Imprescindibles: The Expanse

Publicado por
hXPiv6R33uZrkbXBkdvA87
Imagen: Amazon.

Acabo de ver que SyFy ha cancelado The Expanse. Es una maldita vergüenza, especialmente para los fans de la ciencia ficción entre los que me cuento. Era la mejor serie sobre el espacio que había en la televisión. De lejos. (George R. R. Martin)

El novelista estadounidense, padre del universo de Juego de tronos, escribió esas palabras en 2018, tras enterarse de la cancelación de la serie The Expanse. La cadena televisiva SyFy, especializada en ciencia ficción, había decidido deshacerse de la que muchos consideraban su mejor producción propia porque esta había sufrido una pronunciada caída de audiencia a lo largo de las tres temporadas hasta entonces emitidas.

El núcleo de seguidores de la serie, si bien reducido, demostró ser fiel. Hubo una campaña de recogida de firmas en la que cien mil personas reclamaron que Amazon o Netflix evitaran la desaparición del programa. Por lo general, estas campañas no sirven para nada: cuando un programa es cancelado por su baja audiencia, las probabilidades de resurrección suelen ser nulas. Sin embargo, esta vez sucedió el milagro: en 2018, el magnate Jeff Bezos anunció que Amazon se haría cargo de que The Expanse continuase viva. En 2019 se estrenó una cuarta temporada, y mientras escribo estas líneas se está emitiendo la quinta. En Amazon está obteniendo mejores números de los que obtuvo en SyFy, pero, aunque las críticas han sido universalmente positivas, la serie continúa sin alcanzar una popularidad masiva. Y es ignorada en las entregas de premios. Es especialmente sangrante la comparación con los chaparrones de nominaciones y premios que han recibido Westworld o The Mandalorian. No es ya que The Expanse sea mejor que estas (que lo es), es que nunca ha terminado de romper la barrera que la separa del «gran público». Pero bueno, así es como funcionan las cosas. Los Emmy y similares podrían haber sido un gran escaparate para presentar The Expanse a una audiencia mucho más amplia, pero son unos premios que en realidad suelen servir de mera cámara de resonancia comercial para lo que ya es muy popular. Esto no es nada nuevo. Creo que The Expanse seguirá un proceso similar a la de la serie que por género y estilo más se parece: la magnífica Battlestar Galactica. En su estreno, Battlestar Galactica funcionó bien pero tampoco recibió el aprecio que merecía. Eso cambió con los años, cuando el boca a boca la convirtió en el reverenciado clásico que es hoy. Con todo, el que The Expanse siga existiendo, y el que después de cinco temporadas mantenga un buen nivel de calidad, es de por sí una muy buena noticia.

La serie, para quien no la haya visto, es ciencia ficción hard de la vieja escuela. Adapta las novelas que desde 2011 publican los estadounidenses Daniel Abraham y Ty Franck bajo el pseudónimo conjunto James S. A. Corey. Está ambientada en un futuro donde los humanos han colonizado buena parte del sistema solar. La Tierra y Marte son dos naciones independientes, enfrascadas en una tensa guerra fría. Mientras tanto, las colonias del cinturón de asteroides y los planetas exteriores se agrupan bajo la OPA, un agitado avispero de movimientos nacionalistas y facciones terroristas. Todo esto sonará familiar a los aficionados al género, pero lo interesante de The Expanse es la manera en que, casi haciendo honor a su título, las temáticas se van volviendo más panorámicas y profundas conforme avanza la serie. Todo empieza con dos líneas argumentales paralelas y, en principio, bastante tópicas. La primera gira en torno a Josephus Miller, un detective nativo de los asteroides cuya misión es encontrar a la desaparecida hija de un millonario. La segunda trama está centrada en la tripulación de una nave llamada Rocinante, que se enfrenta a diversos contratiempos. Estas dos tramas son solamente el punto de partida. La serie parece una cosa cuando empieza, pero es muy distinta conforme avanza el tiempo.

The Expanse solo tiene un problema: le cuesta mucho arrancar. La primera mitad de la primera temporada puede hacerse cuesta arriba porque durante los primeros tres episodios el argumento no parece ir a ninguna parte. Las dos tramas —la del detective Miller y la de la nave Rocinante— parecen carecer de conexión entre sí, y no será hasta el cuarto episodio en que empecemos a ver los puntos de unión. Para colmo, los personajes no están aún definidos y no tenemos muy claro quién es quién. El espectador tiene que acostumbrarse al particular universo en el que va a transcurrir la acción. Es extraño, porque lo habitual es que las series empiecen con sus mejores bazas, y que después vayan desinflándose conforme se agotan las ideas. Con The Expanse sucede todo lo contrario. Al principio parece ciencia ficción muy genérica; no mala, pero que no da la impresión de contener potencial para sorprender. Esto es engañoso. La serie se guarda todas sus bazas para más adelante. Y aquí viene mi consejo: si le gusta a usted la ciencia ficción, no se rinda con la primera temporada. No cometa ese error. Haga todo lo posible por llegar hasta la segunda, que es donde de verdad The Expanse despega hasta límites insospechados. Créame, la espera será recompensada.

En la segunda temporada todo mejora de manera exponencial. Es muy difícil hablar de cómo la serie evoluciona sin hacer spoilers, pero digamos que es como un plato que sabe mucho mejor después de haber estado un día en la nevera. Al comenzar la primera temporada, The Expanse está en el registro de la ciencia ficción más de andar por casa, pero los temas van volviéndose más complejos y panorámicos, hasta recordar al material de Isaac Asimov. Al empezar la segunda temporada, el argumento ha crecido hasta una grandilocuencia propia de Arthur C. Clarke. Y el punto álgido, cuando usted descubrirá que ha merecido la pena darle una oportunidad a The Expanse, será el quinto episodio de la segunda temporada. Titulado «Home», recuerda a Olaf Stapledon o Stanislaw Lem, y es una de las cosas más tremebundas que se han visto en la ciencia ficción televisiva del último lustro. Cualquier otra serie se hubiese guardado semejante episodio para el final, pero aquí te lo sueltan así, a mitad de camino. No voy a decir nada más porque lo mejor es llegar a ese episodio sabiendo lo menos posible sobre lo que sucede en él, pero es lo que cualquier aficionado a la ciencia ficción espera ver en televisión: un momento trascendente.

En la segunda temporada de The Expanse sucede otra cosa: los actores parecen haberse hecho a sus personajes y sus interpretaciones son muchísimo más convincentes. Es especialmente impresionante el trabajo de Thomas Jane, quien encarna al detective Miller: en la primera temporada, Miller es el típico detective de novela negra espacial. Ya saben: cínico, endurecido, y con sombrerito incluido. En la segunda temporada, sin embargo, el personaje cambia por determinadas cosas que suceden en el argumento, y Thomas Jane ejecuta ese cambio con absoluta maestría. Pero también hay interpretaciones cuya sutileza no se hace aparente hasta después de varias temporadas. Por ejemplo, hay un personaje llamado Amos que es un marine espacial, básicamente una máquina de matar. Este personaje cambia muy, muy lentamente a lo largo de la serie. En esencia, nunca deja de ser una máquina de matar, pero el actor Wes Chatham se las arregla para trascender esa naturaleza unidimensional y ofrecer algunos grandes momentos aquí y allá. En general, esto puede aplicarse al conjunto del reparto.

Personalmente, la segunda y tercera temporadas son mis favoritas. Irónicamente, fueron las que tuvieron menor audiencia en SyFy y las que provocaron la cancelación de la serie. En las temporadas cuarta y quinta no puede hablarse de un descenso significativo de calidad, lo único que sucede es que era difícil igualar ciertos momentos álgidos, pero la serie ha mantenido un muy buen nivel. Hemos hablado de lo malo, que es el inicio a trompicones. Vamos a hablar de lo bueno, que es todo lo demás. Empezaré por lo más notorio: el aspecto visual. Quien disfrute con la contemplación de ambientes futuristas y espaciales, se lo pasará en grande con The Expanse incluso aunque le quite el sonido. El nivel de detalle es asombroso. Todo el diseño de producción es extraordinario, y se nota que cada dólar del presupuesto ha sido empleado de la manera más efectiva posible. Además, el apartado visual no solo se mantiene a lo largo de las temporadas, sino que va a más. Y la adquisición por parte de Amazon parece haber supuesto un nuevo chute de recursos. No hablamos del típico truco de concentrar el presupuesto en los dos capítulos iniciales, para que después se note el bajón (te estoy mirando a ti, Raised by Wolves).

También cabe destacar la naturalidad con la que el argumento incluye fenómenos físicos como la gravedad cero, la inercia, etc. La serie nos introduce todas estas cosas sin necesidad de agobiarnos con artificiosos diálogos de exposición, sino simplemente confiando en el que el espectador captará las ideas de manera visual. Un ejemplo: en The Expanse vemos las naves espaciales usando los motores no solo para impulsarse, sino también para frenar; así, las naves no llegan a sus destinos de frente. Este detalle tan aparentemente obvio y tonto es ignorado en muchas otras series y películas. Ojo: no es que me importe que una serie sea científicamente correcta. Pero es importante que cree un universo consistente consigo mismo, y en The Expanse crean ciertas reglas para no quebrantarlas nunca. Otro ejemplo: cuando se muestran las trayectorias de las naves en un mapa espacial, todas las trayectorias son curvas. Porque, aunque la serie no lo dice de manera explícita, se sobreentiende que toda nave espacial está siempre en una órbita, incluso cuando no parece que lo esté. Así, una nave abandona la órbita terrestre, pero sigue estando en una órbita: la que gira en torno al sol. Ningún personaje nos cuenta esto mediante un diálogo de exposición que interrumpa los diálogos más necesarios para el drama; simplemente vemos las líneas curvas y nos familiarizamos con esa manera de viajar. Estos detalles añaden muchísimo a la sensación de inmersión del espectador, que se ve capaz de entender la estructura del sistema solar y cómo las naves lo atraviesan. Esto responde al principio de que la buena ciencia ficción no tiene por qué ser tan exacta como un libro de ciencia. De hecho, ni siquiera tiene que respetar las leyes físicas. Basta con que nos parezca verosímil a quienes no somos científicos y tenemos una idea muy ligera de cómo funcionan esas cosas. Uno de los grandes logros de The Expanse es el de evitar las escenas de exposición que pueden ser necesarias y convenientes en un libro, pero que se cargan el ritmo y la inmersión en el formato audiovisual.

Lo mismo sucede con el aspecto sociológico, también heredado de las novelas, y también adaptado al lenguaje audiovisual. Uno de los fundamentos de la serie es la diferencia cultural entre terrícolas, marcianos y belters, los habitantes de los asteroides y los planetas exteriores. Uno de los peligros de la ciencia ficción cuya sociología se basa en la existencia de facciones es el de caer en la caricatura reduccionista. Y en The Expanse hay toda clase de referencias, visuales o de diálogos, que nos permiten situar a cada personaje en su cultura de origen, pero mostrando al mismo tiempo que, dentro de cada cultura, puede haber formas muy diferentes de ver las cosas. Las facciones, en realidad, no son tan distintas entre sí como creen serlo. Por lo demás, la visión que The Expanse tiene sobre la humanidad es muy parecida a la de Battlestar Galactica: desencantada, por no decir misántropa. En The Expanse, como en Battlestar Galactica, la humanidad es básicamente una mierda. Son los ideales de unos pocos héroes y los empeños de unos pocos visionarios los factores que permiten que se produzcan avances. Y, ¿qué ocurre con los alienígenas? Pues espere sentado/a: después de cuatro temporadas y media, la cuestión alienígena sigue sin ser respondida. Lo cual, por cierto, es una buena idea, pues ayuda a que termine habiendo una aureola de misterio ancestral en torno a ese asunto.

Existen nueve libros de The Expanse; la serie ha adaptado, más o menos, uno por temporada. Como decía, ahora se está emitiendo la quinta y Amazon ya anunciado que habrá una sexta. No se sabe con seguridad si la serie tendrá futuro a partir de ahí pero, dados los precedentes, llegar a seis entregas ya es algo que celebrar. The Expanse es ciencia ficción seria que ha esquivado los dos principales males que afectan a algunas otras series que también aspiran a ser ciencia ficción seria ambientada en el espacio: primero, el dejar que el concepto se coma al argumento (por ejemplo, haciendo que los personajes se comporten no como seres independientes sino como meros mecanismos de transmisión de las ideas del guion; una vez más te miro a ti, Raised by Wolves). Y segundo, la pretenciosidad y el abuso de simbolismos. The Expanse tiene su faceta lírica, poética y hasta metafísica, pero la encapsula en los momentos indicados, y no deja que todo acabe pareciendo una especie de ejercicio de poesía visual. La poesía visual y la naturaleza metafórica pueden funcionar muy bien como esencia fundamental de una película, pero eso resultaría excesivo en una serie, que necesita diluir esos elementos en una narración dramática más convencional.

En The Expanse, la suma de los aciertos supera con mucho las carencias o los errores, y cada temporada ha ido ofreciendo nuevas perspectivas del universo donde todo transcurre. Hay demasiadas cosas buenas como para perdérselas por culpa del único inconveniente: el titubeante inicio. Dudo que haya algún aficionado a la ciencia ficción clásica que no se vaya a convertir en fan después de haber visto la segunda temporada. A la Rocinante cuesta subir, pero, una vez arriba, ya no va a querer bajarse.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

53 Comentarios

  1. Le daré una oportunidad, porque soy de los que vio la primera temporada y se bajó al no apreciar nada significativo.

  2. Que maravilla The Expanse, soy lector de los libros y me lleve una desilusión terrible cuando vi que la cancelaban. Por favor, no dejéis de seguir la recomendación del autor si sois fans de la hard scifi os encantaran los detalles sobre inercias, ciencia y zero g. Si no lo sois os encantará el argumento y el aspecto visual.

    Empezad y no miréis atrás como la tripulación de la Roci

  3. Muy acertada la crítica. Hace poco leí una estadounidense – pagada por Amazon, supongo – en la que se ponía por las nubes la cuarta temporada diciendo cosas tales como que “la calidad de la serie se recuperaba tras el bajón de la segunda y tercera temporadas”. Y yo flipando: ¡pero si esas dos son las mejores de toda la serie!

    En mi opinión, la cuarta, siendo buena, no alcanza las extraordinarias cotas de aventura, emoción, profundidad e incluso trascendencia de las anteriores. También es cierto que la cuarta novela me pareció la menos interesante de las seis que he leído, así que era de esperar que su adaptación me gustase menos.

    En fin, aún queda – como mínimo- una temporada y media por disfrutar. Tengo curiosidad por ver cómo resuelven la salida forzosa de Cas Anvar tras los desagradables hechos que le imputan. Es curioso: su interpretación hace que su personaje sea bastante agradable. Pero ya lo dijo Shakespeare: “Un hombre puede sonreír y sonreír, y ser un villano”. Feliz 2021.

  4. De acuerdo con todo lo que dijo. Es la mejor serie de ciencia ficción lejos. Y algo que se le pasó tal vez, el tema del primer contacto extraterrestre.

  5. A mi me encanta expanse. Concuerdo con esos detalles que menciona el artículo, trayectorias curvas, naves en reversa para frenar, el efecto de la gravedad (o falta de ella). Expanse es grandiosa pero no tiene ese soporte tipo Star Trek para masificarse, aunque tiene todas las posibilidades para lograrlo.

  6. La definición casi perfecta, sólo le ha faltado comentar la sintonía, que para mí es de 11 sobre 10!

  7. Muy de acuerdo en todo. Serie imprescindible para los amantes de la ciencia ficción. Empieza bien, algo lenta (como The Wire, hay que cogerle el tranquillo), y mejora muchísimo. A los que en su día tuvimos la idea de estudiar físicas el tratamiento científico nos parece impresionante, de lo mejor visto en ciencia ficción y manteniendo en paralelo una buena historia. Además acierta enormemente en su adaptación televisiva al adelantar cosas del segundo libro a la primera temporada, para dar la dimensión geopolítica al argumento desde el principio. La serie deja muchos cabos abiertos, tanto que da para un “universo the expanse”, esto es, aún podría agarrar las “novellas” laterales y ampliar la serie con episodios secundarios. Los actores están realmente bien, y eso que hay variaciones perfectamente justificadas en un guión brillante: Dominique Tipper no es tan alta como la Naomi Nagata de ficción, pero qué más da, y hay personajes cambiados de género o unificados. La quinta temporada, por lo que intuyo, combinando también novelas en paralelo. Espero impaciente a seguir con la serie y a ver cómo llegan hasta el final de las novelas (y eso que todavía nos falta la última), y si llegamos a ver esa parte de las novelas inspirada en Esparta (sin destripar nada del argumento).

  8. El artículo es un resumen de lo que pienso. Tengo 55 años y soy fan de ciencia ficción desde joven, y he visto de todo… Sinceramente esta serie esta a la altura de la mejores películas del género. Quiero hacer un guiño a la banda sonora inicial, me gusta muchísimo. Y por supuesto solo se que cuando termino la tercera temporada ya sabía que había visto el mejor guión de ciencia ficción en mi historia particular. Es genial y espero sea de culto en un futuro próximo

  9. Es mi serie favorita y lejos la mejor con efectos espectaculares y un guión insuperable a demás con una historia atrapante y excelentes papeles la he recomendado a mis amigos

  10. La mejor serie que he visto desde hace tiempo. Y una de las mejores series de libros. He leído que la serie la cancelan con la sexta temporada (¿donde hay que firmar para impedirlo?). Me preocupa un cierre abrupto y que la serie adelante a los libros. Ya vimos lo que pasó cuando Juego de Tronos adelantó a Canción de Fuego y Hielo…..

    • Hacen bien en acabar la serie con la 6ª temporada porque del 6º al 7º libro hay un salto temporal de 30 años y sería más complicado adaptarlo buscando actores de más edad (no quedaría tan bien maquillar a los actores/actrices actuales).

      Creo que como punto positivo tienen tiempo para escribir un guion bien pensando para darnos un buen final (de hecho en la 5ª temporada ya ocurren hechos importantes que no suceden en los libros y está quedando genial).

  11. Me he leído tú exposición y es impresionante; después de leer y ver la 1ª, voy a verla de nuevo y seguir. Gracias.

  12. No hemos visto la misma serie. La trama de fondo es interesante, pero las actuaciones y las subtramas son lamentables, planas, infantiles. Si esto es ciencia ficción hard no me quiero imaginar cómo es la soft.

    • Sin estar de muy de acuerdo con el comentario, lo de “hard” y “soft” en la ciencia ficción se refiere únicamente a lo científicamente correctas que son las ideas tecnológicas y científicas que se ven en ella, no a la calidad del drama.

  13. Coincido en varios e
    Aspectos. Para mí la mejor serie de ciencia ficción en años. Espero la tome otra cadena y le de continuidad.
    Dato de color:
    Para los que les gustan los juegos ARPG, jueguen Mass Effect 1, 2 y 3. La historia tiene muchas similitudes 😉👍🏽

  14. Casi lloro con el nombre del artículo! Creí la iban a cancelar. Esta serie es simplemente excelente.

  15. Mejor critica que esta no hay, es una excelente serie al igual que galáctica,atinados sus comentarios y bien por amazon.

  16. Excelente artículo y a mi me pasó exactamente lo que comentas, la primera temporada la termine casi por inercia pero me quedé intrigado con el final por lo que seguí con la segunda temporada y es lo mejor que pude haber hecho… Magnífica serie.

  17. Que raro que nadie lo mencione: lo peor sin duda en Steven Strait, que actor tan malo. Por lo demás, todo de acuerdo.

    • Puede que tenga Vd. razón. El actor es más bien flojo, pero demos gracias a él como productor. Curiosamente Wes Chatham/Amos Burton y Cas Anvar/Alex Kamal le dan una dimensión a su personaje que difícilmente tienen en el libro. Y los dos personajes femeninos de Shohreh Aghdashloo/Chrisjen Avasarala y Cara Gee/Camina Drummer son impresionantes.
      Otra cosa positiva que alguien apuntaba antes: la carátula de entrada es fantástica, tanto la música como el diseño gráfico, y más viendo como cambia en cada temporada, con detalles sutiles como las auroras en Marte.

      • Cara Gee y Frankie Adams son dos enormes descubrimientos. Tanto Camina Drummer como Bobbi Draper son dos personajes femeninos muy potentes.

    • Difiero totalmente con este comentario. Considero que la actuación de Steven Strait si bien no podría catalogarse como ganadora de Emmy si le da la característica esperada al personaje.
      Además que juega con el aspecto distraído que sorprende con su acertada respuesta y acciones para matizar en la sensibilidad mostrada en ocasiones. No lo consideraría una mala actuación.

    • Jim Holden me recuerda muchísimos a Jon Snow, en carácter y personalidad, y en la cara de bobo que tienen ambos, de no enterarse de nada

  18. Es maravillosa, una delicia para cualquier amante de la Ciencia-Ficción, me sorprende leer comentarios negativos. Me parece que se merece mucho más. Un artículo estupendo, Gracias.

  19. Algo que me llamó la atención cuando empecé a ver The Expanse es la similitud de la Rocinante y su tripulación con la Serenity de Firefly de Josh Whedon. Naomi – Zoë como segunda al mando, la que con una actitud más “adulta” que el resto sirve de equilibrio al equipo. Amos – Jayne como el mecánico de la nave, con una infancia complicada que le ha convertido en un tipo duro pero que esconde un gran corazón y que es el perfecto hombre de apoyo experto con las armas. Kamal – Wash, como el fiel piloto experto. Es verdad que el protagonista principal, el capitán de la nave, es diferente. Mal Reynolds en la Serenity es el clásico “fucker” que puedes encontrarte de protagonista en Banshee o The Preacher, el cowboy duro con corazón de oro, el que maneja los puños y el sarcasmo como nadie (los estadounidenses hacen del uso de lo mordaz y los comentarios irónicos su segunda lengua, una forma superior de expresar inteligencia y comicidad), mientras que James Holden es… John Snow en el espacio. Y claro, al final los secundarios se lo comen con patatas. Supongo que no dejan de ser personajes arquetipos, pero funcionan bien y a los que nos gustó Firefly, incluso con esa estética kitsch que provocó la falta de presupuesto y hace que parezca hecha 20 años antes, creo que The Expanse toma su relevo en la sci-fi de una manera mucho más madura y evolucionada. Ójala sigan así durante más temporadas, porque es una serie realmente entretenida.

    Y una opinión personal sobre Battlestar Galactica (Reimaginada, la segunda serie, se puede ver en Amazon Prime). Entiendo que sea una serie de culto para algunos, aunque no lo entiendo si no es sólo como un ejercicio de nostalgia. Para los que nacimos en los ochenta y fuimos adolescentes en los noventa, series como El coche fantástico (Knight Rider) o Los vigilantes de la playa (Baywatch) pueden ser series de culto y no por ello las hace buenas. Y a Battlestar Galactica le pasa lo mismo. Sobrevalorada como ninguna. Si tienes granos en la cara posiblemente te mole ver a una explosiva Tricia Helfer insinuándose al doctor Baltar, pero en cuanto maduras un poco la musiquita que usan repetitivamente hasta la náusea cada vez que aparece la cylon en pantalla empieza a ser enervante y no ayuda que el resto de personajes no puedan estar más estereotipados. Eso sí, todo muy del gusto de la “generación Netflix”. Público objetivo de la práctica totalidad de sus producciones: Adolescentes (eternos). Con las bendiciones de las Hermanas Ursulinas. Una recomendación final: si ya has madurado mentalmente, empieza a ver las series de HBO.

    • Si naciste en los ochenta y fuiste adolescente en los noventa no puedes ser mucho más joven que yo, pero quizá viste antes Battlestar Galactica y te pilló demasiado joven. Dale otra oportunidad. No diré que es la octava maravilla del mundo, pero compararla con “los vigilantes de la playa” o “el coche fantástico” es una sobrada propia de adolescentes con granos en la cara que tira por tierra lo que parecía un comentario moderamente objetivo e interesante. ;)

      Ciertamente hay paralelismos entre los personajes de la Rocinante y parte de la tripulación de la Firefly – Wes Chatham incluso se parece físicamente a Adam Baldwin – y no sé hasta qué punto eso habrá sido un homenaje deliberado, o una inspiración, para los autores de la saga de libros.

    • No me gusta escribir comentarios, pero haré una excepción; Battlestar Galactica, te podrá gustar más o menos, o nada, pero hacer una crítica sobre ella y quedarte en el culito de la rubia es no tener ni idea de que va la serie.

      La serie habla de política, de religión, de hermandad, de socialización, de traición, de lealtad, de amor, de justicia, de compromiso… de terrorismo, de lucha de clases, del populismo, de la dictaduras, de la guerra… y un largo etc… toca un montón de temas de manera subyacente y magistral y te quedas con el culito de una cylon, el problema no lo tiene el adolescente con granos…

      Repito, que te podrá no gustar nada y que nada te diga, pero pretender decir a los demás que solo la vemos por el culito de una chica, es un insulto a la inteligencia.

      • Acabo de terminar de ver Battlestar galáctica y coincido en todo lo que has comentado. Es sorprendente. Si bien hay tramos de la serie que resultan, a mi gusto, un poco tediosos y soporiferos, no puedo dejar de resaltar la complejidad de la trama y los personajes. Ocurre de todo en todo momento, dejando al desnudo las miserias del ser humano y la pulsion entre sobrevivir o actuar como el escorpión para desaparecer del universo. Párrafo aparte la factura técnica teniendo en cuenta que tiene 10 años o más… Magnífica. Ahora voy por Expanse que definitivamente me encanta.

    • Sí, vi Battlestar Galactica por cable hace muchísimo tiempo y por lo que sea no me ha quedado grabada en la memoria como la gran serie que posiblemente es. No puede ser casual que tenga tan buenas críticas y que también, por lo que veo, se la considere como una de las mejores series que se hayan hecho, así que la volveré a ver y es posible que cambie de opinión acerca de ella dado que me gusta mucho la temática sci-fi. Tampoco no era mi intención de ponerla a la altura de El coche fantástico o Los vigilantes de la playa, sólo era un intento de comparación con series de aquella época – bien es cierto que BG es algo posterior, y que tenía el recuerdo de que era una serie de aventuras en las que el argumento no era realmente lo importante. Por lo que decís ambos no es así, que tiene más chicha de lo que recordaba. El momento vital en que se ha visto una serie cambia mucho la percepción que se tiene de ella. Me disculpo. No era mi intención ofender a nadie con el comentario. Un saludo.

      • Así es. Recuerdo ir al cine a ver “Uno de los nuestros” (“Goodfellas”) por la tarde después de un examen parcial en la carrera. Allí estaba media clase. La película apenas me dijo nada, salí y comenté “pues no me ha gustado”. Mis compañeros reaccionaban sorprendidos. Años después la volví a ver, y aún me pregunto qué me pasó aquella tarde, por qué el plano-secuencia del Copa no me dijo nada, o todo lo demás que hay inolvidable en esa película. El momento vital o incluso el humor del día.
        The Expanse empezó como una serie que uno ve mientras hace otra cosa (planchar en mi caso), y al poco tuve que tirar el freno de mano y decir “eh, chaval, que esto requiere plena concentración”; ahora requiere pantalla grande, rebobinar, etc. Por ejemplo, la escena inicial de la 3a temporada, impresionante resumen de la situación, con una cámara saltando a una velocidad superior a la de la luz entre planeta y planeta mientras la voz en off de distintos informativos nos dice qué ocurre (cine del grande, similar a la escena inicial de “El amanecer del planeta de los simios”, tan actual ahora).

    • Bueno, para ochentera, la serie “V” (la primera miniserie, solo de unas 3 horas, no lo que estiraron después). De enorme impacto, con guión original basado en la novela de Sinclair Lewis de 1935 (“It can`t happen here”), yo aún recuerdo la escena de Diana cuando se revela su verdadera naturaleza. No la he vuelto a ver, pero aquello no se me olvida.
      Habría que volverla a ver hoy, a ver como ha envejecido y si se queda en un entretenimiento infantil o tiene capas más profundas que no vi con catorce años de edad.

  20. Que susto, en Netflix siguen con la serie, acaban de estrenar el episodio 6 te la 5ª temporada, si me la llegan a quitar, me borro automáticamente de Netflix, me tiene absorbido, enganchado, no es buena, es excelente, una maravilla, la trama, los personajes, y sobre todo los FX y attrezzo, los aparatos que llevan, las armas, que disparan balas, no laser, a los personajes les pillas cariño por muy bestias que sean, se ven trazis de Alien, Terminator, Star Wars, Startrek, Bladrunner, aderezado con investigación policial, venganzas, traiciones, resumiendo, una maravilla

  21. No soy un gran lector de ciencia ficción, y cuando la leo siempre busco la que contenga los temas más filosóficos y metafísicos, es decir no le doy mucha importancia al rigor científico. También he de decir que flipé con las sagas de Hyperion y Dune. Dicho esto, os pregunto si me recomiendan empezar a leer la saga en la cual está basada la serie.

  22. Debido a que siempre he encontrado los escritos de Emilio interesantes, dignos de leer, y fan de la ciencia ficción, decidí darle una oportunidad a esta serie para mi desconocida. Con tan solo dos capítulos vistos, puedo decir que he quedado enganchado, la veré completa…

  23. Una de las mejores series… La sigo desde que estaba en Netflix y ahora adquirí Amazon prime únicamente por The Expanse, no se como esta serie puede tener baja sintonia, a mi personalmente me pego desde el tercer capitulo de la primera temporada desde ese día la disfruto… Ya actualmente en su quinta temporada estoy ancioso de ver el séptimo capitulo. Una obra de arte la serie le doy un 10 de 10…

  24. Estoy de acuerdo con prácticamente todo, pero…

    ¡¿Amos un marine máquina de matar?¡

    Precisamente parte del interés del personaje es no recurrir al pasado militar (que Holden y Alex sí tienen) para explicar que es como es.

    Su vertiente violenta nada tiene que ver con unos antecedentes militares que no tiene, si no con un trasfondo mucho más profundo que de hecho se está viendo en esta quinta temporada.

    Por eso, junto a Miller (aunque este por otras razones), es mi favorito. No es el típico matón habitual al que recurren otras obras para conseguir al bruto del grupo.

    En cuanto a la finalización de la serie, mejor así que exprimirla en temporadas interminables que irían cuesta abajo.

    Un saludo a todos.

  25. Una MARAVILLA.
    No solo los aspectos visuales, la fuerza de los personajes, el desarrollo de la trama…es una serie imprescindible que, me atrevería a decir, llama a las puertas de nuestra conciencia. El último capítulo de la primera temporada, cuando Miller
    encuentra a Judi, es una de las escenas de amor más sublimes que he sentido en una pantalla. 10

  26. la amo es la mejor serie del espacio…… porkeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee me kiero morir…

    ke verguenza….. love rocinante…………………..

  27. Pues me pasa al contrario que al autor del artículo: a mí la temporada que más me me gusta es la primera o primera y mitad de la segunda. Ese quinto episodio de la segunda temporada y toda la trama de la protomolécula me parece un deus ex machina que podría haberse evitado. Tampoco tan malo como para dejar de verla, pero perdí algo de interés. El caso es que en las nuevas temporadas no insisten mucho con el tema y lo prefiero.

  28. Es de las mejores series de ciencia ficción jamás echas… En Amazon Prime están las primeras 4 temporadas completas y la 5 estan sacando un capítulo semanal…. Si pueden vean la… Que despues de la 5 temporada harán 1 más y terminará la serie.

    Es más que recomendable

  29. Que verdad más grande. Había tiempo que reclamaba una serie del espacio así. A mí la primera temporada sí que me gustó tanto como la segunda. La cuarta ha sido la peor, pero a diferencia de juegos de tronos, la seguiré viendo si o si.
    Y estoy de acuerdo, Raised by the wolves empezó muy bien, pero el final es un truño impresionante.

  30. Si se puede comparar a otra serie, ha de ser a la madre de la cifi “moderna”, Babylon 5. Expanse tiene poco de BSG, si acaso lo flojo de una cuarta temporada como pasó en BSG con la tercera. En cuanto a alcance, a amplitud del universo en que se desarrolla, incluso cómo lo cuenta a lo largo de varias temporadas, ese famoso arco narrativo que luego se hizo tan popular, es a B5 donde hay que mirar

  31. Una serie para olvidar. Efectos especiales y poco más. La primera temporada se salva. La segunda no es ciencia-ficción. Es idiotez para una generación troquelada por la basura Whedonesque de Buffy y otras mierdas. Un planeta no desaparece del radar. Tampoco se convierte en un organismo vivo. Ni acelera su velocidad o cambia de órbita por las buenas.
    Aquellos que os gusten cosas así, estáis muy cerca de convertiros a algún culto religioso, si es que no estáis metidos ya en uno.
    Yo los nominaría a los premios Razzie, a la peor serie de ciencia-ficción conocida y el peor actor (¿Steven Strait es un actor? ¿Actúa?) Una pena que el veteranazo Thomas Jane, actor como la copa de un pino, firmara para este bodrio. Aunque, eso sí, como es también un vago de siete suelas en esta oportunidad se deja llevar por Korben Dallas, el papel construido por Bruce Willis para el “Quinto Elemento”.
    Eso sí, el elenco de la nave muy multicultural, algo a tono con la página esta.
    Imprescindiblemente prescindible.

    • Es tu respetable (y no compartida opinión).
      Solo un detalle: Cuando afirmas que los planetas no desaparecen, ni se convierten ni no sé qué más. Es posible que sea así en el mundo real, pero repasa la definición de ficción que acompaña a ciencia en el género de esta serie: https://dle.rae.es/?w=ficci%C3%B3n

  32. Yo estoy disfrutando la serie A PESAR de las lamentables actuaciones.
    No sé si no había pasta o simplemente la dirección de casting es tan lamentable como los actores.

  33. El mejor artículo que he leído, resume de manera magistral lo que pienso de esta serie. He visto una cantidad increible de series en mi vida y debo decir que THE EXPANSE es por mucho mi favorita. Me he visto la serie ya no se cuantas veces porque perdí la cuenta, y cada vez que la veo sigo sorprendida de todo lo que nos llega a presentar y el nivel de detalle en general. Aunque nos llegue este año la ultima temporada, sin duda seguirá siendo una de las mejores series de todos los tiempos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.