Deportes actualidad

El Barcelona del futuro

stadium 4651642 1280

En el mundo de la filosofía existen diversos pensadores que defienden que la historia es una realidad cíclica, que el avance de la Humanidad siempre presenta patrones que se repiten de forma reiterada. Esta concepción, planteada y defendida por el filósofo Giambattista Vico -napolitano que convivió en la Italia de finales del XVII y principios del XVIII- puede extrapolarse también a otros ámbitos de la vida.

Uno de los casos más paradigmáticos es el del fútbol, donde encontramos diversos procesos con un principio y un final que se vehiculan también de forma reiterada. Y si nos centramos en el caso del FC Barcelona, la ejemplificación es aún más evidente. Johan Cruyff llegó a la disciplina azulgrana en 1973, y en su primera etapa como azulgrana, ofreció una calidad y un despliegue táctico prácticamente inédito en la historia barcelonista del siglo XX. Este proceso marcó un cisma con relación al Barça moderno. El holandés -con su estética y su discurso rompedor- abrió las puertas de par en par a un nuevo Barcelona. Los seguidores quedaron maravillados por esta nueva forma de interpretar el juego; nacía el Cruyffismo. Se priorizaba el balón sobre de la contundencia física, y la experiencia táctica de los jugadores se tenía más en cuenta que su capacidad pulmonar.

Cruyff terminó su primera etapa azulgrana en 1978, finalizando así su relación contractual con el Barça. Su nuevo destino fueron los Estados Unidos de América. Pero lo que parecía una historia con punto final, reanudó su hilo argumental 10 años después. Fue en ese momento cuando el holandés firmó como nuevo entrenador del primer equipo. La idea era la misma: pelota, juego y disciplina táctica. Gracias a este menú sencillo, pero difícil de ejecutar con maestría, el Barça ganó su primera Copa de Europa en 1992. Se sentaron las bases de una filosofía que todavía hoy se mantiene como un elemento prácticamente dogmático.

Pero, como hemos mencionado anteriormente, la historia del Barça presenta un componente cíclico. Y, en los años en los que el club más se ha alejado de esa filosofía, es cuando más frío ha pasado. Prueba de ello son los años de Gaspart, Rosell y Bartomeu, períodos eminentemente oscuros en la dilatada historia culé, y pruebas fehacientes de que el Cruyffismo es el camino.

Actualmente, el club ha recuperado el sendero de Cruyff. Lo ha hecho, de nuevo, bajo la tutela de Joan Laporta, personalidad íntimamente vinculada a la del “holandés volador“. El dirigente está intentando reeditar los éxitos que logró con Guardiola, cuando se configuró lo que se conoce como mejor Barça de la historia. Un equipo de leyenda comandado por Messi, que logró éxitos estelares, como es el caso del ‘sextete’ conseguido en la temporada 2009/2010.

Actualmente, la persona encargada de vehicular los conceptos de Cruyff desde la esfera idílica hasta la praxis es Xavi Hernández. El técnico de Terrassa está siguiendo las directrices más básicas de dicha filosofía, y está sumando dos conceptos a la reactivación blaugrana: buen juego y una apuesta por la Masía.

El Barça siempre ha sido un equipo dominador en España. Simplemente hay que consultar su imponente palmarés y su rol de favorito en la mayoría de encuentros. Para comprobarlo, muchas veces se acude a los pronósticos de sus partidos y en Oddschecker tienes las siguientes casas de apuestas para hacerlo, las cuales ofrecen una vista general sobre el escenario de La Liga. Sus futbolistas también aparecen en las listas de máximos goleadores históricos, los que puedes revisar en portales como Transfermarkt y la resurrección deportiva que está protagonizando seguro que también lo colocará en una situación de privilegio en Europa.

Xavi quiere vehicular su juego a través de una serie de figuras que a continuación desglosaremos. Nombres propios que recuerdan a los Busquets, Messi, Xavi e Iniesta, pero en una nueva era. Jugadores por hacer a la llegada de Guardiola, y que en un contexto propicio se acabaron convirtiendo en figuras reverenciales en la historia del FC Barcelona. 

graffiti 2187849 1280

El primer jugador a seguir es Gavi. El futbolista nacido en Los Palacios se ha convertido en una de las revelaciones de la temporada. Suma en su figura lo mejor de Gattuso y las virtudes de Iniesta. Una creación que parece surgida de un laboratorio de fútbol-ficción; intentando crear la figura deportiva definitiva. El centrocampista domina diversos registros del juego, convirtiéndose en una pieza fija del centro del campo de Xavi. Su renovación se está cociendo a fuego lento, pero todo indica que será un jugador que ocupará el centro del campo del Barça en los próximos tres lustros.

Gavi comparte demarcación en el centro del campo con otro jugador genial: Pedri. El futbolista no ha estado formado en las categorías inferiores del FC Barcelona, pero presenta unas cualidades innatas que le convierten en una pieza ideal para la orquesta catalana. Entiende el juego, los tempos y el posicionamiento. El canario ya ha ganado algunos reconocimientos relevantes pese a su incipiente carrera deportiva, como es el Golden Boy.

En la delantera se encuentra otro jugador especial: Ansu Fati. El atacante culé sufrió una grave lesión la pasada temporada que le mantuvo alejado de los terrenos de juego. Su recuperación se está afrontando con la máxima precaución, pero se espera que el jugador esté ya recuperado a principios del próximo curso. El futbolista cuenta con una de las cualidades más preciadas del mundo del deporte rey: el gol.

Por último, en la defensa se localiza a otro de los faros del equipo: Ronald Araujo. El uruguayo solo vistió la camiseta del Barça B a lo largo de dos temporadas, entre 2018 y 2020, pero su despliegue sobre el césped recuerda al de Carles Puyol. Un central de garantías para brillar también por más de una década. El jugador ya se ha ganado el cariño de todos los aficionados, y su reciente renovación fue celebrada como un título. El motivo principal es que las ofertas de los clubes foráneos eran más altas que las que ofrecía la dirección técnica blaugrana. No hace falta recordar los problemas económicos que está viviendo el Barça, cuya situación en algunos momentos se ha acercado al de la quiebra técnica.

Si los planteamientos que defendía Giambattista Vico encuentran su extensión al fútbol, seguro que la parroquia barcelonista se lo pasará en grande. La evolución es clara: Cruyff, Guardiola, Xavi. El de Terrassa tiene la oportunidad de demostrar de forma pragmática que el Cruyffismo es el camino más corto para llegar a los éxitos. Hasta el momento, los precedentes históricos así lo demuestran. No será sencillo, pero todos los ingredientes de la carta son de primerísima calidad.

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

Un comentario

  1. perzolaga

    Desde mi postura como «abstemio» de fútbol europeo (el americano sí que me tiene enganchado) el artículo me parece más la expresión de un deseo que un análisis racional.
    Me pregunto, entonces, qué me ha llevado a comentarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.