Manuel de Lorenzo: Felix Baumgartner, el fraude

Publicado por

«Tengo una pregunta que a veces me tortura: estoy loco yo o los locos son los demás»
Albert Einstein

A lo largo de la historia de Little Rock, capital del estado de Arkansas, Estados Unidos —y por extensión, del mundo en general—, el hombre siempre ha querido volar. Más allá de los intentos suicidas de unos cuantos majaderos que saltaron desde los lugares más altos sujetos a rudimentarios artefactos planeadores, primitivos paracaídas o mecanismos alados tan sencillos como inútiles, fueron muchos los que a finales del siglo XVIII lograron llevar a cabo desplazamientos aéreos mediante extraños artilugios más ligeros que el aire llamados “globos” —igual que los globos—. Ante la desventaja que suponía permanecer varios metros sobre el suelo a merced de los vientos, los técnicos sustituyeron su nombre por el de “dirigible” y, entonces sí, se inventaron los vuelos controlados. Corría el año 1852, que por cierto, gracias a estos aparatos, pasó volando.

Un año más tarde, el británico George Cayley conseguía por fin que un prototipo más pesado que el aire realizase un pequeño vuelo tripulado por uno de sus ayudantes. Para las gentes de la época el acontecimiento fue todo un hito científico, pero debemos tener en cuenta que Cayley había inventado la aerodinámica unos años antes, así que hacer volar un planeador tampoco era algo tan meritorio, en mi opinión. Al fin y al cabo, quien inventa una ciencia diseña las reglas que más le convienen, y así cualquiera… Ciertamente, los historiadores han sobrevalorado a este señor. Sin embargo, la moda de los planeadores y monoplanos continuó creciendo durante la segunda mitad del siglo XIX, necesitando siempre de rampas y alturas considerables desde las que lanzarse o mecanismos que los arrastrasen hasta levantar el vuelo. Algunos como Félix du Temple o Aleksandr Mozhaiski incorporaron a sus modelos sistemas motorizados de autopropulsión con los que se simplificaba el despegue, pero estos aparatos seguían siendo incapaces de permanecer en el aire más tiempo del que las condiciones atmosféricas querían conceder. Era posible controlar su ascenso, pero su vuelo dependía únicamente de corrientes de aire. La humanidad necesitaba dar un paso más en el avance imparable de la aerodinámica, y finalmente alguien llegó a la conclusión acertada. “Hay que dejarse de tonterías e inventar de una vez los aviones, que ya va siendo hora y esta gente querrá volar” (Anónimo).

El más destacado seguidor de las teorías de Anónimo fue el estadounidense Samuel Pierpont Langley, quien consiguió que varios de sus prototipos recorriesen una distancia controlada superior a un kilómetro pero inferior a una milla, para regocijo de los europeos y disgusto de sus compatriotas. Su diseños eran un éxito, pero no podían ser considerados aviones a menos que alguien volase con ellos. Él mismo se ofreció como tripulante de sus máquinas en las dos pruebas que realizó el 7 de octubre y el 8 de diciembre de 1903, pero en sendas ocasiones se estrelló en el río Potomac. Unos años más tarde, Glenn Hammond Curtiss introdujo algunas modificaciones en el modelo Aerodrome A logrando que se mantuviese en el aire, por lo que el Instituto Smithsonian consideró a Langley como el inventor del avión. Sin embargo, los americanos llegaban tarde. Apenas nueve días después del segundo intento fallido del Aerodrome A sobre el agua, el Flyer, un biplano autopropulsado, más pesado que el aire y tripulado por una persona, realizaba el primer vuelo controlado de la historia. Era el primero de todos los aviones, y por lo tanto su invención no correspondía a Langley, sino a sus dos creadores: los hermanos Lumière.

El mundo del cine se lo debe todo a los hermanos Lumière. La primera película que se proyectó a bordo del Flyer fue Salida de los obreros de la fábrica, el 22 de marzo de 1895 —que a muchos de ustedes les sonará porque jamás ha sido proyectada en un vuelo de Ryanair, al igual que ninguna otra película—. La polémica surgida en torno a la improbable posibilidad de que el filme fuese ofrecido a los pasajeros del Flyer ocho años antes de que este fuese inventado es algo sobre lo que la comunidad científica todavía no ha llegado a un acuerdo, y siendo pesimistas, quizá nadie se lo haya planteado seriamente jamás. En cualquier caso, la simbiosis entre la industria aeronáutica y la cinematográfica fue total desde un principio. Así, ya en el temprano documental Viatge a la Lluna de Georges Méliès —en castellano, Viaje a la Luna de Jorge Mieles—, observábamos cómo un grupo de astrónomos subidos a un artefacto volante impactaba en el ojo derecho de una galleta gigante que se encontraba suspendida en el firmamento. A partir de ahí, las películas sobre la aviación y el espacio exterior se han ido multiplicando ad infinitum. En 1909, seis años después de que los hermanos Lumière inventasen el avión, el español Segundo de Chomón estrenaba en el salón de su casa Le Voyage sur Jupiter, demostrando que quienes hacían cine en aquella época eran aquellos que podían permitírselo y no los más capaces e imaginativos, que seguían despilfarrando su talento en ese género menor que es la literatura. Frank Capra volvía a ahondar en el tema aeronáutico tan solo dos décadas más tarde en su película Dirigible, una de las quince que rodó en ese mismo par de años. En la década de los 50 se adaptaron a la gran pantalla las novelas de H.G. Wells y Julio Verne La guerra de los mundos y La vuelta al mundo en ochenta días, Leslie Nielsen protagonizó Planeta Prohibido, los primeros frikis recibieron su calostro con Ultimátum a la Tierra, etc. Los viajes en aeronaves, ya circulasen por debajo o a través de la exosfera, comenzaban a despertar en los espectadores un interés similar al que tenían en los romances de las principales figuras del star system, pero no fue hasta 2001: Una odisea del espacio cuando el asunto se convirtió en toda una religión. Es justo reconocer que en los 60 también se rodaron algunos bodrios del calibre de Escuadrón Mosquito o Barbarella, pero a partir de Kubrick todo cambió. Armageddon de Michael Bay, ¡Aterriza como puedas! de los hermanos Zucker, Con Air, Starship Troopers, Héroes fuera de órbita—con el siempre soberbio Tim Allen en el papel protagonista—, La loca historia de las galaxias y Space Cowboys son algunas de las grandes obras con las que a buen seguro soñaron en innumerables ocasiones los moderadamente insuperables y esbeltos hermanos Lumière. Años de talento y superación de dos mundos complementarios, el cinematográfico y el aeronáutico, que finalmente se han echado a perder con la filmación de una estafa: la del embustero Felix Baumgartner.

Como decía al inicio de este artículo, el hombre siempre ha querido volar, pero hasta el día de hoy jamás ha logrado hacerlo de una forma natural. Algunos iluminados sostienen que la razón principal es que no estamos hechos para ello, a diferencia de las aves, algunos insectos y Santa Teresa de Jesús, pero la realidad es que el hombre sería perfectamente capaz de volar si no fuese porque se lo impide su eterna enemiga: la gravedad. Y lo cierto es que la gravedad nos odia. El mismo día que Sir Isaac Newton la descubrió en un árbol, después de siglos oculta, esta le arrojó una manzana a su cabeza y volvió a esconderse hasta que Albert Einstein logró fotografiarla en su teoría de la relatividad general. Actualmente se ha asignado la tarea de adivinar su paradero a la mecánica cuántica, pero esta se ha entretenido unos cuantos años en intentar desanudar algunas supercuerdas y, por si fuera poco, no termina de encontrar un dichoso bosón que al parecer un tal Higgs dice haber visto a la derecha del Padre.

Sin embargo, cuantizaciones del campo gravitacional aparte, hay un hombre que del que se dice que ha estado muy cerca de lograr lo que tantos otros han deseado: el siempre austríaco Felix Baumgartner. Si han estado ustedes atentos a los medios de comunicación en los días recientes, habrán notado que últimamente se está hablando mucho de él, cuando antes no se le mencionaba tanto. Es innegable que esta circunstancia es bastante sospechosa, y me ha obligado a reflexionar sobre las hazañas de este supuesto héroe internacional. Según he podido saber acudiendo a mis fuentes —Wikipedia, fundamentalmente—, los dos hechos más destacados en la biografía de este sujeto son haber volado de Francia a Inglaterra sin motor ni vehículo alguno y haber superado la velocidad del sonido saltando desde no sé dónde. Pues bien, siento ser yo quien se lo diga —ya que seguramente ustedes preferirían que se lo dijese Charlize Theron o George Clooney fumando en sus camas “el cigarrito de después”—, pero es todo mentira.

En primer lugar, los testigos allí presentes —qué cosas tiene la lengua, eh— afirman que Baumgartner llegó a Inglaterra desde Francia sobrevolando el canal de La Mancha. Si Cervantes levantase la cabeza… ¡Yo he estado en La Mancha, señores! ¡Me he hecho la Ruta de Don Quijote enterita, como mandan las guías oficiales de turismo, y les aseguro que tanto Inglaterra como Francia están bastante lejos de allí! ¡A setenta kilómetros por lo menos! ¡O incluso más! Es cierto que puede uno encontrarse en el trayecto con algún que otro canal a través del cual los paisanos conducen el agua entre las fincas, pero ni separan esos dos países, ni su extensión es tan vasta como para que cruzarlos tenga el más mínimo mérito. No obstante, y asumiendo el error geográfico de los biógrafos de Baumgartner, que hablan de más de treinta y cinco kilómetros de vuelo sobre el mar, me reafirmo en mi postura. Y la razón es simple. Al parecer, este hombre-pájaro de tres al cuarto llevaba consigo un mecanismo alado que pesaba bastante. En otras palabras, además de su propio peso, que estimo en unos setenta y cinco u ochenta kilos, se supone que el tipo voló durante diez minutos con una carga extra de diez kilogramos. Yo no soy físico y me da igual la segunda ley de Newton, pero si a algo pesado le añades todavía más peso, lo normal es que se venga abajo mucho antes. Evidentemente, ese aparato que llevaba con forma de alas servía en realidad para esconder alguna suerte de motor del que se deshizo antes de que lo encontrase la prensa. Muy hábil, Felix. Muy hábil…

La segunda de las proezas de este fariseo es todavía más fraudulenta. Se supone que el 14 de octubre de 2012 fue capaz de romper la barrera del sonido en el aire, como si del mismísimo Concorde se tratase. ¿Es que piensan que somos tontos? ¿Se creen realmente que nos hemos tragado que ese puntito de luz sacado de un juego del Spectrum que vimos en la televisión era un hombre desplazándose a 1.342 kilómetros por hora? Por favor… La fingida gesta de Baumgartner está plagada de falacias. Para empezar, para que fuese considerado un verdadero vuelo supersónico como el del Concorde, debería haberse producido en horizontal y no en vertical, ya que como todos sabemos, el Concorde jamás ha volado en vertical —salvo en julio del año 2000, cuando el vuelo 4590 de Air France se estrelló en Francia falleciendo en el acto todo el pasaje así como la tripulación y cuatro personas más que el fuselaje se llevó por delante en el impacto, claro—. Pero hay más. Como pudimos apreciar en las imágenes, su supuesto ascenso a la estratosfera se produjo mediante un globo que fue ascendiendo verticalmente durante más de dos horas y media. Teniendo en cuenta el movimiento de rotación del planeta, de cuya superficie despegó Baumgartner a las 17:31 horas, en el momento del descenso el globo debería estar sobrevolando un punto situado bastantes más kilómetros al oeste de donde partió. La cápsula subía verticalmente, pero el planeta seguía moviéndose. Suponiendo que partiese de Roswell, Nuevo México —esta es una sospecha mía, ya que el lugar exacto es secreto de estado y su conocimiento afectaría a la seguridad nacional de Estados Unidos y de la República de Botsuana—, en el momento del salto, a las 20:06, Baumgartner tendría que hallarse sobre algún punto del Pacífico cercano a la costa de California, según los husos horarios internacionales, y por lo tanto debería haber caído sobre el mar. No quiero pecar de listillo, pero o bien yo no estoy bien de la cabeza, o bien el lugar en el que aterrizó no se parece mucho al océano.

Si quieren saber mi opinión, creo que toda esta historia ha debido de ser orquestada por el gobierno estadounidense, y seguramente las imágenes que hemos visto son en realidad el producto del rodaje de algún director famoso contratado para la ocasión. Alguien cercano a Kubrick, probablemente. Si Felix Baumgartner fuese realmente un hombre de bien, al menos llevaría la correspondiente tilde sobre su nombre. Una persona que va por ahí presumiendo de haber batido no sé cuántos récords, sabría que se escribe Félix y no Felix. Qué menos. ¿Pero por qué habría de querer la primera potencia mundial organizar semejante teatro? La respuesta es sencilla. Porque Baumgartner es blanco. Hace poco leía en un diario que una muchacha estadounidense había intentado matricularse en una universidad y no se lo permitieron porque las plazas que quedaban estaban reservadas para gente de otras razas. Uno de los principios de la institución es el respeto al multiculturalismo, así que su acceso le estaba vedado. Casualmente, su nota era mejor que cualquiera de las de los aspirantes negros, asiáticos o hispanos que también querían matricularse, pero el color blanco de su piel era un obstáculo insalvable. Para una universidad que promueve el respeto al multiculturalismo y defiende que la raza jamás debe suponer una desventaja, resulta un tanto paradójico que alguien no pueda estudiar allí por ser blanco. Es un claro ejemplo de discriminación positiva, como el de Felix Baumgartner. ¿Se imaginan qué habría pasado si el tipo al que han lanzado desde 36.000 kilómetros de altura fuese negro? Las asociaciones defensoras de la igualdad habrían puesto el grito en el cielo. “Lo han tirado desde ahí arriba porque es negro”, dirían. Si Felix no fuese blanco, esto jamás habría sucedido. Por lo tanto, haciendo una sencilla deducción a contrario sensu, podemos concluir que Estados Unidos ha montado esta pantomima únicamente porque no es negro. Y dudo mucho que esto sea lo que los hermanos Lumière habrían deseado. Lo dudo muchísimo.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

88 comentarios

  1. Juanlu

    La ironía fina es indistinguible de la estupidez, o casi.

    • Manolo Cabezabolo

      Este artículo tiene que ser una broma o la estafa eres tú mismo. El rollo histórico – religioso que inicia una explicación científica tan pobre como la tuya indica de donde vienes y quien debes ser, un payaso con ganas de notoriedad barata.

      Utiliza fuentes científicas y fiables, y la próxima vez te tiras tú pero sin paracaidas, repito: payaso.

  2. Alberto

    Creo que te has equivocado en tus cálculos, y te has pasado de escéptico. He lanzado con unos amigos 4 globos a la misma altura desde donde se lanzó Felix y luego los hemos recogido apenas a 70km desde donde los lanzamos, aun desplegando el paracaídas desde arriba del todo y no a los «pocos» metros como hizo él.
    http://www.youtube.com/watch?v=OYSb-Pann-c
    http://www.youtube.com/watch?v=fETwd7vImvU

    Un consejo: deja de usar wikipedia y documéntate de verdad.

    • Tacho

      Aúpa el C.M.U. Chaminade!! A ver si los del Alcalá pueden decir que tienen su propia agencia aerospacial. Si es que no hay color…

  3. Farmino

    Mientras lo leía me ha parecido, por momentos, una versión libre y más cachonda de «Operation lune».

    Maraviglioso, como casi siempre, señor Lorenzo.

  4. sinceramente, creo que a veces no pasa nada por dejarse llevar por la grandeza de una hazaña sin pensar en megaconspiraciones y engaños. Y ésta lo es, desde muchísimos puntos de vista. Patinazo por parte del autor. Y bastante demagógico, incluso me ha llevado a plantearme si lo ha escrito en plan irónico…

  5. Si es cierto, se nota que no tienes ni idea de física

    • No sé si es porque sabes mucho de física, o porque no tienes ni idea de puntuación; entiendo que lo que quieres decir es: «Sí, es cierto, se nota que no tienes ni idea de física»…es que tu comentario es incongruente y puede crear confusión entre los lectores menos duchos en física!

      • Peibol

        Pues yo entendí bien la frase, se trata de una condicional: «si es cierto, se nota que no tienes ni idea de física» = (en caso de que hayas escrito este artículo en serio, das a entender que no tienes ni pajorera idea de física).

  6. qué perdida de tiempo el artículo.

  7. Stifler

    ¿Estás de coña no? No entiendo el fin del artículo.

  8. Felix Baumgartner

    Menuda mierda de artículo.

  9. pecesaquadros

    Evidentemente este es un artículo de humor y no hay nada que discutir ;)

    Salvo la cita de anónimo y algún detalle más… bastante malo; lo siento. No siempre se puede acertar.

    Por si a alguien le crea confusión: el globo asciende y además gira a la vez que la Tierra. Cuando lanzas una pelota hacia arriba, vuelve a ti estés parado encima de la Tierra o estés viajando en tren. Tú cuando estás sentado en la silla estás girando con la Tierra.
    La explicación no es para desmontar nada, que este es un artículo de humor; solo por si a alguien se le ocurre dudar.

    El artículo me parece malo pero la cita de anónimo la he disfrutado muchísimo; me la apunto. Es genial.

  10. El nivel de Jot Down cayendo más rápido que Baumgartner… Os estáis convirtiendo en algo más flojo que los artículos de Lorenzo.

  11. Pelayo Fernández

    ¡SORPRESA!. Aquí os traigo la solución a TODOS vuestros problemas cognitivos.

    http://lema.rae.es/drae/?val=iron%C3%ADa

  12. Pingback: Manuel de Lorenzo: Felix Baumgartner, el fraude

  13. Pelayo, la ironía en este artículo se convirtió en una mierda pinchada en un palo.

  14. Octavio

    Yo estoy de acuerdo con lo que se dice el artículo. Llevan años intentando engañarnos. ¿El objetivo? El consumismo. Es evidente que la película que se han montado con el tal Felix es un plan estratégico de Red Bull para que los niños sustituyan el cola cao por su bebida. Lo tienen todo pensado. Si coca cola hubiera patrocinado la misión a la Luna, nadie tendría dudas de una de las grandes mentiras de la humanidad.

  15. Alba Campos

    Manuel, eres un genio.

  16. Está claro que vuestro artículo es sin más una apuesta publicitaria digna de telecinco, si no es así, por favor, calla la boquina que estas mas guapo.

  17. ni suficientemente serio ni suficientemente irónico. Genio? este texto se queda a mitad de camino de todo, enhorabuena a esos privilegiados que le habéis visto sentido a algo en mi opinión mediocre, hablando desde el respeto

  18. Héquetor.

    La ironía es obvia, todos tranquilos. Y tan fina que se diluye.

    Aun así, me ha parecido un articulo irrelevante. No me aporta un punto de vista. No me he reído. No me cuenta nada nuevo. No nada. No, no.

  19. Tsevan Rabtan

    Es acojonante el poder que tienen. El sr. de Lorenzo publica su denuncia y rápidamente decenas de comentarios denigrándole. No me extrañaría que todos viniesen de la misma Ip.

  20. El Flyer fue creado por los hermanos Wright.

    A partir de esta parte del artículo he tenido que dejar de leer, pues no encontraba una correa real y fundamentada que aunase estas históricas poleas.

    De todas formas, gracias Manuel de Lorenzo, al menos has conseguido que desempolve mi Enciclopedia Espasa.

    • Eisus

      Por lo visto llegaste a leer más que yo!! Dice tanta incongruencia que nos hace necesario opinar. ¿Será eso lo que busca?

  21. El texto, como el cine español últimamente, no me transmite nada.

  22. Joaquín

    ¡Genial!

  23. Manuel de Lorenzo

    Pues siento decir que opino lo mismo que muchos de ustedes. Siempre leo mis artículos para ver qué digo, y normalmente estoy de acuerdo conmigo. Sin embargo, en este caso, me ha sorprendido mucho el nivel del texto. Decir que Newton descubrió a la gravedad escondida en un árbol ha sido la gota que ha colmado el vaso. Espero saber disculparme a mí mismo, pero me niego a seguir leyéndome. Buenas tardes.

  24. M. R. De L.

    Viva er Beti

  25. Asubola

    Qué ingenuo! Y lo peor de todo es que el autor se piensa que se ha tirado.

    Otra vez que os la cuelan desde los estudios de Hollywood. Un poco de bibliografía por favor.

  26. Esto es de coña, verdad? currarse (o copy-paste) un resumen histórico para acabar casi soltando teorías de que la tierra está hueca… ¡devuélveme mis 3 minutos de leerme por encima la mierda d artículo!

  27. Pues siento decir que opino lo mismo que muchos de ustedes. Siempre leo mis artículos para ver qué digo, y normalmente estoy de acuerdo conmigo. Espero saber disculparme a mí mismo, pero me niego a seguir leyéndome. Buenas tardes.

  28. No entiendo la indignación por las dudas sobre si la caída fue aquí o allí o en Sebastopol. También las placas tectónicas flotan y aquí nadie se ha mojado. Lo de las supercuerdas es lo que está en el fondo del asunto. Bueno esto y Santa Teresa (flotando en la superficie). Hace muy bien Don Manuel en traer todo esto a colación, no sea que la próxima vez salga otro héroe queriendo no superar la barrera del sonido, sino la de la luz. ¿Se imaginan que en vez de oír gritar a alguien después de gritar lo vemos antes de que llegue? Creo que Santa Teresa (entre unos cuantos) también se bilocaba, ojo. Hay que parar la avalancha de récords. Mis felicitaciones Sr. de Lorenzo, me he reído muchísimo! :)

  29. Simbarba

    ¿Los comentarios son parte del texto? Es que el de Alberto con los vídeos me ha gustado, aunque esos vídeos ya los había visto en Yonkis, además de unos medio guarretes. Él y Vinny (puedo tutearlos, ¿no?) me parecen genios del humor. Gracias, De Lorenzo.

    Lo menos logrado del texto es el poco ingenio a la hora de inventarse los nombres. Segundo de Chomón, Frank Capra, Julio Verne o el Lumiere ese. JAJAJAJJA, no puedo casi ni escribir, vaya nombres. Tipo Picatoste. Vamos, que no me los trago.

    En el resto, estoy de acuerdo con el texto. El rigor de Wikipedia veo que está infravalorado por los eruditos eses… JAJAJA, perdón, acabo de leer Isaac Newton… qué inventiva nominal tiene este chaval.

  30. Simbarba

    Vaya, he visto que me contradigo. Pues es que tomo drogas y soy blanco, así que respetito. Racistas, vergüenza me dais.

  31. Parecía interesante y se queda a medias de todo, a medias en documentación, a medias en la prometedora relación cine-ciencia aeronáutica, a medias en ironía, que más bien parece que va de aprendiz de listillo friki.
    Confunde y mezcla datos, no informa y aburre.

  32. David Pedrouzo

    Debería pedir perdón por este articulo.
    ME VOY A ARRANCAR LO OJOS!

  33. que mas da como me llame

    La ironía es otra cosa, esto… pues no lo sé.

    No tiene gracia, ninguna, ni siquiera es un buen intento.

    Qué tristeza da Jotdown, ahora apesta.

  34. Entre los que confunden el tocino con la velocidad, y los que les falta tiempo para decir que el texto no está a la altura de Jot Down y cualquier tiempo pasado fue mejor…

  35. espero que tu columna sea irónica porque tus argumentos son tan endebles que incluso alguien de letras podría refutarlos

  36. Genio, genio. Hacía tiempo que no leía un texto tan largo hasta el final sin arrepentirme después.

  37. uno mas

    creo que eres lo mas limitado que he leido desde hace mucho tiempo. Espero que sean pajas mentales, sino debes de irte a vivir a una cueva

  38. JoelFleishman

    El artículo pone el foco en un asunto que muchos venimos denunciando durante años. Enhorabuena.

    Sólo un pequeño apunte: las horas del despegue y el salto creo que son incorrectas. Sé que puede parecer una tontería, pero en un artículo de denuncia una documentación precisa es fundamental si no queremos perder credibilidad.

    Esperando que corrija esos fallitos, le doy la enhorabuena una vez más, y permítame que le de saludos de Lorenzo.

    Yours sincerely,
    @JoelFleishman.

  39. granjefeindio

    Artículo completamente irrelevante, no veo las genialidades por ningún sitio.

  40. Por favor, los que señaláis que existen errores históricos, geográficos o científicos, ¿seríais tan amables de señalarlos para que pueda corregirlos? No soy de aquí y a veces no conozco bien los datos de vuestros libros de texto. En Rusia, de donde yo soy, lo que he dicho es cierto.

    • Javier Meseguer

      Bueno, como comienzo:

      «si a algo pesado le añades todavía más peso, lo normal es que se venga abajo mucho antes».

      No tiene por qué. Explicaciones físicas aparte, si tú te tiras de un avión sin paracaídas vas a caer bastante antes que si te tiras con un paracaídas desplegado. Así como ejemplo.

      Cierto es que la masa de un objeto que cae importa (la velocidad terminal depende de la masa del objeto que cae) pero también depende de otros factores como el coeficiente aerodinámico de resistencia del objeto. Bueno, y luego está que cuanta más masa tengas más atraes tú a la Tierra con tu campo gravitatorio, pero es más bien despreciable…

    • Trozos de Pollo

      Además de rubia de nacionalidad rusa, usted debe ser sepsi.

  41. Nacho A.M.

    A ver, que hable un físico, o en su defecto un director de cine.

  42. groenlandia

    Además de todo lo que se ha escrito, nadie se ha dado cuenta de la burrada y la consumada ignorancia que ha quedado patente con lo del Canal de la Mancha?? Y te habrás quedado a gusto Manuel de Lorenzo! En serio, antes de escribir, lee. Luego no le eches la culpa a la LOGSE.

    • Farmino

      groenlandia, lo preocupante es que no captes el tono del texto. En eso tampoco tiene culpa la LOGSE.

  43. Pues vaya. Un rato leyendo para nada. Bastante decepcionante el artículo, no se si es porque no he llegado a captar la finísima ironía que quizá el autor quiere mostrar.

  44. Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de María. Cuando empiezas a creer que lo que estás leyendo es una broma, malo. Siento decir que este artículo no me ha aportado nada.

  45. Me parto. No sé qué me ha hecho más gracia, si el artículo o los comentarios. Una obra de arte, sí señor.

  46. Manuel Flores.

    Sr. de Lorenzo, disculpe pero debería plantearse dejar de escribir sólo para inteligentes críticos literarios.
    En adelante escriba para estúpidos hombre!, y ya verá como disfruta más si sus textos a uno solo consiguen transmitir algo.

  47. Lo buen o de los artículos de Manuel de Lorenzo, aparte de la ironía que tienen, es que son infalibles detectores de tontos. En las reacciones que despiertan te das cuenta de lo profundamente abúlica y malencarada que es buena parte de la población.

    Primero toda esa gente es incapaz de comprender que está escrito en tono de humor y se cabrean con lo que dice el autor. Luego poco a poco empieza a sospecharlo por la cantidad de veces que se dice que ES UN PUTO ARTÍCULO DE HUMOR. Entonces para salvar la cara y ante el miedo cerval del español a quedar en evidencia y que se rían de él, toca decir que sí, que por supuesto que ya lo había pillado desde el primer momento, oiga, pero que no hace ninguna gracia y que vaya mierda y que cojo y me voy indignado para no volver nunca más.

    Es gracioso porque cuanta más mala hostia avinagrada sueltan más ridículos resultan. Muy recomendables también los comentarios de Facebook.

  48. guillermoferron

    Pues a mí me parece un artículo muy peligroso. Sí, está claro que está escrito en clave de humor. Es una parodia sobre todos esos textos conspiranoicos que niegan de forma cínica cualquier hazaña o logro científico.

    El problema que veo es que en el momento en el que alguien lo menee, o lo cuelgue en Facebook, se va a iniciar una mecha de credulidad que va a ser imposible apagar. Y dentro de 30 años, pasará como con la llegada del hombre a la luna, que mucha gente se niega a creer.

    Hace unos años el autor del blog Fogonazos publicó una inocentada sobre Stonege ( http://goo.gl/wQ2Vf // http://goo.gl/5HT8K ). El artículo estaba tan bien escrito que muchísima gente se lo tragó. Lo malo es que probablemente a día de hoy todavía haya gente que se lo crea, y lo ande difundiendo por ahí.

    Así que crucemos los dedos para que a nadie se le ocurra colgarlo en Forocoches.

  49. Federico

    Virgen Santísima, QUÉ SOPLAPOLLEZ

  50. Me parece increíble que los lectores de este magazine no sepan distinguir la ironía y el sarcasmo. Increíble.
    Señores, he aquí una magnífica historia, magníficamente contada. El tiempo invertido en leerla «se me ha pasado volando».

  51. sergio

    Manuel de Lorenzo eres penoso al intentar embaucar a este hombre con teorias absurdas, deberias ser menos envidioso y admitir el valor de este hombre, recuerda su nombre, Felix Baumgartner.

  52. Ehm, esto… Este artículo sí que es un fraude.

  53. Simbarba

    Yo creo que lo peor de todo es que nadie ha pensado en los niños. Y en los abuelos. Sois todos unos egoístas.

    Señor de Lorenzo (o de quién sea que es), me gustaría verle en ropa interior. O en el interior de la ropa.

    Y al resto de los contertulios, por supuesto que también. Fumando unos cigarrillos de esos largos, de mujeres de moral flexible.

  54. Ricardo

    Creo que el autor de este articulo esta FUMAO, la verdad que para hablar siempre hay que saber y hablar con conocimiento y pruebas por que si no solo es un yo creo… en mi opinion… pienso… y eso es difamar y cotillear una constumbre muy española y de muy baja caladura que por este articulo me quito de la supcripcion
    Que malo, nadie supervisa esto?
    Y si es un timo pues se demuestra mientras ni pio…
    Adios jotdown mas bien down

  55. Andres

    No puedo creer que se lo hayan tomado en serio. Esta es la España que nos deja Wert.

  56. Tu quoque filli

    «Una persona que va por ahí presumiendo de haber batido no sé cuántos récords, sabría que se escribe Félix y no Felix. Qué menos.»

    Increíblemente hay quien no es capaz de captar las ironías de trazo más grueso así les este mordiendo el culo…

  57. Antónimo

    Ya veo que Jot Down todavía está fidelizando a sus lectores. Si no entiendes los artículos de Manuel, me temo que está no es tu revista…

  58. Hay que ver lo que os cuesta reconocer que Manuel os ha troleado de lo lindo XD

    (y a mi también, a mi no me importa reconocerlo)

  59. Grouppie experto

    No puedo desvelar mi verdadera identidad pero os diré que soy el que parte la pana en el dpto. de marketing de Red Bull. Corroboro el 97,5% de lo expuesto en este artículo sobre el «salto» de VanGallen o como se llame el tipo este. Le hicimos el encargo a Michael Bay después de fliparlo con sus transformers encocados hasta la médula. Todo es un montaje. Otro día os explicaré como ganan nuestros F1 pero os adelanto que EA Sports está de por medio.

  60. Harvey

    Hay un «meme» por la internet que dice algo así: «cuando tu sarcasmo es tan avanzado que los demás piensan que eres idiota». Mi solidaridad al autor del artículo.

  61. Fulgencio Barrado

    Parece ser que nos han «recortado» también el sentido del humor.

  62. Javier

    La masa ha llegado a Jot Down

  63. Javier

    “Hay que dejarse de tonterías e inventar de una vez los aviones, que ya va siendo hora y esta gente querrá volar” (Anónimo)

    Manuel no he encontrado esta cita en toda la web, revise sus fuente por favor

  64. Desmond

    Como dice Reverte cuando se pone en plan irónico, y empiezan a salir gañanes que se lo toman todo muy en serio y muy a pecho: Reconozcan que es maravilloso. Fascinante.

  65. Gaseosa

    Manuel de Lorenzo dejó el artículo sin concluir. La segunda parte, imprescindible, la hacemos nosotros con los comentarios.
    Formidable.

  66. cesar zumoza

    A mi me sono todo a envidia y a ganas de ser protagonista en algo que no hiciste, 36.000 Km en serio? Fueron 36 km idiota, y esos calculos son puros de cabeza sin alguna validez y cientificamente comprobado, lo unico que hiciste fue marearnos con unas historias al pprincipio que poco tenian que ver… Publica otro articulo cuando seas cientifico y tengas pruebas claras (no Wikipedia)

  67. Pingback: El Gran Wyoming: “España se ha derechizado tanto que llamamos ‘centro’ a la extrema derecha” « PROFESORGEOHISTORIA

  68. No sabría decir si me ha gustado o no. Es curioso. La redacción 10. Ocurrencias muy buenas.

    No alcanzo a encontrar lo que quiere decir. Lástima! Sólo deduzco que en realidad todos somos idiotas :P

  69. Javier Montero

    Se dice en el artículo: «…en el temprano documental Viatge a la Lluna de Georges Méliès —en castellano, Viaje a la Luna de Jorge Mieles—…»

    Alucinante… ¿por qué se le llama con el título en catalán y se traduce al castellano? El título original es evidentemente en francés «Le Voyage dans la Lune».

  70. Pingback: El Gran Wyoming: España se ha derechizado tanto que llamamos “centro” a la extrema derecha | Vamos a Cambiar el Mundo

  71. Djalminha

    Todavia me estaba ruborizando con el post del viaje en globo cuando leo ésto y…y… xD Un artículo que me parecía regulero tirando a bueno, pero, como dicen por aquí arriba, leo los comentarios que lo complementan y lo elevan a niveles apoteósicos.

  72. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | El Gran Wyoming: “España se ha derechizado tanto que llamamos ‘centro’ a la extrema derecha”

  73. Pingback: Encuesta Lumoo, ¿Bacardi sí, Bacardi no? | Lumoo

  74. Bill Carson

    Jajajaja!!!, menudas risas me he tirado leyendo esto.
    A quien le pueda interesar:
    Flipo con las mentes de inteligencia superior que lo critican por su falta de rigor y seriedad…madre mía…, en fin…si una peli de humor no me gusta, no le escribo al director planteando mi descontento con su obra, pero bueno allá cada uno…,ahora que flipo mucho más con los se lo tomaron como un articulo prácticamente de divulgación científica, haciendo ver su superioridad intelectual a través de su crítica, absurdo señores, se ponen en evidencia.

  75. Rafa Fortuny

    Qué lamentable es el comentario de que el Concorde voló en vertical el día que se estrelló… Demuestra muy poca sensibilidad.

    Espero que la carrera humorística le traiga más éxitos que la carrera científica…

  76. ¿Cómo es posible que una persona con viento en contra a una velocidad de 1.173 kilómetros por hora sea capaz de abrir los brazos para equilibrar el cuerpo, y lo consiga sin sufrir daño alguno? Durante la transmisión se pudo ver cómo el intrépido hombre comenzó a girar sin control. Debió extender sus extremidades para lograr estabilidad.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.