In memoriam: Diego Armando Maradona

Publicado por
19900624 zaa b138 001
Maradona en el Mundial de Italia 90. Foto: Cordon Press.

Le sentó bien internet. Un invento que se popularizó justo cuando él se retiró. En la era digital, años de modernidad en los que, sin embargo, la tertulia y la nostalgia han dominado la cultura, la figura de Diego Armando Maradona emergió en su justa medida: la de dios en la Tierra, balompédicamente hablando, entiéndase. 

Antes no había sido así, ni mucho menos. Al Mundial de Italia llegó en el punto de mira. Rodeado de múltiples polémicas y con el nombre desgastado a base de repetirlo en los medios. Muchos niños de entonces ya le llamaban «Caramona». Salió como el gran perdedor de ese mundial, por un penalti que no era y tras recibir una zancadilla de Rudi Völler y una patada en el pecho al caer de Guido Buchwald que solo fue amarilla para el primero. Ya es lo de menos, pero a los medios les satisfizo esa derrota. 

La casualidad quiso que dos años después recalara en el Sevilla. Aquella fue también una época de darle al tentetieso. En parte, porque también había perdido facultades. Tras el cinco a cero que le endosó el Madrid de Benito Floro en el Bernabéu, se cargaron las tintas contra él. Decían que era lamentable ver a una leyenda como él arrastrarse por un terreno de juego. 

La mayor tragedia fue el Mundial de Estados Unidos. En estas páginas, Hristo Stoichkov reveló que supuestamente le prometieron antes de acudir al campeonato que no daría positivo. «Seguro, segurísimo», dijo el jugador búlgaro. La FIFA habría hecho publicidad con el anuncio de su participación y luego se cobró la pieza. La cuestión no es que fuera toxicómano y hubiera recurrido al dopaje para ponerse en forma o para enmascarar otras sustancias, sino cómo habrían negociado con el reglamento. 

A Claudio Caniggia le preguntamos por estas declaraciones de Hristo y su explicación fue más completa: 

A Maradona lo utilizaron. Los argentinos, los que estamos en el ambiente del fútbol, lo sabemos todos. Sabemos que lo fueron a buscar. Lo utilizaron porque necesitaban a la figura principal del fútbol en Estados Unidos, que era el primer mundial ahí. Querían que fuese para promocionar el campeonato. Cuando Grondona llama al representante de Diego, le dice: «Lo necesitamos, tiene que volver, tiene que ponerse bien, como sea, si necesita ayuda, que…». Algo así, ¿entendés? «Necesita ponerse bien, tiene que ponerse bien en estos cuatro o cinco meses». Y Maradona hizo de todo para ponerse bien, se entrenó como un burro. Porque yo lo veía, mañana y tarde, mañana y tarde. Todo el tiempo. Quería estar en ese Mundial y fue utilizado.

Cuando vieron que Argentina era un candidato, que era otra vez candidato, dijeron «a la mierda». Yo te puedo asegurar que fue así. Dijeron: «¡Afuera Maradona!». Esto de irlo a buscar hasta la mitad de la cancha… ¿A quién van a buscar hasta la mitad de la cancha para hacer el control? Le esperarás en el vestuario. Irlo a buscar con el delantal blanco… ¿Se iba a escapar del estadio? ¿Va a venir un helicóptero y va a huir por la parte de atrás? Hay toda una serie de secuencias, nosotros sabemos la trastienda, lo que pasó anteriormente, y sí, fue utilizado. Tiene razón en lo que dijo Stoichkov, porque, efectivamente, fue así.

Aquello fue su final. Periodistas argentinos han dado más contexto. Hugo Lencina explicó que en Estados Unidos no había afición al fútbol y que tenían que vender el 85 % de las entradas antes de empezar el torneo. Eso fue lo que empujó a la FIFA a ese supuesto apaño con el futbolista. Por lo visto, ya el partido de repesca contra Australia se disputó sin control antidopaje.

Hay que insistir en esto porque, desde entonces, su figura fue tratada con desdén, cuando no con burla. Los vídeos que llegaban de sus hazañas de nuevo junto a Caniggia en Boca ya no tenían el mismo efecto que la maquinaria futbolística, mediática y comercial que se estaba gestando en Europa. Era el pasado. Además, su comportamiento extradeportivo, con irrupciones constantes en los telediarios como la Britney Spears de la etapa en que se rapó la cabeza, hicieron que su nombre solo recordara a una caricatura. Sin embargo, no pasaron muchos años hasta que empezó a brillar su recuerdo. Concretamente, un episodio, su paso por el Nápoles. 

El Maradona que salió del Barça era un bluf. Un jugador al que una dura lesión y sus francachelas no le habían permitido triunfar, ni siquiera dar un rendimiento aceptable para alguien que ocupaba plaza de extranjero en un club top, aunque haya multitud de imágenes con detalles que parecen indicar lo contrario. Lo han contado los testigos de su paso por Barcelona en el excelente documental Fútbol Club Maradona. Llegó como un número uno y salió por la puerta de atrás. 

Eso permitió que lo que se gestara en Nápoles fuese una de las leyendas más espectaculares de la historia del fútbol. Pronto, en el Mundial de México, volvió a ser considerado el mejor del mundo y, desde ahí, desde lo más alto, llevó a un club pequeño de una región denostada, que sufría el desprecio que solo puede sentir el norte por el sur en todas partes, y les coronó reyes de Italia en dos ocasiones. Aunque todavía no tenemos claro qué pasó en la del medio, que también la tuvo a tiro y hubo cosas raras. No menos raro que su vida fuera de los terrenos. Ahí ya debió dar positivo, no después del mundial, pero Show must go on decían Queen, que, por cierto, eran sus amigos. 

De su gol eterno con la camiseta de Argentina, es bonito recordar lo que reveló en sus memorias y que nos recordó Ángel Cappa, que ya había hecho la misma jugada en Wembley, pero cruzándole el balón al portero. Cuando su hermano Hugo —el que jugó en el Rayo— lo vio por televisión, le llamó a Inglaterra y le dijo que debió haberle regateado a él también. Parece que lo tuvo en mente en México y bordó la jugada irrepetible, con permiso de Saeed Al-Owairan

Me dijo: «¡Boludo! No tendrías que haber tocado… Le hubieras amagado, si ya estaba tirado el arquero….». Y yo le contesté: «¡Hijo de puta! Vos porque lo estabas mirando por televisión…». Pero él me mató: «No, Pelu, si vos le amagabas, enganchabas para afuera y definías con la derecha, ¿entendés?». ¡Siete años tenía el pendejo! Bueno, la cosa es que esta vez definí como mi hermano quería.

De sus gestas con el Nápoles, sin quitarle mérito, lo que también se olvida es que lo hizo junto a Alemao y Careca como extranjeros y Ciro Ferrara, Fernando De Napoli y Andrea Carnevale, entre los nacionales. Pero no importa. Fue la propia ciudad la que convirtió todo aquello en un pasaje más del Nuevo Testamento. Futbolísticamente, en YouTube está el repertorio que regaló a las siguientes generaciones. Solo hay que verlo. 

La imagen que quedará en mi recuerdo es su pase a Caniggia frente a Brasil en Italia 90. Aquel partido fue una tormenta desatada sobre su portería, pero, de un latigazo, se sacó esa jugada que definió magistralmente su gran amigo. Claudio nos la contó con todo lujo de detalles. Al fin y al cabo, él fue el espectador mejor situado del mundo para ver aquella genialidad. Tardó como veinte minutos en relatarnos ese gol, un gol contra los elementos. Después de aquel día, todo fueron derrotas. En la cancha y fuera de ella, una tras otra. La derrota total. Sin embargo, su inmenso catálogo llegó a nuestros ojos siempre o casi siempre en condiciones de inferioridad. Por a o por b, ese hombre jugaba a la contra. Enfadado con el sistema y con la vida en cada partido y, justo es subrayarlo, recibiendo hostias como panes cada noventa minutos. En esas circunstancias, todos sus controles, goles de falta, asistencias inverosímiles y cambios de ritmo que llenaban las consultas de luxaciones fueron actos contestatarios. Es muy difícil igualar el encanto y el magnetismo de las revoluciones y su carrera fue una. En lo bueno y en lo malo. Lucha, euforia, decepción y terror. La imagen viva de la Revolución. 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

67 Comentarios

  1. El mejor de siempre. Momentos de felicidad indescriptibles. Agradecimiento eterno. Jamás hizo daño a nadie (salvo a sí mismo) y nos hizo felices a muchos. DEP.

    • Y a las mujeres a las que maltrató, que no fueron pocas. Pero como siempre, a esta clase de tíos se les perdona todo, y más aún si hablamos de este tipo de violencia.

      • El discurso moralista del feminismo es reduccionista a más no poder. Cualquier figura en la historia, tanto hombre como mujer, no podría ser reivindicada por su profesión debido a las partes oscuras de las biografías de la gente. A mi eso me parece mal.
        Además, este reduccionismo hace que Maradona sea despreciable solo por haber sido violento con una mujer, pero no por la droga en la que calló, el ejemplo del dopping, etc.
        Maradona fue una figura con muchos claros-oscuros, como lo fué Charles Chaplin, Caravaggio, Freud, Woody Allen, Isabel I, etc. Un grandísimo futbolista (¿Quizá el mejor de todos los tiempos?) y un ejemplo de como no actuar fuera del campo. Analizar todo el contexto es algo que se olvida muy facilmente en estos tiempos de Twitter, envíos por internet en 24h y comida rápida basura.

  2. El mejor jugador de fútbol que he visto en mi vida. No vi jugar a Di Stefano, ni a Pelé, ni a Cruyff. Eran épocas distintas y, por tanto creo que no son comparables. A Pelé siempre le achaco que no jugó en Europa, ésa hubiera sido una buena vara de medir. He visto marcajes a Maradona que, actualmente, serían constitutivos de delito, he visto a Maradona hacer campeona del mundo a Argentina, con una selección inferior a la que tenian en 1978 ó 1982, he visto a Maradona hacer campeón de la liga italiana, de la copa y de la copa de la UEFA al Nápoles, un equipo formado por Maradona, Alemao, Careca y 8 italianos trabajadores incansables pero limitados técnicamente. En aquella época la liga italiana era la más fuerte del mundo, tenia a los mejores jugadores. El Nápoles venció en el torneo de la regularidad a equipos como el Milán de los holandeses (Gullit, Van Basten, Rijkaard) y el Inter de los alemanes (Mathaus, Brehme y Klinsmann). He visto a Maradona coger la pelota y llevarse a toda la defensa brasileña para, seguidamente, cederle el balón a Caniggia y que éste eliminara a los brasileños del Mundial de Italia 90. Descansa en paz, Diego.

  3. DEP Diego Armando Maradona. Esperemos que no se acerce a comentar por aquí Mario González. De verdad que no lo deseo.

  4. Me sorprende lo liviano del artículo. Será que Jotdown me tienen mal acostumbrado, a otro nivel. Casi en cada palabra se le nota el desdén del autor. Cierta envidia al ídolo ajeno.
    Nada de sus orígenes. Nada de sus pasos por los clubes argentinos. Nada del mundial juvenil del 79. Nada del mundial del 82. Nada o poco de los dos goles a Inglaterra (¡y cuánto han dado de qué hablar!). Muy poco y parcial del mundial del 90. Y si, se explaya con todo respecto al mundial 94. Y si. Necesita darle de comer a esa envidia comentada…justificarla.
    Una lástima.
    Entré con ansias a Jotdown para encontrar el “In memorial”. Sabía que lo hallaría. Pero de “memorial”… casi nada.
    Pensé que me iba a sacar de los lugares comunes por los que nos pasearon los demás medios; que me iba a encontrar con esa visión tan genuina y especial que siempre nos regalan. Y resultó en chasco…en mi opinión, obviamente.
    Un abrazo.

    • Estoy bastante de acuerdo con usted, Eduardo Roberto. Y totalmente de acuerdo con Antoine74, dos pasos más arriba.

      • Mire que soy Abuelo Conejo, pero no Eduardo Roberto. Salvo que el tal Eduardo Roberto (que se que es un argentino que siempre comenta con muy buen tino en esta página) también sea abuelo y también sea conejo.

        • ¡A otro perro con ese hueso! No basta con cambiar el seudónimo, mi buen amigo argentino. También hay que encontrar un estilo distinto de expresión ya que el suyo es muy fácil de rastrear. Saludos.

  5. Hablar de Maradona y ceñirse al campo de futbol es contar la mitad. Messi ha jugado mas partidos, ganado mas titulos , corrido mas , ha sido mas constante en la excelencia y sin embargo no es Maradó.
    Uno no se imagina a Messi con Fidel de tú a tú o mandando a Blatter a la mierda.
    Maradó es Marlon Brando el dia que lleva una india a recoger su oscar a la academia, Maradó es Cassius Clay cuando se niega a ir a vietnam. Maradó es Marilyn Monroe cuando le ponia los cuernos a Jackie con JFK. Maradó es Fidel cuando asaltaban Sierra Maestra, Maradó es el Ché cuando lo mataron en Bolivia. No tiene que ver con el futbol, es mas grande. Maradó ganó la guerra de las Malvinas él solo cuando ya estaba perdida hacía años y la ganó en directo para todo el planeta en el 86. Maradó volvío a ganar la guerra de las Malvinas en Napoles que era una guerra que esa ciudad llevaba 100 años perdiendo.

    Solo hablando de futbol no se puede contar ese sentimiento, el de estar en el lado de los perdedores y por una vez ganarlo todo. Eso era Maradó Un sentimiento.

    AD10S Leyenda, Mito, Historia. Cuando murío Fidel El País tituló: “Ha muerto el siglo XX”. Bien pues si ahí murió , ahora lo han enterrado.

    • Exageradooooo. Solo fue un extraordinario futbolista. Punto. Como persona o personaje, bastante lamentable.

  6. I’ve seen things you people wouldn’t believe. Diego running in Azteca Stadium eluding 5 players.
    I watched Diego glitter in the field near the English goal. All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die.

    • Ta-ta-ta-ta genio, genio, genio mundial!!! Barrilete cósmico!!!! De qué planeta viniste, para dejar atrás a tanto inglés?
      PD. No se puedo competir contra eso nunca en ningún idioma.

  7. Espero que sea el último exponente de ídolos patriarcales.
    ¿cómo se ha construido su figura? ¿cuáles son sus méritos? ¿qué peso se ha dado a sus aristas? ¿se construyen del mismo modo los referentes femeninos?
    Oh, cielos, Leoncio, qué horror.

    • Nunca escuché a nadie festejar, añorar o llorar las aristas y los costados más oscuros de Maradona. Costados que, en realidad, poco tienen de “oscuros” en una personalidad que vive expuesta e iluminada por morbosos reflectores -sobre todo de los deditos acusadores moralistas que abundan en todos los segmentos del pensamiento y las ideologías- las 24 horas del día. Todo lo contrario. Como a nadie, se le reconoce y recuerda tanto lo bueno como lo malo. No es ninguna víctima en muchos aspectos.
      Este ídolo, se construyó sobre lo que hizo adentro de una cancha. ¿Eso es machismo? ¿Por qué?
      Fue tan genial lo que hizo, los momentos y los lugares donde lo hizo, que amplificó cada uno de sus otros aspectos. Tengo un tío que tiene más hijos no reconocidos que Maradona. ¿Alguien se enteró por afuera de sus conocidos? No. Engrosa una estadística. Nada más. Y así con cada uno de sus aspectos más horribles.
      A Maradona se lo achacamos porque es “DiosMaradona”. El error más grande lo comenten los que lo idolatran como un dios y los que lo critican como un demonio. El tipo no era más que un humano, con sus bondades y sus maldades. Pero que con sus genialidades futbolísticas le dio alegría (una alegría artística, una caricia al alma) a muchos millones de personas. Muchas de las cuales, solo contaban con eso…con esa caricia al alma.
      En muchos otros aspectos, su vida resultó un faro emancipatorio de muchas realidades.
      Para entenderlo, hay que entender su origen humilde (humilde en olla y humilde en herramientas) y su trayecto, pasando por por varios hitos.

      Permíteme dejarte un enlace a una nota con una visión que me pareció muy clara sobre la muerte de Maradona y el feminismo, escrita en un medio argentino:
      https://www.pagina12.com.ar/308684-el-patriarcado-no-es-un-fantasma-el-feminismo-tampoco.
      Muchas gracias.

  8. Ni Careca ni Alemao estaban en el título de 1986, tampodo De Napoli, que entró en 1987, y Carnivale tampoco era un crack, precisamente, 10 veces internacional. Un buen jugador, pero si comparamos la plantilla del Napoli con la del Inter, AC Milan o Juventus, la diferencia era brutal.

    • Cierto es también que después de irse del Barça este gano la liga tras 11 años sin hacerlo y habían ganado la recopa meses antes de el llegar y con el en dos años no pasó de cuartos. Son datos importantes a tener en cuenta que no menosprecian a la figura de “el Diego” que a todas luces va mas allá de lo meramente futbolístico, pero quizás este deporte es de 20 jugadores y un orden táctico y no tanto de romanticismos, aunque como en este caso…haberlos hailos.

  9. Un mito es un mito, transmite porciones de la realidad a través de la intuición y de la emoción.
    No tienen que ser santos ni ejemplares. Son lo que son por todo lo que son y a pesar de todo lo que son.
    O sea, que seguirá habiendo mitos incorrectos, insulsos, estúpidos, malvados, pero serán mitos, ellos y no otros más correctos, enjundiosos, listos y buenos.

    • Los mitos no nacen por ciencia infusa, son creaciones humanas. Y en este caso se ha mitificado una figura por un hecho tan irrelevante como golpear balones y conseguir que algunos de ellos pasen un arco.
      Insisto en que además las figuras femeninas reciben un tratamiento muy diferente, ¿se imaginan alguna politoxicómana maltratadora cuya mayor aportación a la humanidad sea golpear objetos? No.

      • Ummm…Madonna cuenta como politoxicómana maltratadora?
        Creo que sí bien no golpea objetos, en cierto sentido, con una parte de su cuerpo hace mover ondas sonoras a través del aire. Y eso deleita los sentidos de multitudes. El parecido con el nombre (Madonna/Maradona) ayuda mucho.

        Creer que el fútbol es solamente “golpear balones” es desconocer la realidad que nos rodea. La sociedad toda destina (objetivamente) muchísimo esfuerzo y riqueza al fútbol, en casi todo el globo. Estados (de todos los tamaños y jurisdicciones), grandes empresas, ciudadanos de todos los estratos, destinan ingentes cantidades de dinero y tiempo a esa maquinaria. A algunos, quizás el fútbol lo devuelva más riqueza, a otros rédito político y a otro opio.
        Es una expresión social impresionante. Creo que una buena manera de tomar dimensión, es hacer el ejercicio de explicárselo a un marciano.
        Si el fútbol es golpear balones, la música es hacer ruido, la pintura es manchar una tela y podría seguir hasta el hartazgo.

      • Completamente de acuerdo con Clara Z. Siempre habrá algunos que lo justifiquen, pero al golpeador de balones se le perdona cualquier comportamiento por el hecho de dar patadas al balón.

      • Se llamaba Amy Winehouse. Lo que hacía (muy bien, por cierto) no tenía más valor que lo que hacía Maradona. Me parece una persona despreciable por los mismos motivos que a ti pero tu comentario sobre golpear balones es un topicazo snob propio de quien desprecia cuanto ignora

  10. Miro mi zurda torpe y me digo
    que se ha quedado huérfana, sin
    un maestro por culpa de un petiso
    de corazón bueno con el baricentro
    bien pegadito al suelo.
    Si Dios es argentino lo es también
    la alegría. Qué sabrán los gringos
    de quedarse sin respiro de feliz
    por gambetas con pelota muerta
    en el botín, amansarla con el pecho,
    engañar con la bicicleta, y sí, hasta
    con la mano, la zurda, por supuesto.
    ¿Qué hay de malo? si para nosotros
    sin picardía no entendemos este juego
    reflejo de la vida fuera del estadio.
    Chao, Pelusa, y gracias por la alegría.

  11. Independientemente de cómo jugase este tipo al futbol la realidad es que se está haciendo elogio a uno de los peores elementos en la historia del deporte. Lo único para lo que vale moradona es como mal ejemplo, pues fue: a) un maltratador de la peor calaña (ahí se ha visto la hipocresía del personal: qué pronto se le perdona por el hecho de ser futbolista; si en vez de jugador de futbol hubiese sido un actor, cantante de ópera o político, seguramente se exigiría prisión permanente); b) Un politoxicómano y alcohólico tanto en el campo de futbol como fuera de él, perfecto ejemplo a no seguir. c) Un padre que más vale no tener: así trató a sus hijos/as (tanto los reconocidos como aquellos que no). d) Un pedófilo y putero (véanse fotos en Cuba). e) Un amigo de las peores dictaduras de izquierdas del planeta. Vamos, que lo único bueno que ha hecho esta pieza ha sido irse al otro barrio. Luto en el mundo del narcotráfico y de la prostitución infantil.

    • Se ha ido Maradona. Le nombraron el barrilete cósmico al anotarle el gol más hermoso de los mundiales a los ingleses. Genio y figura que dejó dicha una frase categórica a sus detractores: que la sigan chupando!!! Y sí, Diego, la seguirán chupando!!!

      • Simplemente no. Si hay analfabetos funcionales que van a seguir adulando a este elemento y perdonándole sus miserias y verguenzas, no es mi problema. Cada uno verá qué ídolos tiene y que se puede deducir de ello. Pero a estas alturas no me van a vender ninguna moto.

      • Muy floja la nota para los que nos tiene acostumbrado la página. Se hace todo un eje sobre sus adicciones. Diego nunca se drogo para jugar mejor.

    • Es que no hay lugar para el “independientemente de como jugará este tipo”. Conocemos todas sus miserias (humanas, como las tuyas -salvo que seas una especie de semidios o lisa y llanamente un dios-) por todo lo genial que hizo el tipo adentro de la cancha. Esto todo lo amplifica. ¿Cuántos tipos hay que tienen hijos y no los reconocen? Qué la viven de juerga? Con problemas de drogas? Soberbios? MILLONES.
      Y cuántos tipos son capaces de generar el efecto que generó Maradona en una masa de gente tan grande, de alcance mundial? Muy pocos. Diez, quizás veinte? Bueno, Maradona fue cómodamente el mejor de esos veinte.
      Ahora bien, “maltratador de la peor calaña”? Había una tabla de posiciones de maltratadores? ¿Cómo se clasifica en “la peor calaña”?
      ¿”politoxicómano y alcohólico”? Mejor, digamos enfermo, no? Ya quisiera ver a cualquiera de los que lo señalan con el dedito de moralina, salir de dónde salió él y llegar a dónde llegó él, sin cometer “pecado”!
      Como padre, que lo juzguen sus hijos. Moralina ya de clase farandulera ponerse uno a meterse en su fuero personal y de su familia.
      “pedófilo y putero ”. En serio? Así nomás ya lo juzgas. Lo de putero, bueno, habrá millones. Pero lo de pedófilo? “Lo prueba una foto que me mandaron en una cadena de hotmail … Que además decía que si no la reenviaba me caería mala suerte “. Es ya una falacia “ad youtubum”. Salvo, espera, no me digas que te tocó a ti?? Por que de lo contrario, no entiendo semejante afirmación. Es una falta total de respeto para con las víctimas de ese delito afirmar livianamente eso.
      “Amigo de las peores dictaduras de izquierdas”. Perdón. Llegué hasta aquí descojonado de la risa. También había tabla de posiciones de “las peores dictaduras de izquierdas”??? Me la perdí! La curiosidad me llevaría a preguntarte… cuáles serían esas dictaduras? Pero entraríamos en otro terreno. Rescatemos aquí sus convicciones, con sus discutibles errores humanos.
      La trascendencia (sobre todo popular) del tipo este, carcome de envidia y angustia a toda esa casta de gente que la va de élite intelectual. Pero que no es más que un rejuntado de resentidos pseudo intelectualoides, que poco conocen de la realidad que los rodea.
      Besitos en la frente.

      • No voy a entrar en sus argumentos, que sólo sirven para retorcer la realidad. La única realidad es que maradona fue maltratador (de la peor calaña), politoxicómano y alcohólico (eso de “enfermo” no es más que un modo de poner un filtro a los hechos reales), pedófilo y putero (sin necesidad enterarme por email — busque en la hemeroteca). Y sí, amigo de las peores dictaduras de izquierdas (en efecto, las peores, porque no es lo mismo China que Venezuela, aunque ambas sean aberrantes). Justificar “bueno, habrá millones” para lavar la imagen del politoxicómano es como justificar la un asesinato porque se asesina a mucha gente en todas partes del mundo: es decir, una aberración. Pero si usted quiere lavarle la imagen, es su problema, pero absténgase de venderme humo y olvídese de sus fantasías, porque a estas alturas ya huele demasiado a podrido. Lo que no puedo entender cómo es posible que alguien oueda tener envidia a maradona. Lo último que yo quisiera para mi es tener el tipo de vida que llevó ese tipo. Eso sí: Luto en el mundo del narcotráfico y de la prostitución infantil. Y en quienes lo justifican. Le acompaño en el sentimiento (es un decir, la verdad es que no).

        • A ver, sin ánimo de justificar a Maradona: todos sus defectos no hacen más que engrandecer al mito, que más debería hacer para entrar en la Mitología Popular? Devorar a su hijos como Saturno? :____)

    • Falso. James Brown era un maltratador y Sean Connery hacía apología de ello. Se les sigue admirando. Que admirara Castro más bien habla bien de él y que hables de “las peores dictaduras de izquierda del planeta” (pásame la lista, por favor) demuestra que repites propaganda como un loro

  12. El Abuelo Conejo las canta redonda.
    En menos de cincuenta renglones
    y con lenguaje que entiendo resume
    mil años de Historia, especialmente
    la filosófica que, de la empatía, por
    no decir compasión para no ofender
    al intelecto andan llenos los libros.
    No todo es blanco o negro, usa la
    relatividad que nos explica el mundo,
    no juzgues si no quieres ser juzgado,
    dejá que lo hagan los que vendrán
    luego que, con más tiempo y de lejos
    te ahorrarán un desliz, ten temperancia,
    fortaleza de ánimo, no envidies, se
    generoso y, sobre todo, en este mundo
    lleno de Diegos frustrados trata de ser
    feliz.

    • El conejo ese lo que intenta hacer es lavar la cara de un politoxicómano maltratador (entre otras lindezas). Y personalmente no me importa ser juzgado, porque los supuestos jueces saldrían con el rabo entre las piernas. Pero no tengo que callarme: exponer los hechos que son bien sabidos no es un juicio, sino un simple vistazo a la hemeroteca. De modo que si a cuaquiera no le gusta la realidad, puede esconderse en su madriguera y alimentarse de “hechos alternativos” para esconder sus debilidades o sus miserias personales.

  13. Maradona ha sido un consentido al que todo el mundo le ha reído las gracias y/o le han utilizado. Y así ha acabado. Nadie le dijo “basta”.

    Como futbolista, uno de los mejores. Pero nunca entenderé ese endiosamiento patriotero argentino, intenso hasta la náusea, por Maradona que lo único que refleja es una desesperanza alarmante. Seguro que Argentina tiene otros modelos de deportistas mejores para servir de modelo al país. Y en cuanto a lo del apoyo de Maradona a las dictaduras comunistas (eso sí, siempre con un Hublot en cada muñeca) pues da un poco de penica, la verdad.

  14. Creo que hay una cierta incapacidad por no distinguir entre la persona y el deportista. Hagan el esfuerzo aquellos a los que les resulte difícil. Pónganse delante de un Caravaggio. ¿Alguien se acuerda de quién era como persona quien lo pintó para valorar su pintura? Pues hagan lo mismo quienes decidan opinar sobre el deportista.
    Luego están los reproches a la persona. Muchos de ellos relacionados con su vida privada. Que a la mayoría de los que opinamos no nos incumbe. Otros claramente son constitutivos de tipos penales y, por tanto, injustificados porque quien debió de ejercer la acción penal no lo hizo. Y ese empecinamiento en repetir machaconamente lo mismo. Una y otra vez, para decirnos que el finado no es un referente moral de nada, algo en lo que muchos estamos de acuerdo, pero que eso poco tiene que ver con su historial deportivo. El motivo por el que la mayoría adulan y veneran a Diego.

    • Disculpe, pero es que no es comparable el futbol con el arte. Por otro lado, ¿vida privada? Este tipo de personajes no tienen una vida privada real. Pero si andar dando puñetazos a su pareja sí que incumbe, pues es un delito. Y incluso si no lo fuese, habla perfectamente de la calaña del individuo en cuestión. En cualquier caso, maradona no fue un jugador de futbol que se drogaba, maltrataba a su pareja o se dedicaba a andar de compadreo con los peores dictadores de los últimos años. Lo que realmente era maradona es un maltratado y politoxicómano que sólo jugaba bien al futbol.

      • Yo, que soy muy básico en mis gustos, aficiones, filias y fobias, no alcanzo a comprender por qué el fútbol no es comparable al arte. ¿Qué es el arte, cuándo podemos considerar que algo es arte? Parece claro que el cine es una forma de arte. ¿Pero todo el cine, solo alguno, el cine comercial puede llegar a ser arte? ¿Qué jurado de ilustres es el encargado de dictaminar sin posibilidad de apelación qué es arte y qué no? Sinceramente, si pudiese usted argumentarlo se lo agradecería. Da igual que sea en cinco líneas como en cien. Igual, a mis 52, hasta llego a entenderlo.

        • SInceramente, no podrán. Carecen de argumentos, conocimientos y capacidad teórica. Saludos, Javier.

      • El futbol no es comparable con el arte solo si eres un esnob que cree que Caravaggio es una gloria divina y Maradona un garrulo pero no reconovería en su vida un cuadro de Caravaggio. Sinceramente, me dedico al arte, me centré en estética en mi carrera y tu concepto de arte es de parvulario

  15. ¿En qué se diferencia el fútbol con el arte en lo que a este caso respecta? ¿En que usted tiene problemas de disociación entre la persona y el jugador? Ya sabemos que el fútbol no es un arte. Es una expresión cultural seguida por miles de millones de personas. Muchas personas pueden ver un vídeo del jugador y obviar la persona. Si usted no puede, ese es su problema pero no nos lo exponga aquí como algo generalizado.
    ¿Ya no insiste en la pedofilia? ¿Sabe en qué consiste el delito de calumnias? ¿Nos explica en qué consiste un maltratador de la peor calaña? ¿Cuántos grados de maltradadores hay? ¿Por qué Maradona era un maltratador en grado summum? ¿Entiende que la consideración de una acción como delictual pasa por un proceso penal en el que se preservan determinados derechos del imputado? ¿Fue procesado Maradona por alguna de las figuras delictuales que usted libérrimamente le imputa?
    No siga porfiando. Ya nos hemos hecho una idea de sus argumentos y de su forma de pensar. ¿No le parece su protagonismo excesivo en una página de Jot Down destinada a despedir a un deportista genial para muchos? ¿Por qué cree que el autor de esta entrada apenas se ha centrado en cuestionar a la persona?

    • No hay que diferenciar al jugador de la persona: eso son excusas para blanquear su imagen. Y como dije más arriba, hay acusaciones contra él por abuso de menores. Otra cosa es que que al ocurrir en países como cuba, el tipo ni vaya a juicio, ni sea procesado: por eso el elemento ese vivía como un rey en países dictatoriales. Si hubiese hecho lo mismo en USA, en Francia o en Alemania puede ser que no se hubiese ido de rositas. De todos modos, no voy a entrar en su juego de palabras: si usted considera a maradona un ejemplo para la juventud (o para quién sea) el problema no es mío, sino suyo. De forma que en efecto, usted (a pesar de que hable incorrectamente en nombre de todos) se habrá hecho una idea de mis argumentos. Emplearé su mismo modus operandi para decirle que todos nos hemos hecho una idea de sus argumentos y forma de pensar para blanquear la imagen de maradona.

      • ¡Diga que sí! Usted no se rinda a la hora de denunciar esas injusticias cotidianas que a todos nos asolan. Yo a usted le veo en el departamento de Irene Montero denunciando micromachismos por doquier. Sirviendo de guía a tantos que estamos perdidos sin referentes morales, idolatrando líderes de barro. No se canse en combatir esos falsos ídolos como Caravaggio. Ay no, que con el arte es distinto. ¿Ve como su labor es absolutamente necesaria?

        • Yo no he hablado de micromachismos ni de irene montero ni de Caravaggio. Puede usted intentar blanquear la imagen de maradona lo que quiera: eso no va a borrar ni sus actos de maltrato, ni su adicción a las drogas o al alcohol, ni sus abusos a menores ni todo su historial delictivo por el que nunca pagó al pasarse tiempo el su adorada Cuba. Que durase 60 añitos ya fue demasiado considerando el estilo de vida que llevaba. Pero es muy fácil mirar para otro lado cuando se habla de sus actos como persona y justificar que era buen jugador de futbol. ¿Si esos actos los hubiese realizado otra persona con menos fama, se blanquearía su imagen del mismo modo? El problema es que a la mayor parte de estas “celebrities”, ya no digamos si son deportistas, se les tolera, justifica y persona todo, porque están forrados o tienen determinadas habilidades. Una persona (sea hombre o mujer) que sistemáticamente se dedica a pegar a su pareja, a hincharse a drogas, a montar escenas y escándalos públicos, a abusar de menores, o que anda de compadreo con dictadores en cuyos CV sólo hay asesinatos, violencia y desprecio por los derechos humanos, no merece el más mínimo respeto ni consideración, aunque sepa muy bien pegar patadas al balón o tenga una cuenta bancaria hinchada. Lo demás es hipocresía pura y dura.

          • ¡Hay que ver cuánto tiempo libre tenéis algunos! Casi ningún tema da para insistir tantísimo en ello. Mas bien creo que es una cuestión de estar bastante “desoficiados” y en vez de machacársela con dos piedras, pues a escribir aquí dando la brasa. También creo que esa insistencia en acusar a Maradona de maltratador, habla más de ti que de él, me parece que eres el clásico “lamecoños” que piensa que haciendo la pelota a las tías va a comerse algún rosco. O puede que seas una tía que firma como si fuera un hombre.

        • Despreciar a los maltratadores no es algo que deba ser ridiculizado incluso aunque se haga con argumentos pueriles

  16. El feminismo reduccionista que califica a la gente en santos (si se es completamente virtuoso, sin tacha ni pecado al estilo de la religión en la que se ha convertido) o demonio (incluso por un pequeño pecado, aunque la víctima ofendida perdone, el feminismo ya no es capaz de hacer eso).
    Maradona no fue un ejemplo fuera de la cancha, eso lo repite todo el mundo, pero para entender su historia hay que entenderlo tanto en el marco del juego (grandioso, casi perfecto) como en su vida personal, la cual fue realmente espantosa, ya que el personaje Maradona se comió a Diego Armando, un chico de barrio pobre, con las cargas sociales y educativas que ello conlleva.
    ¿Fue machista? Pues seguramente tendría muchas cosas machistas, como las podemos tener todos, y si, pegó a una mujer, y eso es parte de su biografía para desgracia de su idolatría, también consumió toneladas de drogas (cosa que parece ser no importa al feminismo a pesar de ser causa de desgracia y muerte a miles de personas en el mundo, si no pregunta a familias gallegas con chicos adolescentes en los 80).

  17. El mejor jugador de fútbol de toda la historia. Es digno de admiración que la mayoría de sus logros los haya logrado con equipos modestos/regulares, al contrario que otras leyendas como Di Stefano, Puskas, Pelé, Beckenbauer, Cruyff, Platini o Messi.
    Y una aclaración: Careca y Alemão no formaban parte del plantel que obtuvo el Scudetto en la temporada 1986/87. Y tanto De Napoli como Carnevale eran buenos futbolistas, pero no estrellas. Sobre todo, si se los compara con las plantillas del Milan, Inter o Juventus.

    • Lamento recordarte que Cruyff ganó tres copas de Europa con un equipo de holandeses a los cuales no conocía hasta entonces ni su madre y llegó a una final del Mundial con una selección que no había ni tan solo participado en los mundiales anteriores. A parte jugaba con dos piernas, usaba el exterior y tenía en general más recursos, pero eso es otro asunto. Cualquiera que mire partidos de Maradona verá que esto de que era mejor que Messi, que Cruyff o que Pelé es un mito que se fundamenta exclusivamente en el Mundial de 1986. Era uno de los mejores de la historia y basta.

  18. Completamente de acuerdo con los comentarios de Clara Z y de Fernando. Maradona sabría jugar al fútbol de maravilla, pero era no sólo mala persona sino un patán engreído. Perdonarle sus “pecados” por jugar al fútbol es un insulto a la decencia y a la inteligencia. Hace años que debería estar en prisión.

  19. ¿Qué Maradona en el Sevilla “se arrastró”? Mire, comprendo que para usted el mundo del fútbol comienza y acaba en el Madrid o en el Atlético o en el Barça, pero infórmese un poco antes de escribir inexactitudes. En el Sevilla no dio su mejor nivel (es cierto), pero no se arrastró. Póngase el partido en el Sánchez Pizjuán (le aclaro que es el estadio del equipo sevillano, por si no lo sabe, que a usted lo sacan del Bernabeu o el Wanda e igual se piensa que este campo está en Orense) contra el Real de Madrid y verá qué exhibición dio Maradona. O ante el Sporting de Gijón (sí, es otro equipo español).

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.