Arte y Letras Libros Literatura

Diez libros que habría lamentado perderme en 2022

Diez libros que habría lamentado perderme en 2022
Library confusion, por Sam Hood.. Foto: State Library of New South Wales (DP). libros

La ciudad de los vivos, de Nicola Lagioia. Dos jóvenes, Marco Prato y Manuel Foffo, torturan y asesinan a otro joven, Luca Varani. El hecho ocurre en Roma, durante la madrugada del 5 de marzo de 2016. Lagioia reconstruye el suceso, habla con los asesinos, busca motivos. Nada es ficción, todo lo parece. En fin, para qué alargar esto: hablamos del mejor libro del año y hay que leerlo.

Planes para conquistar Berlín, de David Granda. Espías punk, sacerdotes subversivos, neonazis protegidos por la policía comunista: una crónica de Berlín en los últimos años de la República Democrática Alemana, tan bien documentada y tan bien contada que, como suele ocurrir cuando se aborda la historia a pie de calle, acaba pareciendo una parodia.

La gran fortuna y La ciudad expoliada, de Olivia Manning. Una pareja británica llega a Bucarest en otoño de 1939, recién comenzada la Segunda Guerra Mundial. Aún se desconoce el horror que devastará Europa y en la capital rumana la colonia extranjera vive entre pequeñas angustias y pequeños placeres. Son los dos primeros volúmenes de una trilogía en la que Manning narra sus propias experiencias. El inicio de la gran tragedia contado con la delicadeza de un suspiro.

La fábrica de canallas, de Chris Krauss. El abuelo de Chris Krauss fue un criminal nazi, igual que sus dos hermanos. Al descubrirlo, Krauss hace una investigación familiar. El resultado es una novela terrorífica, durísima, apasionante, quizá no del todo apta para ánimos sensibles. Cuidado: una vez comenzada, el puro vértigo impide abandonarla.

El amanecer de todo, de David Graeber y David Wengrow. Una historia de la humanidad que deshace varios mitos. Pese a lo que creíamos saber, las sociedades no se hacen más igualitarias y justas conforme se «civilizan» y se sofistican; y la colonización de las Américas fue un asunto de ida y vuelta que ayudó a acabar con los absolutismos europeos. Si cree que no le interesa la antropología, lea este libro y comprobará que no solo en esto estaba equivocado.

El señor Wilder y yo, de Jonathan Coe. Después de escribir varias de las novelas más sarcásticas e hilarantes de las últimas décadas, Coe publica un relato cargado de inteligencia y ternura. Y de humor, por supuesto. Quizá el mejor homenaje posible al gran Billy Wilder.

Ella entró por la ventana del baño, de Élmer Mendoza. Qué descubrimiento. Tras leer esta novela tuve que hacerme de forma urgente con todas las anteriores aventuras del Zurdo Mendieta, policía en Sinaloa, zarandeado por los cárteles de la droga y por su propia mala cabeza. Género negro del clásico, sin más rasgos posmodernistas que los estrictamente necesarios.

Y eso fue lo que pasó, de Natalia Ginzburg. Confieso que hasta este año no había leído a Ginzburg, nacida en 1916 y fallecida en 1991. Me alivia pensar que al menos no moriré con esa vergüenza encima. Hablo de este libro porque fue el primero, cualquier obra de Ginsburg vale para apreciar una prosa simple y afilada como una guillotina. Por debajo de esa guillotina ruedan cabezas.

Océanos sin ley, de Ian Urbina. Un periodista de The New York Times lleva años investigando qué ocurre en el último territorio salvaje del planeta: alta mar. Piratería, esclavismo, expolio, contaminación y otros crímenes se suceden página a página en este grandioso reportaje. Después de cerrar este libro, abrir una simple lata de atún nunca volverá a ser lo mismo.

Una historia ridícula, de Luis Landero. ¿Qué les voy a decir de un escritor tan grande como Landero? Aquí da un quiebro a su propio estilo y adopta una voz engolada para amplificar la comicidad de un himno (más serio de lo que parece) al amor y al espíritu humano.

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

11 Comentarios

  1. Muy de acuerdo con Ginzburg y Graeber/Wengrow; pero te has olvidado de El pasajero/Stella Maris, la nueva novela (doble) de Cormac McCarthy.

  2. MacNaughton

    La siempre interesante lista de Enric es a estas alturas una tradicion navideña tan arraigada como «Que Bello Es Vivir»…

    No suelo leer novedades, pero ofrezco 1o titulos que he leido con provecho este año del 2022 que concluye hoy junto con mis comentarios en estos espacios de Jot Down (entre otras cosas porque me voy a África a vivir, ya era hora):

    1) «El Resurgir del Pasado en España» de P. Aguilar y L. Payne. Sin duda el relato más equilibrado y sensato sobre la Memoria Historica de los que he leido.
    2) «Como Acabar con la Contracultura» de Jordi Costa. Retrato del sueño utopico de un mundo de cultura basado en otras coordinadas distintas a las acuales tras la dictadura de Franco, pasando por joyas poco conocidas como «Vivir En Sevilla» que Costa hace muy bien en revindicar.
    3) «Everything is Cinema: the Working Life of Jean Luc Godard» de Richard Brody. Nadie ha abierto tantos nuevos caminos formales en el cine de nuestro época que J.L.G quien falleció este año…el cómo y por qué y en que orden las cosas en este libro…
    4) «Lectura Fácil» de Cristina Morales. Divertido, ironico, a momentos brillante, el talentazo de «La Morales» está fuera de cualquier duda. Me he reido mucho con «Lectura Fácil» y con «El Utimo Hombre Blanco» de la tambien muy brillante Nuria Labari.
    5 & 6) Dos clásicos contemporaneos un tanto exigente quizás, para los que tengamos percebes ya se sabe donde: «Imagined Communities» de Benedict Anderson – el texto de referencia sobre el nacionalismo en inglés – y «Orientalism» del gran pensador Edward Said sobre como el conocimiento se ha utilizado como arma de colonialismo y opresión: el canon de literatura inglesa en la India por ejemplo. Dos obras imprescindibles para entender el mundo en el que vivimos (el nacionalismo no va a desparecer porque lo quieren los columnistas de El Pais, lo siento).
    8) «Masters and Masterpieces of Iranian Cinema» de Hamid Dabashi – el cine parece tan elemental como necesario en manos de los maestros iranis como Abbas Kiarostami, el contrario del cine de Hollywood que hace mucho que se instaló en un exceso que crece a la par del presupuesto militar americano. Cada vez que sale Irán en el telediario, me acuerdo de Kiarostami y sus filmes. ¿Hay un director de nuestro epoca que ha retratado a su pueblo mejor?
    9) «Black and British: a Forgotten History» – de David Olusoga un libro angustioso sobre la historia soterrada de las personas de color en el Reino Unido. Imprescindible para empezar a calcular el tamaño de la deuda que hemos heredado y que tenemos que ir saldando…
    10) «Morir en Madrid: 1939-1944» de Hernandez Holgado y Montero Aparicio – La historia vergonzosa y sonrojante de como el alcalde de la capital de España, Almeida, mandó desmantelar un pequeño monumento en un cementerio en las afueras de Madrid en homenaje a los fusilados de forma extra-judicial los años inmediatos tras la victoria de Franco.

    ¿Hasta cuando esta derecha reñida con la Comisión de DDHH de la ONU y los principcios rectores de los Tratados Europeos? ¿Hasta cuando tanta ignorancia y negacionsimo en el centro del poder de la capital de España? ¿Hasta cuando el ridiculo y el bochorno total?

    • MacNaughton

      PD: si Cristina Morales hace algo lúdico y irónico sobre la discapacidad y el activismo en «Lectura Facil», la pelicula «Los Renglones Torcidos de Dios» de Oriol Paulo es todo el contrario, profundamente reaccionaria cuando no directamente fascista…

      Lo cual no es de sorprender ya que el autor de la novela original era un senor de la época de Franco muy reaccionario / facha, pero aun así, la puesta en escena y el concepto de la enfermedad mental que maneja el equipo creativo da vergüenza ajena..

      El nivel cultural de todos los involucradas es realmente bajo, gente sin ni idea del movimiento anti-psiquiatría de los 60 y 70 por lo visto, como si no hubiese existido… gente muy paleta, yo lo siento…

      Justamente la famosa «One Flew Over the Cckoo’s Nest» de Milos Foreman seria la expresión fílmica de ese momento anti-psiquiatrico…

      Los tópicos burdos que maneja Oriol Paulo sobre los enfermos mentales es de otro siglo, joder,….y esta captado perfectamente en titulo fascista sobre «renglones torcidos» además de «dios»… todo me huele a rancio y a Franco….

      Llegas a la conclusión de que todo esta empapado en Franquismo…. no pasa un mes sin que se presente otro caso clamoroso delante de las narices…

      • MacNaughton

        Investigando un poco – lo mínimo – resulta que el autor de la novela «Los Renglones Torcidos de Dios» Luca de Tena era procurador de los cortes de Franco, autor de numerosos textos a favor del régimen, en plata, un diputado del regimen fascista infame que mataba desde el primer día hasta el ultimo, que torturaba, que desaparecía miles y miles de españoles durante 40 años….

        Lo saben los capos de Netflix en LA que una de sus peliculas mas vistas de estos dias esta basada en la novel de un fascista??

        No un fascista como mero ciudadano como Celine en Francia o Evlyn Waugh en Inglaterra, no, un señor que formaba parte del regimen, que era diputado de Franco?

        Lo saben en Los Angeles? Yo creo que no lo saben, y no les va a gustar cuando se enteren….porque Netflix es una empresa que cuida su imagen mucho….y nadie fuera de Francoland quiere saber nada de monstruo de Franco, los procuradores de sus cortes ni sus engendros artístico…

        En cuanto a la prensa española, que yo sepa nadie ha señalado las credenciales perfectamente fascistas del autor de God’s Crooked Lines, que no son Franco y su mano derecha Juan Carlos de Borbon después de todo, no según el diri y su equipo, los torcidos son los pobres pacientes e un hospital psiquiátrico…

        Que asco dais, eh? Que puto asco….

  3. El empecinado

    Cualquier diálogo de Platón probablemente haya sido la mejor lectura del 2022.

  4. «La fábrica de canallas» de Chris Krauss, como todas las novelas largas, tiene altos y bajos. Es sorprendente y adictiva en muchos momentos; aburrida e inverosímil en otros tantos. Se lee completa, que ya es mucho para una novela de 900 páginas a la que le sobran más de 300.
    «La ciudad de los vivos» de Nicola Lagioia es muy interesante, pero peca de exceso: es premiosa, se dilata y repite personajes y escenas sin demasiado sentido. Da la impresión de que no quiere o no sabe rematar cuando la historia no da más de sí.
    Luis Landero es único. Una historia ridícula no es su mejor novela, pero es imprescindible como todas las suyas.
    De las demás me apunto tres.
    Recomiendo de mi cosecha estas dos:
    · «Palabras del Egeo» de Pedro Olalla
    · «Laurus» de Evgene Vodolazkin

  5. Llevo 365 días esperando este artículo

  6. Hannibal Lector

    Procuro leer todos los años la lista de mi admirado Enric. Discrepo respecto a lo de que «El señor Wilder y yo» podría ser el mejor homenaje al gran Billy Wilder. Mucho mejor «Nadie es Perfecto. Billy Wilder con
    Hellmuth Karasek».

    Y si realmente Coe ha escrito varias de las novelas más hilarantes y sarcásticas de las últimas décadas (algo que desconozco), yo al menos no capté el supuesto humor ni tampoco la ternura e inteligencia en esta última. Se me atragantó la lectura, por poco creíble la mezcla entre realidad y ficción, probablemente.

    «Una historia ridícula» de Landero sí que tiene humor y otras muchas virtudes, una de ellas la de ser una historia realmente sorprendente, que ya es mérito…

  7. Gracias por seguir con la tradición. Ya están todas apuntadas en la lista de lectura de este 2023.

  8. francisco clavero farré

    Sólo leí La ciudad de los vivos; aunque a Ginzburg y Coe sí los conozco. Confieso que no a Landero, me lo debo para este año.
    La ciudad de los vivos no me acabó de gustar: como se ha escrito en el foro, es premiosa; pero yo le veo aún más desajustes. Atribuir responsabilidad a la economía y sociedad romana por un crimen gratuito y absurdo no me parece buena tesis. Desgraciadamente, los victimarios son dos chicos muy limitados, muy aburridos en el fondo; la víctima tampoco da mucho de sí,
    un mentirosillo de poco seso. No mucho fundamento para montar un libro. Hay una historia paralela de turista pedófilo que no se entiende muy bien qué pinta, parece pura guarnición para que el plato de la Roma decadente quede más vistoso.

  9. Gracias por iluminarnos Enric. Me sorprende la cantidad de pedantería que hay en muchos comentarios. Desde el de Platón al otro que no lee novedades. Dios os guarde muchos años, amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.