Cuando Diego Godín acabó con la «liga de mierda»

Publicado por
Fotografía: Cordon Press.

Lo prodigioso es que Diego Godín rematara solo ese córner. Que pudiera elevarse desde atrás mientras todos se peleaban en batallas menores y Piqué miraba muy tranquilo, paseando lentamente por el área, la trayectoria del balón que salía del pie de Gabi, cruzaba el área por el aire y acababa en la cabeza del uruguayo, como si fuera un desconocido, un Sobis que te la lía en el minuto 90 del partido decisivo del año mientras todos piensan en la próxima fiesta en Casteldefells.

Meses titulando en portada derivados del «A cabeza por la liga», saques de esquina rematados hasta la náusea por Miranda, Raúl García y el propio Godín, para que al final en el momento clave de la temporada, uno de los tres llegara solo y le quitara al Barcelona una liga improbable. La desidia, de nuevo, la falta de organización. Cruyff decía aquello de que un equipo que no podía defender bien los córneres por altura lo mejor que podía hacer era no conceder córneres y hasta siete había provocado el Atlético de Madrid antes de que llegara el empate. A Guardiola le achacaban ese mismo defecto, pero a Guardiola había que buscarle mucho las cosquillas para encontrarle un punto débil y al menos su equipo no era el que más goles recibía de córner de la liga, que ya es decir…

La jugada resumía lo mejor y lo peor de los dos equipos y había algo de justicia poética en que el responsable fuera uno de los mejores centrales «desconocidos» del mundo: campeón de América con Uruguay en 2011, semifinalista un año antes del Mundial con su selección, parte de la mejor defensa de la liga durante dos años y corresponsable de los triunfos del Atleti en la Europa League de 2012, la Copa de 2013 y las dos Supercopas Europeas de 2010 y 2012. Un palmarés a tener en cuenta para sus veintiocho años, tres de ellos en el Villarreal, donde ya dejó muestra de hasta dónde podía llegar.

Godín no es el tío más talentoso del mundo pero quiere ganar. En el fondo, la liga ha sido eso: querer ganarla. Si Real Madrid o Barcelona se hubieran ido a cien puntos como en años anteriores, el Atleti habría quedado a diez y sin opciones desde abril, pero no fue así: la cosa se fue a noventa y aunque para una plantilla como la de Simeone llegar a noventa puntos ya le tiene que costar un mundo porque sus suplentes no valen cuarenta y cinco millones de euros, el caso es que, una vez abierta la puerta, el equipo se coló hasta el fondo, hasta el mismísimo Camp Nou perplejo, que no sabía si aplaudir o silbar o llorar o alegrarse de que al menos el Real Madrid quedara fuera del palmarés.

El caos táctico y la dejadez mental

Otro de los momentos que resumen la temporada, aparte del de Piqué paseando tranquilo por el área y mirando el balón —poco podía hacer, es cierto, igual que poco importa que te vayas de asado, cena y siesta durante tres días antes de un partido de la máxima pero igual podías aparentar algo de interés—, es el de la grada pitando a Leo Messi. Hay que decir que el «entorno» y lo que no es el entorno han hecho mucho por que la grada acabe pitando a Messi y han tardado bastante en conseguirlo. En el momento en el que escribo este artículo, una encuesta del diario Sport dice que el delantero más prescindible del Barcelona es Messi y en algún lugar alguien sonríe satisfecho.

En esa misma encuesta, por cierto, el 57% cree que el Barcelona debe hacer ocho o más fichajes este verano. Que los traigan al peso, por kilos.

Cuando uno defiende a Messi, incluso cuando lo hace números en mano, siempre se le dice aquello de «ya no es lo que era» y es probable que sea verdad, pero la excelencia no es algo que se pueda exigir sin más. Este año, medio cojo, y según muchos reservándose para el Mundial o directamente negándose a jugar bien porque no cobraba lo suficiente, ha metido cuarenta y un goles y ha dado trece asistencias en cuarenta y siete partidos. Sus cifras están por debajo de aquellos tiempos en los que metía setenta y tres más veintinueve asistencias —sí, eso sucedió— y así el Barcelona ocultaba todas sus miserias, pero reconocerán que no son las cifras de un vago pesetero que no corre porque no le da gana…

Si el público pitó a Messi fue supuestamente por su desidia. Yo he visto desidia en Messi este año como se la he visto a todo el equipo. Yo he visto a Busquets salir del campo y soltarle al primer micrófono: «El gol que hemos dejado que nos meta el Getafe no es propio de profesionales que se están jugando una liga» y señalar una falta de intensidad que en nada tenía a Messi como protagonista. Messi, el hombre que marcó el 2-1 ante el Athletic, el 2-3 ante el Villarreal y había marcado el gol que abría el partido ante los azulones.

Messi ha podido correr más, para eso están los que miden kilómetros y luego se indignan, pero sobre todo ha podido correr mejor. Otra cosa es que correr mucho o incluso correr bien sean parámetros para juzgar a Messi. Su intensidad ante el Atlético de Madrid fue indudable: luchó por recuperar los balones que perdía, a veces incluso con faltas desproporcionadas, se peleó con Mateu Lahoz, bajó a su propio campo para iniciar la jugada puesto que sus compañeros jamás le conseguían encontrar donde debían… Cuando superó una primera línea intentó enfrentarse a la segunda, con poco éxito pero lo intentó, hasta el punto de que Luis Filipe le tuvo que tumbar expeditivamente cuando parecía que iba a hacer una de las suyas.

Para algunos aficionados barcelonistas, ese es el jugador que sobra. Digamos, en cualquier caso, que es el que mejor ejemplifica la desconexión mental con un batiburrillo táctico que hace que nadie juegue a su mejor nivel.

Qué mal sienta el «sálvese quien pueda»

El Real Madrid ha sido siempre el equipo de la épica. Pese a la indudable categoría de sus jugadores, ha habido en los últimos años un gusto por la remontada improbable, la cabalgada en el último minuto, el ataque de la caballería que convierte una derrota en un empate o incluso una victoria, así contra el Levante en la primera vuelta cuando la liga ya se escapaba y no hacía sino empezar. Por qué ha decidido tomar ese camino, lo desconozco. Puede que le haga campeón de Europa y no es poca cosa, pero si uno piensa en todas las oportunidades que se han dejado los merengues a lo largo del año es normal que sus socios se tiren de los pelos: si nos vamos a los tres partidos decisivos de la temporada —Valencia en casa, Valladolid y Celta fuera—, lo cierto es que, de haber conseguido cinco puntos, es decir, una victoria y dos empates, el Real Madrid habría sido campeón.

De acuerdo, la mente estaba en la décima pero sacar cinco puntos ante tres rivales que no están ni entre los ocho mejores de la clasificación no era una tarea hercúlea. Dio la sensación de que cuando se perdió el interés por la épica se perdió el interés por el fútbol en general y se convirtió todo en una cosa pesada, intrascendente, una imposición que convenía desobedecer pese a que la hazaña del «triplete» —nunca en su historia consiguió el Real Madrid algo así y no es poca historia la suya— estaba al alcance de las manos. El equipo intentó ordenarse y lo que hizo fue aburrirse. Sin desesperación, no hay paraíso.

Desesperación como la de Neymar durante los últimos minutos del último partido, empeñado en hacer de Messi sin ser Messi. Sin poder ser Messi, desde luego, después de un mes lesionado y ante la mejor defensa de Europa. Desesperación como la del aficionado que ve el enésimo centro a la olla de Alves, incapaz ni una sola vez de llegar a línea de fondo o tener la paciencia de esperar un desmarque, un desdoblamiento… quizá porque intuye que no van a llegar jamás. Alves centrando balones para que tipos de 1,70 intentaran rematar rodeados de centrales corpulentos, eso ha sido el Barcelona durante muchos partidos. ¿No sabía el jugador que eso no iba a ningún lado? ¿No ha habido nadie en el cuerpo técnico ni entre sus compañeros que le dijera que eso solo sirve cuando los defensas del Villarreal se empeñan en rematar ellos contra su portería?

Al parecer, no. El Barcelona, desde que Martino dimitiera, que debió de ser allá por febrero o quizá antes, cuando le empezaron en Vallecas con lo de la posesión o se dio cuenta de que ahí el que no acababa lesionado acababa en Hacienda o directamente en un juzgado, se convirtió en un galimatías táctico en el que la sensación que daba era que nadie quería molestar a nadie, incomodarle con un pase de más o intentar ocupar su puesto en defensa cuando subía al ataque. Uno recuerda aquellas derrotas del Barcelona de Guardiola con todo el equipo ordenado en la línea de tres cuartos rival, empeñado en lo imposible pero aun así creyendo en una idea, y se emociona. El Barcelona actual ataca, sí, pero como atacaría el Madrid en Huelva en 2007, un continuo «a la desesperada».

El mayor damnificado, como decíamos, no ha sido Messi sino Xavi. Jugando así, Messi pasa de ser el mejor jugador del mundo a un delantero bajo sospecha, pero Xavi directamente parece un futbolista retirado. Me da la impresión de que en el Mundial no va a ser así, con Xabi Alonso y Busquets imponiendo orden detrás. En este equipo roto, presuntamente vertical, donde dar tres pases es un insulto porque siempre es mejor dar vueltas y vueltas alrededor de uno mismo y sus defensores a lo Alexis, Xavi no pinta nada. Queda retratado en ataque y queda retratado en defensa. ¿Qué decisión tomará el año que viene el Barcelona? ¿Fichar a diez tíos que puedan correr más que los que están o recordar que sin disciplina, sin esfuerzo táctico, sin mentalidad y un punto de fe no hay manera de llegar a ningún lado?

La primera opción es un suicidio; la segunda a lo mejor, también. No hay signos ni entre los expertos ni entre los técnicos de que los problemas estén identificados y por lo tanto puedan ser solucionados. No hay Casteldefells o no parece haberlo, solo una guerra civil que dura ya demasiados años mezclada con un análisis casi escolástico de lo que es un juego. Todo esto hace que la tarea de Luis Enrique sea ímproba, casi imposible. Suerte para él, aunque yo, que soy un excéntrico, habría traído a Paco Jémez, un hombre al que es complicado tocarle las pelotas y cree en el juego de posición incluso en equipos de tabla baja. Como una vez lo comenté en Twitter y me llovieron unos cuantos palos he de pensar que no es el hombre más popular en Can Barça, pero, ¿quién lo es después de esta tormenta?

Simeone, más allá del tópico

Hay cierta unanimidad en que todo el mérito del triunfo rojiblanco parte de la labor de Diego Pablo Simeone. Pocas veces sucede así, quizá lo más parecido que recuerdo es precisamente cuando Radomir Antic llevó al equipo al doblete de 1996, lo que no le evitó hasta dos despidos posteriores. En ese sentido, me subo al carro. No solo por la disposición táctica, pétrea, de un equipo cuyos jugadores luchaban para evitar el descenso hace tres años, ni por la sucesión de jugadas de estrategia que han culminado en gol decisivo, sino por aquello tan intangible que se llama «liderazgo».

Acabada la liga, todos coinciden, jugadores incluidos, en que Simeone les hizo mantener la fe y les obligó a creer en una idea. Aún no sabemos qué idea es esa y ahí está lo mágico del asunto. Simeone no parece tener un cuaderno dogmático que le obligue a priori a afrontar de tal o cual manera una competición. Su equipo defiende bien sin necesidad de ser especialmente defensivo. Tiene problemas en ataque pero eso es normal cuando vendes a tu delantero estrella todos los años y te las tienes que apañar con los jugadores que el Barcelona considera que no valen ni tres millones de euros.

En el horizonte de Simeone solo aparece la victoria y eso, en el Atlético de Madrid, es de un romanticismo brutal. El equipo de las excusas, de repente, convencido de que ganar es ineludible. A menudo se dice que si Simeone jugara así con el Madrid o el Chelsea se le criticaría como se le critica a Mourinho. Nos ha fastidiado, pero es que no entrena al Madrid ni al Chelsea, entrena a Koke, Gabi, Tiago, Raúl García, Villa, Adrián, Sosa, el «Cebolla» y compañía. ¿Qué quieren que haga exactamente?

Lo bueno del Atlético de Madrid es que no tiene futuro o, más bien, no tiene preocupación por el futuro. No hay un legado que dejar a los niños, solo disfrutar del momento. En parte, el «partido a partido» era eso: una colección de souvenirs de cada ciudad conquistada. No hay una cuenta ordinal para sus triunfos. Si gana la Champions League no será «la décima» sino la primera, es decir, la que es. Probablemente no vuelva a ganarla en otros sesenta años y daría igual. Que algo dé igual en el mundo del deporte profesional es una ventaja impresionante. De ahí que la paciencia del Barcelona de Guardiola la hayamos visto este año en el Atleti de Simeone. Nada de venirse abajo, nada de adelantar el desastre. Una inyección de presente en vena.

Presión alterna, laterales que suben o cierran según necesidad, balones a la espalda de los centrales y así hasta que alguien fuerce un córner, Gabi lo saque y cualquiera, Godín por ejemplo, se lance convencido de que a él le corresponde la gloria. Ni al Balón de Oro ni al chico de los veintitrés millones de euros al año. A él. El hombre, el equipo, con el que nadie contaba.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

50 comentarios

  1. el caso es ningunear al Atletico, y restarle merito. el articulo es lamentable, sobre todo, lo de que el Atletico no tiene futuro, no hay un legado que dejar a los niños…no tiene precio…yo solo pido que el sabado nos pasemos por la piedra a los dejalegadosalosniños…seria brutal

    • Decir eso sólo puede significar una cosa: no haber entendido en absoluto el artículo.

      Una obra de arte, Guillermo. Muy bien expresado. Muy bien argumentado. Magnífico, como siempre.

    • Nosotros, el Real Madrid, no dejamos legado a los niños. A no ser que considere un legado la mirada aterrorizada y la desesperación en el alma tras ver pasar a su equipo, el Aleti, el del pueblo, el peor rato de su vida. Entonces sí, a los niños de Aleti les vamos a dejar nuestro legado.

  2. ivanhoe

    Muy bueno el artículo, como atlético tengo la sensación de estar viviendo algo que difícilmente se repetirá!..tan solo apuntar que si se ve la jugada del gol de Godín, quien pierde la marca es Mascherano, no Piqué

  3. Luis Enrique TOP

  4. Roberto

    Pues a Luis Enrique lo recuerdo de jugador y siempre me pareció un idiota. Así que de salvador no lo veo…

    • Jimbojones

      Así como de Villa, Cazorla, Mata o Michu se oyen un 95% de cosas buenas de Luis Enrique en mi tierra, nunca he oído cosas buenas, tampoco especialmente malas, pero un poco tontin si que he oído a menudo que es.

  5. A. Soprano

    No me ha gustado el artículo. Me parece muy triste que ante algo tan grande, como lo que ha conseguido Simeone y los suyos, tengas que recurrir de nuevo a Madrid y Barsa. Ya estamos aburridos.
    Y ya lo que dices del futuro y los niños… es pa’ mear y no echar gota. Los niños pueden sentirse muy orgullosos de lo que ha conseguido este equipo. 6 títulos en los últimos cuatro años, y sobre todo haber acabado con el binomio Madrid-Barsa en liga, que duraba desde el 2004.
    Le quitas mérito a jugadores como Koke, Gabi, Miranda o Godín, que llevan varias temporadas rindiendo al máximo.
    Sólo te digo Guillermo Ortiz, que el mayor legado que nos deja este equipo, es poder identificarse plenamente con los jugadores que defienden el escudo al que amas. Y eso Simeone lo ha conseguido.
    Sigan ladrando, luego…

    • Rubén

      Otro que no ha entendido el articulo…..
      Por cierto, la versión libre del «ladran,luego cabalgamos» te ha quedado muy graciosa…

  6. Sorprende que Messi sea distinto y especial para engordar su salario y recibir las alabanzas y en cambio sea «uno más» para ser pitado y recibir cifras. Y también sorprende que se asegure que jugadores como él o como CR7 «generan» el dinero que cobran pero no «generan» los pitos que ocasionalmente reciben

  7. Cletus Van Damme

    El Aleti no tiene preocupación por el futuro porque no tiene ninguno. ¿Qué legado podría dejarle a los niños si todo el patrimonio lo tienen los usurpadores Gil y Cerezo, que se libraron del trullo por prescripción del delito?

    • Holden

      Vaya chorrada más grande, has de ir un día de partido al Calderón, verás niños en cada fila del estadio, aparte de muchas chicas por cierto (sin querer parecer un machista o un carca), y el legado que tienen y tendrán no es otro que el amor a unos colores, el sentimiento atlético, y eso amigo, es algo que nunca nos podrán quitar y sobre lo que siempre se escribirá el futuro.

  8. Aquí tenéis unas magníficas imágenes de la celebración atlética del título de liga http://deporadictos.com/ocho-imagenes-representativas-de…/

  9. bedndbreakfast

    Gran artículo! Aunque suene paradójico, el Barça necesita recuperar su personalidad reinventándose.
    Un gran problema que tiene la institución es su propia prensa sectaria, a los que Laporta llamaba «los que dicen que son del Barça y no lo son». Los Xavi Torras and company, que disfrutan más viendo perder al barça para poder decir que ellos ya sabían que sucedería que viéndolo triunfar. Éstos despojos dañan más al Barça que los Ronceros y los Siro López. Si algo no le ha faltado al Atlético del Cholo (así como al Barcelona de Guardiola) es el apoyo unánime de sus periodistas. Está por ver si Luis Enrique puede devolverle ésa personalidad al club, aunque con periodicuchos como el Sport dictando al vulgo lo que debe pensar y decir, no será fácil.

    • «Si algo no le ha faltado al Atlético del Cholo (…) es el apoyo unánime de sus periodistas»
      ¿Qué periodistas?

  10. glitch

    Los cinco errores imperdonables del FCB en los últimos años:

    1. Dejar marchar a Touré y Thiago
    2. Renovar a Xavi
    3. Fichar a Neymar
    4. Revisar la ficha de Messi cada temporada
    5. Maltratar a Abidal

  11. DeBoers

    Qué artículo. Me dan ganas de hacerme colchonero.

    • Kiko Gárate

      No te creas que es tan fácil. Yo llevaba pantalón corto en la final del Champions contra el Bayern. Pero llevé al primer partido de mi hijo al Calderón con el Atleti en segunda.

  12. Lo mejor del artículo es que está consiguiendo cabrear a culés, merengues y colchoneros por igual. A mi personalmente me ha encantado.

    El Atlético ha ganado ( y muy merecidamente) por su espíritu de lucha y porque nunca se han rendido. Dicho vulgarmente, porque tienen unos cojonazos como bombonas de butano. El Madrid parece que al plantarse en la final de Champions, decidió olvidarse la Liga. Pero el Barça parece que, simplemente, nunca quiso ganarla.

    Yo soy culé, y lo que más me ha molestado este año no ha sido ver perder a mi equipo: ha sido la desidia. Ir perdiendo contra la Real Sociedad o contra el Valencia y que el Barça transmitiera la sensación de que le da igual, que está a la vuelta de todo.

    No se que pasará con el Barça el año que viene, pero creo que nos esperan unos años de fútbol mediocre. Y mucho menos con la filosofía «florentiniana» de arreglar el equipo a base de billetera, que parece ser que el camino que el Barça ha escogido tomar estos último años. No creo que esto se arregle de un año para otro. Sólo espero estar equivocado.

    • pacomotorhead

      Han vuelto los Nuñistas, vuelve la filosofía de cartera y fichaje de relumbron. Y con ella se pierde el espíritu ganador que Laporta imprimio al club en sus años de mandato. Yo también espero estar equivocado, pero no me da buenas impresiones. De momento a ver si dejan hacer a Luis Enrique, porque al Tata no le dejaron ni traerse jugadores que hubieran venido gratis, asi que imagina. Claro que Lucho no es Martino, como le toquen mucho los huevos coge las maletas y ahí os quedais, y nadie podría culparlo.

  13. Soy de la opinión, también, que sin el trabajo de Simeone esto no hubiera sido posible. Ese liderazgo ha sido imprescindible, pero los jugadores han puesto su parte también. Miren sino el Cebolla, públicamente se quejó y su presencia ha pasado a ser meramente testimonial (de acuerdo que no era uno de los jugadores más usados). Ahora tendrán un problema muy grande: la marcha de Curtois y la probable de Diego Costa; la ventaja es que presenta unas credenciales increíbles: campeones de Liga, finalistas en Champions y el Cholo. ¿Qué jugador no se vería con la camiseta actual del Atleti?

    En cuanto a Barça-Madrid, mencionar que un tipo que pasa a cobrar 20 millones de euros (con la situación que hay en el país) muestre una desidia total en muchos partidos. Antes qué cobraba, ¿18? No hay excusas, Messi por lo que sea este año no ha querido aparecer (porque cuando lo ha hecho, el equipo lo ha notado). Por otro lado, Guardiola se volvió predecible desde aquella semifinal en Milán contra el Inter. Algo que se ve en el Bayern ahora. El Tata encontró un nuevo estilo que, aunque no era lo suficientemente visible, daba resultado. Pero doblegó y desistió. Lo que más le puedo achacar es su falta de reacción, no es para nada mal entrenador pero no lo veo en un equipo como este. Luis Enrique parece tener los arrestos necesarios para imponerse a Balones de Oro, leyendas y entorno. Esperemos que así sea.

    • Ryuga

      Guardiola previsible. Dicen el 5-0, el 3-1 al United, el 3-7-0 en Yokohama, etc… que si, que tienes razón. Para haberse vuelto previsible tras aquella semifinal, tres de sus cuatro mejores partidos como entrenador culé fueron posteriores. Pero si, se volvió previsible. Dichoso y mediocre Pep, solo ha ganado 12 títulos tras aquel partido, maldita previsibilidad…

    • pacomotorhead

      Claro, tan predecible como para jugar con tres defensas en el Bernabéu y remontar un 1-0 en contra desde el minuto 1 dando un baño de juego al rival. Estaba clarísimo que iba a hacer eso, todos lo vieron, el primero Mourinho. Y lo del Bayern solo tiene un motivo claro: ganar la liga alemana con tanta superioridad y con tanta anticipación hizo que el equipo perdiera tensión competitiva, después de proclamarse campeones se confiaron, los jugadores se relajaron y el Madrid, en dos grandísimos partidos, todo hay que decirlo, se los comio con patatas fritas. Guardiola ya lo advirtió a sus jugadores, que no se relajaran, pero no supo mantenerles a tono, y eso si es demerito suyo.

      • Sin duda que lo del Bayern en parte es culpa suya, pero por amor de Dios, decir que se volvió previsible es no haber vivido en la Tierra.

  14. Allá por enero dije «me gusta como juega y se organiza el Barça». No era el de Guardiola, ni siquiera el de Tito, pero era ordenado. No jugaba Messi. Volvió de la lesión y marcó goles, pero el equipo, para mí, empeoró. No sé la razón, y los resultados dirán lo contrario, pero fue mi sensación todo el año.
    Por cierto, no soy muy fan de Piqué, pero creo que a él y a Busi no se les puede exigir más. Criticar como defienden el corner, o su falta de implicación… son dos tíos que llevan 4 años jugándolo todo, sin suplentes (hasta Messi tiene cambios), con pubalgias, sobrecargas… Lo mismo pasa con Mascherano, 3 años de central titular en el Barça midiendo 1,70, corriendo y corrigiendo errore propios y ajenos. A los demás no sé, a estos tres se les ha exigido muy por encima de sus posibilidades físicas.

    • pacomotorhead

      Lo que le ha pasado al Tata es que le han ninguneado desde el propio equipo. Hizo una grandísima primera vuelta, siendo campeón de invierno, con muy buenos números. Y llegado el momento pidió refuerzos para el mercado de invierno, dos centrales, un centrocampista y un delantero, dio nombres, todos baratos y accesibles, algunos incluso podrían venir gratis, pero le dijeron que nanai. Y luego el tema de la posesión y el toque. El equipo se volvió mas vertical, buscaba caminos mas directos a la portería rival, y le dieron de hostias por eso. Aquí se juega a tocarla y a tenerla mas tiempo que el rival, que ya veras como llegan los goles, como con Guardiola. Y a eso se tuvo que atener, a tocar, y tocar, y tocar, tener mucho el balón, y luego dásela a Messi, que ya veras como lo arregla todo. Como cojones vas a poder hacer tu labor si desde otras instancias te dicen como tienes que hacerla, sin tener en cuenta tus criterios y tu experiencia. El equipo cayo en la desidia porque el propio entrenador transmitia eso a sus jugadores. Martino vino como un entrenador que tenia una gran oportunidad de demostrar sus cualidades en uno de los equipos mas grandes del mundo, y se ha ido hastiado precisamente porque esas cualidades no eran las que querían para el equipo. Y con todo eso, mas que personalmente creo que algunos jugadores le han hecho la cama, aunque eso ya es cosa mia, no sabría decirte porque; con todo eso, hemos llegado a la final de copa, que se ha perdido en una jugada aislada, y hemos tenido posibilidades de ganar la liga jugando la mitad de la temporada al tran tran. Con que si el equipo llega a estar entonado, no quiero imaginarme que hubiera pasado.

  15. Pablo Castro

    Como culé que soy, me produce una honda tristeza ver jugar a mi equipo. Pero no creo que la culpa la tenga el entorno difícil de este año, eso puede afectar momentáneamente, pero no convierte a un equipo en una banda de amigos.
    Más allá de que Mascherano no puede ser el central titular del Barcelona, o de que Alexis y Pedro no me parezcan en su mejor forma (la mejor forma de Alexis no la conocí nunca), o de que Neymar hasta ahora no ha demostrado prácticamente nada, pienso desde hace un par de temporadas en dos motivos para la decadencia evidente: uno es la presión, inexistente desde hace tiempo, lo que convierte al equipo en un juguete roto. A excepción de Piqué, el resto de jugadores no destaca por su corpulencia y aptitudes defensivas, por lo que si se permite que el equipo rival se mueva a sus anchas, centre u obtenga saques de esquina y jugadas de estrategia, la cosa solo puede acabar en gol. Cuando el Barcelona robaba el balón a escasos metros del área rival se garantizaba un control casi absoluto del partido, pero ya nadie recuerda la última vez que Messi u otro corrieron en pos de este objetivo. Se hablaba, si lo recuerdan, de que el Madrid de Mourinho se partía en dos, ya que los atacantes no tenían responsabilidades defensivas, por lo que Xabi Alonso, Khedira, Pepe, Ramos y los laterales tenían que contener a todo el equipo rival. Las cosas así no le iban demasiado bien, pero en el Barcelona directamente es una quimera: con Busquets, Mascherano o Bartra y Piqué no se contiene a nadie.
    El segundo motivo, éste de caracter ofensivo, es la posición de Messi. Si Luis Enrique se empeña en seguir incrustándolo entre los dos centrales rivales juro que la temporada que viene no la veo. Estoy cansado de ver balones y más balones perdidos por el argentino, cosa que además no es culpa suya. Si tienes al mejor jugador del mundo y lo inutilizas para qué coño lo quieres. La solución no es fácil: Messi ya no tiene ni la voluntad ni la velocidad necesarias para volver a la banda, y de mediapunta, aunque es un magnífico pasador, no podría meter los cuarenta goles que garantiza por temporada y que sostienen al equipo en los peores momentos.
    Así que estamos jodidos. Luego ya habría que hablar del papel que deben jugar algunos cuyo rol no está tampoco claro: Cesc no hace más que deambular por el campo como un fantasma, pero si juega por delante de Busquets a mí me convence, pero entonces ¿qué hacemos con Xavi? Y sí, por Dios, que alguien le prohíba a Dani Alvés centrar un solo balón más (Alves, otro al que, en mi humilde opinión, le afecta el pésimo funcionamiento del equipo, y para el que no veo recambio posible. Creo que es un excelente jugador, con carencias, pero que seguirá ofreciendo buenas cosas).

    • glitch

      Excelente análisis

    • pacomotorhead

      Es evidente que con el paso de las temporadas el equipo ha ido perdiendo musculo, y eso influye a la hora de hacer la presión. El primer año de Guardiola ahí tenias a Eto´o y Henry, dos maquinas atléticas (aunque el francés ya empezaba su decadencia física) corriendo como locos para presionar a los rivales, incluso Messi hacia presión. Luego vino Ibra, que tiene grandes cualidades, pero el esfuerzo colectivo no es su fuerte, y lo de presionar a las defensas rivales no era lo suyo. Y después Villa y Pedro, que muy voluntariosos si, pero asi solo conseguias agotarles, especialmente al asturiano, que terminaba los partidos arrastrándose de puro cansancio. Y ahora, con un Messi que no presiona para evitar las posibles lesiones (por eso lo paso Guardiola de extremo a falso 9) y con Pedro, que es muy irregular, y con Alexis, que corre como un pollo sin cabeza, ha hecho que la presión haya desaparecido y, como bien indicas, permite que los rivales salgan con mas comodidad de su zona de juego.
      Y respecto a Messi, creo que esa va a ser su tendencia natural, jugar cada vez mas retrasado. Creo que es hora de que Luis Enrique aproveche su visión y su capacidad para el pase y lo ponga de media punta, aunque eso signifique que en vez de meter 40 goles cada temporada te meta 20-25 goles, y asi ganar un jugador que pueda dar mas de 15-20 asistencias, claro que para eso hay que tener jugadores que sepan aprovechar esos pases, y no creo que ni Pedro ni Alexis lo sean ¿Neymar? es posible, todavía tenemos mucho que ver de el (la próxima temporada tiene que ser la suya, ahí veremos si es un grande o solo otro pufo). Ahora el Barcelona necesita buscar un killer, un hombre con olfato de gol y que sepa conectar con Messi para aprovechar sus capacidades para el pase. Y si es Zubi el encargado de conseguirlo, mal vamos (tres años y todavía no ha podido fichar a un central, con que imagina). No tengo dudas de que Messi terminara jugando en la posición de Xavi, de organizador, cuando el físico ya no le permita darse esas carreras, su visión de juego será su gran baza.

      • Pablo Castro

        Totalmente de acuerdo. Estoy seguro de que el recambio de Xavi, cuestión que desvela a tanta gente, no es otro que Messi, que ya ha demostrado con creces que podría funcionar como eje central del juego, toda vez que sus asistencias son dignas de cualquier medio con que podamos recordar.
        Y sobre lo de Neymar…Pues no sé, la verdad. Aunque tiene cualidades que saltan a la vista a mí no me convence. Creo que en Brasil seguiría siendo una estrella, pero ahora ha llegado al fútbol de verdad, y no sé hasta qué punto es un auténtico jugador estrella, o un malabarista con buenos momentos, que es como le veo yo. Sinceramente no logro comprender cómo ficharon a Neymar por tantísimo dinero teniendo en Europa a jugadores como Reus, que no solo ha demostrado su calidad, sino también solidaridad en el juego y sentido de equipo

        • Pablo Castro

          «…son dignas de cualquier medio CON VISIÓN que podamos recordar.»

        • pacomotorhead

          Marketing puro y duro. Rosell y cia son como Florentino, de gastar pasta en fichajes de relumbron, jugadores con mucho mas nombre que juego real para hacer negocio con su fichaje. El Barça en aquel momento tenia otras necesidades mas urgentes que cubrir que un jugador como Neymar (como el dichoso tema del central, que llevan 3 años ya para fichar a uno, ya da igual que sea bueno o no, solo cualquier central medianamente decente).

  16. Como aficionado atlético que soy, me encanta que el Atleti esté ganando títulos y los periodistas sigan hablando del Madrid y del Barça. No sé qué día abrirán los ojos y abandonarán ese secuestro deportivo al que los tienen sometidos dichos equipos y del que, a la vez, son parte responsable, pero mientras tanto, seguiré disfrutando de mi Atleti, que es sólo mío y al que no me gustaría ver convertido en un gigante mediático.

    • Antippasti

      Totalmente de acuerdo. Este es un artículo que habla más del fracaso de Madrid y Barça que del éxito del Atleti. Además es simple de cojones: Barça y Madrid han fracasado porque no han llegado a los 100 puntos. Pues claro, si aparece otro equipo que te disputa la liga es matenático que no vas a hacer 100 puntos. Lo mejor es que cuando ganan todo es perfecto y cuando pierden todo es una mierda. Es una visión de la vida poco realista y muy jodida

    • Pues por ahí arriba podrás encontrar un comentario en el que se atribuye una parte importante del éxito del atleti al «apoyo unánime» de los periodistas afines al equipo.
      Ojiplático me he quedado.

  17. Periodista ETT

    Y lo más importante…¡El Athletic es de Champions league!

  18. Casi totalmente de acuerdo con el artículo, salvo en algunos matices.

    En lo que respecta a Godín, no puede haber verdad mayor, un gran central, desconocido en Europa (aunque el Chelsea estuvo detrás suyo) y muy respetado en España.

    En el Real Madrid no creo que hayan jugado a la épica, sino que hasta que no han llegado a la final de la Champions, no se lo han creido, y claro, un equipo lleno de estrellas, que casi todos salvo Bale y alguno más tienen una, dos, tres o incluso cuatro ligas, la última relativamente reciente, han visto la oportunidad de ganar la deseada Décima de la que se lleva hablando 12 años, y claro, a la liga no le han echado las mismas ganas, simplemente por el hecho de que pensaban que la posibilidad de que pinchase el Atleti era más que complicada. A un equipo al que casi no le pueden meter gol, no pierde, sobre todo habiendo tumbado a Valencia, Villarreal y Athletic en jornadas recientes (eran los partidos más difíciles, en teoría, de las últimas jornadas, a parte del encuentro con el Barcelona).

    Y en lo que respecta al Atlético, pues creo que llevas razón, es bastante probable que no vuelva a llegar a una final de Champions en mucho tiempo, y es cierto que juegan sin presión, viven el presente y no el pasado ni el futuro, pero creo que te equivocaste en los motivos.

    Simeone les ha dado el don del hambre, hay que ganar hasta en las chapas, porque el día que no ganas, no tienes ni apetito, no comes, no duermes. Es la cultura del esfuerzo, del trabajo y del sacrificio, algo que será muy difícil mantener en la mente de unos jugadores que serán un año más viejos el año que viene, además de que ya habrán conseguido práticamente lo máximo que se puede conseguir, semifinales de Copa del Rey, final en Europa (puede que ganarla), y el título de liga.

    Puede que el futuro espejo del Atleti sea el actual Barcelona, un equipo que viene de ganarlo todo y a todos estos últimos años, que han visto como el técnico que era una prolongación de Guardiola, ha enfermado y posteriormente ha muerto, y han puesto a un chico argentino al cargo de un club muy complejo. Ha sido un año tremendamente trágico, tanto para el club, como para las personas que lo componen; y sin ambición deportiva en la mente de los jugadores, porque vuelvo a decir que lo han ganado todo la mayoría de ellos, algunos incluso varias veces.

    Además, lo siento mucho para quien le apoye, pero el señor Tata Martino no sabe tratar a grandes jugadores, no sabe imponerse en un vestuario, y no tiene ni idea del fútbol europeo. Todo esto también ha influido.

    Y volviendo al Atleti, que lo dejo para el final porque es el equipo de mis amores, no creo que no tenga futuro, el filial va de capa caida sí, y algunos jóvenes no terminan de despuntar, y cada día dudo más de ellos, aunque espero equivocarme véase los casos de Óliver Torres, Asenjo o Manquillo. Pero espero que el Atleti no abandone el proyecto deportivo, y refuerce el año que viene la portería con Keylor Navas (si se va Courtois), un mediocentro para suplir al viejo Tiago, un extremo rápido, como alternativa para desempeñar otro tipo de juego (puedes ganar una liga metiendo el 70% de goles de cabeza, pero mantener ese ritmo es casi imposible), un delantero joven y con mucha hambre de gol, y por supuesto, mantener a Koke y a su magia todos los años que se pueda.

    Salvo por estos matices en los que me he explayado hasta aburrir, gran artículo, has tocado muchos temas que invitan a reflexionar, a personas como yo, que estamos acostumbrados a leer los ‘teletipos’ de otras webs.

  19. Lector

    Lo que ha hecho el Atleti es reírse en la cara de los «equipos» de figuritas, ha demostrado que fichar a los mejores no garantiza títulos si no logras formar un grupo. Que sin trabajo ni esfuerzo no se consiguen metas importantes.

    Que ya puedes tener a Messi que si éste no corre y no se implica vas a perder.

    El Atleti ha ganado la liga en el campo más dificil de primera división y con sus dos figuras lesionadas en el minuto 20. Fue como si en el Barsa se lesionaran Messi e Iniesta, una debacle. Aun así, y con un gol en contra, le echaron cojones, se unieron todos a una a por el objetivo como el mejor equipo de España que son, y consiguieron el título. Pura épica.

    No quiero ni pensar lo que conseguiría Simeone teniendo un buen banquillo. Superaría los 100 puntos de largo.

    El Atlético ha dado una lección a todos los bocachanclas de este país.

  20. Antippasti

    Podrías haber titulado el artículo «Ya caerá el Atleti. Capítulo 38»

  21. doRCCV

    Una cosa que no me gusta, es más, lo odio, es que se trate al Atlético como ‘humilde’. Vale sí, al lado de Real Madrid y FC Barcelona es el humilde. Pero por favor, de humilde, precisamente de eso, no tiene nada como equipo.

    Un equipo que con una deuda de más de 570 millones de € (¿de donde pensáis que viene el doblete del 96 o títulos posteriores como los recientes?), al que con semejante deuda permiten fichar (como a muchos equipos), que ficha jugadores tanto gastanto millones (Agüero, Falcao, Forlán, Toto Salvio, Arda…) como consiguiendo ‘gangas’ pero con fichas inasumibles para equipos humildes, por ejemplo, David Villa. Que cada temporada percibe grandes cantidades de dinero por estar en Champions y cuenta con un presupuesto de 120 millones de €.

    Además cuenta con una masa social que se puede considerar como equipo ‘grande’ y con más asistencia al campo que muchos históricos como Liverpool, Juventus o Inter. Además de contar en su palmarés con otras 8 Ligas, 10 copas del Rey, 2 Europa League, 1 intercontinental, etc.

    Así que dejemos de verlo como ‘humilde’. Cierto es que esta gesta irrumpiendo en el monopolio Madrid-Barça acrecentado cada vez más por un fútbol moderno que favorece esto, es de gran mérito. Gran bloque y gran entrenador. Y que conste que me la pela bastante tanto Real Madrid, Barça o Atlético.

    • pacomotorhead

      Hombre, cuando se refiere al Atletico como humilde, es comparado con los dos grandes, Madrid y Barça, esta claro. No deja de ser un equipo con un presupuesto de mas de 100 millones, que ya es canela fina, y es el el tercero por palmares en España (el Athletic tiene mas copas, pero menos ligas y no tiene titulos europeos). Y tambien seria humilde si lo comparamos con los grandes de Europa, equipos como Bayern, PSG, Manchester City, Chelsea… que manejan presupuestos exhorbitantes. En este contexto si se le puede considerar humilde, pero comparado con el resto de equipos de primera es evidente que esta por encima de ellos tanto en lo economico como en masa social, que tambien mencionas.

      • doRCCV

        Pero es que tener menos que ‘X’ no es ser humilde. Es tener menos dinero, nada más. Humilde es humilde.

        • Antippasti

          De esos 570 millones de deuda acumulada en los años en que el ogro Gil jugaba a jeque con dinero que no era suyo se debe haber liquidado ya más de la mitad porque esa cifra la dio la filtró la Agencia Tributaria hace 4 años, y desde entonces se le impuso al Atleti un programa de plazos y una fecha límite para liquidarla. Mínimo 50 kilos al año. Con la venta de Agüero y Falcao se ha liquidado parte. A Forlán se le traspasó por 5 kilos al Inter para pagarle el finiquito porque no había dinero. Por la misma razón se malvendió a Domínguez al Borussia Moenchengladbach: para pagar lo que se debía a Diego Ribas al final de su primera temporada en el Atleti. Dices que el Atleti cobra dinero todos los años por jugar Champions… infórmate antes de hablar porque desde1996 ha jugado Champions en las temporadas 96-97, 2008-09, 2009-10 y 2013-14. La Europa League no da dinero, si la ganas sólo son 2 millones. En lo único que tienes razón es en que la masa que sigue al Atleti es enorme, pero es que sale más barato un abono en el Calderón que en Getafe y casi lo mismo que en Vallecas, por ejemplo. Que el Atleti no es el Rayo, seguro, pero que está más cerca del Rayo que del VBarça o del Madrid, seguro también. 550-120=430. 120-15 son 105. Y tampoco tienes mucha idea de lo que pasa en los equipos «humildes» porque muchos de estos se acogen a la Ley Concursal, que es algo así como el coño de una Bernarda que te permite fichar incluso después de declararte en Bancarrota y repartir citaciones entre tus acreedores (para después de esta vida, se entiende). Ahí tienes al Deportivo, al Zaragoza, al propio Rayo y una lista interminable. El Atleti financieramente no tiene muchas lecciones que dar, pero tampoco recibirlas de otros equipos de este país

        • pacomotorhead

          Es una cuestion de comparaciones. Se compara al Atletico con Madrid y Barça y si resulta humilde. Tu compara a cualquier equipo de primera con un 2ªB y dime si son equipos humildes.
          Si yo gano 1500 euros la mes, comparado con algunos de mis compañeros que cobran 700 euros, no soy humilde, tengo un sueldo que ya quisieran ellos, todo dicho en el buen sentido, pero comparado con el que gana 10000 euros, soy un pobreton.
          Para humilde seria el Eibar, un equipo totalmente saneado, con una gestion modelica, que puede ascender a primera y que debe pagar 1,7 millones de euros para evitar un descenso administrativo a 2ªB, dinero del que no dispone. Cualquier equipo de primera tiene presupuesto para afrontar ese pago. ¿Son humildes comparados con el Eibar?
          Nada es absoluto, hay matices. Esta claro que el Atletico al lado del Rayo no es humilde, pero comparado con las grandes potencias del futbol europeo, que es contra quienes compite (ahi tienes esa final de champions), si es humilde.

  22. Victor

    Seguramente Barcelona y Madrid pudieron hacer más por ganar la Liga, pero al final se la llevó el que hizo todo lo que pudo.

  23. Siendo madridista, he echado de menos unas palabras hacia Martino, que se ha comido lo incomible con una templanza y un senorio del que muy pocos pueden hacer gala. Un gran tipo, una pena que le haya ido mal.

    • pacomotorhead

      A Martino le ha tocado una patata caliente. No le dejaron imponer su estilo de juego (mas directo), tenia una plantilla que no habia hecho pretemporada, cansada, descompensada en algunos puestos. Pidio unos fichajes para compensar esas carencias, dio nombres, baratos y asequibles, algunos que hubieran venido gratis, pero no le hicieron caso, le impusieron el juego de toque y dasela a Messi, que muchos se piensan que es como debe jugar el Barça porque creen que asi es como le funcionaba a Guardiola, y se equivoco en momentos claves con la tactica (si te imponen un estilo que no es el tuyo, normal no saber tomar las decisiones adecuadas), y con algunos jugadores, que no supo usar en el momento adecuado (y esto si que creo que es totalmente responsabilidad suya). Solo hay que fijarse como jugo el equipo la primera vuelta y como jugo la segunda vuelta, no solo en resultados si no tambien en el estilo, era un barça que sin renunciar al toque, buscaba dar dos pases donde antes se daban cuatro, y llegar de forma mas directa a la porteria rival. Despues en la segunda vuelta el juego se volvio mas paulatinamente lento, mas tocar y tocar sin crear mucho peligro, mucha desidia en algunos partidos (no puedes motivar si tu no estas motivado) y asi hemos acabado la liga, haciendo asados y fiestas cuando nos jugabamos la liga. Y creo que el punto de inflexion fue el partido contra el Rayo en Vallecas, al poco de empezar la liga, cuando le llovieron hostias hasta en el cielo de la boca porque el equipo le dio la pelota al Rayo y le metio cuatro goles al contragolpe. Ahi es cuando Martino empezo a darse cuenta de que lo que el ofrecia no era lo que querian en Barcelona. Aguanto el tipo hasta las vacaciones de navidades, y despues, el equipo empezo a decaer paulatinamente hasta llegar a perder la liga en su propio estadio, con un equipo anclado en la desidia general (solo salvaria a Alexis, por su entrega, a Valdes, que se estaba ganando la titularidad para el mundial, y a Puyol, por hacer todo lo posible y lo imposible por superar sus problemas de rodilla. Del resto, tuvieron momentos, pero en general, mal todos.
      Con este panorama, no me extraña que tuviera pensado dejar el Barça desde Enero. Con este panorama, y con esa idea en la cabeza, nadie es capaz de hacer funcionar a un equipo de elite como el Barça.

  24. Jorge V

    «[…] hasta el mismísimo Camp Nou perplejo, que no sabía si aplaudir o silbar o llorar o alegrarse de que al menos el Real Madrid quedara fuera del palmarés»

    Hubo un aplauso largo y sincero al final

    Durante el partido hubo un poco de todo, silencio expectante, aplausos todavía agradecidos de un tiempo pasado que fue mejor, siseos hastiados viendo como el otro equipo le pone más ganas que el tuyo, un poco de rauxa y delirio colectivo con el gol de Alexis que nadie vio hasta medio microsegundo después, un solo momento de pitos al ídolo cuando pierde una pelota que ÉL nunca perdía y se queda quieto (I was there when they crucified my lord, podré cantar algún día) y de nuevo, al final, un aplauso largo y sincero que creo que al Cholo «le llegó».

  25. like Foortball

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.