Cine y TV Estrenos

‘Tros’ (‘Tierras’): de crimen y raíces

Portada 2
Tros (Tierras). Imagen: Alfa Pictures.

En 2017, el prolífico escritor y periodista Rafael Vallbona presentó Tros, una novela distinguida con el XXV Premio Ferran Canyameres, el galardón más antiguo centrado en la novela negra, policiaca, de intriga o misterio escrita en catalán. Tros confeccionaba en sus páginas el relato de un crimen y una huida, una historia que fue comparada en su tono y regusto con A sangre fría de Truman Capote, con la obra de Cormac McCarthy y con los áridos wéterns del cine de John Ford. Pero Tros no se desarrollaba en lo profundo de Kansas, ni en un futuro postapocalíptico, ni en ese lejano oeste que ha sido idealizado por el séptimo arte, sino en un escenario mucho más cercano y reconocible para nosotros: un pequeño pueblo vaciado, un puñado de casas ubicadas en medio de la nada, entre terrenos de secano, donde residía una población envejecida. Un emplazamiento que, en el fondo, sí que tiene algo de tierra de vaqueros indómitos y de páramo apocalíptico. La pluma de Vallbona se encargó de sembrar la sangre fría, y el crimen, sobre aquellos campos áridos para construir su novela. Una ficción que, como su propio autor aclaraba, reflejaba a una generación de padres e hijos que habían crecido basando su relación más en los silencios que en las palabras. En 2021, Pau Calpe, quien hasta entonces había ejercido como productor cinematográfico, se aventuró a colocarse tras una cámara para trasladar a la gran pantalla, gracias a un guion firmado por Marta Grau, aquella novela que transcurría por senderos, dominados por los silencios, donde nunca ocurría nada.

Tros (Tierras), la película, se abre con secuencias de paisajes rurales solitarios, envueltos en una hermosa partitura compuesta por Bernat Vivancos y entonada por la voz de Núria Rial. Campiñas serenas donde la monotonía se ve interrumpida de repente por el paso quejumbroso de un tractor. El vehículo pertenece a Joan (Pep Cruz) un payés viudo y huraño que recorre los campos lamentándose por el abandono del lugar. Joan reside en Alcastrer, una pequeña aldea ficticia ubicada en la comarca de Segrià, Lleida, habitada por menos de un centenar de personas, envuelta en una niebla eterna y olvidada por el mundo moderno.

En su hogar, y tras la muerte de su esposa, se presenta Pepe (Roger Casamajor), su hijo, un hombre que abandonó la villa tiempo atrás para emprender una nueva vida en Barcelona. Pero también una persona que se ha visto obligada a volver a sus orígenes de manera forzada, escapando de un asunto turbio en la ciudad condal por el que está siendo perseguido. La convivencia entre ambos personajes resulta áspera y tensa, alimentada por el desprecio del hijo por su propio progenitor, y también por el rencor de aquel padre granjero que vio cómo, tiempo atrás, su descendencia decidía abandonar para siempre unas tierras que para él lo habían significado todo. Mientras conviven bajo el mismo techo, y tras encontrar a un saqueador invadiendo sus terrenos, Joan decide unirse a un grupo local de granjeros que realizan patrullas nocturnas por las masías. Una comitiva de vigilancia que actúa al margen del cuerpo policial de los Mossos d’Esquadra, para tratar de hacer frente a la preocupante ola de robos que están siendo cometidos por los alrededores. Pepe, consciente de que la cabeza de su padre comienza a fallar, decide acompañar a Joan en su primera ronda para evitar males mayores. Durante la guardia, ambos descubren a un ladrón y, tras un fatídico enfrentamiento, se ven obligados a escapar a través de unas tierras que están acostumbradas a ver huir a sus gentes.

Tros
Tros (Tierras). Imagen: Alfa Pictures.

Explicaba Calpe que, como productor, su trabajo hasta ahora había consistido en asignar los directores que consideraba más adecuados a las narraciones en las que intuía potencial. Pero que en el caso de Tros (Tierras) su conocimiento del mundo rural, la reimaginación del relato criminal clásico, y su interés por la relación entre aquel padre y aquel hijo trazados por Vallbona, le animaron a dirigir personalmente la historia. El resultado es una ópera prima en forma de huida desesperada, una historia que a pesar de tener espíritu de novela negra subvierte los elementos de la misma: aquí no existe un crimen a resolver, sino uno del cual alejarse, y la policía que participa en la trama no milita en el bando de los buenos, ni tampoco en el de los malos. Pero el mayor acierto de Tros es trasladar el género criminal del que se sabe cómplice hasta un entorno poco común: nuestras villas vaciadas. Esos pueblos en proceso de extinción que en la pantalla están representados por la población de Alcastrer, un reparto fabuloso de secundarios cuyo secreto para resultar impecablemente natural es estar compuesto por actores locales amateurs como Ana Torguet, Annabel Castan, Eduard Muntada, Montserrat Trepat, Xavi Iglesias, Ivan Caelles, Belén Gallego o Ramon Bonvehí. Gracias a ellos brotan las otras grandes virtudes del film de Calpe: el revestir la narración de melancolía por las tradiciones perdidas, convirtiendo la crítica social, el despoblamiento y el abandono de los agricultores, en parte de su tragedia.

La voz de Núria Rial, los campos de olivos, los cultivos de cebada, las carreteras escabrosas y las campiñas secas como testigos, bellos pero al mismo tiempo hoscos, de una fuga incierta. Tros desenvuelve su trama entretejiendo la historia pasada de Pepe con su presente, revelando secretos poco a poco, huyendo a escondidas, y desembocando en un desenlace implacable. Un acto final donde sus protagonistas demuestran que el problema nunca fueron aquellas tierras, sino los terribles secretos enraizados en ellas que ambos ocultan.

Tros (Tierras), estreno en cines: 25 de febrero. Reserva de entradas y consulta de salas disponibles, aquí mismo.

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.