Ettore Messina: “Con la crisis he descubierto que sois como los italianos”

Publicado por

Me voy de La Tavernetta y, caminando por el parque París, recién terminada la entrevista con Ettore Messina, no puedo evitar pensar en Nanni Moretti en Aprile. Ese tipo progresista que observa a Massimo D’Alema (dirigente político italiano) en un debate televisivo y, descorazonado, le grita: Di una cosa de izquierdas, D’Alema, di una cosa de izquierdas… Di una cosa, D’Alema, al menos di una cosa”. Messina se parece a Nanni Moretti. Un italiano que será siempre minoría: vive en una oposición a Berlusconi casi más vital que política; analiza el mundo que lo rodea con una incomprensión melancólica, con un pesimismo argumentado; habla bajo y va sembrando la entrevista de silencios expresivos, para degustar un recuerdo, una ironía o el aroma de la pasta; tiene un notable pronto y se coge enfados mefistofélicos; un vestir de burgués capitalino; todos saben que rebosa talento, pero mientras unos critican su ego, para tantos otros es un referente ético. El Nanni Moretti del baloncesto.

El mundo se para cuando le ponen delante un plato de busiati con berenjenas y pez espada y un vermentino blanco. Siciliano de nacimiento, como este plato de pasta; sardo por vocación como este vino. ¿Y el baloncesto? Ah, sí, el baloncesto. Acaba de volver de Los Ángeles, donde nunca ha ido a restaurantes italianos, y parece un adolescente reenamorado del baloncesto. Ha dejado atrás la amargura de su salida del Madrid. Dio un portazo siciliano que le cuesta abrir, aunque nos deje entrar por una pequeña ranura.

Recuerdo una frase tuya hace dos años: “España tiene el sentido ético que falta en Italia”.

[Interrumpe en cuanto oye su frase, como si ya no le perteneciera] Y ahora he descubierto que no era verdad. Cuando llegué aquí, me encontré un país donde la gente era correcta, Berlusconi no existía, no había tantos líos, los transportes funcionaban, si dejabas el coche mal colocado llegaba una grúa y se lo llevaba, había seguridad por la calle, los debates en el Parlamento eran vivos pero respetuosos… Me parecisteis un país que funcionaba. Y luego descubres que ese ayuntamiento roba, que ese otro también, que había tramas de corrupción por todos los lados, que los bancos especulan y hacen lo que no tenían que hacer, hasta vuestro Rey intenta parecerse a Berlusconi —con todo mi respeto hacia la Corona— … Y dices: éstos son como nosotros. No somos los raros de la película sólo nosotros.

Acabas de volver de Estados Unidos, tras una primera temporada como entrenador asistente en los Lakers. ¿Qué sensación te ha dejado como país?

Lo que más me ha llamado la atención de Estados Unidos es que eres libre de ser y comportarte como quieras mientras que respetes un marco de reglas comunes. Luego ellos tienen otro tipo de problemas, por ejemplo el sistema sanitario. Es un país donde vivir puede llegar a ser cruel, pero hay un verdadero respeto: nadie te juzga por cómo te vistes, qué dices o qué piensas.

¿Cómo has vivido el pasar de ser un referente en Europa a volver a ser un asistente en los Lakers?

Me ha hecho volver atrás 23 años, cuando era entrenador asistente. He vuelto a empezar desde cero. Aunque tenía mi buena carrera europea, yo allí era sólo un asistente más. Tenía que instaurar una relación con los jugadores, con el resto de técnicos, que no me conocían. Cosas tan normales como el primer día que he tenido que explicar un ejercicio al equipo, o el primer día en que tuve una sesión de vídeo con un jugador, las he vivido, con la misma intensidad trepidante que experimentaba hace 25 años.

¿Estabas nervioso?

No. Intento hacer las cosas lo mejor posible. Si funcionan, funcionan. Si no, quiere decir que no he estado a la altura. Me acuerdo de mi primera sesión de vídeo con todo el equipo. Yo para ellos no era nadie. Era un momento importante porque perdíamos grandes ventajas durante los partidos y había que explicarles cómo gestionarlas. Para mí fue importante. O cuando me dijeron que en el entrenamiento iba a seguir al equipo violeta (los cinco titulares). Hasta entonces yo seguía al segundo quinteto. Digamos que me ascendieron. Ahí pasé a relacionarme todos los días con Kobe, con Pau, con Bynum, con sus problemas… He vuelto a vivir todas estas pequeñas conquistas con una satisfacción casi adolescente. Como el día en que leí que Kobe había dicho que conmigo habían enriquecido su juego con una mirada del baloncesto más europea.

¿Vuelves entonces?

Me llamó Mitch Kuptchak, el director deportivo, y me dijo: “Sólo he oído cosas buenas de ti, te he visto trabajar y nos gustaría que tuvieras ganas de volver el año que viene a trabajar con nosotros”. Ha sido una satisfacción.

¿Y tienes esas ganas? ¿Qué has decidido?

No he decidido. Tengo buenas posibilidades en Europa y en Estados Unidos. Estoy valorando todas. La verdad, me fui de Los Ángeles temiendo que a lo mejor podía caer en el olvido. Y nunca he tenido tantas posibilidades de trabajo como este año. Nunca me había ocurrido.

¿Cómo juzgas la temporada de los Lakers?

[Tras varios segundos de reflexión] Había expectativas más altas. Ha sido una temporada de transición. Había muchas cosas que se podrían haber hecho mejor para tener un mayor equilibrio de juego. Pero pasaron tres cosas importantes: la primera, cuando se cerró el trade que luego no pudo hacerse con Chris Paul. Esto dejó heridas. Gasol jugó todo el año hasta el All-Star sin saber si se iba o se quedaba. La segunda fue el traspaso que hizo venir a Ramon Sessions pero supuso la salida de Fisher. Un intercambio que necesitó tiempo para ser asimilado técnica, táctica y emotivamente por lo que suponía Fisher. Y la tercera cosa, que es la más importante: por el comienzo tardío, tuvimos sólo dos semanas de pretemporada.

Eso le ocurrió a todos los equipos.

Sí, pero no todos tenían un entrenador nuevo y con un sistema de juego diferente del anterior. Son las tres cosas que han condicionado nuestro año.

¿Te parece injusto que la NBA no dejara llegar a Chris Paul?

Mira, me he convertido en americano. No lo juzgo. Es la cosa que más me ha sorprendido de ser entrenador en América. Una vez que se supo que no podía venir: nadie dijo “qué cabrón David Stern”, “qué hijoputa…”. Nadie. Ocurrió y ocurrió. Punto. Durante el año no oí una sola vez al equipo técnico, ni en privado, criticar a un árbitro. ¡Nunca! Eso es inimaginable en Europa. La noche anterior a empezar los entrenamientos nos informaron de que llegaba Chris Paul y se iban Gasol y Odom. Lo que suponía cambiar todo el modo de jugar.  Brown y los demás dijeron: vale, lo cambiamos todo. Al día siguiente, una hora antes del primer entrenamiento, nos cuentan que Stern lo ha bloqueado. Dice Kuptchak: “Pau, te queremos. Lo que ha pasado ha pasado. Esto es un deporte negocio. Y adelante. Contamos contigo”. Y todos a trabajar. Sin más. ¿Te imaginas aquí si pasa algo parecido con el Madrid y el Barcelona?

De hecho, aquí muchos criticaron la decisión de los Lakers de vender a Pau Gasol.

Pero es curioso, porque Pau Gasol lo explicaba bien en sus entrevistas en Estados Unidos. Pero aquí en España esas entrevistas salían “arregladas”. Fíjate en la última entrevista de Ron Artest [Metta World Peace]. Acaba la temporada y en su última rueda de prensa dice:”el entrenador ha sido fantástico, me ha ayudado mucho, no es él quien falla tiros importantes o que no coge rebotes, como me pasó a mí en el partido clave. No es a él a quien Durant le mete la canasta como a mí. Él no tiene responsabilidad…”. Y luego, para hacer una broma, dice: “Él no llegó fuera de forma a la pretemporada… o, bueno, mejor pensado, siempre está fuera de forma porque es un culo gordo”. ¿Qué salió aquí? “Ron Artest llama culo gordo a su entrenador”.

Ya, pero hablábamos de Pau Gasol. ¿Compartes que algunos tildaran de injusta la decisión de los Lakers de traspasar a Pau?

No. No lo entiendo. Una parte de la prensa, en España, habla sin saber. Estos licenciados dan lecciones sobre Pau pero no tienen ni idea de la NBA. Si quieres comprar una casa más grande o vendes tu casa o pides un préstamo. No te dan una casa en la NBA si la cambias por dos bicicletas, un libro viejo, tu ordenador y un llavero. Pau es el único jugador que tiene un valor de mercado para Los Angeles Lakers. Bynum no porque hasta este año no había hecho una temporada sin lesiones y a alto nivel. Y Kobe Bryant es como Felipe Reyes [sonrisa], jugará en los Lakers hasta el día en que se muera, como Felipe en el Madrid. Los demás no tienen valor de mercado. La única posibilidad de los Lakers para reconstruirse era y es traspasar a Pau. Ahora quizá también a Bynum tras este año. Gasol lo sabía y lo decía en cada entrevista, porque es un tipo muy inteligente. Pero eso no se quería escuchar.

Pasaron los meses y se demostró que se necesitaba un cambio. Muchos de los que criticaron aquel traspaso corrieron a publicar que Gasol tendría que irse de los Lakers.

Viendo lo que ha hecho Chris Paul en los Clippers, muchos dicen: “aaah, ahora lo entiendo”. Mitch Kupchak tenía razón.

Aquí en España se transmite que a Pau lo critican mucho en Estados Unidos.

No es verdad. Si lees Los Angeles Times, Bill Plaschke y los demás unas veces lo criticaban,  otras lo aplaudían. No existe toda esa conspiración. La diferencia es que la prensa española de baloncesto, como la italiana del fútbol, necesita explicar siempre si uno juega bien o juega mal por “peleas, broncas con el entrenador que le habló mal, porque se lleva mal con el compañero…” Nunca se acepta que a veces uno juega mal y punto. Allí no hace falta montar historias. Se cuenta quién juega bien o mal, puntos fuertes y débiles y ya está. No hay morbo.

Pero ¿gusta más Marc que Pau en los Estados Unidos? ¿Y por qué?

Sí. Porque exterioriza más sus reacciones, sus nervios. Es más expresivo.

Kobe Bryant ha dado la sensación de tirar demasiado este año. ¿Es sólo una mirada europea o allí también lo veíais así?

Es verdad. Hay una diferencia muy grande entre el juego en Europa y Estados Unidos. Aquí trabajamos para que un buen jugador pueda encontrar un tiro abierto, alejado de su defensor. Allí todos los ataques son para poner el balón en las manos de los muy buenos, aunque tengan a su defensor pegado. Porque se entiende que los mejores tienen más posibilidades de anotar, a pesar de la defensa. Así que primera opción: Kobe. Segunda: Pau. Pero al final del año, Bynum se convirtió en la segunda. Y luego Pau. ¿Hay partidos que pese a esto Kobe tiró demasiado? Sí, es verdad.

¿Eso se lo explica alguien a Kobe? Y, sobre todo, ¿sigue vivo después?

No se lo dice nadie. Porque Kobe te responde: juego así desde los 16 años y he ganado 5 anillos.  Te miraría a la cara y te diría: “¿Quieres que cambie ahora?” [Silencio] Y también hay momentos en que Kobe, como cualquier jugador de muy alto nivel, pierde confianza en los compañeros. Siente que no hay otro que pueda ayudarle. Y este año ha pasado.

¿Crees que acierta Rudy Fernández volviéndose al Madrid en vez de quedarse en Denver?

Rudy tiene un gran valor en la NBA. En el arranque del año jugaba muchos minutos. No es mejor irse o quedarse. Depende de lo que quiera: jugar más minutos, ganar títulos, ser feliz, estar en Europa o Estados Unidos… desde luego allí es muy apreciado. Tiene las dos puertas abiertas

Serge Ibaka acaba de llegar a la final de la NBA y con una impotancia cada vez mayor. Mirotic todavía no es ni siquiera jugador franquicia en el Madrid. ¿A cuál debería llevar Scariolo?

Depende de lo que Scariolo necesite. ¿Necesita un 4 que le abra el campo sacrificando energía defensiva para dejar espacio en la zona para los Gasol? Coges a Mirotic. Si necesitas intimidación física y que los Gasol no jugarán juntos, que llame a Ibaka.

Por eso hay que elegir. Yo, personalmente, llevaría a Mirotic. ¿A quién llevarías si fueras seleccionador?

Ibaka me encanta, pero teniendo a los dos Gasol que necesitan mucho espacio en la zona, me llevaría a Mirotic.

¿Puede España batir a los Estados Unidos en Londres?

Lo veo difícil.

¿Greg Popovich, es el mejor entrenador de la NBA?

No creo en el concepto del mejor.

Mmm… no te creo. ¿Un entrenador que no cree en el concepto del mejor?

Hay un grupo de entrenadores que son los mejores de la NBA. Y según el equipo que tengan pueden hacerlo mejor o peor. Yo soy un gran admirador de Popovich. ¿Es mejor que Doc Rivers o que Phil Jackson? Para mí, sí. Pero sólo para mí.

¿Lebron James es el Cristiano Ronaldo del basket?

[Sonrisa maliciosa] Sólo voy a decir que Kevin Durant es un gran jugador.

¿El mejor de la NBA?

Sí. Es mejor tirador de fuera que Lebron James y los partidos suelen decidirse por tiros lejanos.

¿Jordan fue el más grande?

Seguramente.

¿Cuál es el jugador más fascinante que has tenido?

Sasha Danilovic. Por su personalidad, dura, exigente consigo mismo de forma casi obsesiva, porque intentó darme un puñetazo una vez, porque en los momentos difíciles de mi vida se preocupó por mí con gran sinceridad y afecto. Te sorprende siempre. Tengo un cariño por Ginobili como si fuese mi hermano. He tenido grandes jugadores como Papaloukas. Pero Danilovic, por su personalidad, era el más complejo, el más desafiante… Tiene ángulos muy difíciles, eso lo hace más interesante.

¿Qué es el enigma Jeremy Lin? Un bluf, una burbuja o un jugadorazo.

Yo estaba en el banquillo cuando nos metió 38 puntos. Jugó 15 o 20 partidos espectaculares. Sus porcentajes no eran buenos, pero en la NBA importa poco. Si la metes en los últimos tres minutos, basta. Kobe ha tenido porcentajes malos este año pero a todos les da igual. Si mete las canastas importantes, hace su trabajo.

[Ettore Messina avisó de que no quería hablar del Madrid. Aprovechando los busiati con berenjenas y pez espada, humeantes todavía en la mesa, y la copa de Vermentino de Cerdeña, recién servido, lo intentamos pese a todo]

Con la perspectiva del tiempo, ha cambiado tu visión de España en este año y medio.  ¿Tu visión de tu salida del Madrid también?

No. Fue un periodo de sufrimiento y dejó, como todo paso difícil, heridas. Todavía desde la distancia veo cómo, sin que yo hable, salen comentarios durante el año; “que si Messina esto”, “que si Messina lo otro” y, sinceramente, lo que quiero es que el Madrid me olvide y olvidar yo también al Madrid. Es lo mejor para ambos. Pero no me he arrepentido nunca de haber tomado esa decisión. Todos somos buenos evaluando a toro pasado. Cuando la tomas, es porque estás convencido de ello.

¿Te decepcionaron los jugadores?

No. Yo tenía un equipo muy interesante el segundo año. De hecho, la mejor parte de ese equipo es la que está jugando ahora. Pablo Laso está haciendo un gran trabajo de equipo y un muy buen baloncesto.

Cómo explicas que, con el mismo equipo con el que el año pasado no se gana nada, Pablo Laso hace un juego alucinante, gana la Copa del Rey, está en la final ACB…

Nosotros nos medimos al mejor Barça de los últimos años. En basket ocurrió lo mismo que en fútbol. El crecimiento de los dos Madrid se ha correspondido con un bajón de los dos Barcelona. La vida son ciclos. Navarro está algo peor físicamente. Mickeal está algo más mayor. Es normal. Yo tuve dos años, con errores y cosas buenas. Al final, el Madrid consiguió el mejor resultado europeo de los últimos 15 años. Y este mismo grupo de jugadores, con Jaycee Carroll, que ayuda mucho, con Mirotic más veterano, está dando un gran resultado con Laso. Quizá si yo me hubiera quedado aquí un año más… nunca se sabe.

[Ettore Messina responde por su extremada cortesía pero no está cómodo. Me pide que no hablemos de jugadores ni del club por dentro. No quiere “influir de ninguna manera” en un momento en el que sus ex pupilos se juegan la final ante el Barcelona. Habla con cariño de Sergi Llull, “un jugador emotivo y con carácter que crecerá cada día”; de Carlos Suárez, un jugador muy completo con un futuro inmenso. La entrevista tiene lugar al día siguiente de la derrota del primer partido con el triple estratosférico de Huertas y, pese a ello, Messina pronostica un 1-3 en la serie. Confía en los madridistas]

El otro día hablaste de tu paso pésimo por el Madrid. Tuviste muchos problemas con la prensa. ¿Por qué semejante presión?

No fue un problema con la prensa, sino con una parte de ella. Creo que hay algunos periodistas que piensan que sólo creando polémica se consigue atraer la atención de los lectores y, probablemente, vender más periódicos. Nosotros atravesamos un periodo parecido en Italia, en basket y en fútbol. Si Brera escribía bien de ti, otro periodista te machacaba. Si Enrico Campana, jefe del baloncesto en la Gazzetta dello Sport, escribía bien de ti, Claudio Pea y Oscar Eleni te hundían porque se odiaban. Aquí también se personaliza demasiado en la relación. No hay capacidad de ser asépticos: se juzga por ser amigos o no serlo. No me espero ventajas por ser amigo, pero no me esperaba tampoco desventajas por no serlo. Pero reconozco que yo no supe manejar esa situación como me habría gustado.

Y las críticas en la prensa al entrenador, ¿influyen de verdad en un equipo?

Tienen una influencia enorme. Ponte en la cabeza de un jugador. Tu entrenador es criticado en uno de los altavoces más importantes, haga lo que haga. Pierdes valor como entrenador a ojos del resto. Y la actitud de la prensa hace daño a algunos jugadores, como al Chacho Rodríguez, que ahora por cierto está jugando de maravilla. Se ha creado una especie de guerra ideológica en España en torno a él y su estilo. Sergio se dedica a jugar, no tiene culpa de nada, pero está en el centro de un debate donde unos lo machacan por ser Sergio, aunque lo haga bien, y otros lo alaban, aunque lo haga mal. Eso no tiene sentido, lo único que consiguen es que le cueste más sacar su gran baloncesto.

En Barcelona no pasó lo mismo con Ricky Rubio. Y eso que sus expectativas eran más altas que en Madrid con Sergio Rodríguez.

No. Porque el Barcelona está más protegido por su entorno.

Eso es lo que dice Mourinho.

Y tiene razón.

¿Por qué Ricky no explotaba en Europa y en EEUU sí?

No estoy de acuerdo. Basta ver las estadísticas de Fran Vázquez. Parece de nuevo el jugador que estaba con Dusko Ivanovic. A Dusko lo machacaron porque no hacía buenas estadísticas. Pero llegó Ricky, empezó a darle balones, y Fran empezó a meter mate tras mate. Se fue Ricky y Vázquez vuelve a hacer 2, 4 ó 5 puntos.

¿Qué fue lo mejor de tu paso por Moscú?

Era más difícil vivir para mi familia, pero yo estuve de maravilla. En 4 años en Moscú no viví un solo malentendido. Curioso. Y eso que hablaban en ruso. Siempre de cara. Los jugadores eran maduros y de gran personalidad. ¿Sabes cuántas veces Ginobili, Papaloukas, Langdon, Smodis o Vanderpool me han dicho: “Ettore, ¿qué coño haces?” Eso es importante para un entrenador.

¿Has hablado con gente del CSKA tras la derrota en la final de la Euroliga? ¿Cómo lo vivieron?

He hablado con mi ex asistente, todavía allí, con dirigentes, con amigos… Estaban hundidos. Verdaderamente mal. Peor que cuando en 2005 perdieron contra Vitoria en la Final Four de Moscú. Aquí ganaban de 20 y lo tenían todo de cara.

Pasemos al fútbol. ¿Cómo consigue ser seguidor del Milan con Berlusconi como presidente?

[Messina mueve la cabeza horizontalmente y casi interrumpe la pregunta] No. Se es seguidor del Milan porque es el equipo de Nereo Rocco, de Rivera, de Schnellinger… que no tienen nada que ver con lo que llegó después.

¿Cómo has vivido estos 26 años ya de berlusconismo milanista?

He vivido bien todo lo que tenía que ver con el terreno de juego, sobre todo la época de Sacchi. Y menos bien todo el resto: aquellos descensos en helicóptero de Berlusconi en las presentaciones, sus continuas bromas sobre cómo juega su equipo, los onces que él elegiría… un buen presidente deja trabajar a su entrenador. Y si no le gusta, que lo cambie.

En estas semanas aflora la podredumbre del fútbol italiano: partidos trucados, jugadores vendidos, equipos controlados por ultras, dirigentes cómplices. ¿Hay más corrupción en el fútbol italiano… 

o en la política española? [Messina interrumpe al vuelo con una sonrisa. Entrevistar a este hombre es como botar el balón delante de Ricky Rubio].

¿El fútbol italiano es más corrupto que el español o la única  diferencia es que vosotros investigáis y castigáis a culpables?

Una pregunta clave. No creo que los únicos malos de la historia sean los italianos. No me lo creo. Me disgusta muchísimo todo lo que está surgiendo en el calcio. A mí lo que más me impacta es pensar en todos los que compran, con mucho sufrimiento, una entrada y van a ver algo que, sin que lo sepan, ya ha sido decidido. Te estás riendo de aquéllos por los que tú existes. Pura crueldad. Por estos motivos me gusta cada vez menos el fútbol.

Pero llega la Eurocopa. No te veo yo eligiendo y dirigiendo pareja como Balotelli y Cassano. ¿Cómo ves a Italia?

Te confieso que he dado un gran paso atrás en mi interés por el fútbol. Ni siquiera sé cuál es el once de Italia.

¿Por qué este hastío del calcio?

Empezó a dejar de gustarme cuando las camisetas olvidaron los números del 1 al 11. Son equipos llenos de extranjeros. Entiendo que el fútbol camina en esa dirección y no pasa nada, pero no me convence. Entiendo políticamente el concepto de Europa unida o de mercado común, pero nosotros somos diferentes de los franceses, que lo son a su vez de los alemanes, y éstos de los españoles. Queremos contar que somos una confederación única, pero no lo somos. Hay cientos de años de guerras, de rivalidad… ¡de quesos y embutidos diferentes! [sonrisa]

Ya se lamentaba De Gaulle de tener que dirigir un país con 246 variedades de queso. Imagínese si juntamos todas las europeas… Giovanni Sartori, politólogo italiano de izquierdas, ya se manifestó desde el progresismo contra la moda del multiculturalismo y la pérdida de raíces, valores e identidad.

Exacto. Del multiculturalismo me da miedo que todos simulemos por un tiempo vivir en una misma olla y al final no nos respetemos. Me gustaría más que siguiésemos respetando esos perfiles, esas diferencias de cada sitio. Si voy a un país musulmán, me parece lo mínimo respetarte, comportarme en tus iglesias como tú creas oportuno. Volviendo a Europa, viajar todos en la misma barca pero anulando nuestra historia, a mí me da miedo.

La gente no entiende la construcción europea. Los confines mentales de antaño han desaparecido. Hasta aquí llegaba España, aquí gobernaba un señor y en esa raya comenzaba Francia. Quizás el problema es que se ha promovido una unión desde arriba, macroeconómica y funcionarial, que no comprende la gente desde abajo.

La gente no entiende nada de la construcción europea. Yo he tenido la suerte de vivir en sitios muy diferentes e incluso cada país alberga grandes diferencias: un andaluz tiene poco que ver con un gallego, como uno de Milán con un calabrés o uno de Moscú con uno de Vladivostok. La homologación debida al progreso me llena de melancolía. En cierto modo se pierde la riqueza del mundo.

Hablando de culturas que se dejan ir muriendo, ¿te gustan las corridas de toros?

Sólo vi una corrida de toros en mi vida. En Granada, en el 92, y me fascinó. Me parecía estar en una escena de Hemingway. No estoy haciendo una valoración ética, respeto el punto de vista de los ecologistas. Pero yo, italianuzzo, tenía un día libre, me fui a la corrida y recuerdo que entraban los toros corriendo en la plaza y la gente ya había entendido si eran buenos o mansos. Gritaban todos. Luego empezó a lloviznar. Se transformó la arena en fango. El torero se quitó las zapatillas para no caerse y toreó descalzo. Hirió al toro. La sangre, mezclada con arena, el agua, los pañuelos blancos… Una escena de Hemingway.

¿Volviste?

Me habría encantado. No lo conseguí nunca, por trabajo y viajes. Ni viviendo en Madrid. Pero mantengo viva la fascinación de aquel día. Una corrida es una máquina de generar sensaciones.

El otro día escribía que la culpa de esta crisis es de todos nosotros. No de un banquero o de dos políticos, sino de un país en el que hemos generado unas élites que no son más que el reflejo de nosotros mismos.

En Italia es todavía peor. Cuando saltó el escándalo de Berlusconi con las menores de edad, muchos italianos decían: “Joder, vaya crack el berlusca, ¿eh? Con todas esas buenorras…”. Tristísimo.

Ese fue el triunfo de Berlusconi. Decir: no soy un político, me parezco a los italianos.

Exacto. Yo soy como vosotros. La muerte de la política como intermediación.

Ex político que hace lobby para un empresario mafioso, absuelto porque no es delito”. Noticia de Il Fatto Quotidiano de ayer. ¿Te duele Italia desde lejos?

Me duelen las generaciones jóvenes, con entusiasmo, con capacidad, que se dejan el culo para progresar y sienten que se les toma el pelo. No tienen trabajo ni oportunidades, y luego desayunan leyendo noticias de este tipo. Todavía hay gente que se manifiesta en recuerdo de Falcone o Borsellino y querría sólo tener unas migas de esperanza. Ya no hablamos ni de trabajo, sino la esperanza de vivir en una sociedad mínimamente civil.

¿Cuándo se perdió el sentido de la moralidad política, de respeto a las reglas, en Italia? ¿Cuándo se impuso la cultura del listo que triunfa, la cultura de Berlusconi?

Ha sido un derribo constante, progresivo. Y Berlusconi ha sido el vértice de todo. No el causante, sino la consecuencia. Yo he votado toda mi vida a la izquierda.

¿Qué izquierda? Porque en Italia hay más tipo de izquierda que de quesos.

Tienes razón. Con una excepción, cuando voté por el Partido Republicano de Spadolini, siempre voté siempre a la izquierda. Primero al Partido Socialista…

el felipismo a la italiana de Craxi…

sí. Con una desilusión furibunda. Luego voté al Partido Comunista, que se convirtió más tarde en el Partido Democrático de centroizquierda. Y mis enfados fueron más furibundos aún con Massimo D’Alema [dirigente italiano del PD y ex primer ministro]. Un personaje demencial. Cuando su izquierda, en el poder, no hizo la ley del conflicto de intereses, puso las bases de la llegada de Berlusconi. No pueden quejarse después de lo que ocurrió. ¿Dónde estaba la izquierda? Viví con amargura y tristeza cuando Fausto Bertinotti (Refundación Comunista) hizo caer al Gobierno de Romano Prodi (entonces jefe de El Olivo, coalición de centroizquierda]. Conozco a Prodi desde hace mucho y quizás no sea el mejor político del mundo, pero es una persona sensata. Intentó cambiar las cosas.

El Del Bosque  de la política italiana.

Exacto. Buena comparación. No puedo estar satisfecho con esta clase política. Al mismo tiempo, por carácter, por cultura política, por forma de pensar, tampoco puedo pasarme a los que gritan. A los Beppe Grillo y demás. No creo en los que gritan, por definición.

Escribimos sobre Beppe Grillo cuando dijo en Palermo que la mafia no estrangula a sus víctimas.

Una vergüenza. Que le pregunten a los asesinados por no pagar el pizzo, como Libero Grassi y tantos otros.

Se acaban de cumplir 20 años del asesinato del juez antimafia Giovanni Falcone. Y en pocos días se cumplirán los 20 del de su ‘Sancho Panza’, el juez Borsellino. ¿Dónde estabas tú?

Cuando murió Falcone era asistente de la selección italiana y estábamos preparando el preolímpico. Estaba en mi habitación de hotel y me llegó la noticia. Me dejó paralizado. No nos clasificamos. A los pocos meses, me encontraba en Tenerife, en un clínic con Pat Riley y Lolo Sainz, cuando llegó la de Borsellino. Me acuerdo que me masacró mentalmente. La muerte de Falcone y Borsellino fueron un antes y un después para Italia y Sicilia. Es un asunto del que sigo leyendo y viendo todo aquello que puedo.

Creciste en los años de la Italia más convulsa, la de los años de plomo. ¿Cómo lo recuerdas?

En el instituto, si no hacías política, estabas fuera. Mis amigos y yo hacíamos deporte y, aunque nos interesara también la política, nos miraban raro. Tras las clases había que reunirse y masturbarse el cerebro en los colectivos de base hablando sobre la sociedad, la revolución. El deporte era sospechoso. Imagínate en Mestre, la zona obrera de Venecia donde yo vivía: el clima era de ebullición política constante.

Naciste en Sicilia pero creciste en Venecia. Como siempre en la historia siciliana: la emigración.

Mi padre y mi madre eran hijos de buenas familias de la burguesía siciliana. Él tenía 28 años. Ella, 18. En cinco años nacimos yo y mis dos hermanos. Mi padre entonces consigue un puesto como abogado del Estado en Roma, pero las dos familias no permiten que se vayan a vivir a la capital. Era la Sicilia de la época. Mi padre entra en la Administración Pública pero en Catania no había un puesto para su rol de abogado de la Seguridad Social. Sólo en Génova y Venecia. De nuevo la pelea y las familias que se niegan a dejarles partir. Pero mis padres, contra la opinión de los suyos, deciden zarpar. Mi madre todavía se acuerda de que mi abuela no la ayudó ni a hacer las maletas como muestra de disgusto por dejar su tierra. Tardaron años en reconciliarse.

Desde fuera pareces más veneciano que siciliano.

[Sonrisa] No me conoces. No soy una persona fría. Querría serlo mucho más, pero en mi vida tomé muchas decisiones sin reflexionar mucho. A veces me salió bien. A veces no. [No parece difícil saber en qué está pensando].

Fotografía: Guadalupe de la Vallina

 

54 comentarios

  • El peridosta del LA Times se llma Bill Plaschke; la entrevista es un gustazo, como todo lo que haceis.

  • Gran entrevista. Sobre el tema de la búsqueda de morbo en el periodismo deportivo parece que en España nunca se aprenderá. No me gustó, sin embargo, esa última nota del periodista, dejando todo mascado al lector.

  • Buena entrevista. Me he llevado una pequeña decepción con Messina en el aspecto humano. Cuando el entrevistador tocaba aspectos delicados de su carrera o de la política en su país, inmediatamente respondía con un “sí, pero” … en España sois igual, en España también pasa. Me ha recordado a los debates en el Congreso, esos diálogos de sordos en los que a las acusaciones de ladrones y corruptos se responde con un “sí, pero … tú más”. Por último, hoy habla bien de USA y no tan bien de España. Habrá que esperar a que, cuando termine su experiencia profesional americana, mantiene el mismo discurso benévolo, o salen a relucir esos pequeños defectos que todos tenemos, pero los americanos no. De momento.

    • Hombre, si te parece poco defecto decir que vivir en EEUU puede llegar a ser cruel…

      • No dice nada que no digan los propios americanos. Lo del sistema sanitario fue un mensaje de Obama, y por sus consecuencias electorales parece que es una crítica más bien popular. De ahí su afirmación de que “es un país donde vivir puede llegar a ser cruel …”, aunque se cuida mucho de arreglarlo inmediatamente ” … pero hay un verdadero respeto”. Le entiendo, está viviendo allí, no se va a poner a hablar de la pena de muerte o de la afición de los americanos a las armas … de momento.

        • Aun asi, no podemos juzgar cada respuesta sin un contexto definido. Creo que un buen lector sabe lo que quiere decir y lo que quiere expresar. Y yo, que he vivido con italianos puedo asegurar, que Italia y España son un “corta y pega” en el 95%.

          • Pienso que Messina dice lo que piensa de los americanos en una o dos frases, con honestidad como en el resto de la entrevista, y seguramente tiene una opinión mucho más profunda de la que cabe en dos frases. Y para conocerla, habría que esperar a que escriba un libro sobre el tema o a que le hagan una entrevista exclusivamente sobre ese tema. Lo que ha dicho sobre los temas que interesan precisamente por quien es, entrenador de baloncesto, es suficientemente detallado, preciso y claro, sin medias tintas.

  • Gran entrevista, por un gran personaje. Culto, arriesgado en sus decisiones y directo, lástima que su paso por España dejase poca huella.

  • A contracorriente Mesina, me gusta…

  • Toda esta entrevista es una antífrasis, ¿verdad?

  • Regla fundamental: Antes de escribir el adjetivo ‘mefistofélico’ compruebe que sabe lo que quiere decir. Hágase lo mismo con kafkiano, dantesco, pantagruélico o falstaffiano. Y en caso de duda, descártelo.
    Podemos soportar que el redactor comparta sus evocadoras digestiones, incluso esa chiquillada de “No puedo evitar pensar en Nanni Moretti…” Pero ese disparatado “enfados mefistofélicos” denota una necesidad de demostrar algo que, por ridícula, resulta incómoda para el lector. Por lo demás, enhorabuena por la entrevista, es un personaje interesante.

  • ¿Algún día sabremos qué paso realmente en su paso por el Madrid? Su gestión del vestuario se torna desastrosa, pero más desastrosa se ve desde fuera su connivencia al admitir que le impusieran un tipo tan funesto como Juan Carlos Sánchez. Su relación con Felipe y Garbajosa. La promesa, al menos se deducía de la rueda de prensa de su presentación de una mayor dotación económica de la sección cada año que pasara y encontrarse con una rebaja en el segundo año (en el primero el aumento fue para pagar la rescisión de Papadopoulos). Demasiadas cosas que nunca sabremos.

    Personalmente creo que llegó demasiado pronto. Tantos años manejando auténticas estrellas ir al Madrid le supuso bajar a un baloncesto con jugadores más terrenales y da la sensación que les pedía algo que era imposible que realizaran en ese momento.

    • Por lo que Messina dijo nada mas dimitir básicamente lo que pasó es que la prensa tardaba exactamente 5 minutos en enterarse de todo lo que se hablaba en el vestuario. Luego esta misma prensa “adapataba” esa información a los intereses de la gente que se la pasaba. Era (y es) bastante curioso cómo los jugadores españoles veteranos no recibían ni una sóla crítica de esa prensa. Muy parecido al fútbol, por otro lado.

      • No sólo la prensa. Sólo hay que ver los partidos de playoff de la ACB. El comentarista principal, Rafa Vecina, no critica a un jugador español ni que le pongan una pistola en la sien. En las semis entre el Madrid y Baskonia en un error defensivo clamoroso de Sergio Rodríguez le carga las culpas a Tomic. Y así desde que está de sustituto del Sheriff.

        • Tomic es el cabeza de turco este año en el Madrid. Sólo le puede salvar que siga masacrando al FC Barcelona como en los dos primeros partidos de la final y que el Real Madrid gane la liga.
          Y la “Raulización” de Felipe es mas que evidente.

          • Me ha gustado mucho eso de la “Raulización” de Felipe, imposible definirlo mejor. Y estoy de acuerdo en parte con Pete Guillam, no llegó en el momento. El equipo estaba por hacer y no hubo ni paciencia ni ganas de tenerla por la urgencia y el éxito de un equipazo como lo era el Barcelona. Y la prensa le dio desde el día que llegó porque no se hizo amigos, no se dió cuenta de que en este país a los periodistas deportivos más vale tenerlos como amigos, ser sumiso y tragárselo todo. Si te enfrentas a uno, te liquidan entre todos.

          • Nos quejamos de que el equipo se desnaturaliza porque no hay gente de la casa y, cuando alguien permanece y se convierte en referente o estandarte, decimos que es un lastre y queremos echarlo a palos. ¿En qué quedamos?
            A mí me gustaría que explicaran lo de raulización. No sé si se refiere al hecho de que un jugador al que quieren dar por muerto y enterrado en el equipo donde cumple como pocos se va a un club que no ganaba nada y gana la Copa y se mete en Champions (por supuesto, no solo por él, pero que hayan retirado su número indica cómo estiman su aportación).
            Me gustaría que argumentaran en qué consiste eso sin echar mano de habladurías de periodistas sobre historias que, según ellos, ocurren en los vestuarios.

  • Gran entrevista y grande Messina. Una pena que en Madrid ni desde dentro ni desde fuera (sobre todo la basura de los ÑBA del Marca) se le dejara trabajar.

  • La entrevista es una gozada. Me gustaría puntualizar en todo caso una afirmación para mí dudosa hecha por entrevistador y entrevistado. Es en la que se dice que Berlusconi por estar con chicas menores se convierte en un italiano más. No estoy de acuerdo. Los italianos, en su casi totalidad no están con menores, otra cosa es que lo deseen. Berlusconi cumple el deseo, simboliza.
    Lo que quiero decir con esto es que este tipo de políticos o personajes son peores que sus pueblos. No son igual que sus pueblos. Nada más, gracias por la entrevista.

  • Enhorabuena! Fantástica entrevista.

  • Creo que es la mejor entrevista (como concepto de entrevista en sí) que habeis realizado hasta la fecha. Una auténtica maravilla.

  • Como siempre, una delicia poder leer las grandes reflexiones de Messina. Ha sido un auténtico placer verle entrenar en España, sobre todo por su nivel de intensidad emocional en cada partido.
    Gracias por realizarle esta entrevista y es una verdadera lástima que, en este país, parte de la prensa se retrate una y otra vez. Ahora el AS robando la exclusiva. En fin…

  • No te fijes en la prensa deportiva, es más sensacionalista que la del corazón, pasa igual que en Italia, sólo tienes que ver lo que pasó con Luis Aragonés en fútbol, que tuvo que dejar la selección después de haber ganado la Eurocopa 40 años después, con el mejor fútbol que los españoles hemos visto, por el linchamiento que sufrió durante la Eurocopa por no ser de los que se hacen amigos de los periodistas. La prensa además, maneja la opinión pública como quiere y todos estaban de acuerdo, hoy se pide que vuelva…

  • Sólo hay que entrar al diario Marca y ver como han recortado la noticia y la han manipulado para seguir con el morbo, ponerlo de enemigo y crear opinión, todo comentarios negativos. Sin embargo, en el As, hacen un resumen extenso, donde se entiende todo lo que opina perfectamente y todo son comentarios positivos. El problema es que se tomó en serio a esos impresentables del marca y le afectó en su trabajo como entrenador, en algunos momentos se le vio desorientado.

    • Es muy fuerte, acabo de mirarlo, ponen el titular, la única opción de reconstruirse de los lakers era y es traspasar a Pau o a Bynum después de este año. Y quitan la parte en la que dice, porque es el único jugador valioso que tienen los lakers. Así queda como que quiere echar a Pau, en lugar de decir lo que es la realidad de forma honesta, si los Lakers quieren reconstruirse, sólo pueden sacar dinero vendiendo a Pau. No sé que le habrá hecho a Marca, seguro que le hizo un feo a algún periodista de estos que va de dios. No entro más a ese panfleto sensacionalista, más manipuladores imposible.

  • Como socio madridista, me entristece mucho ese mal rollo enorme entre Messina y el club. Es cierto que el Madrid tiene sus exigencias, pero esa salida tran triste de un entrenador de ese nivel habla peor del club que del entrenador.

    • Tristemente, este es el Madrid actual, una trituradora que devora jugadores y entrenadores de gran nivel todos los años, tanto en fútbol como en baloncesto. Se pide el máximo muchas veces, sabiendo que el equipo no da para más, entonces si no ganas, plan renove, a darle la vuelta a todo, equipo nuevo y otro fracaso. Ahora tanto en fútbol como en baloncesto se empiezan a ver resultados, además de por la bajada de nivel del Barcelona, sobre todo por la estabilidad, se han hecho equipos. Pero nadie mira ni el nivel que tenía el Barcelona antes y el que tiene ahora, la inestabilidad, la crispación de la prensa…. Parece que al final, están aprendiendo lo importante que es la estabilidad y la confianza en los equipos para obtener resultados.

  • Tenemos la misma corrupción que los italianos, la misma prensa del corazón, la misma televisión, toda de Berlusconi, los mismos políticos, la misma mafia, la misma prensa deportiva, que es sensacionalismo y morbo, hasta sus lectores se la toman a pitorreo. En el Madrid es la que hace y deshace, si no quieren a un entrenador lo echan, haga lo que haga, sea bueno, sea malo…. Son otra mafia, sólo protegen a sus amigos, se inventan noticias, las manipulan en una dirección…. el problema es que aunque se la tome a broma casi todo el mundo, crea opinión y tiene demasiado poder. Después de leer la entrevista, mejora más aún mi opinión, un gran entrenador, que sabe de baloncesto, inteligente, sensato y con la cabeza en su sitio, mereces mucho más de lo que te hemos dado en Madrid, el equipo no daba para más y el Barcelona estaba intratable, al Madrid se le pidió éxito inmediato y eso es imposible, ahora que el equipo está más hecho empieza a dar los resultados.

  • Me gustan estas entrevistas a personajes tan poco dados a la opinión pública, pero para ser tan extensas, a veces me parece que dejan muchos temas de actualidad sin tratar. Y, en este caso, como en muchos otros, me parece que las entrevistas acaban de forma abrupta, sin una conclusión clara. No se adivina el final en ningún momento y se queda uno con ganas de saber más. Pero bueno, en cualquier caso se agradecen. Salud

  • Enhorabuena por la entrevista.

    Un oasis para los ojos tras ir a echar un vistazo al chunguinton frost par ve de qué va.

  • Genial entrevista, eso si, en lo del traspaso hay mucha demagogia tonta hacia el modelo USA… “Y todos a trabajar. Sin más. ” ¿?

    Odom pidió inmediatamente el traspaso bajo amenazas de no volver a entrenar (y no volvió) y a Pau poco le faltó (y no creo que vuelva)

  • Gran entrevista. Por parte del periodista y del entrevistado. Me temía lo peor (rencor e hipocresia) pero me ha gustado. Enhorabuena.

    http://saliendodesdeelbanquillo.blogspot.com.es

  • En todas las entrevistas que he leído a Messina me ha parecido un señor de los pies a la cabeza. Y dese esa posición, y sin salirse del tiesto, deja en su sitio a los demás.

    Y gran trabajo del periodista. Si hubieran entrevistado a Messina, el 90% de los periodistas que trabajan para los grandes medios no hubieran sacado mucho de un personaje que es tremendamente interesante.

  • Fascinante personaje. Sincero, honesto, valiente, inteligente. Grandisima entrevista. Duele leer como todavia no ha cicatrizado la herida de su paso por el Real Madrid.

    Ettore, en Madrid se te sigue admirando.

    Un fuerte abrazo

  • Creo que su llegada ya estaba un poco muerta desde el principio. Llegó como el mejor técnico del continente junto a Obradovic y todos pensaban que un Madrid con Fallajosa,Reyes en plan abuelo,Chasco Rodríguez,Sergio Vidal que no se parecía nada al del TAU,Clay Fucker y Prigioni cuasi acabado podía ganar el triplete cuando solo daban la talla Llull,Suarez,Mirotic y Tomic.Y encima estos 2 últimos aun no habían explotado del todo. Si se compara con el equipo actual con un Carroll pletórico,un Reyes recuperado un Rodriguez que al menos no da pena y suplentes aceptables como Singler,Begic o Pocius pues normal que al equipo le vaya mejor si además el Caja Laboral y el Barça han caído una barbaridad. Para mí el único gran fallo de Messina fue no pillar a tiempo a los que le estaban haciendo la cama y coger a Velickovic y destruirlo como jugador al querer convertirlo en 2 días en el nuevo Kukoc. Pero que era el tío más listo de la sección era y es evidente.

    • Ese fue el problema, que no pilló ni apartó del equipo a los que le hicieron la cama. Porque en verdad, a Messina no le dieron poder para apartar del equipo a las ovejas negras. Sabiendo que no tenía poder para apartarlos se sintieron fuertes y lo echaron. Además a la prensa no le caía bien, estaba ávida por crear, inventar malas noticias, y los jugadores con amigos del Marca, empezaron a filtrar y a crispar y a desestabilizar el equipo, hasta que reventó todo por los aires. Los topos se lo cargaron, el tiempo le ha dado la razón, Felipe estaba fatal, Garbajosa acabado…, pero en Madrid se pensaban que era el Dream Team

      • La campaña de Marca en su contra fue patética. Llegaron a publicar que eran algunos jugadores los que plantearon la defensa de la final de la Copa del Rey de su segundo año. Periodistas histéricos poniéndole a parir en Twitter porque se atrevía a jugar minutos finales de algunos partidos con Mirotic, en vez de con Felipe. Decían que era una falta de respeto con el capitán. Garbajosa debía jugar sí o sí. Lo mismo el Chacho. A Velickovic había que descartarlo cuando a Herreros le dio por fichar a Begic a mitad de temporada (el italiano le quitò la ficha a Garbajosa). Sin embargo ahora utilizan a Veli para atizarle porque ha hecho un muy buen ùltimo mes. Y estas “anécdotas” se las encontraba prácticamente cada semana.
        Y evidentemente si tus jefes y capitanes en vez de respaldarte hacen lo posible por quedar bien con esos periodistas y salvar su culo, lo mejor es irse. Y así lo hizo. Renunciando a mucho dinero. Otro se hubiera quedado a verlas venir.

      • Él también tiene culpa. En la rueda de prensa de la presentación dijo que habían estado de acuerdo en quince minutos en la remuneración y que el control deportivo de la sección lo tenía él. LLevó a Maceiras para hacer el trabajo de gestión, y que el presupuesto subiría progresivamente. Lo último no lo cumplieron, es más, el segundo año lo bajaron. Echaron a Maceiras para traer a Juan Carlos Sánchez, amigo del presidente de la Federación e íntimo de uno de los columnistas que más han atacado a Messina. Fichan a Begic y Tucker, cuando él no los había pedido. Se tenía que haber largado en cuanto terminó la primera temporada.

        • Totalmente de acuerdo. Se tenía que haber pirado cuando echaron a Maceiras y pusieron al zoquete de JCS.

  • A ver cuándo los “desencantados” de la izquierda se dan cuenta de que quizás la siniestar no es la solución, EL hombre es de derechas por definición (busca su propio beneficio) y sólo aceptando eso podemos refrenar sus extremos…

    • Y yo que había leído en los libros de ciencia que el hombre desde tiempos remotos ha sido solidario, ha ayudado a los ejemplares enfermos y el éxito de la especie ha sido por la colaboración, la comunidad,…., por eso enterraban a sus muertos, por eso sentían pena cuando otros morían….. ¿Dónde está esa definición, es por buscarla?

    • Por definición de la derecha quieres decir.

  • Hola Ricardo,

    De verdad que es con una sonrisa pero ¿podrías explicar la relación entre la derecha y el corte de UCLA?. Ya dijo Lillo aquello de se vive en zona pero esto tuyo me ha inquietado. Gracias. Un saludo.

  • Un tipo honesto, directo, culto y con reflexiones interesantísimas. Entrevista profunda y con más de un titular. He vivido en Italia y suscribo mucho de lo que dice. Es interesante cuando habla del derrumbe ético y moral de España. Y sobre lo que ocurrió en el Madrid, el día que hable -me imagino que pasarán años- más de uno se sorprendera.

    Como entrenador critiqué muchas de sus decisiones. Es cierto que venía tras Joan Plaza, al cual admiraba profundamente. Pero como persona creo que es Messina es un tipo de una moralidad intachable.

    • Plaza también sufrió a esa parte de la prensa de la que habla Messina. Son los mismos que machacaron al bueno de Plaza en cuanto las cosas no funcionaron del todo bien. En un alarde de originalidad le llamaban “el Carcelero”, por su pasado como funcionario de prisiones. Ya ves que nivel tienen los amigos.

      Al parecer esta entrevista ha escocido y mucho a algunos periodistas. Curioso como se hacen los dignos ahora…

      • Hola Lucho. Es muy interesante lo que dices y lo desconocía, pese a seguir al equipo como abonado las temporadas de Plaza en el banquillo blanco.
        ¿Ha escocido la entrevista? Me alegro. Dice verdades como puños. El problema del periodismo no son las nuevas tecnologías. Lo mata lo que hay dentro, los que escriben y, desafortunadamente, hay muy, muy poquito decente en baloncesto. Por curiosidad, ¿quiénes son o dónde escriben esos periodistas a los que te refieres?

  • Gran personaje Messina, dejando al margen la experiencia en el Madrid. Me caía bien y ahora me cae mucho mejor.

  • gran entrevista, creo que de las más interesantes que habéis publicado últimamente… sólo me chirría el titular, lo veo demasiado ‘amarillo’

  • Habéis visto el documental sobre el Dream Team? Un “must” para todo buen aficionado a esto del basket ;)

    Quizá os sintáis identificados…

    http://saliendodesdeelbanquillo.blogspot.com.es/2012/06/cerca-de-las-estrellas.html

  • Muy mal va la seccion del madrid cuando este hombre salió a patadas y un mediocre como laso ha triunfado, spanish is diferent…….. genial la interwiew y genial ettore!!!!!

  • Ahora que parece que se confirma desearle al Sr Messina toda la suerte del mundo en el CSKA, al que va a entrenar a partir de Julio. Qué razón tiene cuando habla de la prensa deportiva española.
    Hoy en Marca: “Messina vuelve al CSKA. Dinero, halagos y poder para rehabilitar su soberbia y autoestima. Allí nadie osará criticar al infalible maestro. Ciao Professore”

  • Bien, Ettore, contigo descubrimos que puede haber catenaccio en basket también. Antes de ser tan agudo observador, podías hacer un poquito de autocrítica sobre el desperdicio de talento, dinero y jugadores que fue tu paso por el Madrid. Conseguiste empeorar a un buen número de buenos jugadores. Y de Italia, qué decir. España está llena de defectos, pero gracias a dios no es ese país chauvinista y anticuado que es Italia.

Responder

— required *

— required *