José Antonio Pérez: Los sin tele

Publicado por

Cada vez me encuentro con más gente que, en mitad de una conversación, me suelta aquello de “no tengo tele”. Y no es porque no puedan pagarla; hablo de gente que tiene smartphone y nikes y Levi´s y coche. Hablo de gente que no tiene tele porque ha elegido no tenerla, y que no duda en proclamarlo orgullosamente a la primera de cambio, como si carecer de este electrodoméstico fuese bueno en algún sentido. Como si eso les hiciera mejores personas. Más cultas. Más libres.

Yo sí tengo tele. Es una Sony Bravia, negra como el alma humana, que enciendo casi todos los días. Tengo la sensación, sin embargo, de que mi consumo audiovisual es más bien escaso. Eso pienso cada vez que me veo inmerso en una conversación sobre tal o cual serie, ¿en serio no la has visto?, ¡tienes que verla, es una pasada!

Lo más raro es que, a veces, quien dice esto no tiene televisión.

Movido por el desconcierto, decidí indagar un poco en esta tipología humana solo para descubrir que, tal y como sospechaba, algunos de ellos son grandes consumidores de productos televisivos. Los hay que siguen con verdadero fervor todo tipo de series extranjeras. Los hay que no se pierden un programa de divulgación científica. Hay frikis de los documentales, obsesos de los reportajes y hasta activistas del infotament. Todo a través de Internet.

La conclusión evidente es que, en realidad, esa gente no tiene nada en contra de la televisión como medio; su problema es con el electrodoméstico. Pero, en un análisis más profundo, uno se da cuenta de que no se trata solo de eso. Lo que les molesta, lo que realmente genera rechazo en ellos es el modelo de negocio. La mayoría de los Sin Tele adora los (buenos) contenidos televisivos, lo que no tolera es la rigidez horaria propia del medio ni los frecuentes cortes publicitarios, esos mismos cortes que hacen posible la industria televisiva.

Eso explicaría que no tengan tele, de acuerdo, pero no justifica el tono de superioridad moral con que lo declaran. Después de todo, también el microondas es muy cómodo y nadie se enorgullece de no tener horno. Sospecho, por tanto, que, además del rechazo a la imposición horaria y a la publicidad, en Los Sin Tele subyace una especie de objeción de conciencia basada en la mala fama del medio. Tengo la sensación de que, cuando una de estas personas oye la palabra “televisión”, lo que acude a su mente es una retahíla de sinvergüenzas amontonados en un encuadre de Telecinco. O un Urdaci borracho de dinero público deformando la realidad a petición de su amo. Piensan quizá en Bertín Osborne marcando huevada gringo-andaluza, o en la idiotez de la Esteban, ese omnipresente rostro de la decadencia cultural, o en Paz Padilla anunciando el cese del terrorismo etarra (sí, esto ocurrió en nuestro plano espacio-temporal). Todas esas imágenes yuxtapuestas, es cierto, le animan a uno a aprender inglés o alemán y sacarse un billete de ida. Pero son solo una parte de la realidad. La más grande, sí. Pero una parte.

Existe un curioso sesgo cognitivo por el cual, cuando uno escucha la palabra “televisión”, nunca piensa en Los Soprano o en Flying Circus o en Salvados o en El Orgullo del Tercer Mundo o en Érase una vez la vida o en Cosmos o en La Noche Temática. ¡Eso son rarezas!, te dirán. ¿Pero acaso no es una rareza Ensayo sobre la ceguera? Nadie piensa en Frases de niños 2, de Pablo Motos, cuando escucha “literatura”, y también es un libro. ¿No es una rareza Una historia verdadera o Elephant o La pianista? La excelencia cultural siempre es excepción. También en la tele.

Quizá, en el futuro, ese electrodoméstico que preside casi todos los salones acabe desapareciendo. Quizá las grandes empresas mediáticas reinventen el negocio, y todos los contenidos que produzcan usen internet como pantalla principal, sin horarios y sin necesidad de ser financiados por esas molestas piezas de veinte segundos. Y quizá entonces esa palabra que tanta aversión genera en algunos quede desterrada al erial de los conceptos olvidados, con casete y rebobinar y periódico. Una cosa es segura: quedan décadas para eso.

Si, a pesar de todo, quieres prescindir de un electrodoméstico por motivos éticos, intelectuales o estéticos, mi consejo es que vendas el lavavajillas. No distorsiona la realidad, cierto, pero consume un montón de agua.

  • Compartir este artículo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
  • Menéame

174 comentarios

  • Sobre esto mismo escribí hace más de un año..

    http://molinos1282.blogspot.com.es/2011/06/de-tele.html

    La inmensa mayoria de los que dicen ” no veo la tele”..cada noche se sientan y ven contenidos televisivos, con formato, presupuesto y producción televisiva.

    • vaya gilipollez.. yo no veo la tv por ser un medio unidireccional y mucho mas util a la hora de manipular que internet.. a parte que me parece cancerigeno para la psicologia social.. cualquier modo de entretenimiento basado en el dinero siempre va a generar un circulo vicioso de morbo que acaba en cosas como salvame.. y eso no es lo peor.. lo peor es que no tienes eleccion.. por no decir que en internet si no quieres no ves anuncios.. con el efecto saludable , MUY saludable.. que eso tiene en la psicologia.. esto es una opinion personal mia formada a base de mis años y mi pensamiento propio NO es una moda.. y si.. me creo moralmente superior que esa gente que por ejemplo deja que sus crios llenen su cabeza de mierda durante años frente a la caja tonta.. que no se llama asi por nada. pero en fin ya sabemos porque escribes esto.. es algo que esta cada vez mas presente pero nadie hablo aun de ello.. mas visitas para tu blog.. enhorabuena.. pero una gilipollez al fin y al cabo

      • JA JA JA. ¿Crees que internet no está dominado por el dinero? En internet te tragas anuncios igualmente, están en todas las páginas, se crea opinión igualmente, TV e Internet son LAS DOS cajas tontas porque los tontos somos nosotros… me apuesto una mano a que tu superioriedad moral se traga mil videos de youtube de conspiranoias supuestamente independientes… te lo digo otra vez: JA JA JA. Despierta, que no estás a salvo en ningún sitio.

      • OLE, OLE.
        Muy de acuerdo contigo Manuel.
        Además que el principal motivo que le lleva a uno a evitar el consumo de TV es la cultura que se ha formado alrededor de este aparato de difusión, pues no es que solo cada noche arruine interesantes conversaciones entre familiares, parejas y compañeros de pisos; sino que incluso la disposición de los muebles del salón se orientan a la TV, siendo ésta la protagonista.

        Por eso.

        Saludos

    • Yo no veo la tele porque no puedo pagar mil canales para ver las series que quiero sin tener que esperar 1 año (en el caso del poco anime que llega). Quitando algunos documentales que cuando los cojo (con la capturadora del ordenador) me los veo, la gran mayoría de la programación de las emisiones en abierto es una basura. De la variedad de contenidos mejor ni hablar, eso sí, si lo que quieres es una adivina, tienes 14 canales a partir de las doce para elegir. ¿O quizás prefieras ver los telediarios sesgados y rendidos a poderes económicos y políticos? Yo no veo la tele (el aparato) por parecer mas culto ni por ser mas libre. Sino porque su programación es lobotomizadora. Teniendo la tecnología del aquí y ahora, la posibilidad de elegir entre miles y miles de títulos, ¿por qué he de conformarme con la televisión? ¿O tu sigues viajando a caballo?

      Creo que aquí el único que se la da de culto eres tú, y lo gracioso es que lo haces defendiendo una tecnología obsoleta. Me recuerdas a los tiempos en los que ciertas productoras se alarmaron por el invento del VHS y el DVD. Ahora le ha tocado el turno a Internet y la Nube. Deja de luchar contra la tecnología y evoluciona con ella.

    • Si a mi también me dan un poco de coraje aquellos que van de cultos pero supongo que ellos quieren decir que no enchufan la tele, ni miran hacia ella, no que no vean contenidos televisivos. Esto que planteas tu es un juego de conceptos. Para mi, Breaking Bad por ejemplo no es una serie televisiva, si no una serie, y el medio que uso para verla es internet. Por eso no veo la tele. Que tu dices que como obviamente es, la han hecho para la televisión, y que por lo tanto es una serie televisiva, pues yo te digo “po vale”. Pero si hay alguien que sigue con la discusión por cabezón o lo que sea, porque por cojones tiene como objetivo dejar la tele por el suelo, pues no pierdas mas tu tiempo en comvencerle. Al final, ni los cultos son tal cultos ni los incultos son tan incultos.

    • Es una pena que alguna gente se quede con la anécdota del artículo en lugar de comentar la interesante conclusión final.

  • Este artículo da por hecho que todos tenemos contratados 200 o 300 canales para ver las series que queramos y cuando queramos.
    La gran mayoría de la televisión en abierto es simplemente paupérrima y eso es innegable, ¿o acaso los lunes tenemos en Tele5 (por poner un ejemplo) el capítulo en V.O.S de Breaking Bad que se ha emitido el domingo?

  • Yo tengo una amiga de esas que no tiene tele y lo dice con cierto desdén hacia los que sí tenemos, pero lo que no dice con tanto orgullo es que cuando va a casa de su suegra se planta delante de la tele para ver toda clase de mierdas en plan yonki delante de un puesto de metadona.

  • Las bibliotecas están llenas de libros horribles y malos. Y para encontrar un buen libro debes rebuscar entre toda esa basura. Eso es cierto. Pero hay una gran diferencia entre una biblioteca y la televisión. Llevo escuchando desde que era un crío eso de que la televisión del futuro sería la “tele a la carta” yo me imaginaba un medio en el que el espectador pudiera rebuscar entre la telebasura y elegir qué programa quería ver y cuando quería verlo. Soñaba con que la televisión del futuro fuera como una biblioteca. Eso nunca ocurrió, en lugar de eso tuvimos Internet.

    Mi madre prefiere sentarse delante de la tele y ver lo que echen. Para ella tener que decidir qué ver es una tarea muy difícil.

  • Estoy de acuerdo en casi todo pero tengo una pequeña objección. Los que apenas vemos la televisión no es tanto por el horario fijo o por los anuncios. Muchos de los contenidos que son adorados por muchos (extranjeros en su mayoría) tienen poca difusión en nuestro país ya que da la sensación de que se prefiere copiar diversos contenidos para españolizarlos (series principalmente) que difundir los originales. Esa poca presencia (o maltrato con los horarios, que también ha pasado) de series de impacto/culto en nuestro país provoca que muchos busquemos el entretenimiento que nos gusta con otros medios (internet).

  • Brillante artículo José Antonio, pero tengo que corregir tu último párrafo. Un lavavajillas suele AHORRAR mucha agua frente a la alternativa habitual (que es lavar a mano sin tomar precauciones específicas de ahorro de agua).

  • No tenemos televisión, básicamente, porque consideramos que, además de no ser un objeto bonito en sí mismo, no hace falta. Todo lo bueno que puedes ver en televisión lo encuentras en internet, y lo puedes ver, además, cuando quieras, sin tener que adaptarte a horarios. Solo necesitas una buena pantalla o un proyector.

    Se trata de ver lo que uno quiere cuando uno quiere, en vez de ver lo que otros quieren que veas, a la hora que ellos quieren que lo veas. El tema de la no publicidad, al menos en mi caso, es secundario.

    Además, las series que todos vemos, muchos las queremos ver en versión original y esto solo te lo ofrece Canal Plus, y Canal Plus es caro. Con el cine tres cuartos de lo mismo, aparte de que nunca ponen las películas que a los “sin tele” nos gustaría que pusieran, y por supuesto, no las ponen en versión original.

    El 90% de lo que se emite en TV está hecho para idiotas, a los que además parece que se pretenda alelar aún más. Es normal que todo aquel que no se considera un idiota, rechace este tipo de programación, tan sumamente predominante. La pregunta es ¿crees que merece la pena tener una televisión presidiendo tu salón solo para poder un par de programas de LaSexta y algún documental de la 2? Yo creo que no.

    Hace dos años vendí la mía, nunca la he echado de menos y mi salón, desde entonces es mucho más bonito y acogedor.

    • Hombre, Webofrito, con la TDT (nombre españolizado para el universal DVB-T) sí suelen emitir las películas en versión original (hay 2 canales de audio seleccionables). Otra cosa es que haya subtítulos o que estén sincronizados con el audio, que parece que es pedir mucho a las televisiones españolas. En Inglaterra no tenía problemas.

      Por otro lado, soy un gran consumidor de DVD y no tiene color ver lo que sea en una pantalla decente con un equipo de audio a la altura comparado con verlo en un ordenador, sentado raro, etc. También se puede hacer uno con un proyector, que sería la solución ideal.

    • Todos los canales de la TDT gratuita que he comprobado, cuando emiten algo extranjero lo emiten también en Versión Original y puedes activar los subtítulos en español.

      Esto incluye por ejemplo, las famosas series americanas, y todas las películas (A Antena 3 últimamente le ha dado por echar películas alemanas y las puedes escuchar todas en alemán sin problema).

      Otro ejemplo, Antena 3 está echando una serie catalana doblada al español pero en el segundo audio la puedes escuchar también en catalán…

      Así que mi querido Webofrito lamento comunicarle que aunque afirme que el 90% de la televisión es para idiotas, e idiotas son los que la siguen, creo que realmente desconoces cuál es la oferta televisiva actual así que tal vez el idiota sea otro, por aquello que se dice de más vale parecer un ignorante que abrir la boca y confirmarlo.

  • Según tengo entendido el uso del lavavajillas supone un ahorro de agua, del 50% frente al fregoteo manual.
    Salut.

    • ¿y el gasto eléctrico? ¿y el proceso de construcción del electrodoméstico? … lo del agua es falso … propaganda pagada por los fabricantes.

      • Oh sí… el demonio capitalista!!
        Seguro que tú sí has hecho las cuentas del derroche de agua y ENERGÍA que se va por la pila cuando se lava a mano sumando un año tras otro.
        Pues nada cultureta anti-todo, has cuentas y luego lo cuentas… si no quedas en ridículo.

        • No soy anti todo. Trabajo en un camping y hemos realizado los estudios pertinentes. Son completamente anti-ecológicos otra cosa es que sea cómodo. Haztelo mirar.

      • Bastante sabes tu, que hiciste un estudio o que

  • No tener tele es guay. Es como pasar del fútbol: Es algo que hace la gente guay.

    • Pasar del fútbol no te hace guay. Ser un forofo sin cerebro cuya mayor aspiración en la vida es que gane su equipo te hace ser un idiota. No es lo mismo.

      Un saludo.

    • Paso del fútbol porque jamás me gustó (ni de pequeño). La gente se cree que soy un moderno y yo creo que son un rebaño.

    • Si lavas con el agua corriendo sí gastas más agua, pero si lo haces en dos senos y sólo usas agua para aclarar (cosa que también hay que hacer en el lavavajillas) el consumo de agua es parecido. Y ahorras electricidad, materiales y energía de la fabricación y del deshecho del producto.

    • ¿En serio? Nunca me ha gustado el fútbol, ni de pequeño. No sabes la presión que siento cada vez que alguien me pregunta, ¿viste el partido? ¿viste el barça-madrid? Lo veo en sus ojos. Prefiero decir que no pude verlo. En serio.

  • Soy un sinTele por varias razones muy básicas:

    -Sin horarios: no tengo el tiempo necesario en mi vida para guiarme por la programación de las cadenas.
    -Sin anuncios: si te gustan las series y las películas es BÁSICO.
    -Elijo yo la programación: Tengo gustos muy concretos.
    -Elijo yo el idioma: Si hay buenos actores… versión original siempre!
    -Sin reposiciones eternas.
    -Sin errores en el orden de capítulos (si… increíble pero ocurre)
    -Sin eternas esperas a que se emitan ciertos contenidos en nuestro país.
    -Muy básico: si tengo necesidad lo paro o retrocedo sin necesidad de tener que pagar aparte por la funcionalidad.

    Y tal y como lo tengo montado es mucho más cómodo que tener televisor: teclado y ratón inalámbrico, monitor de 50” y accesos directos a mis colecciones de peliculas y series, otros accesos a las páginas para ir bajando las últimas novedades, vamos… mi mando a distancia.

    • te dire un secreto…. tienes tele. solo que la usas como monitor. un sintele que se precie la sustituye por un piano, una chimenea o una librería. ;)

      • hombre, el comentario que estaba buscando.. ESO ES! y si ves “esos contenidos que no son tele” en el ordenador, sin conectar a la tele haztelo mirar… Veo a alguno por aquí quemando aparatos televisores en la calle.. os quiero ver en Nochevieja con las uvas

        Molinos, eres la mejor!!

  • Solo una puntualización, hay lavavajillas que apenas consumen agua.

    Buscando “lavavajillas consumo” google devuelve un resultado que dice que cierto lavavajillas consume 11,8 litros de agua y 0,946 kWh por lavado en el programa normal.
    ;-)

    • Cierto, los lavavajillas actuales ahorran agua con respecto al lavado a mano.

      • Es que a algunos les resulta más fácil argumentar “¿y el consumo de tal?” que ponerse a calcularlo.

  • Yo tengo tele en el coche y no en casa. Conduzco desde el asiento trasero. Soy Gasol.

  • Yo tengo tele, pero solo la uso como pantalla para la consola y para ver blurays y series bajadas de Internet.

    La televisión en España apesta, el día que vendan pantallas sin sintonizador de buen tamaño no me lo pienso ni un momento.

  • He aquí otro sin tele. Yo tengo un ordenador con monitor de 27”, internet y un lector de blu-ray. Eso preside mi salón, mil veces más útil que una televisión.

    Si hubiera algo tipo hulu en donde vivo, lo pagaría, como no hay, la mayor parte de lo que consumo es pirata. De todos modos, apenas veo un par de series y una película a la semana como mucho, todo a mi libre elección. El resto del tiempo lo dedico a leer, navegar por internet o jugar a videojuegos.

    Cuendo vuelvo a España, a casa de mis padres, odio a muerte las comidas con la TV puesta, me da estragos pensar la de horas que me hicieron pasar delante de ella cuando era pequeño (y se lo hago saber). Siempre hay alguna discusión sobre “que ver”, ese concepto que espero pronto sea arcaico.

    TL;DR: ¨La tele, me repele¨

  • Yo tengo tele, pero solo la uso como pantalla para la consola y para ver blurays y series bajadas de Internet.

    Así que soy un casi SinTele :)

  • En resumen este post lo que viene a decir es que si los “sinteles” tienen esa superioridad moral por no usar tele, tú también quieres un poco de superioridad moral por quejarte de los contenidos de las conversaciones de estos mismos “sinteles”. Contexto diferente pero exacta actitud.

  • Siento los complejos de los demás, pero no creo haber dicho jamás “no tengo tele” con superioridad. Simplemente es así. Lo considero un trasto inútil y feo, siempre en su altar. Y sí he notado en cambio cierto aire molesto en mi interlocutor en ocasiones, como si al decirlo yo le estuviera recriminando algo. Por eso creo que el complejo lo tiene él. Y sí, los contenidos de interés los veo en Internet, sin horarios y sin anuncios.

  • Parte I

    Al margen de catalogar ética y burdamente a “los sin tele” (como si de esa generalización pudiera sacarse alguna verdad), todos los contenidos que mencionas -series, documentales, etc- no dependen del formato televisivo. Es decir: se ven en una tele, desde luego. Pero fuera de ella son exactamente lo mismo. La gente lo consume como objeto en sí: las compran en DVD, las ven cuando quieren en un ordenador.

    En cambio, los programas de una televisión genérica cualquiera sólo pueden consumirse en-ese-preciso-instante en que se emiten, y no en otro, pues perderían su sentido: tertulias, telediarios, concursos, telefilmes de media tarde, programas de cocina, el tiempo, series de emisión diaria, programas del corazón, magacines…

    Al margen de la calidad de esos programas (y tú mismo recurres al tópico de decir que esa televisión, en efecto, es lamentable: ¡cuando precisamente ESO es la televisión!), nadie en su sano juicio sería capaz de tragarse en un DVD, por inefable gozo y diversión, una recopilación de “la ruleta de al fortuna”, “Las mañanas de Ana Rosa del mes de abril”. Etcétera.

    La gente que no quiere televisión, no la quiere para evitar precisamente lo que acabo de mencionar. Coge cualquier programación de cualquier cadena masiva, y verás que el 80% de lo que emiten -y me quedo corto- no son series o documentales. Son “tele” en su sentido más puro.

    Obviamente sí están cadenas más específicas como la FOX, o National Geographic. Pero cuando la gente repudia de la tele no se refiere a eso. Por lo demás, ni es posible verse 8 horas seguidas de series en FOX, ni parece juicioso tragarse 9 de documentales. Sobre todo porque en ambos casos, el tener que seguir el orden de emisión establecido por la cadena, hace que ya no estemos “eligiendo” ver algo, sino tragándonoslo.

    Lo cual me lleva a la breve parte II…

  • Está demostrado que se consume más agua fregando a mano que con lavaplatos.

    Un saludo

    G

  • Hay una tercera imposición añadida a las 2 que comentas en el artículo, y es la del doblaje.

    No tengo ningún interés en ver una serie o una película doblada, por mucho que los dobladores españoles sean de los mejores del mundo, para mí el doblaje desvirtúa el trabajo del actor original, además tiene una ventaja añadida, mejoras tus idiomas.

    Por cierto, tengo entendido que dada la misma cantidad de cacharros a fregar, con un lavavajillas se consume menos agua que fregandolos a mano, pero no lo he confirmado.

  • Parte II

    El otro gran problema de la televisión como cosa en sí (ni siquiera como formato de negocio, signifique eso lo que signifique) reside en que deja al espectador desarmado.

    Mi experiencia me dice que escasa es la gente que ve la tele porque le interesa algo concreto y va a por ello, y luego la apaga.

    La mayoría de la gente (al menos hasta donde honradamente puedo yo ponerme a recordar, a través de ejemplos cercanos) enciende la tele maquinalmente; y, luego, se pone a buscar algo. Así, quien se traga tres horas o cuatro de televisión diarias, no está eligiendo o buscando. Está entregándose por completo al medio televisivo. El zapping es la práctica que denuncia esta entrega.

    Como bien menciona Pedro F. Pardo, “Mi madre prefiere sentarse delante de la tele y ver lo que echen. Para ella tener que decidir qué ver es una tarea muy difícil.” A mi madre le pasa igual. Todos sabemos bien a qué se alude con esa desesperada sensación de vacío que obliga a buscar otro canal, y otro, y otro… sin objetivo concreto alguno.

    La televisión, por último, tiene la capacidad de resultar incluso una especie de “fondo”, de banda sonora. Sé de casas en las que está encendida constantemente, aunque nadie la vea. Se tiene puesta porque sí. He asistido a cenas en las cuales la tele seguía sonando mientras la gente cenaba.

    Eso, desde luego, no puede hacerse ni con un DVD, ni con un libro, ni con Internet. La televisión es la única que para funcionar sin trabas no necesita de la actividad activa del usuario.

    Muy torpe análisis del asunto. Lo lamento, José Antonio, pero creo que te ha podido más la irritación ante ciertos listillos que “van de guays” por no tener tele, que el esfuerzo por analizar el medio televisivo en sí, y lo que éste implica.

    Un saludo.

  • Sí, bueno, es un análisis demasiado superficial xd. La televisión es un medio rancio, anticuado, prefabricado y prostituido: vendido al mejor postor, que es la estupidez y nula capacidad crítica de gente de vidas infelices e insatisfechas, como la generación de nuestros padres y abuelos, la nuestra y la que viene, por lo que es normal que se genere una contracorriente que rechace dicho formato, aunque haya quienes la sigan sólo por el estereotipo intelectual que supone ese rechazo aunque no lo entiendan, como los que leen novela rosa y defienden con uñas y dientes que leer es bueno xd. Eso no quiere decir que todo el contenido sea basura, pero Ciudad K no está hecha para todos, por eso nunca se verá en A3 o T5 y por eso el formato televisivo es una basura, entre tantas otras cosas. El futuro de la televisión pasa por integrarse en internet, es sólo cuestión de tiempo.

  • Se hace difícil defender a la “televisión” cuando la mayor parte de su oferta es una completa basura además de estar contaminada (y necesitada) del medio publicitario para su desarrollo. Se hace difícil, muy difícil.

    Sin embargo, cierto es también que hay contenidos que se salvan de esta quema. Supongo que un buen símil a este respecto es como si fueses al mercado y en una de los puestos te ofreciesen unas lechugas podridas, unos plátanos negros de tan maduros, unas manzanas a las que le salen gusanos de su interior y unos tomates de excelente calidad. Todo ello, claro está, en una especie de pack o bolsa.

    Estoy de acuerdo con la mayor parte de lo que expone este artículo excepto en una sola cosa. ‘Ensayo sobre la ceguera’ no es una rareza. Al contrario, es un texto normal, lógico, común.

  • “Eso explicaría que no tengan tele, de acuerdo, pero no justifica el tono de superioridad moral con que lo declaran”.

    Esto es enteramente tu interpretación, o tienes muy mala suerte con la gente que conoces sin tele.

    Las interpretaciones hablan del que las hace, no del que, muchas veces injustamente, es “interpretado”.

    Salud,

    di

  • Pues yo a falta de uno tengo tres televisores, y dos parabólicas.

  • Pero mira lo que le preocupa a alguna gente que los demás tengan o no tengan tele…

  • Pues yo tengo tele, pero de las cadenas sólo veo algún partido de fútbol y algunos documentales del Discovery Max. ¿Soy superior culturalmente? Pues no, pero uso la tele para conectarla al PC y ver las series y las pelis cuando yo quiero y sólo cuando a mí me apetece. El contenido y el horario lo decido yo. Sin publicidad, sin tener que encontrarme con un Sálvame, un Mujeres hombres y viceversa o un puto Operación Triunfo o clon similar.

    Si tuviera dinero pondría satélite y consumiría muchísimas horas de TV, porque hay canales temáticos de calidad, pero la TDT en general da bastante ascazo.

  • Si no he entendido mal el texto, creo que lo que critica no es a los que no tienen tele, sino a aquellas personas que a la mínima que pueden ya están diciendo que no tienen tele sin venir a cuento, con una cierta dejadez de superioridad moral.

    En cuanto al formato televisivo, no se refiere a si verlo en la tele con anuncios o a verlo en DVD o en el ordenador, sino a que la forma de pagar las producciones y en no pocos casos superproducciones que se llevan a cabo en la tele es mediante los anuncios. Por muchos DVDs de sus series que venda, HBO nunca podría dejarse 200 millones de dólares por cada temporada de Juego de Tronos sin un mínimo de publicidad.
    Ese, el de que la fuente de ganancias de las cadenas de televisión es la publicidad, es un punto que muchos parecen no percibir. He leído en los comentarios de esta entrada quejas por la no llegada de ciertas series, que prefieren españolizar. Esto se debe a que saben que como muchos ya han visto la serie online, les compensa más españolizar el concepto que pagar por los derechos de emisión de la serie, que según cuál sea, pueden llegar a ser muy caros.

    Por lo demás, sólo decir que me ha gustado el artículo.

  • Soy un sintele. No me siento superior por ello, más bien lo contrario: odio la tele porque crea adicción. Si la tienes, acabas poniéndola por costumbre o por vaguería, o la pone tu pareja o tu hijo. Y el 90% de la programación es basura, por lo que acabas ingiriendo cierta cantidad de basura. No quiero consumir basura. La mejor forma que he encontrado de no hacerlo es no tener tele. Y de paso he ganado un montón de tiempo para hacer otras cosas que no sean de una pasividad anestesiante.
    Y luego está la diferencia en la calidad de la información entre un cutretelediario y la inmensidad de internet: la tele ya no hace falta. Al revés, creo que hay que huir de su poder uniformizador y manipulador.
    Admiro a quien se controla a la perfección y solo ve documentales de la 2. ¿Sois muchos?

  • Soy (otro) sintele, lo cual no quiere decir que no consuma productos televisivos.
    Desde que no tengo el aparato me siento más libre, qué queréis que os diga. Para mi, ver un programa determinado o una serie que me gusta es un acto consciente y un proceso proactivo. Lo busco, valoro y lo visualizo cuando quiero.
    Creo que el que muchos hayamos prescindido de televisor se debe a que hemos intuido que llegar a casa, sentarse en el sofá y encender la tele “a ver qué echan” no es bueno. Más bien todo lo contrario.

  • Ahora si que no se puede decir que nos obligan a ver tal o cual; todo ello partiendo de la base de que renuncies a los puertos HDMI, DIV-V, BNC coaxial USB / 3.0, Ethernet, Wireless con todos los soportes y contenidos que éstos conllevan, para encajonarte en el paquete básico de la TDT, que dentro de lo malo, también tiene una variedad decente, y por que no conviene tampoco desconectarte por completo del lumpem y de los mensajes destinados a éstos.
    Sería incomprensible renunciar a esta tecnología por no verle la cara a los cuatro indeseables de siempre que ya sabemos quienes son y que también se les puede ver a modo de documental.

  • Resumiendo, cuando se hable de algún programa o noticia dada por la televisión los que no tenemos aparato por que nos aburre la publicidad y los absurdos contenidos, según su criterio tendremos que ocultar avergonzados carecer de semejante electrodoméstico.

    • Pues yo soy un con tele, y me gusta verla cuando me dá la gana y lo que me da la gana, y defiendo lo mismo para los demás, los con tele y los sin tele, los que echan sus horas delante del ordenador, los que leen esta revista (que tendrá sus artículos buenos, pero no todos nos lo parecen a todos). Y lo que me suele fastidiar bastante son los “Resumiendo….”, “En conclusión…”, “Luego entonces…”, cuando estás en una conversación intranscendente de la que no hay porque sacar más conclusiones ni resumenes que “la hora que es, se me hace tarde y tengo que dejarlo, sigan Vds.”. Supongo que cada uno tendrá sus manías.
      Procuro que mi hija no vea mucha tele, porque entiendo que tiene una mente inmadura y sugestionable, y aún no tiene criterio para valorar las cosas en su justa medida, pero yo ya tengo edad para cuidarme solito.

  • Yo soy otro sintele, pero también soy sinlavavajillas ¿que hago ahora?

    • Ostras, pues yo soy una sintele, sinlavavajillas y sinmicroondas. ¿Qué puedo hacer? ¡Al paredón!

      • Joerrrrr creí que era el más guay. La zorra de mi madre me ha regalado un microondas… maldita, te mataré mamá

        No tengo sofá… superad eso

  • …sólo diré una cosa… consumo productos televisivos en mi TV, como origen mi disco duro multimedia, pero sí, me siento orgulloso de decir, que mi TDT se debe de encender unas 3 veces al mes… y no más de 20 minutos como mucho, porque la TV como contenidos en españa, A-PES-TA y lo digo con el mismo orgullo que me venden que las productoras nos hacen la mierda de sus diseños de parrilla, con el consumo de publicidad que algunos hacéis…

    Enhorabuena si creéis en el modelo de negocio, yo NO.

  • Me suena haber oído que un lavavajillas AHORRA agua, al consumirse menos que lavando los platos manualmente. Sobre todo en España, que dicen que es uno de los países que más agua utiliza al lavar los platos.

    Ahora que lo pienso creo que es lo único que aprendí en la Expo de Zaragoza…

  • :-) pues yo no tengo tele…bueno si hay una en el sótano, no se si funciona, tampoco tengo nike, ni levis ¿saves por que? pues porque no me gustan y conduzco una mecedes benz 207d (tiene ceca de 25 años), y por supuesto me gustan las buenas peliculas y documentales casi tanto como un buen libro un buen pan o una buena compañía…..

    …por lo de la superioridad…por favor no te proyectes …. :-P un saludo a todos¡¡¡

    • Gracias, ahora sabemos que lo que “saves”.

      Y viva El Orgullo del Tercer Mundo

      • :-) si un poco de la cultura de la pobreza no esta mal no?? anda que no esta rico un cocido al fuego de leña¡¡¡

        Perdona mi ortografía, y gracias por tu corrección, un saludo¡¡¡

  • Periodsm pls……

  • Aquí otro Sintele. Tengo receptor, pero solo uso la antena para ver F1.

    Lo que me repugna no es, pues, el electrodoméstico: son los realities, las series españolas, los noticiarios, los magazines de caspa, la televisión matutina y la publicidad. Vamos, más del 90% de la parrilla. Te ofenderás como guionista televisivo, supongo. Vete “How TV Ruined Your Life”, hecha por un buen guionista televisivo y verás lo que vale un peine.

  • Soy otra sin tele, pero consumo series y también películas. Pero eso de voy a ver qué echan, no.
    En el artículo se te ha olvidado algo que para mi es determinante: la publicidad. A estas alturas no puedo imaginar ver series (por ejemplo) con publicidad cada pocos minutos… prefiero esperar y no verla el mismo día que sale y verla del tirón. Lo mismo me pasa con programas que me gustan, los suelo ver al día siguiente y no creo estar peor informada.

    Por otro lado, no soporto el electrodoméstico en sí… para mi gusto ocupa mucho y es muy negro (ten en cuenta que yo lo tendría apagado la mayoría del día salvo algunas noches un par de horas), prefiero proyectar cuando tengo ganas de ver algo en grande.

    … y por cierto, tampoco tengo microondas y de eso estoy casi que más orgullosa.

  • Se puede comentar el último gol de X por enésima vez pero no se puede comentar que no se tiene televisor? Porque os causa malestar?
    Se llama el complejo o sindrome del español: todo aquello que refleje cierta diferencia, inconformidad y sacrificio os asusta, se ha de menospreciar rápidamente, como al empollón de clase, como al gay, o al catalán de turno. Ese destaca? Quien coño se cree? Porque sus pensamientos son distintos a los mios? Me hace quedar como un chimpancé? uh uh, y yo no lo soy. A por él.

    La tele te va aborregando poco a poco, llevan años de más suavidad, más blanco, más.. todos lo sabemos, internet también, pero por lo menos es mas bidireccional.
    Personalmente estoy muy satisfecho de no tenerla, me costó, pero que bien se vive sin este constante sonido de fondo. Y que bien nos lo pasamos jugando juegos de mesa con los compañeros de piso, y mil ventajas más, el único inconveniente? Leer artículos tan flojos.
    A pesar de esto gracias por generar contenidos, se valora.

  • En realidad un lavavajillas bien utilizado ahorra bastante más agua que usar un fregadero.

  • Qué necesarias son tus reflexiones, compañero. Muy necesarias. Gracias por dignificar un poquito, al menos, este medio.

    • Discrepo. Ya va siendo hora de que la gente del medio reconozcáis que, al menos en este país, la mayoría de contenidos que se emiten en abierto son de calidad a lo sumo mediocre, cuando no telebasura. Entiendo que entre gente del gremio os guste leer lo que dice este artículo. Ahora bien, no penséis que porque os guste sea cierto…

      • Yo no he dicho que no admitamos nada. Como siempre en este país las opiniones parece que deben ser extremas, o blanco o negro. Lo que me gusta del artículo es precisamente eso.

        Un saludo

  • Yo soy un “con tele”, pero apenas la uso para ver la TV al estilo convencional. Y mi razón sí es la publicidad. Llevo conviviendo con ella unos 40 años. Y, hasta la aparición de los operadores privados, era soportable. Ahora no aguanto los interminables cortes y no recordar por dónde iba la peli o el capítulo al volver de ellos. Eso sin contar la forma en que se hacen esos cortes. Meter publicidad en medio de una frase y volver exactamente en el punto en que se cortó es demencial. Mientras la publicidad siga siendo tan invasiva, este “con tele” seguirá viendo lo poco potable que haya en la pública (que cada vez es menos) y seguirá llenando cada vez más su disco duro multimedia con todo lo que vaya siendo de su interés y se pueda descargar en la red.

  • Hay algo que no acabo de entender. Muchos decis no tener tele porque el salon queda mas estetico. Pero al final teneis una pantalla para ver contenidos de internet o de video.
    ¿Que diferencia hay entre un monitor de 32″ y una pantalla de 32″ aparte del sintonizador integrado de TDT que ademas no se ve por fuera.

  • Cómo aprobáis este artículo por favor…

    • Estoy de acuerdo. Este artículo podría salir en un reportaje cámara oculta de la noria

  • Hola, buenas tardes.

    Llevo sin tele desde hace 14 años, elección personal tras comprobar que a partir de 5 de la tarde a 9 de la noche, solo conseguía ver 4 programas estilo “El diario de Patricia”, señora que me cae genial, pero que su formato televisivo no me gusta. Eso generó en mi un sentimiento de apatía ante la programación televisiva y me busqué alternativas en las que ocupar mi tiempo.

    Cuando argumento que no tengo tele es porque previamente me han mencionado que haber visto tal o cual cosa en la cadena correspondiente. Generalmente me preguntan si he visto lo que ocurrió en tal, o cual programa, luego pasan al que si no veo Salvados, que si no conozco tal serie, o tal programa, o que en tal cadena puedo encontrar algo que me guste… pues no, no tengo tele y por mucho que me hablen de ella, desconecté de ese medio hace 14 años, y me alegro de no depender de ningún horario para ver algún programa, serie, documental o película.

    Estoy orgulloso de haber podido desengancharme de la televisión para pasar a leer libros, hacer deporte, ver alguna película, escuchar música, tocarla yo o analizar en silencio mis problemas.

    Tampoco creo que los demás tengan que sentirse orgullosos por mi, pero pienso que si saben que no veo la tele, no deberán esperar que les diga que opino de tal o cual evento ocurrido en cierto programa, serie, película, telediario o documental, tal día, a tal hora. Y ni soy mejor, ni peor que ellos. Dejando las cosas claras evito malos entendidos.

    Un saludo.

  • Suerte con el aleman, aqui la tele es peor… no es tan bochornosa, pero es cutre a mas no poder. programas de bajo presupuesto,muchas veces poca profesionalidad (tiro de camara, soltura de presentadores, ediciones…), el 90% de programas son gente charlando sobre algun tema o mierdas dignas de mtv, del estilo “te ayudo con tus deudas” “cambio de esposa” y programas de formato corto y digerible. Eso si, mencion aparte las “grandes producciones”: Factor X donde todos los concursantes segun el jurado lo hacen genial y se merecen pasar (ni una critica oigan! no vaya a ser que los traumaticen… si risto supiera aleman…) o Popstars…. desde Ibiza (para que disimular lo que vamos a venderte… y aqui pueden ponerse naturalmente en bikini)

  • Estaría bien matizar que cuando alguien dice que no tiene tele, en realidad lo que no tiene es antena para sintonizar canales. Creo que la expresión correcta, al menos la que uso yo es: “no tengo antena”. A veces se usa el lenguaje “malamente” xD

  • No tienen tele porque tienen un MAC, portátil, pc que ya les presta la opción. Conozco a unos cuantos así.

  • Yo puedo entender que la gente no quiera “conectar la señal de la antena” a la televisión, pero, a día de hoy, un aparato televisivo es la mejor manera de ver incluso los contenidos de internet… ¿o todo el mundo que ve series por internet lo ve en la pantalla de ordenador?

    Yo tengo algún amigo que no tiene televisión, pero tiene un proyector…. pero no es lo mismo.

    Saludos

  • Ahora que entiendo los programas del lavavajillas…

  • Yo no tengo tele básicamente por que no tengo tiempo que perder. En mi humilde opinión, la vida es muy corta y está llena de cosas mucho más interesantes que casi todo lo que se pueda ver en tv. De hecho llevo unos 8 años sin televisión y no entiendo cómo en España la gente puede perder una media de 2 horas al día delante de esa cosa..

  • Y por otra parte, mis dos hijos de 5 y 3 años son absolutamente incapaces de aburrirse, presumo que gracias esta prudente decisión de que en casa no haya tv al uso convencional (por supuesto ven películas y series de vez en cuando.. no somos talibanes)

  • Yo tengo tele, pero no me pasé al TDT. La uso como visor de series y películas descargadas.
    Suelo ocultarlo a mis conocidos, porque si dices que no tienes tele la mayoría te mira raro, te hace sospechoso, y como follo lo que necesito, no me gusta hacerme notar mucho.
    Hay una cosa que creo que olvidas. Los niños. Si, esos pobres que andan por casa casi sin filtros. Esos que les gusta ver una y otra vez los mismos programas. Esos que aparcamos delante del aparto que repite compra, compra, compra. Esos que eligen como modelos lo que ven. Si.
    ¡¡¡Anda échale cojones y justifica la televisión en una casa con niños!!!

  • No tengo tele y estoy hasta los cojones de que la gente se piense que me creo superior por ello.

  • Siempre he pensado que cuando uno ataca la forma de vida del otro es porque no está muy seguro con la propia.
    Y aquí leo otro ejemplo.

  • Tampoco tengo tele, y la echo de menos sobre todo, porque tenía un estupendo sonido y tenía puesta la radio más que nada, todo el día.
    No me creo superior, pero sí un poquito diferente, de la masa aborregada y dependiente de la telebasura, no nos vamos a engañar.
    No odio la tele, odio ese formato, también me vendieron la moto de la tele por demanda y los canales temáticos, pero para eso ya estaba Internet mucho antes, creo que llegan tarde y mal y se siguen aferrando a un modelo totalmente absurdo y decadente, porque triunfa, está claro, por eso me siento diferente y la masa pretende que me crea que me siento superior, pero no, no lo consiguen.

  • ¿Por qué los llaman sinTele cuando quieren decir sinAntena?

    ¿O acaso prefieren ver sus contenidos de internet en minipantallas?

  • Buenos dias. Trabajo en el extrangero, en Belgica concretamente y aqui no tengo television. Cada vez que vuelvo y veo la television me da dolor de cabeza (publicidad horrible y programacion detestable) yo pertenezco a una porcion de gente que prefiere buscar y ver lo que quiere y no a la inversa. Con sinceridad creo que es como una pistola; un objeto que mal usado, como lo es en este mundo, es peligroso para la individualidad humana y la mentalidad critica. Citando a los “redhot” – Throw away your television. Gracias.

  • Cocainómana, ha dicho cocainómana. Jijiji. A ver, los abogados, vayan pasando. Al fondo hay sitio.

  • Buen artículo. Sí, tengo tele, aunque apenas la veo. En mi casa se enciendo un 95% del tiempo para ver películas Disney. El 5% restante son para las noticias y alguna tarde aburrida para surfear y confirmar que los contenidos, que en mi caso también incluye las teleseries, son muy malos.
    Por cierto, tengo iPhone, iPad, varios ordenatas y sí consumo mucha, o quizás demasiada, web.

  • Yo no soy un sin tele tengo el aparato y la posibilidad de conectarlo, pero decido no hacerlo. Es una cuestión de calidad de vida. Se le abre a uno el horizonte cuando se quita ese entretenimiento barato (con todas sus letras, barato) de encima.

    Todo lo que te pierdes y merece la pena, a día de hoy puedes verlo en diferido y online (salvados por ejemplo).

    Y respecto a series, documentales, películas y demás, ahora mismo puedes verlas a la carta por un par de euros incluso en formato físico.

    Aparte hay veces que ver un telediario o un programa de “debate” me produce urticaria, así que me lo ahorro y me informo o participo en debates en otros foros.

  • Yo no soy del grupo de sin teles. Pero la tele la pongo para ver alguna peli/documental o video que me interese ver. Ahora por lo que no paso es por que tengo que creer como papagayo todo lo que quieren que nos cuenten. Todo lo que ellos quieren que sepas y por supuesto lo que no.

    Amigos o enemigos, os digo: Lo más bonito que ha hecho la tele por mí, es que, cada vez que alguien la encienda yo me acerque a la estantería y me coja un libro y me vaya a otra habitación.

    La tele os tiene absortos a todos y a los que no la tienen y se ponen a ver contenidos televisivos por internet más…

  • Yo creo que cuando la gente se declara como “sin tele” lo que está diciendo es que la “tele” que tenemos hoy (las cadenas, no el electrodoméstico) no ofrece lo que pide el usuario. Como ejemplo, ahora podría estar viendo Big Bang Theory en Neox; es un buena serie y muy divertida, con buenos actores, pero no lo estoy haciendo porque todos los capítulos que van a echar esta tarde son repetidos. Esto quiere decir que lo que me da la tele ya lo he visto y si te descuidas dos o tres veces. Además y por seguir con el ejemplo de la serie Big Bang Theory, me van a freír a anuncios que no me interesan (no quiero un seguro, ni me voy a comprar un mercedes, ni quiero activiarme), con lo que al final la “tele” me resulta una absoluta pérdida de tiempo; otra hora de mi vida desperdiciada en ver reposiciones y anuncios que no me interesan.
    Esto es la primera parte y que podía ser una queja común cuando no había internet y no había otra opción que lo que echaban o el videoclub (RIP).
    Lo anterior se complementa con el hecho de que hoy tenemos internet, lo que supone, para el que no se haya dado cuenta todavía, una revolución mayor que la aparición de la tele cuando lo que había era la radio. Hoy yo no tengo una enciclopedia (que la tuve en su tiempo); si quiero consultar algo empiezo por la wikipedia y sigo tirando de navegador hasta que me quedo satisfecho. Si quiero conocer una noticia puedo consultar opiniones variadas en diferentes medios periodísticos (o no). Por que todo lo que está en la “tele” está en internet multiplicado por mucho, mucho más variado y además la búsqueda la decido yo, no la “tele”. Y esto es extensible a muchos más ejemplos como vídeos, música, libros, aprendizaje, como pintarte las uñas, recetas… lo que quieras. Es más, si quiero ver la “tele”, con internet también puedo (casi todas las cadenas tienen webs con sus contenidos). Y para terminar, incluso yo puedo formar parte de ese inmenso colectivo a través de redes sociales, blogs, web propia. De repente la unilateralidad de la “tele” se rompe y aparece la multilateridad de internet.
    A mi personalmente lo que me sorprende es que todavía haya gente que SOLO vea la “tele”.
    Un saludo.

  • Absurdo… No se trata de una moda estética absurda ni nada parecido. Lo que estás omitiendo es que un gran porcentaje de esa gente que no tiene tele (aunque SI consume productos de origen televisivo), no necesitan gastarse la pasta en una televisión Bravia como la tuya. Tienen un ordenador con el que pueden acceder cuando quieran y como quieran a los contenidos, sin necesidad de atarse a horarios marcados por otros. Además, muchos productos televisivos buenos como (por poner un ejemplo) la serie Futurama, fueron cancelados por la suposición de que había poco público (en realidad solo medían el público que usaba TV), error cometido por no contar con la gente que lo veía desde otras fuentes.
    Puede usted consumir toda la TV que quiera, yo lo hacía para las noticias a la hora de cenar; pero ahora dan vergüenza ajena, no se cortan en mostrar lo manipulados que están. Mejor mirar por Internet varias fuentes, y si acaso ya me meto en la web de tal cadena si echo de menos los telediarios.
    Dato técnico para acabar, desde hace tiempo se ve venir, la TV poco a poco se está convirtiendo en “Media Center” (puede que tu BRAVIA sea una de esas TV’s con android)… al final no es más que un PC disminuido, así pues, igual que quien tiene un plato para vinilos, habrá gente que seguirá con televisiones (alguno incluso una TELEFUNKEN), pero para los demás, a las TV les quedan dos telediarios.

  • Creo que el lavavajillas consume menos agua que fregar a la manera tradicional…

  • La tele capta demasiado mi atención, me hipnotiza, cuesta despegarme y por eso no tengo.
    No me gusta que mi atención sea captada con contenidos que no he elegido yo (de los cuales 90% malos y/o orientados “mainstream”), así de sencillo.
    Desde 5 años que no tengo tele, hago mas deporte y leo mucho mas, aunque a ti te pueda parecer soberbia, yo lo considero como un logro a la hora de comentarlo en una conversión.

  • ¿Y qué esperabais que dijera alguien que vive de la televisión? Podéis haceros una idea del criterio que tiene si cree que la Salvados es un ejemplo de contenido de calidad. Yo no tengo aparato de tv, pero sí veo televisión. La que yo elijo, y cuando me apetece. Pero no me denuncies por pirata, que en todos estos años que llevo sin tele no he descargado ni un solo segundo de nada que huela a producción española.

  • Pues yo tengo tele y lo que hago es ver el contenido a la hora que quiero enchufando o bien mi disco duro multimedia o mi portatil usando el HDMI… Por que ver contenido en la pantalla del portatil, no es lo mismo.

  • Yo tampoco tengo tele. Nunca la he tenido desde que abandoné el hogar paterno, hace veinte años.

    No me siento mejor que los demás ni pretendo imponer mi decisión. A veces incluso me noto bicho raro, mientras los demás hablan de contenidos televisivos que desconozco y me quedo al margen de la conversación.

    Mi ausencia de televisor no tiene nada que ver con internet. Tomé la decisión de no tener nunca televisión cuando aún no existía la red ni nada que se le pareciera. ¿Por qué? Muy sencillo. En casa de mis padres comíamos viendo la televisión, sin hablar. Cenábamos viendo la televisión, sin hablar. Después de cenar, nos poníamos a ver la televisión. No había vida familiar. Nos abducía el aparato. Sin embargo, durante las vacaciones era otra cosa. Nos íbamos a la playa, donde no había televisor. Y hablábamos, conversábamos, hacíamos cosas juntos. Decidí no tener nunca ese aparato y jamás lo he echado de menos. De verdad, resulta mucho más gratificante utilizar el elevado tiempo que se consume ante la tele leyendo, charlando, escuchando música, yendo al cine o haciendo el amor.

    Claro que hay contenidos interesantes. Pero, primero, son excepción y, segundo, están tan trufados de anuncios que a mí se me hace insufrible acabar de verlos. Acabas acostándote a las mil sin terminar esa película que te interesaba y desesperado por las interrupciones.

    Ahora se pueden ver algunos programas por internet. Bienvenido sea el adelanto: ahora podemos, además de leer o sexear, ver de vez en cuando una serie o programa, o los juegos olímpicos. Pero eso supone que el espectador ya no tiene el rol pasivo de encender el botón de la tele y buscar desde el sofá lo que hacen esa noche. Directamente te vas a seleccionar lo que quieres ver, si es que quieres ver algo.

    No seamos tan superficiales. Lo de no tener tele no es un esnobismo, cosas de “gente guay”. Por lo menos, no en mi caso. Es una decidida opción por evitar la presencia de un aparato con gran poder para consumir el tiempo y que, al darlo todo hecho con solo apretar un botón, coloca al espectador en una posición completamente pasiva. Es una apuesta por tener un ocio más rico y creativo.

  • Hala, otra opinión más, para que puedas hacer estadísticas. Yo tengo dos teles. Antes sólo las usaba para ver series descargadas de internet (efectivamente sin anuncios, en version original, para verlas de cuatro en cuatro si me da la gana, para pararlas y volver a una escena que no he pillado etc…etc…) y para ver el Telediario de la 1. Ahora desde hace unos meses, ya solo las uso para ver series.

    Soy una sintele? soy una contele? No sé. Lo único que me interesa es la pantalla grande. El 99% de los programas de la televisión española no me interesan. Muchos de los programas buenos, tipo “Salvados”, se pueden ver por internet (yo los veo en en la pantalla de la TV a través de Apple TV). Los programas buenos que no se pueden ver cuando yo decido, me los pierdo. También se pierden ellos un espectador.

  • Lo que esta matando la tele son terminos como el SHARE, el público TARGET o el PRIME TIME. Consecuencia de ello resulta que a los españoles solo nos interesa el futbol y los cotilleos sobre famosas/os. La tele merece mi desprecio, así como ella me desprecia a mi. Que los programas culturales se pongan solo de madrugada o que segun que hora sea, solo hay programas del corazón, es algo que cansa mucho en este país.
    Mencion aparte el contenido de la tele no es ni un 1% de lo que yo busco. Manga, documentales, noticias… sigo viendo un monton de anuncios, que tambien estan en internet.

  • ¡Buenísimo!

  • Vaya tonterías que cuentas, yo prescindo de lavavajillas, de microondas y por supuesto de televisión. Siento si tu trabajo se desarrolla en estos campos… pero la industria que los mueve no merece la pena, cambia de profesión y hazte granjero, por supuesto, ya sabes, no tendrás televisión, ni portatil, ni lavavajillas, microondas, y demás estupideces que te parecen necesarias….
    cuando lleves un tiempo viviendo así nos repites el reportaje. listo

  • Pues a mí el post me ha parecido muy bueno y muy bien redactado. Yo no lo interpreto como una pulla a los que dicen que no tienen tele, sino más bien el comentarista explica que la gente no ve la tv porque tiene internet. Si no tuvieran internet seguramente verían la tv pese cuanto les pese.

    Es más bien una crítica al modelo televisivo y no una pulla como digo, a los sin tv.

    Yo también consumo los productos de internet, porque tienes lo que quieres cuando te apetece, aunque cada vez con más y más anuncios (yes una verdad innegable, sino fijense en youtube o otros medios donde se cuelgan vídeos).

    Saludos y felicidades por el post.

  • Bueno, yo soy de esos que dicen que no tienen tele, pero no por ser mejor ni peor que los demás, ni más listo, ni más guapo, ni más guay…. simplemente porque no tengo ni la echo de menos.

    PD: también he vivido bastantes años sin microondas y no por nada especial, simplemente porque no había en el piso y a nadie le dio por pillar uno, vamos que tener o no este tipo de productos es una elección más, como ponerte esta o aquella ropa o visitar este sitio si y este no….

  • Gracias por el artículo, aunque el tema del electrodoméstico me parece un poco demagógico de más…

    El problema de la televisión es que es un medio obsoleto. Obsoleto en gestión, pero también obsoleto en contenido, obsoleto en publicidad, obsoleto en concepto…

    Las noticias incluso son obsoletas si sigues meneame y twitter.

    Los dinosaurios de la televisión no quieren aceptar los nuevos tiempos…

    Además tienes la doctrina…La televisión como medio de desinformación masiva…

    Podría ser algo muy interesante, y sin embargo con el tiempo, la televisión ha ido sumando todos estos problemas (por hablar de los más grandes)

    Horarios restrictivos, publicidad excesiva, doblaje en la mayoría de programas, adoctrinamiento, telebasura, obsolescencia,

    Como resultado, prefiero invertir mi tiempo vital (como decía otro comentario) en hacer cosas mucho más interesantes como por ejemplo leer JotDown ;)

    Por cierto, no tengo friegaplatos, pero si proyector, que es mucho más agradecido que la tele…y mejor para la vista…

  • Vaya cagada final con el lavavajillas. Precisamente este electrodoméstico ahorra muchísima más agua que lavar a mano los platos.

  • Me identifico 100% con esos sin tele que describes (y ávidos consumidores de series, películas, documentales y lo que sea vía internet). Pero esa “superioridad moral” (que no niego ;DD) no viene tanto de lo bueno o malo de los contenidos (que hay de todo y no estoy de acuerdo de que en la tele pongan lo que la gente quiere ver solamente, hay sesgos de lo que te quieren imponer), sino por el esfuerzo que implica la “soberanía de contenidos” a la que queremos llegar, sin ver lo primero que nos encontremos (porque estamos demasiado cansados para buscar algo que realmente nos apetezca porque “tantos canales y total nada que merezca la pena…” que tanto se repite pero que no se hace nada para evitar). Para mí a mayor interactividad y “decisión de lo que quiero hacer”, mayor ejercicio de ciudadanía…

  • Genial el artículo. Pero lo del final es un importante error. Los lavavajillas por lo general consumen mucha menos agua que lavar los platos a mano. Nada más que decir :)

  • Artículo perverso. El único objeto de la televisión es estratégico, mantener un canal directo para el control de la realidad social. Lo demás es accesorio: el negocio, la telebasura, la cultura. Las TV’s (empresas) no son libres de emitir lo que quieran, tienen límites impuestos por los gobernantes de turno, se juegan la licencia. Alabar un medio censurado y utilizado por el poder (poderes económico-políticos), significa que, o eres un censor o vives en matrix y aún no te has dado cuenta…

  • Me ha sorprendido ver tanta gente argumentando a favor de la VO, del respeto al trabajo del actor, que si el actor es bueno pierde con el doblaje, etc..
    Vamos a ver, salvo auténticos bilingües, (y recuerdo que en la patria lo que mas abunda es ingles nivel “medio”), es prácticamente imposible seguir un capítulo de House al 100%, o de Little Britain.
    Ver una serie muy técnica o con dejes muy marcados se convierte un autentico esfuerzo, y comparando resultados, yo tampoco he disfrutado mucho menos con los doblajes.

    • Vamos no me jodas (esto dicho con cariño). Como que tiene algo que ver oir a James Galdonfini haciendo de Toni Soprano que a su doblador de voz engolada de RTVE. Grima da oir una serie doblada cuando has oído a los actores originales. Por no mencionar el destrozo que hacen con los chistes, a menudo imposibles de traducir y en los que el delivery es el 70% de la gracia, en series como The Big Bang Theory, Community, Friends o How I Met Your Mother.
      Yo pongo subtítulos en inglés por si me pierdo alguna frase. Y tras los primeros episodios, acostumbras el oído y lo entiendes todo (y oyes a los actores).

  • “no justifica el tono de superioridad moral con que lo declaran.”
    Creo que esta frase es la base del artículo. Es una base errónea por lo que el artículo hace aguaspor todas partes. Dudo mucho que la mayoría de la gente que porque surja en la conversació diga que no tiene tele lo haga por ningún complejo de superioridad, lo explica y ya está .. otra cosa es que el que lo escucha, el que sí tiene tele, y que si hacemos caso a las estadísticas, se pasa de media casi 5 horas al día (eso dicen las encuestas aunque parezca una cifra inverosímil) escuche esa frase como ‘pedante’ o ‘de superioridad’ .. pero no es un complejo de superioridad sino de inferioridad … Dale la vuelta.

  • Lo chungo es tener una tele enchufada a una antena, no una tele.

    Cuando emigramos a EE.UU. hace medio año, y descubrimos que por tener los canales normales con anuncios a cascoporro, la compañía del cable nos quería cobrar como $30 al mes decidimos que tururú.

    Así que tenemos tele, una Sony Bravia Internet TV to guapa, pero lo que vemos sale de Netflix (¡¡¡$8 al mes!!! Ay si hubiera algo así en España…), Amazon Instant Video, Youtube, y a qué negarlo, alguna que otra cosita de utorrent y el disco duro del PC.

    Y tan rícamente, oiga.

  • Mi casa es pequeña, y tengo 4 teles. I veo lo que quiero de la tele. ah! y también tengo internet, para ver lo que quiera cuando quiero. Però con todos los comentarios parece que una cosa o la otra. pues yo las dos! Y la publicidad, y la telebasura uno lo mira con los ojos que quiera. A mi me ayuda a saber en que país vivo y con que gente convivo.

  • Y yo que salí huyendo de Squire para no leer paridas culturetas…

  • Eres tú el qe intenta plasmar una idea anticipándose al estereotipo de para intentar ser mas mainstream que . Otro tipo mas de esos que pretende ser original con ideas qe carecen de una argumentación sólida. Una patada a una piedra y salen 100 de y 200 como tú.

  • El artículo es como el apunte sobre el consumo de agua del lavavajillas: carente de criterio.

  • Parece un estigma no tener “tele”, pero yo creo que la cuestión no es el electrodoméstico en sí, más bien se trata de desprenderse de la antena que te “conecta” generalmente a un mundo bastante decadente donde priman las audiencias y por ende los anunciantes y los programas de bastante mal gusto.
    Además, sin querer jactarme de nada, pues soy un “con-tele-sin-antena”, me parece una broma pesada la idea de que la ´antenización` que hubo hace unos años (creo que a un suculento precio para algún misterioso empresario afín a X políticos), no servirá de nada en escasos meses pues llega la `reantenización´… – la RAE ni contempla estas palabras entrecomilladas, pero ahí están-.
    Desde un punto de vista cultural, lo que ofrece un televisor de uso exclusivo para antenas es muy pobre.
    Saludos y enhorabuena a los redactores de Jot Down por una labor muy interesante de difusión general.

  • Está bien, no veo la tele, es más, no tengo tele, veo Salvados a menudo, no tanto como quisiera, de hecho esta temporada no he visto ni un capítulo. No veo series, me aburre tener que ser regular para seguir pillando el hilo, no veo los informativos, noticiarios, no veo documentales ni noches temáticos, ni siquiera especiales de cine.
    Uso mucho, mucho internet, y una cosa si es verdad, a veces decir que no tienes tele no es un honor, te miran raro, te dicen que a qué dedicas el tiempo… Bueno, seguro que a ver la tele no…

  • Yo también tengo tele, aunque como ha dicho uno solo la uso para la play. Tal vez veo algo pero no mucho.

    Tengo que reconocer que si veo contenidos televisivos es principalmente porque el cine y las series me gusta verlas en versión original, además de que puedo disfrutarlas cuando yo quiera.

    Por otro lado si no veo la Televisión Española, principalmente por los contenidos que ofrecen. Aquí voy hacer un poco de abogado del Diablo con la TDT, gracias a que ahora hay más canales, algunos pertenecientes a las principales cadenas generalistas, podemos disfrutar de contenidos que si no hubiesen estado a lo mejor no hubiesemos disfrutado, Juego de Tronos, etc…

    Aunque es cierto que muchas veces la cagan completamente, como por ejemplo hace un par de años en Antena 3, con una serie que se llamaba, si no recuerdo mal, La chica de ayer, una españolización de una serie británica fantástica como Live on Mars, que luego no llego a emitir.

  • o informas a tiempo de que eres un “sin tele” o tendras que aguantar un aluvión de chorradas tipo “viste a fulanito en tal programa?” que no le importan a nadie…

    impresionante ver cuanto cibervoluntario ofendido hay en el mundo

  • Pensaba que esta revista era rigurosa. Lo del lavavajillas, como apuntan muchos, es absolutamente falso. Y muchos no vemos la televisión porque tenemos poco tiempo libre y es extremadamente difícil hacer coincidir éste con el horario del contenido de calidad.

  • sr. perez, ¿ se ha fijado usted en que este artículo hace exactamente y multiplicado lo mismo que critica? eso dejando aparte la puerilidad y simpleza rayana en el retraso, usted me suele gustar en su mesa que cojea, pero le contaré esto como un desliz para el olvido

  • Has perdido un lavavajillas.

  • Soy un Sin Tele. La descripción se me ajusta bastante, con la excepción de que no hago proselitismo (ahora es la excepción). Claro que existen buenos programas como los que mencionas, pero por ello no me voy a llevar el paquete completo; de hecho el trasto del demonio tiende a quedarse encendido más de lo necesario y regurjitar Belenesesteban, Bertines y Anarrosas cuando menos te lo esperes, dejándote el parqué de madera de nogal hecho una porquería. Por eso es internet más seguro; seleccionas lo bueno y que le den a lo demás. Además, con lo horteras que son las pantallas de plasma…

    PD: El lavavajillas consume menos agua que fregar a mano. Que a día de hoy todavía haya gente (inteligente) que ignore eso me produce unda profunda desazón.

    PD2: He que lo del lavavajillas ya ha sido tematizado en los comentarios, pero lo pongo igual, ea.

  • El lavavajillas ahorra agua. Entérate mejor.

  • El problema no es el electrodoméstico, sino la oferta.

  • Tengo a medio hacer un cómic sobre esto. Cuando era joven no ver tele era una pedantería y una frikez, pero hoy en día ya me parece lo más normal del mundo.
    Yo tengo tele, pero a penas la veo, y cada vez somos más y lo que empieza a parecerme raro es que una persona joven y mentalmente equilibrada con ordenador y conexión a Internet tenga algún interés en hacer zapping.
    Si dispones de un televisor grandote, puedes conectar el televisor al PC y ver ahí todas las series y películas que quieras, en streaming o en dvd, puedes enterarte de la actualidad vía Twitter o Menéame.
    Pero si hay que escoger entre antena de televisión o lavavajillas, me quedo con el lavavajillas. Si hubiese que elegir entre la antena de televisión y la plancha, bueno, eso sí que ya podría discutirse.

  • El lavavajillas será como todo, ahorrará dependiendo del uso que haga cada uno de él. Pasa como con la tele, que depende del criterio y la actitud de cada uno ante ella. Hay que cultivar el espíritu crítico y la voluntad personal, y así no necesitaríamos “alejarnos de los demonios”.

  • Lo siento. Nunca me enorgullecería de no tener lavavajillas. El trabajo manual está sobrevalorado, por lo que no creo en fregar a mano, salvó que lo hagan otros. Respecto a la tele, me encanta como canal pero no me gusta el actual modelo de negocio en abierto. Besos.

  • Yo no tengo tele, en ocasiones tengo que aclararlo cuando alguien hace un chiste sobre alguna publicidad o un programa, y quedo descolgada.
    Tambien aclaro que no tener tele no implica que no la vea, y que mire un monton de programas que no tienen nada de culturales.
    Pero es cierto que hoy en día me cuesta muchísimo ver un programa con cortes publicitarios, y ni hablar de que si no fuera por internet, directamente no podría ver algunas de las series que sigo.
    Y tambien es cierto, decir que no miro los programas en una tele convencional, me hace sentir un poquito superior, despues de todo, eso me permite elegir contenidos y horarios. Y poder elegir algo, hoy en día, te hace sentir especial, por lo menos alguien con suerte.

  • aquellos que escriben que “no tienen tele ” (aparte del hecho que parecen que no leyendo el artículo del señor Jośe Antonio Perezo o con escasa comprensión lectora)

    Sois frikis !
    una minoría de cuatro gatos, vs millones de persona “normales”; nunca antes había en TV tanta variedad y oferta, comparado hace 13 años cuando sólo había dos canales de TV y el decorado era una simple cortina.

    Ahora hay cien canales y resurge la financiacion a contenido televisivo, antes era imposible que Juegos de Tronos o Big Band Theory siquiera recibieran presupuesto

    Y sí, es posible quitar el cable / TDT y elegir que ver vía internet, , es más, también ustedes podría pasársela sin salir de la habitación. Esos mismo contenidos que ustedes bajan de internet, que dicen que lo hacen para oir en VO y no soportar anuncios, existen gracias a la “malvada” television

  • Lo del lavavajillas, de traca. La televisión de hoy en día es demencial y una pérdida de tiempo. Y para los jóvenes la alienación.

  • Un ejemplo, me encantan las carreras de motos pero como ahora la exclusiva de emisión la tiene una de las cadenas que tenemos vetada en el mando a distancia de casa, la gran mayoría, por su pestilente exceso de bazofia… me quedo tan pancho, feliz de no traicionar mis principios.
    De hecho solo tenemos 5 cadenas sintonizadas (La2, TV·3 y el canal 33 para el rollo cinéfilo y Teledeporte y Esports 3 para darle a la pelota o a lo que se tercie del corpore sano); vaya que casi como antiguamente.
    Si no hay tele, pues lecturas sobretodo y algo del juguete de internete.

    Fin de Emisión.-

  • Hay gente, como en todas partes, que necesita reafirmarse comparandose con los demás: yo digo, yo hago, yo veo, yo no veo.

    Como si al resto del mundo le importara una mier*a.

  • Creo que no es inquina al electrodoméstico. Lo siento. Es a los absurdos horarios, es a sentarte y decir ” a ver que ponen hoy”, es a liberarte de lo impuesto, porque esas series, duran 45 minutos a la semana, como ” Redes”. No creo que sea para tanto …

  • Yo no veo la tele, porque a la hora que puedo verla solo hay mierda. Por lo tanto, para mí, tele=mierda.

  • Yo no tengo tele, ni la necesito, aunque consumo todo tipo de “rarezas televisivas” desde mi ordenador. No a la publicidad, no a los programas que derriten el nervio, no a las horas de zapping, lo que quiero y cuando quiero.

    No miro por encima del hombro a nadie, pero sí que considero esta, una filosofía de vida de lo más aconsejable.

  • Yo tengo tele… y maldigo el día que la compre.

    Mi hija no entiende nada. Se cree que estoy loca y no entiende porque se la hago apagar “¡si todavía hacen cosas que me gustan!”

    Antes de eso, desde que salí de casa de mis padres y hasta que en un momento de debilidad nos dio por comprar el trasto que preside nuestro salón, estuve un montón de años sin ella. Cada vez que veía a mi abuela ella me preguntaba “¿y qué? ¿ya tienes tele?” y yo: “no…” y eso para ella era un sinvivir. Hasta que un día se me acerca confabuladora y me da un fajo de billetes.

    – “¡¿Yaya, que haces?!”
    – “Pa tu cumple, pa tu santo, pa los reyes de los últimos años… ¡pa que te compres una tele!”
    – “Yaya, que no es eso… que no la tengo por que no la quiero.”
    Me miró con esos ojillos verdes, desencajada, y me suelta: un “pero… eso es muy raro, hija…” que me dejó pensativa.

    Pues eso, que en este nuestro país que, por cierto lo estamos dejando hecho trizas, al que no baila al son de todos, al que difiere un poco del resto por lo que sea, se lo machaca. Si tienes tele “qué raros son los que no tienen tele”. Si no la tienes “qué raros son los que tienen tele”

    ¿Y qué más dará? ¿Cuando aprenderemos a vivir y dejar vivir? Los argumentos han quedado claros de entrada. Hay la opción 1 y la opción 2 (y probablemente más pero si no damos a basto con dos). No sabemos discutir posiciones enfrentadas con argumentos, enseguida nos vamos al “pues tú eres idiota y prepotente” o “pues tú más”. ¿Por qué no puede haber diferentes opciones válidas para uno u otro? ¿Por qué no podemos discutir esas opciones, valorarlas, quedarse cada uno en la suya o probar la otra para ver qué pasa y ya está? ¿Por qué si no hago las cosas como tú soy idiota?

    No soy idiota. Soy otra.
    Me parece alucinante que algo así genere semejante polémica… Me voy a ver la tele… o no

  • No he podido leer todos los comentarios (madre mía!), pero el lavavajillas consume más que fregar a mano. Yo tengo tele y no la uso. (Y el ordenador lo uso para trabajar.) ¿Soy una sin tele?

  • Vamos a ver, señores, lo que dilapida el lavavajillas no es agua, es ELECTRICIDAD. Puede ahorrar algún litro de agua, pero deja la electricidad temblando, y por mi tierra fabricamos bastante electricidad con agua.

  • Yo soy uno de esos que no tienen Tele en casa desde hace más de 15 años.
    No hago apología de ello… paso temporadas en verano en una casa familiar en las montañas dónde sí hay tele, y tampoco tengo el hábito de verla y no existe en realidad para mí.
    Yo no estoy para nada en contra del electrodoméstico en sí… però si del hábito de consumir productos que, en su gran mayoría, no nos engañemos, van enfocados únicamente al entretenimiento… Ciertamente los hay también de calidad, pero por cada uno de estos que uno consume, se traga un montón de más o menos adictivos, y de más o menos cutres, de los otros.
    Al final es un tema de prioridades… Hay gente que busca entretenimiento, y hay gente que busca información, educación o desarrollar áreas de interés en determinadas materias que ráramente encuentras en TV y que sí puedes seleccionar por otros medios.
    Os habéis olvidado de comentar otro gran punto a favor de no tener TV: LOS NIÑOS. Ellos consumen tele de forma compulsiva, desordenada y aislándose de su entorno, sus hermanos u otros tipos de entretenimiento mucho más creativo e interesante.
    Pero yo defiendo la tele absolutamente… y la religión, y el fútbol, etc… el problema son los televidentes que usan bien o mal la libertad de consumir, igual que los religiosos, o los fanáticos del fútbol.
    Bien… os dejo, que me voy a ver la tele un rato!

  • Fua pues yo soy el màs guay, tengo tele y veo de todo, atiendo al telediario, veo Teledeporte, me gustan los concursos musicales y los documentales, algunos, son guays. Bola de Dragòn tambièn me la veo por la noche. Luego, de cosas de programas de investigaciòn y eso, hay algunos bien hechos. Y en muchas cadenas, tipo Tele5 o MTV salen tías buenas que es una risa de lo lelas que son (aunque se nota mucho que es todo guionizado).
    Yo sí que molo, que veo en la tele lo que todo el mundo y como todo el mundo.

  • Ni todos los libros son buenos, ni toda la tele es mala…

  • Pues yo no tengo tele porque se estropeó la que tenía y no la repuse. Punto. Ni me creo más, ni me creo menos. Evidentemente consumo productos audiovisuales, pero el aparato me parece caro y actualmente un tanto inútil. En su lugar he puesto unos altavoces bien bonicos que por la mitad de precio han transformado por completo mi salón, que ahora se ha convertido en sala de lectura y conversación. Y cuando quiero ver algo, siempre está la red.

  • Pues yo soy a veces un “sin tele” y a veces un “con tele”; en general es que no me gusta casi nada de lo que hechan y mis horarios de ver la tele son exclusivamente el momento de comer y si puedo de fondo para echarme la siesta.

    Y cuando no tengo tele veo, mientras como, algo en internet. Evidentemente no tengo nada en contra del formato “video” como medio de comunicación y entretenimiento. Lo que pasa que en mi tele, debe ser, solo hay “aquí no hay quién viva” a todas horas, televisiones de derecha rancia (ahora incluyendo tve) y manipulación informativa en cada uno de los telediarios.

    A lo mejor si tuviera una de esas teles grandes de la leche, con muchos canales en muchos idiomas y que (dicen, no he visto una aún) se puede elegir lo que ver y a la hora que quieres hacerlo; quizás si tuviera una en vez de mi vieja panasoniR del tamaño de un microondas, disfrutaría un poco más el tema.

    Pero en general es que hay mucho mejor contenido disponible en internet que en televisión.

  • Buen artículo. Pero el labavajillas ahorra un montón de agua.

  • Hay otras razones por las que uno termina siendo un “sintele”. En mi caso fue una cuestión meramente pragmática: me mudé hace diez años y los gastos se fueron en cosas que en ese momento consideré imprescindibles, entre las cuales no se encontraba la tele. ¿Qué pasó? Pues que la tele es como cualquier otro hábito y llega un momento en que ni siquiera piensas en ella. Realmente encendemos la tele porque tenemos conocimiento de la programación, porque seguimos tal o cual programa, o sencillamente porque está allí. Pero tras un tiempo sin ella perdemos por completo la noción de qué se emite en cada momento y ya no tenemos la necesidad de encenderla. A día de hoy no conozco las caras que salen por la tele, ni sigo ningún programa o serie porque no sé qué programas o series hay. Algunos, los más antiguos, me sonarán de cuando la veía, pero otros… he oído hablar de ellos, pero no los he visto nunca, en especial los de las “nuevas” como Cuatro o la Sexta, que ni siquiera las vi nacer.
    Es decir, que no tiene por qué ser una cuestión de actitud, ni siquiera de rechazo. Es mucho más sencillo. Es haber perdido el hábito de encender la tele cuando llegas a casa por la sencilla razón de que no tienes tele.

  • Déjense de tv y demás chorradas. Salgan a la calle y cojan una buena curda.

  • A ver, parece que mucha gente está cayendo en lo mismo que dice el artículo: “Existe un curioso sesgo cognitivo por el cual, cuando uno escucha la palabra “televisión”, nunca piensa en Los Soprano o en Flying Circus o en Salvados…”
    No toda la gente que afirma no tener/no ver tele son unos hipsters gafapastas desagradables, o unos aprovechados que lo quieren todo gratis. Hay mucha gente que no tiene tele porque la tele, tal y como la conocemos en España, apesta. Y punto. No hay una explicación más allá.

  • el lavavajillas no consume mucha agua, al revés, la ahorra en relación a lavar la misma vajilla a mano :-)

  • El problema creo que no radica tanto en tele si o tele no. Lo que ocurre es que la tele básicamente es un medio de entretenimiento, a veces con productos de calidad y muchas más veces con productos de muy baja calidad. Yo no tengo tele porque cuando quiero ver algo que me interesa voy a por ello y lo veo, mientras que cuando tenía el aparato en casa siempre terminaba viendo más tiempo de tele del “necesario”.
    Ese tempo que no me secuestra la tele lo aprovecho haciendo otras coas y creo que mis hijas son unas grandes beneficiadas de no encontrarse de todo con simplemente apretar un botón.
    Desde luego también a la hora de escribir podría mostrar la opinión sin tanta suficiencia que parece que lo sabe todo y que está de vuelta de todo.

  • Solo una puntualización, utilizando un lavavajillas medio el ahorro en de un 30% de agua con respecto a fregar a mano.
    Y yo también me promociono como sin tele.

  • Teniendo tele, me considero un Sin Tele, ya que la definición que has dado de ellos me representa. Tengo TiVo ( http://es.wikipedia.org/wiki/TiVo ), que como Sin Tele me viene muy bien para grabar las series, documentales, etc. que me gustan para poder verlas cuando quiera y como quiera.

    Me quedo sobre todo con dos frases del artículo:

    “La mayoría de los Sin Tele adora los (buenos) contenidos televisivos, lo que no tolera es la rigidez horaria propia del medio ni los frecuentes cortes publicitarios”.

    “Existe un curioso sesgo cognitivo por el cual, cuando uno escucha la palabra “televisión”, nunca piensa en Los Soprano”.

    Totalmente de acuerdo. Interesante artículo.

  • No hay que confundir televisión con el electrodoméstico (televisor). El contenido audiovisual puede difundirse de muchas maneras (salas de cine, DVD, televisión, Internet…). Yo la mayoría de contenido lo consumo a través de Internet sin embargo no renuncio al electrodoméstico. ¿La gente esa “sin tele” no conoce un cable que conecta el pc con el televisor? El electrodoméstico no desaparecerá, ahora estamos viviendo el auge de las smart tv conectadas a Internet como consecuencia de esa rebelión contra los horarios de la difusión por las ondas de televisión. Lo que pasará será que los televisores pasarán a ser “monitores grandes”, que ya lo son, y las cadenas de televisión pasaran a ofrecer el contenido exclusivamente por Internet.

  • jajajajajaja

    Todo muy cierto.
    Yo no tengo televisor pero me hincho a ver series y documentales en el ordenador.

    También acostumbro a soltarlo por ahí con tono de superioridad moral. Pero creo eso se debe a que la superioridad moral se alcanza últimamente con muy poca cosa.

  • La mayoría de la gente planifica el comedor decidiendo dónde poner la tele y luego el resto de los muebles se colocan según donde esté el aparato. Nada que objetar. Mi problema es que yo no tenía tele cuando me cambié al piso de 40 metros en el que vivo y cuando ya puse la mesa, el sofá y la librería me di cuenta que no había ningún lugar dónde colocar la tele..

    No me interesa la programación de la televisión, pero me gustaría ver las películas, series y programas de Internet en una pantalla más grande que mi portátil de 15″ sobre todo si es acompañado, pero la tele como electrodoméstico ocupa un espacio del cual no dispongo.

    No siempre es una cuestión intelectual la decisión de no tenerla.

  • Y no tengo “tele”, como desde hace unos 10 años.
    No la echo de menos, veo cine, series y los programas que quiero, a la hora que puedo, parándolos cuando me da la gana y sin anuncios.

    Cuando yo esgrimo la frase “es que no tengo tele”, la realidad es que no lo hago por pretender lucir una superioridad moral, simplemente es una declaración de intenciones es algo asi como decir: “no joder, no vi el programa de ayer, ¿no tienes algo mejor que comentarme que lo que viste ayer en esa caja? En definitiva, casi es una frase de “autodefensa”.

    Sin la coletilla “es que no tengo tele”, el interlocutor se afanará en contarte su versión del programa que vió, lo cual, me resulta desagradable de cojones, ya que si no me interesa el original… tampoco me interesará su versión.

    Yo creo que la televisión como medio unidireccional tiene los días contados, como otras tantas cosas del pasado.

  • tal vez la frase esta mal empleada, eso de no tengo tele debería ser sustituido por : “si tengo pero pocas veces la veo” o “si tengo pero le doy otros usos” o ser honestos y decir “si, si tengo pero me esfuerzo por cuidar lo que veo” yo tengo TV y de vez en cuando veo algo que me interese por el simple hecho de tener ruido en la casa aunque ni le preste atención, a veces solo pongo una película y la dejo correr u otras tantas conecto la lap para poder ver una serie mas a gusto o ponerme a jugar en la consola.

    decir no tengo tv para parecer hasta cierto punto intelectual no va, hay gente que dice la misma frase pero consumen contenidos via internet que cualquier programa de revista matutino te parece mil veces mas cultural.

  • Olvidad tanta teoría. Las personas sin tele son los individualistas modernos que tantos hay en estos días. Gente que no soporta vivir con los demás y se encierra en su cuarto para ver pelis y series sin que la asquerosa sociedad les moleste.
    Al estilo sueco.

  • Soy una sin Tele desde hace 27 años, es decir TODA MI VIDA. Nunca, nunca he tenido televisión. Preguntas del tipo “¿y hacia dónde están orientados los sofás de tu casa?” o “¿y qué hacéis?” me siguen sorprendiendo cada día. Sonrío para mis adentros cuando me preguntan estas cosas. Porque nadie que tenga televisión podrá entender esa larga lista de cosas “que hacemos” los Sin Tele.
    Y sí, aires de superioridad.

Responder

— required *

— required *