Vulgus veritatis pessimus interpres

Publicado por

En la mayoría de las críticas y los análisis de Eyes Wide Shut, la última película dirigida por Stanley Kubrick antes de su muerte, se repiten los mismos conceptos: Sigmund Freud y el psicoanálisis, la tortura de los celos, la infidelidad, la seguridad del matrimonio frente a los peligros del sexo furtivo, lo onírico y lo real, el drama psicosexual… También el filósofo Eugenio Trías cayó en los tópicos habituales en esta conferencia.

Todos esos elementos están en Eyes Wide Shut. Pero son solo algunas de las piezas del puzle. Precisamente las piezas que heredó Kubrick de Relato soñado (1925), la novela corta del escritor austríaco Arthur Schnitzler en la que se basa la película.

Pero hay más piezas: las que añadió Kubrick al relato original. Eyes Wide Shut no es (solo) una película psicológica: es también una película política. Habla de fantasías sexuales pero también del poder. Habla de infidelidades pero también de un asesinato. Habla de la corrosión que provocan los celos pero también del dinero. Añadan a la aleación una hebra de esoterismo y ya tienen ustedes una de las películas más complejas y ricas en interpretaciones jamás rodadas. En mi opinión, la obra cumbre de la filmografía de Kubrick y una de las tres mejores de la historia del cine.

Las tres patas del taburete, la psicológica, la política y la esotérica, cuentan con sus análisis y textos de referencia. Relato soñado es allí donde hay que acudir en busca de pistas para la interpretación psicológica. La biblia del enfoque político (o sociológico) de Eyes Wide Shut es este texto de Tim Kreider, del que cogeré todas las ideas que pueda y que considero uno de los mejores análisis de la película. Para la búsqueda de simbolismos ocultos, mejor acudir a los textos de The Vigilant Citizen o The Kentroversy Papers. No los desprecien de plano: entre imbecilidad e imbecilidad se cuelan algunos hallazgos particularmente interesantes cuya presencia en Eyes Wide Shut resulta difícil de entender si no es por su simbolismo esotérico. El que quiera ir un poco más allá lo tiene fácil: Kubrick, de Michael Herr, probablemente el mejor libro jamás escrito sobre Stanley Kubrick. Pero ojo: no es un libro sobre sus películas sino un retrato particularmente perspicaz (y breve) del personaje. Los interesados en el apartado visual de la obra de Kubrick deben acudir sin falta a Los archivos de Stanley Kubrick, de la editorial Taschen.

La obra de Kubrick tiene fama de difícil. Ni siquiera aquellos que han estudiado de forma obsesiva sus doce películas suelen aventurar una interpretación definitiva y cerrada de ellas. Dicen que Kubrick se sorprendía cuando veía con qué frecuencia se malinterpretaba a Franz Kafka, uno de sus escritores favoritos. Es probable que con sus películas esté pasando lo mismo.

Stanley Kubrick era un director metódico hasta el punto de la neurosis. Napoleón Bonaparte le obsesionaba. Del corso admiraba su perfeccionismo, su brillantez, su inteligencia y su detallismo. Es decir aquello en lo que él se veía reflejado. Kubrick controlaba todos los detalles de sus películas, incluido el doblaje a otros idiomas, y era capaz de repetir cincuenta veces una misma toma hasta que el actor le sorprendía con algún matiz que le llamaba la atención. Durante la investigación previa al rodaje de su (finalmente abortada) película sobre Napoleón, Kubrick utilizó un mueble archivador en el que almacenó miles de tarjetas. Cada una de esas tarjetas correspondía a un día en la vida del emperador. De esa forma Kubrick podía saber con total precisión qué había hecho Napoleón un día determinado de su vida, por ejemplo el diecisiete de febrero de 1817, solo con buscar la ficha correspondiente en el archivador. Según Michael Herr, «ningún detalle era demasiado prosaico, ni siquiera los objetos de escritorio y los clips».

Ese detallismo complica la interpretación de las películas de Kubrick por la brutal acumulación de elementos. Pero también las hace más legibles. Porque en las películas de Kubrick no hay ni un solo ingrediente casual. Todo figura ahí por una razón. Cada gesto rebosa significado, cada línea de diálogo aporta peso a la trama, todos los detalles son escrupulosos y pulcros. Desde el vestuario a la iluminación, la banda sonora, la elección de los actores y los más pequeños y aparentemente intrascendentes elementos del decorado. Kubrick ha sido sin duda el director más riguroso de la historia del cine. El cine de Kubrick es preciso.

Y sabiendo que nada es casual en el cine de Kubrick, resulta relativamente fácil encajar las piezas del puzle.

El primer plano de Eyes Wide Shut es el equivalente de esa escena de Salvar al soldado Ryan en la que los soldados que llegan el seis de junio de 1944 a las playas de Normandía mueren acribillados antes incluso de poder salir de las barcazas de desembarco. En Eyes Wide Shut, los soldados ametrallados son los espectadores. No han transcurrido ni dos segundos de la película y Kubrick ya ha presentado a bocajarro los tres elementos antes mencionados: el psicológico, el político y el esotérico.

IMAGEN-1

El psicológico está presente en el color rojo de las cortinas. En Eyes Wide Shut, el rojo se identifica con el sexo y sus dolencias. El político está simbolizado en las raquetas de tenis. Alice, el personaje interpretado por Nicole Kidman, es un juego para los hombres. Un simple trofeo por el que competir. Si nos ponemos rebuscados, las raquetas remedan el símbolo de lo masculino. El elemento esotérico está presente en las columnas entre las que puede verse a Alice. En la mayoría de las corrientes esotéricas las columnas simbolizan el portal de entrada a lo desconocido y lo sagrado, además del equilibro entre dos fuerzas opuestas. Las dos columnas se mencionan por ejemplo en la Biblia. Flanquean la entrada del templo de Salomón y reciben los nombres de Jakim (la de la derecha) y Boaz (la de la izquierda). Jakim y Boaz son asimismo dos de los elementos centrales de la liturgia francmasona.

A lo largo de Eyes Wide Shut se repiten con frecuencia varios elementos: los colores rojo y azul, el arco iris, las máscaras. El análisis de uno solo de esos detalles por separado bastaría para dar con una interpretación parcialmente correcta de la película. Pero no sería la foto global. Analizados en conjunto, esos elementos convierten Eyes Wide Shut en la película más subversiva de Stanley Kubrick.

Vamos allá. Como es obvio, el texto está plagado de SPOILERS. El que no haya visto Eyes Wide Shut que se haga con ella y la vea antes de leerlo.

1. Los colores rojo y azul

Los colores rojo y azul son centrales en Eyes Wide Shut. El rojo es el símbolo del sexo, la infidelidad y los celos. El azul lo es del hogar, la inocencia y el amor conyugal. Cuando esos dos colores aparecen juntos, expresan una dicotomía.

La puerta del apartamento de Bill y Alice Harford, el matrimonio interpretado por Tom Cruise y Nicole Kidman en Eyes Wide Shut, es azul. También lo es la puerta de la consulta médica de Bill, la bata de Alice y la habitación de su hija Helena. También la luz que se filtra a través de las ventanas es azul. Es el color de Nueva York, la ciudad natal de Kubrick.

IMAGEN-2

IMAGEN-3

IMAGEN-4IMAGEN-5

El color rojo es el de la puerta del edificio en el que vive la prostituta Domino. También el del tapete de la mesa de billar de Victor Ziegler, el amigo de Bill interpretado por Sydney Pollack. Rojo es el color de la pared de la tienda de disfraces, el de las alfombras de la mansión de Somerton y el de la túnica del sacerdote que dirige la misa negra.

IMAGEN-6

IMAGEN-7

IMAGEN-8

IMAGEN-9

Los colores rojo y azul aparecen también juntos en varias ocasiones. Simbolizan las dudas o los dos caminos que se abren ante el personaje. Equivalen al cruce de caminos de la simbología satánica, aquel en el que se vende el alma al diablo a cambio de algún tipo de placer terrenal. El club Sonata Cafe tiene dos rótulos, uno rojo y otro azul. Bill puede entrar en el club, lo que le conducirá a la mansión en la que se celebra la orgía ritual, o no entrar y continuar caminando hasta su casa para reencontrarse con Alice.

IMAGEN-10

Cuando Bill llega al faraónico lavabo de Victor Ziegler se encuentra con Mandy, una prostituta. Mandy se ha inyectado una sobredosis de speedball y está sentada desnuda e inconsciente en una butaca roja. En la pared puede verse el retrato de una mujer desnuda, quizá también una prostituta, sobre un fondo de color rojo. Tras reanimarla, Bill tapa a Mandy con una manta azul. El color azul es el símbolo de su falta de deseo. Para Bill, Mandy es solo una paciente. Al taparla con la manta azul está negando la naturaleza sexual de la prostituta con un gesto de calidez.

IMAGEN-11

IMAGEN-12

IMAGEN-13

En la escena de la discusión entre Bill y Alice que desencadena la crisis, Alice aparece recostada sobre las sábanas rojas de la cama de matrimonio. Está fumando marihuana y se prepara para empezar una discusión con Bill. Este, desprevenido, aparece enmarcado en azul. A lo largo de la discusión, las posiciones se intercambian. Cuando Alice se burla de la idea de que los hombres solo están interesados en ella sexualmente, la baña la luz azul: ahora es Alice la ingenua.

IMAGEN-15

IMAGEN-16

2. El arco iris

El arco iris es otro de los elementos simbólicos destacados de la película y el que da una de las claves más importantes de su interpretación.

El arco iris está presente en las luces de colores que decoran los muchos abetos navideños que pueden verse en Eyes Wide Shut. El arco iris representa la banalidad de la vida cotidiana, las mentiras de neón que ocultan la realidad. Es el día a día postizo de las hipócritas convenciones sociales. Por eso el árbol de Navidad está presente en todas las casas por las que pasa Bill, con la significativa excepción de la mansión de Somerton.

IMAGEN-17

IMAGEN-18

IMAGEN-19

IMAGEN-20

Lo opuesto del arco iris es lo subterráneo. El otro mundo: lo oculto, lo arcano, lo pagano.

Gayle y Nuala, las dos modelos que coquetean con Bill en la fiesta de Victor Ziegler, le invitan a acompañarlas «allí donde termina el arco iris». Están hablando de un lugar donde no hay abetos navideños, donde acaba la farsa de las convenciones sociales y empieza lo secreto. Es el mundo representado por la mansión de Somerton y lo que sus paredes encierran.

IMAGEN-21

Pero la frase «allí donde termina el arco iris» tiene también un segundo significado. Al final del arco iris hay un caldero lleno de oro. Kubrick nos está diciendo que ese mundo subterráneo es el del dinero, el de los poderosos. Lo que esas dos modelos están haciendo es invitar a Bill a iniciarse en lo pagano. A formar parte de la secta del dinero.

La tienda en la que Bill alquila su esmoquin, su capa y su máscara se llama Rainbow. Es el último paso antes de entrar en el estrato de lo velado. Bill está a punto de llegar allí donde termina el arco iris.

IMAGEN-22

Ya en el acto final de la película, y tras la reveladora conversación final con Victor Ziegler, Bill adquiere al fin conciencia de cuál es la realidad oculta tras el telón de la farsa cotidiana. Bill ha despertado, ha sido iniciado. Cuando llega a su apartamento, apaga las luces del abeto navideño. Las luces de colores no tienen ya razón de ser. Persistir en el engaño es pueril.

IMAGEN-23

IMAGEN-24

Es interesante el hecho de que la novela original de Schnitzler no transcurre en Navidad, sino durante la época del Carnaval. El simbolismo de ambas festividades, sin embargo, es el mismo en la novela y en la película: ambas ocultan la realidad subterránea bajo una festiva capa de hipocresías y mentiras.

3. Las jerarquías sociales

Las jerarquías sociales se plasman en la película a través de las diferentes viviendas que aparecen en ella.

La prostituta Domino y su compañera viven en un piso minúsculo y destartalado del que Bill apenas acierta a decir nada más que una cortesía de compromiso: «Es… acogedor». Domino y su compañera son el nivel más bajo de la escala social. Son prostitutas y probablemente drogadictas.

IMAGEN-25

El siguiente nivel de la escala social es el del propio Bill. Bill no sufre apreturas económicas. No es rico, pero sí moderadamente acaudalado. Alice, su mujer, es una antigua galerista de arte ahora en paro, y quizá por eso las paredes están abarrotadas de cuadros.

IMAGEN-26

Pero Bill no es más que el escalón más bajo de la escala social real. Por encima de su envidiable apartamento de Central Park West se encuentra la casa de Victor Ziegler, monumental y palaciega. Ziegler es el verdadero triunfador. Comparado con él, Bill no es más que un modesto aspirante al trono.

IMAGEN-27

La diferencia entre el nivel social de Bill y Victor Ziegler se refleja en sus lavabos. Los lavabos son un elemento importante en las películas de Kubrick. En los lavabos de El resplandor y La chaqueta metálica los personajes se muestran tal y como son en realidad, quizá por la presencia de espejos en ellos. El lavabo de Bill en Eyes Wide Shut es burgués, funcional y vulgar. El de Victor es gigantesco, aristocrático y barroco. Lo decoran butacas, pomposas lámparas de mesa, pesados cortinajes y varios cuadros.

IMAGEN-28

IMAGEN-29

Pero el mismo Ziegler no es a su vez más que un elemento de segundo nivel. Por encima de su casa se encuentra la mansión de Somerton, la verdadera cúspide de la pirámide social. Allí donde los realmente ricos y poderosos se dan cita para llevar a cabo sus rituales secretos.

IMAGEN-30

De hecho, en la ya mencionada conversación alrededor de la mesa de billar, Ziegler le confiesa a Bill haber tenido que dar explicaciones a «esa gente» por haberles recomendado la contratación del pianista chivato Nick Nightingale. El hecho de que Victor Ziegler haya tenido que disculparse indica que no pertenece a los niveles superiores de la jerarquía de la organización secreta.

Bill, en definitiva, no es más que un advenedizo. A lo largo de Eyes Wide Shut se le muestra como alguien acomodado pero desconocedor de los verdaderos mecanismos ocultos del poder y la riqueza. Cuando Bill aparece en la mansión de Somerton es inmediatamente reconocido como un intruso por varios de los presentes a pesar de llevar máscara. Bill huele a pequeña burguesía. La misma Mandy, también enmascarada, le detecta y le suplica que se vaya de la mansión. «No eres uno de los nuestros», le dice. A Bill le terminan de delatar sus maneras de clase media: llega a la fiesta en taxi en vez de limusina y en los bolsillos de su abrigo encuentran el recibo del alquiler de su disfraz.

IMAGEN-31

Y por cierto. En la imagen anterior puede verse un nuevo ejemplo de ese cruce de caminos demoníaco antes mencionado. La verja de la finca de Somerton es azul y el coche que va a conducir a Bill hasta la puerta de la mansión, rojo.

4. El dinero de Bill

Bill se relaciona de forma sistemática con aquellos que se sitúan por debajo de él en la escala social por medio del dinero. A Bill (billete en español) no se le ve discutir ni una sola vez por el precio de nada. Explica Michael Herr que Kubrick no soportaba a los que derrochan su dinero caprichosamente. De ahí la caracterización del personaje de Tom Cruise.

Kubrick remarca varias veces a lo largo de la película ese rasgo del personaje. Bill le paga a la prostituta Domino los ciento cincuenta dólares acordados a pesar de no haberse acostado con ella (en la novela original ella rechaza su dinero). Más tarde le ofrece a Milich, el propietario de la tienda de disfraces, un pago extra de cien dólares sobre el precio del alquiler de su disfraz a cambio de que acepte atenderlo a medianoche. Milich no tarda en percatarse de que Bill pagará lo que él quiera y le pide el doble, doscientos dólares. Bill acepta la contraoferta sin regatear ni un solo centavo. Unos minutos más tarde, Bill le ofrece cien dólares al taxista que le ha llevado hasta Somerton para que le espere en la puerta hasta que él salga de la mansión.

Esa actitud de nuevo rico es detectada instantáneamente por todas las mujeres que se cruzan con Bill. La rapidez con la que las mujeres se lanzan a coquetear con él no se debe a su atractivo sino a su aroma a dinero fácil. Conocido es que un tonto y su dinero nunca permanecen demasiado tiempo juntos. Las mujeres que se cruzan con Bill se comportan como prostitutas por dos razones: porque lo son y porque él es el tipo de hombre que consigue lo que desea sacando la cartera del bolsillo.

La primera frase que se oye en la película la pronuncia Bill y sirve para definir al personaje. Mientras se prepara para acudir a la fiesta de Ziegler, Bill le pregunta a Alice dónde está su cartera. Alice lo sabe perfectamente: en la mesita de noche. El mensaje es obvio. El matrimonio es para ella una simple convención social de la que el amor (o el cariño) es solo una más de sus motivaciones y ni siquiera la más relevante. La más importante es el dinero. Cuando Alice acaba de explicarle a Bill su fantasía sexual con el oficial de marina, añade: «Y sin embargo, mi amor por ti era tierno y triste». Alice no dice pasional o irresistible. Dice tierno y triste. La pasión de Alice queda reservada para los hombres con los que realmente quiere follar y de los que el oficial de marina es solo un símbolo. Su marido no es más que un proveedor de seguridad financiera, una fachada socialmente hipócrita con la que disimular el hecho de que ella es una prostituta de la misma manera que lo son Domino o las mujeres de la mansión de Somerton.

Bill, en definitiva, está en tierra de nadie. Los verdaderos ricos y poderosos, los machos alfa de la cúspide social, huelen su aroma de quiero y no puedo. Las mujeres de la clase social inferior perciben en él su ridícula fanfarronería. Su mujer se ha casado con él por dinero y por esa misma razón apenas puede reprimir su resentimiento. Un resentimiento que se manifiesta en forma de fantasías sexuales y de pesadillas en las que Alice desencadena toda su crueldad contra su marido sin las cortapisas existentes en la vida real. Las pesadillas de Alice son el equivalente de la mansión de Somerton para Bill: ese rincón secreto en el que todo vale y en el que no operan las reglas de la cotidianeidad.

5. La hipocresía de Alice

Si Bill es un advenedizo que ignora su propia posición en la escala social, Alice es una hipócrita. De ahí que se pase media película frente al espejo. El espejo es el símbolo de su vanidad y coquetería, pero también de su dualidad. Alice está en paro y su única actividad conocida consiste en acicalarse tal y como se esperaría que lo hiciera una mujer florero. Alice no tiene entidad propia: es una muñeca, un mero objeto sexual. Un ama de casa aburrida en el interior del hogar familiar y el trofeo erótico de Bill en el exterior.

Solo hay tres momentos de la película en los que Alice se muestra tal y como es en realidad. 1) En la fiesta en la casa de Victor Ziegler, cuando se emborracha y coquetea con el aristócrata húngaro Sandor Szavost. 2) Cuando discute con Bill tras fumar marihuana. 3) Mientras disfruta de una pesadilla en la que se ve a sí misma follando con decenas de hombres en presencia de su marido.

Alice, en definitiva, solo se manifiesta con sinceridad cuando está borracha, drogada o dormida. Cuando el subconsciente domina sus actos. De nuevo una metáfora del poder de lo subterráneo y lo oculto, y de cómo los personajes luchan inútilmente por mantenerlo bajo control por medio de mentiras hipócritas.

Durante su pesadilla, Alice ríe a carcajadas. Disfruta haciéndole daño a su marido y goza de su propia crueldad. Esa crueldad que Alice reprime en la vida real porque le va su modus vivendi en ello. Preguntada al respecto, Christiane Kubrick, la mujer del director, dio una interpretación extraordinariamente perspicaz de la actitud de Alice: «Las mujeres tienen un poder inmenso, el de ser crueles con los hombres. Pero ese poder solo tiene efecto sobre los hombres que las quieren».

No sobre los hombres que las desean: sobre los que las quieren. Es un detalle importante. Capital en Eyes Wide Shut, de hecho.

Para Kubrick, la institución del matrimonio no es más que una forma socialmente aceptable de prostitución. En Eyes Wide Shut, tan prostituta es la mujer casada que vive con y de su marido como las prostitutas callejeras o las que se mueven por la mansión de Somerton.

Y esto dice Michael Herr en Kubrick: «[A Stanley Kubrick] las mentiras culturales le repugnaban especialmente. La hipocresía no era una insignificante debilidad humana, era la esencia corrupta del conflicto humano, que para Stanley era un conflicto puramente existencial. En términos narrativos, ya que las películas eran historias, la mentira más despreciable era el sentimentalismo, y la más desagradable la beatería».

6. ¿Quiénes son los enmascarados de la mansión de Somerton?

Una de las claves la da la hija de Milich (Leelee Sobieski), el dueño de la tienda de disfraces. Milich descubre a su hija con dos travestidos japoneses y le ordena que se vaya. Pero antes de hacerlo ella le susurra al oído a Bill «you should have a cloak lined with ermine» (deberías llevar una capa forrada de armiño). En la película esa frase es casi inaudible.

IMAGEN-32

La mención de la capa forrada de armiño no es casual. La hija de Milich, al igual que su padre, ha adivinado sin problemas adónde se dirige Bill esa noche. Y la referencia al armiño es una pista de quién estará allí: la realeza.

Al menos uno de los participantes en la orgía, además de Victor Ziegler, se cita por su nombre en Eyes Wide Shut. En la noticia sobre el ingreso en el hospital por sobredosis de la exreina de la belleza Amanda Curran (Mandy) se menciona a un diseñador de moda londinense, Leon Vitali, con el que ella habría tenido una relación hace tiempo y que la habría introducido en el mundo de la moda. Leon Vitali es el nombre real del actor que interpreta al sacerdote de la misa negra de la mansión de Somerton.

IMAGEN-33

La interpretación es obvia. El líder de la organización secreta es el diseñador británico Leon Vitali y el mundo de la moda no es más que una tapadera que permite proveer de prostitutas de alto standing, generalmente drogadictas, a las elites sociales.

7. Todas son iguales

En Eyes Wide Shut aparecen dos tipos de mujeres.

Las primeras son las intrascendentes. La canguro de Helena, las enfermeras y ayudantes de Bill, las camareras. Son mujeres sin mayor interés sexual.

Las segundas son las prostitutas. Todas ellas son pelirrojas y sus cuerpos son indistinguibles. El cuerpo de Mandy no se distingue en nada del de Alice y este no se distingue en nada del de una de las clientas de la consulta de Bill (significativamente, pelirroja) y del de las mujeres de la mansión de Somerton. Todas esas mujeres son, a efectos simbólicos, la misma.

IMAGEN-34

IMAGEN-35

IMAGEN-36

IMAGEN-37

IMAGEN-38

Esa similitud es interpretada frecuentemente de dos maneras distintas. Para los partidarios de la interpretación psicológica de Eyes Wide Shut, ese parecido es la evidencia de que Bill busca en realidad a Alice en todas las mujeres con las que se encuentra a lo largo de su periplo.

Para los partidarios de la interpretación política, Kubrick está diciendo que esas mujeres carecen de entidad propia. Que son meros objetos sexuales intercambiables y fácilmente reemplazables al servicio del sexo masculino. De ahí sus proporciones perfectas, que recuerdan a las de las modelos fotografiadas por Helmut Newton. Amazonas de la prostitución. Carne de cañón clónica.

Es interesante señalar que esa similitud ha sido introducida por Kubrick puesto que no figura en la novela original. Cuando Fridolin, el personaje en el que se basa Bill, llega a la mansión de Relato soñado, Schnitzler escribe: «Los ojos de Fridolin erraban sedientos de las figuras exuberantes a las esbeltas, de las delicadas a las espléndidamente en flor». En la novela original, todas las mujeres de la orgía son diferentes. Todas tienen entidad propia.

Mención aparte merece Helena, la hija de Bill y Alice. Helena es también pelirroja. A lo largo de la película puede verse varias veces a Alice ayudando a su hija a peinarse, a envolver regalos o a hacer los deberes. En una de esas ocasiones, Kubrick se detiene durante varios segundos y de forma aparentemente innecesaria en madre e hija, que están resolviendo un problema de matemáticas banal. El problema explica que Joe tiene 2.5 dólares y Mike 1.75. ¿Cuánto dinero tiene Joe más que Mike?

Alice está enseñando a su hija Helena a seleccionar a los hombres por su dinero. La está adiestrando como prostituta. Quizá con el tiempo Helena se case con un marido que la mantenga o quizá acabe siendo iniciada en una ceremonia similar a la de la mansión de Somerton para deleite de los machos alfa de la pirámide social, pero su destino parece claro desde el primer minuto en el que aparece en la película disfrazada de hada: acabar ejerciendo la prostitución. El color de su cabello simboliza su destino.

8. La redención

En dos ocasiones a lo largo de Eyes Wide Shut se recompensa a Bill por sus decisiones moralmente correctas.

En la primera de ellas, Bill está a punto de acostarse con la prostituta Domino en el piso de esta cuando recibe una llamada de Alice. Tras la llamada, decide irse del piso. Al día siguiente, la compañera de Domino le informa de que un análisis de sangre ha confirmado que su amiga es seropositiva.

La segunda de ellas es la ya mencionada escena en el lavabo de Ziegler. Bill reanima a Mandy, la tapa con una manta azul y le recomienda que busque ayuda contra su adicción a las drogas. Al día siguiente, durante la orgía en la mansión de Somerset, Mandy sacrifica su vida a cambio de la de Bill.

9. Las interrupciones

Bill es interrumpido varias veces durante la película.

  1. Durante su conversación con Nick Nightingale en la mansión de Ziegler, el pianista es reclamado por un sicario.
  2. Cuando Gayle y Nuala invitan a Bill a acompañarlas «allí donde acaba el arco iris», un segundo sicario de Ziegler les interrumpe para pedir su ayuda.
  3. Durante la conversación con Alice en la que esta le confiesa su fantasía sexual con el oficial de marina, Bill recibe una llamada en la que se le comunica que uno de sus clientes ha muerto.
  4. Cuando está a punto de acostarse con Domino, Bill recibe una llamada de Alice.
  5. En el Sonata Cafe, la conversación con Nick Nightingale vuelve a ser interrumpida por una llamada telefónica.
  6. Mientras habla con Milich en la tienda de disfraces, la conversación es interrumpida cuando el primero descubre la juerga de su hija con los dos travestidos japoneses.
  7. Cuando está a punto de aceptar la invitación de una de las mujeres enmascaradas de la mansión de Somerton, Mandy les interrumpe a ambos para poder hablar a solas con Bill.
  8. Ese mismo día, cuando parece que está a punto de acostarse con la compañera de piso de Domino, esta le interrumpe para confesarle que su amiga es seropositiva.

Las interrupciones simbolizan el coitus interruptus que son los deseos de Bill. Pero también insinúan la posibilidad de que todo sea un sueño: una de las peculiaridades de los sueños eróticos es que suelen interrumpirse antes de que el acto sexual llegue a consumarse.

10. Las máscaras

Las máscaras venecianas pretenden ocultar la identidad de los participantes en la orgía de Somerton pero lo que hacen en realidad es mostrar sus verdaderos rostros. Las máscaras se retuercen progresivamente cuando Bill es cazado y sometido al terrorífico proceso inquisitorial del sacerdote negro porque son la manifestación externa de la podredumbre del alma de sus portadores. Y por eso Bill es reconocido por la pareja del piso superior cuando entra en la mansión: porque su verdadero rostro está a la vista de todos a pesar de llevar máscara.

IMAGEN-39

Las máscaras representan la hipocresía de aquellos que durante el día muestran un rostro respetable pero que al llegar la noche se desprenden de los corsés sociales para llevar a cabo actos de una perversión atroz, incluido el asesinato. La paradoja de Eyes Wide Shut está servida: las caras reales de los participantes en la orgía muestran una faceta falsa de su alma mientras que las máscaras revelan su verdadero rostro.

IMAGEN-40

IMAGEN-41

IMAGEN-43

IMAGEN-44

IMAGEN-45

También Alice lleva una máscara, aunque de otro tipo. Alice lleva gafas en su casa pero se las quita para asistir a la fiesta en la mansión de Ziegler. Al quitarse las gafas lo que está haciendo Alice es ponerse su máscara de prostituta.

También pueden verse varias máscaras en el piso de Domino. Esas máscaras son la señal de que Domino es una más de las mujeres presentes en la orgía de Somerton. Domino es, de hecho, el nombre de un tipo de máscara veneciana.

IMAGEN-46

También la compañera de piso de Domino parece formar parte de la secta. Tras informar a Bill de que Domino no está allí y confesarle que es seropositiva, añade «quizá no vuelva nunca». Una prostituta seropositiva es inservible para la organización y ella, de alguna manera, lo sabe. Es probable que Domino vaya a ser también asesinada.

Y un último detalle. Durante la fiesta en la casa de Ziegler, Sandor Szavost parece muy interesado en conocer si a Alice le gusta el Renacimiento. Quizá la pregunta es una invitación a participar en la orgía de Somerton o quizá Sandor pretende averiguar sutilmente si Alice forma o no parte de la secta. Porque el Renacimiento no es solo la época de apogeo del Carnaval de Venecia (llevaba celebrándose extraoficialmente durante al menos un par de siglos) sino también la de la popularización entre la aristocracia de las fiestas de máscaras. Y esa es una de las sutiles maneras que tiene Kubrick de decirle al espectador que el misterioso y seductor aristócrata húngaro es uno de los participantes en la orgía de Somerton. Su conocimiento de El arte de amar del poeta romano Ovidio (de donde Sandor saca la idea de beber de la copa de Alice para expresarle su deseo de intercambiar fluidos con ella) parece reafirmar la idea. El nombre de Sandor Szavost es además una referencia obvia a Anton Szandor LaVey, el fundador de la Iglesia de Satán. Sandor parece hipnotizar a Alice con sus teorías sobre el adulterio considerado como una de las bellas artes. Su postura mientras baila con Alice es similar a la de una serpiente que intenta enroscarse en el cuello de su presa. El simbolismo satánico es evidente. Atención al heptagrama de la pared.

IMAGEN-47

11. Los símbolos esotéricos

El grupo que tropieza con Bill y le llama maricón en una calle de Nueva York lleva camisetas de Yale. Yale es la sede de la organización secreta Skull & Bones, a la que pertenecieron George W. Bush y su padre, John Kerry y varios jueces de la Corte Suprema de los EE. UU. La elite de las elites sociales, en definitiva. El secretismo que rodea a la organización suele alimentar los rumores conspiranoicos. Según esos rumores, Skull & Bones sería en realidad una secta en la que se reclutaría a los futuros miembros del gobierno mundial en la sombra. Es decir a los aprendices de illuminati. Los candidatos perfectos (junto con los miembros de la realeza y la aristocracia europea) para participar en una orgía como la de Somerton.

IMAGEN-48

IMAGEN-49

La exactitud de los gestos del ritual de iniciación de las mujeres enmascaradas (la mano derecha en el hombro izquierdo mientras se juntan los labios de las máscaras) parece asimismo una alusión a los ritos masónicos, que cuentan con una amplia gama de gestos secretos y excepcionalmente precisos cuyo significado solo conocen los iniciados.

IMAGEN-50

El águila bicéfala coronada de la silla del maestro de ceremonias era un símbolo heráldico habitual de los imperios bizantino y romano. Representaba la autoridad del emperador sobre los asuntos religiosos y civiles, aunque también la dualidad Iglesia-Estado. En el contexto de la película, el águila bicéfala parece reforzar la idea de que los participantes en la orgía son miembros destacados de las elites financieras, políticas y religiosas.

IMAGEN-51

En Eyes Wide Shut abundan también los símbolos paganos como los pentagramas invertidos o los heptagramas. Ambos cuentan con decenas de significados esotéricos asociados a la brujería y lo demoníaco. El pentagrama invertido, por ejemplo, es el símbolo del triunfo de la materia sobre el espíritu y se suele utilizar como imán para las fuerzas del mal. Su presencia en la casa de Victor Ziegler no parece casual.

IMAGEN-52

Kubrick era, de hecho, un gran aficionado al simbolismo religioso y uno de sus libros de cabecera, que recomendaba a todo aquel con el que se cruzara, era La rama dorada de James Frazer en su versión completa (la que se suele vender en las librerías es la resumida).

12. La máscara de Bill

Kubrick es deliberadamente ambiguo en la escena en la que la máscara que Bill creía haber perdido aparece en su cama de matrimonio. Alice no ve la máscara, lo que parece insinuar tres interpretaciones posibles.

  1. La máscara es una amenaza de la organización secreta. Alice, simplemente, no la ve.
  2. Las vivencias de Bill han sido solo un sueño. La máscara es el símbolo de su sentimiento de culpa.
  3. La máscara la ha dejado la misma Alice. Ella también forma parte del culto o ha participado en orgías similares a las de Somerton. Quizá años antes de conocer a Bill y de pasar de la prostitución ritual a la conyugal.

IMAGEN-53

14. Tipos de sexo

A lo largo de la película, Bill es tentado con varios tipos de experiencias sexuales. La pederastia (Milich le ofrece a su hija). El amor platónico (la hija de su paciente fallecido). La necrofilia (en la morgue, cuando ve el cuerpo de Mandy). Las orgías (en la mansión de Somerton). La prostitución (con Domino y su compañera de piso). La homosexualidad (el recepcionista del hotel en el que se aloja Nick Nightingale). Y, por supuesto, y sobrevolándolo todo, el adulterio.

Pero el único tipo de sexo que no parece representar ningún riesgo para Bill es el más hipócrita de todos ellos: el conyugal.

15. ¿Está todo orquestado?

Kubrick parece dejar abierta la puerta a la posibilidad de que toda la peripecia nocturna de Bill haya sido orquestada por la secta de Somerton con el objetivo de iniciarlo en la organización. Varios detalles parecen insinuarlo.

En primer lugar, la invitación de las dos modelos a ir «allí donde acaba el arco iris». Las miradas que se dirigen las dos chicas mutuamente parecen indicar premeditación. Quizá ellas mismas forman parte de la secta.

En segundo lugar, la casualidad de que Nick Nightingale, un antiguo amigo de Bill, toque el piano en la fiesta de Ziegler y le revele la dirección de la mansión de Somerton. Nightingale es ruiseñor en español. Un nombre muy apropiado para un chivato.

En tercer lugar, la insistencia de Sandor Szavost con Alice. Es probable que Bill y Alice estén siendo captados por separado.

En cuarto lugar, la rapidez con la que Milich y su hija parecen adivinar el destino de Bill esa noche. Milich parece ser el proveedor habitual de disfraces para los asistentes a la orgía.

En quinto lugar, la contraseña que franquea la entrada a la mansión: Fidelio. ¿Quizá también una alusión a la fidelidad y el silencio que se le exige a los miembros de la secta? En la novela original la contraseña es Dinamarca, que es el lugar en el que Fridolin y su esposa pasan las vacaciones y donde ella fantasea con el adulterio.

En sexto lugar, el hecho de que Bill sea rápidamente detectado en la fiesta a pesar de su máscara.

En séptimo lugar, la aparición de la máscara en su cama de matrimonio. Quizá la secta está únicamente comprobando la discreción de Bill.

En octavo lugar, el paternalismo con el que Victor Ziegler intenta calmar la conciencia de Bill convenciéndole de que todo ha sido una charada y de que nadie ha sido asesinado.

En noveno lugar, la ambigua frase final de Alice.

16. La juguetería

El acto final de Eyes Wide Shut transcurre en una juguetería. Las paredes de la juguetería son rojas y varios de los juguetes que pueden verse en sus estanterías parecen replicar algunas de las experiencias de Bill.

Las cajas Magic Circle hacen referencia al ritual de iniciación ocultista de la mansión de Somerton.

IMAGEN-54

La muñeca Barbie que escoge Helena parece hacer referencia a la hija de Milich y la pederastia. Es probable que Milich prostituya a su hija como parte del proceso de iniciación que la acabará llevando a las orgías de Somerton y, posteriormente, a casarse con un burgués adinerado que la mantenga, como ha hecho Alice. Esa interpretación reforzaría la idea de que Helena está siendo simbólicamente adiestrada como prostituta.

IMAGEN-55

El tigre que aparece a la espalda de Alice es exactamente el mismo que puede verse en el apartamento de Domino. En la novela original de Schnitzler, la prostituta cuyo sospechoso suicidio aparece en el periódico se llama Anna Tiger.

IMAGEN-56

IMAGEN-57

17. Follar

La propuesta de Alice (follar) en la última escena de Eyes Wide Shut ha desencadenado decenas de interpretaciones diferentes de la película.

Los que optan por el análisis psicológico suelen opinar que la epopeya de Bill le ha conducido de vuelta a su mujer y la seguridad del sexo conyugal. Quizá todo haya sido un sueño. Quizá todas las mujeres que Bill ha encontrado en su largo paseo por los peligros del sexo adúltero no son más que un reflejo de Alice. Por eso la pareja guarda la marihuana en la caja de tiritas: la droga ha curado las heridas de su matrimonio haciendo que Alice confiese su infidelidad platónica y desencadenando así el proceso de expiación llevado a cabo por Bill. Cuando Alice pronuncia la palabra follar se está refiriendo, obviamente, a ella y Bill.

Los defensores de la interpretación esotérica suelen opinar que el periplo de Bill ha sido orquestado como parte de su proceso de iniciación en la elite del poder y el dinero. Al final de la película, Bill ha sido iniciado. Cuando Alice, quizá ella misma una exintegrante de la secta, le propone follar, lo que está proponiendo en realidad es follar con otros. Es decir aceptar con todas las consecuencias su membresía en ese Club del Fuego Infernal aristocrático que es la secta de Somerton.

Los partidarios de la interpretación política de Eyes Wide Shut preferimos sin embargo un análisis bastante menos evidente o paranoico de la película. Si Alice le propone follar a Bill es porque no tiene nada más que ofrecerle. Sus únicas opciones vitales son la irrelevancia o la prostitución. Y su hija no es más que un eslabón más de la cadena.

Y ese es el mensaje real de Eyes Wide Shut. La institución social por antonomasia, aquella que cohesiona la sociedad, no es la familia sino la prostitución. En todas sus modalidades, incluida la del matrimonio. No existe ninguna otra relación posible entre hombres y mujeres que no pase por la compraventa de sexo de uno u otro tipo. La fuerza que nos mueve como seres humanos no es el amor sino la que se deriva de la pugna entre dos poderes opuestos: el sexual femenino y el económico masculino. Y el punto de equilibro entre esos dos poderes es la prostitución.

Por supuesto, la pregunta es qué ocurre cuando las mujeres acceden al poder económico… pero siguen acaparando el poder sexual. Porque los poderes sociales (como el de la riqueza) se pueden compartir o conquistar por medio de la política. Pero los que surgen de la propia naturaleza humana (como el sexual) son intransferibles. Y ese desequilibrio es una fuente potencial de conflicto y de hipocresías como aquellas de las que habla Eyes Wide Shut.

Tim Kreider da con la pista clave en el texto citado al principio de este artículo. El único libro cuyo título puede verse claramente en el apartamento de la prostituta Domino es Introducing Sociology. Eyes Wide Shut es una introducción a la sociología de la prostitución. Una crítica visceral a la hipocresía social y los convencionalismos de lo políticamente correcto. A las fantasías pueriles sobre el amor.

IMAGEN-58

Y, de hecho, Herr describe a Kubrick en su libro como un darwinista social y como un furioso y pragmático partidario del capitalismo. El realismo del director neoyorquino le llevaba a la idea de que quizá el mejor gobierno fuera el de un déspota benévolo. Tampoco despreciaba el dinero. «A Stanley le gustaba citar al compositor de canciones Sammy Cahn, quien, cuando en una entrevista le preguntaron qué era primero, la música o la letra, contestó: el cheque».

«Todas son iguales, pensó con amargura, y Albertine es como todas… la peor de todas» (Fridolin, en Relato soñado).

Si te ha gustado este artículo ¡Haz un donativo online!

Donar una cantidad personalizada

Información personal

Credit Card Info
Detalles de facturación

Total de la donación: 5,00€ One Time

198 comentarios

  1. Analizar una película plano a plano es como analizar un libro frase a frase: útil si estás intentando aprender cómo se hace, pero un puto coñazo en cualquier caso.

    • pues a mi me parece muy interesante, que quieres que te diga. Si quieres un resumen ve a IMDB

  2. Miquel àNGEL

    Vi un documental hace poco que versaba sobre el análisis de El Resplandor pero vamos, me pareció una exageración se sacaban mensajes ocultos e intenciones del director de cosas que creo que no eran más que decorados, de hecho sacaban mensajes de fallos de racord como una silla que desaparece entre un plano y otro…yo creo que Kubrick se debía descojonar con algunas de las conclusiones a las que llegaban algunos. Con todo, estoy bastante de acuerdo en los significados de los colores y cómo los usaba Kubrick en la película.

    • Cristian Campos

      Ese peligro existe, por supuesto, pero si ese fallo de racord se repite siete veces en siete escenas distintas es que el director está intentando decir algo.

    • Cristian Campos

      Me refería al peligro de sobreanalizar, claro.

  3. Don Hilarión

    La cita de Christiane Kubrick: «Las mujeres tienen un poder inmenso, el de ser crueles con los hombres. Pero ese poder solo tiene efecto sobre los hombres que las quieren» recuerda muchísimo a una reflexión que hace Yukio Mishima en su autobiografía, ‘Confesiones de una máscara’. Cito de memoria (o sea, muy probablemente mal): “El verdadero grado del poder de una mujer solo se reconoce ante el daño con que suelen castigar a quien las ama”.

  4. Juanjo Carrillo

    No se a cuenta gente le di cursos sobre este magnifico discurso de narración cinematográfica.No fue entendida y repudiada por el pijismo cultureta .

  5. Arkaitz Mendia

    Peazo artículo. Esto no lo escribe cualquiera, joder.

  6. Enhorabuena por el artículo.

  7. Seria mucho pedir un artículo de este tipo pero sobre la naranja mecánica, creo que también da mucho de que hablar. Gracias

  8. Pues sí. Estupendo análisis. Nada aburrido en mi opinión.

  9. Pingback: Vulgus veritatis pessimus interpres

  10. Cristian Campos

    Pues muchas gracias por los comentarios. Y por leerse el artículo hasta el final, que tampoco es moco de pavo en los tiempos que corren.

  11. roberto

    Cristian ,felicidades¡¡¡
    Un analisis bien hecho ,bien escrito y para mi, muy entretenido.
    No es mi pelicula favorita de Kubrik ,pero en el siguiente visionado ,la mirare con otro ojos.

  12. Maestro Ciruela

    Excelente análisis que incluso, a pesar de su evidente extensión, se me ha hecho corto; y es que Kubrick es para mí, el mejor en este negocio -lo describo en la forma pragmática que quizá le gustara a él, no a mí- a muchos años luz de cualquier otro creador. Asímismo, considero “Eyes Wide Shut” su mejor logro después de “2001 Space Odyssey”. Recuerdo en su estreno, ¡hace justo 14 años!, las opiniones y críticas tibias cuando no abiertamente desfavorables de gente que, en teoría, “saben algo de esto”. Recuerdo tambíén la sensación esa, que experimento tan pocas veces, de salir de la sala en un estado casi de ingravidez, aturullado aún por el alud de sensaciones…
    Total, que esta noche me la “pongo” otra vez y le felicito, Campos, porque si sigue así, va usted a ganarse un lugar a mi lado en mi Valhalla particular. En el otro, estará Stanley Kubrick, naturalmente.

    • Cristian Campos

      Precisamente el título del artículo, que quiere decir algo así como que la masa es una pésima intérprete de la verdad, va por las críticas que recibió la película en su momento. Supongo que se esperaban una porno y cuando se encontraron con esto no supieron ni por dónde empezar a masticar.

      Por supuesto, la pésima, burda y grotesca campaña publicitaria de la productora no ayudó en absoluto.

      Y gracias por el halago, claro.

      • Jose Meto

        Pues esto es cierto. Fui a ver la película al cine un sábado con unos amigos y el cine estaba lleno de niños de 15 años para abajo, gritando y animando cada vez que salía una teta. Hubo hasta bofetadas de gente que los quiso hacer callar. Misión imposible. Al final se calmaron, pero por aquel entonces (tendría 25 años), no entendí la película, me pareció tan sólo un alegato al poder que tienen las mujeres y lo terrible que puede ser darse cuenta de que tu amada lo que realmente quiere cuando te dice que te quiere es que se la follen 20 tíos. Y mira, no andaba muy descaminado.

        La vi años más tarde, ya en inglés, y ahí sí que me di cuenta de la magnitud y la profundidad de la película.

        Y la voy a ver otra vez hoy mismo al salir del curro, porque casualidades de la vida, la están poniendo aquí en el cine (vivo en Londres, tengo esa suerte).

  13. Banuhaqim

    Magnífico análisis, muy conciso y con amplia información.

  14. Magnífico.

  15. Lector

    Larguísimo artículo pero francamente bueno. Adoro esta película, me parece la mejor de Kubrick y al autor del artículo le daría un abrazo por ser la primera persona que coincide con mi opinión. Casi todos los culturetas con los que he sacado el tema (esta película no se le puede ni nombrar a un aficionado al cine palomitero porque les suele parecer una tomadura de pelo) me dicen que es floja y que casi cualquier otra del director le da mil vueltas.

    He disfrutado como un enano con este análisis tan detallado, había leído hace años el artículo de Tim Kreider y me ha hecho ilusión leer otro tan detallado en nuestro idioma.

    Sólo a un genio obsesivo como Kubrick se le puede ocurrir rematar su brillante carrera con una película en torno al “TODAS PUTAS”. Menudo colofón! Y además lo hace con gusto, con profundidad, mandando mensajes por todas partes. La primera vez que vi la peli, en el cine por supuesto, se me cayeron los cojones al suelo. Fue una experiencia cruda, amarga, me quitó un poco las ganas de vivir, y no es coña.

    El resto de veces lo he hecho como experiencia masoquista y para regodearme con todos los guiños que conocía despues de leer artículos similares a este.

    Es una película dura, que explora las relaciones de pareja pero sobre todo las relaciones de poder (que tambien se dan en la pareja, por supuesto). Es un tratado de sociología de muchos quilates. A Michel Foucault se la habría puesto muy dura esta peli y seguro que le daba para escribir un libro y dar varias charlas-coñazo de las suyas.

    • Cristian Campos

      Exacto. Para mí el mensaje de Eyes Wide Shut es no ya subversivo, sino atómico. Es lo más parecido a una “teoría del todo” en el terreno de las relaciones hombre-mujer que yo haya visto jamás en una pantalla de cine. Y por eso digo que es una de mis tres películas preferidas.

      Hay que tener mucho, muchísimo talento, para decir lo que está diciendo Kubrick con elegancia y sin caer en lo grotesco, lo burdo o lo directamente paleto.

      • Maestro Ciruela

        ¿Sería demasiado pedir que dijera sus otras dos películas favoritas? Mas que nada, para saber si he de poner un busto suyo de bronce en mi despacho, o todo habrá sido una nube de verano. ¡JA, JA, JA!

        • Cristian Campos

          Le respondo un poco más abajo, que otro lector me ha preguntado lo mismo.

          • Excelente! Solo dos puntos:
            Un confirmatorio sobre lo que expones de que el personaje de Alice pudo haber vivenciado las fiestas antes es que en cuanto llegan a la primera fiesta y su esposo le menciona que conoce al pianista ella parece sorprendida y desesperada para no encontrarse con éste.

            Sin embargo tengo otro punto, que para variar me pone a pensar, si estaban por un lado las modelos de la fiesta “reclutando nuevos miembros” por qué entonces desde la llegada a la Mansión, tratan de sacar al Dr. ? Por qué aparentemente ajusticiar al Pianista y a la Modelo?

  16. Manu Gomi

    Estupendo análisis, la genialidad de Kubrick, muy en entredicho entre parte de la crítica y público, sale a relucir en este gran articulo.
    Sólo una puntualización, la elección de Cruise (siempre criticada) no me parece fortuita, no encuentro actor mejor para representar lo que Kubrick buscaba.

    • Cristian Campos

      Es difícil saber lo que pensaba Kubrick, pero deduzco que en la elección de Tom Cruise y Nicole Kidman pesaron varias razones:

      1. El hecho de que ambos eran pareja en la vida real. Supongo que Kubrick buscaba matices, roces y detalles que difícilmente surgirían entre una pareja cualquiera de actores que no fueran marido y mujer.

      2. El hecho de que eran la pareja de moda. A Kubrick le importaba mucho la comercialidad de sus películas.

      3. El hecho de que Tom Cruise haya cargado siempre con el sambenito de comprar a sus mujeres. Este argumento es, para mí, el definitivo. Si ese sambenito es cierto, entonces la pareja Cruise-Kidman REAL sería la prueba fehaciente de que lo que dice la película es 100% cierto: los hombres poderosos (ricos) compran mujeres (prostitutas) como trofeo de caza o para mantener su estatus.

      Lo raro es que Cruise y Kidman no se dieran cuenta de lo que está diciendo la película acerca de ellos mismos.

      • Esther

        ¿Seguro que no se dieron cuenta? ¿No sería ése el detonante que los llevó al divorcio un año y pico después…?

      • Bueno… sin exagerar… tampoco es que la Kidman fuera entonces una pobre desconocida en busca del dinero del Cruise.
        El sambenito no es que Cruise compre a sus mujeres, sino que compra su heterosexualidad ya que tanto le tachan de lo contrario…

  17. jacobo

    pregunta sin rastro de ironía y que muestra mi torpeza: cúando utilizas el término psicológico en parte del análisis, estaría mejor empleado psicoanalítico?

    y por supuesto, muchas gracias por el artículo

    • Cristian Campos

      Sí en el sentido de psicoanálisis freudiano, claro. De hecho Schnitzler y Freud se conocieron e intercambiaron pareceres en más de una ocasión, si no me equivoco.

      Y gracias a ti por el comentario.

  18. El análisis del Sr Campos tiene su interés como pieza ensayística, pero no vale mucho como análisis cinematográfico.
    En primer lugar, se basa en una sobreinterpretación un tanto presuntuosa: atribuye una explicación a determinadas imágenes de la película en una clave psicológica/sociológica cuando cualquiera de las citadas admitirían otra media docena de interpretaciones, cayendo flagrantemente en lo que se llama falacia intencional.
    Y además, confunde las “opiniones”, por así llamarlas, de la película con las del propio Kubrick. Es decir, confunde al autor con la obra (o más bien, con la obra tal y como la ve el Sr Campos, que no es necesariamente como la tenemos que ver los demás).

    • Estoy de acuerdo con el comentario de Juan la verdad. Un artículo bien escrito pero que creo que se equivoca sobreinterpretando la película. Me llama mucho la anteción que ignore la más fácil y evidente de las interpretaciones a la frase final de Nicole Kidman pero claro, jodería toda la teoria de “son todas unas putas”. Poca navaja de Ockham veo aplicada.

    • pantuflo

      ¿Y cuál sería según tu parecer el análisis cinematográfico correcto a esta pelicula?, porque sería interesante que aportaras tu visión al respecto y así poder entender mejor esta obra de arte. Gracias.

  19. Tsevan Rabtan

    Cristian, enhorabuena. Excelente en sentido literal y muy bien escrito. Es preciso.

    • Cristian Campos

      Viniendo de ti el halago, me doy permiso a mí mismo para hincharme como un pavo. Me alegro de que te haya gustado.

  20. David González

    ¿Está todo orquestado? El grupo que tropieza con Bill y le llama maricón termina por desencadenar su encuentro con Domino.

    Por cierto no creo que sea casual que los actores fuesen Tom (cienciólogo) y Nicole, su interpretación de Bill y Alice fue muy realista.

  21. Antonio

    Qué pueril y decepcionante. Probablemente lo mejor que hizo Kubrick fue pasarle a Spielberg la responsabilidad de realizar AI.

  22. Muy interesante. Ahora voy a verla de nuevo con otros ojos (eyes wide open).

    Es una peli que siempre me resultó inquietante. Y con todo el simbolismo que describes, ahora más. Lo de las columnas me recordó a un par de cartas del Tarot, me pregunto si habrá más símbolos de ese tipo. Los buscaré.

    Saludos!

  23. Ivanhoe

    Guau, qué pasada. La vi hace poco pero debo reconocer que se me pasaron casi todos los puntos que comentas, al menos de forma consciente. Muy enriquecedor, gracias.

  24. the ring

    Brillante análisis.
    A mi también me estremeció cuando la vi en el cine un domingo por la noche. Nunca lo olvidaré.
    Unos meses después de su estreno después de toda la sarta de lenguaraces hablando (mal) de la peli, una cartita al Director en EL PAÍS también me estremeció: hablaba en pocas líneas de la pulsión de muerte y del Réquiem de Mozart, entreverado en las venas de la obra maestra de Stanley.

  25. Looepz

    Hola. Me ha parecido muy interesante y detallado el artículo. Sin embargo, creo que, en ocasiones, ciertas obras no tienen una traducción literal, de corrido, en una especie de discurso. Si bien coincido en que existen lecturas sobre lo político/social así como el trasfondo psicológico, en torno a las convenciones sociales (matrimonio, pareja, deseo, amor, fidelidad, celos) y se descubre un amenazante mundo oculto, o el cotidiano se desvela como tal, me cuesta creer que, como comentan un poco más arriba, la película represente un discurso o una tesis; más bien sería un retrato, una crítica o un comentario sobre los temas en cuestión… pero simplificar la película a ese mensaje, no me convence demasiado.
    Con todo, muy interesante el artículo y la profundización en el aspecto visual (tableau vivant?)y los detalles.

  26. Carlos Pernalete

    Gracias por el artículo. Abre la posibilidad de ver el film nuevamente con una visión afinada a muchos detalles. Y para el señor Juan que habla de una “sobreinterpretación” presuntuosa, creo que para entender a Kubrick hay que meterse en los terrenos de una mente precisamente presuntuosa. Era un director orgulloso y vanidoso, perfeccionista hasta más no poder. ¿Que Kubrick podría reirse en la cara de los que pretenden interpretarlo? Posiblemente. Pero por lo menos el señor Campos se moja con su artículo.

  27. Inés Edo

    Brillante análisis, he disfrutado como una auténtica ña con una piruleta. Estoy de acuerdo con el análisis en su
    mayor parte. Cabe recordar que Kubrick evolucionista, sí, genio, también, y misógino, un rato. Caesar caesaris.

  28. Qué buen artículo. Me imagino que los lectores del artículo de Kreider habrán tenido más de uno y de dos déjà vu, pero con todo, es una pieza que vendrá muy bien a mucha gente para (re)ver Eyes Wide Shut con otros ojos.

    Gracias, Cristian.

  29. Marcel Vilarós

    Brillante, brillantísimo artículo. Dado su contenido, yo no lo tildaría de largo, pues está bastante contenido dada su densidad.

    Queremos saber, eso sí, cuáles son las otras dos obras maestras con las que el redactor acompaña a esta para hacer su ‘pódium’.

    Me encantaría también saber su opinión sobre otra película que en mi mente siempre se encabalga con esta: Mulholland Drive, de David Lynch.

    Enhorabuena.

    • Cristian Campos

      Marcel y Maestro Ciruela: Bueno, tampoco pretendía que la cosa fuera tan solemne y eso de “las tres mejores” es un poco un recurso para darle empaque a la cosa, pero puestos a escoger, Blade Runner y Mulholland Drive, precisamente.

      Y luego ya decenas más: El padrino, Annie Hall, Alien, El apartamento, 2001: una odisea del espacio, La dolce vita, Uno de los nuestros, Taxi Driver, Rompiendo las olas, Heat, La noche del cazador, La ventana indiscreta, En busca del arca perdida…

      Y Los Soprano, El ala oeste de la Casa Blanca, Twin Peaks y Breaking Bad. Eso también es cine.

      • Bogdanovic

        Aquí un humilde lector le anima con todas sus fuerzas a que siga escribiendo artículos como estos, si ya ha escrito sobre una de sus favoritas… ¡Mullholland Drive o Blade Runner no podrían ser menos!. En fin, reitero el placer de haberle leído, pocas cosas hay tan reconfortantes como cuando uno lee algo y valora lo mucho que ha aprendido de ello. Un cordial saludo.

      • Jordi_BCN

        Eyes wide shut, Mullholand Drive y Blade runner, la mas antigua de 1982. Desde esa fecha hasta hoy (32 años) no hay más de 10 películas que lleguen a las listas de top-las-que-sean de la historia del cine. En los 32 años anteriores encontraríamos 50 o 60, y en los años 40 encontraríamos 50 o 60 más. Y todo ello sin llegar a los comienzos del sonoro, o al cine mudo.
        ¿Qué edad tiene usted, Sr.Campos? ¿Ha visto Metrópolis, Birth of a nation, El acorazado Potemkin, Intolerancia, King Kong (la de 1933, of course), La diligencia, Casablanca, Roma città aperta…? De verdad cree que Mulholland drive (con Blade runner estaríamos de acuerdo) está por encima de todas estas peliculas? En mi modesta opinión está muchos escalones, o pisos, para ser mas exacto, por debajo.

        Las películas tal como las conocemos tienen casi 100 años de edad, el cine es un arte que alcanzó la excelencia de forma rápida, y la mantuvo aproximadamente medio siglo, desde entonces casi todo es dejà vu, o directamente impostura. Naturalmente de cuando en cuando emerge algo grande y novedoso, pero en los años 40 algo grande y novedoso emergía 5 o 6 veces al año.

        Y en su lista de “decenas más”, 8 películas posteriores a 1970, y 5 anteriores. En serio, busque buen cine anterior a 1970, que lo hay y mucho, de verdad, y si ve Citizen Kane no la vea con ojos de espectador de Quentin Tarantino, piense que esa forma de narrar no existía antes de que Orson Welles pariera esta película que no aparece en su short-list de mejores películas de la historia.

        • pantuflo

          Tiene usted toda la razón, ¿dónde quedan Viaje a la Luna, de Méliès, El estudiante de Praga, El hombre mosca, El tenorio tímido, El navegante, El chico, Fausto, Nosferatu (de Murnau), Dr.Jekyll y Mr Hyde (la de 1920, of course), Las tres luces (de F. Lang), El fantasma de la ópera (la de 1925), Alas, El ángel azul, M el vampiro de Düsseldorff, Dama por un día, El expreso de Shanghai, Sucedió una noche, Una mujer difamada, Al servicio de las damas, Una hora contigo, David Copperfield, Horizontes perdidos, La traedia de la Bounty, Tabú, El secreto de vivir, Cumbres borrascosas, Vive como quieras, Loca por la música, Alexander’s Ragtime Band, Ninotcka, La carta, La loba, Rebecca, Juan Nadie, ¡Qué verde era mi valle!, El orgullo de los Yankees, Incidente en Ox-Bow, Casablanca, La canción de Bernadette, El asunto del día, Luz que agoniza, Dias sin huella, Alma en suplicio, ¡Qué bello es vivir!, Vida íntima de Julia Norris, El filo de la navaja, De ilusión también se vive, Belinda, La heredera, El político, Eva al desnudo… etc, etc, etc… Las tres que menciona el sr. Campos sin duda son grandes películas, pero tanto como “las mejores”… en mi opinión culaquiera de las que he citado merecen, por muchos motivos, ese podio antes que las otras. Pero sobre gustos……

    • Bogdanovic

      Enhorabuena al Sr. Campos, me ha encantado el artículo.

      No podría estar mas de acuerdo con usted Marcel, iba rápidamente a escribirle al autor con esa sugerencia, porque esa película me sigue despertando muchísima curiosidad.

      Gracias

  30. Juanjo

    … y The Wire, Mr. Campos, imprescindible. le felicito por el artículo y me lo llevo de paseo por las redes sociales. me gusta mucho que conteste Ud. a algunos de los comentarios, qué poca gente hace eso.

    • Cristian Campos

      Hombre, qué menos que dedicarle un poco de mi tiempo a los lectores que le han dedicado el suyo a un texto de más de 20 líneas ¡en la era de Twitter!

  31. Jordi_BCN

    Eyes wide shot no es más, ni menos, que una visión de lo frágiles que pueden ser las relaciones de pareja en el momento en que la negación de uno de sus pilares, la fidelidad entendida como renuncia a la relación sexual con un tercero, apenas se insinúa que se debilita.

    Cuando se estrenó llevaba 6 años en pareja, ahora llevo casi 20, hace poco la volví a ver y me reafirmo aún más en esta visión, el entramado de una relación de pareja, por más sólido que pueda parecer, puede venirse abajo por apenas un soplo.

    Y en ningún modo puedo considerar esta película por encima de Paths of glory o 2001, y sería muy fácil encontrar muchas que la pusieran en su justo lugar en la historia del cine. Y lo dice alguien que considera a Kubrick como el director que mejor ha sabido aunar genialidad, originalidad, excelente factura técnica y ofrecer múltiples lecturas en sus (casi todas) excelentes películas.

  32. Puñal

    No deja de ser irónico el hecho de que Tom Cruise y Nicole Kidman rompieran su relación tras el rodaje de esta película.

  33. Marcos

    Me ha gustado el análisis, me ha gustado ver que hay mucha gente a la que le gusta esta película. También me ha gustado esa interpretación política que no es si no la otra cara de la moneda de la interpretación psicológica (aunque todos sabemos que la única interpretación posible es la que dictan los niveles de determinados neurotransmisores en la mente de los protagonistas).

    Me ha llamado la atención que nadie haya mencionado la extraordinaria banda sonora de la película, desde Shostakovich a Chris Isaack pasando por Brad Mehldau y Ligeti.

  34. C.Albers

    Bravísimo. Aunque de todo lo expuesto en la película ya me había dado cuenta yo por meritos propios.

  35. El artículo es absolutamente maravilloso.

    Leerlo ha sido un placer.

  36. Gran artículo, muy interesante y útil para comprender la película. La mayor parte de las cosas que comentas las había pasado por alto.

  37. holmesss

    Me sumo a los parabienes.
    Después de “ver” esa película decenas de veces, me han sorprendido aspectos de su “lectura” en los que no había caído.
    Sé que fue polémico el montaje final, con Kubrick ya fallecido: me gustaría saber su opinión o información al respecto, en qué aspectos del film se puede decir que no está Kubrick. Creo que respecto a la banda sonora había sospechas.
    Respecto al final en la juguetería, mi lectura es que sólo la familia-los hijos pueden sostener a la pareja una vez han caído determinados velos de los ojos. Eyes wide shut!

  38. miguel faus

    FELICIDADES Cristian, es la primera vez que leo en JotDown un verdadero ANÁLISIS de CINE.

  39. Gran artículo, o mejor, excelente artículo.
    Por supuesto este comentario carece de interés, pero gracias a Vd. me reafirmo en mi desprecio por Kubrick, un director que jamás me interesó ni gustó.
    Es algo intangible, difícil de desarrollar, pero sobre todo es por su falta de alma.
    En Velazquez podemos leer libros sobre la construcción del cuadro, sobre que se pintó la cruz en el pecho a posteriori, sobre cómo refleja el vacío, y otras muchas cosas. Pero nada de eso habla de la belleza de esa pintura, que se refleja sin embargo apenas en una pincelada.
    También me recuerda a Pollini, un pianista con condiciones técnicas deslumbrantes que toca a Chopin como si fuera de hielo.
    Kubrick se pasa todas sus películas perfeccionando cada plano, sin comprender, en mi opinión, que eso no es el cine. Que eso sin esa otra cosa (que sí tiene otro perfeccionista como Welles) no vale nada.
    Gracias por este y otros artículos tan maravillosos que escribe.

    • Cristian Campos

      Esa es efectivamente la principal crítica que se le suele hacer al cine de Kubrick: la de que es “frío”, la de que le falta empatía y conexión emocional con el espectador. Spielberg, que es un gran admirador de Kubrick, ponía siempre como contraejemplo la escena final de Senderos de gloria:

      https://www.youtube.com/watch?v=pJH8hO7VlWE

      Y por cierto, la chica que canta es Christiane Kubrick, su mujer.

      • ¡Hombre si lo que quieren ustedes decir es que Kubrick era un tío muy frío que nunca hubiera podido dirigir “Búsqueme a esa chica” con Marisol y el Duo Dinámico o a Joselito en “El ruiseñor de las cumbres”, estoy de acuerdo!
        Pero eso… ¿es algo malo, perillanes?

        • Bueno, en realidad lo que quiero decir es que Kubrick esconde su falta de genio con la perfección técnica. Somos nosotros los que debemos desenmascararlo y bajarlo de su pedestal.
          Es como muchos pintores hiperrealistas, perfectos por fuera, vacíos por dentro.
          De las películas que he visto suyas es Senderos de Gloria la que más se acerca al Cine con mayúsculas.

          • pantuflo

            Tu postura es muy respetable y hasta cierto punto te diria que la comparto; para mi hay títulos de Kubrick demasiado sobrevalorados aunque puedan ser en sí entretenidos e incluso interesantes (La chaqueta metálica, El resplandor) algunos de ellos meros alegatos contra la violencia (del género que fuere) a base de mostrar violencia obscena y gratuitamente y por ende bastante repulsivos (La naranja mecánica). Pero tiene obras de cine argumentalmente buenas y emocionalmente impactantes. Eyes Wide Shut es una de ellas. Salut.

        • Cristian Campos

          Que conste en acta que yo solo digo que esa era una crítica habitual que se le hacía a Kubrick, no que esté de acuerdo con ella.

          • ¡Y así lo he entendido, amigo Campos! Lo que pasa es que me daba reparo sacar los colores solamente a Luigi y he maquillado ligeramente el escarnio!

  40. Ximeno de Atalaya

    Muy agradecido por un trabajo tan interesante, complejo y sin embargo divertido (antónimo de aburrido).

    Me sumo a las peticiones respecto a sus otras favoritas.

  41. gorgot

    Esta peli es un truño y desmerece la filmografía de K, aunque sobre gustos….

    • Oiga, ¿es usted por ventura el que escribe aquí sobre series varias, el Emilio…? Si no lo es, perdone. Pero si lo es, mire que está dilapidando su credibilidad para los restos, majete…

  42. kaiser

    Muy interesante el análisis, ojalá también lo fuera la película.

    • ¡Calle, calle y váyase usted a marcar el paso de la oca!

      • Maestro Ciruela

        ¡Pero Tip, la verdad es que nunca hubiera pensado en usted como un entusiasta de Kubrick! Yo lo ubicaba más en la línea de “Los bingueros”, o a mucho estirar, “Torrente”. Incluso, aunque ya llorando, a “Días de fútbol”, pero es que Kubrick… ¡Me deja usted de piedra!

        • Vamos a ver, Maestro… ¿Qué motivos le habré dado yo para que tenga de mí tan pobre opinión? Kubrick, Lynch, Egoyan, Malick y lo que haga falta, compadre, ¡hasta Lars Von Trier!
          Debajo de esta apariencia de imbécil sin sustancia, se agazapa un alto cargo (no, no son sinónimos) y notario, para más señas.
          ¡¡Pero venga, Ciruela, pelillos a la mar y aquí no ha pasado nada, hombre de dios!!

          • Maestro Ciruela

            ¡Pues muchísimas gracias por permitirme vivir, estimado Tip! Y habrá que ir con cuidado a partir de ahora con usted, ya que, debajo de ese imbécil insustancial se esconde un alto cargo. ¿Corrupto…? ¡JA, JA, JA!

            • ¡Ji, ji, ji…! Mire, Maestro… Por caerme usted más que bien, voy a pasar por alto esa observación de dudoso gusto. De momento, no recibirá usted ninguna visita de esos tíos como armarios roperos vestidos de negro. Pero a partir de ahora, está usted en un punto de mira. Algo así como Bill Harford- Tom Cruise en la película que nos ocupa. ¿Entendido?

  43. Magistral análisis de una de las mejores películas de Kubrick.

    Las imágenes creadas por el cineasta con la ayuda de Larry Smith me dejaron noqueado en el cine.

    Su propio título Eyes Wide Shut (algo así como “ojos cerrados de par en par”) tiene momentos imprescindibles, como esa escena que evoca el “Hieros Gamos” sobre la alfombra, absolutamente sublime.

    Muy interesantes las entrevistas que Kubrick concedió donde desgranaba una parte de su rodaje íntimo con la pareja que ayudan a comprender el alcance simbólico del film.

  44. Howling Fantod

    Me ha parecido buenísimo este artículo.
    Enhorabuena Cristian Campos si es que te llamas así; quizá sea un pseudómino con fondo rojo :-)

  45. Gustavo

    Me encanto, y no se muera nunca.

  46. Grandísimo artículo. Los que amamos Kubrick y el cine agradecemos que alguien ponga en valor una película como Eyes Wide Shut. Llevo años tratando de que la gente vea que es sin duda la obra culmen del neoyorquino.

  47. No es de mis favoritas, pero el artículo es muy bueno, la próxima vez la veré con otros ojos.
    Grande Sr. Campos.

  48. Mudtalk

    Un par de cuestiones:
    En la version española se cambia “el final del arco iris” por “el septimo cielo” en la conversacion de Bill con las dos modelos… Se sabe si Kubrick controlo el doblaje o ya estaba muy enfermo en la fase de postproduccion? Me extraña que una frase tan importante en el discurso de la pelicula se tergiversara con su consentimiento. Septimo cielo me suena a traduccion demasiado coloquial, hasta vulgar.

    La interpretacion sobre como la hija esta siendo educada para sobrevivir prostituyendose (simbolicamente, de acuerdo) me ha dejado petrificado, por cierta y por como enriquece aun mas los matices de los personajes. Burgueses y bien alimentados, si, pero esclavos al final, entregando sus hijas al gran dragon, el neo señor feudal, a ese Berlusconi que interpreta Sidney Pollack.

    Finalmente no puedo dejar de preguntarme hasta que punto Kubrick puede analizar desde la distancia, con su provervial mirada fria y analitica. Al fin y al cabo cuando rodo la pelicula el ya era parte de esa elite mundial de poderosos e influyentes. Vale, quiza no un super millonario, pero desde luego si una leyenda viva, probablemente con el mismo acceso a los laberintos secretos del poder que se suponen a un conde hungaro, o a un diseñador de moda. No es posible que en su retrato haya un punto de empatia con ese mundo de los placeres secretos que nos esta vedado a los mortales?

    Que gran articulo señor articulista!

  49. Vitorio

    Gran artículo.
    Pero me queda una duda: No todas las mujeres se acuestan por dinero, es decir… los pobres también follan, no?

  50. bambitanegra

    Muy bueno, Muy bien documentado y expuesto. La volveré a ver con Eyes Wide OPEN. Gracias.

  51. txatxar

    Que ganas entran de volverla a ver y ser consciente de que hay ver más cosas de las ya vistas. Gracias por el artículo.-

  52. arturo

    Grandísimo artículo. Enhorabuena.

  53. Maestro Ciruela

    Pues bien, la volví a ver ayer y me reafirmo en mi primera percepción de esta OBRA MAESTRA, pese a quien pese. Una de las preguntas que yo me hago, Sr. Campos, es la siguiente: ¿Se puede escribir para este medio -Jot Down- y no ser capaz de apreciar algo como “Eyes wide shut”…? Comprendo la actitud de cierta “gente de la calle”, garrulos mayormente, ante esta obra, pero se me hace casi incomprensible que personas de un supuesto nivel, digan lo mismo que las anteriores. Hay que empezar a discriminar de forma activa no solo a los que dicen “Ésta YA la he visto”, también ahora a los que despotrican de esta maravilla. De hecho, hace ya mucho tiempo que nadie que no sueñe con “2001 Space Odyssey” puede realmente llegar muy lejos conmigo. ¡La democracia y la libertad de pensamiento y expresión tienen unos límites que los marco yo! ¿Pasa algo…? ¡JA, JA, JA!
    Estoy de acuerdo con la apasionante visión de Kubrick sobre el poder y en su percepción -la de usted- de subversión atómica del film. En realidad, éste abarca absolutamente los temas que son más acuciantes para el ser humano, la relación del indivíduo con el sistema y el poder, sí, pero también el SEXO con mayúsculas y la institución-contrato del matrimonio. Queda más que claro, por si alguien aún lo dudaba, que las mujeres y los hombres necesitamos follar con más gente, además de nuestra pareja habitual. Esto es algo que todo el mundo sabe o intuye pero que casi nadie dice en voz alta, por – entre varias razones- las repercusiones que precisamente se analizan en esta película.
    Un maravilloso colofón para una carrera de ensueño, la de Stanley Kubrick.

  54. alronquintterl

    Muy buen artículo, no soy amigo de la tendencia interpretativa porque suele caer en la mera suposición más que en la explícita causalidad, pero en este caso me has convencido bastante. Muy seguramente por la interpretación biológica y social que “esconde” la película… La verdad es que siempre ha sido una película que me ha maravillado y no he sabido por qué, desde que salió, cuando la gente la ponía mal y decía que era el resultado de un Kubrick decadente yo pensaba “cómo va a ser, puede que no sea tan compleja como 2001, Lolita o Lyndon, pero… mira que belleza visual, qué planos, qué escenografía, y cómo trata la tortura de los celos, del deseo al margen de convenciones sociales… aunque no llegue a nada, es una película precisa y “preciosista”.
    No lo mejor de Kubrick pero bueno, una película que “te atrapa” por así decirlo.
    A partir de ahora creo que la veré con otros ojos.

    Un saludo.

  55. ..............

    “una de las tres mejores de la historia del cine. ” y no he podido pasar de ahí… madre mía madre mía

  56. Oh, menuda currada de artículo. Magnífico. Me apasiona esta película, mi favorita de Kubrick, un director al que le tengo cierta manía (por eso de que está tan tan tan endiosado), aún admitiendo su gran talento.

    Después de tu monumental entrada poco más se puede decir.. Bueno, sí, cuales son tus otras dos grandes películas de la historia?

    Un saludo.

    • Sostres

      ¡Joder, macho, léete todas la intervenciones y te enterarás de la copla! Y lo de que Kubrick está- estaba tan endiosado, eso es una simple elucubración de tu coco. Lo que pasa es que era un perfeccionista, y eso toca mucho los huevos a los indolentes y a los envidiosos.

    • pantuflo

      Te ahorraré que tengas que buscar el comentario donde señala sus tres películas favoritas: una es ésta de Kubrick, otra Blade Runner (de Scott) y la otra Mullholand Drive (de Lynch). Salut.

  57. Jeremías

    Después de desvelar cuáles son, en su opinión, sus tres mejores películas de la historia, creo que el autor queda en evidencia como crítico cinematográfico.

    Su interpretación de EWS me parece eso, una interpretación; que llevada hasta sus últimas consecuencias, como así lo hace, puede caer por momentos en el ridículo. Lo cual no quita que EWS me parezca una obra brillantísima y que pueda estar de acuerdo con algunos de los arcanos “revelados” por Campos.

  58. fantástico artículo

  59. Es un análisis magnífico. Discrepo en algunas valoraciones, pero eso hace que me resulte aún más interesante. Enhorabuena

  60. mc namara

    Enhorabuena, magnífico artículo.

  61. lady_sackville

    Fui al cine a verla en su momento y debo reconocer que salí de la sala con un gran desasosiego. Quizá fue porque estaba en esa edad en la que una chica se mira en el espejo y al ver que está bastante buena se plantea aprovechar los dones que dios le ha dado.
    Y ver eso en pantalla grande, con sonido estéreo, en la sala grande del Cristal, me hizo sentir como cuando está a punto de bajarte la regla: irritable, incómoda y algo dolorida en las entrañas. Lo cual no sólo no es malo, sino que es estrictamente necesario para que la naturaleza siga su curso.
    Sigo mirándome al espejo, sólo para asegurarme de que aún estoy aceptable, por si esto de ser una mujer independiente sale mal.

  62. Pingback: Enlaces de la semana | Bianka Hajdu

  63. Pingback: Bocados de Actualidad (173º) | Versvs

  64. GranGatsby

    El problema que tuvo esta película es que es demasiado tardía, siguiendo la penetrante y sagaz interpretación que se da aquí podríamos decir que es una película “azul” o ingenua. Todo lo que cuenta de manera tan misteriosa no tiene misterio alguno, y el público, de entonces y de hoy, está mucho más avezado que el, entonces, viejo Kubrick. Es una película típica de un director al que el tiempo ya le adelantó. Si se hubiera estrenado unos cuantos años atrás la respuesta hubiera sido bien distinta, pero los problemas del matrimonio, el poder del dinero, los deseos reprimidos y la pirámide social son bien conocidos, han sido tratados infinidad de veces y el público ya tiene una madurez cinamatográfica y artística que Kubrick parece ignorar. La fría acogida, cuando no el fuerte rechazo, incluso la burla hacia la película , vienen precisamente del estado de estupefacción de un espectador que no entiende para qué tanto misterio, tanta puesta en escena, para contar como si fuera un descubrimiento reciente una cosa tan obvia. A Kubrick, que llevaba sin dirigir muchos años, le pasó lo que le está pasando ahora a Woody Allen, que siguen contando historias con la óptica del mundo que ellos conocieron en su juventud, pero no se dan cuenta que este mundo y sus habitantes/espectadores han ido creciendo con los años.

    • No estoy de acuerdo con que la película haya sido tardía. Los temas relacionados con la película, el del poder, el del dinero, el de las relaciones de pareja, el de la corrupción, así como los de las fuerzas interiores y exteriores que moldean la vida humana, han sido tratados durante toda la historia de la literatura y del arte y sin embargo, nunca dejan de ser vigentes y más si se presentan en una perspectiva tan novedosa como la que presenta Kubrick, o sea, en el contexto del entramado global dominante de nuestro tiempo bajo el signo del relativismo ético de la civilización decadente.

      • pantuflo

        Comparto su visión, pero creo que GranGatsby ha hecho una valoración bastante acertada de la verdad.

    • pantuflo

      Estoy de acuerdo con usted, aunque esa visión acertada no invalida la calidad y el trasfondo de esta película; tardía y todo sigue siendo hipnótica y sugerente.

  65. damian

    venia emocionado con el articulo hasta que leo en el penultimo parrafo esa definicion de Herr: entonces KUbrick era una porqueria de persona pero con talento? .Porque la verdad, alguien que abrace el capitalismo y el darwinismo social no me merece otra opinion. Lo mas extraño es que tenia una opinion muy lejana de él tomando en cuenta algunas de las lecturas politicas que se hacian de El resplandor en un documental que algun comentarista mencionó antes.

  66. *Crispeta*

    Uauuu…el día que vi esta película (hace poco) no pude dormir en toda la noche, ojalá hubiera encontrado tu artículo. En mi humilde opinión, los directores con talento nunca ofrecen NADA de manera gratuita, así que el hecho de que se conozca a Kubrick como “enfermizamente” perfeccionista de todo lo relativo a sus películas, no hizo más que alentarme a ver EWS con cierta sensación de garantía de que sería, al menos, un intento de película “circular” que tanto me gustan, en las que todos los elementos armonizan como en una “sinecdoque” continua reafirmando sutilmente y/o explícitamente una y otra vez el mensaje del director. EWS me encantó.

    Me pude percatar de bastantes recursos simbólicos que usa el director, aunque ni mucho menos, todos los que mencionas tu!. Me ha encantado que tu artículo me los descubriera.:)))

    El hecho de que los personajes sólo mostraban sus auténticos deseos cuando “bajaban la guardia” entre sueños, alcohol o drogas, me pareció muy interesante. Sobretodo el último sueño de Alice, en el que se ríe en voz alta y muestra una expresión de placer, por mucho que al despertar recurra a su adiestrada hipocresía para garantizar su puesto de prostituta socialmente aceptada. Uno puede “elegir” alienarse con drogas y alcohol; por lo que me pregunto si no será más bien el patético comodín potencialmente disculpable que hemos aceptado para poder soltar aquello que tanto nos oprime sin tener que asumir la responsabilidad y ser desertados por ello?… Sin embargo, nadie puede sobrevivir más de 76 horas sin dormir. Por lo que, entiendo que el subconsciente es más poderoso que nuestros intentos premeditados de canalizar el verdadero deseo, en estado consciente; y más aún, no es la necesidad de sueño común e imprescindible para todos los mortales, independientemente del precio de su “perfume”? no es quizá que el director está ironizando sobre la dicotomía que conlleva tener tantos “poderes”? puede ser que simplemente nos esté diciendo que en realidad todos sucumbimos a nuestro deseo, sólo que el poder supone un disfraz más elaborado? que el esfuerzo que hay que hacer para “maquillar” nuestros deseos instintivos va en consonancia a la intensidad de “luz de arco iris” que nos ilumina? porque en realidad, sólo se reúnen para follar. El peón se “gastaría” una escusa barata para poder mentir a su mujer y 20€; y el rey, toda una carpa de exclusividad y soborno para poder disfrutar de la misma necesidad sexual…

  67. *Crispeta*

    De todas formas, estoy de acuerdo en que Kubrick hace un retrato de la sociedad que conoció en su juventud. No queda reflejado el último paso darwinista de nuestra sociedad: la mujer se está acercando a los puestos de “poder”(en mi opinión pseudo-poder…) que antes eran exclusivos del hombre. Aunque tampoco me parece muy relevante este vacío (y soy mujer), ya que para mi, no interfiere en el mensaje de la película. Simplemente antes una mujer se conformaba con prostituirse sin pisar terreno vallado de testosterona, y ahora somos más vanidosas.

  68. *Crispeta*

    Por cierto! me hubiera encantado que dieras una explicación de por qué el director premia las decisiones éticas de Bill. Mis reflexiones no me convencen..es mi cabo suelto EWS…:(

  69. Sergio Marcos

    Gran análisis de una película de culto entre mis favoritas.

  70. Amigo Campos, tengo que decir que ha ido a dar usted en un hueso duro de roer y lo ha solventado con bastante agudeza y perspicacia, y ese toque habitual de crudeza que siempre se agradece. Sin embargo, también tengo que decir que, después de leer su artículo, y aunque le reconozco lo exhaustivo e interesante de rastrear las simbologías, me da un poco la sensación de que analizándola de esta manera, de alguna manera la vacía de misterio, y para mí lo mejor de la película es precisamente el nivel subterráneo e inconsciente en el que actúa, que creo que es el mismo en el que se mueven todas las películas de Kubrick, por mucho que él fuera un loco del control. Todas sus pelis son delirios, son malos viajes, están obsesivamente controladas pero tienen un fondo salvaje que me parece mucho más interesante que la interpretación seca de la sociología o la política (ojo que hablo de mi apreciación personal). Me pasa lo mismo con Mulholland Drive, ya que la menciona (también una de mis películas favoritas). Aunque sé que ambas filmografías son poco comparables, para mí lo interesante que plantean es cómo enfrentarse a los mecanismos narrativos y sociales desde distintas lógicas, la del control, la del subconsciente, la de lo oscuro… Me parece que tanto en Kubrik como en Lynch lo más interesante es su relación con lo inconcebible, con lo enterrado. Por tanto a mí no me funciona tanto Eyes Wide Shut como comentario social sino como viaje alucinado por la sexualidad y la identidad masculinas a través de un paisaje de pesadillas (y convenciones sociales) originadas por la sensación de pérdida de poder (¿tal vez un comentario sobre la impotencia y la locura, como lo era “Carretera Perdida”?). Vamos, que en el fondo Alice siempre me ha dado un poco igual y lo que me fascina es ver cómo Bill se va hundiendo poco a poco en terrenos pantanosos sin saber si va a salir de algo que puede que sólo ocurra en su cabeza. De todos modos, su análisis, señor Campos, está a la altura de sus siempre agudos artículos. Saludos

  71. Txitxet Barrufet

    Maravilloso artículo. Mi más sincera enhorabuena.

  72. Ah! Y no estoy nada de acuerdo con la creencia de que por más preciso o simbólico o controlador u obsesivo del significado se es mejor cineasta necesariamente. Se me ocurren decenas de ejemplos (desde Harmony Korine a Gus Van Sant o Jim Jarmusch, por decir algunos fáciles) en los que el desorden y la imperfección forman parte de lenguajes fascinantes (que no tienen nada que ver con Kubrick, por supuesto, pero que a mí me parecen perfectamente disfrutables)

    • Angel

      Tambien se puede pensar en el cinema-verite, el neorrealismo, o el surrealismo, o incluso el cine con intencionalidad politico-social….todas esas modalidades tienen su valor, y no solo el perfeccionismo preciosista de s. K., estoy de acuerdo con Natxo…todos pueden deparar buenos momentos. Buen articulo de todos modos, aunque tampoco es mi favorita del gran s. k.

  73. Una buena película mal entendida -en general- por la crítica.

  74. IVAN REGUERA

    MAGNÍFICO análisis.

  75. Se echa en falta, como dice un amigo, el análisis musical, que ese Kubrick era muy meticuloso también.

  76. Manuel Alonso

    SIempre pensé que esta peli tenía mucha chicha escondida, aunque yo no consiguiera sacarla a la luz. Lo intuía y la he visto varias veces. Pero nada.
    Gracias, muchas, por echar una mano, tan grande, a desentrañarla!!

  77. ¿No os parece Kubrick un poco prepotente con tanto simbolismo necesario de estudio para entender sus películas? Hasta obliga a leer las novelas en las que están basadas sus películas para entenderlas completamente.

    Un cine para curiosos, desde luego.

  78. Gonzalo

    Muy interesante. GRACIAS

  79. Bravo por el artículo, lo primero, es un gustazo. Eyes Wide Shut es una película infravaloradísima debido, en gran parte a los dos actores que la protagonizan, sin embargo siempre me ha fascinado.

    Las interpretaciones y simbolismos de Kubrick son infinitas y fascinantes, pero una vez guiadas son muy videntes y aportan un mayor disfrute al visionado de la película. El uso de colores y filtros, las habitaciones y espacios abiertos, son patrones que se van repitiendo en sus historias.

    Me han entrado ganas de volver a verla ahora mismo.

    Fidelio!

  80. miguel faus

    Cristian, una pregunta. Sobre las razones de que la máscara aparezca en la cama de Bill, no entiendo porqué la única razón que incluye que haya sido Alice la que la haya dejado implica que ésta pertenece o perteneció a la secta. ¿No podría ser que Alice haya encontrado la máscara y, sin saber qué significa pero sospechando que no es nada bueno, la haya dejado encima de la cama para que Bill la vea y le dé las explicaciones pertinentes?

    Saludos y enhorabuena por el análisis, te los has currado.

  81. Impresionado me hallo. Mis más sinceras felicitaciones por el artículo.

  82. Blackkader

    Estoy aplaudiendo con las orejas Cristian, gracias.

    Esto quizá te interese:

    http://www.collativelearning.com/FILMS%20reviews%20BY%20ROB%20AGER.html

    http://www.youtube.com/watch?v=tDU4ilvWfz8

  83. Elizabeth

    ¡Wow! Yo no sé nada de cine. Gracias por este artículo colosal, increiblemente disfrutable y aleccionador. Yo sí soy de las que necesita que le expliquen el arte. Gracias por ello. Eres fantástico.

  84. Pingback: 3 cosas sobre Gravedad « Esquina Dorsal

  85. Cristian Ferrer

    Gran artículo, Cristian Campos. Ojalá se pudieran encontrar en internet análisis de películas de este calibre y con las ilustraciones en las que sujetas tus interpretaciones. Estaría interesado en leer otros de tus textos relativos a cine que hubieras podido realizar. ¿Tienes FB para estar al tanto de esto? Un saludo y enhorabuena por el artículo.

  86. Gregorio

    Excelente análisis

  87. Muy entretenida la lectura.
    Sólo añadir que mucho de lo expuesto aquí ya lo escribió Tolstoi en “Sonata a Kreuzer” (o algo así) ; por si a alguien le interesa

    Enjoy

  88. Desmond

    Enhorabuena por este texto, es fascinante el análisis que has hecho de EWS. Maravilloso de verdad. Y de película decir que es una obra maestra, de una inteligencia y cercanía a la que pocas películas llegan hoy día.

    Yo quiero preguntarle a Cristian Campo, si él entiende que en la orgia Mandy en verdad cambia su vida por la de Bill. Si la intención de asesinar a Bill fuese real, no hubiese salido de allí. Por mucho que la chica se ofrezca, el extraño, el intruso que se ha reido de ellos es él. Por lo que sino no es todo un puro acojone para impresionarle, como apunta Victor, no se entiende que acepten acabar con la vida de la chica en vez con la del médico. ¿vosotros como interpretáis este asunto? Saludos, y da gusto encontrar un sitio donde se valore y se reconozca la calidad de EWS

  89. Querido Cristian, déjese usted de hacer ensayos sobre las virtudes de la ciencia en detrimento del humanismo y las ciencias sociales, y siga analizando películas. Se lo ruego.

    Gracias por entretenerme la última hora de trabajo con semejante análisis de la película más raramente cojonuda que he visto.

    Y de paso, déjeme su nombre de usuario en Filmaffinity.

  90. “Todas putas” es uno de los mensajes cifrados de Eyes Wide Shut. En El Resplandor uno de los mensajes ocultos es “A la mujer, pala y jardín”. Es la historia de un artista frustrado por la vida familiar. Vamos, por su mujer, estúpida y pesada. Decide aplicarle un correctivo.
    En el documental que se hizo sobre Kubrick después de su muerte su mujer rechaza que el bueno de Stanley fuera un misógibo que odiaba a las mujeres, y exclama: “¡si vivía rodeado de mujeres!”. Pues precisamente por eso. ¡Las conocía! No pudo soportarlo, claro. Acabó como Jack Torrance.

  91. Puestos a encontrar signos, aquí va uno casi imperceptible, otro arco iris. En el minuto 1 h. 55 m. aproximadamente Bill duda en su despacho, junto a un ordenador Power Macintosh 5260 o similar. Bajo la pantalla se ve el pequeño logo de Apple, que en esta época todavía es una manzana mordida con los colores del arco iris, precisamente. ¿El despacho es el lugar de las apariencias? Sí, por supuesto.

  92. Y otra manzanita, ésta claramente de invitación al sexo, aparece en la cocina de casa de Domino (aprox. 2h. 00m.). En la pared detrás de Bill un cuadrito representa una manzana abierta por la mitad, en cuya representación se ha exagerado la similitud con una vulva.

  93. sr.pelomoco

    Excelente artículo ¿Largo? lo mejor que puedo decir de él es que deseaba que no terminara nunca.

  94. J.M. Hevia

    Impresionante artículo. Muy bien escrito y tremendamente didáctico. Gracias.

  95. Pingback: Traumnovelle, Arthur Schnitzler | Tu lectura diaria

  96. Soy estudiante de Comunicación Audiovisual y tengo que hacer un pequeño trabajo de investigación sobre una película y he elegido esta (jejeje). ¡Muchas gracias por el artículo! Acabas de abrirme los ojos a las interpretaciones política y esotérica. Ya me parecía a mí que sólo lo psicológico no cubre toda la riqueza del film. Claro, ahora todo tiene sentido x)

  97. asdads

    Excelente articulo. Muchas gracias.

  98. Ánonimo

    Hola,

    Excelente desgranado. ¿Quién puede ser el enmascarado que saluda a Bill desde arriba? Es difícil que sea Millich salvo que tuviera barba postiza, puesto que al girar la cabeza para realizar el saludo y para volver a mirar la ceremonia se puede apreciar, bajo la máscara, que no tiene barba, y cuando Bill devuelve el disfraz a Millich, éste sigue con barba. También es curioso, salvo que sea otra persona con idéntica máscara, que sea la misma que aparezca tras él y haga un gesto de asentimiento para después retirarse, cuando Bill se detiene en su “vuelta interesante”.
    Asimismo, ¿cómo le reconoce la chica, o al menos, cómo sabe que no es un asiduo?
    Los únicos que ven a Bill sin máscara (y con el disfraz o sabiendo que lo porta), en función de lo que se ve en la película, son los que están en la recepción y recogen su abrigo, Millich con su hija y, acaso, los asiáticos de la tienda…..

    • pantuflo

      También le vieron sin máscara Domino y su compañera, personas del Sonata Club, y un personaje misterioso que le sigue y espía durante su paseo nocturno.

      • Anónimo

        Hombre, también le ven sin la máscara su mujer e hija, pero no por ello saben que porta el disfraz y la máscara. Repito, los únicos que le ven sin el disfraz y sin la máscara, Y SABIENDO QUE LOS LLEVA ENCIMA O QUE LE PERTENECEN A ÉL EN CONCRETO, antes de que se descubra en la ceremonia, naturalmente, son, en función de lo que se ve en la película, Millich e hija, los recepcionistas a los que entrega el abrigo y la contraseña, y tal vez los asiáticos de la tienda de Millich.

  99. Paloma

    Mi enhorabuena al autor del artículo. Me ha parecido un análisis muy lúcido, completo y esclarecedor. Anoche vi la película y me he pasado el día dándoles vueltas, La lectura del artículo me impulsa a verla de nuevo y a captar, en ese segundo visionado y bajo esta luz, muchas más cosas. ¡Gracias!

  100. Federico

    Impresionante artículo :)

    Mil gracias!!

  101. Muy buen artículo. Gracias.

  102. Enhorabuena por el artículo. Cómo me gustaría tener tu capacidad de análisis.

  103. Se cuentan con los dedos de una mano los comentarios de mujeres a este análisis… Parecería que sólo han llegado al final de la interpretación los hombres.
    Personalmente me parece apasionante la manera en que la élite intelectual sobreanaliza planos como si cuadros del renacimiento se tratase.

  104. Rafael

    Caramba, impresionante análisis, le cambia toda la perspectiva a uno. Mis respetos al crítico, está impecable.

  105. Mi más sincera enhorahuena por este pedazo de artículo. Muchas gracias y a seguir así!

  106. Carlos M.

    Simplemente gracias, Cristian. Un placer leerte y una tremenda revelación para este ignorante fan de Kubrick que creía conocerlo por el ridículo hecho de haber visto unas 50 veces ‘Una Vida en Imágenes’. Más análisis como este, por favor! Un saludo.

  107. El análisis es muy interesante y valioso pues ayuda a entender ciertas claves de la película, pero no estoy de acuerdo en sus conclusiones finales, que apuntan a la aceptación caricaturezca y manipulada de la realidad humana, como si todos fuéramos marionetas en manos del inconsciente, del poder o de las fuerzas ocultas. Y sinceramento no creo que Kubrick creyera esto. Todo verdadero arte siempre se conecta con lo trascendente, tiene “alma” como alguien lo menciona, y la realidad humana, aun rozando permanentemente la dualidad, el abismo, la hipocresía, la farsa y la mentira, posee una nobleza esencial que posibilita el romper con cualquier molde determinista. Es más, todo ello existe para tener la “materia prima” sobre la cual trabajar, y cuando un ser humano es capaz de trascender las limitaciones y los obstáculos en su camino, desarrolla su aspecto más profundamente humano, su espiritualidad. Esto es lo que siempre ha mostrado el verdadero arte y Kubrick que era un verdadero artista, nunca estuvo alejado de este propósito y de esta perspectiva, claro está, no en forma ingenua, facilista y superficial, pues precísamente en sus obras se retrata con maestría y con crudeza, lo heroico que por contraste resulta escapar de esas fuerzas, de esos moldes y de esas pulsiones.
    He visto la película varias veces y nunca he llegado a concluir que Bill sea sólo un proveedor de estatus y de dinero, comprándolo todo a su paso, y que Alice sea una sólo una hipócrita prostituta validada en sociedad, aunque esos sean los moldes sociales confeccionados para gente como ellos y en los que muchos quedan atrapados. Los protagonistas descubren a lo largo del filme sus pulsiones, sus temores, sus deseos ocultos, así como el cinismo que los rodea, y con ello tienen la ventaja de reconocer su dualidad y el peligro, y por tanto deciden enfrentarlos con la fuerza de la comprensión consciente de la que carecían inicialmente, en un acto consciente de amor y esa para mí es su redención final o al menos la puerta para alcanzarla. Han superado una prueba y han aprendido juntos, y están dispuestos a seguir, no para apalancar los moldes de la conveniencia y la mentira, sino para construir sobre bases reales y profundas su relación futura.
    Aun con otro final, por ejemplo, con el desmoronamiento de la relación de pareja, estoy seguro que Kubrick se habría encargado de mostrar ese fracaso como una incapacidad proveniente de sus egos, en contraste con la alternativa de redención a través del amor, entendido este no como mero sentimiento sino como decisión consciente de sacrificio y aprendizaje.

  108. Grandioso artículo, lo voy a recomendar en nuestro blog.

  109. CiroSan

    Excelente artículo, vi la película y me quedaron mil dudas, hoy me resuelves cuatro mil. No exageras en nada, todo coincide y cierto, más vale volver a verla con los ojos bien abiertos.

  110. Manuela

    Excelente artículo para una magnífica película, que a nadie deja indiferente. ¡Enhorabuena!

  111. Me ha gustado mucho tu crítica y por lo que he visto nuestros gustos en cuestión de cine se asemejan mucho. ¿Tienes cuenta de Twitter donde leer tus artículos?

  112. Pingback: Gobernados por psicópatas. Pedofilia y asesinatos en el gobierno de la admirada Thatcher - Iniciativa Debate

  113. Pingback: Gobernados por Psicópatas: Pedofilia y asesinatos en la City de Londres | LA REVOLUCIÓN PACÍFICA

  114. Pingback: Gobernados por psicópatas. Pedofilia y asesinatos en el gobierno de la admirada Thatcher | El mundo de los locos

  115. KUBRICK ES KUBRICK. ANTES DE KUBRICK, MUCHOS. DESPUÉS DE KUBRICK, NO VEO TODAVÍA NINGUNO.

  116. Solo quería felicitarle por su genial análisis. Una muestra perfecta de lo que la crítica debería ser, no una forma de merchandising, sino un genero literario que engrandece aún más las obras que analiza. Aunque claro, con el nivel de los “productos” culturales de hoy en dia entiendo que esta profesión se esté perdiendo.

  117. Una interpretación de Eyes Wide Shut de Andrés Ibáñez:

    http://www.revistadelibros.com/blogs/blog-rdl/una-relectura-de-eyes-wide-shut

    Si leemos la novela de Arthur Schnitzler en que se basa la película de Stanley Kubrick, lo primero que nos asombrará es lo poco que se ha apartado Kubrick de la historia original, a pesar de las diferencias geográficas, culturales y, sobre todo, temporales que separan ambas narraciones. Sin embargo, el énfasis (y en la vida, como sabemos, casi todo es un problema de énfasis) es diferente en cada caso. En Schnitzler, el énfasis está en ese «relato soñado» del título. En Kubrick, en la gran orgía-ritual.

    Eyes Wide Shut termina por convertirse en metáfora de algo con lo que Schnitzler no pudo ni siquiera soñar. Todo se resume en las últimas palabras de la película, quizás incluso en la última palabra, pronunciada por la esposa (Nicole Kidman) en medio de una tienda de juguetes. La palabra es fuck.

    En efecto, eso es lo que necesita hacer el matrimonio, según la esposa, para salvarse. ¿De qué? De la imaginación. De los sueños. Del mundo de las fantasías de la mente. De los relatos soñados.

    Pero, ¿qué significa la gran orgía ritual? Internet está lleno de vídeos donde diversos chiflados más o menos ingeniosos estudian la película, cuando no toda la obra de Kubrick, como una denuncia de esos grupos de poder, Bildelberg, reptilianos, Illuminati, etc. que serían los verdaderos dueños del mundo. Una de las máscaras de la orgía, por ejemplo, tiene forma de pirámide. Y ya saben ustedes lo que simboliza la pirámide: el gran sello americano, el reverso del billete del dólar, la gran conspiración.

    Para mí, la orgía-ritual de Eyes Wide Shut representa otra cosa muy distinta. ¿Se acuerdan ustedes de aquello de «si camina como un pato, tiene un pico de pato, hace cuá cuá como un pato y parece un pato…»? Observemos cómo funciona la orgía-ritual. Hace falta una contraseña para entrar. Cuando se entra, hay que ponerse una máscara, es decir, adoptar una identidad falsa o colocarse un rostro falso que oculta la verdadera identidad y el verdadero rostro. Una vez dentro, hay muchas salas, y en todas hay muchas mujeres desnudas, todas asombrosamente bellas, y también hombres y mujeres haciendo el amor en todas las posturas y combinaciones posibles. Hay más detalles, todavía: todo sucede muy despacio. A pesar del frenesí, el paso de una habitación a otra y de una escena a otra parece suceder en un extraño mundo de aceite donde la temporalidad o, incluso, las leyes de la física parecen suspendidas. Otro detalle: se trata de una gran orgía en la que la mayor parte de los asistentes no participan, sino que simplemente miran. No está claro si los participantes son los que sudan desnudos o los que miran vestidos. Otros detalles: el silencio. No se oye un gran fragor de música, voces, carcajadas, sino apenas nada.

    Pero, ¿qué es un lugar en el que hace falta una contraseña para entrar, hay que adoptar una identidad falsa, uno puede participar anónimamente y sin que nadie sepa quién es, hay muchas habitaciones o salas, hay mujeres desnudas por todas partes, hay mucho sexo, todo sucede lentamente y todo sucede en silencio o casi en silencio? Desde luego, ese lugar es Internet.

    Ahora entendemos lo diferente que es Relato soñado de Eyes Wide Shut. Ambas obras tratan de los celos y de las fantasías eróticas de hombres y mujeres, pero la segunda lleva el tema a los albores del siglo XXI (la película apareció en 1999). En efecto, el principal problema de la pareja protagonista, el doctor Bill Harford y su esposa Alice, no son las fantasías de la esposa rica y aburrida. Parte del aburrimiento y de la frustración de Alice se deben, precisamente, a Internet. El verdadero problema de la pareja es Internet.

    Posiblemente, el buen doctor (como lo llama el dueño de la tienda de disfraces) asiste a la orgía-ritual todas las noches. Probablemente, esa larga escena que se desarrolla en una gran mansión de las afueras de Nueva York tenga lugar, en realidad, dentro de la cabeza del buen doctor, y se celebre todas las noches. El buen doctor es adicto a la pornografía de Internet, y ya no hace caso a su mujer.

    Eyes Wide Shut sería entonces, entre muchas otras cosas (ya que una película de Kubrick nunca es sólo una cosa) una denuncia suave, simbólica, demoledora, de Internet y del daño que está causando en nuestras vidas. Estos daños ya eran visibles en 1999, cuando se estrenó la película.

    Alice sueña que hace el amor con otro hombre y que se ríe de su marido al hacerlo. Al despertar, le cuenta el sueño al marido. A continuación, las imágenes del sueño se trasladan a la imaginación del marido, donde podemos verlas en blanco y negro. Imaginación, imágenes. Imágenes en blanco y negro: los orígenes del cine. El cine como proyección de imágenes de la imaginación. El cine como relato soñado.

    La casa de los Harford, un piso de lujo en el que todos desearíamos vivir, está decorada con enormes cuadros, todos ellos obras de Christiane Kubrick, la esposa del director. De modo que las fantasías de la imaginación de la esposa, los cuadros, aparecen en el interior de las fantasías del esposo, la película.

    Christiane Kubrick, que terminaría por convertirse en una pintora conocida, era originalmente actriz. Kubrick la conoció durante el rodaje de Senderos de gloria, donde es una bella muchachita alemana que canta una canción frente a un grupo de soldados franceses. Ciertamente no estaba desnuda, pero era una muchachita rubia y angelical actuando frente a un grupo de hombres rudos. Probablemente, Kubrick se enamoró de ella durante esta escena. Se casaron inmediatamente después del rodaje.

    Una metáfora de Internet. Pero entonces, ¿qué diablos significa el ritual? ¿Y quién es esa especie de obispo terrorífico que lo preside? Envuelto en una capa roja y con una máscara dorada, el Maestro de Ceremonias de la orgía-ritual carece en realidad de connotaciones simbólicas. Si es símbolo de algo, si pertenece a algo, ignoramos lo que es. Es el centro espantoso de algo que organiza la rueda del mundo, pero que carece de nombre. Su poder es infinito, ya que tiene la capacidad de levantar las máscaras y revelar la identidad personal e íntima. Puede meterse en tu casa, y colocar una máscara, tu propia máscara, en la almohada de tu cama.

    Cuesta trabajo creer que la organización, sea cual sea, tenga la capacidad de localizar la máscara que alquiló el doctor en una tienda del Village, de meterla dentro de la casa del matrimonio y de colocarla en la almohada de al lado de la mujer dormida. En realidad, la máscara ya estaba dentro de la casa y ya dormía noche tas noche en la almohada de al lado de la mujer.

    Este «señor oscuro» es Internet. El corazón invisible de una red cuya circunferencia es infinita y cuyo centro no está en ninguna parte.

    Estamos perdidos en un mar de imágenes dentro de imágenes, hemos perdido el sentido de la verdadera realidad y vivimos vidas virtuales en mundos virtuales. Hemos sustituido los sentidos del cuerpo por aplicaciones informáticas. Vivimos dentro de relatos soñados que ya ni siquiera brotan dentro de nuestra cabeza, sino dentro de una máquina. Hemos sustituido la vida por un juego. Nos dedicamos a jugar con una máquina, y lo hacemos por todas partes, a todas horas, con todo tipo de excusas.

    Jugar. Lo más horrible es que Internet tiene la forma de un juguete. Pero es un juguete bomba. Un juguete envenenado. Una de esas galletas alucinógenas de Alicia. Alice Harford in Wonderland.

    La última escena de Eyes Wide Shut tiene lugar dentro de una tienda de juguetes. En la economía del relato, la tienda de juguetes se pone de inmediato en relación con la orgía-ritual. Juguetes para niños (ositos de peluche, triciclos, trenes) y juguetes para adultos.

    – Sea como sea, hay algo que debemos hacer cuanto antes – dice Alice.
    – ¿Qué? – pregunta su esposo.
    – …

    07/01/2014

    • pantuflo

      Muy buena apreciación. Aunque me parece por momentos algo forzada, por lo de Internet, aunque tiene sentido. Una más de las muchas interpretaciones a que se presta la cinta, una que clarifica con bastante lucidez el tan traido problema con la máscara en la almohada. Todo es cine, los sueños cine son…dice un tema de Aute. Tal vez Kubrick haya hecho también en conciencia un homenaje, en clave macabra, a los relatos soñados por excelencia: los del cinema; un homenaje a sí mismo y a su arte.

  118. Uno de los artículos más pobres y grotescos que he leído. Lo del simbolismo del rojo y el azul ya es tonto y pillado por los pelos, pero lo de las camisetas de Yale relacionadas con la sociedad secreta ya es la monda. ¿Hace la misma interpretación para cada película donde aparece la palabra Yale?, porque son muchas. Luego ya lo de la máscara en la almohada es el colmo. ¿Cómo coño no la va a ver la mujer, por dios? Es OBVIO que Alice la encuentra y se la deja en la almohada para que le dé explicaciones cuando llegue. El tío ni siquiera entiende lo más básico de su película favorita. (y por cierto, que a mí me encanta EWS, pero decir que es una de las tres mejores películas de la historia… vamos, hombre; se ve que no ha visto muchas películas el chaval). La revista está muy bien, pero la joden cosas tan tontas y simplistas como este artículo. Totalmente AMATEUR.

  119. Predispuesto contra el autor, me ha encantado (y convencido) el artículo. Es coherente que la dominación despiadada por medios políticos y económicos vaya unida a la explotación sexual sádica. No está muy distante en ese sentido de Saló, de Pasolini, sino en lo más crucial: que Kubrik parece más cerca de hacer una apología de la Secta que una denuncia.

  120. Diego de Juan

    Enhorabuena por el artículo. Un análisis profundo (aunque imagino que podría escribirse mucho más) de una película que yo mismo no entendí del todo cuando la vi en su estreno en el cine.
    Enhorabuena.

  121. Fermin185

    Otro aspecto con los colores… El poster de la película es violeta….mezcla de rojo y azul.

    • pantuflo

      también es violeta la luz que baña las capas del sacerdote negro y sus dos escoltas en el ritual

  122. Fermin185

    Excelente análisis de esta joya cinematográfica.

  123. Cristian Ferrer

    Enhorabuena Cristian Campos. Es la tercera lectura que le pego a tu gran artículo/ensayo de referencia, al menos para mí, de posiblemente mi película favorita de Kubrick. Mañana tenemos en Valencia una exhibición de la película donde se analizará especialmente su lectura psicológica pero quería revisitar tu texto antes de volver a disfrutar de esta descripción de las élites mundiales. Un abrazo y mucho ánimo para continuar con tu gran trabajo.

  124. maya crc

    Me fascinó el artículo!! Sin duda volveré a ver la movie y leeré el libro, comprendiendo cada detalle, es sin duda una historia alucinante. Y me pareció también muy interesante el comentario que dice que no todas las mujeres follan por dinero “los pobre también follan, no?” Creo que a nuestro nivel (de pobres) también se mueven intereses y poderes por los que se lucha por poseer derivadis de factores sicológicos, politicos, económicos y sexuales …ultimadamente TODO podría ser una mera transacción si nos detenemos a observar objetivamente

  125. Un señor del vulgo

    Quizá el desafortunado esnobismo de ese “vulgus veritatis pessimus interpres” pueda aplicarse también a la recepción de este texto entre sus lectores.

    El análisis es metódico, voluntarioso y trabajado, hay que reconocerlo, y por momentos brillante, pero también se demora en exceso en detalles que ya son de manual para cualquier cineasta serio contemporáneo, como los códigos cromáticos, presentes y sesudos en decenas de cintas. Un análisis tan metódico que parece justamente una autopsia de un cuerpo inane en vez de la recepción a una obra de arte viva. Y es que no por abrumar con datos y planos se llega al misterio de la misma. Demasiados árboles talados, pesados y medidos como para ver el bosque.

    Por otro lado, el cine, en tanto expresión artística, no me parece susceptible de hacer listas y podios, pero ya que nos ponemos, Eyes Wide Shut es una película valiosa, pero no sólo está muy lejos de ser una de las “tres mejores películas de la historia del cine”, sino que ni siquiera parece una de las tres obras más relevantes, profundas y geniales del propio Kubrick. Resulta contundente semejante asertividad si uno quiere impresionar al pobre vulgo y seducir a otros esnobs pero, como ya han comentado un par de vulgares insumisos, demuestra que se ha visto muy poco cine de otros genios (Dreyer, Ford, Tarkovski, Bergman, en fin…) o, peor aún, que entre tanto estudio forense le ha resbalado a uno la sensibilidad ajena.

    Claro que mi opinión es sólo eso, la de otro vulgar ignorante.

  126. Isabel

    Un artículo buenísmo. Lo dicho, se hace corto. Daría para charlar durante toda una velada, copa tras copa de vino.

  127. Hola Cristian, excelente análisis. Enhorabuena.

    Una idea: es curioso que, siendo Kubrick un “furioso y pragmático partidario del capitalismo”, el análisis que presenta en esta película sobre el amor y las relaciones entre hombres y mujeres (y los hombres entre sí) se parezca mucho a la idea marxista de la estructura y la superestructura. ¿No crees? En algún comentario alguno ha dicho que esta película le hubiera encantado a Foucault…

    Hay que entender que Kubrick, como intelectual, se formó en otra época, en la que el análisis marxista estaba mucho más presente, y se analizaba (y pensaba) más en serio.

    Las películas de Kubrick, sobre todo las últimas, se parecen un poco a las novelas (buenas) de Eco en que son geniales artefactos para generar interpretaciones y lecturas. Es una pena que no se haga ya cine tan bueno, pero el arte es así, depende de la aparición de genios, que tienden a ser muy pocos, como es lógico.

    Estoy de acuerdo contigo en que esta es quizás la película de Kubrick más profunda y sin duda la más infravalorada. Pero para valorarla hay que entenderla, y no es nada fácil.

    De nuevo, enhorabuena.

  128. Artículos como este son los que hacen grande a JotDown.
    Y de modo premonitorio (no era difícil acertar), el título del artículo aplica a la reacción inicial sobre el film (que tristemente perdura), pero también a la crítica en sí misma. Un meta-aplauso para Cristian por favor.

  129. hendrix333

    Impresionante análisis, te felicito.

  130. Enhorabuena por el artículo, me ha encantado y me ha ayudado a encontrar algunos detalles que había pasado por alto.

  131. Elruben

    He caído aquí por casualidad y reconozco que Kubrick no es para todos los públicos.
    Yo, por ejemplo. No es para mí porque no soy capaz de diseccionar tantos mensajes de cada secuencia.
    La vi por primera vez y no vi a Stanley. Vi una película sobre una pareja aburguesada aburrida de su día a día.
    Ahora, tras tu artículo, estoy deseando verla de nuevo con otros ojos. Con los ojos que me ha abierto el artículo.

    Muchas gracias por acercarnos a Kubrick.

  132. Yo soy de la opinión de que si tengo que leerme un artículo para entender una película es que esa película gñé. Hay cosas evidentes como el uso del color, y el análisis plano a plano de esos detalles me ha gustado mucho pero hay otras que bueno… me parecen consecuencia de un montón de especulaciones. Se podría llegar a un montón de conclusiones distintas según quién interprete. A mí Kubrick me encanta, pero Eyes Wide Shut me parece de lo más pobre de su filmografía. Hay un equilibrio entre el “te lo explico todo” Nolan y esto. Como diría el dios de Bender: “hay que ser sutil cual cirujano o carterista”. Notas lo que hacen, pero no sabes cómo lo han hecho

  133. Genial análisis.
    Quizás quieras revisar el mío. Hay tanto que decir sobre Eyes Wide Shut.
    Saludos

    https://unapelideculto.wordpress.com/2015/12/16/billetera-mata-galan-eyes-wide-shut/

  134. Seba Inostroza

    ??????

  135. Nicolas

    Recien vi Eyes Wide Shut por segunda vez (la primera fue en el cine cuando se estrenó) y fue la única de Kubrick que pude ver en pantalla grande. Apenas la terminé, me puse a googlear interpretaciones y significados ocultos de la película, y debo decir que tu análisis me dejó sorprendido gratamente. Es maravilloso saber todo lo que hay en una película y que el ojo no entrenado simplemente no lo ve. Muchas gracias por tu análisis, simplemente genial. Lo comparto en mi facebook.

  136. @Sergioelcolombiano

    En mi humilde opinión, este artículo debería de ser leído por todos/as aquellos/as a los que le guste esta película. Hablando desde la propia experiencia, me hizo darme cuenta de muchísimos detalles de los que no me hubiera dado cuenta. Felicidades por el trabajo bien hecho.

  137. Sarah Gonzalez

    ¡Gracias! Es el mejor artículo y análisis que he leído sobre esta obra cinematográfica que no me canso de ver una y otra vez y que siempre me deja pensativa, reflexiva y con nuevas descubrimientos, uno de estos nuevos descubrimientos aparece al final, en mi opinión Alice se encuentra atada a un matrimonio insatisfactorio en varios niveles, sobre todo en cuanto a sexo y dinero se refieren, en la parte final de la película ella acepta que deben comenzar a ‘coger’ cuanto antes; esto indica que ambos se iniciarán en la secta y cuando Bill le dice que estarán juntos para siempre ella no parece estar convecida de ello, pues a partir de ese momento piensa en su mente que podría tener mejores oportunidades estando dentro de la secta conociendo otras personas de mayor status financiero…

  138. Roberto

    Después de leer el análisis de vigilant citizen este me parece pueril y falto de ideas u referencias, el de VC es más ilustrativo y coherente aún que tú lo califiques de “imbecilidad”

  139. BRAVO!! He llegado a leer algún análisis de la peli antes de volver a verla, tantos años después. La vi la vez primera cuando era prostituta de pago en mano. Y la voy a volver a ver ahora que soy prostituta de andar por casa de un señor. Eso sí, de pobres no salimos ;)
    Realmente un buen análisis, muy detallado y a multiplano. Gracias.

  140. Manolo

    El artículo es cojonudo. Por eso mismo, la película me parece una mierda. Para ese camino no hacían falta estas alforjas.

  141. Pingback: La Jotdown, nacimiento y caída (i) – Luis & Sus Secuaces

  142. joseleos

    Excelente articulo, justamente hace poco la he vuelto a ver. La primera vez que la vi hace muchos años me parecio un rollazo, pero cada vez que la veo me atrae mas y mas. Estoy deacuerdo con la mayoria de las cosas que dices, personalmente mi opinion es que estan intentando introducir a Bill en el grupo, todo es un gran plan, aunque el objetivo principal no es Bill, sino Helena, su hija. Creo que Alice es una puta de la secta, frase de otra pelicula “las esclavas paren esclavas”, dos cosas cuando van a la fiesta de navidad, Bill quiere presentarle al pianista y Alice le pone una excusa haciendose la loca, es evidente que se conocen, y otra cuando estan en la jugueteria con su hija, Bill lleva un jersey rojo, y creo recordar que mientras Bill y Alice hablan de follar, Helena se va al final del pasillo justamente con dos hombres maduros que estaban en la fiesta de navidad del financiero. Tambien pienso que si reconocen a Bill con la mascara es porque todos sabian que iba a ir, y quien lo saluda es su “amigo” el financiero, el obligarle a desnudarse seria el inicio para introducirlo, traumatizarlo y humillarlo, no olvidemos que en esas sectas hay Amos y esclavos, pero Mandy lo salva de ello, sacrificandose, o por lo menos lo intenta. En fin un peliculon impresionante, me aclaraste las raquetas, sabia que si estaban ahi querian decir algo pero no sabia el que.

  143. Pingback: Review: Eyes wide shut – El colibrí y la serpiente.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies