La mafia nuestra de cada día

Publicado por
La mafia nuestra de cada día
La mafia nuestra de cada día. (Deusto)

¿Por qué despiertan tanta fascinación los mafiosos? Porque gustarnos, no nos gustan. Nada hay en ellos que sea positivo o edificante. Su negociado se fundamenta en el derramamiento de sangre, el terror, el chantaje, la tortura y la opresión. Puede decirse, incluso, que representan la forma más desalmada de capitalismo salvaje. El famoso jefe criminal Charlie Lucky Luciano dijo: «No hay dinero bueno ni dinero malo; solamente hay dinero». En comparación, cualquier pope neoliberal del estilo de Milton Friedman llega a parecer un socialista. Tienen sus propias leyes, su propio lenguaje y su propio código de conducta. Los políticos les obedecen, los jueces les absuelven y los espectadores les adoramos cuando aparecen retratados en las películas y en las series de televisión. Crimen, familia, poder y dinero, sobre todo mucho dinero. La mafia es un pequeño mundo que sueña con gobernar el mundo entero, aunque sea parcela a parcela.

No existe en la sociedad moderna un mal que los mafiosos no hayan promovido y exprimido en beneficio propio, desde las adicciones y la explotación sexual, hasta la guerra y la corrupción de las instituciones políticas. Representan todo lo malo, pero nuestra cultura lleva un siglo largo hipnotizada por ellas. Quizá porque no son muchas las cosas a las que les ocurre eso que sí les pasa a las mafias: que, siendo reales, tienen el acabado propio de las ficciones y los cuentos. Los que reinan en esta clase de crimen tan particular son dioses efímeros que caen y son sustituidos por otros dioses, como ocurre en la mitología. La muerte y la condenación están a la vuelta de la esquina. Y el mal es el filtro de color que lo tiñe todo. Las mafias, como los mitos griegos o como Fausto vendiendo su alma, son literatura que se hace sola.

La mafia nuestra de cada día, ya disponible en librerías, es la última entrega de la colección Jot Down publicada por Deusto. Se trata de una antología con algunos de los mejores artículos y reportajes sobre la mafia publicados en Jot Down. Nacho Carretero, Íñigo Domínguez, Marilena De Chiara, E. J. Rodríguez, Bárbara Ayuso y Esther García Llovet, entre otras firmas habituales de la casa, se dan cita en este volumen para trazar un recorrido que nos lleva desde Italia a Estados Unidos pasando por las mafias irlandesas, el hampa de Australia o la Yakuza japonesa, y analizar las guerras más turbias, los personajes más controvertidos y los secretos menos conocidos de este pequeño mundo que sueña con gobernar el mundo entero.

También puedes adquirir el libro aquí.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

2 Comentarios

  1. Creo que los mafiosos causan fascinación sólo en nosotros, los varones, con pocas excepciones. A (mi) abuela, (mi) vieja,
    (mi) amiga de toda la vida y a (mi) hija les gustaban y le gustan más las historias de amor. Y supongo que ese
    encantamiento es debido a que compendian toda nuestra instintiva naturaleza, la lucha por el poder, la fuerza, el coraje,
    la astucia, el silencio críptico, una religiosidad extrema y la lealtad al grupo, caracteristicas que, supongo, serían las
    mismas en los primeros clanes de la humanidad siempre en lucha con los clanes vecinos. De cualquier manera buena y necesarialectura porque, como todo organismo, la mafia continúa a transformarse. Hasta tengo la duda de que todos aquellos emprendedores que necesitan dinero para iniciar un pequeño negocio recurran a ella en vez de al estado.
    PD: Cuándo nos liberaremos del esquemático y rígido lenguaje marxista conservando sus maravillosos pasajes de pura humanidad y principios para reflexionar? A lo que entendemos por “Capitalismo” sería hora de darle otro nombre, tal vez
    “financierismo”, o “liquidez nociva”, o “patoliquidez”. Ni semánticamente describe ese fenómeno que está a la base de
    nuestra situación actual. Si “capo” significa la parte más importante del hombre, entonces la vida misma es un capital, y
    sin dudas de propiedad privada. Gracias por la lectura.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.