La ciencia ficción más allá de Star Wars - Jot Down Cultural Magazine

La ciencia ficción más allá de Star Wars

Publicado por
Escena de Viaje a la Luna. Imagen : Star Film.

Escena de Viaje a la Luna. Imagen : Star Film.

La ciencia ficción es un género genial —para mi el mejor— pero maltratado y rodeado de confusión. Al escuchar «ciencia ficción» muchos lectores se imaginan películas de acción salpicadas de parafernalia espacial. Se les llena la cabeza de rayos láser, alienígenas y naves explotando en el vacío… porque están pensando en Star Wars.

Pero Star Wars no es ciencia ficción.

La saga de Lucas es una historia de aventuras que por casualidad ocurre en el espacio. No niego que sean buenas películas, divertidas y hasta míticas, pero no es un buen ejemplo del género. La ciencia ficción es un género asombroso que se distingue por virtudes que Star Wars no tiene.

1. A veces la ciencia ficción cede el protagonismo a la cienciaThe Martian es un manual de ingeniería e Interestelar un tributo al racionalismo. Julio Verne ni siquiera necesito ir al futuro. Fascinó a una generación contándoles los descubrimientos de finales del siglo XIX. Escribió para «resumir todos los conocimientos geográficos, geológicos, físicos y astronómicos amasados por la ciencia moderna». En la era de las exploraciones polares y los globos aerostáticos, no necesitó más.

Solo es posible viajar hacía delante. Las leyes relativistas lo garantizan. (Kip S. ThorneThe Science of Interstellar)

2. La ciencia ficción usa el futuro para hablar del presente. El caso más famoso es 1984 y su denuncia de los estados totalitarios, pero hay cientos de ejemplos. Spielberg rodó La guerra de los mundos para que los norteamericanos se sintiesen refugiados. Her cuestiona las relaciones humanas en esta época de pantallas y emoticonos. En Snow Crash los Estados nación eran sustituidos por franquicias y en Hijos de los hombres el único gobierno funcional cerraba sus fronteras a inmigrantes.

Hay súbgeneros como la ficción postapocalíptica que encierran un mensaje moralista y hasta ludita. Nos recuerda que la civilización podría colapsar por montones de razones: por una guerra nuclear (Cántico por Leibowitz), por el fin del petroleo (Mad Max), por el cambio climático (Interstellar), por una virus fatal (Soy leyenda), por perder la visión (Ensayo sobre la ceguera), o por la revolución de las máquinas (Terminator).

El futuro no está establecido. No hay destino. Solo existe el que nosotros hacemos. (Terminator II)

3. La ciencia ficción es la literatura del «¿Y si?». Por eso se le llama también ficción especulativa, porque lo que define al género son esas preguntas: qué pasaría si los niños dejasen de nacer (Hijos de los hombres), cómo actuaríamos si fuese posible borrar nuestros recuerdos (Tokio ya no nos quiere, Olvídate de mi), o cómo serían las relaciones sentimentales en un mundo sin propiedad (Los desposeídos). 

¿Y si los alemanes hubiesen ganado la Segunda Guerra Mundial? (El hombre en el castillo).

Hay novelas muy tristes sobre el colapso de la civilización y otras aún más tristes sobre su resurrección (La carretera, La Tierra permanece).

El setter rojo se estremece, y de cuando en cuando lanza al cielo un aullido… Su alma bondadosa no tolera un mundo sin dioses. (La Tierra permanece)

4. La ciencia ficción se apoya en premisas fantásticas o especulativas, pero con una condición: las consecuencias de esas premisas son siempre plausibles y hasta probables. Ahí está el lado cientifista del género, no en los artefactos ni en las naves espaciales, sino en su respeto por lo racional y lo creíble.

En ese sentido la ciencia ficción es la antítesis del realismo mágico. El realismo mágico describe un mundo corriente en el que ocurren cosas imposibles, mientras que la ciencia ficción describe mundos diferentes donde solo ocurre lo inevitable. La ciencia ficción busca la fascinación pero mantiene sus raíces en la realidad. Esto es muy importante.

5. La ciencia ficción habla de mundos enteros pero también de personas corrientes en circunstancias extraordinarias. Esas historias son mis favoritas. La historia de un padre y un hijo que recorren un mundo devastado y sin esperanza (La carretera).

—¿Qué harías si yo muriera?
Si tú murieras yo también querría morirme.
¿Para poder estar conmigo?
Sí. Para poder estar contigo.
Vale.

La historia de una mujer que descubre que no es humana (Blade Runner), o del hombre que ama al fantasma de su mujer muerta (Solaris).

La historia de un padre y su bebe: una niña que en lugar de crecer rejuvenece cada día (Hyperion). Para ella el tiempo comienza a fluir al revés. Su padre la ve regresar a los quince años, luego a los diez. La niña tiene cinco años y lo señala extendiendo su manita diminuta. Un día se olvida de andar y desde entonces su padre la lleva en brazos, otra vez.

6. La ciencia ficción nos habla desde otra perspectiva. Esa es la trampa magistral del género: se nos describen mundos lejanos para que los veamos con objetividad, como un explorador que visita una tribu amazónica. Solo después, al regresar, te das cuenta de que ves el mundo corriente de otra manera. Leyendo ciencia ficción entiendes que una sociedad de hermafroditas sería más igualitaria, aunque decides que no querrías vivir en ella (La mano izquierda de la oscuridad). Lees y te das cuenta de que tratamos diferente a las personas por la belleza de sus rostros, y que podría no ser así, pero entonces nos perderíamos esa belleza (¿Te gusta lo que ves?).

7. Por todo esto, la ciencia ficción es literatura de ideas. Pero además posee el «sentido de la maravilla». Eso que desprenden los relatos de Verne, Asimov, o Stephenson, y que Chabon trataba de inocular a sus novelas.

Para algunos el sentido de la maravilla es una emoción: la del lector que de golpe ve un concepto conocido desde un punto de vista nuevo.

Para otros, es la combinación de lo creíble y lo asombroso. Es esa sensación que recorre a un niño cuando mira el cielo nocturno y entiende que de cada estrella penden mundos, y que en uno hay un niño mirando las estrellas.

49 comentarios

  1. Pingback: La ciencia ficción más allá de Star Wars

  2. Una maravilla de artículo que voy a recomendar ahora mismo. A ver si dejan de llamarme friki solo porque llevo 45 años leyendo CF con gusto :)

    Único defecto, lo de “Interestelar un tributo al racionalismo”. ¿Esa película cuya moraleja es “el amor trasciende el tiempo y el espacio”? Inexplicable.

    • Totalmente de acuerdo contigo. Me ha encantado el artículo pero Interstellar es, aparte de una película mediocre, un “canto al amor que trasciende el tiempo y el espacio”.

      • Con interstellar, I.A. y Contact (la de Jodie Foster y el SETI) pasa lo mismo, que el/los guionistas evidencian que no tienen imaginación para rematar la historia (porque además carecen de la cultura necesaria al respecto para estimular dicha imaginación) y se contentan con limitar el metraje a las exigencias humanas (cantidad de tiempo sin mear que puedes estar en el cine tras meterte medio litro de Coca-Cola y un bidón absurdo de palomitas) procurando terminar la historia sin que se note mucho que se han quedado “LOST” (válgame el guiño hacia tan “maravillosa” serie de TV). Un truño, porque si no saben terminarla, el resto no ha servido para nada, y es una lástima, porque las 3 prometían mucho durante la primera hora.

        • “I.A” es perfecta tal y como está. Una de las grandes obras maestras del cine de lo que va de siglo.

        • Yo creo que en Interstellar, desgraciadamente, tenían perfectamente claro lo que querían contar hasta el final. En Contact (tanto la novela como la película), toda la razón. Lo de IA es muy controvertido.

    • Totalmente de acuerdo. Un disparate “coelhiano”. Reivindico Coherence (2013), sobre la paradoja del gato de Schödinger. Hecha con 4 duros y no lo parece. Brillantísima.

  3. Apreciado Kiko:

    Debo confesarte que he leído con sumo agrado un artículo que parece haber fluido de tu mente con la fascinación que despierta cuanto hay de visual y gráfico en lo que escribes, quizás, o, mejor, con toda probabilidad, porque difícilmente, podemos sustraernos a la iconografía que envuelve al séptimo arte, y, que, con el tiempo, ha ido reemplazando a la que imprimían las novelas de una generación más avezada a dejarse transportar por la abstracción que la palabra escrita contribuía a forjarse en el imaginario colectivo, porque, al fin y al cabo, el cine es imagen en movimiento, pero, imagen, al fin y al cabo, con la que muchos lectores de Stevenson, a buen seguro, habrían confraternizado. Gracias por hacerme pasar un buen rato. Y, de paso, te invito a visitar mi página web que, aunque no actualizo al ritmo que desearía, acumula ya bastante material. De nuevo, muchas gracias.

    Cordialmente,

    Tomás.

  4. No soy un fanboy pero creo que Hyperion bien merecería una serie con presupuesto y con imaginación.
    Por otro lado hay libros que no se pueden llevar bien a la pantalla, y a las pruebas me remito con la obra de PKDick.
    Anyway, un desastre haber olvidado mencionar (solo de pasada y porque lo tocó el meñique mágico de Spielberg en el remake) a HGWells.

  5. Como amante de la ciencia ficción me encanta tu texto, con una excepción: Star Wars TAMBIÉN es ciencia ficción. Por supuesto, también es (sobretodo) una película de aventuras. Su historia bien podría ser la de un western, una película de piratas o de samuráis (guiño guiño). Pero sucede en el espacio. Los caballeros no van montados en caballos, si no en cazas espaciales. No viajan a exóticas islas, si no a planetas desérticos. Y la armada del malvado Imperio no se compone por barcos, si no por destructores espaciales.

    Por supuesto, no es Ciencia Ficción “dura”, no pretende hacer pensar a la Humanidad hacia dónde se dirige. No proporciona preguntas que pocos se han hecho antes, ni quiere que el espectador salga de la sala preguntándose “¿Realmente será posible?”.

    Pero no por ello deja de ser ciencia ficción. “Borrarla” de la lista significaría borrar también El Juego de Énder (Si bien sus continuaciones sí tienen más elementos de Ciencia Ficción dura) o la saga de las Fundaciones, mientras nos quedamos con Starship Troopers (la película).

    Porque nos guste o no, la Ciencia Ficción tiene géneros, y no todos ellos tienen como objetivo enfrentar al Ser Humano consigo mismo reflejado en un cruel espejo. Y se puede disfrutar con excelentes novelas como Farenheit 451 o “Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas” y también con sagas como Star Trek, Stargate o Star Wars.

    • Star Wars es Fanatasia, como el Señor de los anillos. En Star Trek antes de bajar a un planeta, evalúan si es viable, en SW no importan gravedad,presión, atmósfera o,,,,,,en realidad no importa nada. Además todos siempre se entienden sin importar la forma de comunicación. Independence Day es una comedia absurda, los aliens tiene disketeras de 3 1/2 y sus ovnis funcionan con Windows 95, de ahí que les ganemos con un virus programado en basic y un nave del tamaño de Mostoles es capaz de quedarse en suspensión a dos palmos del suelo sin arrasar nada debajo. En la carretera no hay un solo láser, faser, motor de curvatura, midiclorianos, replicante, condensador de fluzo u horizonte de sucesos, pero es Sci-Fi. Punto doble para Alíen, por ser Sci-Fi y Terror.

    • Es verdad que a Dick, tal cual, no se le puede llevar a la pantalla, pero de sus ideas nacen excelentes adaptaciones (Blade Runner, la nueva serie The Man in the High Castle) o al menos aceptables (Minority Report, Desafío Total)

    • Star Wars es fantasía. Concretamente, es fantasía medieval, aunque no lo parezca por el envoltorio. Como en “el señor de los anillos”, las crónicas de la DragonLance, Eric de Melnibone o cualquiera de esas historias, hay princesas y caballeros (jedi), que se enfrentan a un poderoso hechicero malvado con sus espadas mágicas (de luz) montados en sus gráciles corceles (x-wing) cargando contra los dragones (cruceros espaciales) del enemigo, comandados por el monstruo supremo (la estrella de la muerte).
      Como se dice en el artículo, la ciencia-ficción se define por ser la literatura de los “¿qué pasaría si…?” mientras que la fantasía épica cuenta la lucha del Bien (absoluto) contra el Mal (absoluto). Y claramente, eso es de lo que va Star Wars.

    • No puedo estar de acuerdo, Star Wars no es ciencia ficción, en sentido estricto, lo siento, y viene a cuento por una pequeña carencia del artículo (delicioso, por otro lado), y es la ausencia de una definición estricta de ciencia-ficción. La ciencia ficción se basa en que la trama, en el caso que sea, tiene un sustento lógico y científico, aunque sea ciencia “inventada”, o pretendidamente no descubierta todavía. Si no necesita de ese sustento lógico, la historia recurre a la magia o lo maravilloso, y entonces es fantasía. Star Wars es fantasía, ambientada en una galaxia muy muy lejana, con naves y láseres, pero fantasía. No se le exige coherencia, ni que la fuerza tenga una explicación fundada, ni que lo tenga el viaje ultralumínico, ni que Yoda ni Kenobi se vayan al cielo de los jedis con una explicación detrás, ni siquiera cuando se aparecen… no es ciencia ficción, but I like!

  6. Tengo muchas ganas de ver en la pantalla a Harry Sheldon y/o a R.Daneel Olivaw

  7. Excelente artículo, estoy de acuerdo sobre todo en el inicio.
    No sé si Star wars es ciencia ficción o no, pero sí en que la culpa de que los aficionados a la SF seamos vistos como frikis, es en gran parte suya. Además, me parece increible que haya ignorantes que crean que no hay vida más allá de ellas, o que son una obra cumbre. Puro y simple desconocimiento de la historia del cine.
    Algo similar a lo que ocurre con el comic y los superhéroes. Se pueden hacer, y de hecho se hacen, comics serios y muy dignos, sin necesidad de sacar un tio en pijama volando.
    Por cierto, en el articulo falta Ex-machina, una muy buena pelicula.

    • ¿Qué es ser friki?, porque yo he crecido leyendo DC, Marvel, Epic, Zona84, Cimoc, Totem y Creepy, me he metido sobredosis de AD&D, ESDLA y Cyberpunk, he ido a campeonatos de MtG, L5R y sigo jugando a CCG con Hearthstone con mis más de 40 años Y ME HACE MUCHA GRACIA QUE UN PALETO QUE NO SABE APENAS LEER ME LLAME FRIKI CUANDO ES CAPAZ DE RECITARTE LAS ALINEACIONES DEL OSASUNA DESDE EL AÑO 76 HASTA DIA DE HOY. Y Yo soy el Friki, JAJAJAJAJA, yo que no se que significa “Andreita cómete los nuggets” o que no he visto ningún programa de atentados gastronómicos. ¿QUE ES SER FRIKI?

      • Bueno, tranqui, hombre.
        Ya he dicho, o al menos insuando, que a mí también me ven – algunos, al menos – como un friki.
        Yo también he leido Totem y Cimoc, que eran grandes revistas y cimientaron mi afición al comic. Pero insisto, una cosa es el comic y otra los superhéroes, una cosa es Carlos Jimenez, Joan Sfar, Moebius o Entrialgo y otra Batman y demás gilipolleces.
        Imagino que eso de “un paleto que no sabe apenas leer” no lo dices por mí. Te aseguro que leo muy bien, y bastante, tanto comics como literatura, divulgacion científica, ensayo o… J. Down, que tampoco está nada mal. Además odio el fútbol.
        Tampoco sé lo que significa eso de “Andreita…”, y por no saber ( ignorante que es uno ), tampoco sé lo que son MtG, L5R o CCG.
        En cambio, sí se quienes son Richard Ford, J. Irving, A. Grandes, R. Wagner o W. A. Mozart, algunos de mis iconos culturales. Uno es así de friki.

        • MtG: magic the gathering, juego de cartas físicas.
          CCG: collecitble card game, como el hearthstone.
          L5R: leyenda de los 5 anillos, mundo imaginario con diversos juegos inspirados en él.
          “My Name” es un friki, lo que pasa es que friki ha perdido su poder de insulto cuando gente como el da mil vueltas a paletos con aficiones más normales como el fútbol. Lo que le pasa es que tiene 40 tacos y su generación aún no se ha enterado… entre los que tienen 20 y pocos ya no están aislados los frikis, sino que tienen bastante fuerza gracias a sus asociaciones.

          • Gracias por tu respuesta, bastante clarificadora, hay que decirlo.
            Hombre, puestos a elegir, prefiero un lo-que-sea aficionado a los juegos ( ya imaginaba que eran juegos ) que uno al fútbol, que me sigue pareciendo el mejor método de alineación de masas ( al menos en Spaña ). Aunque algunos intelectuales no opinan así.
            Pues yo tengo mas de 60 tacos, con lo cual evidentemente, tampoco me he enterado.

          • Gracias y perdón por la jerga, creí que estábamos casi todos en la misma página. Para nada me he sentido ofendido, YO SOY FRIKI, pero nunca he sabido que significa eso realmente. ASI QUE DIRE, NO SOY FRIKI, SOY MAGO DE NIVEL 22, por ejemplo.

        • No te aludía a ti, perdona si te pareció eso.

      • La definición de friki aplicada a este caso sería, parafraseando a Raúl Cimas en Muchachada Nui: persona que muestra “demasiada pasión por suyo”.

  8. Bonito artículo, gracias Kiko. Con nueve años cayó en mis manos una Antología de Ciencia Ficción que inexplicablemente estaba en la Biblioteca de mi pueblo, escondida entre novelas policíacas como un pato entre pollos. La sensación de maravilla todavía persiste y desde entonces he comprado todo lo que se ha publicado en España y parte del extranjero. Añadiría a tu lista un rasgo que define a una buena parte de la Ciencia Ficción y es la anticipación, la imaginación de futuros que luego hemos visto hacerse realidad. Los ordenadores personales, los móviles, Internet, las tarjetas de crédito, los drones, los hologramas, los lectores….han sido imaginados mucho antes de haber sido creados, y su influencia en nuestra sociedad ha dado lugar a novelas inolvidables. Salud para todos.

  9. Precisamente por todo lo que comenta el artículo Star Wars también es ciencia ficción.

  10. Ando enfrascado estos días en la documentación para un nuevo libro que debería salir el año que viene. No debo revelar más pero sí puedo decir que estoy inmerso en el estudio de las claves y la historia de la ciencia ficción. Entre otros, me estoy empapando de la ‘Nueva guía de lectura’, de Miquel Barceló, donde el autor ofrece su particular visión de las principales obras del género. En caso es que he caído en la cuenta de que, a lo largo de mi vida, ya me he leído la mayoría de los muchos títulos que recomienda. Huxley, Simmons, Orwell, Wolfe, Asimov (por supuesto), Clark, Haldeman, Matheson… y tantos otros, son autores habituales en mi biblioteca y en la gran bibliografía de mi vida. Este hecho me ha hecho pensar, y al poco he llegado a una indiscutible conclusión: soy lector de ciencia ficción por encima de todo. No por obvio me ha resultado menos sorprendente.

    Aunque pueda parecer baladí, y quizás lo sea, para aquellos que nos gustan los libros y las palabras no deja de ser una revelación importante. Definir tu género preferido es como saber qué quieres ser de mayor. Con esto existe una dificultad añadida. Se supone que los que leemos y escribimos (más de la media, se entiende, y con un fin puramente literario) debemos conocer al dedillo a todos los autores del universo, independientemente del género que cultiven. No en pocas ocasiones he visto gestos torcidos cuando me han preguntado por escritores que no conozco, aun siendo estos best-sellers. Un gesto torcido que suele ir acompañado de otro de perplejidad cuando apunto alguno de los nombres de más arriba al recomendar alguna de mis plumas predilectas.

    Pero es que es la realidad. Decir que tu género preferido es la ciencia ficción viene a ser una suerte de salida del armario literaria. Incluso los lectores de fantasía parecen tener menor reparo en reconocerlo. Pero como decía, para mí ha sido una epifanía liberadora.

    La ciencia ficción, como dice el propio Barceló, es una literatura de ideas, de concepto. Leyendo a Dan Simmons me acerco a Shakespeare y descubro a John Keats, incluso me arrimo a Homero; igualmente, con Bradbury o el maestro Orwell reflexiono sobre la sociedad, el Hombre y el futuro cercano. Incluso reconozco alguna de sus terribles profecías en nuestros turbulentos días.

    A la CF se le atiza recurrentemente, y a veces con razón, por su baja calidad literaria. Pero de igual forma se le debe su extrema lucidez a la hora de alumbrar nuevos interrogantes. Es más, ésta no es una particularidad exclusiva, y bien se engloba en la literatura general. Ya saben, aquello de “¿qué es mejor, el fondo o la forma?”.

    Pero, ¿por qué leo ciencia ficción? Porque, en mi humilde opinión, es el género más seductor y dinámico, y además tiene la buena costumbre de colmar tu cabeza de preguntas y supuestos incluso después de terminar la última página del libro. Es más, las mejores conversaciones literarias que he tenido en mi vida han sido sobre ciencia ficción. La propuesta de debate es tan amplia que cualquiera tiene cabida en ella.

    La sci-fi (como dicen los americanos) va mucho más allá del presente. Presume, desde su difuso origen (¿es Frankenstein ciencia ficción? ¿O fue Verne el que lo empezó todo?), de una clarividencia temática que a veces sobrecoge. Como botón de muestra, el desarrollo actual de la robótica y su inminente impacto exponencial en nuestras vidas cotidianas nos recuerda que el ‘buen doctor’ Asimov ya planteó sus tres perfectas leyes hace más de medio siglo, y que ahora resultan absolutamente necesarias.

    Esa dicotomía entre narrativa y filosofía es lo que me resulta más insoportable (en el sentido que se adjudicó Kundera). ¿Cómo renunciar a palabras que te lanzan al corazón del universo? ¿Que te muestran nuevas civilizaciones y planetas? ¿Que te plantean cuestiones vitales y angustiosas?

    El ser humano aspira a conquistar las estrellas, a explorar, a crecer, a desarrollarse. A suplir sus carencias físicas con el ingenio de la tecnología. A resolver cuestiones éticas y morales en base a su circunstancia y entendimiento. Todo eso, y mucho más, lo plantea como nadie la ciencia ficción. Y es que ningunear, o simplemente negar, este poso de conocimiento y actitud es despreciar lo que precisamente nos hace más humanos.

    • Interesante comentario.
      En efecto, la CF es un género literario tan respetable como cualquier otro ( si no lo dices así, al menos lo insinúas, o eso me parece ). NO creo necesario extenderse más, me parece bastante obvio.
      No diría que es mi género favorito, simplemente me gusta como me gustan otros.

  11. Star Wars es una space opera, un subgénero perfectamente legítimo de la ciencia ficción.
    Y también se pregunta por el ” y si…?”.
    Y si una República decadente se convirtiera en un Imperio?

    • Venga hombre, no se si has visto alguna de Star Trek, pero deberías si realmente quieres comprender porque muchos de los fans del Sci-Fi no consideramos SW como tal y si como fantasía (igual que Avatar, lo mismito). En Star Trek el Capitan Kirk sabe si es posible bajar a un planeta y actúa en consecuencia, a Luke se la pela si en Dagobah muere de respirar metano, no tiene ni guarra, pero da igual Dagobah, Bespin o Tattooine, en todos la gravedad es 9,8 y existe la misma densidad que la Tierra. Mira Avatar, los islotes Flotantes, ME DESCOJONO (con perdón), El planeta de Avatar (según dicen en la peli) es varias veces MAS GRANDE QUE LA TIERRA, o sea, si en la Tierra pesas 80 Kilos, en ese planeta pesarías 300kg lo que implica que según aterrizases tu cuerpo se colapsaría espachurrándose contra el suelo destruyéndose ante la imposibilidad de sujetar tal peso (recuerda a Newton, Peso=Masa*Gravedad, o sea, F=m*a) ESO ES SCI-FI, algo que te dice que en el planeta de Avatar UN SER HUMANO NO PUEDE POSARSE Y ANDAR, por esto Avatar es Fantasía, igual que STAR WARS.

      • Añado algo más y perdona por ser pesado. La mayoría de Fans de toda la vida del Sci-Fi no tienen que pensar en estos detalles, los ven de forma automática, El virus de Independence Day, El tamaño del planeta de Avatar versus cuerpo humano, La facilidad con la que Luke Skywalker entiende cualquier idioma sin haberlo aprendido primero, que Obi-Wan Kenobi pueda manipular mentalmente………………ROBOTS!!!! (dios, me quedo sin aire de la risa). En serio, SARUMAN Y GANDALF se parecen más a YODA Y DARTH VADER, que estos últimos a DATA Y SPOCK. Un placer.

      • Lo de las islas flotantes, lo acepto. Lo de la gravedad, no. Sencillamente, la fuerza de la gravedad es proporcional a la masa que atrae y al inverso de la distancia al cuadrado. Esto quiere decir que, un planeta mucho más masivo, si aumenta su radio en la proporción necesaria, puede tener una fuerza gravitatoria superficial igual a la de la tierra. Jugando con esa densidad, podrías tener un gigante gaseoso con la masa de la tierra, con una fuerza de gravedad en su superficie casi despreciable, o juntar toda esa masa en un volumen casi puntual, y tener un agujero negro minúsculo.

        • Para que el radio de un planeta aumente en proporción a su masa de forma que la gravedad en la superficie sea la misma que la de la Tierra su densidad tiene que bajar de forma proporcional. O dicho de otra manera: un planeta con un radio tres veces más grande que la Tierra y una gravedad en superficie en torno a los 10 m/s2 tiene una densidad de 1,83 g/cm3 (la Tierra tiene una densidad de 5,5 g/cm3). Vamos, que mucha suerte para caminar por encima. ;)

  12. Decir que Star Wars no es ciencia ficción es, en parte, provocación. Mi opinión es lo que viene en el siguiente párrafo. Sí creo que pertenece al género —soy muy permisivo con qué es y qué no es ciencia ficción—, pero también creo que no es el mejor ejemplo del género.

    • El propio Lucas dijo en una entrevista, allá por el 77 que él no concebía Star Wars como ciencia ficción, sinó como una Space Opera, un subgénero mucho mas cercano a las aventuras. Aventuras en clave futurista, vamos. Pero de ciencia ficción tienen…el escenario y poco más.

  13. Una página de Jack Kirby es más hermosa que la Victoria de Samotracia. Valga esto como reivindicación del cómic de superhéroes, tan denostado. En las páginas de la Marvel están las obras maestras del pop-art, mucho más que en los grabados de Warhol o los cuadros de Lichtenstein. No sé si viene a cuento pero tenía que decirlo por algún comentario que he leído.

  14. Kiko y algún que otro forero reparten títulos de ciencia ficción. Si incluyes a Star Wars dentro del género es que no entiendes nada de nada. En un especial Jot Down 100 presentado por un proclamado especialista en la materia se incluye a la primera trilogía de George Lucas en la selección. Perfecto.
    El propio autor del artículo no se aclara mucho dado que tras decir que Star Wars no es ciencia ficción, luego señala que “no es un buen ejemplo del género”. Acabáramos, lo que Kiko quería señalar es un conjunto de rasgos que para él deberían de estar presentes en una buena película de ciencia ficción.
    El afán del ser humano por clasificar o categorizar está detrás de la discusión.
    El cine son clichés. Escenarios donde se desarrolla una historia. La ciencia ficción no tiene que ver con la ciencia. Simplemente se ocupa de retratar una situación, un escenario, un hecho inédito que no pertenece a nuestra realidad pero que pretende ser verosímil. A un espectador medio le parece veraz viajar a 500.000 kilómetros por segundo.
    Así que Star Wars es una saga de ciencia ficción.

    • Para gustos, colores. En lo de Warhol y Lechtenstein no entro porque me parecen un bluf… Pero decir que una página de Kirby es más hermosa que la Victoria de Samotracia, pues no. Por ahí no paso.

  15. Lo siento pero NO a todo.

    Esta es una visión de la CF, más o menos, de 1961. ¿”Literatura de ideas”, como si esto lo escribiera un Barceló cualquiera? ¿A alguien Ballard le parece “literatura de ideas”? ¿Consecuencias plausibles? ¿Como en ese cuento de M. John Harrison donde Dios es un escarabajo gigante que aparece en el lado oculto de la luna y el servicio secreto intenta matarlo con una bomba atómica? 1961: antes de New Worlds, antes de la anécdota de Asimov y Delany, antes de A cabeza descalza.

    No, la CF va muchísimo más allá de todo esto y muchas de sus obras maestras incumplen todos los puntos.

    • No son condiciones imprescindibles todas. Unas obras tienen unas, otras otras. Y efectivamente, algunas obras de cifi solo cumplen el último. Yo soy muy permisivo con lo que considera cifi.

  16. En los años 80 del pasado siglo se popularizó un término que hoy está en desuso para separar películas que hasta ese momento iban directas todas al mismo saco de “ciencia ficción”. Se trata del término “ficción científica”, en el cual venían a incluirse películas (y obras literarias) con mayores pretensiones de verosimilitud desde el punto de vista narrativo y visual, como las clásicas Alien o Blade Runnner. “Ciencia ficción” se quedaba para obras divertidas pero artísticamente “menores” como Star Wars, Galactica, Buck Rogers y similares (títulos muy ochenteros).

    A mí siempre me gustó esa diferenciación. Cine más “serio” frente al cine palomitero, divertido pero a la larga intrascendente. En el fondo, Star Wars siempre me pareció cine para adolescentes.

    Y como space ópera que encajaría entre ambas categorías estaría en comic “Universal War One”, un relato épico de batallas estelares pero desde un prisma más adulto y científico (dentro de lo que cabe en una relato de ficción). Ahí lo dejo para quien le interese.

  17. “La space opera, ópera espacial u opereta espacial es un subgénero de la ciencia ficción”

    https://es.wikipedia.org/wiki/Space_opera

    Hace años que sabemos que es Star Wars es Space Opera, es decir es un subgenero ya que como bien dice el autor no cumple con la definicion exacta, pero es un subgenero, diriamos un sucedaneo, asi que tambien negar que es Ciencia Ficcion es erroneo.

    Ni me hagan caso yo tambien flipo

  18. Startreck es SF, el llamado “Space Opera”
    Cine y SF no se llevan bien, SC es para aficionados, el Cine busca a todos los públicos.
    Sin embargo, hay excepciones: Charly ( Flowers for Algernon) de Algys Budris, el Hombre Menguante y El Último Hombre Vivo (Soy Leyenda ) de Richard Matheson, y muchas que me pueden apuntar…
    Tambien a mí me encantan los relatos sobre lo que siente y piensa una persona en situaciones límite…fuera de la normalidad ¿ SF psicológica ?
    Muchas maravillas da la SF: te saca de la realidad y los convencionalismos alienantes, te hace soñar, te enseña a pensar, te proyecta en otros seres y circunstancias, haciéndote entender más y aumentando tu tolerancia, por no citar ese sentido de ” La Maravilla” que citas.
    No siempre hay que buscar mensaje ó moraleja tras un relato de SC… con que nos incite a pensar / sentir diferente, ó nos haga reflexionar es suficiente …

    Animo a seguir a los fans, y a introducirse a los que aún no lo son.

  19. Curioso que se cite a Saramago y Ensayo sobre la ceguera pero que no aparezca (o yo no lo he visto) El día de los trífidos.

  20. Pingback: La ciencia ficción más allá de Star Wars (Jot Down) | Libréame

  21. Es increible lo leídos que estáis todos( no lo digo peyorativamente) y que os cueste tanto catalogar o descatalogar películas dentro del género .
    En mi opinión una historia de ciencia ficción no tiene que plantear ninguna pregunta como “y si” o “y si no” o cualquier otro tipo de reflexión filosófica trascendental o no trascendental. Simplemente tiene que tratar sobre CIENCIA-FICCIÓN y lo pongo en mayúsculas porque esos dos elementos son los que tiene que tener la historia para que sea ciencia ficción. Star Wars es una historia que ocurre en el espacio y salen navecitas y espadas láser. Ciencia ficción. Para mí no hay debate.
    Otra cosa es lo interesante que puede ser una historia de ciencia ficción con los elementos o las preguntas que planteáis.
    Soy un friki de Star Wars y pienso que 2001:Odisea en el espacio es por ahora “el peliculón” de la ciencia ficción.
    Creo que no tenemos derecho a descatalogar una historia simplona del género de la c.f. por el simple hecho de no plantear ninguna pregunta interesante.
    A no ser que vuestro vecino tenga un x-wing aparcado en el garaje S.W. seguirá siendo ciencia ficción. Y fantasía también, por supuesto.
    Un saludo a todos.
    (Molan el artículo y los comentarios)

    • Muy de acuerdo. Hay que ver las vueltas que dan algunos para clasificar las cosas y los mosqueos que se pillan. La space opera toda la vida ha sido un subgénero de la ciencia ficción, por muy influido que esté por el western, la sword and sorcery, la fantasía épica, etc, etc. Que puede ser simplona, sí, pero eso es irrelevante. Tampoco vamos a sacar una obra del género al que pertenece porque sea simple, aburrida o no haga juego con nuestras preferencias.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Store Libros

Jot Down 100:Series juveniles
24.00
Jot Down 100:SCI-FI
24.00
Jot Down 100:CÓMICS
24.00
A Marte
13.50

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR