Ramón Besa: Intercambio de rehenes

Publicado por

Hay una tendencia generalizada a identificar a los periodistas como esclavos emocionales de un equipo o de un técnico, y por extensión, se les considera enemigos del club rival. La cultura de la instantaneidad sepulta la obra publicada. Algunos, sin embargo, necesitamos de la relectura para alimentarnos y juntar unas letras o unos caracteres, ahora que el periodismo se ha convertido también en una gestión de espacios. A mí me ha dado un ataque de nostalgia y vuelvo sobre los textos de Vázquez Montalbán para ver si aprendo a interpretar al Barça de Guardiola sin caer en el boato que tanto se nos reprocha a algunos periodistas catalanes.

Hay pocos autores que hayan construido un relato mejor que el de Manolo sobre el fútbol y también sobre la gastronomía. Pep Guardiola y Ferran Adrià simbolizan hoy las causas que siempre defendió Manolo, sobre todo cuando la cultura estaba reñida con la pelota y la cocina, momentos en que un comunista era mal visto si chutaba a portería o se ponía detrás de los fogones. Vázquez Montalbán jamás disimuló que era del Barcelona y su sentido de la militancia le llevaba incluso a escuchar disimuladamente la radio cuando el acto más exigente coincidía con un partido. Nadie consideró, sin embargo, que su opinión fuera interesada, sino todo lo contrario.

Pertenecer sentimentalmente a un club no significaba servir a sus representantes, sino ser más exigente con su equipo que con los adversarios. Manolo tenía muy buen gusto, su espíritu crítico era acentuado y escribía desde el conocimiento. Hoy la militancia es una cosa muy distinta. Ya no se trata de preguntar, procesar y discrepar, sino que a menudo la cuestión es fomentar el negocio sin escrúpulos, hasta el punto de agitar el fundamentalismo. A partir del alistamiento, muchos periodistas hacen una defensa tribal de lo suyo y una descalificación sin matices de lo otro. Han desaparecido los grises, no se contextualiza, y se impone la descalificación o admiración.

No conviene caer en el agradecimiento fácil, sino que se impone un cierto distanciamiento. Tampoco se trata, en contrapartida, de practicar la autocensura o el cinismo, evitar lo que para uno es la evidencia a pesar de que la credibilidad y la honestidad han dejado de ser valores constatables, y en cambio se fomenta el populismo. La opinión se impone a la información, las tertulias ganan terreno a las páginas de los diarios y los periodistas han dejado de ser anónimos para convertirse en personajes mediáticos dignos de un culebrón televisivo. Ya no se dice lo que se piensa, sino lo que la gente quiere oír cegados todos por la victoria o la derrota.

Añoro los tiempos en que Butragueño era admirado en el Camp Nou, de la misma manera que Ronaldinho salía aplaudido del Bernabéu. Ahora, en cambio, la afirmación propia pasa por la negación del rival y no nos pondríamos de acuerdo en los motivos. A unos les parece que Mourinho es el demonio y a otros les revienta que se presente a Guardiola como el ángel de la guarda. Hemos caído en el periodismo de club o en el periodismo para periodistas, y el lenguaje sustituye a menudo a la realidad. Imposible medir la maldad y la bondad desde uno de los dos bandos. Ocurre que el Madrid no estaba acostumbrado a perder y no se recuerda un éxito tan continuado en el Barça.

Habituado a la derrota, no sabemos cómo respondería Vázquez Montalbán al triunfo del equipo de Guardiola. Aunque la llegada de ambos técnicos se explica también a partir de la obra de Manolo, su interpretación queda a manos de los periodistas de los dos lados, condicionados todos por la industria periodística que para nada atiende al currículo. Unos y otros se leen y releen para insistir generalmente en lo que han escrito. No hay remedio. Ante tal situación, y siempre que no confiemos en los periodistas que tienen al partido como sujeto en lugar del equipo o club de su simpatía, solo se me ocurre una salida: confiar en los textos de terceros o intercambiar a los periodistas.

No es una novedad propiamente sino que recojo una idea del compañero Guillem Martínez, al que siempre le interesó crear una sección que se llamaría “Intercambio de rehenes”: los periodistas de Madrid al Camp Nou y los de Barcelona al Bernabéu. Igual, puestos a divertirnos, se disfrutaría más y el lector que sospecha de todos nosotros lo agradecería.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

46 comentarios

  1. Zavalita

    El ruido mediático que siempre acompañó a la rivalidad entre Madrid y Barcelona ha mutado en estridencia desde que el Barça de Pep empezó a arrasar jugando bonito. Demasiados títulos blaugranas en los últimos años, además del 2-6 y el 5-0. Básicamente ocurre eso. A partir de ahí ambos bandos (periodísticos) se han embrutecido y radicalizado.

  2. Muy buen señor Besa. Vemos que el problema de la sección de deportes de El País lo tiene bien identificado.

    Mucho ánimo que la tarea es ardua.

  3. Este párrafo me ha parecido enormemente sublime. Sobre todo hasta el primer punto y el ultimo.

    ————

    Pertenecer sentimentalmente a un club no significaba servir a sus representantes, sino ser más exigente con su equipo que con los adversarios. Manolo tenía muy buen gusto, su espíritu crítico era acentuado y escribía desde el conocimiento. Hoy la militancia es una cosa muy distinta. Ya no se trata de preguntar, procesar y discrepar, sino que a menudo la cuestión es fomentar el negocio sin escrúpulos, hasta el punto de agitar el fundamentalismo. A partir del alistamiento, muchos periodistas hacen una defensa tribal de lo suyo y una descalificación sin matices de lo otro. Han desaparecido los grises, no se contextualiza, y se impone la descalificación o admiración.

    ————–

  4. Pues yo añoro los tiempos en los que no TODO era Barça y Madrid, si cuando se hablaba algo de os otros 18 equipos que hacen posible la Liga

  5. A mí el artículo este me parece muy interesante. Entre otras cosas la parte que dice “a unos les parece que Mourinho es el demonio”. Esto viniendo de una persona que definió la eliminatoria FCB-Inter de Milán del 2010 así:

    “Una eliminatoria que alineó las fuerzas del mal contra un equipo redondo entrenado por un técnico perfecto”

    Yo es que ahora me imagino a Besa pasándose por todas las secciones del periódico donde trabaja repartiendo copias de este artículo y dando un tirón de orejas a sus colegas. Un periódico en el que a Mourinho se le ha llamado entre otras muchas cosas nazi y satán. O se le ha comparado con dictadores y con políticos corruptos. Una sección de deportes en la que gente como Diego Torres, E. Giovio, Lu Martín o el propio Besa han hecho que la campaña de Marca contra Pellegrini parezca algo inofensivo. Eso sí, luego nos quejamos de que la escala de grises haya desaparecido…

  6. vayatela

    Gran escritor Vázquez Montalbán… salvo cuando escribía sobre fútbol y sólo decía tonterías.

    Ramón Besa critica que se ha caído en el periodismo de club. Él, que se fotografía recibiendo una camiseta del Barça con una sonrisa de oreja a oreja. Ay, ese premio Vázquez Montalbán otorgado, entre otros, por el Barça. Ay esos estómagos agradecidos.

    ¿Será David Trueba su nueva referencia intelectual?

  7. Pingback: Periodistas de mentira « EL OPIO DEL PUEBLO

  8. vayatela

    «Pertenecer sentimentalmente a un club no significaba servir a sus representantes, sino ser más exigente con su equipo que con los adversarios. »

    http://www.periodistes.org/files/images/ramon%20besa3.jpg

    http://www.elter.net/media/imatge/3888/jaume-collell-i-ramon-besa-al-centre-de-la-taula.jpg

    http://arxiu.fcbarcelona.cat/web/Imatges/2010-2011/club/noticies/sando_rosell/2010-12-22_ACTO_RICARD_MAXENCHS_004.jpg

    Periodismo sin colores.

    Rostro de granito.

  9. DeSqueran

    Algunos de los comentarios previos son tan demoledores, que me ahorraré el sarcasmo sobre los anhelos de ecuanimidad de Ramón Besa, el «cerebro» de la sección de Deportes de El País.

    Pero no dejaré de referir esta crónica. Im pa ga ble:
    http://deportes.elpais.com/deportes/2010/11/29/actualidad/1291018922_850215.html

  10. Nashmania

    El problema, señor Besa, es la politización que del fútbol hace su querido FC Barcelona. Siempre lo hizo, pero la cosa digamos que se ha exacerbado con Laporta (ahora Rosell) y sobre todo con Guardiola, el hombre que dio dos veces (en Italia, por supuesto) positivo en controles antidopaje. Si a la politización, esto es, la servidumbre del deporte a otros fines, los de la superioridad de Cataluña sobre el resto de regiones de España, unimos la loa hasta empachar de personajes que se supone objetivos como usted (en realidad altavoces de la filosofía guardiolista) de los logros de un club que, por fin, después de más de 110 años tiene una buena racha, pues comprenderá la reacción un tanto radical de a quien tanto daño se ha hecho durante décadas, culpándole de sus males, de su segundismo. El Real Madrid nunca vendió política ni valores ni filosofía del tres al cuarto. Con mayor o menor fortuna a lo largo de su historia defendió el fútbol, su fútbol, el fútbol de todos, ese fútbol que ha sufrido mil mutaciones desde que se convirtió en fenómeno de masas en la Inglaterra victoriana de finales del siglo XIX. No nos quieran vender burras. El fútbol no lo inventó el Barcelona, más bien lo ha emponzoñado siempre. Cuando gana, con su filosofía empalagosa y excluyente. Cuando pierde (casi siempre) con su enfermiza tendencia a culpar a los demás de todos sus males.

    • Amén.

    • A tus pies.

    • josué

      Positivos de los que fue absuelto también en la muy honrada Italia. Me dan igual el Barcelona y el Real Madrid, lo tuyo es ruindad.

      • vayatela

        Tras cumplir la sancion, años despues y con la oposicion frontal del comite olimpico italiano.

        Tras esa experiencia, su medico particular (Ramon Segura) y que compartia con Frank de Boer (tambien positivo por la misma sustancia) es ahora «asesor externo» de su equipo. Ramon Besa tambien ha escrito sobre el, un innovador «dietista».

        No se llama ruindad, se llama dopaje.

  11. Juanki

    HALA MADRID. Otro radical antimadridista procedente de ELPAIS.

    Bienvenido hombre.

  12. Con el intercambio de periodistas, ganaría el Barça.

    No se porque razon, pero los periodistas «pro-Madrid», aun siendo a veces radicales y forofos, son bastante mas comedidos que los «pro-cules». Estos ultimos, suelen ser mucho mas cerrados, mas provincianos, mas «paletillos» si se me permite la expresión.
    Piropos al Barça leidos en el As, por ejemplo, son impensables en periodicos como el Sport. No tengo clara la razon pero es un hecho.

  13. Esperemos que todo esto lo ponga en practica el señor BESA en el Diario en el que trabaja.

    No deja de ser cachondo que quien escriba esto sea Ramon Besa, redactor de la terrorifica seccion de deportes de EL PAIS.

  14. Octopus

    Hombre Sr. Besa, que fantástica oportunidad para dirigirle una pequeña réplica dado que en la web de El País no nos es posible.
    Cuándo el año pasado en un artículo justificó la acción de Messi golpeando con el balón al público del Bernabeu en las patadas no sancionadas de Pepe: ¿estaba siendo usted ecuánime, moderado e imparcial?
    Cuándo hace dos temporadas en vísperas del 5-0 publicó un artículo en el que comparaba la bondad de Messi y la chulería de CR en aspectos tales como la publicidad de sus respectivas camisetas (UNICEF y una casa de apuestas): ¿También estaba siendo imparcial?
    Un cordial saludo

  15. miguel

    Vaya cera, evidentemente estamos en un periodismo de trincheras, entre otras cosas porque eso es lo que quieren los lectores.
    Para muestra, estamos 15 comentarios que por aquí se pueden leer.

    La tontería de que el Madrid sólo se ha preocupado del fútbol se la cuenta a otro, Nashmania. Si Mou es sólo fútbol, que venga Dios y lo vea. Le recuerdo lo del señorío y demás, que tampoco es fútbol.

    Cansadito del Madrid y del Barça

  16. Nashmania

    Señor Miguel. Me importa un bledo lo que usted diga o piense. El Madrid no es más que un club de fútbol, con cosas buenas y, por supuesto, con cosas malas. Y le digo que sí, Mourinho es fútbol. Campeón de tres Ligas en tres países europeos distintos. Campeón de la Champions con dos clubes diferentes. Si a usted no le parece fútbol lo que ha hecho en el Madrid, cuando llegó todo menos un equipo competitivo, pues usted dirá. Y no digo tonterías. La historia me respalda. Y, sí, coincido con usted de que el rollo Madrid-Barça cansa mucho. Aunque madridista, me gustaba más nuestro fútbol cuando Deportivo, Valencia, Atlético y algún otro podían soñar, y a veces ganar, la Liga, algo absolutamente imposible hoy y en los próximos años.

  17. vayatela

    El señor Miguel no ha leído en su puñetera vida un artículo de Vázquez Montalbán hablando del Real Madrid y probablemente tampoco ninguno de Besa.

    Aunque puede ser peor, puede que los haya leído todos.

    Tiene gracia que lo del «señorío» salga siempre de las mismas bocas, aquellos que se tienen por imparciales (sin serlo en absoluto) para colocarse por encima de los demás.

    Señor Besa ¿le quedan ganas de seguir leyendo comentarios, o con el éxito general de la sección de deportes de El Pais se conforma? ¿Para cuando otro dominical como aquel de «El hijo del paleta»?

  18. vayatela

    Por cierto, ni siquiera Pep es tan importante como para modificar el comportamiento de la prensa por sus éxitos.

    Los grises desaparecen porque hay mercados, porque hay crisis en la prensa y, sobre todo, porque hay una falta de preparación y talento brutal.

    ¿Es más fácil buscar entrevistas en profundidad, tratar temas con seriedad, hacer reportajes… o pegar cuatro gritos en una TDT y conseguir una recaudación en mensajes de texto?

    Un buen ejemplo que ha aparecido aquí es Martí Perarnau, ejemplo en su blog, histérico en sus artículos del periódico. Quien paga manda.

    Si, Zavalita, va por usted.

    • Zavalita

      Igual no me he explicado bien. No quiero decir que la única causa de toda esta polémica sea el éxito abrumador del barça (en fútbol y títulos) después de toda una vida detrás del Madrid, pero si pienso que es la base sobre la que descansa tanto resquemor de uno y otro lado. Ha sido al calor de este cambio de orden cuando han florecido los Indas, Ronceros (hablo de su vertiente más polémica) los Puntos y Pelotas o las hagiografías semanales de Messi y Guardiola en EL PAÍS. Luego está, como muy bien apuntas, el mercado y sus exigencias, la crisis en la prensa o la falta de talento y preparación. Fenómenos que agudizan la crispación general (solo hay que ver el tono de la mayoría de nuestros comentarios) cada vez que se habla de Madrid y Barça.

      • vayatela

        Probablemente el tono de los comentarios tenga mas que ver con los articulitos que ultimamente se esta marcando el señor Besa. Una caceria en toda regla en la que no solo participa el, sino toda la redaccion de deportes de El Pais.

        Que aparezca ahora a reivindicar el periodismo al margen de los colores es una gigantesca tomadura de pelo a cualquiera de nosotros. El precisamente, que se diferencia de gente como Roncero o Carazo muchisimo menos de lo que piensa, con el agravante de las infulas.

        PD: No me funcionan las tildes en el teclado, perdon.

  19. yo me imagino a ramón besa descojonándose en casa después de escribir esto… porque o bien es un cínico o tiene una memoria pésima.

    al menos me he reído un rato, ojalá las siguientes semanas colguéis artículos de los otros ejemplares periodistas que tiene la sección de deportes de ‘el país’

  20. vmf013

    la sección de deportes del país es espectacular, capaz de reprochar cuando ha sido necesario, como de alabar cuando se hacen las cosas bien. Yo siento vergüenza al ver las ruedas de prensa de mou, y envidia al ver las de guardiola, un tio que responde todas las preguntas sin escudo alguno, no como el otro, ke hace ke pierda interés por mi equipo de toda la vida…vuelve Valdano, vuelve y pégale una patada en el culo al baila ferias ke mancha el banquillo blanco

  21. Nashmania

    Eso, eso, vuelve valdano, pero gratis. Total, ya te lo cobraste en la lustrosa liquidación que te dio el Madrid.

  22. Pingback: Ramón Besa: Intercambio de rehenes

  23. Lucho

    «Pertenecer sentimentalmente a un club no significaba servir a sus representantes»

    Si alguien tenía alguna duda de que, como ha apuntado Javi antes, Besa se estaba descojonando vivo escribiendo este artículo, que se de una vuelta por el País y lea lo que ha escrito hoy sobre las quejas arbitrales del amigo Pep. Entre otras perlas encontramos esto:

    «La manera de ser de Guardiola le impide referirse de forma directa a los colegiados, al menos si quiere ser consecuente con su código»

    Si eso no es periodismo al servicio de un club, que baje Dios y lo vea…

  24. Personalmente pienso que este articulo es una tomadura de pelo del señor Besa.

    No concibo otra cosa conociendo el medio en el que trabaja este señor.

  25. Ned Beaumont

    Ay Ramón, quién te ha visto y quién te ve. De ser la punta de lanza de lo que se asocia con un periodismo serio a perder los papeles por momentos, ¡y qué momentos!

    Lástima que Manolo no esté con nosotros. A más de uno y de dos de vuestra profesión os habría puesto en su lugar. Ojalá artículos como éste sean un punto de inflexión y te hagan volver al lugar que nunca tuviste que dejar.

  26. Kaganovich

    Como bien comenta miguel, la oferta de «periodismo» -no sé si ponerlo entrecomillado o entre interrogantes- deportivo patrio responde simplemente a la demanda de una sociedad que ha trasladado su chabacanería a todo cuanto consume, ya sea TV, radio o prensa escrita, por no hablar, aunque eso no concierne aquí, de usos y costumbres, amén de ropa y complementos. El hooligan pide hooliganismo, y esto es extensible a ese bando y medio -uno madridista y medio barcelonista- que entre todos están creando. Pronto tendremos un disgusto, sino varios, en algún bar o incluso en la calle. Dios no quiera que Barça y Madrid lleguen a jugar una final de Copa de Europa en este clima. O, como diría Sostres, quizá sería bueno que la sociedad menstruara a aquellos que prefieren juntaletras de cámara a sueldo que periodistas como los de la sección de deportes de EP.

  27. Como les jode a los radicales que se les critique desde la inteligencia. Ellos prefieren los Ronceros, Canut, Punto Pelota, Marca, Sport, As, Elmundodeportivo, etc, va con los tiempos. Hay que agradecer que al menos exista un medio de comunicación no hooligan ni amarillo, que es lo que la gente exige. Mis felicitaciones para la sección de deportes de El Pais y sus redactores. Ánimo y fuerza, resistid!!!

  28. Bien, pero salir de la trinchera no significa la equidistancia. si lo q queremos es honestidad y acercarnos a la verdad habrá q convenir q Mourinho es (por lo menos desde «lo» del dedo en el ojo) un personaje cercano a la repugnancia moral, mientras q guardiola, q no es un santo, por lo menos se esfuerza por transmitir unos valores y un saber estar con los q podriamos, muchos, estar de acuerdo a la hora de educar a nuestros hijos.
    Por cierto, si bien el Barça de Guardiola es la sublimación del fútbol-control y los momentos de belleza q nos ha brindado se recordarán como una cima de este deporte, NO es cierto q el Barça deje de ser un club perdedor con Guardiola. Lo deja de ser con Cruyff. Desde su llegada el FCB ha ganado 11 ligas y el RM, 8. Creo q Guardiola ha ganado sólo 3 de estas 11.

    • La equidistancia es muy difícil de conseguir, pero ese no es el problema. Muchos nos conformaríamos con que no se mintiera ni manipulara. Con que comportamientos antideportivos no sean criticados ácidamente o ignorados y justificados dependiendo de quién sea responsable. El amigo Besa ha llegado al extremo de culpar a Pepe de un balonazo de Messi al público del Bernabéu. Que las filtraciones sólo provengan de un lado. Que el fútbol no sea politizado. Y sobre todo y viendo el historial de la sección de deportes de El País, que no venga Besa a darnos lecciones de moral.

      Con respecto a la repugnancia moral, esa es tu opinión. A mí la hipocresía y la utilización política del deporte me pueden repugnar mas que Mourinho le meta el dedo en el ojo Vilanova. Lo que tengo claro es que a mis hijos les educo yo. No un entrenador de fútbol, se llame como se llame.

  29. Zavalita

    Cierto. Cruyff fue el gran artífice del cambio. Lo que ocurre es que tras la inercia ganadora en la que dejó al club, que se estiró hasta Robson y la primera etapa de Van gaal, llegaron 6 años en los que el barça no ganó nada. Es más, hubo temporadas especialmente malas como aquella clasificación en la última jornada para jugar la UEFA. La mayoría de esos años coincidieron con un Madrid que arrasó, y volvieron todos los traumas. Entonces llegó Rijkaard pero no fue suficiente, porque el Madrid ganó dos ligas seguidas con un 4-1 incluido después de que el barça les hiciera el pasillo. Todo volvía a ser como siempre. Y en esas vino Guardiola. Que no solo lo ha ganado todo con un fútbol excelso, además ha destrozado al Madrid siempre que se han cruzado (salvo en la final de copa del año pasado). No hay que olvidar que durante la época del dream team los clásicos estaban mucho más repartidos. Ahora no. Hemos visto un Madrid verdaderamente acomplejado cuando se ha enfrentado al Barça de Pep. Pienso que ahí está el origen de todo (el origen, que no la única causa). Por afinar un poco más y hacer psicología barata diría que el trauma viene con el 2-6. Fue una cosa dificilísima de aceptar para casi todo el mundo, ya fueran del Barça o del Madrid, aficionados o periodistas.

  30. pgabriel

    Me encanta jotdown, y este diálogo me confirma que este es un gran descubrimiento en la web. No puedo estar más de acuerdo con muchos de los comentarios que se han hecho a este artículo. Hay que tener caradura y ni un gramo de autocrítica para que Ramón Besa, como periodista de la sección de EL País, se atreva a escribir, por encima del bien y del mal, sobre el periodismo de trincheras. Tal como se ha dicho, la persecución inquisitorial, rayana en la difamación, a la que él y sus colegas Diego Torres y Eleanora Giovio y columnistas invitados (mirad este «divertida» columna tras ganar el Real Madrid la final de copa http://deportes.elpais.com/deportes/2011/04/23/actualidad/1303543312_850215.html), someten al Real Madrid, su técnico y a la mayor parte de sus jugadores (caricaturizadas como estúpidas marionetas del entrenador) supera con mucho a la que capitaneo Eduardo Inda en el Marca para echar a Pellegrini. No muy diferente a lo que hacen todos los días en el Mundo Deportivo o Sport, pero éstos no pretenden, encima, alardear de superioridad moral. Como les digo a mis amigos culés, vale que durante tres años nos hayáis vapuleado y ganado todo, pero no convirtais la indudable superioridad futbolística, en algo así como una lección de superioridad moral. Que yo recuerde, he vivido treinta años de victorias del Real Madrid (por cierto siempre consideradas como «regaladas» por muchos de los que ahora se escandalizan con la más mínima crítica al Barcelona) y en ningún momento he percibido que, aparte de ganar y disfrutar por ello, estuviera dando una lección al resto de los humanos.
    Por cierto, lo que aqui se refleja en varias opiniones, es el sentir de la mayoría de madridistas «sensatos», no la caricatura de «hooligans» que se nos atribuye. El peor defecto de un periodista no es ser subjetivo, sino utilizar diferentes varas de medir. Podría poner ejemplos de los dos últimos años de la sección de Deportes de El Pais para aburrir

  31. «El fútbol no lo inventó el Barcelona, más bien lo ha emponzoñado siempre. Cuando gana, con su filosofía empalagosa y excluyente. Cuando pierde (casi siempre) con su enfermiza tendencia a culpar a los demás de todos sus males.» Nashmania.

    Además, escribe sobre el dopaje de Guardiola.

    Es para preguntarse, ¿Qué daño ha hecho Guardiola ? ¿Ganar? ¿Por qué se le espera con la escopeta cargada ? Cuando empiece a perder le van a dar por todos lados.
    La empalagosa y excluyente filosofía de los 13 títulos, muy parecida al tipo de juego de, precisamente, la selección española de fútbol, campeona de Europa y del mundo.

    • vayatela

      Es lo que tiene mezclar política y fútbol, lecciones morales y fútbol o actitudes perdonavidas y fútbol.

      Puede que te tengan un poco de manía. Si a eso le sumas el olvido de unos cuantos cadáveres en el armario, es el muñeco perfecto al que atizar.

  32. Pingback: Intercambio de rehenes « futbolsintrampa

  33. Jot down: Una replica de Jabois a este artículo.
    ¡Por favor!
    El mundo sería bello durante un rato

  34. Cuánta maldad genera la rivalidad Barça – Madrid, solo hay que ver los comentarios venenosos que me preceden…

    El País es un ejemplo de crónicas deportivas con sabor literario, a veces te parecerán tendenciosas porqué los autores ejercen la subjetividad propia de un deporte eminentemente emocional.

  35. Peters

    Si, pero la cuestion es que es demasiado obvio que la subjetividad de ELPAIS siempre tira para el mismo lado. Pero bueno, peor para ellos, todo el mundo sabe de que pie cojean, no van a manipular a nadie a estas alturas, y menos con las redes sociales.

  36. Galahat

    Hombre, Ramón Besa no es precisamente Manolete, Roncero o Joan Gaspart. Lo que sí que le reprocharía es que creo que es lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que la supuesta humildad de Guardiola rezuma un sospechoso tufillo a «estoy tan por encima de vosotros» y, en lo que a Messi se refiere, hay mucho de pose. Estas actitudes al final me resultan tan antipáticas como la de Mourinho o Ronaldo. Personalmente, humildad, lo que es humildad de verdad, solo veo en los Xavi/bis.

  37. El juicio que recibe Guardiola se hace frecuentemente ajeno a cualquier consideración sobre su labor técnica o profesional. Es más usual, leer o escuchar, en la prensa o en el aficionado al fútbol, un juicio sobre la persona y el discurso que ha mantenido en las habituales ruedas de prensa pre partido. El análisis y opinión se fundamenta particularmente en el concienzudo escrutinio de cada palabra o frase y en el tono dado.

    Es posible, que se haga más difícil menoscabar la figura de este entrenador de fútbol desde una perspectiva puramente técnica, sobre lo acontecido en el juego del equipo o en las decisiones deportivas tomadas. (Se han dado equivocaciones y errores en decisiones deportivas en estos años de Guardiola)

    La opinión crítica y el debate son más que necesarios, pero la noticia y la ansiedad por el titular en el periodismo deportivo llegan a inundar las cabeceras y soportes de noticias extradeportivas y opiniones alejadas del juego, de cuestiones deportivas. Da la impresión que la lucha por la audiencia o conseguir que más lectores digitales lean y comenten en foros las noticias que se redacten, sin importar que nada tenga que ver con el fútbol, ni tampoco tenga el exigido rigor.

  38. waj1Fum

    Esta súplica de Besa me recuerda demasiado a Artur Mas comandando el «comité de expertos contra la corrupción». Aquí en Catalunya funcionamos así. Detectamos los problemas, e intenamos ponerles solución. O mejor dicho, si detectamos los problemas, buscamos una causa y hacemos como que le ponemos solución.
    La causa, siempre viene de fuera. Y es que los catalanes somos puros, limpios, pacíficos, cultos y cultivados. Tan redondos y perfectos que, si alguien nos critica, sabemos que es por envidia, aunque esto nos lo callamos, porque no hace de humildes. Y nosotros somos más humildes que nadie, y que nadie lo niegue! Y es que ser humilde está bien, pero ser humilde cuando eres la ostia en bicicleta como nosotros, es de escogidos por el señor.
    En fin, que lo resume perfectamente el comentarista Vayatela cuando señala que : «Él precisamente, que se diferencia de gente como Roncero o Carazo muchísimo menos de lo que piensa, con el agravante de las ínfulas.»

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.