Paloma del Río: "Los derechos de deportes nunca son rentables para las televisiones. Está sobredimensionado" - Jot Down Cultural Magazine

Paloma del Río: “Los derechos de deportes nunca son rentables para las televisiones. Está sobredimensionado”

Publicado por

Paloma del Río es directora de programas deportivos de la dirección de deportes de TVE. Aparte de ejercer este importante cargo, es la voz que todo aquel que alguna vez haya seguido unos Juegos Olímpicos —es decir todo el mundo salvo algún que otro eremita o intelectual— reconocería al instante. Del Río comenzó de auxiliar de enfermería en la clínica Ruber de Madrid, adquiriendo los conocimientos de anatomia necesarios para analizar con rigor las acrobacias que los gimnastas realizan sin apenas inmutarse y la experiencia indispensable para poder narrar sin estremecerse las luxaciones y traumatismos más gore que se puedan ver en una pantalla de televisión. Sobre el presente de la gimnasia, el futuro de RTVE y escuelas transilvanas habla con nosotros mostrando el entusiasmo que siempre desprende en sus retransmisiones.

¿Cómo acabaste en el mundo del deporte? Cuando empezaste en el periodismo no era algo muy usual que una mujer se especializara en periodismo deportivo.

Llevo 25 años en Televisión Española. Estudié la carrera entre 1980 y 1986 y para pagarme la universidad trabajaba de auxiliar de clínica en la UVI de la Clínica Ruber. Por eso mucha gente piensa que soy enfermera. Acabé la carrera con muy buen expediente y entré en Televisión Española. Cuando los becarios llegábamos el 1 de julio nos preguntaban qué nos gustaba. Y a mí me gustaban los deportes. No es que no me interesara el resto, pero Deportes me parecía lo más divertido. Me habría podido acoplar a cualquier otra sección. Mientras no me pusieran en Toros, que no me gusta nada…

Mucha gente te reconoce por la voz y te asocia con la gimnasia. ¿Te interesaba la gimnasia ya antes de dedicarte a narrarla?

Llegué a las retransmisiones de gimnasia porque ya estaban allí Olga Viza y María Escario. Olga estaba en Barcelona y hacía la gimnasia artística, pero también presentaba Estadio 2, que era el programa polideportivo que había entonces. María hacía la rítmica, pero empezó a presentar también el Telediario y otros programas, por lo que ninguna de las dos podía irse a retransmitir una competición por ahí y esos deportes se quedaron en el aire. Entonces, ambas me pasaron la documentación y me puse a estudiar la gimnasia, a ver vídeos, a contactar con revistas, con gimnastas y entrenadores. Fui a la federación a hacer unos cursos de juez, tanto de rítmica como de artística para conocer bien el código y poder explicar a la gente lo que los jueces estaban evaluando.

¿Fue difícil?

Sí. Hasta que te aprendes el primero es muy complejo, porque tienes que ver muchas veces el mismo movimiento. Volverlo a ver, pasarlo a cámara lenta… fue un año y medio en el que me pasé todos los fines de semana que tenía libres viendo y volviendo a ver vídeos.

¿Qué fue lo que más te costó?

Algunos movimientos son muy difíciles de ver. Ahora ya los veo inmediatamente y la gente siempre me pregunta cómo lo hago. Después, en 1994, empecé con el patinaje, y eso sí que es el acabose: hay seis saltos y yo sólo distinguía uno, que es el Axel. Hay saltos de picar, saltos de apoyo… también fue cuestión de ver y ver y volver a ver.  Entra con un pie, sale con el otro y resulta que el patinador es zurdo; y entonces ya dices ¡ostras, pero esto qué es! Pero bueno, cada viaje que hacía al extranjero me iba a bibliotecas y librerías a buscar documentación, secuencias de fotogramas donde explicaban el código… ahora con internet es mucho más sencillo, pero hace 25 años era muy complicado.

Y no sólo has hecho gimnasia y patinaje.

He hecho saltos de trampolín, saltos de caballos, carreras de caballos… las cosas más raras que te puedas echar a la cara. También he hecho tenis durante dos años, cuando empezó Teledeporte. Pero lo que no he hecho es natación sincronizada, eso lo hace Julia (se refiere a Julia Luna), aunque mucha gente nos confunde por la voz y piensa que soy yo.

¿Qué es lo que más te gusta como espectadora?

Cuando estoy viendo la gimnasia rítmica tengo claro que es eso, pero cuando veo la artística cambio de idea. El patinaje es muy bonito y complejo. Lo que pasa es que una retransmisión de estos deportes no es como un partido de fútbol, que son 90 minutos, sino que son horas y horas. Hay días en los que puedo hacer ocho horas de transmisión.

¿Hay alguna divergencia entre lo que te gusta retransmitir y lo que te gusta ver?

Me entusiasman las tres disciplinas que retransmito, si no, sería muy difícil. Me lo decía Lorenzo Milá, que se nota que me gusta muchísimo lo que hago, porque el entusiasmo que tengo lo traslado al espectador. Pero la hípica me resulta algo menos atractiva. Me gusta, pero no lo pondría en el primer lugar de mis preferencias, prefiero la gimnasia o el patinaje.

¿Cuál consideras que es la principal diferencia entre la gimnasia masculina y la femenina?

La masculina la hacen hombres, son señores de 17, 18 o incluso más años. Hace poco salió en el periódico, por ejemplo, que Jordan Jovtchev, un gimnasta búlgaro de 39 años, se ha clasificado para los Juegos Olímpicos de Londres; serán sus sextas olimpiadas. Por otro lado, la gimnasia rítmica y artística la hacen adolescentes que están aún en proceso de maduración física y psíquica. La rítmica es todo armonía, la artística también es potencia. Lo que más me fascina es el control que tienen de su propio cuerpo y del entorno. El segundo que están en el aire girando tienen un control absoluto; saben perfectamente si están mirando al techo o al suelo.

¿Son distintas las aptitudes necesarias para la masculina y la femenina?

Los chicos necesitan mucha fortaleza y potencia, mientras que las chicas necesitan más equilibrio. Los chicos sólo tienen el ejercicio de suelo, las chicas tienen barra, suelo… pero también necesitan fuerza, potencia y carrera para el salto, por ejemplo: tienen 25 metros para conseguir potencia, altura y longitud. El caballo con arcos es fuerza. En paralelas los chicos también necesitan equilibrio, pero no es un equilibrio de pies, sino que han de tener el eje de la gravedad perfectamente compensado. Y el ejercicio que me parece más espectacular es el de barra. Está a dos metros y medio de altura, y ellos saltan por encima: están a cuatro metros de altura haciendo piruetas. Las chicas necesitan cierta estética y coordinación, tipo ballet, que en chicos no se requiere. Y en rítmica ya ni te cuento, necesitan tener una base de ballet desde los cinco años, porque si no lo tienen es muy difícil.

¿Cómo ves el panorama de la gimnasia, antes los Juegos Olímpicos de este año?

Fatal. Acaba de ser el preolímpico. Los chicos  han conseguido meterse por equipos, pero las chicas han quedado séptimas y sólo va a poder ir una de ellas, no el equipo completo. No lo veo bien. Llevo 25 años cerca de la gimnasia, la semana que viene es el preolímpico de rítmica (el equipo de España se clasificó para los Juegos Olímpicos; en individual se clasificó la gimnasta Carolina Rodríguez) y buscan la clasificación tanto individual como en conjunto. Y creo que se va a clasificar el conjunto, pero no la individual. Me encantaría que hubiera de todo: dos chicas, como hubo en su momento, y equipo, pero creo que sólo se va a clasificar el conjunto. De hecho, antes del preolímpico, yo ya decía que no creía que los chicos tuvieran problemas, pero las chicas sí.

¿Cuáles son las causas de este bajón?

Los chicos son muy maduros, llevan varios años, han hecho un buen equipo, han competido mucho, están bregados y se han peleado con los mejores. Pero las chicas son muy jovencitas, y ya no hay tantas gimnastas buenas. Lo que pasa ahora es que cuando una es buena abandona su club y la mandan al Centro de Alto Rendimiento de Madrid, y muchas no saben vivir en ese régimen de aislamiento: están viviendo en una casa de la federación del Consejo Superior de Deportes, van a un instituto que está a 100 metros y de ahí otros 100 metros hasta el gimnasio. Tienen libres los jueves por la tarde y los domingos. Y hay muchas chicas que, psicológicamente, no lo aguantan.

Es, por lo tanto, un deporte muy sacrificado. ¿Puede tener algo que ver que siempre hayan triunfado gimnastas de países no sé si decir faltos de libertades, como ahora China, antes los países del bloque del este?

Sí, digamos con un tipo de vida interiorizado desde el primer momento. No hay posibilidad de otra opción. Si quieres ser gimnasta tienes que separarte de tus padres a los cuatro años, irte a vivir a un centro de alto rendimiento y vivir por y para la gimnasia y tu país. Y aquí ese sacrificio no lo hacemos. Pero tampoco digo que tenga que ser así. A lo mejor es preferible hacer un régimen de entrenamiento como hacen los franceses, según el cual cada gimnasta está en su club con su entrenador y viviendo en casa de sus padres; o como hacen los estadounidenses, que hacen un campeonato nacional donde se selecciona al equipo, y es ese equipo el que tres meses antes de la competición se concentra y entrena por y para la causa, y ya no existen las familias. Es otro sistema, y no ha funcionado mal. A lo mejor aquí podríamos probar de otra manera.  

¿Cuál es la situación española respecto al global de la gimnasia? ¿Hay grandes estrellas, como Nadia Comaneci en su día?

No. Actualmente estamos muy bien para el nivel de licencias que hay, porque se saca petróleo de un plantel de 20 o 25 niñas y chicos buenos en el panorama nacional. Pero no es comparable con la cantidad de gimnasios y niños que hay en Estados Unidos, China, Alemania o Francia.

¿Y el momento actual de la gimnasia mundial respecto al nivel de hace unos años?

Los Juegos Olímpicos van a ser muy entretenidos. Va a haber una pelea muy bonita entre el poderío asiático de Japón, China y Corea con las grandes potencias como los estadounidenses o Canadá. Siempre salen escuelas diferentes. Los coreanos, por ejemplo, son muy sobrios. Los chinos entrenan muy duro y tienen a millones de chinos detrás esperando. En los centros de alto rendimiento de China te encuentras igual a 50 chicos de todas las edades. Van trabajando con los pequeños. Es que no hay ni punto de comparación con la cantidad de gimnastas que hay en esos países con los que hay en España. Aunque aquí, estadísticamente, estamos muy bien.

¿Quiénes van a ser las grandes estrellas de la gimnasia en estas Olimpiadas?

Yo me fijaría en Estados Unidos, tanto en chicos como en chicas; en los chinos, cuyos chicos consiguieron estar en la élite mucho antes que las chicas, pero ahora ellas tienen una cantera para aburrir; algún alemán, algún francés o los británicos, que se han preparado muy bien para sus Juegos. Pero en todos los deportes, no sólo en gimnasia, en patinaje también. En rítmica, por ejemplo, nunca han tenido ningún tipo de tradición, pero sacaron un equipito majo; al final no se han clasificado, pero el intento ha sido buenoSe han esforzado en estar en los Juegos Olímpicos en todos los deportes, pero no por ser anfitrión consigues la clasificación automática. Además hay gente muy buena, como Jordan Jovtchev en anillas, Krisztian Berki en arcos, que irá solito porque no creo que lo haga nadie más del equipo húngaro; en salto son muy buenos los polacos… los Juegos Olímpicos son espectaculares, se crea una atmósfera diferente, la gente se interesa de repente por deporte que no ha visto nunca nadie. Por ejemplo la final de doma de Atenas, en la que España consiguió medalla, la vieron tres millones de personas. Y tú le preguntas a la gente qué es la doma y no sabe qué decirte. O en Pequín la medalla de José Luis Abajo “Pirri”, tirador de esgrima. Se crea como una especie de burbuja donde los medios hablan y todo el mundo está pendiente.

¿Te gusta retransmitir los Juegos o piensas que vaya paliza te espera?

Fui la editora de los Juegos de Pequín, ahora estoy desde hace dos años como directora de programas organizando los Juegos de Londres y me apasiona. Los Juegos Olímpicos son como la Feria de San Isidro o la de Sevilla para los toros, o como unas elecciones generales para los que trabajan en Nacional. Las Olimpiadas son el mejor espectáculo deportivo del mundo.

¿Cuáles destacarías por encima de los demás?

Llevo once, soy la periodista en activo de España que más Juegos Olímpicos lleva, entre invierno y verano. El primero fue Seúl y en Londres voy a cumplir la docena. De los de verano, los de Barcelona fueron excepcionales, los de Atlanta fueron un desastre horroroso, Sidney fue muy bien, aunque lo tenían fácil viniendo del desastre de Atlanta, pero además la organización y el país… me encantó. Los de Atenas no estuvieron mal, fueron dignos, no hubo problemas de transporte; si funciona el transporte funcionan los Juego Olímpicos. Y los de Pequín fueron grandiosos, a nivel del país. Hay tantos millones de chinos que si necesitaban hacer un estadio lo hacían en un año y luego lo derruían. Cuando nosotros nos marchábamos ya estaban tirando estadios, como los de tenis, porque no los necesitaban; no miraron el bolsillo ni nada. Querían impresionar al mundo y lo hicieron.

¿Entiendes que hubiera cierta polémica con que se concedieran unos Juegos Olímpicos a China? ¿Estaba reñido con el olimpismo?

Es que eso fue una burbuja. Pensaron que otorgándole unos  Juegos Olímpicos el país iba a progresar en cuanto a derechos humanos y eso fue un espejismo. Es más, cuando estábamos allí no te podías conectar a Google, porque estaba capado. Estás en la sala de prensa, quieres buscar información y no puedes acceder a Google y, claro, se montó un pollo que los periodistas internacionales tuvieron que ir a las autoridades chinas a quejarse, a intentar hacerles ver que estaban viendo fantasmas donde no los había. Es verdad que estaba toda la movida del Tíbet, lo de la llama olímpica que boicotearon en muchos sitios. Se les dieron los Juegos para que vieran que una invasión de extranjeros así no les iba a suponer ningún problema, pero tengo la sensación de que no ha servido para nada.

¿Crees que los Juegos Olímpicos son demasiado comerciales?

Esto es una máquina de hacer dinero. Tengo el punto de vista sentimental de “citius, altius, fortius”, pero por otro lado no dejo de tener los pies en la Tierra, y el deporte genera unas expectativas y un dineral tremendos en empresas que invierten. Sería utópico pensar que aquí vamos a correr por la corona de laurel. Pues no, vamos a correr por lo que vamos a correr, y es que hay una serie de patrocinadores que están todos los años soportando el gasto y patrocinando al COI. Hoy, por ejemplo, me ha llegado una nota de que McDonald’s prorroga su patrocinio hasta el año 2020. Y es lo que vio Samaranch, que a través del deporte se pueden enseñar una serie de valores, pero tiene que ser soportable económicamente. Era partidario de que el deporte llegara a todo el mundo. ¿Y cómo se consigue eso? Pues a través de las televisiones públicas y grandes patrocinadores. Y ahora Rogge ha visto que aún se puede sacar más dinero. El dinero que se saca de los derechos televisivos el COI lo reparte entre los comités olímpicos nacionales y las federaciones y ellos, a su vez, cuidan del deportista para que dé espectáculo en esa gran cita cada cuatro años. Es una rueda que se retroalimenta continuamente.

¿Por qué es tan importante el deporte? ¿Por qué nos alegra que un tirador con arco español gane una medalla de oro cuando en el fondo…?

Ahora mismo, tal y como están las cosas, sobre todo para no pensar en cómo está el resto. Es una alegría, una gotita de agua en el desierto. Supongo que es porque reconoces el mérito de un paisano, en ese momento todo el mundo habla de eso, aunque luego nadie sepa cómo se llama el que ha ganado la medalla. Hay gente que queda para ver las finales, genera relaciones humanas, es una excusa para encontrarte con otra gente durante 16 días cada cuatro años.

Eso son los Juegos, pero ¿y el deporte en general?

Es una válvula de escape. Yo elegí deportes porque me parecía algo lúdico. A mí, porque gane un partido un equipo u otro, no me van a subir la gasolina, da igual, como ser humano no te va a repercutir; mientras que si ganan las elecciones unos u otros sí que me va a afectar personalmente. También considero que sirve para educar. Normalmente no nos enseñan a perder, sólo a ganar, a ser competitivos y a luchar por nuestras ambiciones. Salvo que en tu casa te hayan enseñado siempre que no se puede tener todo, el deporte te lo enseñará.

¿Por qué debemos destinar dinero público, en forma de las becas ADO, para que un señor tire una jabalina más lejos?

Porque si no, no tendríamos deportistas. Tendrían que elegir entre su vida privada con su trabajo y familia o el deporte.

¿Cómo sería una vida sin deportistas?

Fíjate en los Juegos anteriores a Seúl. Había gente que practicaba deporte, pero nos teníamos que contentar con ver a los grandes maestros de Estados Unidos, Francia, Alemania… no había españoles. Las becas ADO han ayudado muchísimo desde que se crearon para los Juegos de Seúl.

Se crearon con vistas a Barcelona’92.

La primera entrevista que se concedió tras la creación de las becas ADO se la hice yo a Pilar Miró y me decía “A ver qué me vas a preguntar”. Estaban Rafael Cortés Elvira, Javier Gómez Navarro, el presidente del Comité Olímpico, que me parece que era Alfonso de Borbón y Pilar Miró como directora de Radiotelevisión Española. Las marcas patrocinaban y RTVE le daba visibilidad a coste cero a esas marcas. Si no les ayudas los deportistas no pueden dedicarse ocho horas al día a entrenarse, tienen que vivir y comer como todo hijo de vecino.

¿Ellos le devuelven algo a la sociedad?

El espectáculo que aportan, las expectativas que pueden crear, el dinero que generan con los patrocinios, los espectadores, las carreras… todo eso revierte luego en cosas que para los demás son invisibles. Pero que Chema Martínez gane una maratón y luego vaya a otra supone que a esa segunda maratón, que no es tan popular como unos Juegos Olímpicos, le dé prestigio, que puede ser la de Majadahonda, por ejemplo. Y eso genera patrocinadores de esa zona, pero eso no se ve.

Con todos los inconvenientes y sacrificios que conlleva, ¿cómo motivarías a una hija tuya a que practicara la gimnasia?

Sobre todo les aporta disciplina, seguridad, responsabilidad… aprenden que no se pueden tomar las cosas a la ligera, una caída en gimnasia puede ser muy peligrosa. El campeón de Alemania, quince días antes de los Juegos de Atenas, tuvo una caída en un salto y está en una silla de ruedas. Tiene sus riesgos, pero tiene sus satisfacciones. Es una especialidad muy complicada, hacen falta unas capacidades naturales como fortaleza y flexibilidad. Pero van a salir con una responsabilidad tremenda; van a aprender a competir en un pabellón con miles de personas y muchas cámaras centradas en ellas y van a ser juzgadas por lo que hagan en un minuto y medio. Luego todo eso lo trasladas a la vida diaria y suele ser gente muy responsable.

Es mucha presión.

Sí, en un minuto y medio tienen que demostrar el trabajo de varios años. En la vida normalmente tenemos más de un minuto y medio para dar a conocer nuestro trabajo.

¿Cómo se elige a los jueces de una competición?

Por sorteo. Hay jueces regionales, nacionales e internacionales. Para ser juez internacional, evidentemente, tienes que haber estado antes en las categorías inferiores. Si eres juez nacional y quieres ser internacional tu federación te tiene que proponer, entonces haces los cursos, te capacitas y te conviertes en juez internacional, que se llama juez Brevet. En ese momento ya puedes puntuar en competiciones internacionales.

¿Hay vetos o enfados cuando te cae un juez u otro?

Hay de todo, un pasteleo que te mueres. La cantidad de jueces que van por cada país es proporcional a la cantidad de gimnastas de su país representados en esos Juegos. Entonces, se meten sus nombres en una bolsita y se sortea quién puntúa suelo, quién salto… sorteo puro y duro, por lo que cada juez tiene que saber puntuar todos los aparatos. Pero luego ya están las comidillas de “el ruso se lleva bien con el lituano”, “aquél se lleva bien con el argentino”. Nunca se va a poder acabar con eso.

¿Alguna vez has visto algo exagerado?

Es famoso el caso del Campeonato de Europa de gimnasia rítmica de Zaragoza, en la que los jueces fueron a por Elena Vitrychenko, de Ucrania. Hubo un apaño de jueces escandaloso y una chica que había sido campeona de Europa y del mundo quedó, tras el primer día de competición, en la 17ª o 18ª posición. Horroroso.

¿Sin razón aparente?

Se veía que iban a por ella. Se ve en la primera nota, se ve en la segunda, se ve en la tercera… y entonces te preguntas “¿pero qué está pasando aquí?” Supongo que fue para quitársela de en medio y dejar que fuera otra quien ganara. Nunca conseguí adivinar por qué fue, pero como fue tan escandaloso, el Comité Técnico de la Federación Internacional empezó a revisar las actas tras la competición y seis de los jueces fueron penalizados con dos años sin poder puntuar. Se armó un escándalo… es que incluso algún juez ucraniano, que se ve que prefería que ganara la otra ucraniana. Lo de los jueces es tremendo.

¿Y lo contrario, ver notas hinchadas?

Paul Hamm, campeón olímpico en Atenas. Siempre está la discusión de si un señor que se ha caído en una competición es digno de ser campeón olímpico y Hamm, creo que fue en la tercera rotación, en salto, se pegó un porrazo que no se cayó entre los jueces de milagro. Sin embargo, los dos coreanos, que quedaron segundo y tercero, lo hicieron maravillosamente bien. Pero Hamm acabó de campeón olímpico. Y en esos mismos juegos, en Atenas, el que tenía que ser campeón olímpico en anillas era Jordan Jovtchev y, sin embargo, como estábamos en Atenas, se lo dieron a Dimosthenis Tampakos, uno de casa, y fue también un escándalo. A partir de esas puntuaciones en Atenas la Federación Internacional cambió el sistema de puntuación, que antes era hasta el 10 y ahora es hasta el 17.

¿Te gusta más como está ahora?

Ahora hacen dos jurados: uno evalúa la dificultad y el otro, la ejecución. Entonces, entiendo que para quien está en casa es más difícil comprender sobre 17 que sobre 10, que es la tabla que tenemos todos en la cabeza de cuando estudiábamos. Pero me parece más justo, aunque sigue habiendo pasteleo. Me parece más justo el de patinaje, donde hay nueve jueces que puntúan, de esas nueve puntuaciones se toman en consideración seis de manera aleatoria y no se sabe cuáles son.

¿Recuerdas especialmente algún ejercicio perfecto de gimnasia?

Un suelo de Silvia Mitova, una búlgara que luego se pegó un porrazo y se quedó hemipléjica, en Barcelona.Últimamente no, porque como ha variado el código, han metido mucha más dificultad, por lo que la ejecución es peor.

¿Por eso había más dieces antes?

Sí, ahora un 17 es muy difícil. Los chinos llegan al 16 y pico, pero poco más. Ahora, por ejemplo, los ejercicios de anillas de los chinos son muy buenos, o las chinas en asimétricas. La que fue campeona olímpica, He Kexin, una niña que es un tapón de metro y medio, hacía unas asimétricas que flipabas. Todos los vuelos que hacía eran con las piernas rectas y los brazos estirados, y tenía catorce años.

¿Qué hay de cierto en esos rumores que dicen que la gimnasia deja muchas secuelas físicas?

Susana Mendizábal, gimnasta de rítmica, hizo una tesis doctoral sobre todas las gimnastas que hasta ese momento habían hecho gimnasia rítmica en España. Hasta mediados de los años 80 se entrenaba de una manera, pero entonces se pasó a trabajar muscularmente de otra, poniendo mucha atención en la compensación. En la tesis quedaba reflejado que las gimnastas de la primera época tenían secuelas de cuello, cervicales, hombros, espalda, articulaciones… mientras que las de la segunda fase también tenían, pero de mucho menor grado. Pero está claro que las articulaciones sufren, los pies sufren, los hombros, la espalda.

¿Mucho más que en otros deportes?

Ten en cuenta que ellas lo hacen cuando son muy jóvenes. Quizá a un hombre que tira al plato de duele el hombro, pero puede tener cuarenta años, y sólo le dolerá el hombro y, como mucho, el oído de los fogonazos, pero las gimnastas trabajan todo el cuerpo. Me comentaba Lola Fernández-Ochoa, la hermana de Blanca, que tenía los abdominales como tablas y para ella fue un problema en el momento de dar a luz. Muchas veces tienen que hacer cesárea porque han perdido totalmente la flexibilidad de los abdominales de tanto trabajarlos.

Con la delicada situación económica de Televisión Española, ¿cómo justificas el dinero que se paga para retransmitir la Champions League o los Juegos Olímpicos?

Ahora mismo, que estamos bajo el Real decreto del día 30 de diciembre, con el recorte, está claro que uno se plantea muchas cosas, pero los Juegos Olímpicos se compran con muchos años de antelación. Los de 2012 se compraron en 2003 o 2004.  Es verdad que es mucho dinero, pero no puedes pensarlo ahora. Mira lo que salió el otro día de los digitales, es que no hay nadie que los quiera. Ni siquiera el fútbol es rentable; mira el Mundial de Suráfrica para Telecinco: en el mejor de los supuestos, que fueron siete partidos y donde España jugó la final y fue campeona del mundo, perdieron 12 millones de euros. Pagaron 40 millones y amortizaron 28. Y con España campeona del mundo. Los derechos de deportes nunca son rentables para las televisiones. Está sobredimensionado. Muchas veces hemos puesto el precio a unos acontecimientos que no lo valen. Para que no lo tengas tú subo mi oferta, y lo que estamos haciendo es subirle el precio a unos acontecimientos que no son rentables ni en el mejor de los supuestos. Fíjate el batacazo que se dio Antena 3 con el Mundial de 2002 en Corea y Japón.

¿Tampoco los Juegos Olímpicos?

Lo bueno de esta edición es que nos va a acompañar el horario, porque en los pasados de Pequín muchas grandes citas coincidían con la madrugada española. Pero nosotros no tenemos más que el servicio público como excusa para darlos. No tenemos publicidad. Si la tuviéramos, pensaríamos a ver qué anunciantes metemos para ver cómo recuperamos la cantidad que hemos pagado de derechos, pero no es el caso. Lo hacemos a fondo perdido.

¿Cómo ves el tema de la vuelta de la publicidad a Televisión Española?

Tienen que pensarlo, es una pelota que está en el tejado del Congreso. El recorte asfixia totalmente a Televisión Española. Hay algunas otras vías por donde a lo mejor podemos recoger parte de esa cantidad de 200 millones de euros que nos han recortado, pero los mismos que han puesto encima de la mesa este Real Decreto con el que nos recortan el 36% tendrían que poder darnos también una salida, porque desde que el 1 de enero de 2011 se puso en marcha la ley de financiación la corporación RTVE hemos sido absolutamente estrictos con el presupuesto y lo hemos cumplido, sin pasarnos de ninguna de las maneras. Entiendo que hay que recortar gastos y que somos un grupo al que hay gente que le tiene muchas ganas, pero aun y así, sin tener publicidad, seguimos siendo los mejores. Este pasado año 2011, con un 14,5% de media hemos conseguido ganar a Telecinco, las privadas y las autonómicas. Es cierto que hay que recortar y que tiene que apretarse el cinturón todo hijo de vecino, pero tienen que darnos una vía de escape para poder sufragarlo. Porque si es sólo con recortes terminará por notarse en el contenido, y eso sería lo que ninguno querríamos.

¿Crees que los deportes tienen demasiada cobertura dentro de los telediarios?

Sí, pero coge las audiencias de un telediario de cualquier cadena: cuando entra el bloque de deportes se dispara la audiencia, y no vas a desperciar lo que te la proporciona. A lo mejor, como decíamos antes, la gente está harta de penas y quiere la válvula de escape que es el deporte.

¿Te gusta cómo está el panorama del periodismo deportivo en España?

Del periodismo deportivo sí, del futbolístico no. Se han puesto de moda las tertulias futbolísticas donde lo que prima es el “y tú más”. Lo bueno que ha dado la TDT es que ha dado una fragmentación tremenda y todo el mundo tiene su programa. Y este tipo de tertulias, que antes no se daban —aunque Televisión Española hizo un programa que se llamaba El rondo y que fue el pionero— terminan hablando del Madrid y el Barça. Los otros equipos no generan esa tensión y expectación. Entonces, tienes todos los días el Punto pelota y ese tipo de programas. A quien le guste ese tipo de periodismo a esas horas de la noche, cuando uno tiende a meterse en la cama y buscar paz, pues fenomenal.

¿Qué audiencias suele tener ese tipo de programas?

Acostumbra a estar entre un 1% y un 2%. Los fines de semana que hay fútbol suele tener algo más.

¿Por qué ya no hay programas deportivos de calidad en la televisión en abierto?

Porque no tienen los derechos. Los deportes minoritarios no los quiere nadie. La gente quiere Fórmula 1 porque está Fernando Alonso, el mundial de motociclismo, la Selección española de fútbol y el Eurobasket. Las ligas regulares no las quiere nadie, no resultan rentables. Telecinco, por ejemplo, hace una televisión muy barata: tiene buena publicidad, con un programa como Sálvame cubren desde las 4 hasta las 8, por la mañana con el de Ana Rosa Quintana también cubren. No tienes que comprar mucho, con una tertulia llenan. Pero programas de transmisión cuesta dinero comprar los derechos. Los minoritarios cuestan menos.

¿Y un programa en el que, aunque no hubiera retransmisiones, la tertulia fuera menos agresiva?

En Estudio estadio lo estábamos haciendo. Era una tertulia más respetuosa, en la que no se gritaba tanto, que no hablen todos a la vez… la gente se calienta en seguida, y no sé si eso es bueno. Yo veo las cosas desde otro punto de vista. Y no estoy diciendo que sea malo, pero yo no lo veo porque me pone nerviosa, y quiero irme a la cama con cierta tranquilidad.

¿Te gusta el fútbol?

Sí. Me gusta mucho cómo juega el Barcelona, por ejemplo. Es que da gusto verlos. Parece que el Madrid este año se está acercando un poco más, pero aún no está ahí.

¿Eres culé?

No. Soy… antimadridista.

Es decir, eres del Atleti.

No, es que me da igual. Por ejemplo me cae muy bien el Cádiz. Me gustan los equipos pequeños que jueguen bien. Me gusta sentarme y entretenerme, y si ese entretenimiento me lo dan el Barcelona y el Valencia, pues del Barcelona y el Valencia, pero no me identifico con ningún equipo; ni de baloncesto ni de fútbol.  Nunca he tenido una predilección, y si hago algún seguimiento será del Cádiz, porque están ahí los tíos luchando y conozco mucha gente de Cádiz. Me gusta ver un buen partido, en el que haya emoción. Me gustan mucho los ingleses, por ejemplo, que siempre juegan al ataque y no son tan remilgados como los italianos, que siempre están defendiendo. Me gusta un tipo de fútbol entretenido, porque estar defendiendo es un peñazo importante.

Aparte de aquellos en los que eres especialista, ¿qué deporte minoritario te gustaría que tuviera más cobertura en televisión?

Son deportes muy pasivos y de muy poca gente, como el curling o el snooker. Cuando me los explicaron los empecé a entender. Son deportes de estrategia y son tremendos. Evidentemente, no son para el que quiera acción. También me gusta el patinaje de velocidad, sobre todo la modalidad “short track”, el de pista corta, que es muy divertido. También me gusta el esquí y muchos deportes de invierno. El hockey sobre hielo no tanto, porque encuentro que los partidos son muy largos.

Es eso que les gusta tanto a los americanos de alargar los partidos.

Sí, en ese sentido me gusta el béisbol, pero con esa concepción americana de “vamos a pasar la tarde al béisbol”, y te pasas cinco horas. Para los americanos es incomprensible que un partido acabe cero a cero, que no haya un ganador. Allí no hay ninguna competición donde no gane uno. Quizá por la concepción que tengo de la utilización del cuerpo y cómo controlan el espacio me gustan los saltos de trampolín.

¿Viste a Greg Louganis?

Sí, vi el golpe que se dio en la cabeza con la plataforma. A partir de ahí era como un pelele. Y la mancha de sangre…

¿Era tan bueno?

Estaba muy formado, muy bien hecho.

¿Ha habido otro como él?

Ahora están los chinos, aunque no tienen tanta musculatura. Tienen un músculo más longuilíneo. Son muy flexibles pero claro, hacen lo que hacen a base de currar horas y horas.

¿Qué libros de deportes nos recomendarías?

Ahora estoy leyendo la biografía de la gimnasta Elena Vitrichenko. He leído también, aunque está en inglés, uno de Bela Karolyi, el que fue entrenador de Nadia Comaneci en Rumanía y luego, en Estados Unidos, de Mary Lou Retton y todo el equipo americano. Son libros que te enseñan vivencias personales y cómo han tenido que trabajar. Yo buscaría biografías. Pero claro, biografías de Tara Lipinski, por ejemplo, que con catorce años fue campeona olímpica… catorce años y una biografía. Lo que sí leo es mucha documentación: revistas americanas y canadienses de patinaje y gimnasia. Estoy suscrita y me las mandan.

Porque en España no hay nada.

Nada. Hay una revista de rítmica que salió hace un año, con una buenísima voluntad por parte de las dos que la están haciendo, pero habla de resultados, y eso… Lo que busco son análisis, entrenadores, grandes figuras de todos los tiempos, pero hace falta tener dinero y gente que se suscriba, y estamos en lo de siempre: si es difícil conseguir suscriptores para Don balón, imagínate.

¿Alguna película o documental sobre el deporte?

Te diría la que ya ha visto todo el mundo, que es Carros de fuego. Hay películas, pero son películas olímpicas. El COI suelía hacer una película oficial de cada Olimpiada. Bud Greenspan hizo varias. La de Los Ángeles, por ejemplo, fueron dos de sesenta minutos. Y no era una narración cronológica de los Juegos, sino que cogía cuatro o cinco figuras y hacía su seguimiento durante los Juegos. Era muy interesante, pero te tiene que gustar.

¿Por qué destacó tanto Rumanía en la gimnasia de los 80, cuando lo típico era el duelo de URSS contra EEUU?

Precisamente por Bela Karolyi, que luego se marchó a Estados Unidos. Fue quien creó la escuela de Deva, que era donde estaban concentrados. Tenía gimnastas pequeñitas y creó una concepción diferente respecto a lo que era la gimnasia “ordeno y mando” de la Unión Soviética y la creativa de los Estados Unidos. Además tuvieron la suerte de encontrar a Nadia Comaneci, que era una niña pizpireta, simpática, flexible y dotada para la gimnasia. En ese momento fue un filón de oro. A partir de ahí crearon ese sistema de entrenamiento con las niñas concentradas. Seguían un poco las pautas de la URSS, aquello de “el deporte te va arreglar la vida a ti y a tu familia mediante reconocimiento social, dinero y apartamento”. Y eso fue lo que les impulsó. Tuvieron una racha muy buena de gimnastas que iban a Deva. Luego, cuando Karolyi se marcho a los Estados Unidos las formó otro entrenador llamado Octavian Belu y siguió con esa disciplina. Pero llegó un momento, cuando las gimnastas se hicieron mayores, que ya tenían otros intereses, como ir a las discotecas. Después de los Juegos de Atenas Catalina Ponor, que consiguió tres oros, dijo que ella ya quería tener su noviete y sus historias, y entonces pararon un poco la disciplina del régimen que habían tenido. Ahí se creó un cisma: o las gimnastas o el entrenador. Y lo que pasó es que las gimnastas se retiraron porque no aguantaban al entrenador y éste dijo “ahí os quedáis”. Entonces entró un equipo nuevo y todo se vino abajo, porque no hubo un proceso progresivo de generación de un equipo, sino que todas las que estaban se marcharon. El nuevo equipo de entrenadores no era malo, pero les cuesta mucho volver a poner a una gimnasta rumana en la elite.

¿Ves difícil que recuperen su nivel anterior?

Es que ha vuelto Octavia Belu. Pero se encuentra con que sí, las gimnastas son las que son, pero no se forma una gimnasta ni un equipo ni una generación de un día para otro. Es una cosa progresiva que lleva tiempo. Para Londres están ya Belu y Mariana Bitang, y volverán. No sé si van a ser tan competitivas como antes, pero siempre está bien que haya por ahí alguna que chinche, que no sea sólo los dos bloques. Y los rusos, por cierto, han tenido un bajón enorme, tanto en chicos como en chicas, desde la desaparición de la Unión Soviética. Bielorrusia, por ejemplo, no se ha clasificado. Ha desaparecido la escuela bielorrusa, la ucraniana se mantiene por los pelos y los rusos han tenido un bajón tremendo. Sería una satisfacción que Rusia vuelva a estar donde estaba porque siempre es un puntito de entretenimiento en la competición.

Por último, ¿qué periodistas deportivos de la competencia te gusta leer o escuchar?

Juan Mora, Orfeo Suárez, Olaya Cernuda. Los de El Mundo Deportivo en general me parecen gente muy sensata.  Me gustan mucho las editoriales de Alfredo Relaño.

¿A pesar del villarato?

Sí. sí… me gusta Enrique Ojeda, del As, Javier Romero y Gerardo Riquelme, del Marca. Del canal Eurosport: José Luis Corral, Manolo Poyán y Fernando Gómez. Y también Javier Ares, de Onda Cero.

46 comentarios

  1. Sin leer la entrevista ya digo que esta mujer es una jodida maquina.

  2. Pingback: Ejpaña, pan y circo. « Blog de Teresa Díez

  3. Siempre me ha dejado perplejo el dominio que tiene esta mujer sobre la gimnasia. Ahora sé el por qué. A ver si Sauca aprende un poco de ella y mejora sus retransmisiones de la champions, que son lamentables.

  4. Para todos los amantes del deporte oir la voz de esta mujer en una retransimision deportiva es como disfrutar del lago de los cisnes. Que conocimiento, que rigurosidad, que capacidad de analisis, que sabiduria…Paloma no te nos vayas nunca.

  5. A la puta calle
    No se puede considerar alguien “antimadridista” y que siga viviendo de mis impuestos

    • Completamente de acuerdo contigo. No se puede, en un medio público que pagamos todos, ser tan parcial como es TLD he visto tertulias de 5 pro Barça contra 1 del Madrid.

  6. Entiendo que una persona diga que es de un equipo, es natural siempre hay un equipo con el que simpatizas más que con otro, pero que una Directora de TVE diga que es ANTIMADRIDISTA es inaceptable, porque está reconociendo que aunque el Madrid lo haga bien nunca será objetiva. Una pena.

  7. Esta señora es una máquina, y que sea antimadridista demuestra que tiene un altísimo coeficiente intelectual. Lo normal, señores madridistas, es que el Madrid caiga mal a las gentes de bien que son como dios manda. Hombre ya.

  8. Ya es triste ser “antialguien” en esta vida, pero es que encima reconocerlo abiertamente, es directamente poco inteligente.

    En fin, ella sabrá…

    • Como si ser del Barcelona, Madrid, o del Mollerusa fuera algo razonado, meditado e inteligente. Pues ser anti-, lo mismo. Sale del corazón, y hoy en día es normal que el madrid caiga mal en toda España.

    • Se puede decir coeficiente o cociente intelectual, indistintamente. Para puntualizar a alguien hay que por lo menos comprobar nuestros datos; la ignorancia es muy atrevida. Cómo os picáis los madridistas cuando veis a un antimadridista, y más, cuando el 99% sois antibarcelonistas. En fin, patético.

  9. Cualquier sujeto que escriba la expresión “coeficiente intelectual” demuestra tener un cociente intelectual extremadamente bajo, algo por otra parte esperable en alguien que celebra el anti-loquesea-ismo de un responsable público de Loquesea. Serán los efluvios de la nandrolona.

  10. Pingback: “Los derechos de deportes nunca son rentables para las televisiones. Está sobredimensionado”

  11. Gran entrevista. Por cierto ¿está bien el “suelía”?

    Paloma del Río es la antítesis de la banalización. Mientras que en el deporte rey ves y oyes ha licenciados en periodismo que tienen lagunas importantes en el reglamento del cual hablan y hablan, Del Río hace cursos de arbitraje.

    Mientras, sigámos quedándonos con el chascarrillo.

  12. Otra zapaterista puesta a dedo. Cumple ampliamente uno de los requisitos, ser antimadridista. Espero que con mis impuestos pongan a gente mas inteligente y si puede ser .. NEUTRAL.

    • Jasm, no sé dónde has estado los últimos 30 años o si has leído la entrevista, pero esta mujer no fue puesta por ZP. Empezó en los 80 y en el 88 ya cubría los JJOO de Seúl.
      Lo peor de todo es que la gente se permite el lujo de soltar este tipo de análisis sin analizar.

  13. Espero que ahora se termine TeleZapatero y regrese realmente TVE, quitando a parásitos del sistema como esta mujer.

  14. A ver tarugos… acaso retransmite fútbol? Si no se dedica al fútbol por mi como si es fan del Atlético Tetuan.

    Ojalá hubiesen mas profesionales como ella, que de la nada se convierten en la voz mas experta de España sobre gimnasia.

    Mítica expresión la suya al final de un ejercicio: “Clavaló! Clavaló!”

    • No retransmite futbol pero es la Directora y marca la línea informativa y consiente que un día sí y otra también se haga campaña en contra del Real Madrid en una cadena que pagamos también los madridistas. No es de extrañar, por tanto, que haya mucho antimadridista suelto.

  15. PD: Esta tipa lleva 25 años en TVE(sale en la entrevista), lo flipo leyendo de ella cosas como “parásito”, “puesta a dedo por ZP”. Que pais…

  16. ¿Antimadridista? Pues lo que estarás sufriendo, michica. Ajo y agua

  17. Dice que es antimadridista ¿no se referirá al estilo de juego? porque yo así lo he entendido. Está hablando de estilos de juego y dice que es antimadridista, que le gusta el Barcelona, un buen partido de futbol.
    Además ¿por qué está mal visto decir lo que piensa uno?

  18. Estaremos, o no, de acuerdo con ella en sus respuestas, pero para mi indudablemente el gran éxito de esta mujer es que ha sido capaz de mantenerme sentado en un campeonato de patinaje o de gimnasia aunque el deportista fuera español, ruso, chino o de Burkina Faso. Y eso que pueden ser los dos deportes que menos me han interesado en la vida, por detrás de la equitación. Enhorabuena a Paloma, a las chicas “lalala” y un recuerdo para M.Escario para que se recupere. Nacho S.

  19. Que de una entrevista la mejor narradora deportiva de los últimos años la gente se centre en si es antimadridista o no solo nos permite sacar una conclusión: En efecto, España se merece el periodismo deportivo que tiene en la actualidad. Lamentablemente.

    • totalmente de acuerdo contigo en que es y de largo la mejor narradora deportiva de españa , soy madridista y no me escandalizo. Ademas esta mujer lleva más de 26 años en TVE y tendrá su plaza de funcionaria.

      aqui o eres blanco o negro, y pobre del que se salga del guión, será mejor tener a un tomás roncero o jose luis carazo narrando no?

  20. El periodista de El Mundo Salvador Sostres se ha despachado a gusto en un artículo publicado en el diario generalista en el que critica la actitud de la prensa de Barcelona. El polémico periodista ha definido a los diarios catalanes como “la peor lacra del barcelonismo” y ha asegurado que se trata de una prensa “provinciana”, “victimista” y “resentida” que “no sabe disfrutar de la victoria si no es a través de la humillación del adversario”.

    “La peor lacra del barcelonismo es su prensa deportiva. No hay peor chabacanería. Cataluña expresa su provincianismo en su prensa deportiva. Ese forofismo paleto de quien ve el partido en el jacuzzi de un burdel con la bañera llena de señoritas y alrededor bandejas de canapés fríos”. Así define Sostres a la prensa deportiva de Barcelona, véase Mundo Deportivo y Sport. El periodista de El Mundo no ha tenido pelos en la lengua a la hora de justificar el regionalismo de esta prensa por los intereses económicos que tienen: “En la prensa catalana sólo hubo ayer carraca localista, rancio regionalismo sin honor ni categoría. Es lo que cabe esperar de unos medios subvencionados que no existirían sin las ayudas directas e indirectas, conocidas e inconfesadas, de las distintas administraciones públicas de Cataluña”.

    Sostres ha desvinculado sin embargo al FC Barcelona de su prensa afín, asegurando que no tienen nada que ver: “El Barça de Guardiola es humilde en sus triunfos pero su prensa sigue anclada en la grotesca caspa del nuñismo; sin ninguna clase, sin ninguna altura. La prensa barcelonista sigue instalada en el resentimiento de quien está tan acostumbrado a perder y no sabe perder, que no sabe disfrutar de una victoria sino es a través de la humillación del adversario”, ha resumido, asegurando que “la prensa catalana, tan aficionada a dar luego lecciones de ponderación, de objetividad y de periodismo, no sólo no está a la altura del fútbol del Barça, ni de su belleza cristalina, sino que lo escarnece y lo insulta con su insoportable zafiedad de saldo y esquina”.

    Finalmente, ha extrapolado sus críticas a ámbitos no deportivos y ha expresado su creencia de que el Barcelona no se merece una prensa así: “El Barça de Guardiola es demasiado internacional para una prensa a la que no se puede sacar de casa, demasiado elegante para tanto barriobajero repentino, demasiado generoso para unos periodistas tan mezquinos. Hay un atraso intelectual en Cataluña cuyo caldo de cultivo ha sido siempre el victimismo, y la exaltación de los más bajos instintos para tratar de disimular las competencias más variopintas. No sólo en el fútbol”, ha concluido. Unas palabras que podrían traer cola, no cabe duda.

  21. No hay derecho que una periodista que la estamos pagando todos los españoles diga del Madrid lo que a dicho espero que la dirección de TVE tome buena nota y la ponga de patitas en la calle ya me siento engañado por gente así y encima se atreve a decir del tebeo del Barcelona El Mundo deportivo que la parece gente muy sensata pues mire señora por llamarla algo de un vistazo al artículo que escribió un compañero suyo en El Mundo el señor Sostre y comprenderá que clase de periodismo hay en Cataluña para que se entere. Un saludo.

    • “No hay derecho que una periodista que la estamos pagando todos los españoles diga del Madrid lo que a dicho”- ¿Y qué ha dicho exactamente? Nada, cero, a no ser que no haya derecho a decir que este año se está acercando al Barcelona. Ha dicho que ella es antimadridista. Bueno, ¿y qué? Una señora que no comenta fútbol ni baloncesto y por tanto poco perjuicio puede causarles. Porque si de verdad alguien piensa que la opinión de Paloma del Río puede causar maltrato por parte de Radio Televisión Española a un club como el Real Madrid es que nos hemos vuelto todos locos. A mí la respuesta de Paloma del Río me parece inoportuna e innecesaria, pero de ahí a montar una caza de brujas pidiendo su despido… pues ¿qué quiere que le diga? Que si el modelo de periodismo es Sostres, que como vemos en el ejemplo con que nos ilustra, no tiene un mal insulto, ofensa, desprecio o expresión de mal gusto hacia nadie, quizá es que al final hablamos de cosas muy distintas.

  22. Me parece lamentable que la directora de deportes de un medio público se declare anti de un determinado equipo. Hasta que no la despidan no volveré a ver retransmisiones deportivas en TVE.

    • Eso, eso, tú a ver Sálvame, que es seguramente lo que único que puede que te entre en la mollera.

    • No, Ernesto, no. No es la Directora de Deportes. Es la Directora de Programas Deportivos. Que no es lo mismo, es un cargo inferior al Director de Deportes. En fin, solo había que leer la primera línea de la entrevista.

  23. viendo los comentarios de los moudridistas y nacionalmadridistas(que no pseudomadridistas como del bosque, camacho o valdano) parece que el tratamiento de la cadena de sergio sauca, manolo sanchis, arlauckas, juan carlos rivero o los que retransmiten en modo funeral cuando el barça gana algo en balonmano o vence el barça de basket en euroliga es distinto al de otras cadenas nacionalmadridistas como la secta, antena 3 o tele5 pero no…es igual o peor porque los culés pagamos con nuestros impuestos a esos profesionales madridistas para sean tan sectarios e imparciales.

    siempre nos quedará canal plus, una pena que sea de pago y no pública y si hay dudas ya esta la prensa internacional para poner las cosas en su sitio.

  24. Una persona en ese cargo o cualquiera en la TV PÚBLICA que pagamos con los impuestos de TODOS…debe dar una sensación de neutralidad e imparcialidad. Ser “anti” incita a la violencia y al odio, no a la deportividad.
    Es lamentable, esta señora no debe seguir en el cargo. Que se vaya a una TV privada y allí como si lleva la bufanda y la camiseta del equipo de sus amores.

  25. Ya no es que se declare culé, que me daría igual como la misma María Escario a la que le deseo una pronta recuperación y que es un ejemplo a seguir; es que se declara antimadridista! para mi el prefijo -anti denota odio y por supuesto incita a la violencia. ¿Os suena la palabra antisemitismo?

    Una vergüenza que siga e el cargo, no está a la altura. Por cierto soy socio del Valencia.

  26. Alucino. No retransmite fútbol ni baloncesto, dicen algunos. Es DIRECTORA DE PROGRAMAS DEPORTIVOS. Repito: DIRECTORA DE PROGRAMAS DEPORTIVOS (de una televisión pública de carácter nacional). Es impresentable e inaceptable. Váyase a , señora Del Río, a la cruda , y llévese consigo su impostada pose de intelectual de la gimnasia.

  27. ¡Vamos! ¡Que la despidan! ¡Que requisen todos sus bienes! ¡Que devuelva el dinero que ha ganado! Y luego… No sé… ¡A la hoguera, a la hoguera! Y luego… Bueno, cuando lleguemos al siglo XI ya se me ocurrirá algo…

  28. Ahora en serio y ya para terminar. Sí, Paloma del Río se ha equivocado, y vistas las molestias causadas sería adecuada una disculpa. No, no creo sinceramente que su opinión pueda tener efecto alguno sobre los intereses del Real Madrid debido a su cargo. Radio Televisión Española no es un cortijo de nadie y el Real Madrid es un bien suficientemente preciado para cualquier medio, lo que es normal debido a su seguimiento. Su despido no cambiaría nada porque no hay nada que cambiar, solo sería una venganza por sus opiniones. Y no me gustan las venganzas. Un saludo a todos.

    • A título personal, la señora Del Río puede ser antimadridista, fallera, amiga del safari fotográfico, fan del Alcoyano o todo aquello que se le antoje ser, pero como DIRECTORA DE PROGRAMAS DEPORTIVOS de TVE es absolutamente impresentable que haga una declaración pública en ese sentido. Que siga con su puesto de locutora deportiva, pero que, por favor, pida públicamente disculpas por su error o abandone el puesto de DIRECTORA DE PROGRAMAS DEPORTIVOS de TVE, porque su declaración es sencillamente incompatible con el mismo.

  29. Jeronimo Vargas chapÓ!!! Algunos otros comentarios dan pena. Esta senora ya le tenia mucho respeto pero ahora ya es de mis preferIdas.

  30. Hay que ser gilipollas para confundir el deber de imparcialidad que deben tener los funcionarios con tener que guardar tus simpatías ¡futbolísticas! bajo secreto de confesión. Que diga lo que le dé la gana, coño. Es fútbol.

    Un madridista.

  31. La mejor periodista deportiva de este país.

  32. El problema es que un reparto más igualitario deterioraría a la larga el producto??? Igual también perjudicaría a otros?? ó esto es puro “neo-con liberal futbolero”?? http://www.opiniondedeportes.com/2010/11/el-reparto-de-los-derechos-televisivos.html

  33. Vamos, sólo hay que ver los contenidos deportivos de TVE, todos los días hay una noticia babosamente pelota con el barcelona seguida de un rebuscado chascarrillo despreciativo sobre el Real Madrid. En la misma linea editorial que el Sport y el Mundo Deportivo. Y luego nos quejábamos de Urdaci.

  34. Después de leer los comentarios y responder a alguno que otro, me doy cuenta de la gente se merece el punto pelota y demás.
    Independientemente de que esta mujer ocupe un cargo u otro dentro de RTVE, que diga que es antimadridista me importa muy poco. Por muy culé que sea uno, no voy pensando que el Rey tenga que abdicar por ser madridista (y un poco anticatalán y antivasco también debe ser, visto lo visto), digo yo que se puede barajar una serie de razones con más peso y que tengan que ver con su desempeño profesional.
    En fin, Paloma, que los años de servicio y magisterio no sirven de nada, que te tienes que largar de España por ser antimadridista.

  35. Leídos los comentarios solamente puedo añadir: pero qué asco me da el fútbol y su abyecto fanatismo. Los clubes a pagar la deuda, que seguro que algún pringadete destina parte de su salario a salvar al equipo de sus amores. NO ES UN DEPORTE, ES UN ROBO. FÚTBOL FUERA DE LAS OLIMPIADAS

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Store Libros

Jot Down 100:Series juveniles
24.00
Jot Down 100:SCI-FI
24.00
Jot Down 100:CÓMICS
24.00
A Marte
13.50

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR