¿Quién va ganando en lo de la tilde de «solo»? - Jot Down Cultural Magazine

¿Quién va ganando en lo de la tilde de «solo»?

Publicado por
Fotografía: Yolanda Gándara.

Fotografía: Yolanda Gándara.

Junto al fútbol, la política y la receta de la paella, la tilde de «solo» es uno de los temas que provoca disputas más exaltadas. No vamos a analizar lo adecuado de esta norma que con tanta vehemencia se defiende y ataca, pues ya lo hicimos en su momento; vamos a estudiar su seguimiento con los medios disponibles, a saber: un corpus, un conocido buscador de internet, una calculadora y la opinión de nuestros lectores.

Datos según CORPES XXI

Contar tildes es una buena coartada para probar el nuevo corpus. Tomamos el año 2010 como referencia para saber si la publicación de la nueva ortografía ha servido de incentivo para enmendar el error al ponerlo de actualidad, aunque la norma no variara substancialmente. Pero no vamos a hilar tan fino como para diferenciar ese pequeño margen de «solo» que, por ambigüedad, antes debía llevar tilde y desde 2010 se desaconseja, porque sería buscar una aguja en concreto en un pajar lleno de agujas. Como veremos, la idea «sólo=solamente» está tan arraigada que resulta fútil detenerse en los casos en los que podría ser correcto el uso de la tilde, de manera que los que son incorrectos, y ya lo eran antes, son mayoría absoluta.

Como ya contamos aquí, el CORPES XXI contiene, de momento, formas hasta 2012 y está en proceso de recopilación, así que nos da la oportunidad de saber si la ortografía de 2010 tuvo algún efecto en los textos recogidos dos años después. Para hacer una comparación del antes y después seleccionamos todas las formas «solo» que fueran adverbio en 2009 y 2012 filtrando las que correspondieran exactamente a la grafía con o sin tilde. Las formas recogidas en 2012 son menos numerosas al estar en proceso de recopilación de datos, pero nos puede dar una idea del porcentaje de variación. Existe un margen de la forma «solo» con tilde que puede ser correcto —aunque no recomendado— que no se ha discriminado de los resultados, además, el corpus tiene pequeños desajustes por estar en construcción; hechas estas advertencias, los datos son tan abultados que permiten despreciar estos márgenes de error para hacernos una idea del seguimiento de esta norma.

Esquema 1

Como vemos, en 2009 el 89% de los adverbios «solo» en todos los medios recogidos corresponde a la forma con tilde, mientras que en 2012 se reduce ligeramente a un 84.5%. Esta diferencia es insignificante y no parece que, dos años después de su publicación, la Ortografía de la lengua española sirviera de aliciente para corregir el error endémico. Más aún si tenemos en cuenta que los datos de 2012 recogidos hasta ahora por el CORPES proceden de las siguientes fuentes:

Esquema 2

Es decir, no hay datos de fuentes como internet, que podrían elevar el porcentaje equiparándolo al de 2009. Para el objetivo de nuestro estudio esto es irrelevante porque, en cualquier caso, la derrota del «solo» sin tilde es evidente en este primer asalto.

Así pues, tenía razón Salvador Gutiérrez cuando a principios de 2013 reconocía este hecho. Aunque la noticia se haya interpretado popularmente como una derogación de la norma (incluido el redactor, que se cebó con las tildes en el titular y el epígrafe), evidentemente la ortografía no se modifica en rueda de prensa, sino mediante la publicación de la correspondiente obra, que es de carácter puramente prescriptivo. Por tanto, es una victoria pírrica la de los pertinaces tildadores, pues lo único que ganan es cometer faltas de ortografía.

Seguimiento en medios digitales

La eliminación de tildes en otros casos —como el de «fue», por ejemplo han tenido aceptación gracias, además de a la enseñanza en las escuelas, a la difusión en medios de comunicación y editoriales que aplican en sus manuales de estilo las normas ortográficas.

Para saber si en el momento actual los medios sirven para este propósito, hemos analizado cuatro medios digitales con un método algo más doméstico al no disponer de un corpus tan actualizado. Seleccionamos las entradas de cada sitio que Google muestra como «noticia» con un mes de antigüedad y en un mismo día. Para discriminar los adjetivos de todas las formas «solo» encontradas recurrimos al CORPES y hallamos que el lema «solo» comprende un 18% del adjetivo en este tipo de textos. Descontado los adjetivos, podemos hacer un cálculo aproximado del tratamiento del adverbio en cada medio.

El País

Como criterio general, la edición digital prescinde de la tilde en el adverbio (en un 84% aproximado de los casos). No obstante, es fácil encontrar tildes en «solo» (lo suficientemente abundantes como para no ser consideradas gazapos) en secciones de opinión, blogs y también, aunque en menor medida, en otras secciones y en noticias de agencia.

Captura de pantalla 1 2014-01-21 13.39.57

Tanto el titular (con tilde) como la primera línea (sin tilde) son iguales a la noticia de EFE. Esta práctica de trasladar las noticias de agencia sin ninguna modificación se da en todos los medios.

No es un protocolo impecable, pero de aquí en adelante todo es ir a peor, sin entrar en clasificar como peor el hecho de ignorar una norma académica como línea de estilo, sino el de no seguir ninguna línea.

El Mundo

La preferencia en el tratamiento del adverbio «solo» es inversa a la de El País: gana la tilde por un 75% y está presente en todas las secciones e incluso en titulares y primeras.

Captura de pantalla 2 2014-01-23 11.31.32

Es difícil determinar su criterio corrector y los adverbios «solo» conviven en armonía con el «sólo» sin una pauta concreta. Como anécdota significativa, en El Mundo encontramos uno de los pocos casos en los que «solo» se puede tildar para deshacer la ambigüedad entre adjetivo y adverbio; sorprendentemente no está tildado:

Captura de pantalla 3 2014-01-21 13.31.39

El titular es correcto, se recomienda prescindir de la tilde y se entiende perfectamente sin ella (en lo que respecta al adverbio, en el resto no vamos a entrar). Lo que resulta curioso es que en la misma edición coexistan numerosos casos con tilde en los que no hay ninguna ambigüedad y por tanto son ortográficamente incorrectos con uno de los pocos casos en que se puede poner y no se pone. Lamentablemente, tenemos que descartar la idea romántica de que el criterio sea llevar la contraria: la noticia es de agencia y se reproduce igual en todos los medios.

ABC

Gana el «solo» desnudo, que representa un 58% de los adverbios. Se observa una mayor frecuencia de casos con tilde en la sección de Deportes. En esta sección encontramos un interesante ejemplo de uso permitido de la tilde dada la ambigüedad del enunciado, aunque está recomendado no hacerlo. La tilde permite discernir que Di María solamente se acomodó el pantalón y no que lo hiciera en compañía de otros:

Captura de pantalla 5 2014-01-23 10.49.27

La Razón

Gana la tilde por algo menos del 65% de los casos. Aunque, como en ABC, también se observan más tildes en Deportes, la distribución es tan dispar que el único criterio que parece seguirse es el de salpimentar al gusto. Se encuentran titulares en portada con y sin tilde e incluso cambio de criterio en un mismo artículo entre el titular y la primera línea.

Captura de pantalla 4 2014-01-22 14.12.21

Resumiendo, solo El País tiene una línea de estilo definida aunque margine secciones o descuide algunos aspectos. El resto parece dejar al criterio de los redactores, las agencias o el albur el reparto de las tildes. Aunque no se han incluido, hicimos tanteos en otros medios con las esperanza de encontrar resultados más brillantes. No es el caso. En todas partes cuecen tildes y, como no es cuestión de sacar a la palestra a ningún colega modesto, entonamos un mea culpa:

Captura de pantalla 6 2014-01-21 13.52.17

En lo que nos atañe y sin entrar en cómo llegan a ello: dos medios optan por la tilde y dos medios optan por no ponerla, de modo que podemos decir que en este asalto el resultado es de empate y constatamos que los medios digitales ni promueven el uso de esta norma ni lo contrario, sea lo que quiera que sea lo contrario.

Seguimiento en prensa y libros (impresos)

Con la esperanza de encontrar en el papel un mayor esmero, revisamos algunos ejemplares de las obras situadas entre las más vendidas según dos conocidas cadenas de librerías y de los dos diarios más leídos.

El País (Edición de Madrid del 16 de enero de 2014).

Salvo dos tildes en dos «solo» (que ofrecían cierta ambigüedad salvable por otros medios) en Cultura, todas las demás secciones e incluso la publicidad y las promociones propias están impolutas. Esto hace pensar que la edición impresa sí se corrige.

Elpais

El Mundo (Edición de Madrid del 16 de enero de 2014)

Impecable: ni un solo «solo» sin su tilde. Incluso en los adjetivos.

Elmundo

Con este giro inesperado, recuperamos con esperanza la teoría de que lo de El Mundo es voluntario y no desidia correctora.

En lo que respecta a los libros, hay que celebrar que en una de las librerías tuviera un sitio entre los más vendidos Las 500 dudas más frecuentes del español, del Instituto Cervantes, para evitar que únicamente Ambiciones y Reflexiones, editado por Espasa, cumpliera escrupulosamente con las normas ortográficas (incluidas las últimas, pues en los primeros párrafos ya se encuentra un «guion» sin tilde). En la otra conocida librería nos conformamos con encontrar En llamas, de Suzanne Collins, editado por RBA, que igualmente respeta esta norma en otras obras, después de ojear cuatro ejemplares de los más vendidos que infringían la regla ortográfica (y en algún caso, varias más).

No es necesario ser más exhaustivos para reconocer una derrota en este asalto. Solo nos queda confiar en el criterio de nuestros lectores para ganar la batalla final.

87 comentarios

  1. Pingback: ¿Quién va ganando en lo de la tilde de «solo»?

  2. Nunca!!!!!!!!!!! la “A”
    (Interesantísimo análisis)

  3. Casi nunca la pongo. Y ese “casi” no es por ambigüedades, sino porque a veces se me escapa. En su momento leí los argumentos en favor de la última reforma ortográfica y, como me parecieron razonables, he decidido seguirla y dejarme de resistencias viejunas.

  4. Yo tengo una edad. Y en el colegio me enseñaron que solo lleva tilde cuando equivale a solamente. Y así lo he hecho hasta hoy. Y la seguiré poniendo. Manías de uno.

  5. Soy un obseso de las tildes, incluso con el whatsApp:
    C.

  6. Yo me he acostumbrado sin problemas, y la verdad es que resulta mejor, aunque a uno se le puede ir el dedo de vez en cuando por la cosa enfática…Me parece muy útil quitarla, especialmente para los que sean más jóvenes, se evitar tener una falta de ortografía en una regla que no servía realemtne para nada, salvo el retoricismo del énfasis.

  7. Palabra grave acabada en vocal. De dónde el tilde? Cosa de españoles :) Los latinoamericanos, que escribimos bien, no la usamos. Es broma, no se pongan así…

  8. Juas, no ‘lo’ usamos :)

  9. A no ser que se me escape por inercia no lo acentúo nunca. En todo caso, creo que la situación no es tan molesta como en los pronombres “este”, “ese” o “aquel”, que se encuentran con tilde prácticamente siempre, aunque los casos de ambigüedad son rarísimos. Incluso se ve con tilde el pronombre “esto”, que no puede actuar como adjetivo, y en muchos casos los adjetivos. La intención de la RAE era terminar con ese caos. Por lo tanto yo no acentúo los pronombres citados jamás.

  10. Hola, Yolanda y demás:

    Aprovecho para desmarcarme, si procediere, del plural de “Solo nos queda confiar en el criterio de nuestros lectores para ganar la batalla final”.

    Solo lo aclaro.

    Aunque ahora no sé si es que lo aclaro yo acompañado de nadie, o quiero dejar claro que aclararlo es mi única intención. Qué cosas. Así que mejor teclearé:

    Sólo lo aclaro.

    Y lo haré aun sabiendo que incumplo una norma de acentuación la cual, francamente, no prima sobre mi intención de tratar de hacerme entender. Con todos mis respetos a los sabios señores de la RAE, a quienes —admito mi culpa— no acostumbro a hacer ya demasiado caso porque ya no sé si son más sabios los de ahora o lo eran los de antes, o a quiénes de entre todos ellos debería considerar patrón y guía.

    Desde el lado incorrecto y rebelde de la escritura que no de la escribanía, y reconociéndome ignorante hasta el final en esta vida en la que nunca se termina de aprender, y en la que aun cuando se aprende ha uno de desaprender lugo lo aprendido pues quienes enseñaron a uno lo primero diéronse tardía cuenta de su error y empeñados están ahora en trocar lo primero por esto segundo y nuevo,

    un cordial saludo.

  11. Pingback: Bitacoras.com

  12. “Por tanto, es una victoria pírrica la de los pertinaces tildadores, pues lo único que ganan es cometer faltas de ortografía.”

    Pero no creo que se trate de qué es falta de ortografía y qué no. Así las cosas, qué es una “falta” está claro: “todo aquello que vaya en contra de la ortografía estipulada por la RAE”. Lo cual implica que cualquier desliz o necedad de la RAE -que alguno tiene- es automáticamente normativo. Y así es.

    Pero por eso mismo la cuestión es más profunda. Precisamente ya hablasteis, como señalas, de ello aquí. La cosa es hasta qué punto facilita el entendimiento la supresión de esa tilde. Sobre todo cuando una tradición educativa y ortográfica la había ya consagrado. Yo creo que es un paso atrás, y que no ayuda a que las lecturas sean más efectivas.

    A mí me enseñaron de pequeñita a poner “sólo” cuando toca, y ahora hasta leyendo me cuesta leerlo sin tilde sin demorarme medio segundo más para estar segura de si es adverbio o adjetivo.

    En fin, que podemos no tener problemas con que se haya suprimido, y que cada cual opte por la vía más cómoda. Pero también tendrá la RAE que calibrar si su nuevo precepto se sigue, o si no está sirviendo para mucho.

    Sería curioso que la nueva norma ortográfica tuviera que modificarse debido al uso general adverso. Antes eso nunca hubiera pasado con la ortografía acentual, aunque sí, evidentemente, con el léxico de la lengua.

    Los tiempos cambian…

    • Lo de la tradición educativa empiezo a pensar que es una leyenda urbana del calibre de Afrodita A diciendo “pechos fuera”.
      Todo el mundo dice que se lo enseñaron así, pero habría que investigar si no es un recuerdo creado.

  13. La claridad no es negociable.
    “Montoro rechaza negociar solo con Fabra”. “El titular es correcto, se recomienda prescindir de la tilde y se entiende perfectamente sin ella (en lo que respecta al adverbio, en el resto no vamos a entrar).” Disculpe señora Gándara, pero se equivoca.
    “Montoro rechaza negociar solo con Fabra”: Montoro rechaza que Fabra sea el único con el que negociar.
    “Montoro rechaza negociar sólo con Fabra”: Montoro rechaza que él sea el único que negocie con Fabra.

    • Me refiero a que se entiende el titular sin amputar el resto de la frase. Si considera la posibilidad (mejor que “barajar”) un pacto global es porque no quiere negociar solamente con él.

  14. Yo voy a seguir usando tilde, como siempre se ha hecho, digan lo que digan los carcamales de la RAE.

    “Se masturbaba sólo en casa”

    “Se masturbaba solo en casa”

  15. En mi caso siempre pongo la tilde cuando equivale a “solamente”. En su momento intenté únicamente hacerlo cuando podría haber confusión, pero me resultaba muy complicado. Así que decidí tildarlo tal y como me enseñaron en el colegio. Al fin y al cabo no veo motivos para no hacerlo

  16. Con tilde diacrítica:
    “Montoro rechaza negociar sólo con Fabra y exige que le acompañe su asistente” (<- asistente de Fabra)

    "Montoro rechaza negociar solo con Fabra y exige que le acompañe su asistente" (<- asistente de Montoro)

    Sin tilde diacrítica:
    "Montoro rechaza negociar solo con Fabra y exige que le acompañe su asistente" (<- ¿y ahora qué? ¿Qué quiere decir esta frase?)

  17. Fantástico artículo.

    Sólo (yo soy de los de tildar :p) un apunte: existen bloqueadores de publicidad que puedes instalar en un par de clicks, y te quitan toda esa molesta basura publicitaria que podemos apreciar en tus capturas.

    Prueba ABP (adblock plus).

    Un saludo.

    • No tengo problema en abrir una publicidad en un medio digital gratuito. Me duele más cuando me meten un catálogo publicitario entre el periódico.

  18. Van ganando los incultos, por supuesto.

  19. Sólo cuando equivale a solamente lleva tilde. Punto. El resto es idiotez supina de la RAE.

    • Necesitaría alguna explicación de otra cosa que me tiene a mal traer y estoy empezando a dudar de mi mismo. Cuando es condicional, habría no es hubiera o hubiese? Digo porque todo el mundo dice o escribe habría y creo que es erróneo.
      Algo así como:
      Si no habría estado enfermo habría ido a tu casa (chirría)
      Creo que es:
      Si no hubiese estado enfermo hubiera ido a tu casa (la elegancia personificada en la construcción :P)

      • En ese tipo de condicionales se utiliza subjuntivo en la prótasis y condicional en la apódosis.

        Si no hubiera estado enfermo, habría ido.

        • El subjuntivo se sigue aceptando. Aunque se considera arcaico en la mayor parte de la península, sigue siendo habitual (y mayoritario) en muchas partes de América, Asturias y Galicia, por ejemplo :)

          • ¿Arcaico el subjuntivo en las condicionales? Bueno, me parece que arcaico es el estado de la educación que estamos dando…

    • Perdón, mi comentario anterior intentaba ser general pero te he respondido, no era para ti, bueno, para ti y los demás si.

  20. Un criterio auspiciado por programas como Sálvame, La Noria (en dónde quien grita más se cree que tiene razón), Splash, ¡Ahora caigo!, La ruleta de la fortuna (estos dos últimos programas, sólo sirven para demostrar que lo que se aprendió de memoria en la EGB: sólo sirve para coartar el pensamiento crítico, el razonamiento analítico) ; o, figuras como Belén Esteban (“cómete el pollo!”) que se erigen en fulgurante referencia de lo que el país (“España”) es actualmente.
    Cito estos debido a que son los que ve más gente.

    Un país en que los futbolistas (que cobran muchísimo más del sueldo mínimo interprofesional) hacen huelga para reclamar que no quieren pagar tantos impuestos…

    Un país en que su Real Academia de la Lengua, ha de cambiar un artículo debido a que la gente NO sabe distinguir entre SÓLO y SOLO, un país que cambia las leyes sobre la educación cada 4 años, un país que menosprecia a su potencial futuro como son los estudiantes…

    ¿Qué coño se puede esperar de un país como este?

    ¿Se puede esperar progreso de un país como este?

    • Jordi, me ha estallado el cuñadómetro.

    • Diciendo lo que dices, y de la manera que lo dices, y llamándote como te llamas, permíteme que dude de tu amor a la lengua española y a España.
      Si hay algo que un separatista catalán odie a muerte, eso es la lengua española.

  21. Yo lo tengo claro: me declaré objetor de la nueva norma y así sigo. Sólo y solo para mí no son lo mismo

    • Me da la impresión que muchos ni se han molestado en ver las argumentaciones que fundamentan este cambio, las cuales son linguísticamente irreprochables.
      Nadie dice que sean lo mismo, solamente (que fácil) es simplificar una tilde que era desde el punto de vista práctico algo superfluo, la ambiguedad es poco frecuente, y muy sencilla de solventar.

      • Pues a lo bruto te digo: no me sale de los cojones decir “solamente” porque a tí te venga en gana si me sale del culo decir “sólo”.

        • Exacto, el de la RAE, es un argumento linguístico, científico, de simplificar lo superfluo, el tuyo la terquedad de la costumbre, el no me da la gana de lo que me salga de los cojones, tú mismo, solo si me permites compartir mi experiencia, llevo escribiendo y corrigiendo un tiempo sin tildar los solo, cosa que tampoco me convencía del todo al principio, pero realmente he comprobado que prácticamente esa tilde no sirve para nada, es pura pereza. Incluso aunque no quieras poner solamente, pon solo lo que quieras ;)

  22. Los de la RAE metieron la pata hasta el fondo en este asunto. El adverbio “sólo” debería llevar tilde siempre y así no hay problemas, ni habría que estar pensando si se pone o no tilde. Otra solución es escribir “solamente” en lugar de “sólo” siempre.
    Ya puestos a eliminar tildes diacríticas por qué no las siguientes: sé, dé, té, él, mí, sí y tú. Y así con otros. Seguro que después de cuarto de hora pensando sobre su función en la frase podemos saber cuál es y entonces decidir que no se presta a confusión y, por tanto, eliminar la tilde. O decidir que sí se presta y poner la tilde.
    Mira que son pocas las palabras con este tipo de tilde, pero al parecer el cerebro de los hispanohablantes y el de los académicos no da para mucho.
    El español/castellano es de las lenguas más fácil de escribir, pero a los ignorantes siempre les parece que hay alguna vía para facilitar aún más su tarea a la hora de escribir.
    Sospecho que muchos académicos no saben escribir correctamente. Sólo hay que preguntar a los correctores que leen sus novelas antes de ser publicadas.

  23. Pingback: Cultura para qué | eVasconcellos's Blog

  24. Y digo yo… No hace un par de años que la Rae cambió la normativa y ahora nunca se pone tilde???

  25. En la Real Academia SÓLO debería haber filólogos de reconocido prestigio, y algún que otro escritor. Teniendo en cuenta que últimamente SÓLO entran escritores mediocres, periodistas, actores… pues pasa lo que pasa. La tilde en “solo” servía para distinguir claramente el adverbio del adjetivo. Era una regla útil y fácil de aplicar. La norma que dice “úsese cuando pudiera haber ambigüedad” no es una norma, pues la ambigüedad es ambigua por naturaleza, y es precisamente eso lo que intentamos aclarar. Un “Stop” es mucho más fácil de aplicar y menos peligroso que un “Ceda el paso”.

  26. Otro asunto que me cabrea es el de llamar “acento” a las tildes. Acento tienen todas las palabras, (excepto las monosílabas?) y tildes por el contrario, no. No sé cuándo la RAE decidió que acento y tilde son lo mismo. Pero yo lo aprendí en el colegio del otro modo. Además, es que es de cajón ¿no?

  27. Me llama mucho la atención este debate, y me encanta, como todos los debates, porque obligan a pensar. Por lo que puedo leer y escuchar por ahí, la gente pro-tilde se apoya en la costumbre, como si esa costumbre fuese natural y propia de la lengua: es solo otra decisión de la RAE, claro, pero de principios de siglo XX. A mediados del siglo pasado ya no se debía sobretildar como se hacía, y así me lo corregían en el colegio, por lo menos (AVISO: añado este argumento, porque veo que es común apelar a la época infantil como creadora de conciencia ortográfica y a lo mejor os gusta leerlo, aunque viendo cómo escribe la gente que se está graduando en magisterio, no sé si tendrá valor). ¡Ah! Pero ahora los dictadores de normas dicen que nos dejemos de parafernalias: ya que todo el mundo lleva desde los 50 escribiendo con faltas de ortografía, nos resignaremos y os dejaremos la opción más fácil, escribir “solo” siempre (léase con tono paternalista). Y justamente las que más se quejan son las que más faltas estaban cometiendo: personas sobretildadoras empedernidas, como Pérez-Reverte (aka “las-herramientas-que-usamos-los-escritores-(yo)-son-las-que-debe-usar-todo-el-mundo, es decir, también-dicto-normas-pero-con-más-demagogia). Si queremos rebelión, si no queremos hacerle caso a la Academia, por favor, no hagamos caso a ninguna de sus normas. Acentuar “solo” es darles la razón, también.

    Escribir *sólo es anacrónico, un acto de hipsterismo, tan de moda hoy. Lo visten de rebeldía, tan de moda hoy. Al fin y al cabo, los años 20 están de moda (hoy). Si queréis ortografía “natural”, dejad de escribir y llorad. No existe. Si queréis otra ortografía arbitraria y convencional que se adecue (quizá) más a vuestra pronunciación: AFI para tod@s y felicidad a gogó.

    • No puedo estar más de acuerdo, Ésile

    • De pequeño me enseñaron que “fué” y “fé” llevaban tilde. Me parece lógico que no la lleven, y no siento ninguna nostalgia por escribirlas ahora correctamente sin tilde. Pero el caso de “solo” es diferente. Si yo digo “Los domingos como solo en casa” hay un problema de ambigüedad. Y las normas sirven para evitar malentendidos, como un semáforo en rojo (perdón por insistir con las metáforas viales). ¿Tiene tilde? Quiere decir “solamente”. Fácil y claro. ¿Por qué en la frase “Ahora sé latín” debemos usar tilde y no en “Ahora miro solo”?

  28. Con esta norma sólo se consigue igualar a los incultos que no sabían usar la tilde en solo con los cultos que sí sabían cuándo usarla.
    Por otra parte, añade ambigüedad a las frases al tener que adivinar la intención del que escribe cuando antes era clara.

  29. Pingback: Sólo | SUNETFON

  30. Un análisis realmente interesante, enhorabuena.

  31. Soy de las que no ponen el acento de solo como adverbio desde que se dictaron las nuevas normas -pero bien se me va el dedito cuando escribo y por lo tanto debo refrenarme-. Pero mi pregunta es la siguiente: si el concepto de poner el acento o no a “solo” toma como justificación la ambigüedad o falta de ella, entonces: ¿por qué tildar “té” (como infusión)? ¿En qué contexto podría darse la ambigüedad con el “te” pronombre?: “quiero te” es claro que se refiere a una bebida. SI fuera un pronombre iría junto al verbo (ademas de sonar un tanto arcaico). “Te quiero” es más evidente que se refiere al pronombre. Por lo tanto, no entiendo mucho este concepto de ambigüedad que se destaca con “solo” y no se revisa en otros términos.

  32. Considero un error este cambio de la RAE. Dicen que no es necesario distinguirlas porque son siempre tónicas. Puede que las palabras “solo” adjetivo y “sólo” adverbio dichas solas suenen igual, pero en una frase cambian su entonación. Por ejemplo, léase despacio “rechaza negociar solo con Fabra” en ambos sentidos posibles. Cuando es adjetivo decimos algo como “rechaza negociar-solo * con Fabra”, mientras que como adverbio decimos algo como “rechaza negociar * sólo-con-Fabra” (el * es una pequeña pausa). Pues si se lee distinto debería escribirse distinto. Y lo mismo pasa con éste (pronombre) y este (demostrativo), cambia la entonación. Distinguirlas con o sin acento facilita la lectura y la comprensión.

    • Hola, Álvaro.

      No lo veo, eh. Lo de pronunciarse el adjetivo átono, digo.

      • Pues es muy fácil de ver.

        El adjetivo “solo” se pronuncia con poca fuerza, y el acento radica en el núcleo que le acompaña, con el cual forma en la práctica una sola palabra: “el hombre vino solo [vinosólo] a comer”.

        En cambio, el adverbio “sólo” se pronuncia con fuerza, con su propio acento, separado del núcleo

  33. En todo caso al contrario, en ese ejemplo se pronunciaría con más intentidad la átona del adjetivo. Como lo has transcrito, de hecho.

  34. Saludos.

    Veo que muchos consideráis que todos los que defendemos la tilde en el adverbio ‘sólo’ lo hacemos movidos por una especie de manía perezosa e infantil (‘me lo enseñaron así, lo haré así hasta que me muera’). Pues bien, yo no hablo por todos sino por mí misma, y yo mantengo esa tilde porque me parece útil.

    No entiendo cuáles son las ventajas de eliminarla. Antes bastaba con ver la tilde para entender el significado de ese ‘sólo’. Ahora hay que detenerse a pensar en la oración en su conjunto y confiar en que su autor quería usar un adverbio y no lo ha tildado porque sigue a rajatabla las normativas de la RAE. Porque bien pudiera ser que el autor quisiera usar un adjetivo y nosotros lo interpretemos como adverbio cuando no lo es. Y a menos que le preguntemos al autor, la ambigüedad seguirá ahí mientras no haya tilde.

    Como he leído en un comentario anterior, el español es uno de los idiomas más fáciles de escribir. El uso de las tildes se rige por un par de sencillas reglas que cualquiera con dos dedos de frente es capaz de aprender. Además, las tildes son gratis, caramba, ¿por qué eliminar aquéllas que son útiles? (Sí, he escrito ‘aquéllas’, soy de ésos) (Sí, también he escrito ésos)

    Desde mi punto de vista, eliminar las pocas normas ortográficas del español escrito no hará que escribamos mejor. Simplemente hará que escribamos como nos dé la gana y allá se entienda el desgraciado que nos lea.

    Hace un tiempo escuché una entrevista a no recuerdo qué académico. No distinguía ‘deber’ y ‘deber de’. Las normas que a esa gente se le ocurran las recibo desde entonces con cautela: algunas las aplico y otras no. Ésta no la aplico.

    Porque a mí no me supone un esfuerzo escribir ‘sólo’, pero sí adivinar si ‘solo’ es adverbio o adjetivo. Por eso yo mantengo ésa y otras tildes.

    • Hola Tsuki,

      Suscribo totalmente tu comentario.

      “No entiendo cuáles son las ventajas de eliminarla”

      Yo creo que la principal ventaja es la paz de espíritu de los filólogos, al parecer empeñados en que debemos tratar el lenguaje con criterios científicos o matemáticos, cuando la filología no es una ciencia. Hay una regla que debería imperar sobre cualquier norma ortográfica, y esa regla es el sentido común. Los antiguos académicos (que supongo eran ingual de respetables que los actuales) mostraban bastante sentido común y no removieron demasiado el asunto, dando por hecho que la susodicha tilde, aun sin ser usada exactamente como ellos pretendían por los escribientes españoles, había conseguido el noble objetivo de que todos nos entendamos mejor, de que la lectura sea más fluida. No era una gran cosa. Hay muchas normas ortográficas que no tienen sentido. La “h” muda no sirve para nada. La “u” destrás de la “q” es lógicamente absurda desde el punto de vista fonético. Pero con ellas nos entendemos todos mejor, porque hemos aprendido a leer y escribir así. No existen grandes inconvenientes, nada que aconseje eliminar estas cosas.

      Ahora, sin embargo, hay que eliminar ciertas tildes diacríticas. Se nos dice que los casos de ambigüedad son pocos y que hay otras soluciones para eliminar dicha ambigüedad como la de reordenar las oraciones. Cuando precisamente esa tilde permite ordenar las oraciones como a cada cuál le dé la gana, propósito muy noble en cualquier persona que se dedique a escribir y que lo haga mejor o peor, pero que quiera expresarse a su manera sin que al final terminemos todos usando exactamente las mismas expresiones como sucede en Twitter. Una tilde diacrítica enriquece el lenguaje al posibilitar una mayor flexibilidad.

      Pero el problema no es la tilde. El problema es la actitud de la actual RAE y de muchos filólogos, quienes al parecer consideran poseer una verdad que resulta inescrutable incluso para la suma de las inteligencias de todas las demás personas que utilizan el lenguaje escrito. Y que esa verdad debe prevalecer aun cuando existen muchísimas voces que están presentando objeciones más que dignas de consideración. Que no serán voces tan académicamente autorizadas, pero que pueden estar autorizadas por otros muchos motivos. Insisto: la filología no es física. E insisto: hay muchas personas inteligentes y con un agudo sentido de la lógica y el análisis más allá de la filología. La propia RAE ha tomado muchísimas decisiones en los últimos años que son discutibles para muchas personas no entendidas en filología. Algo como lo de “cederrón” insulta mi inteligencia no por la españolización de un término inglés, sino por tratar de esa manera lo que son unas siglas: CD-ROM. Es sólo un ejemplo. Lo siguiente, segúne sa misma lógica, sería escribir “pepé” y “pesoe” en los periódicos. Pero bueno, cuando la supuesta autoridad demuestra semejante laxitud de criterios, uno ya no puede confiar en la autoridad.

      En fin, yo como una de esas demás personas que no son filólogas y no sienten la compulsión de emplear unos criterios “científicos” que no son tales, he decidido que, cuando pueda y me dejen, voy a escribir como mejor y más cómodamente me lean y entiendan mis coetáneos. Que es como hemos escrito en esta generación. Lo haré mejor o peor, y seguro cometeré errores, pero confío en que lo que escribo será más fácilmente captado por muchas otras personas que aprendieron el mismo lenguaje escrito que yo. Hay cambios innecesarios y contraproducentes.

      Un cordial saludo.

      Un cordial saludo.

      • Y yo suscribo el tuyo :)

        Afortunadamente la RAE no es la DGT y podemos incumplir las normas absurdas sin que nos multen.

        Un saludo.

  35. Según esos motivos tan ” científicos”, lo siguiente será eliminar la tilde diacrítica de “qué” o de “cómo”. El contexto ya nos indicará el buen sentido. Y los ingleses no usan tildes y se entienden, así que nosotros también podemos, no?

  36. El objetivo último de la ortografía debe ser facilitar la lectura y la escritura. Sin normas, el lenguaje sería caótico y terminaría siendo imposible de entender. No sé muy bien qué se gana con la norma de quitar la tilde. Es cierto que en muchos casos es innecesaria y que en otros el contexto nos puede resolver las dudas, pero la ortografía debería evitar apoyarse en el contexto siempre que pueda. En el titular de “Montoro rechaza negociar solo con Fabra”, se entiende el sentido, pero el lector pierde unas décimas de segundo en saber que se trata de un adverbio y no de un adjetivo. Ese problema no existiría con la tilde.

    • Tienes razón, ese titular no está bien escrito, lo que yo creo es que el excesivo uso de “sólo” ha promovido en ese tipo de contexto cierta pereza expresiva. Ese titular estaría mucho mejor escrito de cualquier otra manera que como está escrito:
      “Montoro rechaza negociar exclusivamente con Fabra”
      “Montoro rechaza negociar solamente con Fabra”
      Incluso si se quiere utilizar “solo” por cuestiones de espacio para el titular, una simple comita y:
      “Montoro rechaza negociar, solo con Fabra”
      Creo que habría que empezemos a tener más autocrítica y dejar de echar la culpa a los demás (lo digo en general, no a nadie en este espacio) puesto que en este país se lee tan poco, se entiende todavía peor lo poco que se lee, y se escribe como consecuencia de lo anterior, terriblemente mal, simplemente con echar un vistazo a muchos de los “comunicadores” de prensa, radio y televisión es suficiente para comprobarlo. Al final la ortografía no es lo más importante, sino saber expresarse con precisión y variedad, que además no está reñido con la economía de medios.

  37. Los titulares que propones no me convencen, me parece pesado el uso de los adverbios “exclusivamente” o “solamente” y la solución que das de la coma no me parece correcta, el sentido cambiaría. Me parece más sencillo poner una tilde. En el lenguaje hablado se pueden resolver las ambigüedades aportando explicaciones o simplemente con la entonación. El único problema que veo al uso de la tilde es que a muchos hablantes les cuesta distinguir adverbio de adjetivo en determinados casos. El caso más típico, que me he hartado de ver en medios de comunicación, es el del tipo “un sólo hombre”, “un sólo caso”… pero son errores fruto de la ignorancia o falta de atención de quien escribe, no creo que correspondan a un problema de la lengua. Me parece bien que se tienda a simplificar cuando se pueda, pero en este caso se crea un problema allí donde no lo había.

  38. Lo que se debería hacer es eliminar la b o la v, que suenan igual. Y erradicar la hache, que no se pronuncia. La g y la j se confunden a veces: hay que dejar cada letra para cada sonido, porque lo de gue y gui no tiene sentido en pleno tercer milenio; y la diéresis menos. Las tildes en general se pueden eliminar todas ellas de la lengua española. En inglés no hay y nadie se queja. El contexto las hace totalmente innecesarias.
    Se puede podar el idioma y dejarlo en algo sencillo, simple y práctico.

    Todavía no me acostumbro a que la i griega ahora se llame ye. ¿Y vosotros?

  39. Según las estadísticas, los que no sabían escribir en 2008 siguen sin saber escribir en 2012. El único cambio es que ahora la Academia le da la razón a la minoría.

    Pero los que nunca han sabido poner la tilde tampoco son capaces de detectar la ambigüedad, así que el resultado es que ahora todo el mundo escribe incorrectamente.

  40. La regla que rige la tilde de la palabra “solo” y “sólo” me parece una de las más sencillas. No es comparable con el más profundo misterio que divide por y para, ser y estar…
    Para un estudiante extranjero la ortografía española tiene la ventaja de tener un elevado nivel de coherencia interna. Ese hecho os permite discutir sobre los disparates de la Academia y mantener con vida el debate sobre la lengua. En mi país la Accademia della Crusca no tiene otra tarea que mantener con vida un puñado de venerables que cada dos o tres años se levantan para decirnos que se puede decir “avvocata” y “a me mi piace”, dos disparates sin sentido, o discutir si tenemos que escribir “cliccare” o “clickare”, lo que casi me hace echar las e… Por suerte nadie les escucha. No digo eso para soltar una lloradera en estilo italiano sino para subrayar que por cierto es una ventaja que haya muchas variantes de una misma lengua y que haya una Academia que, aunque sea sin querer, provoque a diario reacciones en los hablantes. Eso implica que quienes estudien vuestra lengua puedan ponerse preguntas y buscar respuestas. Querría expresarme mejor. Sólo creo que nunca escribiré “guion” con tilde, ni tampoco “expresidenta”. Ya “fútbol” y “sexi” me sientan fatal (fatales?) Lo bueno es que son asuntos de los cuales se puede discutir. Disculpen lo errores.

  41. Pingback: En defensa de la RAE | La almohada de Colin Dahl

  42. ¿Para cuándo un artículo sobre la muerte del artículo determinado?
    “Casa Real comunica que …”
    “Me han llamado de Rectorado para que …”
    “Según Fiscalía el asunto …”

    Gracias

  43. Me da igual cuantos lo utilizan o donde. La tilde me parece necesaria en el adverbio y la seguiré utilizando. ¿Quiénes son los señores de la Real para decirme cómo tengo que escribir? ¡’amos, hombre!

  44. Me permito resucitar este articulo para citar otro caso para la hemeroteca:

    http://internacional.elpais.com/internacional/2014/03/19/actualidad/1395225252_867707.html

    “Los sondeos apuntan una subida notable del líder xenófobo Wilders, que se presenta solo en La Haya y Almere”.

    Querran decir que el Sr. Wilders se presenta por su cuenta y no en coalicion, o mas bien que su partido unicamente podra ser votado en La Haya y Almere? La respuesta parece obvia por contexto, pero la ambigüedad es evidente… #cosasdelaRAE

    PD: Perdonen la falta de acentos, que resulta bastante relevante visto el objeto del articulo, amen de la omision del signo de interrogacion/exclamacion al principio de las frases. Esto de escribir desde un teclado europeo tiene sus consecuencias!

    • ¿ = TECLA ALT + 0191
      á = TECLA ALT + 0225
      ¥ = TECLA ALT + 0165

      Busca “caratteri speciali” en google.it

  45. Puedo abonar solo (solamente) o sólo (sin aclaración) a esta discusión, que la RAE ha sido tan ambigua, que ha publicado una regla (que más bien es consejo) que en su mismo corpus ofrece la opción de no cumplirla.
    “…Por eso, a partir de ahora se podrá prescindir de la tilde en estas formas incluso en casos de ambigüedad” http://www.rae.es/consultas/el-adverbio-solo-y-los-pronombres-demostrativos-sin-tilde#sthash.Ls26LAxS.dpuf”
    “Se podrá” implica que se puede elegir tildar o no, por lo tanto no nos obliga a seguirla.
    http://www.rae.es/consultas/el-adverbio-solo-y-los-pronombres-demostrativos-sin-tilde#sthash.4KwBeZLW.dpuf

    Nota a los moderadores: Por un error en el proceso de copiar y pegar, puse incompleta la cita de la RAE. Agradeceré que omitan el anterior mensaje y en caso de aprobarlo, publiquen este. Gracias.

  46. Un debate interesante, hay muy buenas respuestas.

  47. Hola a todos,

    Por lo visto, hace ya un tiempo del último comentario y no sé si alguien llegará a leer esto, pero siento un irrefrenable deseo de dar mi opinión.

    En realidad no me he leído todos los comentarios y no sé si alguien lo habrá mencionado con anterioridad pero esta suerte de guerra ortográfica me parece absurda.

    Antes de nada, quiero exponer que me considero defensor del acento diacrítico tanto en el adverbio «sólo» como en los pronombres demostrativos, y no porque lo haya aprendido en la escuela (de hecho creo recordar darme cuenta de la diferencia entre «solo» y «sólo» una vez acabado el colegio) sino porque me gusta poder acabar con ciertas ambigüedades con un gesto tan simple como tildar una palabra.

    Pero bueno, a lo que iba. Decía que me parece absurda porque, según dice la nueva Ortografía de la lengua española, “…, a partir de ahora se podrá prescindir de la tilde en estas formas incluso en casos de doble interpretación”. Es decir, no es una norma de obligado cumplimiento, a mi entender, sino un consejo. Y, por lo tanto, pueden considerarse igual de correctas las formas «solo» y «sólo» siempre que sus significados equivalgan a «solamente».

    Me despido no sin antes agradecer a la autora éste y otros artículos.

    Un saludo.

  48. Cojonudo artículo. Soy filólogo y periodista, y mucha veces he sufrido la ignorancia de jefes y editores que me “corrigen” mis artículos, tildando estas palabras que desde el 2010 no deben llevar acento grá.

  49. Si quitamos a solo su tilde, la homonimia nos llevará al cataclismo!!!! Qué será de otro de los miles de casos de homonimia como VINO, también perderán su tilde?

    Observen la diferencia:
    Víno solo
    Vino solo

    NO HAY MANERA DE SABERLO! CON LO CUAL SE NOS VA DE LAS MANOS… NO podemos vivir en un mundo en el que no acentuemos los casos de homonimia. Intolerable. Pobres de nosotros que no entendemos qué es el contexto… pobres…

    Imagínense un mundo con seguro y segúro escrito igual…
    Quiero sexo seguro

    No hay forma de saber qué dice uno!!!

    Y así son miles los casos, por algo tenemos tildes en cada uno de ellos!
    :p

  50. Cometo errores como cualquiera, pero al menos intento ser correcto y tomarme mi tiempo para evitar ambigüedad, también con puntos y comas. Entiendo que la escritura, en cualquier medio, es para comunicarse, si no conseguimos expresarnos correctamente por culpa las faltas de ortografía estamos realmente perdiendo el tiempo. Del mismo modo que yo, después de varios intentos en el pasado, ya no pierdo el tiempo en descifrar escritos con tantas faltas de ortografía y casi total omisión de signos de puntuación que los hacen inteligibles.

  51. Pingback: Croquetas de... Sólo con tilde - Elena Prieto Landaluce

  52. Muy buenas

    Particularmente el caso de «solo» no me parece tan preocupante, no lo he vuelto a acentuar desde que salió dicha norma, que al principio era un consejo y luego subrepticiamente se ha vuelto normativa. Me preocupa más, el no tener que acentuar los demostrativos, pienso que ese acento diacrítico le daba un mayor ímpetu a la oración, como un golpe de atención; y esa gracia metalingüística, así se pierde, ganamos en sobriedad, pero perdemos poesía. Más allá de esta observación, me causa mayor estrago que ya no se acentúen como antes verbos acompañados de su pronombre enclítico, ej: marchóse, que ahora no se acentúa, pues se tiene en cuenta la regla común de agudas, llanas y esdrújulas, según la finalización de la palabra. Un capricho que no entiendo y que se hace raro después de estar tantos años leyendo de este modo dichas palabras.
    En fin, que hay muchos pequeños grandes cambios que trastocan los cientos de libros que hay en una biblioteca, y que uno ya no sabe hasta qué punto fiarse de lo que lee, y ha de pasar a ser un erudito de la ortografía,cuando en realidad lo que le interesa al lector es poder deleitarse con la lectura y aprender a su vez a expresarse mejor. En mi opinión, ganas de embrollar.

  53. Acento frente a tilde: en mi época se hablaba y se enseñaba lo de “acento prosódico” y “acento ortográfico”. ¿ya no vale?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies