Jot Down Cultural Magazine – Sherlock: no tan elemental, querido Watson

Sherlock: no tan elemental, querido Watson

Publicado por

Es muy inhabitual que me siente a contemplar un programa de televisión así, por las buenas, pero lo cierto es que estuve viendo —con más morbosa curiosidad que con verdadero disfrute o interés— el infinitésimo partido de fútbol anual entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona, encuentro que no dejó nada detrás de sí excepto polémicas de carajillo, de esas que —me temo— no perdurarán en el tiempo como alguna discusión entre Sócrates y Platón. Bueno, la cuestión es que de repente me encontré dándole una oportunidad al largo episodio piloto de la miniserie británica Sherlock, producida por la BBC, que es una adaptación a escenarios y situaciones contemporáneas de las andanzas del famoso detective creado por Arthur Conan Doyle. Y soy consciente de que, dicho así, la idea puede no sonar demasiado atractiva.

No sabía muy bien qué esperar y lo cierto es que mi actitud inicial era más bien poco receptiva, por no decir directamente escéptica. Las modernizaciones de personajes clásicos no me suelen gustar —de hecho, la mayoría de las veces sencillamente no funcionan— y por lo poco que sabía, un Holmes que envía mensajes de móvil o que se pasea por el Londres del siglo XXI recurriendo a la moderna tecnología para resolver sus casos no se me antojaba una ocurrencia demasiado afortunada. Sabía, sí, que la serie había cosechado algunos importantes premios, pero lo de los premios resulta en ocasiones bastante engañoso. Pues bien, incluso con esta mala predisposición y unos minutos iniciales en que —llevado por la inercia del prejuicio, ¡mea culpa!— intentaba convencerme de que no me iba a gustar lo que estaba viendo (y eso que puedo llegar a ser realmente contumaz: ”¿Sherlock Holmes con un móvil? ¡Oh, por el amor de Dios, venga ya, todo esto no tiene ningún sentido!”), al final tuve que rendirme a la evidencia: el primer capítulo de Sherlock fue una auténtica delicia. Un primer gran episodio de lo que se apuntaba como una gran miniserie. Todo aquello ante lo que me mostraba escéptico y que me parecía que podía salir mal, terminó saliendo bien.

La primera buena señal era la aparición del gran Martin Freeman (a quien ya pudimos ver en The Office) encarnando una curiosa versión modernizada del Dr. Watson. Freeman, para quien nunca lo haya visto en acción, es un verdadero as de la interpretación. En The Office su rostro era el barómetro por el que medíamos lo que sucedía a su alrededor, y el tipo se las arreglaba para transmitir lo que su personaje estaba pensando en cada momento con un instantáneo cambio en su expresión. En Sherlock sigue en plena forma, por lo que he podido constatar.

Pero quizá la mayor sorpresa es Benedict Cumberbatch, el actor que encarna al Sherlock Holmes del siglo XXI y que es uno de los más raros —en todos los sentidos de la palabra “raro”— aciertos de casting de los últimos tiempos. Supongo que muchos otros espectadores experimentarán la misma sensación de extrañeza al ver por primera vez a este individuo. Emite una vibración indefinible, como si algo no terminase de encajar: ¿es demasiado joven? ¿Demasiado extravagante? Desde luego hay algo singular en él. Y sin embargo, es precisamente ese mismo halo de extrañeza lo que hace que su elección para interpretar al legendario detective resulte —al final, cuando nos hemos “acostumbrado” a él— totalmente convincente, porque se supone que Holmes debe ser un individuo levemente inquietante, incluso desgradable por momentos. Cumberbatch desprende un aire de “freak” que tira de espaldas, hay algo en su físico que resulta desasosegante, lo cual —unido a un más que notable trabajo de intepretación— termina transformándolo en un perfecto Holmes. Como digo, quizá a algunos espectadores no les guste en un primer instante, pero no tiene por qué gustarles ¡es Sherlock Holmes! En cierto modo, Cumberbatch es como un Peter Cushing en joven… lo cual, para interpretar a Holmes, sólo puede ser bueno.

SHERLOCK

Martin Freeman y benedict Cumberbatch: la extraña pareja.

La adaptación de las tramas al Londres moderno se ha hecho de manera muy hábil, intercalando algunas vistas de la ciudad tal y como es hoy con rincones que desprenden cierto añejo bouquet y muchas secuencias nocturnas, lo que inconscientemente trae a la memoria aquel Londres tenebroso de finales del siglo XIX que todos asociamos con el Holmes original. A la hora de afrontar la inclusión de las nuevas tecnologías en la trama detectivesca se ha optado por hacerlo directamente y sin disimulos, lo cual podría haber constituido un problema pero ha funcionado perfectamente. Sí, vivimos en un mundo con móviles e Internet, así que nos muestran a un Sherlock Holmes que los usa con naturalidad. A fin de cuentas, Holmes sigue siendo Holmes y todavía se fija en detalles como la humedad de un abrigo o el brillo de unos pendientes para obtener información inverosímil sobre los casos que intenta resolver. La tecnología no ha cambiado eso, afortunadamente.

También se han afrontado con humor algunas de las facetas más intrigantes de la personalidad del detective, como su drogadicción —asunto tratado con admirable elegancia—, su posible homosexualidad o asexualidad —a lo que se hace referencia en tono jocoso e igualmente elegante— o una sociopatía e inhumanidad abiertamente reconocidas por el propio Holmes. Por lo demás, aparecen nombres conocidos de los lectores de las aventuras del detective, como el inspector Lestrade o un misterioso Moriarty Aunque en el par de episodios que llevo vistos —en realidad son más como largometrajes— no absolutamente todo es perfecto, la verdad es que esta Sherlock da la impresión de que seguirá mereciendo muy mucho la pena. Desde luego, la visión del primer episodio es algo que recomiendo muy fervorosamente, desde luego me hace lamentar no haberle dado una oportunidad a esta serie antes.

Porque ese episodio piloto, especialmente, fue francamente brillante. Una buena presentación de los personajes, un argumento absorbente y un crescendo en la tensión perfectamente construido a lo largo del largo capítulo. El segundo episodio tuvo un nivel que podríamos calificar de “ligeramente por debajo”, lo cual significa que siguió siendo bueno. Y lo que es más importante: además de resultar muy entretenida, Sherlock engancha porque nos presenta a un Holmes carismático y enigmático que no nos termina de gustar pero del que terminamos queriendo saber más. En cierto sentido este Sherlock Holmes nos recuerda un poco al protagonista de Dexter. No es que realmente se parezcan; allí donde Dexter Morgan es manipulador y sediento de sangre, este Holmes es insoportablemente arrogante y caprichoso hasta lo insufrible, pero ambos están caracterizados por un egoísmo desprovisto de emociones (al menos el Dexter de las primeras temporadas). Curiosamente hay otro paralelismo aún más cercano: el hilarante Sheldon Cooper de The big bang theory. Aunque parezca mentira, la obsesión de este Holmes por la resolución de problemas, su abierto desprecio hacia todo aquel cuyo intelecto considera inferior y su aparente desinterés por las relaciones humanas normales hace que ambos personajes estén abiertamente emparentados por más que sus respectivas series tengan cero puntos en común. Porque, aunque Sherlock no es una serie de humor, no cabe duda de que Benedict Cumberbatch aporta una vis cómica que además se complementa con la ya conocida de Martin Freeman.

En resumen: una miniserie que, en lo poco que llevo visto, me ha sorprendido muy, muy positivamente. Y creo que también puede llegar a sorprender a quien le conceda una oportunidad, aprovechando que se está emitiendo ahora mismo. Es una lograda adaptación que ni arruina los personajes tradicionales por traerlos al presente o por modificarlos al gusto moderno —sólo los más rabiosamente puristas se sentirán inquietos por esto— ni desencantará a quienes prefieran otras adaptaciones televisivas o cinematográficas anteriores, porque esta serie aporta sus propios ingredientes a lo que ya es un plato clásico. Es sólo una nueva manera de cocinar la creación de Conan Doyle, y por lo que llevamos visto, creo que al final tendremos que felicitar al chef. Y quien sencillamente no sepa nada sobre Sherlock Holmes o nunca se haya aproximado al personaje, decir que aquí encontrará una serie de investigaciones criminales protagonizada por un genio antipático, soberbio y francamente borde —lo cual siempre resulta entretenido— en la que no faltan ni acción, ni intrigas, ni rompecabezas que nos mantengan pendientes de lo que sucede. No sé cuánto durará lo bueno, pero por ahora sólo puedo decir una cosa: conviene no perdérsela.

64 comentarios

  1. Le recomiendo que siga viendo esta serie, porque el primer capítulo de la segunda temporada es para sentarse en casa, a oscuras desconectar teléfonos y ordenadores y entregarse por completo…

    • Seguiré escrupulosamente las instrucciones cuando llegue el momento, ¡gracias!

    • Totalmente de acuerdo. El mejor capítulo por ahora es el primero de la segunda, mano a mano con el tercero. Además, recomendaría ver, justo después de ver ese primero de la segunda, la película de “La vida privada de Sherlock Holmes”, de Billy Wilder. Constantes referencias muy bien traidas!

    • Concuerdo al 100%. El primer capítulo de la segunda temporada es G-E-N-I-A-L. Brillante. De lo mejor, si no lo mejor, que he visto en un capítulo de serie en los ultimos años.

  2. El primero de la segunda temporada, deja en pañales cualquier episodio de la primera. He dicho, ea.

  3. Muy bueno, sin duda.
    Me identifico totalmente con lo que aquí escribes, también me mostré escéptico con un Holmes viviendo en nuestros días, pero miraba críticas de gente que la había visto y no paraba de decir lo buena que era así que le di una oportunidad, y valió la pena.
    A día de hoy tengo vistas las dos temporadas (aunque a lo mejor al FBI no le gustaría leer esto) y he de decir que son soberbias, de lo mejorcito que se ha hecho en los últimos años.

  4. Don Emilio, permítame una recomendación (de una adicta a esta serie que ya ha degustado, perdón, devorado la primera y la segunda temporada): no cometa el error de verla doblada, Cumberbatch y Freeman pierden toda la esencia. El otro día en un zapping la vi en A3 y me pareció un sacrilegio ese doblaje.

    Lo bueno dura con esta serie, abróchese el cinturón porque vienen curvas, y de las buenas.

    Boo

  5. Y secundo a Adrián y a Julian… el primer capítulo de la segunda temporada es or-gás-mi-co.

  6. Yo ya he terminado la segunda temporada, y aunque el episodio El sabueso de Baskerville flojea un poco he decir que el final de esta segunda es bastante brillante (no ha decepcionado como Luther), de nuevo otra joya de la BBC y aqui en españa seguimos con aguila roja y cosas como el barco y la fuga, si es que…..

  7. Y, ¿qué me dicen de Moriarty? Deberían darle un par de estatuillas o globos o algo a ese hombre, lo hace bárbaro.

  8. Una auténtica joya, en todos los sentidos.

  9. Otra más para añadir al listado, se me acumulan las series.

  10. Muy de acuerdo con lo de la modernización de personajes clásicos, pero en mi caso las expectativas estaban altísimas. Vi los tres primeros episodios el año pasado y, para mi fortuna, cumplieron con creces. Si hay un país especializado en la adaptación de clásicos es el Reino Unido. Tiene auténticos expertos como Andrew Davies y, el listón está tan alto, que es mucho lo que se juegan. Ya me gustaría a mí que España tuviera una verdadera televisión pública como la BBC.

  11. Sólo he visto el primer capítulo pero coincido con usted. Es paradójico que el Sherlock de Guy Ritchie, que es de época, esté mucho más fuera de lugar que éste moderno de la BBC. Los personajes están muy bien tratados y los guiños continuos al mundo de Sherlock Holmes aportan las necesarias pizcas de felicidad exclusiva.

  12. El primer capítulo de Sherlock es una adaptación del primer libro de Sherlock casi literal, con diálogos exactos y la trama y resolución muy parecidas. De hecho, el episodio se llama “Estudio en rosa” y el libro, “Estudio en escarlata”.
    Leed más, aunque sólo sea para fardar del ebook ese tan chulo que os han regalado los reyes.

  13. Soy una friki total de la serie. Ví la primera temporada en TNT y me enganché. No os la perdáis.

  14. La segunda temporada arranca de manera deslumbrante y termina también con un capitulazo de esos de levantarte y aplaudir. El segundo (El Sabueso de Baskerville) me decepcionó mucho; todos los capítulos tienen momentos de guión completamente inverosímiles, pero en este en concreto se sobrepasaron todos los límites.

    • El segundo capítulo de la segunda temporada es totalmente fiel al espíritu del libro. Esa novela es así, mucho antes de que llegara la fiebre de lo sobrenatural. Sherlock Holmes no es sólo el que recordamos, el que tenemos en la cabeza. Para los que conocen realmente al personaje y su universo, da en el clavo.

  15. Los británicos están pariendo verdaderas maravillas hechas serie. Otra miniserie excelente con primera temporada de tres capítulos : Black Mirror

    No ha habido capítulo que no me haya dejado sin habla.

    • El primero de Black Mirror me dejo con la boca abierta, el segundo me pareció una deslumbrante recreación de un mundo distópico muy cercano al nuestro y el tercer….el tercero, para mi, es lo mejor que he visto en televisión en mucho tiempo, lo pasé tan mal como en una película de Hanecke, me pareció espeluznante

    • Aún no la he visto, pero me la apunto, ¡gracias!

      • Un consejo para quien no las haya visto aun : Ejercer un acto de fe y verlas sin informes previos de las mismas.

  16. Buenas Noches.
    Si les ha parecido buena en español, en ingles es una autentica maravilla.
    Se que aquí doblamos muy bien pero en versión original es espectacular.
    Esto es un ejemplo mas del buen hacer ingles.

  17. Pues cuando veas el primer capítulo de la 2ª temporada alucinarás…
    Me encantó, para mi el mejor, además creo que el más largo de todos.
    Este jueves en TnT el 3º y ultimo de esta temporada.

  18. La primera temporada es buena, pero la segunda es una obra de arte

  19. Descubrí la primera temporada en 2010, la vi en V.O.S.E. y me pareció una maravilla.

    Como muchos aquí me pregunto cómo es posible que en el Reino Unido se produzca ficción de tantos géneros y de tanta calidad mientras en España cualquier género se reduce a “jóvenes con las hormonas alteradas”.

    • También recuperaron la mítica Doctor Who de forma más que saliente. Si bien es cierto que hay más distancia del Holmes de las películas clásicas a esta serie, que del último Doctor Who al contemporaneo.

      Pero es que hicieron una maravilla de serie de ciencia-ficción bien readaptada a los tiempos con toda la mitología del Doctor de entonces, muy muy muy entretenida.

      David Tennant a la altura de Tom Baker, por lo menos.

  20. el mejor es el primero de la segunda temporada

  21. Solo puedo decir, que tienes razón y el detalle que a mi me hizo perder mis prejuicios sobre las readaptaciones, fue que no dijo la famosa, pero falsa “elemental querido watson”, llamadme purista, pero esa frase nunca apareció en ningún libro, y mantener el “elemental” a secas fue para mi el detonador para seguir la serie.

  22. El primer capítulo de la segunda temporada es una obra de arte, no he disfrutado tanto de un capitulo en mucho tiempo.

  23. Pingback: Sherlock: no tan elemental, querido Watson | Cuéntamelo España

  24. Para mí, el tercero de la segunda temporada es el mejor de todos sin duda. Una gran serie en general y un grandísimo episodio en especial.

  25. Inhabitual no existe.

  26. La serie tiene ya un tiempo, tanto que es de julio del 2010.

    En cualquier caso es una serie excepcional.

  27. Una de las mejores series de los últimos años.

  28. Creo que, aunque suene a topicazo, el éxito de la serie se debe a mantener escrupulosamente la esencia de los personajes. Holmes usa el móvil como usaba los anuncios del times, se rie de Scotland Yard y desprecia los escritos de Watson como solía hacer.
    Suavizando un poco su perfil machista y su drogadicción (maravillosos los parches…) ya está actualizado.
    Creo que los fans de los libros tenemos todos los elementos que nos hicieron engancharnos a la primera pareja de colegas (¡¡¡son como los Riggs y Murtaugh del siglos XIX !!!

  29. En mi opinión, creo que un aspecto negativo destacable es la música que hay dentro de la serie. La primera vez que la escuché me dije: hombre, esto suena a Dexter.

    • La música también me sonó a Dexter, pero no creo que sea un aspecto negativo. Es más, la música me animó a continuar con la serie.

  30. Espera a ver la segunda temporada, pues. No podrás esperar un año a que llegue la tercera.
    Excelente entrada.
    Saludos.

  31. La serie es magnífica. Como dice el artículo, los 2 puntos fuertes son la pareja protagonista y la adaptación de las hostorias a los tiempos modernos.

    Yo he visto los 6 capítulos y, bajo mi punto de vista, cada episodio es mejor que el anterior.

    El último capítulo de la segunda temporada es espectacular, mejor que muchas películas.

  32. A mi me costó ponerme también, principalmente por la duración de los episodios, pero una vez empecé no pude parar. Maravillosa a todos los niveles. Y cuando conozcas al villano te encantará, estoy seguro. Es magnífico.

  33. El priemr capítulo de la segunda temporada es directamente PERFECTO.
    La quiímica de los personajes es maravillosa.
    Pero recomiendo sobretodo verla, si es posible, en versión original porque la voz de Benedict Cumberbatch (Sherlock) merece ser escuchada: Es La VOZ.

  34. El listón sube mucho en cada temporada. No quiero ni imaginar como estará en la tercera.

  35. Este Sherlock sigue siendo igual de hostiable porque sigue sin querer saber que la Tierra gira alrededor del Sol.

    Al margen de ese detalle, de que la serie es muy buena y de que el capítulo de Baskerville es por ahora el único mediocre, el último que hay disponible (2×03), el de la Caída, muestra a un Moriarty espectacular. Para mí, por mucho desquicie y genialidad que le hubieran intentando meter con calzador, no ha tenido hasta este último momento, ese cara de antagonista a la altura. No puedes dejar de repetir con asombro y placer: ¡joder, qué cabrón!

  36. Sostengo que lo de las series españolas no es una general falta de talento. Es una absoluta falla en los mecanismos neurológicos que regulan la verguenza ajena.

    Francis Lorenzo!!!

  37. Buen artículo aunque en mi opinión obvía ciertos precedentes televisivos de la serie. El más claro es House. También incluiría sucedaneos más o menos afortunados como el mentalista, el cual toma muchos elementos del Sherlock literario.

    • Es curioso, porque estuve a punto de citar “House” como una pseudo-adaptación reciente y exitosa del personaje de Conan Doyle. Pero Gregory House es una reencarnación libérrima de Holmes, así que no creo que se pueda considerar “House” como un precedente de “Sherlock”. Es una serie anterior en el tiempo, pero eso es todo. No la precede en nada más, diría más bien que ambas beben del mismo precedente, una de forma más encubierta y la otra de manera más abierta y fiel.

  38. Don Emilio, ya que trabaja para ustedes, pregúntele al gran Enric González que piensa del Sherlock House.

  39. Dice el refranero popular que lo bueno viene siempre en frasco pequeño, y en esta obra de arte en forma de serie esto se cumple a la perfección, pues de momento solo cuenta con dos temporadas de tres capítulos cada una de ellas. Y me pregunto, ¿es oficial que vaya a haber nueva temporada?

  40. Probablemente, hasta ahora (dos temporadas de tres episodios) el episodio más flojo, sin ser tampoco malo, es el de “The Hounds of Baskerville”.

    Sin embargo, ese episodio tiene un guiño cojonudo a otra muy buena serie británica “Being Human”. El actor que es objeto de la investigación en ese episodio de Sherlock, es el actor que interpreta a un hombre lobo en la citada serie.

  41. Ya me vi las dos temporadas completitas en su idioma original así como el piloto que no vio luz, dura menos de una hora y sí hay diferencia respecto al Holmes que conocemos de la serie al completo pues a mi me parece es un poco humano, solo un poquito, pero igual es un capítulo genial.
    Benedict Cumberbatch se pasa interpretando a Sherlock Holmes. Y sí, al principio es como ‘qué rayos?’ pero en seguida sabes que él calza perfecto para interpretar a ese personaje, tiene una calidad tremenda (deberían ver Stuart, a life backwards) y Freeman como Watson es increíble. Me encanta Mycroft y la Sra. Hudson.
    Y concuerdo con ustedes que A Scandal in Belgravia es un capítulo para aplaudir, Lara Pulver como Irene Adler es espléndida. Y The Reinchebach Fall me dejó pidiendo por más… Moriarty es genial, su locura, su obsesión, es tremenda.
    Me enamoré de esta serie y así está bien, de cortas temporadas (ya estoy hasta el copete de series larguísimas que rodean la presa sin saber qué hacer con ella) así que I AM SHERLOCKED.
    Ahora esperar casi un año por la tercera temporada.

  42. Coincido en absolutamente todo con lo que has mencionado. He leído las obras originales de Sherlock Holmes, y cuando me enteré de la idea de una serie moderna, reconozco que al principio no me atrajo.
    Pero sinceramente, he acabado absolutamente enganchada. Me han encantado TODOS los capítulos, algunos más, algunos menos, pero de 9 para arriba (sobre 10), cosa que no es algo que suela decir de una serie.

    Para quien haya disfrutado como yo, ¡que sepa que hay una tercera temporada que saldrá en 2013!

  43. Me encanta!
    Yo al principio tenía el mismo tipo de dudas, no me convencía que fuera una adaptación moderna. Y algo mucho más grande: ODIO A STEVE MOFFAT jaja
    Ese señor, en lo que a mí respecta, arruinó Doctor Who, serie que amo. Y tenía miedo de que arruinara también a uno de mis personajes favoritos -aka Sherlock.
    Pero le di una oportunidad y me alegra haberlo hecho ya que es simplemente brillante. Me encanta, sobretodo la segunda temporada.

  44. Leo al principio “infinitésimo” partido de fútbol ….

    En Matemáticas un “infinitésimo” es una función que tiende a 0 en un punto, por tanto, sería algo opuesto a lo que quieres expresar, Emilio. Cambia “infinitésimo” por “enésimo”, que es más adecuado

    Saludos

  45. Siguiendo la estela de lo comentado previamente.
    El primer capítulo de la segunda temporada se ha convertido, quizá en mi episodio favorito ever.

    Brutal!

  46. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Elementary

  47. Pingback: Duda Hache – Elementary (series de Tv)

  48. ¿Habrá tomado nota Guy Ritchie para sus próximas 3 ó 4 seudoadaptaciones de Sherlock Holmes?

  49. Pingback: ¿Qué es lo mejor que Escocia ha dado al mundo?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies