Futuro Imperfecto #79: Loki en el Banco de España

Publicado por
loki
Loki. Imagen: Disney+

«El origen de todo fraude», así definen al dios Loki las Eddas nórdicas, haciéndonos sospechar si no lo habrá contratado también el Banco de España. Organismo que concluía esta semana que subir el salario mínimo aumentaba el paro. Esto no está en el guion de la nueva serie de Marvel, Loki, creada sobre todo porque Tom Hiddleston tiene esa capacidad robaplanos y esa simpatía malvada que te hacen pedir más. Es un villano que mola, y eso no se puede decir de todos.

Qué ha dicho en realidad el Banco de España

El polémico informe emplea el dato obtenido de la Encuesta Continua de Vidas Laborales recogida por la Seguridad Social. Se detecta un desplome desde 2019, cuando se aumentó el SMI, de los contratos con bases de cotización igual o inferior a 1050 euros. Pasaron de 1.4 millones a 800 000, repitiendo el fenómeno de 2017, otra subida que también destruyó empleo. El BdE descarta que esos empleados hayan ascendido un escalón salarial, porque hay menos trabajadores, no más.

La polémica está en interpretar que ese aumento del paro se deba al SMI, ya que se da entre un perfil de trabajadores jóvenes, con contrato temporal, estudios básicos, empleados de micropymes, y pertenecientes en su mayoría al sector agrícola y servicios.

Hay además dudas en cuanto a la intencionalidad al seleccionar el momento en que este informe ve la luz. Los planes del gobierno son aumentar el SMI este mismo verano, para alcanzar el objetivo de que en 2023 su importe sea el 60 % del salario medio. Responde así a la recomendación de la Carta Social Europea, que empuja a los Estados miembros a garantizar los derechos humanos relacionados con el empleo. España ratificó su revisión, sumándose a otros treinta y seis Estados, el pasado mes de mayo.

El aumento traerá polémica, la CEOE ya se ha posicionado en contra, como ha hecho en todas las subidas anteriores. Tampoco les agradan el resto de medidas propuestas para la reforma laboral. Su conclusión es análoga a la del Banco de España, la limitación de contratos temporales creará rigidez, y por tanto dificultades para contratar. Por tanto, se contratará menos y habrá más paro. Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, pretende eliminar ocho millones de contratos de obra y servicio al año.

Es la eterna crisis millennial

Hay más datos negativos detectados a nivel global, y dos de ellos afectan a la generación más golpeada por las anteriores crisis, y también por la pandemia. En el New York Times se hace un análisis del nuevo movimiento de las tecnológicas de la gig economy. Superada su etapa de captación con precios bajos y a pérdidas han decidido comenzar a cobrar sus servicios en lo que valen. Eso significa que las actividades de ocio o transporte —se centra especialmente en servicios tipo Uber, comida a domicilio, viajes con modelo Airbnb, etc.— ya no son baratas: se han detectado incrementos en precio de hasta el 40 %. Adiós al ocio asequible.

No van a ser los únicos precios que suban. Deutsche Bank ha avisado que se viene una crecida espectacular de la inflación, reflejando la nueva polémica económica entre bancos centrales y entidades financieras privadas. Los primeros dicen que la inflación es temporal, se ha generado en China y en Estados Unidos y ha comenzado a expandirse. Es el resultado de la reactivación tras la pandemia, mayor demanda, escasez temporal de materias primas. Todo volverá a la normalidad en unos meses. O no. Los bancos aseguran lo contrario, puede ser una inflación estructural que traiga una nueva recesión. ¿Quién acierta? Imposible saberlo, la economía explica bien el pasado pero es malísima prediciendo el futuro.

Pero si lo que viene resulta malo, ya ninguna generación se librará. España afronta su tercera crisis económica en treinta años. Cada una de las anteriores nos ha debilitado. Está por ver si salimos de esta más fuertes, porque si no es así seguro que saldremos más flacos. De momento, y según el barómetro del CIS, la pandemia ha transformado nuestra mentalidad, mucho más en la franja de edad de entre treinta y cinco y cuarenta y cuatro años. Salimos más convencidos de la incertidumbre que trae el presente y el futuro. Y en el resto de Europa, o están igual de preocupados o han decidido divertirse: ya se ha detectado un mayor consumo de drogas, que recupera los niveles prepandémicos.

Para colmo también hemos engordado, advierte la marca Levi’s: la mayoría de sus clientes a nivel global, y especialmente los hombres, compran ahora una talla más.

Sobre el actual cambio de ciclo en el mundo recomendamos leer en Jot Down «El fin de una era», una reflexión sobre la decadencia hilada al cine, «El sigiloso inicio del fin», y para un atisbo pesimista del futuro, «La psicopolítica y la necropolítica que vienen».

Vacuna contra el sida y covid persistente

Conseguimos una vacuna para la covid en pocos meses, y no hemos conseguido una para el sida en cuarenta años. El motivo es, entre otros, las características del propio VIH y el funcionamiento de las vacunas, que no impiden la infección, solo preparan al sistema inmunológico. Hay causas económicas también, porque el resultado, si se consigue, no será tan rentable como las del coronavirus. Además la pastilla que mantiene el sida controlado en infectados e impide su transmisión también ha frenado las investigaciones.

Ahora, y por primera vez en diez años, la vacuna Mosaico de Janssen ha llegado a la fase III. No es garantía de que la supere, pero su similitud a la creada para el coronavirus por el mismo laboratorio es prometedora. También lo es la de Moderna, contra el mismo virus, y basada en su tecnología para la creación de la del coronavirus. Esta va más atrasada, está en la Fase I, pero ha conseguido el 97 % de respuesta de anticuerpos en su ensayo en humanos. Ambas abren la posibilidad de tratar muchos otros virus con el mismo método, como el zika, hepatitis C o el de la malaria. Y podría ser la mayor consecuencia científica de esta pandemia.

El coronavirus nos deja también como legado una enfermedad crónica para algunos pacientes. El síndrome de covid persistente, un conjunto de afecciones en personas que superaron la enfermedad, habitualmente con ingreso hospitalario o en UCI. Son entre un 10 y un 15 % de los pacientes, alrededor de 1 100 000 afectados solo en España. Con diferentes grados de gravedad, algunos tan incapacitantes como la fibromialgia —cansancio extremo, dolor, mareos—, y otros leves, de hecho existen hasta 201 síntomas. El mayor problema para todos los afectados es que este síndrome aún no ha sido calificado como enfermedad y por tanto no es motivo de baja laboral.

Loki, Emmanuel Carrère, y un huracán de blues

Ha sido una semana especialmente activa en lo cultural. Donde destaca la declaración de la Kate Herron, directora de la nueva serie de Marvel, Loki, con el hermanastro de Thor como protagonista. La directora la ha definido como una carta de amor a la ciencia ficción inspirada en Metrópolis, Brazil y los Teletubbies. Era cuestión de tiempo que Tom Hiddleston, alias «robaplanos», se hiciera con su papel protagonista, porque desde luego se come la pantalla cuando aparece. Las críticas prometen, los periodistas que han recibido acceso a la serie completa antes de su estreno aseguran que es un thriller con tintes detectivescos. Y los amantes del universo cinematográfico de Marvel, también.

Emmanuel Carrère, Uno de los escritores más influyentes del siglo XXI, ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias de las Letras. Juan Tallón nos descubría en un tuit una anécdota increíble: escribió todos sus libros tecleando con un solo dedo, el índice. Dentro de la alegría de que reconozcamos como país a un tan gran escritor francés, tenemos la tristeza de que el Ministerio de Cultura haya recortado un tercio las ayudas a la creación literaria en España. Que escriban ellos. Bárbara Ayuso entrevistó a Carrère aquí, en Jot Down, hace un par de años.

Un festival improbable, el Fran Rock&Blues, llega este año a su edición XXII en Torreperogil, Jaén. Trayendo una vez más sonidos de Nueva Orleans, Mississippi y los rincones más polvorientos de la Ruta 66. Travellin’ Brothers, Missisipi Queen & The Wet Dogs, The Riff Truckers, Lomoken Hoboken y Hobo Nata.

Los amantes del género han celebrado también que este 2021 Eddie 9V haya hecho renacer el blues con su álbum Little Black Fliez, en opinión de los especialistas.

En el área indie ha lanzado su nuevo álbum La Habitación Roja, con muchas referencias a la pandemia, y un aire de pesimismo en las letras abierto a la esperanza. Y hay un adelanto del nuevo trabajo de Javier Sólo previsto para fin de año, donde canta con Jenny and The Mexicats. «La madre que la trajo», acompañado de la sensual voz de Jenny y de su sugerente acento inglés.

Para los amantes y eruditos de la música brasileira, se ha abierto el archivo digital de Vinicius de Moraes, aquí disponible. El estudio abierto de su producción intelectual lleva a sorpresas como que su «Garota de Ipanema» no fue una composición de una tarde junto a Tom Robin, sino una búsqueda de rimas, palabras, y de trabajo perfeccionador.

Son treinta y cinco mil páginas con sistema de búsqueda sencillo para público general y especializado para investigadores.

A todo se sobrevive

Al menos, si eres un microbio. Un organismo microscópico celular volvió a la vida tras veinticuatro mil años congelado en el hielo de Siberia, e incluso se dividió para reproducirse. Ya se sabía del proceso denominado criptobiosis que, para simplificar, hace que los organismos se desequen, convirtiéndose en momias, con sus tejidos preservados por un envoltorio de azúcares. Unas gotas de agua y subida de temperatura basta para que regresen a la vida como si nada, y en eso son muy populares los tardígrados, osos de agua. Pero estos solo resisten en ese estado algo más de cuatro años, mientras que el rotífero siberiano puede aguantar miles, como acaba de demostrarse.

Se desconocía que un período tan largo fuese soportable para un organismo complejo como este, con región cefálica, dientes, faringe, aparato digestivo, cloaca excretora y aparato reproductor. El rotífero incluso se reprodujo por partenogénesis —con óvulos no fecundados— después de la congelación.

Estamos un paso más cerca de saber si sobreviviremos a los posibles virus y bacterias que, conservados en hielo durante milenios en el permafrost siberiano, van derritiéndose debido al aumento de temperatura del planeta. Ya ha ocurrido allí con un brote de ántrax. Y nosotros, de momento, no nos podemos congelar a la espera de tiempos mejores.


¿Quieres recibir un email mensual sobre el #FuturoImperfecto?

Acceso a los contenidos vía Telegram

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.