La Asturias de los monasterios olvidados

Publicado por
Foto cortesía de Paradores Nacionales.
Foto cortesía de Paradores Nacionales.

A Asturias se va a comer fabada, a beber sidra, a recorrer sus playas, subir sus montañas y a ver su arte prerrománico. O no. Tantos años veraneando en Asturias, desde Tapia a Llanes, tantas veces subiendo a los Lagos y resulta que hace unos meses he descubierto otra Asturias. Una Asturias donde se come pote asturiano y se bebe vino. Una Asturias en la que descubrir antiguos monasterios olvidados. A esta Asturias llegué tras atravesar la comarca de La Laciana de León y subir el puerto de Leitariegos con los gigantes Ancares de escolta. Tras el puerto, nevado ya a primeros de noviembre, la carretera comienza a serpentear hacia abajo, hacia los valles, los grados centígrados empiezan a subir y la vegetación a cambiar. Y así, entre curvas suaves y ríos saltarines se llega a los concejos de Degaña, Ibias, Narcea Allande y Tineo. Bienvenidos al suroeste de Asturias. Esta región, como toda Asturias, es verde y frondosa, pero también es negra, negra como la antracita que guarda en sus entrañas. Esta antracita hizo que la minería del carbón se desarrollara sobre todo en la segunda mitad del s. XX y que a su vez desarrollara económicamente esta zona. Quizá esa actividad fue la que ocultó esta región a ojos de los viajeros y turistas. Hoy que la actividad minera languidece es un buen momento para conocer esta Asturias tan asturiana y que lo es tan poco.

Pero la minería, presente desde tiempos antiguos, no es la única que ha tallado estos paisajes y a sus gentes. En el s. IX un hallazgo a casi trescientos kilómetros también los esculpiría. La aparición de la tumba de Santiago apostol fue importante para todo el mundo cristiano, sí, pero lo fue especialmente para esta Asturias, sobre todo en el principio. El propio rey Alfonso II el Casto cuenta como primer peregrino y fue el promotor del primer templo en Compostela. La rivalidad entre Oviedo y Toledo por detentar la primacía de la Iglesia hispana hizo el resto. Desde Oviedo se promovió y fomentó la peregrinación pues era una forma de darse relumbrón en una época en la que las reliquias eran sinónimo de estatus y dinero y, por tanto, de poder. Y la Cámara Santa de Oviedo y el sepulcro de Santiago llevaban las de ganar. Tanta importancia tuvo este ir y venir de gente de toda Europa que ya en 1222 el rey Alfonso IX de León otorgará un privilegio mediante el cual se ordena que la ruta desde El Salvador «vadat per populationem mean de Tineo», es decir que la ruta desde Oviedo vaya por Tineo y por el monasterio de Obona para continuar por Allande. Pero esta ruta ya se venía haciendo mucho, mucho tiempo antes de este privilegio real. Recuerden el dicho popular y entenderán el peso que para estas tierras tuvo el Camino: «Quien va a Santiago y no al Salvador, visita al criado y olvida al Señor». Y el trajín y el fervor religioso trajeron de la mano a los monjes benedictinos que recibieron privilegios y concesiones para levantar monasterios y hospitales. Estos monjes, con su ora et labora, roturaron las laderas de estas montañas y plantaron la vid, tan necesaria para los oficios religiosos y para el espíritu. Hoy nos encontramos con la única región de Asturias productora de vino, el vino de Narcea. Me contaba una chica de Cangas que la generación de sus padres solamente tomaba sidra en celebraciones muy importantes y fiestas, que aquí lo que se tomaba era vino en cuencos de madera y la sidra había que traerla de otras zonas de Asturias. Este vino tuvo gran renombre y premios nacionales durante los siglos XVIII y XIX. Después llegó la industria minera y apenas quedaron unas cuantas viñas que la población explotaba para consumo «de casa». Hace unos años que se empezaron a recuperar viñedos y hoy ya es una denominación de origen que está dando la vuelta a los dichos sobre la calidad del vino: «el vino de Narcea es tan malo que no lo beben ni los mineros». Esta denominación forma parte de la conocida como viticultura «heroica», por la altitud a la que están las vides y la dificultad que implica la labor manual en pequeñas fincas aterrazadas. El trabajo de los monjes de hace casi mil años recuperado. Pero Narcea, afortunadamente, no solo ha recuperado su vino, ¿sabían que ahí está uno de los monasterios más importantes de Asturias, llamado cariñosamente «el Escorialín»? Yo hasta hace unos meses tampoco. Este es nuestro primer monasterio olvidado y fue el más importante de todo el occidente asturiano.

Monasterio de San Juan Bautista de Corias. (Cangas del Narcea)

Foto cortesía de Paradores Nacionales.
Foto cortesía de Paradores Nacionales.

La historia del que fuera el mayor señorío del occidente de Asturias comienza en 1043, año de de su fundación. Los condes Piñolo Jiménez y Aldonza Muñoz, al morir todos sus hijos, deciden fundar un cenobio al que donar todas sus posesiones y de esta forma dejar como herederos a los santos patronos, al abad y a los monjes. Pero como siempre, la historia se mezcla con la leyenda y esta nos cuenta que tras la decisión de los condes estos no hallaban lugar conveniente para empezar la construcción y esta se demoraba. Una noche, Suero, uno de los criados de los condes escuchó al Señor en sueños y este le indicó el lugar donde debía levantarse el cenobio así como la advocación: «a aquel que en el desierto preparó los caminos del Señor». Sin embargo Suero, temeroso de que sus señores no le creyeran, se calló. Y el sueño se siguió repitiendo. A la tercera vez vio como unos ángeles bajaban una iglesia y la posaban en el lugar elegido y para dejar constancia de la veracidad de la visión el pobre Suero recibió un bofetón que le dejó tal marca en la cara que los condes no pudieron hacer otra cosa que creerle. Ya se sabe que una bofetada a tiempo… Así en 1043 llegan los doce primeros monjes benedictinos. Con los años la importancia de San Juan fue creciendo y el número de monjes aumentando y se levantó una iglesia románica de tres naves consagrada en 1113. De estas construcciones hoy apenas quedan restos. En la segunda mitad del s. XVI, cuando ya la decadencia del monasterio era patente y se había anexionado a la congregación de Valladolid, ante la amenaza de ruina comienzan las obras de reforma. Los viejos claustros se derriban, se hace un nuevo refectorio… empieza aquí otra historia para el Escorialín, la joya del clasicismo en Asturias.

Foto cortesía de Paradores Nacionales.
Foto cortesía de Paradores Nacionales.

La nueva iglesia no se consagró hasta 1650 tras diversos problemas de derrumbes y retrasos en las obras. De planta de cruz latina, ábside plano y bóveda de cañón, perdió la rejería que delimitaba los espacios destinados a los monjes y a los feligreses. La sobriedad de la decoración es la propia del estilo herreriano y en ella destacan cuatro máscaras, una por cada pechina del crucero. Les recomiendo hacer la visita guiada de la iglesia, Ana estará encantada de explicarles cada detalle y cada tesoro: el coro, los órganos, los retablos… y por supuesto el Cristo de la Cantonada, obra románica del s. XII y de clara influencia castellana. Pero las dependencias monacales que hoy vemos no son clasicistas; ¿qué ocurrió? Pues que en 1743 un incendio destruyó el monasterio prácticamente entero, excepto la iglesia y el archivo, y entre 1774 y 1808 se comienzan las obras del monasterio que hoy vemos, neoclásico al gusto de la época. Con el claustro noble y un patio de servicios. Sin embargo, 1808 no fue un buen año para terminar obras religiosas. Tras ser hospital de campaña, el monasterio es tomado por los franceses en 1812 y los benedictinos son expulsados.

Foto cortesía de Paradores Nacionales.
Foto cortesía de Paradores Nacionales.

La exclaustración definitiva llegó en 1835 con la Desamortización de Mendizábal. Veinticinco años después los dominicos solicitan Corias para establecer un colegio de misioneros. La araucaria que todavía vive entre los muros del convento pertenece a esta época de viajes de ultramar. Y esa función cumplió hasta 1956. Después fue instituto laboral en régimen de internado hasta 1982. Luego el abandono. Y el olvido, a pesar de que han mantenido religiosos hasta hoy. Por eso muchos no hemos conocido el Escorialín hasta hace poco, cuando en 2013 se inauguró, tras años de trabajos, el Parador Monasterio de Corias. Su restauración se llevó a cabo bajo la dirección de José María Pérez González, Peridis, y se alargó en el tiempo porque durante las obras aparecieron los restos del complejo monástico original que han sido recuperadas en la medida de lo posible. Hoy, en los accesos al parking es posible ver los restos de la cabecera de la iglesia original. La biblioteca salvada del incendio es una de las dependencias más espectaculares pero toda la restauración ha intentado conservar el mayor número de elementos originales. Ochenta y seis amplias habitaciones, muchas de ellas antiguas aulas, y un spa y piscina que se sitúan en la zona de las antiguas bodegas nos dan la bienvenida. Este parador es un lugar estupendo para establecer el campamento base en nuestra visita a estos concejos. El monasterio de Corias ha resurgido y nos invita a descubrir otros monasterios, no con tanta importancia, pero que hicieron de esta comarca lo que es.

Monasterio de Obona (Tineo)

Fotografía: Silvia Castellanos.
Fotografía: Silvia Castellanos.

El que fuera paso obligado en el Camino de Santiago es hoy una humilde parroquia mimada por sus vecinos que necesitaría de algo más por parte de las autoridades que lo nombraron BIC (bien de interés cultural).

En un valle, entre arroyos, zarzamoras y pastos se levanta todavía hoy orgulloso pese al maltrato y el olvido.

En el siglo XVI apareció un documento que adjudicaba su fundación a Aldegaster, supuesto hijo del rey Silo en el 781. Seguramente no se trató nada más que de un intento de dar prestigio al monasterio y los historiadores niegan autenticidad al texto. Obona empezaría como cenobio familiar para llegar a ser en el s. XI un monasterio dúplice y en el XII un monasterio benedictino propiamente dicho. El templo que podemos ver hoy es una obra del s. XIII, época de mayor esplendor de Santa María, y es austera, como el Císter que lo ocupó. Tres naves, con la central más alta y una cubierta plana, de madera, aloja dos joyas románicas que piden a gritos más atención y cuidados: un cristo del s. XII, triunfante y de tipo siriaco que se halla en el altar mayor y un altar que está casi escondido en una de las capillas bajo un paño.

En las dependencias monacales de Santa María se hospedó a peregrinos y se les trató de sus enfermedades. Del antiguo claustro solo quedan los cimientos. En el s. XVII fue demolido para construir uno nuevo barroco pero la falta de fondos dejó el claustro a medio hacer. Y ahí sigue esa mitad de claustro, testigo de la decadencia del monasterio.

Iglesia de Santa María de Celón (Allande)

Fotografía: Silvia Castellanos.
Fotografía: Silvia Castellanos.

Otro ejemplo de monasterio del que solamente nos queda su iglesia, reconvertida en parroquial. De finales del s. XII, la blanca iglesia de Santa María de Celón conserva una portada románica con tres  arquivoltas con volutas y dos columnas coronadas por dos capiteles decorados por pájaros y una orla de cordón. En su exterior también destacan los canecillos con motivos geométricos o figuras de animales. Es de una única nave cubierta por techumbre de madera excepto el ábside, que está cubierto por una bóveda de cañón. Este ábside conserva pinturas del s. XVI con escenas de la Pasión.

Hay otros monasterios olvidados, como el de San Miguel en Bárcena del Monasterio, que conserva dos portadas románicas y una ventana prerrománica geminada. O el antiguo convento de San Francisco del Monte, en Tineo, con su portada de transición al gótico.

Fotografía: Silvia Castellanos.
Fotografía: Silvia Castellanos.

Pero además de monasterios e iglesias esta tierra guarda palacios y casas señoriales y reservas naturales como el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, la Reserva Natural Integral de Muniellos, considerado el robledal más importante de Europa, o la Reserva Natural del Cuetu d´Arbas. Aquí encontrarán también cultura castreña, como el castro de San Chuís en Pola de Allande. ¿Cultura castreña en Asturias? Sí, castros ligados a otra actividad minera, la del oro, que llegaría a su apogeo con el Imperio romano. Y es que Asturias se asienta sobre un filón de oro que la recorre de norte a sur siguiendo el curso del río Narcea y que llega hasta el norte de Zamora. Todavía hoy es posible visitar una de estas minas, La Luarquesa, en Navelgas, en el concejo de Tineo.

Tierras de minas, de vaqueiros, de vino y de pote de berza. Cómanlo en la Nueva Allandesa de Pola de Allande o en el Restaurante Blanco de Cangas del Narcea, y riéguenlo con un vino de cualquiera de las pequeñas bodegas adscritas a la D. O. Es el mejor homenaje que podemos hacer a aquellos monjes que un día poblaron estas colinas y valles y que nos dejaron además del vino un patrimonio que hoy debemos sacar del olvido.

Para dormir:

Parador Monasterio de Corias S/N

33816 Corias-Cangas del Narcea

Tfno. 985 07 00 00

www.parador.es

Para comer:

Restaurante Blanco

c/ Mayor, 11, 33800 Cangas del Narcea

Tfno. 985 81 03 16

Restaurante La Nueva Allandesa

c/ Donato Fernández, 3, 33880 Pola de Allande

Tfno. 985 80 70 27

Para visitar Santa María de Obona: pedir la llave en el bar-tienda del cruce de la carretera, justo antes de bajar al valle hacia el monasterio.

Para entrar en la iglesia de Santa María de Celón: pedir la llave en el bar (la tienen en el bar más alejado de la iglesia, mejor preguntar).

Reserva Natural Integral de Muniellos.

Las visitas están restringidas a veinte personas al día por lo que es necesario reservar con antelación aquí.

Para consultar otras rutas y espacios naturales, aquí.

Fotografía: Silvia Castellanos.
Fotografía: Silvia Castellanos.

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

75 comentarios

  1. Pingback: La Asturias de los monasterios olvidados

  2. Solo un apunte. El pote de verces o pote asturiano es común en toda Asturias, no solo en el occidente, y más tradicional incluso que la propia fabada. Por otro lado, el monasterio de Corias (Courias en asturiano), gracias a dios no está olvidado (en mi opinión no debería estar en la lista), si bien lo estuvo hasta no hace mucho. Peor suerte corren otros muchos como el de Obona (Oubona) que usted recoge aquí y que efectivamente hemos de reivindicar. También otros que hubiera estado bien recogerlos en este artículo, como el de Santa María de Villanueva de Oscos (Vilanova d’Ozcos). En Asturias el patrimonio está cayendo por la falta de atención de una administración negligente y una sociedad que nunca supo valorar y hacer respetar lo propio.

    • Silvia

      Gracias, Mino, por el apunte. Decidí meter a Corias porque su rehabilitación y conversión en Parador creo que puede ayudar a dinamizar el turismo en la zona y a poner en valor el otro patrimonio, ese que se encuentra casi abandonado. Y me apunto santa María de Villanueva de Oscos para una próxima visita.

  3. Pingback: La Asturias de los monasterios olvidados – Jot Down Cultural Magazine | La Reconquistablog

  4. Gran artículo, pero por favor, corrijan «Cangas de Narcea», el nombre correcto es «Cangas del Narcea». Ya hace años se decía que si los de obras públicas seguían omitiendo la «ele», los cangueses omitíamos la suya.

    • llamasdelmouro

      «… como el castro de San Chuís en Polla de Allande»

      Mira, Diego, hablando de obras púbicas, ahí se le escapó a Silvia una interesante ele de más que a lo mejor vale para corregir lo que dices.

      • jajajajajajajajaja. Buena vista. Los de la Pola seguro que prefieren este nombre, :-) . Parece que tenían un número de «eles» máximo y lo repartieron mal

  5. Joyitas

    Gran artículo. Ahora sólo quiero ir a ver moñecos.

  6. Fernando

    Bellísimos! Muchas gracias por el artículo =)

  7. Pingback: La Asturias de los monasterios olvidados – Jot Down Cultural Magazine | Cesx Actualidad, Noticias y Certificado energético Málaga, Córdoba, Granada y Jaén.

  8. Buen artículo, pero la comarca se llama «Laciana», no «La Laciana».

  9. SUSANA

    Excelente artículo. El suroccidente asturiano es la Asturias por descubrir sin lugar a dudas. Y ya puestos a puntualizar como canguesa que soy me gustaría decir que en este concejo jamás de dijo «pote». Siempre fue «potaje de berzas»!!! Se ha puesto de moda lo de «pote» y no lo entiendo, la verdad!!! Será que suena «más fino»!!!

    • Lo que se dijo siempre fue potaxe de berzas, y no potaje, ya que el castellano era una lengua restringida exclusivamente a ciertos estamentos sociales de la villa de Cangas y en las aldeas solo se hablaba asturiano hasta hace nada (una política lingüistica demencial por parte del PSOE ha cambiado las tornas en las últimas décadas, desgraciadamente).

  10. kilgore

    La verdad que alguien se sorprenda porque en Asturias se coma pote (pote asturiano, o fabes, patates y verdura, como se llamó en mi casa toda la puñetera vida…) y se beba vino (por hectolitros señora articulista, que otra cosa no haremos aqui pero beber…) pues me deja sin palabras. Es de haber visto este rincón del mundo por un agujero muy pequeño. Porque es algo que se hace en toda la región.
    Por lo demás el que venga no se arrepentirá. Comerá bien, beberá (si le gusta) bien. El paisaje es en esa comarca igual o más verde, frondoso, encantador que en el resto de ASturias. Y la gente es tan hospitalaria como los demás asturianos.

    • Silvia

      Hola, Kilgore, la señora articulista no tenía la suerte de conocer ni la región ni el vino de Narcea, desde luego que pecado capital. La señora articulista solamente ha intentado plasmar en el artículo la belleza y diferencias de estas comarcas que conoció hace poco, con la intención de que más gente se anime a visitarlas y disfrutarlas. Estuvo 4 días y quizá es poco tiempo para empaparse de todo, pero la intención era hablar de una Asturias que muy poca gente conoce fuera. Y lo hizo con la mejor intención.
      Fdo. La señora articulista :)
      Silvia

  11. fat_fredy

    Gracias por el artículo. Aunque llevo muchos años fuera soy asturiano de pura cepa, pero de la zona central (con raíces en Bimenes por parte de padre y Nava por parte de madre) e incluso para muchos de nosotros el suroeste de Asturias sigue siendo una asignatura pendiente. Tras leer tu artículo me das un aliciente más para visitar la zona. En cuanto al pote pues es algo muy extendido por toda Asturias.

  12. Jose L.

    Corrija las erratas, por favor.

    – Cangas DEL Narcea (ni Narcea(sic) ni Cangas de.
    – Vino de Cangas, que es la DOP (¿vino de Narcea? Primera vez que lo oigo, absolutamente nadie lo llama así)
    – El cuenco de madera se llama «cachu»

    Por otro lado, gracias por dar a conocer una Asturias olvidada, no solo por turistas si no por los propios asturianos, para los que, en muchos casos, Astutrias se limita a lo que rodea la A66 y poco más..

  13. kilgore

    Ante todo gracias por la contestación Silvia (lo de la señora articulista era una licencia respetuosa). Pero es que me extraña que alguien que afirma veranear durante años en Asturias se sorprenda de conocer ahora el pote, que aquí es tan típico o más que al fabada. Y como ya dije, por toda la región, no sólo en el suroccidente. Y efectivamente bebemos vino como el que más. Desde luego que producir tan solo en esa parte. y beberlo desde hace bien poco, porque como decías estuvo bastante abandonado mucho tiempo, y no era para todos los paladares.
    Que el suroccidente sea menos conocido, no se debe a otra cosa más que a las comunicaciones. Si para llegar desde el este del país al centro de Asturias nos han inaugurado la autovía el otro día, imagínate para llegar a un sitio con carreteras que mueren en las montañas. Hasta hace cuatro días el viaje era poco menos que una aventura. Claro que la ventaja es que el paisaje se mantiene como pocos en toda la nación.
    En fin que me alegro sinceramente de que lo hayas disfrutado.

    • Silvia

      Hola, Kilgore! Supongo que es cosa de ir a los sitios más turísticos, claro, mea culpa. Sobre el vino sabía que se tomaba pero no sabía que había una zona productora y lo de ver terrazas con vides como en a Ribeira Sacra, por ejemplo, fue una sorpresa :)
      Esos días que estuvimos vinieron unos amigos de Oviedo un día a comer y venían espantados: «esto está lejísimos», decían así que entiendo lo que me dices del aislamiento. Me encantó todo lo que me dio tiempo a visitar y tengo ya un montón de sitios apuntados que me perdí. Espero no tardar mucho…
      Saludos :)

  14. La verdad que estoy hasta apenao de lo negativos, criticones y babayos que en ocasiones somos los Asturianos.
    El artículo es muy bueno y de gran promoción para la zona.
    Que si bebemos vino por hetólitros…………
    Que si se llama potaje……
    Miserias, todo miserias pueblerinas.
    Yo soy del Centro de Asturias, pero Silvia, muchas gracias por el artículo. Me encantó.

  15. dgpastor

    Una maravilla Asturias. Tantos años también veraneando y siempre quedan sitios maravillosos por conocer. Ojalá todos los que la visitan o se queden la cuiden para que no pierda su esencia.

  16. Buen artículo. Una zona bastante desconocida hasta para muchos asturianos.

  17. Hay algunos monasterios o casonas más que merecería la pena visitar, pero el abandono por parte de sus dueños está propiciando que se estén cayendo en pedazos. Siento disentir con lo que dicen muchos lectores, pero mal sitio es Asturias cuando de trata de turismo y cultura. El trato al turista es generalmente engañoso y hay demasiado listillo suelto que sólo quiere dinero y la calidad es mejorable. No digamos ya la comida: ideal para poner el colesterol, las grasas y los azúcares por las nubes. No hablo de oídas ni por que tenga manía a nadie, sino por haber ido más de 20 veces por Asturias durante los últimos 10 años. Tristemente, a pesar de que tienen una geografía interesante, he visto que el trato en general al medio ambiente es bastante penoso. No me refiero a Aviles, que es un foco de contaminación terrible, o de Gijón (lo mismo), sino de vertidos de aguas fecales en pleno mar (junto a playas llenas de turistas), bosques con basureros piratas o ganadería maltratada de cualquier manera, sin contar con caza furtiva de especies protegidas (osos, lobos) o barbaridades por el estilo. El problema realmente es una mala gestión política a todos los niveles combinada con ciudadanos que no sólo no admiten críticas, sino que no se molestan por cuidar su tierra y que piensan que todo lo arreglará el que venga después.

    • Hombre, a mí me ofende la cantidad desmesurada de turistas pijos e ignorantes que los que vivimos en Asturias tenemos que soportar, especialmente en verano. Debes de ser el típico urbanita madrileño. Personalmente creo que no se os debería permitir, por ejemplo, pisar Covadonga: no vuelvas.

      • kilgore

        Si eres de lechuga a la plancha es normal que no te guste como se come en Asturias. El problemas es más bien tuyo…
        Si has venido 20 veces en diez años y te han tratado tan mal…o eres idiota o has venido atado…
        Ahora bien, decir las gilipolleces que dices sobre lo contaminados que está esto (los polos industriales, son esos polos industriales), cundo hablamos con la comunidad con las costa menos urbanizada y con el mayor porcentajes de espacios protegidos de la nación… eso ya es mala fe y mentir a conciencia…

        • Jorge

          No soy de lechuga a la plancha, pero tampoco de cazuela de colesterol rebozada con grasas. Pero creo que no ha leído bien: yo he ido a Asturias 20 veces en los úlimos 10 años pero NO he dicho que me hayan tratado mal. Lea bien. Yo hablo de cómo se trata al turista en base a lo que he visto. En segundo lugar, decir que la contaminación de Asturias es baja es reirse de los lectores de este artículo. Aquí le dejo unos enlaces para leer donde se demuestra que los niveles de contaminación en Asturias llegan a ser los peores de toda España y no sólo en Gijón, Oviedo o Avilés: http://goo.gl/aFB6II ; http://goo.gl/Zm2cSA ; http://goo.gl/VVGPNd ; http://goo.gl/KWcgno ; http://goo.gl/zGFVd2 ; http://goo.gl/0eA7UL ; http://goo.gl/ecM1lU. Y como predicción: http://goo.gl/44kQxD . De modo que si tiene usted datos, expóngalos. Lo que le expongo son datos, no opiniones. Lo de «Asturias paraiso natural» es ya historia. ¿Para qué inventarme una historia si la historia es real y lo ha denunciado mucha más gente antes que yo?

          • kilgore

            Los enlaces hablan de Gijón, Avilés, Oviedo y Langreo, el cogollo central de 45 km. de radio que forma una connurbación de 800.000 habitantes y con una concentración de industria pesada (siderurgia, química, astilleros, minas, térmicas) del carajo.
            Lo ideal para meterlo en el mismo saco de un artículo que te habla del suroccidente de Asturias, que parece más bien una selva.
            Lo que yo digo, mala fe en bote….

            • Jorge

              ¿Aún quiere más datos? Aquí tiene unos cuantos sobre contaminación en zonas que no son Gijón, Oviedo o Avilés. La realidad está ahí pese a sus juicios de valor. Contaminación Navia: http://goo.gl/ypj0SE; Contaminación Belmonte: http://goo.gl/7aXXpi; Contaminación cuencas mineras: http://goo.gl/771nOe; Contaminación picos de Europa: http://goo.gl/jl2dzt; Contaminación occidente Asturiano: http://goo.gl/mKkzQj; Contaminación lagos de Covadonga: http://goo.gl/XYu0FY . Le dejo una frase del conocido físico Richard Feynman como reflexión: “For a successful technology, reality must take precedence over public relations, for Nature cannot be fooled.”

              • kilgore

                No solo eres tonto. Además eres contumaz. Vuelves a incluir un montón de enlaces que hablan de quejas ecologistas referidas a contaminación industrial (en Navia hay una papelera de la hostia, Langreo queda dentro del cogollo industrial mencionado más arriba, lo del Duje fue un caso puntual de un quesero que vertía sueros al río y al que empapelaron, Belmonte tiene una de las mayores minas de oro de Europa, un filón mñas pequeño que uno que se ha impedido explotar en Tapia porque no se daban garantía medioambientales precisamente). Si quieres nos dedicamos a la vida contemplativa y todo esto lo llevamos a tu pueblo y así currais allí.
                Pero mira si tan feo es esto, si tan contaminado está, si los arboles son de cartón piedra y los osos de atrezzo, y la comida es tan mala,…pues no vuelvas, gilipollas. Y si lo haces, dices todas estas pijadas en un bar de Teverga o de Cangas del Narcea a los parroquianos, verás qué risa.

                • Bien, pues asunto zanjado. Si usted va a buscar excusas y a emplear insultos y manipulando retorcidamente la realidad para emplearla argumentos cada vez que se denuncia un problema medioambiental, pues en realidad es su problema, no el mío. El problema seguirá ahí y la población seguirá respirando aire contaminado o bebiendo agua con niveles altos de contaminación y su excusa será «es que hay industrias». La actividad industrial no es incompatible con la conservación del medio ambiente, pero usted no debe haberse enterado de ello. Ustedes verán lo que hacen con su economía, con su futuro o con su vida, pero dada su mentalidad y su falta de autocrítica, no es de extrañar el dicho «¿Asturias o trabajas?». A las futuras generaciones –si se produce una evolución de la mentalidad– se avergonzarán de sus antepasados asturianos.

                  • kilgore

                    Que sí. Que aquí bebemos agua con altos niveles de contaminación. Todo el mundo sabe que si algo tiene el agua del grifo de aquí es contaminación. Mucho mejor la del Mediterráneo. Donde vas a parar. Claro que luego tenemos que comer cosas con altos contenidos grasos. Para neutralizar el veneno del agua. Y después echar la siesta, que no trabajamos.
                    Vete a hacer puñetas Jorgito. O a trollear a los de tu pueblo que seguro que teneis un agua cojonuda.

                    • Tal como dice, ustedes verán lo que hacen con su vida y con su tierra. Pero dada su actitud prepotente y sin autocrítica alguna, su futuro no será brillante ni mucho menos. Si no quieren ver la realidad,problema de ustedes.

      • Timoteo

        Un detallito: la gastronomía asturiana es un producto etnográfico, al igual que la gastronomía de cualquier otra región de España y del mundo. Juzgarla a estas alturas sobre la base de las calorías que contiene es de urbanita idiota. A ver si me entiendes: la fabada no está hecha para turistas, sino para la gente de los pueblos, que no se caracterizaba precisamente por llevar una vida sedentaria. Tu mensaje oscila entre la mendacidad y la ignorancia, aunque puede que tenga un poco de las dos cosas.

        • Jorge

          Creo que usted está equivocado: sé perfectamente que la fabada, del mismo modo que otros platos de diferentes lugares de la Península, tenían la función de proporcionar calorías para trabajos muy activos. Pero vivimos en el sliglo XXI y no en el XIX, con lo cual del mismo modo que evolucionan las actividades laborales, debería de evolucionar la alimentación. En Asturias la alimentación no ha evolucionado, a pesar del número de áreas cultivables y de los recursos disponibles. El que la gastronomía sea etnográfica no implica que haya que estar anclado en el pretérito imperfecto y faltar a la verdad. No es de sorprender que Asturias, después de Andalucía, sea la comunidad con mayor número de enfermedades cardiovasculares (datos de la OMS; vea la noticia en: http://goo.gl/VuYDxm). De hecho, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en Asturias, con lo cual queda todo dicho. Si en vez de intentar ofender se informase, no haría el ridículo. De todos modos, usted siga comiedo fabadas y arroz con leche, que la selección natural hará su trabajo…

          • Timoteo

            Hay que ser un urbanita muy tonto para creerse que en Asturias la gente sólo come fabada, pote y arroz con leche.

            • Yo no he dicho en ningún momento que en Asturias la gente sólo como fabada, pote y arroz con leche, pero esos platos se consumen. Y otros peores. ¿Ahora resultará que la razón de que Asturias sea la comunidad con mayor número de enfermedades cardiovasculares (después de Andalucía) por culpa del consumo masivo de lechuga? ¿O es que los asturianos van masivamente al McDonalds? Está usted empleando argumentos extremos sazonados con (intentos de) insultos u ofensas. Explique el motivo de los hechos si quiere tener una discusión coherente y razonable.

        • estamos contaminados, es una verdad como una catedral. Y soy asturianos, pero no siempre asturias es lo mejor. Dios que horror que siempre tenemos la misma imagen de gente que no sabe ver más allá de sus narices.

      • Jorge

        Cuando digo que en Asturias no hay autocrítica es por algo. Cuando digo que los asturianos no admiten críticas también lo es. 1) No soy turista urbanita ni mucho menos; 2) No, no soy de Madrid, sino de un lugar bastante más al noreste, fuera de España, por cierto. 3) No necesito pisar Covadonga porque ya he estado un par de veces y soy ateo. 4) Su respuesta demuestran lo que yo decía en mi primer comentario: usted desprecia a los turistas, insultándoles. 5) Volveré cuando yo quiera –o cuando mi trabajo lo requiera– y diré lo que piense por mucho que usted insulte. Mi consejo: en vez de (intentar) insultar y ofender, procure usar un poco más de autocrítica y aceptar los comentarios tanto malos como buenos de los demás. Yo baso mis opiniones en la experiencia. Usted ni sabe quien soy, ni de dónde soy, ni me conoce, pero ya veo que carece de la capacidad más básica para responder de un modo coherente. Creo que yo si sé de dónde es usted… y no me sorprende.

        • ¿Quitamos madrileño y ponemos catalán? Lo mismo que se dice del turista madrileño puede decirse del catalán. A mí su vida me importa un comino, así que ahórrese las justificaciones biográficas, tan irrelevantes como a buen seguro lo será su persona. Y naturalmente que puede decir lo que le venga en gana, sólo que la próxima vez atrévase a decirlo a la cara de la gente, sin ocultarse en el anonimato de internet. Me gustaría de hecho animarle a que lo diga, pero a la cara.

          • Por puntitos, que si no se me pierde usted: 1) si mi vida no le importa un comino, no presuponga ni haga la pregunta indirecta empleando la expresión «Debes de ser el típico urbanita madrileño». 2) Yo no me justifico: respondo a su comentario, que no sólo es falso, sino absurdo. 3) Alguien que firma como Greb no está en condiciones de hablar de anonimato, porque ni siquiera ha mostrado su nombre real. 4) Antes de exigir nada a nadie, ponga usted sus cartas sobre la mesa. Y si no, no moleste. 5) Si se siente ofendido, es su problema. La solución es no ofenderse y aprender a aceptar las críticas, la eterna labor pendiente de los asturianos, o al menos de la mayor parte de ellos.

            • Las discusiones, argumentos y datos los dejo para la vida real; aquí me limito a responder como se merece a quien no tiene otra cosa que hacer que ponerse a provocar gratuitamente con un mensaje malintencionado y basado en la tergiversación de datos.

              Evidentemente tengo cosas más importantes que hacer que ponerme a buscar enlaces sobre la superficie protegida de Asturias o sobre la evolución de la población de osos pardos y lobos. Eso se hace en contextos serios y no le voy a dar a esta discusión una importancia que no tiene.

              Firmo aquí como considero oportuno: lo que no hago es lo que hace usted cuando dice que nadie le impedirá decir lo que quiera cuando está claro que nadie se lo va a impedir. Por lo demás, que firme como «Luis» o como «Andrés» le va a dar a usted tanta información sobre mí como a mí sobre usted que firme como «Jorge»: ninguna.

              Por cierto, Jorge, si Asturias te ha defraudado por estar muy contaminada y llena de asturianos, te sugiero que la próxima vez vayas a dar la vuelta al mundo en bicicleta, a ser posible pasado por Pakistán.

              • Usted no puede demostrar que hay manipulación de datos cuando lo que he dicho está recogido en muchos medios de comunicación y es más que sabido. Pero si usted tiene cosas más importantes que hacer que en vez de buscar enlaces o información (mira que es fácil), no pierda el tiempo respondiéndome. De hecho, por buscar enlaces puedo hacerlo yo solito, sin su ayuda: http://goo.gl/E1yLi7 ; http://goo.gl/HH7gCS ; http://goo.gl/8vtF90 ; http://goo.gl/uywIfd ; http://goo.gl/kGScIj ; http://goo.gl/jLIGPh ; http://goo.gl/JhiUYb. No me venga ahora con que firma como le resulta oportuno: usted fue el que pidió no esconderse en el anonimato. No dé la vuelta a argumentos ajenos por no saber esconder su propio analfabetismo funcional. Con respecto a sus sugerencias, sólo demuestran su falta de autocrítica e infantilismo. Siga en su cueva.

  18. Teresa

    ¿Para cuándo Galicia?

    • Parmenio

      Teresa, mírate esto, te gustará.

      Un viaje por A Ribeira Sacra

    • Como asturiano siento vergüenza ajena ante el trato que ha recibido Jorge por dar su opinión acompañada de datos. Los asturianos sufrimos una esquizofrenia colectiva que nos lleva a avergonzarnos intimamente de nuestra tierra (desprecio por nuestra cultura, trato denigrante a nuestra lengua, abandono absoluto de los valores paisajísticos, arquitectónicos y naturales) y por otro lado a insultar y atacar a todo aquel que ose recordarnos lo que nosotros mismos pensamos: Asturias se está convirtiendo en una provincia cutre (fuimos país, Franco quiso convertirnos en región llamándonos provincia y ya no llegamos casi ni a región a efectos prácticos después de 30 años de gobierno sociata mafioso). Así nos va, claro.

  19. Parmenio

    Otro excelente artículo de Silvia Castellanos y van…

    No deja de sorprenderme lo tiquismiquis que os habéis vuelto los asturianos con tanto miniminiminimini. Joder, que os están vendiendo el producto, ayudad un poco.

    • Nikita

      Ya ve D. Parmenio, una pena todo. Aquí una asturgaditana que no se pica por nada (de momento), debe ser cosa de mi vida ambulante ;-)
      Y muchísimas gracias Silvi por este fantástico artículo, tú sí que sabes.

  20. Ya te digo que nos volvemos tiquismiquis los asturianos con según que chorradas. Teníais que escribir vosotros un artículo sobre Cuenca, a ver que acertábais, espabilaos.

    Enhorabuena por el artículo

  21. Lucía

    A mí lo que me encanta es que se generalice: todos los asturianos somos…, todos los asturianos comemos…
    El artículo me parece excepcional y la idea de mostrar otra Asturias fuera de los tópicos, estupenda.
    Eso sí, en lo que todos los asturianos y todos los ciudadanos del mundo estamos de acuerdo es que este tal Jorge no sabe de qué habla…
    Enhorabuena a la escritora.

    • Absolutamente de acuerdo Lucía.

      Como Asturiano el artículo me parece genial, pues lo que no hemos tenido la oportunidad de «fisgar» por nuestra propia tierra no conocemos muchos de estos sitios. Ahora que vivo fuera, cuando veo artículos como este me entra más morriña aún.

      Respecto al troll de Jorge… lo que pueda decir un señor desde la ignorancia de vivir fuera a mi creo que es completamente irrelevante. Yo conozco mi tierra mejor que él, sé los muchos fallos que en Asturias se cometen y no necesito lecciones de moral de alguien que por estar 20 aquí se considera erudito para dar lecciones.

      • Jorge

        Por alusiones…
        Es muy fácil llamar «troll» a alguien porque sus opiniones no concuerdan con las suyas. Es el habitual carácter de alguien que no aprecia el diálogo razonado y emplea adjetivos descalificativos como sustituto a la falta de argumentos.
        Pero sus palabras muestran algo curioso: si yo he dicho anteriormente que los asturianos carecen de autocrítica y no aceptan las críticas de los demás, las palabras de este señor asílo reflejan. Citando: «Yo conozco mi tierra mejor que él, sé los muchos fallos que en Asturias se cometen y no necesito lecciones de moral de alguien que por estar 20 aquí se considera erudito para dar lecciones.»

        Hay varios puntos a considerar: 1) El que yo haya visitado Asturias 20 veces no significa que sea ni erudito ni ignorante, pero tengo el conocimiento y la experiencia como para hablar de lo que hablo. De hecho, los comentarios «lo que no hemos tenido la oportunidad de fisgar por nuestra propia tierra no conocemos muchos de estos sitios» y «Yo conozco mi tierra mejor que él» suenan completamente contradictorios. 2) Si hablo de contaminación, de problemas medioambientales, de empresas que sufren accidentes o serios problemas en la calidad de las aguas, ¿no habrá pensado el caballero que posiblemente mis comentarios estén relacionados con mi profesión o especialidad?

        En cualquier caso, usted tiene derecho a carecer de autocrítica y no aceptar las críticas de los demás, pero alardear de su superioridad moral por ser asturiano no va a cambiar la realidad de las cosas. En el fondo es su problema porque es su futuro y el de sus pocos hijos y nietos (digo lo de pocos no a título personal, sino por la baja natalidad asturiana, que sus motivos tiene). Veremos qué ocurre dentro de varias décadas en Asturias, pero el futuro va a ser más negro que el carbón que producen y que tantas pérdidas genera. A mi no me va a afectar porque tengo mi vida y la de mi familia arreglada, pero desde fuera siempre tiene uno la sensación de que algunos pueblos acaban –por desgracia– teniendo lo que se ganan a pulso.

        • Raúl

          Veo que ni siquiera tiene la capacidad de entender lo que lee:
          Conozco mi tierra mejor que usted porque he vivido más de 20 años en ella pero eso no implica que conozca toda mi amada tierra.

          Precisamente es usted quien ha venido con los aires de superioridad dando lecciones de moral con críticas a las gentes que allí viven, generalizando por el conocimiento que usted cree tener de nuestra sociedad. Yo mismo llevo apenas unos meses viviendo en Cataluña y no me atrevería a dar por sentado como es la gente de aquí (a pesar de que unos meses son más que 20 visitas).

          Decir que carezco de autocrítica es dar por hecho comportamientos en mi que usted no conoce, una vez más peca de soberbia pensando que sabe de mi tanto como de mi tierra.
          Yo acepto las críticas cuando vienen de manera respetuosa y constructiva, cuando vienen con altanería como usted diciendo que aquí tratamos mal a los turistas porque usted tuvo una mala experiencia deslegitima toda crítica que pueda realizar.

          Me parece muy bien que sea experto en contaminación y medioambiente. Mis críticas no son por sus comentarios en ese sentido si no por su escaso respeto por las personas acusando generalizando a los asturianos de timadores (cito: El trato al turista es generalmente engañoso y hay demasiado listillo suelto que sólo quiere dinero y la calidad es mejorable).

          Y por último, si su actitud cuando va a Asturias es la misma que demostrado en sus comentarios en este artículo, puedo comprender que le hayan tratado mal. Y si, le llamo troll, no por discrepar con mi opinión, si no por ese aire de superioridad moral con la que comenta y opina.

          • Jorge

            Sigue ensimismado en lo mismo. Falta de autocrítica. Sigue pensando que mis comentarios no son educados o están planteados desde la superioridad moral por el simple hecho de que no le gusten. Bastantes enlaces he puesto para DEMOSTRAR que los hechos son los que son y los problemas están ahí. Si no quiere verlo, no es mi problema. A mi no me va a pasar nada. Es su futuro y tiene derecho a emponzoñarlo por si mismo. Pero sus comentarios demuestran que lo que está haciendo es tomarse las cosas por lo personal y generalmente viene unido a esa falta de autocrítica tan habitual en Asturias.

  22. Daniel

    Desde luego, dan ganas de tirarse de los pelos viendo los comentarios de la gente. No me sorprende que en Asturias estemos como estamos si nos dedicamos a poner peros incluso cuando alguien con la mejor voluntad nos dedica un artículo que, con las imperfecciones que queráis–¿os esperábais una tesis doctoral?–, a mi juicio cumple perfectamente su función: dar protagonismo a una región de Asturias habitualmente ensombrecida por los Picos de Europa, Llanes y las ciudades principales. Así que lo primero, gracias Silvia por haber dedicado unos párrafos a ensalzar una zona asturiana digna de conocer.

    Como aquí el personal enseguida se sube a la parra, ya da hasta miedo sugerir/comentar según qué cosas, pero a riesgo de que algún experto me crucifique, creo que valdría la pena mencionar el abandono que padece el monasterio de Cornellana, que si bien está en una zona más próxima a la costa y se aleja un poco del triángulo Allande-Cangas del Narcea-Tineo, queda en la órbita y su situación es como mínimo triste.

    En cuanto a los comentarios acerca de la contaminación en Asturias–que, más allá de existir (obvio), nos la pintan como un paisaje apocalíptico tipo Mad Max con hogueras, montañas de basura y una nube de plutonio flotando sobre el picu Pienzu–me limitaré a decir que lo mejor que se puede hacer es venir a Asturias unos días a comprobarlo en directo.

    Por último, no me resisto a citar este fragmento de comentario que me parece brillante:

    «[…] Pero vivimos en el siglo XXI y no en el XIX, con lo cual del mismo modo que evolucionan las actividades laborales, debería de evolucionar la alimentación. En Asturias la alimentación no ha evolucionado, a pesar del número de áreas cultivables y de los recursos disponibles. […]»

    ¿Dónde está escondida la mente preclara que ha escrito esto? Por favor, que el antropólogo-etnógrafo-ambientólogo-humanista que ha escrito esto se traiga la mascarilla anti-polución y se venga por favor YA a Asturias (sería su vigésimo primera estancia en este infierno) a sacarnos del subdesarrollo y la ignorancia, a cambiarnos la dieta, a implantar un nuevo orden mundial y a ser posible, a introducir los usos de «más al noreste, fuera de España, por cierto».

    • Jorge

      1. Los datos no son inventados por mi ni mucho menos. Gregor Kiesewetter (http://goo.gl/rUOVT9), físico atmosférico perteneciente al IIASA (International Institute for Applied Systems Analysis; http://www.iiasa.ac.at/) hizo un análisis de 1850 estaciones de control de calidad del aire en Europa. No sólo descubrió que Gijón es una de las ciudades europeas más contaminadas junto con ciudades como Estocolmo, Cracovia, Stuttgart, Milán, Turín y París, sino que además será una de las ciudades con mayor contaminación en menos de 15 años. Aviles también se lleva la palma y lo mismo Oviedo. O sea, estamos hablando del área con mayor densidad de población, pero en comparación con la población. Pero no sólo es eso, sino que el número de vertidos industriales a las aguas marinas está llegando a límites terribles. Los niveles de mercurio en pescados no disminuyen con el tiempo y para colmo hay muchos casos de industrias que no cumplen las normativas, o accidentes de los que los responsables se desentienden (un ejemplo: http://goo.gl/h3JniU) con las consiguientes denuncias que quedan estratificadas durante años.

      Esto por cierto no es la primera noticia, porque la Comisión Europea avisó hace ya tiempo de la mala calidad del aire en Asturias, entre otras regiones. Los políticos asturianos lo solucionan diciendo “aquí no pasa nada” y los ciudadanos asturianos, aplaudiendo a esos políticos y viviendo en la autocomplacencia. Y los niveles de contaminación subiendo. Poco han aprendido los asturianos de lo que era Avilés en los años 70 y 80, porque ahora cometen errores peores.

      2. Si no quiere entender que la alimentación en Asturias no ha evolucionado paralelamente a la actividad física del ciudadano, no es problema mío. Si Asturias prácticamente ostenta el record de enfermedades cardiovasculares (además de ser la primera causa de fallecimientos en la región, seguida de las enfermedades pulmonares), no será por comer platos de lechuga. El problema es que asturiano medio vive en un mundo de fantasía (“como Asturias no se vive en ningún sitio”, “En Asturias tenemos la mejor comida del mundo”, “Gijón es la mejor ciudad de la Tierra”, “El paisaje de Asturias es incomparable”, etc.) y usa orgullosamente el slogan “Asturias paraíso natural” sin querer ver lo que está ocurriendo.

      Asturias lo que necesita es una modernización tecnológica brutal y el establecimiento de empresas punteras en condiciones. Ya no hablemos de la universidad asturiana, con más de 4 siglos de historia y poco de lo que enorgullecerse. El problema es que con la mentalidad del asturiano promedio (carente de toda autocrítica y que menos aún acepta las críticas de los demás) mejorar las cosas es por desgracia imposible. Cuando la UE inyecta dinero a Asturias para, por ejemplo, reconvertir las minas asturianas que generan pérdidas en industrias punteras, el dinero va a los bolsillos de los políticos –y ladrones similares– mientras los asturianos le votan repetidas veces, aplauden y defienden, a sabiendas de lo que ocurre. En resumen, mientras los asturianos sigan echando la culpa a los demás de sus problemas y sigan sin querer mostrar un mínimo de autocrítica ni de aceptar que los demás tengan sus puntos de vista, seguirá siendo una región hundida. Las futuras generaciones poco tendrán que agradecer a las generaciones pretéritas, más bien sentirán vergüenza por las oportunidades desaprovechadas.

      • Jorge

        Frase incompleta: «O sea, estamos hablando del área con mayor densidad de población, pero en comparación con la población de una ciudad como Madrid es baja». Lapsus teclae.

        • Daniel

          Nadie ha dicho que te hayas inventado los datos. Si en la idílica Estocolmo hay porquería, ¿no la va a haber en Asturias, región industrial hasta hace dos décadas? Pues desgraciadamente claro que sí. Totalmente de acuerdo con todo lo de la modernización tecnológica, la necesidad de ventilar y renovar la universidad y el desastre de los fondos europeos y los votantes adocenados del PSOE (probablemente el mayor problema de Asturias haya sido el tema subveciones). No tengo ninguna objeción contra eso porque creo que son verdades como puños. Ahora bien, ¿de verdad crees que malos índices de salud cardiovascular o de polución en el aire merecen ser esgrimidos como complemento a un artículo bienintencionado que solo pretendia echar un cable a una región bonita y poco conocida de Asturias? Otra duda. ¿Qué regiones de España han alterado en los últimos cincuenta años su dieta en función de la actividad de sus ciudadanos? La pregunta va en serio, no se me ocurre ninguna pero seguro que hay estudios que demuestran que sí (sin acritud, en serio quisiera saberlo). Sin ánimo de convencer al que ya está convencido -con todo su derecho- te animo a que compartas todos esos datos y evidencias tan sugerentes en foros más fructíferos que el de la revista Jot Down. Por ejemplo, ahora que los de Podemos crecen tanto en Asturias y se perfilan como nueva fuerza política, estoy seguro de que tus ideas serían bienvenidas para dar un giro a la región (y va en serio). Y si no eres simpatizante de dicho grupo, creo que de todos modos tienes madera de reformador, así que ánimo ;)

    • Lucía

      Qué dicha que viene un evolucionado foráneo para abrir los ojos a la sarta de catetos pueblerinos que conforman Asturias.
      ¿Quién te crees tú para juzgar a todos y cada uno de los asturianos?
      ¿Has hecho algún estudio estadístico o algo? Porque esos juicios categóricos generalistas me parecen muy poco científicos.
      Sinceramente hay algo que no entiendo: en un bienintencionado artículo sobre monasterios, ¿qué pintas tú, pedante, hablando sobre contaminación o sobre la atribuida involución culinaria de los asturianos?

  23. Teresa

    Parmenio, muchas gracias, no lo había visto.

  24. Teresa

    Por cierto, seguro que Silvia conoce la basílica de San Martiño de Mondoñedo en Foz (Lugo), considerada la catedral más antigua de España.

    • Silvia

      Hola, Teresa! Claro que lo conozco. Tengo un artículo pendiente porque además es una zona preciosa. Gracias por tus comentarios.

  25. No puedo estar más de acuerdo con Daniel.

    Alguien ajeno a Asturias como Silvia, que escribe un artículo sobre algo que apostaría que muchos aquí ni conocen (yo soy asturiano y la zona que describe la he pisado muy poco) y hay quien aparece aquí a hablar del pote asturiano y acepciones.

    En la parte que me toca solo me queda felicitarte por el buen artículo y darte las gracias por descubrir un poco más Asturias de puertas afuera.

  26. l_ardura

    Jorge, creo que estuviste enrollado con una asturaina y te ha mandado al cuerno, pedazo de plomo. Eres la cosa más pedante que se ha visto en el mundo, qué pena que no te permitan a tí ir a esa región a gobernar y desempedrar y civilizar a sus salvajes habitantes, con lo listo que tu eres y la cantidda de links requetesabios que has puesto. Y además hablas inglés, vamos la caraba.
    Es un artículo bonito y con buena intención acerca de la zona suroccidental de Asturias, un área muy atractiva y que resulta menos conocida que la costa oriental. Aunque haya alguna pequeña inexactitud, el artículo es bueno y toda divulgación de esas comarcas, en principio postiva. Tampoco aguanto a mis paisanos cuando se ponen idiotas a decir que nunca se dijo porte sino potaje y otras menudencias, y además que es potaxe y no sé qué más. Debe ser que en valle del Esva somos muy finos, pero yo oí decir pote y potaje toda mi vida

  27. Francisco

    Sé que a algunos les va a dar escozor mi comentario pero siendo sincero no puedo estar más de acuerdo con el comentario de Jorge. Vivo y trabajo en Oviedo. Soy Asturiano al 100% y creo que Asturias cada vez está peor en todos los sentidos. No sólo en el político, sino en el social, económico y ecológico. Puedo comenzar diciendo que tengo la casa de mis padres cerca de Pola de Siero zona y en los últimos años los acuíferos están hechos una mierda con la contaminación biológica e industrial. Fuentes centenarias que hace un siglo daban agua de calidad insuperable ahora te dejan el estómago hecho polvo. Lo de la contaminación de Avilés, Gijón y Oviedo es una verguenza. La mierda de las Minas de Oro del Rio Narcea es de aupa, y Asturias no ha visto ni un miligramo de ese oro. Instituciones europeas llevan diciendo esto y mucho más durante años y a los asturianos les da igual. Ya ni que decir a los políticos. Eso sin hablar de toda la mierda de las centrales térmicas en las cuencas, de la porquería a raudales que se echa al mar, los bosques destrozados que en vez de tener robles o castaños, ahora son eucaliptos, y hasta saltando a la desmemoria histórica, el paletismo cultural de quienes creen que Asturias es el centro del universo. Completamente de acuerdo además con los números «in crescendo» de pacientes con colesterol y grasas por las nubes. Un par de amistades trabajan en el HUCA y lo ven día a día. Eso sin hablar de cada vez más casos de diabetes infantil en Asturias. Quien se quiera engañar, perfecto. Cada uno que haga lo que quiera con su conciencia y con su cuerpo. Todo el mundo tiene derecho a cerrar los ojos o a ponerse las orejeras como a un burro. Entiendo que los comentarios de Jorge no hagan gracia al resto de mis supuestos compatriotas, pero el que se pica, ajos come. Más lo siento yo, que con 45 años veo que de la Asturias que conocí de niño está muerta y agotada y que los Asturianos que tanto dicen amar su tierra tienen soberbia cuando les cantan las cuarenta, pero cuando se trata de ser solidarios, crear un futuro para sus hijos o mantener la memoria histórica viva, se achantan. Hemos pasado de generaciones comprometidas con su tierra y sus gentes a egoistas borrachos y dinamiteros que sólo protestan cuando no tienen silla donde no calentar el culo. Siento profunda verguenza de la mayor parte de mis supuestos compatriotas, que lo máximo que se atreven es a montar una página en facebook para protestar por algo pero se dejan robar, engañar, estafar y vender por políticos infames, sindicaleros que dejan a la cosa nostra a la altura de los boys scouts, y por tramposos sentados en las sillas de instituciones que han perdido toda la credibilidad. Si no fuese porque tengo un trabajo fijo y mi sueldo y el de mi mujer nos permite vivir con comodidad, ya habría puesto pies en polvorosa. Jorge, gracias. «Ladran, luego cabalgamos, amigo Sancho.» Y a los demás (y también a mi mismo): debería de daros verguenza que alguien de fuera tenga que deciros las verdades. Debería de daros más verguenza que encima que os dicen las verdades respondais como gatos panza arriba. Por mucho que os enorgullezcais de ser Asturianos, Jorge tiene más aprecio y sensibilidad por los problemas de nuestra tierra que todos quienes les criticais juntos. El rey Pelayo echaría la pota viendo en qué piltrafillas se han convertido los Asturianos tras más de 1000 años de involución.

    • Lucía

      Flaco favor le haces al tal Jorge con tu pseudopoético comentario. Aún así me encanta que cites a Siniestro Total.

      • Francisco

        Me da igual lo que piense al respecto. Mi comentario no es pseudopoético, ni pseudo, ni poético. Sólo expreso lo que veo, sin pretender hacer favores ni deshacerlos.

        Respecto a Siniestro Total, sé que es un grupo musical, pero no es el tipo de música que escucho, así que desconozco a qué cita se refiere usted.

        • Lucía

          https://www.youtube.com/watch?v=4FcP9HaFFUE

          «Cuenca minera, borracha y dinamitera». Qué feliz coincidencia.

          Expresas lo que ves. Creo que lo que ves es Mad Max o Walking Dead. Apaga la tele y asómate a la ventana.

          • Francisco

            Expreso lo que veo, exacto. Mire por donde que no tengo TV en casa. Para qué. Pero viajar, aprender y patear, incluyendo la tierra donde he nacido es una actividad que disfruto un día sí y otro también.

            Lo que sí le recomendaré es que en vez de ver esas series de TV que parece conocer, viaje un poco más, no sólo por Asturias. Lea un poco más, y no sólo El Comercio o La Nueva España. Sea un poco más crítica y no se crea la propaganda oficial. Pero todo esto es sólo una recomendación. No le voy a quitar el derecho a usted de ver su tierra –que también es la mía– con buenos ojos ni tampoco de engañarse. El tiempo dirá hacia donde evolucionan las cosas.

            • Lucía

              No, no salgo de Asturias, de hecho ahora mismo vivo en África, mi cuarto país. Tú ahí en Oviedín, ¿no?
              Por lo demás no te voy a contestar porque tus especulaciones sobre qué leo o qué hago me dan mucha risa.

  28. kilgore

    Para ser un sitio con un ambiente poco menos que apocalíptico (que Silvia describía un paisaje bucólico de bosques y antiguos monasterios no nos olvidemos), según algun cretino foráneo y otro autóctono (que abundan y son magníficos) algo parecido a Chernobil en sus mejores días, la esperanza de vida por estos lares es parecida a la del resto de la nación.
    Si uno quiere pasear por su costa se encontratará con tachánnnnnn! La menos urbanizada del país. SI quiere pasear por su montes se encontrará con tachannnn el.mayor porcentaje de zonas protegidas del país. Con bosques antiguos poblados de especies autóctonas (Francisco no tienes ni puta idea de lo que hablas) y especies animales que no se encuentran más que aquí (y por algo será).
    Que hay contaminación en determinadas zonas? Esto es, para bien y para mal Europa Occidental. Y aunque somos una sombra de lo que fuimos hay una cultura industrial y una presencia de esas actividades fuerte todavía. Afortunadamente, creo yo. Aunque parece que hay quien quiere salvarnos de eso y venir en avión de vez en cuando a darnos lecciones.
    Nacer aquí o en cualquier otra parte no deja de ser un accidente, así que yo soy de los que piensa que no conviene enorgullecerse demasiado de ser de determinado sitio. Pero negar que este es un sitio particularmente hermoso y que se vive muy bien en él, es de gilipollas…..

  29. Francisco

    Sr. Kilgore: su discursito no es más que la habitual réplica llena de paja y exageraciones que no tiene más finalidad que lanzar insultos, pero que denota falta de conocimiento y cierta falta de autoestima.

    Primero: Eso de «especies animales que no se encuentran más que aquí» lo hay en todas las comunidades, pero busque (si quiere) en la webs de la Red Ambiental de Asturias las especies de flora y fauna amenazadas.

    Segundo: infórmese (si quiere) de los problemas que hay con la calidad de las aguas del Cantábrico por la contaminación procedente (entre otros) de Gijón y Avilés. ¿Sabe que buena parte del pescado y marisco de nuestra zona tiene niveles de mercurio más altos que buena parte del pescado obtenido del Atlántico o Mar del Norte?

    Tercero: es normal que la esperanza de vida sea similar en todas las comunidades autónomas, pero la esperanza de vida (promedio hombres y mujeres) de los Asturianos en comparación con otras comunidades del norte es la más baja. Datos: Galicia 81,7; Asturias 80,9; Cantabria 81,9; País Vasco 82,4; La Rioja 82,9; Navarra 83,6. En los próximos años esta esperanza de vida no va a caer, pero aumentará más lentamente en comparación con el resto de las comunidades.

    Cuarto: «hay una cultura industrial y una presencia de esas actividades fuerte todavía». Eso no se lo cree usted ni en sueños. Lo que hay es un declive total de la actividad industrial, la mayor parte de ella sin modernizar y cayendo en picado. Demasiado dinero literalmente robado que debería de haber sido empleado en reconvertir la minería de carbón y que nunca veremos. Oportunidades perdidas para crear una industria moderna, eficaz y respetuosa con el medio ambiente, que jamás podremos recuperar, tema que a nadie le importa, porque algunos se conforman con creerse que «hay una cultura industrial y una presencia de esas actividades fuerte todavía», aunque seamos «una sombra de lo que fuimos».

    Quinto: si usted dice que en Asturias «se vive muy bien» será por su experiencia personal, porque usted vive bien. Supongo que poco le importa que la población en riesgo de pobreza en Asturias fuese en 2014 Asturias en el 14%, que será menor que en otras comunidades como Andalucía, pero es real. En Asturias podrá usted vivir bien, pero le aseguro que donde usted vive de puta madre es en la inopia.

    • Gracias Francisco por tus palabras y por tu visión objetiva. Lástima que la mayor parte de la población de Asturias carezca de esa autocrítica tan saludable y no sepan mas que verse el ombligo. Ya ve usted como algunos elementos no aceptan la más mínima crítica, por muchos datos que les muestres o por educado que seas. Si les dices que hay contaminación de Mercurio, se quedan tan contentos respondiendo “A ver que océano no está hoy en día contaminado” –¿dirán estas tonterías también en público?–, como si los niveles de contaminación fuesen homogéneos en todos los océanos, como si no se contaminase la costa en Asturias o se sobreexplotasen los recursos. Si les hablas de la minería, te saltan con la excusa de las “heridas políticas” y “reclamaciones en las ventanillas oportunas” (toma argumentos, hay que ser palurdo; son capaces de abrirte la puerta para que les robes). Si les dices que es necesario una industria “moderna, eficaz y respetuosa con el medio ambiente”, te responden con tonterías como que “no ven Silicon Valleys por el resto de España” (la mentalidad del fracasado o los patos disparando a las escopetas).
      Pero me hace gracia que te llamen «palmero capitalino». Precisamente ellos, que son los primeros en ser palmeros. Me recuerda a algunos palurdos de Gijón que despotricaban contra Oviedo, diciendo, todos orgullosos, que “Gijón tiene mar y Oviedo no”, como si ellos hubiesen instalado el mar y la playa. Pues mira que han sido listos que han edificado casi hasta la línea de costa, precioso. Mira que han sido inteligentes que han votado a los mismos ladrones durante décadas y aún les bailan el agua… y después llaman palmeros a quienes no se dejan convencer. Como detalle: en el periódico “El comercio” le han preguntado a la alcaldesa de Gijón unas cuántas cosas y no parece que quienes pregunten estén muy contentos con el día a día de la ciudad (véase: http://goo.gl/O1Zcmc) y ella ha dado el discursito habitual (que quedará en nada) para las próximas elecciones. Como siempre, según algunos pollinos, “Asturias ye muy bonita” y quien no esté de acuerdo es un palmero capitalino o un iluminado. Pues la respuesta ideal es que si no les gustan las opiniones ajenas, ajo y agua, que yo seguiré opinando donde y cuando me venga en gana, porque eso es lo que más les irrita.
      Saludos Francisco y gracias nuevamente.

  30. kilgore

    Silvia hace un artículo intentando descubrir zonas remotas de Asturias al que no lo conozca (algunos, yo el primero, nos ponemos puntillosos), un iluminado dice que mejor no venir, que esto es un infierno, y sale un palmero capitalino subiendo la apuesta y quejándose de estar rodeado de paletos que no votan lo que debieran.
    1º. Las especies no las hay en todas la comunidades. Muchas de esas que precisamente están aquí amenazadas, han sido extinguidas en el resto de país (y de Europa occidental). Cruza la Cordillera y compara.
    2º. A ver que océano no está hoy en día contaminado. Va a ser que el Mediterráneo, las Rías gallegas, o el Cantábrico enfrente de la refinería de Petronor no tienen problemas, o son balsas de agua destilada.
    3º De la esperanza de vida no hay nada que hablar. Para ser esto el escenario de Mad Max se viven un huevo de años.
    4º. De la actividad industrial… Las fábricas están ahí. Y no hay ni la mitad de lo que hubo. Pero algo queda. Y si hay contaminación de esas chimeneas saldrá, creo yo. Y digo yo que el problema de no tener «una industria moderna, eficaz y respetuosa con el medio ambiente» no será exclusivo nuestro. Porque yo voy por el resto de España y es un sin parar de Silicon Valleys, no te jode.
    Del dinero de la minería (que no sé qué coño tendrá que ver con los monasterios, pero cada uno respira por su herida política, que se huele en los comentarios), las reclamaciones en las ventanillas oportunas. O te vas a la Felguera, o a Turón, y se lo cuentas a ellos, a ver qué te dicen. Yo no estoy en ese negociado.
    5º. Se vive muy bien. Se vive bien. Se vive conforme a los estándares del resto del país. Ponlo como te de la gana. El paisaje al menos (y es de lo que se hablaba en un principio) es mucho más agradable. Aunque el porcentaje de cretinos sea el mismo que el resto del mundo. Y tienen una esperanza de vida de la hostia.

  31. Pingback: Casa Lula – FARTURES

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.