el diseño de la portada:

imagen31

También es cierto que hay otras portadas ahí que son un soberano insulto al buen gusto por más que sus admiradores las defiendan basándose en criterios estéticos macarrónicos. Lo que no voy a hacer es revelar cuáles son porque… ¿qué gano yo diciendo que la portada del OK Computer de Radiohead es fea como una nevera por detrás? La trampa es que tenemos tendencia a juzgar como mejores las portadas de los grandes discos de la historia del rock. Como si la calidad de la música o su peso histórico se contagiaran de alguna manera al diseño de la portada. Una superstición como cualquier otra, ya ven. Porque algunas de esas portadas no son mejores que muchas otras: simplemente están más vistas. Imaginen el Freewhelin’ de Bob Dylan con Melendi en ella y entenderán lo que quiero decir.

En resumen: que para ponerles a ustedes delante del Guernica y decirles con toda la solemnidad de la que soy capaz que eso es el Guernica y que deberían conocerlo porque no saben lo que se están perdiendo, pues… ¿qué quieren que les diga? Que para eso no les hace falta Jot Down ni mucho menos yo. Escriben «best album covers» en Google y arreando, que es gerundio.

Así que ahí va la lista de MIS treinta mejores portadas de la historia.

Y las quejas, al Santísimo, que estará encantado de darles curso.

_______________________________________________________________________________________

30. 1994 (Glaciation, 2012)

imagen30

Digamos que Jean-Emmanuel Simoulin, fundador del estudio de diseño Metastazis, es un hombre pragmático. ¿Para qué pasarse horas buscando el tono de rojo que más se aproxime al color real de la hemoglobina cuando puedes utilizar tu propia sangre para imprimir un cartel con ella? ¿Para qué perder el tiempo especulando sobre cuál sería el color y la textura resultante de la mezcla de polvo de hueso y el carbón de la madera de un ataúd cuando puedes moler un kilo de huesos y reducir a carbón un ataúd real? ¿Y por qué contratar a una maquilladora para que imite las cicatrices provocadas en la piel humana por una aguja de coser cuando puedes coserle directamente la portada del disco en la espalda al voluntario animoso de turno?

_______________________________________________________________________________________

29. Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me (The Cure, 1987)

60737_TheCure_KissMe_Jacket.indd

Porl Thompson y Andy Vella (bajo el nombre de Parched Art) son los autores de la mayoría de las portadas de The Cure. Ninguno de los dos pasará a la historia por su destreza artística, pero hasta un reloj parado acierta la hora dos veces al día. Y con la portada de Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me, Porl y Andy acertaron. Vaya si acertaron. Tanto, que si alguien me preguntara a qué suenan The Cure, solo tendría que enseñarle esa foto y esa tipografía. Porque esa portada ES The Cure.

_______________________________________________________________________________________

28. Saint Dymphna (Gang Gang Dance, 2008)

imagen28

Piensen en su portada favorita de Björk. Es difícil escoger una, son todas perfectas, ¿cierto? Las tipografías correctas, los colores apropiados, la fotografía apabullante, el estilismo pasmoso, la composición niquelada… Y, sin embargo, todas tienen menos alma que un mormón bailando reggae. Lo de Björk, su estética, sus conciertos, sus canciones, su voz y su impostada rareza, es el vivo ejemplo de eso que los ingleses llaman to try too hard. Es decir «esforzarse demasiado». Esforzarse en ser la más llamativa, la más moderna, la más vanguardista, la más desconcertante. Para qué marear la perdiz: Björk es una Lady Gaga con pretensiones. Y ahora cojan la portada del Saint Dymphna de los neoyorquinos Gang Gang Dance y échenle un vistazo: ahí lo tienen. Sin esfuerzo y de forma natural. Tate.

_______________________________________________________________________________________

27. See Jungle! See Jungle! Go Join Your Gang, Yeah. City All Over! Go Ape Crazy (Bow Wow Wow, 1981)

imagen27

Les suena, ¿verdad? Claro, es un homenaje al cuadro Almuerzo sobre la hierba, de Édouard Manet. El asunto es que la chica que aparece desnuda en la portada es la cantante de Bow Wow Wow, Annabella Lwin, que por aquel entonces contaba quince años. El resultado fue el de prever: su madre liándola parda, investigación de Scotland Yard al canto y portada alternativa bastante menos graciosa que la original.

_______________________________________________________________________________________

26. In Somniphobia (Sigh, 2012)

imagen26

Esta portada es el equivalente de uno de esos cuadros de El Bosco abarrotados de personajes extraños, simbolismos sórdidos y detalles rocambolescos. No sé qué estaba intentando transmitir el ilustrador Eliran Kantor con ella, pero si no es infección e incomodidad y repugnancia y malrrollismo, ha fracasado miserablemente.

_______________________________________________________________________________________

25. Evol (Sonic Youth, 1986)

imagen25

No me digan que Lung Leg no era una chalada hipnótica. La fotografía que aparece en la portada se tomó aquí (minuto 5:10):

_______________________________________________________________________________________

24. Diary (Sunny Day Real Estate, 1994)

imagen24

Es evidente que los juguetes Little People de Fisher Price son una conspiración de la casta para alienar a los ciudadanos desde su más tierna infancia y conducirlos sutil pero implacablemente al sopor de una vida rutinaria en la que la máxima emoción posible es el pago puntual de los impuestos, los berrinches de los niños y el suicidio de la tostadora. Y si no es eso lo que quería decir el ilustrador Chris Thompson, yo no sé qué es.

_______________________________________________________________________________________

23. Tender Prey (Nick Cave and the Bad Seeds, 1988)

imagen23

Bleddyn Butcher es algo así como el fotógrafo oficial de Nick Cave y los Bad Seeds desde los tiempos en los que aún se hacían llamar The Birthday Party. Pero pocas de sus fotografías han tenido un marco tan redondo como la elegantísima portada en negro, rojo y blanco de Tender Prey (también es cierto que Nick Cave tiene uno de esos físicos que parecen fabricados con el único objetivo de aparecer en la portada de un disco).

_______________________________________________________________________________________

22. Ten$ion (Die Antwoord, 2012)

imagen22

Yo es que soy muy fan de estos tipos porque el chonismo macarra me atrae como la miel a las abejas. Y si es chonismo macarra raruno y con pretensiones epatantes aún más PORQUE SOY CATALÁN Y ME PIERDE LA PUTA ESTÉTICA. Si algún día Hacendado entra en el Pompidou, será de la mano de Die Antwoord.

_______________________________________________________________________________________

21. Fire of Love (The Gun Club, 1981)

imagen21

Tiene todos los ingredientes para ser un zarrio de portada de mil pares de cojones, ¿cierto? Pues es una de las portadas incluidas en la colección permanente del MoMA. ¿Y quién sabe más, eh? ¿Los del MoMA o ustedes? El autor de la portada es Chris Desjardins, coproductor del disco y cantante (por aquel entonces) de la banda punk The Flesh Eaters. Otro de esos a los que les das unas tijeras, un folio reciclado y un rotulador y se casca una portada mítica. Porque, en el fondo, Dios ama a los inútiles.

_______________________________________________________________________________________

20. Crack the Skye (Mastodon, 2009)

imagen20

Más que escoger una portada en concreto, lo que hay que hacer con el trabajo del diseñador Paul Romano para Mastodon es verlo en su conjunto. Porque son decenas de portadas, libretos, carteles e ilustraciones de colorido extremo, detallismo malsano e imaginería a medio camino de lo fantástico, lo mágico, lo surrealista y lo lunático. Aunque puestos a escoger una única portada, me quedo con la de Crack the Skye (la más tatuada por sus fans, sin embargo, es la ballena blanca del disco Leviathan).

_______________________________________________________________________________________

19. Las portadas de las bandas witch house (2009 en adelante)

imagen19

Esto del witch house es una etiqueta que no se llegaron a creer ni las propias bandas que supuestamente formaban parte de la escena. Y digo «formaban» porque la cosa anda en vías de extinción. Se supone que lo de witch («bruja» en español) venía de esa estética oscura, medio satánica y medio chamánica, sacada entre otros lugares absurdos de la película El proyecto de la bruja de Blair. Musicalmente ahí cabía de todo: música industrial, hip hop, shoegaze, black metal, electrónica, house, ambient, drone… Todo muy tenebroso y renegrido. Audibles, lo que se dice audibles, había un par o tres de bandas: Crystal Castles, Crim3s y Salem. Pero a mí lo que me interesa es la estética. Esos nombres impronunciables y repletos de símbolos unicode que parecen diseñados a propósito para darle por el culo a los buscadores de internet: GLSS †33†H, ∆AIMON, GuMMy†BeR!, †‡†, MSCRA, ΣXIS†EMY… Lo de sus portadas ya era el salero de la huerta. Pero qué quieren que les diga: a mí esta cosa me llama. Debe de ser mi C‡IS†IN interior.

_______________________________________________________________________________________

18. Tom Tom Club (Tom Tom Club, 1981)

imagen18

Habría sido demasiado obvio escoger una portada de los Talking Heads. ¿Quizá alguna rareza, como la edición limitada del disco Speaking in Tongues diseñada por Robert Rauschenberg? Mucho mejor la portada del primer disco de Tom Tom Club diseñada por el artista pop estadounidense James Rizzi. Y sé lo que están pensando: «Esta portada es fea». Error, no es fea: es un gusto adquirido. Como el mate, la mostaza de Dijon o el Milbenkäse, un queso fermentado gracias a los excrementos de los miles de ácaros que se posan sobre él (y que se comen junto con el queso, por si se lo están preguntando). Y eso es esta portada: un queso apestoso y repulsivo al que muchos consideramos un manjar para connoisseurs.

_______________________________________________________________________________________

17. Blood, Guts & Pussy (Dwarves, 1990)

imagen17

Michael Lavine fue el fotógrafo oficial del grunge: suyas son por ejemplo la mayoría de las fotos más conocidas de Nirvana (pero no la del bebé en la piscina de la portada del Nevermind: esa es de Kirk Weddle). De la foto que no se suele hablar casi nunca es de la que hizo para la portada de uno de los discos más gratuitamente insultantes de la historia del rock. Por algo la revista Spin lo bautizó como «el disco más ofensivo jamás grabado». Como pueden imaginar, el carajal que se montó cuando el disco salió a la venta fue de los de Dios es Cristo: feministas, republicanos, cristianos, mormones, asociaciones de padres, asociaciones de enanos… Allí no quedó nadie sin pedir las sales. Y no es que yo sea muy de portadas epatantes como esta (los recursos facilones me suelen dejar más bien frío) pero a la del Blood, Guts & Pussy le tengo hasta cariño. Quizá porque la portada es desagradable pero no feísta. Yo me entiendo.

_______________________________________________________________________________________

16. Las siete portadas diseñadas por Josef Albers para el sello Command (1959-1961)

imagen16

Josef Albers fue uno de los artistas y teóricos del color más importantes del siglo XX. Fue profesor de la Bauhaus solo tres años después de entrar en ella como alumno, y posteriormente del departamento de diseño de la Universidad de Yale y del Black Mountain College, la mítica universidad estadounidense de artes liberales (y de corta existencia) por la que pasaron Walter Gropius, John Cage, Merce Cunningham, Arthur Penn, Willem de Kooning y Theodoros Stamos, entre muchos otros. Command Records, por su lado, fue un sello fundado en 1959 por el violinista Enoch Light. Light le encargó a un Albers que en aquel momento contaba ya setenta años el diseño de siete portadas que reflejaran la naturaleza sincopada y vanguardista de la música del sello. Las portadas de Albers son la representación visual de los tempos y los ritmos de los instrumentos utilizados en las grabaciones y un hito del diseño gráfico del siglo pasado.

_______________________________________________________________________________________

15. From the Devil’s Tomb (Weapon, 2010) y Satan Alpha Omega (Deiphago, 2012)

imagen15

Llevo tres horas intentado decidir cuál de estas dos portadas del artista Benjamin A. Vierling me gusta más, así que yo pongo las dos y que sea lo que Dios quiera.

_______________________________________________________________________________________

14. The Shape of Punk to Come (Refused, 1998)

imagen14

Bienvenidos al disco con más homenajes y referencias culturetas de la historia del punk. Por centrarnos solo en las dos de la portada: el título hace referencia al disco The Shape of Jazz to Come de Ornette Coleman, y el diseño es una copia del disco Teen-age Dance Session de la banda de New Jersey Rye Coalition, que a su vez es una copia de las portadas de las Teen-Age Dance Sessions de Dan Terry. Lo importante aquí es que Refused hicieron en la portada del disco exactamente lo mismo que hicieron con la música del interior: romper con todas las convenciones estéticas de lo que por aquel entonces se entendía por «punk» y que amenazaban con convertirlo en una moda adolescente más, con sus códigos, sus uniformes, sus convencionalismos y sus purismos. Es obvio que no hay nada más retrógrado y carcamal que una moda adolescente, pero al menos Refused se cayeron del caballo a tiempo.

_______________________________________________________________________________________

13. Reign in Blood (Slayer, 1986)

imagen13

Larry Carroll es uno de esos ilustradores respetables que trabaja produciendo respetables ilustraciones de temática política para medios respetables como Los Angeles Times, Newsweek, The New York Times y The Village Voice. Hasta que aparecen los visigodos de Slayer y le piden que ilustre alguna de sus portadas. Y ahí Carroll se suelta la melena y se lía a dibujar unas barbaridades que, obviamente, tardan menos en ser censuradas de lo que cuesta decir «amén»: Satán en su trono sostenido por un sacerdote con la polla en posición de firmes, las cabezas de los condenados al infierno flotando en sangre, un tipo decapitado y empalado… Una dulzura, vaya. Lo que distingue esta portada de todas esas otras portadas por el estilo que tanto abundan en el metal es que Larry Carroll es un artista y no un niñato malote. Es decir su extraordinaria calidad.

_______________________________________________________________________________________

12. Marquee Moon (Television, 1977)

imagen12

Esta es un clásico aunque no suela aparecer en las listas de las mejores portadas de la historia del rock. Intuyo que porque la elección obvia a la hora de escoger un disco «con foto de Robert Mapplethorpe» es el Horses de Patti Smith. O porque la versión de la foto de Mapplethorpe que aparece en la portada de Marquee Moon no es la original sino una con los colores forzados, se supone que un poco al buen tuntún, por el dependiente de la tienda de Times Square a la que el guitarrista Richard Lloyd llevó los negativos. A la banda le gustó tanto esa apariencia artificiosa y de colores quemados de la foto modificada que la acabaron prefiriendo a la original. Hicieron bien.

_______________________________________________________________________________________

11. Visions (Grimes, 2012)

Visions by Grimes 20cdreviews

Esta tiene mucha tela. Aunque pueda parecerlo, este despropósito no ha sido diseñado por un centenar de chimpancés tecleando al azar sobre el teclado de un Mac. El dibujo de la calavera es de la propia Grimes, a la que Dios conserve el oído porque con la vista ya no hay vuelta atrás. Ella dice que se inspiró en el arte azteca (digo yo que será por la calavera), aunque luego dice que hizo la portada mientras veía Ghost in the Shell II, así que si te dice que el dibujo es su versión de Las Meninas también te lo crees. El bloque de color indefinible de la derecha es la palabra GRIMES copiada y pegada encima de ella misma cientos de veces, que ya son ganas de complicarse la vida para nada. El alienígena llorón de la esquina inferior derecha es obra de un tal Mark Khair, que por lo visto es un tipo raro que fabrica cabezas de marcianos en sus tiempos libres. Las dos frases verticales en japonés del dibujo no son japonés en realidad: son garabatos que se ha inventado la misma Grimes porque a ella «le gusta mucho el manga». Las frases borrosas en ruso de la columna de la derecha (si es que es ruso y no más garabatos) vayan ustedes a saber qué significan. Y así todo. Un auténtico carajal de amateurismo y porqueyolovalguismo: el siglo XXI en todo su mentecato esplendor. Y el caso es que a mí este engendro me parece una maravilla, qué quieren que les diga.

_______________________________________________________________________________________

10. Introspective (Pet Shop Boys, 1988)

imagen10

A veces las mejores ideas son las más sencillas. El diseñador de la portada es Mark Farrow, colaborador habitual del dúo. Y no, el diseño no tiene nada que ver con la bandera gay. La idea surge de esos patrones de franjas verticales de colores saturados al 100 % que se solían usar para ajustar el color de los viejos televisores (la carta de ajuste, vaya).

_______________________________________________________________________________________

9. When Life Comes to Death (Young and in the Way, 2014)

imagen9

La fotógrafa Angela Owens merece un artículo para ella sola. Habría que preguntarle cómo logra que todos y cada uno de los retratados en sus fotografías de conciertos, sean del público o de la banda, parezcan a punto de implosionar bajo el peso de su propia intensidad huracanada. Eso no son seres humanos: son agujeros negros que amenazan con absorber sin piedad a todos los veganos straight edge de su alrededor. Comparada con esas fotos, la de la portada del When Life Comes to Death de la banda black metal de Carolina del Norte Young and in the Way es hasta relajada. Aunque en realidad no lo es: es incluso PEOR.

_______________________________________________________________________________________

8. Cualquier portada de Broadcast (1995-2011)

imagen8

El estudio Intro es, para que nos entendamos rápido, el equivalente de Pixar en el terreno del diseño gráfico. Y su trabajo para Broadcast es lo mejor que ha salido jamás de sus ordenadores. Otro de esos casos, como el del Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me de The Cure, en el que la portada casa tan perfectamente con la música que resulta imposible imaginarla con cualquier otro diseño que no sea ese.

_______________________________________________________________________________________

7. Surfer Rosa (Pixies, 1988)

imagen7

No han envejecido bien las portadas del sello 4AD. Y eso les pasa, claro, por haber primado la estética por encima de la efectividad. Una de las excepciones a la regla es la portada del Surfer Rosa de los Pixies. El autor de la foto es Simon Larbalestier, colaborador habitual de la banda, y la modelo, «una amiga de una amiga» a la que llevaron al único bar en el que pudieron encontrar un escenario elevado similar a un tablao flamenco. El resto de las fotos de la sesión aparecen en el libreto interior del disco y merecen todas portada por sí solas, pero la foto icónica es la de la bailarina en topless con el crucifijo a su espalda. Y, además, qué narices: que está muy bien resuelta, con ese fondo blanco y el nombre de la banda en cursiva y con el espaciado a cholón.

_______________________________________________________________________________________

6. The Sound of Perseverance (Death, 2011)

imagen6

Ojo porque este disco, uno de los clásicos del death metal, tiene dos portadas. La de la izquierda es la de la reedición de 2011. La de la derecha es la original de 1998. En realidad, las dos son obra del mismo artista, Travis Smith, solo que el Smith del 98 era un artista novato y el de 2011 una estrella de la ilustración con pocas ganas de pasar a la historia por uno de sus trabajos primerizos. Lo cierto es que la portada original es incluso más troglodita que la modificada y eso le añade el encanto de lo imperfecto, pero quién soy yo para llevarle la contraria al autor. Si él dice que la nueva es mejor, pues la nueva es mejor y santas pascuas.

_______________________________________________________________________________________

5. Merriweather Post Pavillion (Animal Collective, 2009)

imagen5

El estudio Seen tiene otras joyas, pero su obra maestra es esta ilusión óptica. Ilusión óptica basada, por cierto, en el trabajo del psicólogo y profesor de la Universidad Ritsumeikan de Kyoto Akiyoshi Kitaoka. Vayan, vayan a su página web y échenle un vistazo (pero no olviden la biodramina para el mareo).

_______________________________________________________________________________________

4. Teenage Head (Flamin’ Groovies, 1971)

imagen4

No se puede molar más. No hay un solo detalle en esta portada, desde las botas negras con estrellas y lunas doradas de Ciryl Jordan hasta la ausencia de título, la guitarra transparente, las poses macarras, el bajo en su estuche o el hecho de que el nombre del grupo solo aparezca en el amplificador de la izquierda, que no esté gritando a pleno pulmón «somos la puta hostia». Y lo eran: si Teenage Head fuera un disco de los Rolling Stones, se lo consideraría uno de los mejores de la historia del rock.

_______________________________________________________________________________________

3. Cualquiera de las portadas de Reid Miles para el sello Blue Note (1956-1967)

imagen3

Quinientas portadas en once años. Una a la semana, que se dice pronto. Aunque lo impresionante no es tanto la productividad de Reid Miles como la calidad de su trabajo, probablemente uno de los más influyentes del diseño gráfico del siglo XX. Son tantas las ideas de Miles que han sido posteriormente copiadas, homenajeadas, plagiadas, calcadas, reproducidas, fusiladas, falsificadas, fotocopiadas, imitadas y manipuladas, que no sabría ni por dónde empezar a listarlas. Quédense con su revolucionario uso de las tipografías y vayan avanzando a partir de ahí, peldaño a peldaño, hasta llegar a su habilidad para lograr que las fotografías de Francis Wolff multiplicaran su potencia por diez gracias al uso controlado de un escaso puñado de colores.

_______________________________________________________________________________________

2. Songs about Fucking (Big Black, 1987)

imagen2

Esta es autodescriptiva. Además de la única portada de la historia de la humanidad que puede verse desde el espacio.

_______________________________________________________________________________________

1. Goo (Sonic Youth, 1990)

imagen1

He dicho en tantos artículos que la portada del Goo de Sonic Youth es la mejor de la historia que solo faltaría que ahora me retractara. La coherencia está un poco sobrevalorada, pero cambiar de opinión cada cinco minutos tampoco es la gloria bendita que digamos. Así que ahí la llevan. Su autor es el artista estadounidense Raymond Pettibon, que se basó en una foto de Maureen Hindley y su marido David Smith tomada en 1966, cuando ambos se dirigían a declarar como testigos en el juicio de los asesinos en serie Ian Brady y Myra Hindley. El texto, sin relación con el caso de los asesinatos, dice «Le robé el novio a mi hermana. Todo fue un torbellino, calor y resplandor. En una semana, matamos a mis padres y nos lanzamos a la carretera».

Y esta es la foto en la que se basó Pettibon:

imagen0

Lo dicho: la mejor portada de la historia.

_______________________________________________________________________________________

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

62 comentarios

  1. M. Ángeles

    La belleza está en el interior, no en el exterior. Me quedo con el contenido del disco.

  2. ¿Ni una española?

  3. El Abominable Hombre sin Nick

    Falta metal alemán.

  4. Vigasito

    Totalmente de acuerdo con lo que dices con respecto a la portada del disco de los Dwarves. Mágica. Joder y no sabía yo que Josefina Albers diseñará portadas. Curioso.

    • Si, a mi también me ha gustado ver la de Dwarves. Ellos lo justificaron diciendo que a la peña le molan las tías en bolas, la sangre y los enanos. De aquí a ponerlo todo junto.

      Menudos cafres eran estos pájaros, con sus canciones de un minuto y sus conciertos de veinte.

  5. Me quedo tranquilo, está Introspective dePSB.

  6. Ferris Bueller

    No poner ninguna de Raymond Pettibon para Black Flag tiene que ser un chiste!

    • Jimbojones

      Si fuera un chiste te diría
      ¿Mama los pedos pesan?
      No hija, no pesan.
      Entonces me he cagado.

  7. Las 30 más famosas, ni de lejos las mejores.

  8. Ramiro Quei

    Grandes portadas todas. A lo mejor echo de menos alguna de Dr John, que me parece que tiene unas portadas sublimes, como la del In the Right Place.

    Buen artículo, Cristian!

  9. Albert Mir

    Tomato de Yes, Crisis, what crisis? de Suertramp o Música de Consum dels Surfing Sirles, top 10.

  10. Todas estupendas, pero me gustaría sugerir una que yo creo que es mi portada favorita de todos los tiempos:

    http://i45.tinypic.com/2mxh2l5.jpg

    • Submit

      Ostras, portadón

    • ThrashJazzAssassin

      Oiga, qué alegría ver una portada de Geinoh Yamashirogumi (preciosa, por cierto). Aparte de la conocida BSO de «Akira», su «Osorezan» es maravilloso. ¿Qué tal está ese disco?

      • Pues a mí me encanta. Es corto (unos 40 minutos), y la primera mitad ligeramente cansina, pero la segunda mitad es sencillamente espectacular. Diría que aparte de la banda sonora de Akira es mi disco favorito de estos geniales pirados.

  11. untiposimpatico

    Siempre he visto cierto atractivo en las de Kraftwerk, la de «Autobahn» es, directamente, histórica. En otro orden de cosas, las de Los Planetas siempre fueron muy TOP, de las cuales la de «Super 8» siempre será la mejor (y más mítica).

  12. QWERTY_BCN

    Como comentario general, sin querer meter el dedo en este o ese otro redactor, quizás eche de menos una mínimo estudio para con la música asiática.
    La Yellow Magic Orchestra tenía portadas feten (bueno y los álbumes de sus componentes por separado, también).
    https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/84/2e/c3/842ec35b308a7b66ccc120fea7893479.jpg
    La portada del Happy Bivouac de The pillow, también es riquiña
    http://rymimg.com/lk/f/l/7fc6767289fd6c18ca35bf53af349ede/4777296.jpg
    O Go!Go! 7188
    https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/3/3b/569_(GO!GO!7188_album_-_cover_art).jpg
    Por no hablar de Pizzicato Five, etc…
    Todo muy japonés, lo sé. Por eso agradecería la labor de algún redactor que se sumergiera en lo asiático y pudiera servir de guía. :3

  13. Edu Ramone

    Brutales muchas de las que has elegido, muy buen gusto: Slayer, Big Black (un clásico esa portada), The Gun Club… Canela en rama.

    No sé qué pensarás del Blood Visions de Jay Reatard, PERO: http://cdn.albumoftheyear.org/album/blood-visions.jpg

  14. Se diría que los gustos musicales del autor le nublan la vista. Además va un poquillo de sobrado, con ese arranque en el que nos perdona la vida a quienes «esperábamos» (?) una selección más obvia. Por decirlo claramente: la mayoría de sus cubiertas preferidas me parecen del montón.

  15. Ruymán

    Ahora, todos empezaremos con lo mismo jeje, bueno yo me quedo con estas:

    Una con quiralidad:

    http://discosalt.com/midlake-the-courage-of-others/

    Y esta que no podía faltar:

    http://booklet.cl/pearl-jam-ten-1992/

  16. El sello Morr music es experto en hacer portadas de ensueño.

    Los discos de Múm y de Sigur Ros, también son muy dignos por sus portadas.

    Post de Björk, Is this desire? Y To bring you my love de PJ Harvey, Mule Variations de Tom Waits, LP1 de FKA Twigs, You de Picastro, Felt Mountain de Goldfrapp y, nacionales, Silabario de Pauline en La Playa y Tierra, Trágalos de Klaus & Kinski tienen portadas maravillosas.

  17. sadfsdf

    Pues todas esas son mis preferidas. Y en ese mismo orden. Qué casualidad.

  18. Joseph

    Pues vaya mal gusto que tiene, encima, primero hace una disertación en la que critica al 99% de la gente por su tendencia gregarista… Para caer en lo mismo! Con las portadas de su elección! Muchos lugares comunes. Por cierto no conocía ni siquiera el 33% de todas las portadas aquí reveladas, pero la mayoría son feas con f mayúscula.

  19. Submit

    Selección muy dispar. Dudo que la de Die Antwoord sea siquiera recordada en dos veranos. Es bastante genérica y hay miles similares; es una portada que no esconde nada detrás de ella, que es lo que sulene tener las portadas que pasan a ser míticas, como la de Pixies o las de Sonic Youth, por ejemplo, que puedes profundizar en ellas mucho más. Respecto a lo de coger portadas españolas, creo que alguna de Javier Aramburu son brillantes, como el tríptico final de Le Mans. Mejores que la de Die Artwoord, seguro.

  20. Pingback: Las treinta mejores portadas de la historia de la música

  21. Jonás Vergara

    Algunas del sello Verve durante las décadas de los cincuenta o sesenta funcionan como complemento al artículo.
    El dato de Big Black es interesante, pero ¿cuál es la historia detrás?
    Saludos.

  22. Rubén González

    Definitivamente, la calidad del disco no siempre va de la mano con la portada, pero las caratulas clásicas son también de discos clásicos, si nos ponemos a buscar entre miles y miles de portadas habría muchas mejores que las de tu lista personal, también de grupos que en realidad no son ni muy conocidos ni muy comerciales.

  23. José L. Pastor

    Muy buena selección de capas. La lista es casi perfecta, tendria que ser una lista de 50 para ser mejor.

  24. bandini

    También falta Queen…, en especial la de News Of The World, con ese gigantesco androide asesino…

  25. bandini

    Los Sex Pistols tampoco habrían estado de más con su God Save The Queen. Y, cambiando de tema, no pasaría nada por incluir alguna de The Roots, singularmente la de Things Fall Apart.

  26. Elias Ajeno

    Ni de lejos las mejores. Menos aún las más famosas. ¡Pues no faltan portadas BUENAS de verdad en ese «¿artículo?». Completamente sesgado a mayor gloria del «juntaletras» que lo publica.
    Pena de Sección.

  27. Lo siento, muy poco objetivo. Falta alguna portada de los discos de Jazz de Verve records, o alguna de Sinatra de Capitol («No one cares» especialmente»), o el primer LP de Elvis, o los primeros de Gene Vincent, antológicos todos, o la maravillosa portada de «Time out» de Dave Brubeck, o tantas y tantas portadas con ilustraciones increíbles de los 70s.

  28. Dazedpol

    Ninguna de Wilco? En serio?

    Y no soy un fanboy, ni siquiera me gustan demasiado. Pero qué portadas!

  29. Las portadas de los 3 clásicos de Pulp. A cual mejor:
    His n Hers
    Different Class
    This is Hardcore

  30. Jose Luis

    Se echan de menos los covers que Roger Dean hizo para Yes, Asia o Uriah Heep

  31. Enrique

    «Las 30 mejores portadas de la historia de la música SEGÚN CRISTIAN CAMPOS», mira que fácil y nos ahorramos mucho tiempo tonto, en todo caso discrepo con estas listas basicamente porque este tipo no ha visto TODAS las portadas de la historia de la música ni aquel ha escuchado TODOS los riffs de la historia de la música… y así…

  32. Cao Wen Toh

    Mis aportaciones:

    La del «Five» de JJ Cale, un simple sello de correos:

    http://991.com/Buy/ProductInformation.aspx?StockNumber=341747

    «Veneno», con el nombre del grupo grabado a fuego en una placa de hachís:

    http://lafonoteca.net/disco/veneno/

    Y finalmente la foto de un motel desde la piscina para, obviamente, «Motels» de (es obvio) The Motels:

    http://www.coveralia.com/caratulas/The-Motels-The-Motels-Frontal.php

  33. Tigrehobbes

    hombre, Don Cristian, si titula el artículo MIS 30 mejores portadas de la historia de la música y se ahorrabel el tener que justificarse…

  34. Yo metería alguna de Steve Vai

  35. JAVIER

    Visto lo visto te ha faltado una de Obús. Y una de Boston con los platillos volantes y todo eso. Divertido, pero insustancial. No son las mejores 30 portadas, por supuesto que no, y que conste que no tengo ni la más mínima idea de cuales son esas 30 maravillas. Pero a vuela pluma ese regusto a siniestrismo heavy y músicas de pesadilla, tira pero que muchísimo para atrás. Y hay portadas elegidas que son feas, pero feas de verdad. Pero como entiendo que hay que mojarse, ahí va. LAS MEJORES PORTADAS DE LA HISTORIA DEL POP NACIONAL (y parte del extranjero) SON LAS PORTADAS DE JAVIER ARAMBURU PARA EL SELLO ELEFANT. Y punto. Y la de Nazario para el «Ansia» de Dogo y los Mercenarios. De verdad de la buena, releído el artículo, te falta una de Jim Steinman para el cacho carne, ya sabes, «el Paraíso a la luz de una vela». Bueno, todo esto es para echar una sonrisa. Gracias por el esfuerzo.

  36. Glaciation con los retratos de Vark Vikernes y demás figurones del black metal noruego.. Me ha encantado encontrar in somniphobia, Sonic Youth, Mastodon, Slayer o los Pixies…

  37. Pues yo creo que la mejor es esta:
    http://www.allmusic.com/album/we-cant-be-stopped-mw0000172734

    Saludos,

    honomusic.com

  38. eggman

    Si no hay Grateful Dead yo me marcho. Menos (falsas) moderneces y más Jerry, hostias.
    http://www.allmusic.com/album/blues-for-allah-mw0000190159

  39. adolfo

    … qué curiosa cosmovisión anglosajona campea en esta página…

  40. José Antonio

    Impactante: Tubular Bells, de MIke Oldfield. Hermosa: Still Life, de Van der Graaf Generator. Recargada: Lizard, de King Crimson. Todas únicas y reconocibles.

  41. Sugiero sustituir el título «Las treinta mejores portadas de la historia de la música» `por «Las treinta mejores portadas de B. I. Discoplay». Ni una de música clásica.

  42. ¿Ninguna de YES?
    ¿De Led Zeppelin ni la III y Houses in the Holy (las originales troqueladas)?

  43. Pingback: ¿Cuál es el peinado definitivo visto en una portada de disco? - Jot Down Cultural Magazine

  44. Maikel Nait

    Aoxomoxoa de Grateful Dead……
    Por el estilo de las portadas que salen en este artículo, creo que es un olvido importante. Me gustan casi todas las que aquí salen, especialmente la portada del Goo de Sonic Youth que adorna una pared entera de mi salón…..si si entera. No merece menos.

  45. Tarek Morales

    Hay personas que no pueden ver una lista de nada sin sentir la imperiosa necesidad de rebatirla poniendo o quitando elementos, como en busca de la verdad. Me da exactamente igual que tu lista sea diferente a la mia, mientras seas capaz de enumerar algo.

    Este artículo es cosa seria.

  46. Pingback: 5 vinilos punk imprescindibles de 1979 en UK: larga vida al punk

  47. Alka Talwar

    Impresionante: campanas tubulares, MIke Oldfield. Excelente: Still Life de Van der Graaf Generator. Reload: Lizard, de King Crimson. Todo de una clase e inconfundible. http://www.alkatalwar.com/

  48. Laurent Kennerty

    En mi opinion, son estos:
    -Crema – Ego
    -Ochoa – El Amanecer De Un Lunes
    -MDE Click – 5%

Responder a jimmyMcNulty Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.