Filosofía

La inmediatez, el principal problema del siglo XXI

satanic ballet
Satanic Ballet. Aleksandra Ekster, 1922

La inmediatez se ha convertido en uno de los temas centrales de discusión en la filosofía contemporánea y la teoría social del siglo XXI. En una época caracterizada por el avance vertiginoso de la tecnología y la globalización, el deseo y la expectativa de obtener resultados instantáneos han transformado significativamente las dinámicas sociales, económicas y culturales. La exposición constante a estímulos instantáneos incide directamente en la fisiología del placer y la recompensa. A nivel fisiológico, el flujo continuo de dopamina fortalece las vías neuronales que buscan gratificación rápida, lo que puede reducir la capacidad de concentración y autocontrol.

El documental dramatizado El dilema de las redes muestra perfectamente como las interacciones en redes sociales atrapan nuestra atención de forma completa. En el film podemos ver a Ben, un adolescente típico de una familia estadounidense, enganchado a las redes sociales. En una de las primeras escenas vemos a Ben en su habitación, mirando su teléfono. Acaba de publicar una foto en una de sus redes y espera ansiosamente las reacciones. En cuanto la publicación está en línea, comienza a recibir notificaciones de «me gusta» y comentarios. La cámara enfoca su rostro mientras reacciona a cada notificación, que muestra una mezcla de excitación y ansiedad.

Con cada «me gusta» que recibe, su expresión se ilumina brevemente, solo para volver a una inquietud expectante mientras espera la próxima notificación. La secuencia enfatiza cómo la gratificación instantánea de las redes sociales puede convertirse en una fuente de dependencia emocional. Paralelamente, la película introduce a un trío de personajes ficticios que representan a los algoritmos de la red social, quienes discuten entre sí cómo mantener a Ben enganchado. Estos personajes trabajan en una sala de control virtual, monitoreando en tiempo real las interacciones de Ben con la plataforma. Deciden enviarle una notificación sobre un nuevo comentario en su publicación, sabiendo que esto captará su atención y lo mantendrá conectado por más tiempo.

La tecnología digital ha revolucionado la forma en que interactuamos con el mundo. Internet, los teléfonos inteligentes y las redes sociales han acortado drásticamente los tiempos de comunicación y acceso a la información. Según Byung-Chul Han, el filósofo surcoreano de moda, vivimos en una «sociedad de la transparencia» donde la rapidez y la visibilidad inmediata son altamente valoradas. Han argumenta que esta tendencia hacia la inmediatez erosiona la profundidad y la reflexión, produciendo una cultura del agotamiento y la superficialidad. Por otro lado, Zygmunt Bauman, el sociólogo y filósofo polaco, describe nuestra era como «modernidad líquida», donde la velocidad y el cambio constante son características definitorias. Bauman sostiene que la inmediatez ha generado una cultura de consumo efímero y desechable, donde las relaciones y los objetos son rápidamente reemplazados en busca de gratificación instantánea.

La inmediatez afecta profundamente las relaciones humanas y la estructura social. La cultura del «ahora» ha llevado a una reducción en la capacidad de atención y a un aumento en la ansiedad y el estrés. Los estudios han demostrado que la exposición constante a estímulos digitales puede disminuir la capacidad de concentración y memoria a largo plazo. La filósofa estadounidense Sherry Turkle ha explorado el impacto de la tecnología en las relaciones humanas, argumentando que la inmediatez digital ha creado una ilusión de conexión sin verdadera intimidad. En su libro Alone Together (Juntos pero solos), Turkle sostiene que la tecnología nos permite comunicarnos más fácilmente, pero a menudo a costa de conversaciones profundas y significativas.

En el ámbito del ocio, la inmediatez se manifiesta en la demanda de acceso instantáneo a juegos y contenidos. Plataformas digitales como Steam, PlayStation Network, o incluso los casinos online, permiten a los usuarios acceder a juegos completos en cuestión de minutos, y la seguridad que PayPal ofrece facilita transacciones rápidas y seguras, eliminando la espera asociada a los métodos de pago tradicionales.

Esto ha creado un entorno donde los jugadores esperan no solo acceso inmediato a nuevos lanzamientos, sino también actualizaciones constantes y contenido adicional para mantener su interés.

En el ámbito económico, la inmediatez se manifiesta en la demanda de bienes y servicios instantáneos. El auge del comercio electrónico y los servicios de entrega a domicilio ejemplifican esta tendencia. Empresas como Amazon han capitalizado la necesidad de inmediatez, ofreciendo entregas el mismo día y gratificación instantánea. Sin embargo, esta aceleración tiene un costo. Según el filósofo francés Gilles Lipovetsky, vivimos en una «hipermodernidad» donde la búsqueda de velocidad y eficiencia puede deshumanizar el trabajo y exacerbar las desigualdades económicas. La presión por la inmediatez puede conducir a condiciones laborales precarias y a una explotación de los trabajadores en sectores como la logística y el transporte.

En el ámbito político, la inmediatez ha influido en la forma en que se consumen y difunden las noticias. Las redes sociales permiten la circulación instantánea de información, pero también facilitan la propagación de noticias falsas y la polarización política. El filósofo alemán Jürgen Habermas ha expresado su preocupación sobre cómo la inmediatez digital puede socavar la deliberación pública y el debate democrático. Culturalmente, la inmediatez ha dado lugar a una cultura de la gratificación instantánea, donde la paciencia y la espera son cada vez menos valoradas. La filósofa canadiense Jenny Odell argumenta que esta obsesión por la productividad y la eficiencia puede ser contraproducente, llevándonos a una vida menos satisfactoria y más alienada. En su libro How to Do Nothing, Odell aboga por la resistencia a la cultura de la inmediatez mediante prácticas de atención y contemplación.

A pesar de las presiones de la inmediatez, ha surgido un movimiento de resistencia que busca redescubrir el valor del tiempo y la lentitud. El movimiento «slow» aboga por una desaceleración en diversos aspectos de la vida, desde la alimentación hasta el trabajo y el ocio. Carl Honoré, uno de los principales defensores del movimiento «slow», argumenta que la lentitud puede llevar a una mayor satisfacción y calidad de vida. Este movimiento también se refleja en la filosofía contemporánea. Han y otros pensadores como el filósofo esloveno Slavoj Žižek han criticado la cultura de la inmediatez y han abogado por una reevaluación de nuestros valores y prioridades. Žižek, en particular, ha señalado que la inmediatez puede distraernos de cuestiones políticas y sociales más profundas, impidiendo una verdadera transformación social.

La inmediatez, como principal problema del siglo XXI, presenta desafíos significativos en múltiples dimensiones de la vida contemporánea. Desde las relaciones personales hasta la economía y la política, la cultura del «ahora» ha transformado radicalmente nuestra forma de vivir y pensar dando lugar a movimientos neoluditas. Los filósofos contemporáneos llevan más de veinte años estudiando los peligros de la inmediatez y nos invitan a reflexionar sobre sus implicaciones a largo plazo. Para abordar este problema, es crucial fomentar una cultura que valore la paciencia, la reflexión y la profundidad. La resistencia a la inmediatez no implica un rechazo total de la tecnología o el progreso, sino una reevaluación crítica de cómo estos avances afectan nuestra humanidad y nuestro bienestar. Al hacerlo, podemos aspirar a una sociedad más equilibrada y satisfactoria, donde el tiempo y la atención sean reconocidos como recursos valiosos y limitados.

Referencias

  • Bauman, Z. (2003). Modernidad líquida. Fondo de Cultura Económica.
  • Honoré, C. (2006). Elogio de la lentitud. RBA Libros.
  • Lipovetsky, G. (2006). Tiempos hipermodernos. Anagrama.
  • Habermas, J. (2013). El Occidente escindido. Editorial Trotta.
  • Han, B.C. (2013). La sociedad de la transparencia. Herder Editorial.
  • Žižek, S. (2016). Problemas en el paraíso: Del fin de la historia al fin del capitalismo. Ediciones Akal.
  • Turkle, S. (2017). Alone Together: Why We Expect More from Technology and Less from Each Other (Juntos pero solos). Basic Books.
  • Carr, N. (2017). Superficiales: ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? Taurus
  • Odell, J. (2021). Cómo no hacer nada: Resistirse a la economía de la atención. Ariel.

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

5mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL

35año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

5 Comentarios

  1. Vivimos muy rápido como si la vida fuera breve, pero los boomers se van a empezar a jubilar y les quedan cuarenta años de vida y buena. Está el apocalipsis zombie y los boomer jubilándose.

    • De su comentario deduzco que a los boomers les ha faltado una guerra mundial (o dos) para rebajar la esperanza de vida. Es una generación muy egoísta, sin duda.

      Pero soy bastante optimista con las próximas generaciones. Resolverán ese problema pronto. Y no creo que haya que esperar mucho. Esos jubilados no deberían estar tan seguros de que les quedan 40 años de vida buena.

  2. Pingback: La inmediatez, el principal problema del siglo ...

  3. Pingback: Inspiration Digest No.5 - Boris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.