Ada Colau: «Lo mejor que puede hacer el PSOE como estructura es desaparecer» - Jot Down Cultural Magazine

Ada Colau: «Lo mejor que puede hacer el PSOE como estructura es desaparecer»

Publicado por

Ada Colau para Jot Down 0

Ada Colau es como la ciudad de Los Ángeles. Llegas a ella conociéndola desde la primera esquina de Westerly Terrace hasta el último grano de arena de Venice Beach aunque sea la primera vez que la visitas. Es el efecto del cine y la televisión, pero también de las redes sociales y, en el caso de Colau, de esa impagable campaña de marketing que los genios de la prensa cortesana castellana le han regalado con toda la elegancia e independencia del poder político de la que suelen hacer gala. Ada Colau, que según esta gente es ETA y Al Qaeda y el virus del ébola condensado en 1,70 metros de altura, lo llama «la sobreexposición mediática». Una sobreexposición mediática que, eso sí, le ha permitido a la plataforma Guanyem Barcelona, de la que ella es cara visible, ganar por mayoría aplastante las próximas elecciones a la alcaldía de Barcelona sin saber ni siquiera si se va a presentar a ellas. Durante la entrevista, cita al menos media docena de veces la frase más conocida de Eldridge Cleaver: «Si no eres parte de la solución, eres parte del problema». Ya saben, Eldridge Cleaver, el ministro de Información de los Panteras Negras. El de «no necesitamos una guerra contra la pobreza, necesitamos una guerra contra los ricos».

Quieras o no, eres la cara visible de los escraches tras tu paso por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). ¿Dónde pones la raya del nivel de violencia aceptable en una democracia?

Hombre, es evidente que para mí el límite es la violencia. Pero el debate está en qué definimos por violencia. Yo he sido una activista de la no violencia y no he matado nunca una mosca. Y precisamente porque lucho por una sociedad no violenta creo que no puedes utilizar la violencia. No creo en ella ni en términos éticos ni estratégicos. Y por eso nunca la he utilizado como activista. Pero más allá de la violencia física está el debate de lo que se considera violencia. A nosotros nos decían que éramos violentos por hacer escraches, que eran en realidad manifestaciones pacíficas en la calle con cartelitos verdes de «sí se puede». Todos los jueces nos han dado la razón y han dicho que ahí no había ninguna violencia. Estamos denunciando una violencia estructural que no tiene a un sujeto concreto que pega a otro. Pero sí se está sacando a la fuerza a familias de sus viviendas para mantener los beneficios de los bancos. Y eso para nosotros es violencia. Hay policías antidisturbios que están derribando puertas por la fuerza, la fuerza del Estado, para sacar a la gente de sus casas y dejar esas viviendas en manos de especuladores. Eso para mí es violencia. Los escraches no lo eran.

Tú hablas frecuentemente de desobediencia civil. Imagina una plataforma ciudadana que llamara a la desobediencia civil por la vía del impago de impuestos. ¿Tu opinión sobre ella cambiaría en función de si gobierna Podemos o el PP?

No, no, no. Yo no creo en la desobediencia civil «porque sí». La desobediencia es una herramienta. El objetivo de la PAH es el derecho a la vivienda, no la desobediencia civil. La PAH quiere parar los abusos de la banca en este país. Y por eso agotamos en su momento todas las vías del sistema. Interpelamos a los partidos políticos; a las instituciones locales, autonómicas y estatales; presentamos escritos en los juzgados; interpelamos al Parlamento Europeo y a Naciones Unidas; recogimos un millón y medio de firmas como hormiguitas y con toda la paciencia del mundo mientras se echaba a la gente de sus casas… y todo para que luego el PP tirara esas firmas a la basura. Nadie ha agotado más vías legales que la PAH. Pero una vez agotadas esas vías nos encontramos con un sistema bloqueado y que daba la espalda a las reclamaciones ciudadanas mientras las encuestas decían que entre el 80 y el 90% de los ciudadanos apoyaba nuestras demandas de mínimos. Y si una vez agotadas las vías para esas demandas legítimas, basadas en los derechos humanos, con un amplísimo apoyo social, con una enorme movilización detrás, el sistema da la espalda a los ciudadanos… entonces es legítima la desobediencia civil. Pero no simplemente para protestar y visibilizar el conflicto, sino como mecanismo efectivo de autotutela de derechos. La desobediencia nos sirve en este caso para parar desahucios, para que la gente no se quede en la calle, para realojar a gente en pisos vacíos propiedad de la banca… Dentro de esa filosofía es donde la desobediencia civil tiene sentido: por una causa justa, legitimada y contrastada con el resto de la población. Y el no pagar impuestos se ha utilizado en diversos momentos como forma legítima de protesta. Por parte por ejemplo de movimientos por la paz y contra la guerra. Pero lo han hecho de una manera muy razonable, ante notario, destinando ese dinero a causas por la paz y contra la industria de la guerra, no al lucro personal. Así que depende mucho de cómo lo hagas.

Claro. Pero, ¿quién decide qué objetivos son legítimos y justifican la desobediencia civil y cuáles no?

A ver. Que la ciudadanía se organice y proteste, mientras esas protestas no sean violentas, es totalmente legítimo. Mande quien mande. Otra cosa es lo que hemos visto por ejemplo en América Latina, con esas protestas organizadas y financiadas por la derecha. Una derecha que puede tener mucho dinero y que incluso ha intentado golpes de Estado en países democráticos donde los ciudadanos han votado a sus gobiernos. Golpes de Estado financiados por potencias extranjeras que han visto una amenaza en esas democracias incipientes. Y ya estamos viendo aquí que por parte de las grandes concentraciones de dinero puede haber incluso intentos golpistas para pervertir las reglas democráticas. Tenemos unas reglas aparentemente democráticas e iguales para todos. Pero lo que denunciamos es que eso no es así. Que las instituciones legislan siempre a favor de unos y en contra de la mayoría. El rescate a la banca es el ejemplo máximo. La democracia es contraste de poderes y contrapoderes, no hay una verdad única, pero lo que sí hay son los intereses de una mayoría que apuesta por democracia y los derechos humanos, y los intereses de una minoría que busca beneficios económicos. En Guanyem Barcelona no queremos ganar la alcaldía, queremos ganar Barcelona para sus vecinos y vecinas. Queremos ganar la democracia. Eso va mucho más allá de las elecciones. Las elecciones son un mecanismo, una herramienta más. Se pueden ganar y hay que ganar. Pero una vez ganado el Ayuntamiento en número de concejales, no has ganado. El día después hay que hacer políticas rupturistas y reconquistar derechos. Por ejemplo: el agua. Tenemos un agua privatizada, más cara y de peor calidad. Pero hay otros municipios que están recuperando la gestión del agua. Eso supone enfrentarse a Agbar y La Caixa, que ahora mismo son los propietarios del agua en Barcelona y Cataluña. Y enfrentarse con esos poderes no lo consigues ni siquiera con una mayoría absoluta en el Ayuntamiento. Necesitas a una sociedad movilizada para imponer el interés general por encima de los intereses particulares. Intereses que hoy tienen tentáculos por todas partes. No solo en las administraciones públicas sino en el poder judicial, en los medios de comunicación…

Te has ido al ejemplo extremo del golpismo de derechas, pero hay protestas que sin llegar a esos extremos podrían considerarse legítimas. Por ejemplo contra la expropiación de viviendas vacías propiedad de ciudadanos particulares.

No, eso no lo haríamos nunca. Nosotros planteamos sanciones o expropiación temporal de los pisos en manos de los bancos, y especialmente en manos de los rescatados con dinero público, no de pisos propiedad de propietarios particulares. Esa confusión entre el pequeño particular y el gran empresario con pisos para especular ha sido una de las herramientas que se han empleado para impedir las medidas de sanción y expropiación de los pisos vacíos. Esas medidas ya se han aplicado en Andalucía, donde se diferencia entre pisos en manos de sociedades y pisos en manos de particulares. Las sanciones y las expropiaciones son para los primeros.

Entiendo que vosotros aplicaríais esa misma medida en Barcelona en caso de llegar a la alcaldía.

Evidentemente. Entre nuestros objetivos de mínimos está el del derecho a la vivienda, que es una emergencia. Tenemos miles de pisos vacíos y miles de desahucios. La provincia de Barcelona encabeza los rankings estatales de ejecuciones hipotecarias y de desahucios. Y una situación de emergencia requiere medidas de emergencia. De hecho, el contrapoder ciudadano ya está forzando cosas que eran impensables hace un año, como la sanción a los pisos vacíos. Se han aprobado mociones en el Ayuntamiento de Barcelona y en otros gracias a la presión social. Se están dando pasos adelante. Pero muy lentos, muy tímidos. Y una de las razones por las que queremos llegar a la alcaldía es para primar el derecho a la vivienda por encima del derecho a especular con la vivienda.

¿Alguna vez te has planteado la posibilidad de que los políticos pueden estar alejados de los problemas reales de los ciudadanos pero que quizá vuestra visión es demasiado cercana a ellos?

Cuando dices «vuestra», ¿de quién estás hablando?

De Guanyem Barcelona, pero cambio el enunciado y te lo pregunto directamente a ti.

Te lo digo porque yo participo de un espacio mucho más amplio que es la plataforma Guanyem Barcelona. En Guanyem Barcelona hay catedráticos, ingenieros, médicos, gente de todo tipo, con todo tipo de profesiones, experiencias y conocimientos. Presuponer que todos ellos están demasiado cerca de los problemas, que tienen buenas intenciones pero que no saben… ¿Cómo que no saben?

Ada Colau para Jot Down 1

Yo no he dicho que no sepan, he dicho…

No, no, no. No has dicho eso, es verdad, has dicho que quizá no hay perspectiva. Te voy a poner un ejemplo a partir de mi experiencia concreta en temas de vivienda. Los partidos políticos y quienes han tenido el control institucional han sido incapaces de ver la burbuja inmobiliaria. Han negado su existencia hasta cuando la burbuja ya había estallado. ¿Quién ha demostrado aquí una estupidez sublime? Estupidez… o mala fe. Porque todavía no sabemos si quienes nos han gobernado hasta ahora nos han mentido como bellacos. Cuesta creer que la ciudadanía se diera cuenta del problema sin tener recursos y que los que tenían acceso a todo el entramado institucional, político y financiero, con presencia en los mercados internacionales, en el entramado de bancos y las inmobiliarias, lo negaran explícitamente. Y está en YouTube, no es cuestión de memoria. Salen Zapatero, las ministras y los consejeros de la Generalitat de Catalunya diciendo en 2008 y 2009 que no había burbuja y que lo que habría como mucho es un estancamiento de precios. Que la vivienda era una inversión segura y que había que comprar viviendas como fuera porque eso era lo más seguro que podía hacer un ciudadano español. Eso lo hicieron los supuestos expertos, los que tienen educación. Los economistas, los abogados, los que tienen una «visión global» de las cosas. La ciudadanía de a pie, activista o no, supo ver ya en 2006 que había una burbuja inmobiliaria. Y salió a la calle para decir «nos estáis mintiendo y nos estáis expulsando de nuestras ciudades». Hay toda una generación de jóvenes que no pueden emanciparse hasta los cuarenta años por el precio de la vivienda. Luego llegó el estallido de la burbuja. ¿Qué partido o institución se anticipó a ese estallido? ¿Qué partido fue capaz de prever las ejecuciones hipotecarias y los desahucios? Ni uno solo. Fue la ciudadanía la que creo la PAH, la que denunció la deuda… Los ciudadanos iban a las administraciones y lo explicaban. Hemos tenido reuniones con secretarios de Vivienda que no se creían el sistema hipotecario español. Les decíamos «oiga, que la gente se queda con la deuda» y ellos decían «no, eso no puede ser». ¿Cómo que no puede ser? ¡Que lo pone en la ley, oiga! Eso se lo explicábamos nosotros a ellos. Está claro que el entramado institucional no está hecho para dar respuesta a las necesidades más básicas. Está hecho con otras finalidades. Y eso se puede decir también en temas de agua y de sanidad. Y en muchos otros temas, lamentablemente. La ciudadanía va muy por delante de las instituciones.

Pero luego llegan las elecciones y los ciudadanos vuelven a votar masivamente a los partidos «del régimen», como los llamas tú. 

Hasta ahora.

Algunas encuestas apuntan la posibilidad de que se empiecen a recuperar de nuevo. ¿A qué se debe esa persistencia, según tú?

Hay varios factores. Uno es la inercia. Otro es el poder y el control. Esos grandes partidos han diseñado las reglas del juego para beneficiarse. ¿Quién tiene acceso hoy en día a la financiación para hacer grandes campañas? Cualquiera que quiera llevar adelante una iniciativa como la nuestra va a tener problemas. Nuestro primer problema es que no tenemos ni un euro. Ahora mismo tenemos una cuenta con doscientos euros. Y no queremos endeudarnos con los bancos. ¿Quién tiene el dinero en este país? Los mismos: los bancos, las grandes empresas… Donde por cierto están colocados todos los exministros de los gobiernos socialistas y del PP. Cuando denunciamos las puertas giratorias no es por un tema estético. Es que eso tiene un efecto directo en términos democráticos. ¿Quién financia luego las campañas electorales? Y luego está el control de los grandes medios de comunicación. Suerte que han aparecido internet y las redes sociales. Porque el control de los grupos mediáticos es brutal. Y cuando aparecen temas en los que nos jugamos muchísimo está claro que hay bajadas de línea, como hemos podido contrastar en muchas ocasiones. Se han blindado para mantener su poder. Y, a pesar de eso, el sistema se está resquebrajando por todas partes. A pesar de tenerlo todo atado y bien atado pasó un 15M y han surgido nuevos partidos que sin disponer de poder político o económico han irrumpido con mucha fuerza. Está claro que no será fácil. Sufriremos campañas de propaganda. Como la campaña de criminalización que está sufriendo Podemos, absolutamente desmesurada y fuera de lugar, que roza el esperpento.

Hablando de Podemos. ¿Cuáles de sus errores no vais a cometer vosotros? Si es que crees que han cometido alguno, obviamente.

Claro, la política es imperfección. Se le pueden hacer críticas a Podemos y se le pueden hacer a Guanyem Barcelona ahora mismo. No creo en la perfección. Y es más: una de las prácticas que deberíamos introducir en política es el reconocimiento de los errores. Lo normal es equivocarse. Lo que es insólito es que las fuerzas políticas actuales no reconozcan ningún error. De Podemos podría mencionar por ejemplo el exceso de personalismo en la figura de Pablo Iglesias. Pero eso no es responsabilidad suya sino de una sociedad mediática que tiende a hacer caso solamente cuando ve figuras fuertes. Ahí tienes una contradicción que me afecta también a mí. No me gusta participar de ese espectáculo que magnifica a unas personas por encima de los procesos colectivos. Pero al mismo tiempo es una herramienta que te permite acceder a los medios.

¿Estás de acuerdo con la utilización del término «casta» para referirse a la clase política actual?

Sí. Me parece una forma efectiva de resumir un sentir general. Luego puedes hacer matices, puedes decir que no todos son iguales. Si no quieres hablar de «casta», habla de «élites». Porque es evidente que en este país existen unas élites que gobiernan en contra de la mayoría y de los intereses generales. Son unas élites que llevan muchas décadas instaladas y que en algunos casos vienen de la dictadura. Que se han mantenido siempre ahí, a veces con un nombre, a veces con otro, a veces en la sombra. Pero los mismos nombres te los encuentras en gobiernos de un color, de otro, en consejos de administración, en los lugares de poder. Esas élites existen y «casta» es una buena palabra para definirlas.

¿Pero las élites son malas por definición o estás hablando más bien de las élites españolas?

Yo critico el concepto de élite. Porque está señalando posiciones de desigualdad. Y yo estoy en contra de la desigualdad. «Élite» tiene una connotación de superioridad. Otra cosa es que haya liderazgos o referentes. En la cultura, en la política, en la sociedad. Es normal y es bueno para el avance de la humanidad. Siempre y cuando respondan a intereses colectivos.

Tú sueles utilizar el término «viejo régimen». ¿Eres consciente de que a los viejos regímenes no se les sustituye pacíficamente por otro sistema de gobierno sino que se les derroca por la fuerza?

Esperemos que no. Nosotros apostamos por la no violencia aunque estamos sufriendo violencia de forma cotidiana. Lo que estamos viviendo ahora lo definió muy bien la periodista Olga Rodríguez cuando habló de «guerra sin balas». Esas élites extractivas están acumulando toda la riqueza posible en todos los ámbitos a costa de mercantilizar la vida misma de la gente. Mira todas las reformas laborales que se han hecho. Es que incluso el aumento de la tasa de empleo ya no significa nada. Hay trabajo que roza la esclavitud. Hay gente que ni con dos trabajos llega a fin de mes. Hoy ya hay violencia. Y sí, estamos hablando de cambiar las reglas profundas del juego. Estamos hablando de un proceso de transformación radical. Lo que es una paradoja es que lo que estamos defendiendo ahora es lo que en teoría era nuestro sistema. Estamos defendiendo la democracia. Y hoy defender la democracia es revolucionario. Que hoy en día defender eso sea ser revolucionario es toda una definición del sistema actual. Cuando a nosotros nos llaman «antisistema»… No, perdone, es que el sistema era esto. [Pausa] No sé si me estás cuestionando que hable de «viejo régimen»…

No lo cuestiono, simplemente apuntaba que tu discurso tiene una carga de beligerancia bastante alta.

Es que se hizo una Transición que se nos vendió como modélica. Todo era perfecto, se había conseguido la democracia. Como si la democracia fuera un punto de llegada. La democracia, si es real, es un proceso. A mi generación se le vendió que ya estaba todo hecho, que había llegado el fin de la historia, que había una única visión del mundo, la versión oficial, que es el capitalismo. El Muro ha caído, el capitalismo ha triunfado en todos los rincones del planeta y no hay alternativa, así que apáñatelas como puedas, sobrevive como sepas, cuenta solo contigo mismo y desconfía de tu vecino, písale si puedes. Además, gracias a internet y las redes se ha visto que no hay grandes alternativas. Y en España se junta ese discurso del final de la historia con la Transición «modélica». Estaba todo hecho. Pero nosotros somos una generación que sufrimos una enorme precariedad, un gran malestar. Muchas cosas que se nos dicen no cuadran con nuestro día a día. Nos dicen que hay democracia pero no podemos participar en las decisiones que nos afectan. Las del FMI, por ejemplo. Con mis amigos siempre decimos que hay una canción que define bastante bien eso. Es «Centro di gravità permanente» de Franco Battiato. Ese discurso de la modernidad líquida, del fin de la historia, donde no hay certezas, no hay grandes relatos y no existe un centro de gravedad. Vamos todos flotando, sobreviviendo como podemos. Y lo que estamos aprendiendo es que los grandes relatos y las versiones oficiales hay que cuestionarlos por definición. Cuando te dan un relato hecho y acabado, desconfía. No hay que caer en la trampa. Claro que hay alternativas al capitalismo. Si disfrutamos de más recursos y avances tecnológicos que nunca no podemos vivir peor que hace décadas. Es evidente que si se administraran las cosas de otra manera podríamos vivir mucho mejor. Es de sentido común. No podemos vivir en una civilización que te plantea como algo sencillo viajar a la Luna pero como algo imposible el derecho a la vivienda. No tiene sentido. Y entre los grandes relatos del capitalismo y el comunismo surgen relatos alternativos, como el de la economía del bien común. Y ya hay experiencias económicas en muchos ámbitos que se están gestionando de forma democrática y que no ponen la especulación y el beneficio en el centro. Este mismo local en el que estamos pertenece a la Xarxa Solidària, que es una realidad que no para de crecer, la del mundo de las cooperativas. Cada día se tiran toneladas de comida mientras somos líderes en Europa de malnutrición infantil. Somos el país con más desalojos de Europa y con más vivienda vacía. Hay un tema de sentido común. ¿Eso es revolucionario? En el fondo, sí. ¿Que tenga que hacerse con violencia? Creo que no está dicho.

Ada Colau para Jot Down 2

Hablas de modernidad líquida y de banalización, pero las redes sociales han jugado un papel importante en el cuestionamiento del actual sistema político. ¿No te parece contradictorio?

No hay un «dentro» y un «fuera» del sistema. Todos estamos dentro y fuera. Las redes sociales no son el problema, son una herramienta más. Y se pueden usar bien o mal. Como la televisión, que creó la opinión de masas mucho antes que las redes sociales. Puedes tener una televisión plural o una televisión controlada que solo da pan y circo e información orientada de forma partidista. También puedes tener unas redes sociales que se usen para dos cosas contradictorias. Cuando se dice que tenemos una juventud consumista que no se interesa por la política y a la que no le importa nada… En primer lugar, los han educado para eso. Los han machacado durante años midiendo a la gente por lo que acumula o por lo que posee y no por lo que importa. Y eso es una educación recibida. Acusarles de eso me parece injusto. Pero luego se encuentran con un sistema que no les garantiza nada. Ellos han cumplido, son la generación más preparada de la historia, pero ahora les dicen que no sirven y que no hay lugar para ellos. O que si trabajan lo van a tener que hacer casi gratis, como becarios hasta los cuarenta, y luego ya veremos. Así que el hecho de que a esta gente a la que no se le ofrece un papel en la sociedad, a la que no se valora, busque mecanismos de huida en la diversión superficial me parece lógico. Absolutamente lógico. Y eso se puede expresar en las redes sociales, en el consumo de drogas o en muchas cosas. Pero el tema es el origen. La herramienta en sí no crea la realidad.

Sí la crea. Que en Twitter no se puedan escribir más de ciento cuarenta caracteres da forma a un tipo de realidad muy concreta.

Claro que las herramientas nos transforman. Y algunas nos están convirtiendo en cyborgs y modificando nuestro pensamiento, nuestra capacidad de concentración, la relación con nuestro cuerpo… Es posible que no seamos conscientes de lo mucho que estamos cambiando en poco tiempo. Pero no necesariamente nos transforman para mal. A veces también lo hacen para bien. Por ejemplo, las redes han permitido cuestionar las versiones oficiales y tener acceso a versiones alternativas que antes estaban controladas por los grandes medios de comunicación. Y por eso desde el poder se está intentando controlar internet y las redes: porque son un foco de subversión. También han permitido que mucha gente aislada por diferentes motivos haya encontrado formas de comunicación que hasta ahora no tenía. Ha roto muchas soledades, en definitiva. Nos han dado una conciencia global de planeta y nos han permitido ver que no somos el centro del universo.

Has dicho que has recibido ofertas de varios partidos pero que las has rechazado porque no te interesa la política «institucional». ¿Qué partidos eran esos?

Fueron ICV y las CUP.

¿Cuándo?

En las últimas elecciones autonómicas. Y luego hubo gente que me tanteó para varias experiencias que ha habido en las elecciones europeas. Lo que yo dije, y sigo manteniendo, es que descarto un fichaje individual. Yo apuesto por procesos colectivos. Como yo, mucha gente que no se había planteado jamás el tema de las instituciones porque prefería mantenerse en el campo del activismo se ve obligada ahora a planteárselo frente a una situación de democracia secuestrada. Pero yo descarté el fichaje individual porque creo que el sistema de partidos forma parte del problema más que de la solución. Más allá de que no todos los partidos son iguales. Porque algunos son partidos del régimen, partidos de gobierno que han diseñado las instituciones y las reglas del juego tal y como funcionan ahora, y que están plagados de corrupción. Y hay otros partidos minoritarios que no han tenido esa responsabilidad. Pero, a pesar de esa diferencia, hay una forma de funcionamiento del sistema de partidos y de la financiación que tiene que ver con la falta de democracia en este país. Lo que en un momento dado podía tener sentido, durante la Transición, ahora ya no responde a las necesidades de la ciudadanía. Y eso hay que regenerarlo. Que no quiere decir tirar a la basura todo lo que se ha hecho hasta ahora: hay mucha gente válida en muchos sitios. Pero está claro que hay que actualizar las formas de participación política. Y para hacer eso hay que buscar otras formas de representación y de intervención en las instituciones más allá de los partidos existentes.

Entiendo que esas son las razones por las que rechazaste su oferta, pero ¿qué crees que pretendían conseguir ellos con tu fichaje?

Vivimos en un sistema de partidos y en una democracia absolutamente electoralista, del corto plazo, donde todos los partidos piensan en estrategias para ganar las elecciones y no en mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Y ese cortoplacismo electoralista hace que se busquen caras visibles o que puedan tener legitimidad para reforzar candidaturas electorales. Eso se puede hacer con buena o mala intención. Pero independientemente de las intenciones, está claro que un problema de democracia secuestrada no lo cambias con fichajes individuales. Por mucha legitimidad que tengan. Si yo me he convertido en una figura pública con más o menos legitimidad no es por mis cualidades personales, sino porque he sido cara visible de procesos muy amplios. Y en concreto de la PAH, en la que han participado miles de personas. No es mérito mío, así que tengo que ser extremadamente cuidadosa con ese capital simbólico.

¿Crees quizá que ellos mataban dos pájaros de un tiro con tu fichaje? Por una parte, ganaban legitimidad. Y por la otra, eliminaban a un posible rival de cara a futuras elecciones.

Bueno, hay de todo. Creo que eso de evitar rivalidades es más propio de partidos del régimen. Yo creo sinceramente que las CUP no tenían esa intención. Al contrario. Son un formación de nuevo cuño, de reciente creación, no es un partido del régimen. Es una experiencia horizontal y asamblearia que se ha forjado en el municipalismo. Las CUP creen que deben ser las personas que ya están activas en la sociedad, las que han demostrado que trabajan por el bien común, las que sean caras visibles en otros espacios. En cuanto a otros partidos, yo quiero pensar que tenían buenas intenciones. También hay que saber ver una victoria en el hecho de que algunas formaciones políticas reconozcan que hoy en día, en muchas cuestiones esenciales, el liderazgo está en la sociedad civil y no en los partidos o en las instituciones. Liderazgo en el sentido de que los que están anticipándose y dando respuestas a necesidades básicas como la de la vivienda no son las instituciones, que tienen todos los recursos para hacerlo, sino grupos como la PAH. Y no solo para denunciarlo sino para dar respuesta y forzar a los bancos a negociar.

¿Cómo surge la idea de la plataforma Guanyem Barcelona?

No tiene un día concreto de nacimiento. Forma parte de esa efervescencia, de ese anhelo de democracia. Forma parte de un debate mucho más amplio que no es solo de Barcelona o de Ada Colau. De hecho, no es idea mía. La ciudadanía está pidiendo más y mejor democracia porque vamos hacia una versión contemporánea del feudalismo y de la esclavitud. Este es un proceso no solo de critica al secuestro de la democracia sino también de autocrítica: si no te implicas en política, otros la harán por ti. Está claro que la democracia que delega el voto cada cuatro años no nos ha servido y que nos ha hecho acabar como hemos acabado: con partidos e instituciones plagados de casos de corrupción y con una de las situaciones de mayor empobrecimiento y desigualdad de toda Europa. Ese debate se está viendo en las calles y en los colectivos de Barcelona, una ciudad que tiene una tradición histórica de activismo y que ha liderado muchas rebeliones democráticas a lo largo de su historia. Y si planteas una revolución democrática, lo más coherente es empezar por el municipalismo, desde abajo, desde la proximidad, desde lo más inmediato. Además, Barcelona no es solo Barcelona. Es un símbolo de Cataluña, de España, del Mediterráneo e incluso de Europa. Y, por eso, empezar procesos aquí que planteen una confluencia muy amplia puede animar muchos procesos en otros lugares.

Si la idea de Guanyem Barcelona no fue tuya, ¿de quién fue?

Pues de varias personas. A mí me vino a buscar gente próxima de distintos colectivos. Gente del movimiento vecinal, activistas de los derechos sociales, de la universidad, gente que hablaba de que había que hacer algo en Barcelona. Y me llamaron por el hecho de ser yo una cara visible y una figura de consenso entre gente muy distinta. Yo siempre he dicho que si puedo ayudar a procesos colectivos mucho más amplios estoy dispuesta a poner la cara. Pero no para montar el grupo o el partido de Ada Colau. Eso no me interesa y ya lo he demostrado. Porque ahora podría ser diputada y cobrar un buen sueldo y hacer política interesante. Viviría mucho más tranquila.

¿Tú abandonaste la PAH por Guanyem Barcelona o ya la habías abandonado cuando se creó esta última?

Yo llevaba ya mucho tiempo pensando en dejar de ser portavoz de la PAH. Porque una cosa es ser portavoz y otra cosa es convertirte en una figura mediática. Llega un momento en el que el personaje se puede comer al colectivo. Y pasaba que muchos medios buscaban a Ada Colau y no a la plataforma. Si no se hablaba con Ada Colau ya no querían hacer la entrevista. Y entonces eso pasa de ser una potencia a ser un peligro para la organización.

Ada Colau para Jot Down 3

¿Cómo va la recogida de firmas de Guanyem Barcelona?

Muy bien. Apenas ha pasado una semana y ya hemos recogido la mitad de las que nos habíamos propuesto…

¿Quince mil?

Sí, casi quince mil de momento. Y como nos habíamos propuesto hasta el 15 de septiembre treinta mil, creemos que podemos ser optimistas. De hecho ya nos lo imaginábamos. Pero claro, una cosa es lo que tú imaginas y otra confirmarlo. Pero la validación de Guanyem Barcelona no se limita a la recogida de firmas. En términos democráticos eso sería muy pobre. Esta semana empezamos a movernos en el barrio del Clot y luego a dar charlas en las barrios para ver qué opina la ciudadanía de Guanyem Barcelona, si cree que hay que tirar adelante, si hay matices, si hay que cambiar cosas…

ICV ya ha manifestado su intención de sumarse a la plataforma.

Nos hemos encontrado con un problema. Como estamos acostumbrados a que hoy la democracia sea únicamente formal y representativa, y a que la participación se limite a los partidos políticos, rápidamente los medios, muchas veces en titulares, por inercia y no por maldad, han tendido a simplificar. «Guanyem Barcelona habla con estos partidos y se propone hacer un pacto de partidos de izquierda». Pero esa no es la idea. Guanyem Barcelona quiere romper con la idea de pactos entre siglas, entre cúpulas. No queremos hacer listas negociadas en despachos. Queremos hacer otra política. En el sistema político actual la diversidad se traduce en fragmentación política, en competencia electoral. Como hay un estado de necesidad, apelamos a la generosidad y la responsabilidad de todos los actores. De esa ciudadanía que desconfía de las instituciones. Razonablemente, visto lo visto. Pero también de formaciones políticas que se dan cuenta de que este sistema ya no da más de sí, que forma parte del problema y que hay que cambiarlo radicalmente. Y esa es la confluencia que plantea Guanyem Barcelona. Somos mucho más ambiciosos, queremos ir mucho más allá de los círculos viciosos. Lo que queremos lo hemos planteado en un documento de mínimos que está en nuestra web. En él se habla de la necesidad de un nuevo contrato ético, de limitación de sueldos, de limitación de mandatos, de cosas concretas, no de enunciados genéricos. Hacer auditorías de las administraciones, ver cómo están organizadas, qué organismos públicos y privados hay, cuánta gente trabaja en ellos, con qué sueldos… Habla de revocación de mandatos, de rendición de cuentas, de transparencia real de las instituciones, de participación en los presupuestos, de descentralización del poder municipal en los barrios y los distritos para que pueda haber más autogobierno ciudadano. Hay muchas ideas que no son nuevas, que no nos las hemos inventado nosotros y que se están aplicando en otros lugares. Así que bienvenidas sean formaciones como ICV, que dice que se da cuenta de que el sistema no da más de sí y de que tiene que juntarse con otra gente. Pero más allá de decirlo, lo que tienen que hacer es demostrarlo. Y comprometerse con prácticas que hasta ahora no han cumplido, como la limitación de sueldos o de mandatos. Ahí es donde vamos a ver si hay voluntad real de confluir.

Y eso, ¿cómo se concreta en la práctica? Si llegáis a un acuerdo, aunque a ti no te guste esa palabra, ¿os presentaréis a las elecciones con el nombre de Guanyem Barcelona?

Está por ver. Hemos empezado un proceso y avanzamos preguntando, así que no tendría sentido proponer algo completamente hecho y acabado. Hemos salido con esta propuesta de mínimos y lo que haremos es contrastarla con la gente de los barrios. En septiembre, una vez recogidas las firmas, daremos el siguiente paso. Nos planteamos hacer unas jornadas de debate público y transparente, que es algo que falta en la democracia actual, donde se dan muchos pactos hechos y acabados sin que se haya visto el proceso de debate. Por ejemplo qué quiere decir un nuevo contrato ético. ¿Estaríamos dispuestos a limitar mandatos? ¿Cuántos? ¿Dos, tres? Cuando hablamos de sueldos, ¿cuánto es un sueldo mínimo digno, cuánto es un sueldo máximo aceptable? Si el debate es público y transparente, lo que salga de ahí va a ser robusto. Serán acuerdos creíbles y un buen cimiento para formalizar la candidatura. Y a partir de ahí, cuando ya se sepa quiénes quieren confluir, los actores tendrán que ponerse de acuerdo en cómo se elabora un programa participativo. Porque ahora tenemos un acuerdo de mínimos, pero luego deberá desarrollarse todo un programa municipal de forma participativa y abierta. Y luego, cómo se elaboran las listas. Que ahí hay un montón de opciones.

¿Se supone que los partidos que se integren en la plataforma renunciarán a presentarse con sus siglas?

No hay nada escrito. Es algo que iremos debatiendo durante el proceso. Hemos hecho una interpelación abierta y hemos tenido de momento solo contactos informativos. Hemos hablado con las CUP, con Podemos, con ICV… ERC no tenía por qué darse por excluida pero ha decidido pactar con el régimen. Y ha pactado con CiU, lo que los autoexcluye. También hemos hablado con Procés Constituent, con la gente de Red ciudadana Partido X… A todos ellos les hemos informado del proceso. Lo que hacemos ahora es invitarles a que vengan a las charlas en los barrios y a las jornadas que haremos en septiembre, y a partir de ahí iremos viendo de qué manera se puede concretar eso.

Pero tú vas a participar en el debate y es obvio que ese tema, el de las siglas, va a ponerse sobre la mesa. ¿Qué votarás cuando llegue el momento?

No creo que se plantee en términos de votos.

Ada Colau para Jot Down 4

Te lo pregunto más directamente. ¿Qué crees que deberían hacer esos partidos?

Es que hay una parte de ese debate que todavía no se ha hecho. Hay una parte de incertidumbre. Yo no conozco todas las formas posibles de hacer listas y coaliciones. Habrá que hacer talleres informativos con especialistas y politólogos. Gente que sabe mucho más que yo de temas electorales. Habrá que ver cuáles son las opciones, que pueden ir desde una agrupación de electores a no sé qué otras formas de integración de candidaturas distintas. Lo que sí me imagino dentro de esa incertidumbre general es que, evidentemente, ningún partido ya existente puede pensar en mantener las siglas. Porque entonces no sería una confluencia real. Nosotros no queremos crear una marca nueva ni un partido nuevo y nos parece muy rico que haya diferencias y que cada partido que confluya mantenga su identidad como tal. Pero lo que queremos hacer ahora es una candidatura, no un partido. No es el imperio Guanyem Barcelona. Y eso deberá hacerse de forma que nadie prime sobre los otros y todos puedan sentirse cómodos. Es evidente que si se mantienen unas siglas y no otras eso va a ser fuente de discrepancias. Y por lo tanto es más imaginable que se vaya bajo un paraguas común, que sería el nombre de la candidatura. Y ese nombre puede ser Guanyem Barcelona, pero si se decide cambiarle el nombre se le cambia, que lo importante no es el nombre. Igual se encuentra otro mejor. Pero sí que imagino que no será el nombre de ninguno de los partidos existentes.

¿Y no crees que es previsible que esos partidos quieran hacer valer los votos y los concejales conseguidos en anteriores elecciones por encima de movimientos sociales que nunca se han presentado a unas elecciones y de los que, por tanto, se desconoce su representatividad real?

Claro. Desde el máximo respeto a las formaciones ya existentes que con gran esfuerzo han conseguido unos resultados, estamos pidiendo mucha generosidad y valentía. Porque nos parece una condición necesaria. Para que surjan cosas nuevas hay que arriesgar y hacer cosas diferentes. Si hacemos lo de siempre no vamos a conseguir nada diferente. Es cierto, hay que arriesgar. Pero todo el mundo arriesga. También la gente que no ha querido formar parte de la política institucional arriesga dando ese paso. Formaciones como ICV ya tienen representación. Pero si son coherentes con lo que dicen y se dan cuenta de que si van solos no van a ir más allá, y no se van a producir grandes cambios, y que por tanto hay que ir con más gente, y esa gente está diciendo «bueno, es que no vamos a ir a tu partido, hay que ir a otras formas de participación»… pues ahí tienen una elección. Si apuestas por nuevas formas de participación política, es el momento de demostrarlo. Evidentemente, con grandes dosis de generosidad y valentía. A nadie se le escapa. Pero también es mucho lo que está por ganar.

Supongamos que llegáis a un acuerdo de mínimos. ¿Qué pasa con los máximos? Con el independentismo de las CUP, por ejemplo, en contraste con la posición de ICV, que apoya la consulta pero sin mojarse oficialmente por el sí o el no.

Pues ya se irá viendo. Pero por ejemplo en el tema del derecho a decidir la posición de Guanyem Barcelona está clara. El mínimo común es el derecho a decidir, que en términos democráticos me parece incuestionable. No ha habido siquiera debate sobre eso. Pero desde Guanyem Barcelona decimos que la consulta no debería ser la excepción, sino la regla, y que en todas las cuestiones debería ser normal consultar a la ciudadanía. En Guanyem Barcelona se hará todo lo posible para que se produzca la consulta el 9 de noviembre, pero también para que haya muchas otras consultas. De hecho, cuestionamos que el Gobierno de la Generalitat y CiU crean realmente en el derecho a decidir. Ahora lo están utilizando para ocultar otros debates. Para que no se cuestione la política de recortes o la privatización de servicios básicos como la sanidad o el agua, por ejemplo. Nosotros creemos en el derecho a decidir pero también en el derecho a decidir sobre el modelo de sanidad pública, sobre la privatización del agua, etcétera… Dentro de Guanyem Barcelona hay gente abiertamente independentista, otra que no, otra que es federalista, otra a la que no le interesa el tema porque lo considera secundario. Pero el mínimo común es democracia. Que la gente pueda votar, que sea normal votar. Y luego, en la consulta, que cada cual se posicione. Si hubiera formaciones políticas con ideas diferentes, siempre que coincidan en el mínimo común, no habría ningún problema en que se posicionaran de acuerdo a sus convicciones.

¿Te gustaría ser candidata a la alcaldía?

Si me preguntas si me gustaría ser candidata en general, te digo que no. Yo vengo del activismo social y mi idea no era ser candidata ni me apetece. Pero por otro lado sí me apetece ayudar a un proceso de regeneración democrática. Eso me hace ilusión. Así que si puede ser útil ser la cara visible de un proceso amplio y eso se transforma en ser candidata, eso me hace ilusión. Pero en términos de cargos no me hace ilusión. Y, además, creo que hay que revisar esa idea de la política que lo resume todo en el candidato o la candidata. Yo aspiro a que seamos capaces de hacer procesos más amplios y mucho más ricos, donde mucha más gente pueda ser protagonista. Y que el candidato a la alcaldía no sea tan determinante porque haya una pluralidad de voces.

Eso es la teoría, pero en el cartel va a salir una cara, que será la tuya. Y si eres alcaldesa algún día, la que se reunirá con el alcalde de París también serás tú.

Si llega eso, que aún han de pasar muchas cosas por en medio, no tendré problema. Igual que no he tenido problema en ser portavoz de movimientos. No le tengo miedo. Pero creo que se ha de experimentar todavía mucho. Y hacer la política institucional de otra manera. Una cosa es que haya caras visibles porque no todo el mundo puede hacer las mismas funciones al mismo tiempo. Unos podemos ser más visibles porque tenemos facilidad de palabra o porque somos figuras de consenso o por lo que sea. Pero una cosa es eso y otra que se reduzca la acción política a tu persona. Eso es un gravísimo error. Una democracia real tiene que saber valorar los múltiples liderazgos que ya existen en la sociedad. No tiene sentido esperar que Ada Colau lo sepa todo de política de vivienda, de políticas energéticas, de política de agua… Eso sería absurdo. Hay gente buenísima que lleva años trabajando en esos temas, así que lo lógico es que se reconozcan los liderazgos que ya están presentes en la sociedad. Entiendo que en una sociedad mediática que reduce la política al electoralismo se den esos fenómenos de sobredimensionamiento de las caras visibles. Pero como sociedad no nos hemos de resignar a eso.

¿Estás diciendo que si eres elegida alcaldesa de Barcelona renunciarás a las potestades del cargo en favor de los procesos de decisión colectiva? ¿Que no ejercerás el poder?

No. Me parecería un gravísimo error. Eso sería traicionar el proyecto. No tengo miedo de ejercer funciones de visibilidad o de responsabilidad. Pero haría todo lo posible por cambiar esas formas de hacer política que tienden a la concentración de poder en unas pocas personas. De hecho, la concentración de poder en los alcaldes es uno de los núcleos de la burbuja inmobiliaria y de la corrupción urbanística en España. Y mira cómo hemos acabado. Hay corrupción en prácticamente todos los ayuntamientos del país. Así que esa concentración es parte del problema, no de la solución.

Ada Colau para Jot Down 5

Y si esa solución es tan obvia, ¿por qué no se aplica masivamente en el resto del mundo?

Estás yendo a otro tema. Esta entrevista es larga pero normalmente los tiempos son muy cortos y en los medios se tiende a simplificar y a generar imágenes maniqueas. Hay por un lado un poder representativo y vertical donde unos pocos mandan y deciden, lo que puede ser menos democrático, pero que te venden como más ágil y eficaz. Y luego están los movimientos sociales, asamblearios, caóticos, que pierden horas y horas discutiendo y que pueden ser más simpáticos pero son menos eficaces. Pero evidentemente hay otras formas de funcionar que no pasan por ese maniqueísmo entre un extremo y el otro. Quienes defendemos una forma de ejercer el poder más distribuida y descentralizada optamos por formas de política horizontales. Eso no quiere decir estar de asamblea permanente y que todo el mundo tenga que discutir de todas las cosas todo el rato. Eso sería infantil y estúpido. Está claro que se pueden delegar funciones, que puede haber formas de representación, comisiones o grupos de trabajo. Eso también es distribuir. Entre que mande uno solo o que haya asambleas permanentes hay vías intermedias bastante razonables. Por poner un ejemplo concreto: ahora, en Barcelona, todo el poder está concentrado en el Ayuntamiento y en la figura de la alcaldía. Pero hay demandas históricas muy razonables del movimiento vecinal, como la de descentralizar el poder en los distritos y que haya elecciones directas de los concejales de esos distritos. Eso ya sucede en otros países europeos, no estamos proponiendo ninguna cosa extraña. Eso es hacer que, para los temas de barrio, el barrio tenga la primera palabra. Evidentemente hay cuestiones más amplias, de ciudad, y para eso tiene sentido que esté el Ayuntamiento. ¿Pero por qué se tiene que decidir desde el Ayuntamiento la intervención urbanística que se hace ahora en el Paralelo, que es una intervención muy agresiva orientada al turismo de masas, sin contar con la opinión de los vecinos del Paralelo? Pues no. Entre el extremo de las asambleas y el del alcalde que decide arruinar un barrio a favor del turismo de masas existen figuras intermedias. Y eso ya está funcionando en muchos sitios, tampoco se trata de inventar la rueda.

Supongamos que planteáis una consulta popular por el tema del Paralelo que acabas de mencionar y vota únicamente el 15% de los vecinos.

No sería una sorpresa. Ha habido consultas puntuales y ha costado que hubiera una alta participación. Yo creo que eso es significativo de la cultura que se ha creado. Claro, la gente no participa de repente. Llevamos décadas así. Primero con una dictadura y luego con una Transición que ha dado todo el poder a los partidos políticos y que no ha generado otras formas de participación política. Porque en nuestra Constitución están los partidos como forma prioritaria de participación política y luego las iniciativas legislativas populares, que son una tomadura de pelo como ya hemos podido comprobar en muchas ocasiones. Te ponen una multitud de obstáculos, recoges más firmas que en otros muchos países y encima cuando llega esa iniciativa ni siquiera están obligados a discutirla. Esa es la participación política de nuestro diseño institucional, a grandes rasgos. Y si tienes a varias generaciones educadas en esa cultura de pobreza democrática, eso no cambia de repente. Se cambia con tiempo. Has de generar las condiciones y generar nuevas prácticas para que se vea que eso puede funcionar de otra manera. Así que seguramente ha de haber varias consultas fallidas o con baja participación para que luego cada vez haya más gente que le vea sentido a participar y para que se vea que de esa consulta han salido resultados vinculantes que han cambiado su barrio o su modelo de ciudad. Que la gente vea que esa participación es efectiva y que no es maquillaje puro. Porque ese es otro problema. Muchas consultas se han hecho por hacerlas, pero luego no han sido vinculantes. Si la gente participa pero luego no es decisiva se pierde el incentivo para participar. Una cultura de la no participación no se invierte en dos días.

El diario El País hablaba hace poco de dos formas de legitimidad democrática distintas: la que nace de los movimientos sociales y la que nace de las urnas. ¿Crees que son legitimidades equivalentes?

No, equivalentes claramente no. Responden a naturalezas distintas. En una democracia saludable las dos deberían ser relevantes. El problema es que hasta ahora solo han contado las elecciones. Unas elecciones, además, hechas de una manera y con unas reglas que benefician siempre a los mismos. Con una ley electoral hecha a medida. De hecho, ahora que puede haber sorpresas en las municipales ya ha salido el Gobierno de Rajoy diciendo que hay que cambiar el sistema para que sea la lista más votada la que decida el alcalde. Bueno, por ahí se ve cómo funciona la democracia representativa. ¿Que tiene una cierta legitimidad? Por supuesto. Pero que es insuficiente, también. Una democracia saludable necesita una sociedad permanentemente organizada. Y eso no se ha dado nunca en este país por diferentes motivos. No ha sido algo casual e inocente. Y si no tienes eso, el poder, por definición, tiende a abusar del poder. Eso ha sido así a lo largo de la historia de la humanidad. Quien tiene privilegios no renuncia a ellos angelicalmente o por iluminación. Lo hace porque hay un contrapoder que le obliga a repartir la riqueza. Lo que es un error es reducir la democracia a unas elecciones. Eso es un error y a la vista está.

¿Crees que el PSC acabará desapareciendo?

Tiene todos los números, desde luego. Se lo ha ganado a pulso.

¿Te alegrarías si llegara a pasar eso?

Sí. Es un partido del régimen. No el único, también están CiU y el PP. Son partidos corruptos y clientelares. Y como parte del problema, no pueden ser parte de la solución. Me sabe mal por mucha gente militante de base que ha creído. Mis padres votaron mucho tiempo socialista. Ha habido mucha gente que lo ha pasado muy mal cuando el partido socialista ha hecho políticas de derecha. Y, además, son grandes responsables de la modernidad líquida en la política. Que no haya certezas, que no haya valores. Si quienes se supone que han de defender la justicia social abrazan las políticas neoliberales, entonces se convierten en responsables de que no haya referentes políticos y de que la gente crea que todos los políticos son iguales. Es importante que toda la gente buena que ha creído en ese proyecto encuentre rápidamente otros proyectos en los que implicarse. Lo mejor que puede hacer el PSOE como estructura es desaparecer.

¿Qué diferencia a la nueva izquierda de la vieja? Ellos también empezaron cargados de ilusión y buenas intenciones.

Bueno, ese proceso de decadencia se explica por muchas cosas de las que ya hemos hablado antes: el fin de la historia, la caída del Muro… Cuando ellos tuvieron que posicionarse frente al poder económico no lo hicieron y ahí empezó el principio del fin.

¿Y por qué crees que a ti no te va a pasar eso?

Nadie está libre de duda. Lo que hay que hacer es aprender del pasado y mejorar nuestra democracia. No se trata de trasladar la confianza de unas siglas a otras, eso sería una visión errónea y vieja. Lo que hay que hacer es cambiar las reglas del proyecto para que pueda haber un control democrático permanente.

A ti se te ha acusado, entre otras muchas cosas, de apoyar a grupos proetarras y de formar parte del caldo de cultivo que ha conducido, por ejemplo, al asesinato de políticos como Isabel Carrasco…

Madre mía.

Esto último se publicó en El Mundo.

Sostres, sí, menudo bárbaro. He denunciado a Cifuentes, que fue la primera que me calificó de simpatizante etarra. Los jueces han admitido la demanda. Y aunque ha habido un montón de periodistas de la caverna que han dicho barbaridades, y creo que debería haber algún tipo de control para que no fuera posible esa difamación constante, creo que es mucho más grave que eso lo haga un responsable político. Como Cifuentes, que no es una ciudadana cualquiera que expresa una opinión porque sí. Es una delegada del Gobierno, con responsabilidades políticas, y sabe que lo que está diciendo es mentira. Y eso tiene consecuencias penales. Si tú señalas a alguien como simpatizante del terrorismo, que es un tema que hiere a mucha gente en este país porque hay heridas todavía abiertas, sabes que puede haber gente descontrolada. Como me pasó a mí después de que me señalara Cifuentes. Hubo gente que me amenazó. Horas después ya estaba recibiendo amenazas de muerte. ¿Cómo puede ser un responsable político tan irresponsable como para banalizar el terrorismo? De hecho, hubo asociaciones contra el terrorismo que pidieron la dimisión de Cifuentes porque se sentían insultadas. El PP ha llegado al esperpento. Todo es ETA. El aborto es ETA, la Colau es ETA, tú eres ETA. Y eso en términos democráticos es grave. Ha habido ministras alemanas que han dimitido solo porque mintieron en su currículum respecto a un trabajo de doctorado. Y en este país no dimite ni dios después de cosas tan graves como estas. Quieren asustarte, quieren criminalizarte, quieren que te pongas a la defensiva y te justifiques todo el rato por cosas absurdas. ¡Que demuestren ellos que yo tengo algo que ver con ETA!

Ada Colau para Jot Down 6

Tú llamaste «criminal» a Javier Rodríguez Pellitero, vicesecretario general de la Asociación Española de la Banca, en el Congreso de los Diputados. Incluso dijiste que te habría gustado lanzarle tu zapato. ¿Te arrepientes de eso?

¡Nooo! No me arrepiento nada.

¿Y eso no es contradictorio con lo que me acabas de decir?

No. ¿Por qué?

¿Cuál es la diferencia?

Yo lo que hago es visibilizar una violencia que está invisibilizada. Pellitero es uno de los responsables. Y digo «uno» porque no es el único, pero para ser precisa debería haber dicho «este señor es un criminal junto a sus otros compañeros criminales de la banca». Es una responsabilidad compartida. Pero mantengo la acusación de criminales para los directivos de banca. Es una descripción. No es violencia. Es la descripción de un aparato que se comporta como la mafia, como una organización criminal organizada. Pero a diferencia de otras mafias, esta está incrustada en el poder. Están destrozando la vida de miles de personas. Cuando dije que le habría tirado un zapato pero que no lo hice porque era más importante decir lo que tenía que decir, y eso es apostar por la democracia en vez de por tirar zapatos, visibilizo la violencia que él acaba de invisibilizar. Encima de que han arruinado la economía del país, de que han arruinado a miles de personas con deudas a perpetuidad, con desahucios injustos… Además de todas esas barbaridades, tuvo las santas narices de ir al Congreso a decir que era todo mentira, que los bancos no desahuciaban. Por eso me puse como me puse. Yo iba allí muy tranquila a explicar lo que siempre explico de la plataforma. Pero me encuentro con un infame que rehúye sus responsabilidades, que va tranquilo y sobrado, convencido de que nadie le va a decir nada, y que tiene la poca vergüenza de decir barbaridades, como que tenemos un sistema hipotecario, dijo literalmente, «ejemplar». Cuando somos el país que más desahucia con diferencia. Lo mínimo era llamarlo criminal. Podría haberle dicho mucho más.

¿Te sientes responsable de la demonización de los políticos?

Eso dicen de los movimientos sociales. «Ah, es que vosotros estáis promoviendo la demagogia, metéis a todos los políticos en el mismo saco y eso es muy peligroso porque desautorizáis las instituciones, erosionáis la democracia». Y eso es una trampa. Si hay tantos ciudadanos denunciando a los políticos es porque ha habido una práctica institucional sistemática que se ha desautorizado a sí misma. Tenemos unas instituciones que se están saltando sus propias reglas. No las que nosotros creemos que deberían tener, ¡las suyas propias! La corrupción es el máximo ejemplo. Son ellos los que han minado la democracia y deslegitimado las instituciones. Nosotros decimos «hay que recuperar la dignidad, hay que legitimar las instituciones». Es tramposo acusar de los males de la democracia a quien está denunciando precisamente la mala praxis democrática.

¿Disolverías la unidad antidisturbios de la Guardia Urbana si llegaras a la alcaldía de Barcelona?

Pues sí. De hecho, hay muy pocos ayuntamientos que tengan antidisturbios. No es normal. Además es un cuerpo lleno de denuncias de malas prácticas y denunciado también por varias organizaciones de defensa de los derechos humanos. Hay que apostar claramente por otros modelos de seguridad. Y el municipio lo permite. Permite por ejemplo buscar figuras de proximidad. Como el policía local, que trabaja en proyectos de seguridad comunitarios. La seguridad pasa por el respeto de los derechos sociales. Cuando eso pasa, baja el nivel de delincuencia y de conflictividad. Y también hay conflictos del día a día que necesitan de algún tipo de gestión, pero creo que hay que buscar modelos basados en la mediación y en la proximidad. Modelos que han sido implantados en muchos otros países con gran éxito. El modelo más duro y más represivo, que es el de los antidisturbios, es un mal ejemplo y hay que acabar con él.

¿Cómo castigarías la corrupción política?

De forma tajante. En España una persona humilde, trabajadora, con toda su buena voluntad, que no delinque, que por culpa de una crisis que no es su responsabilidad pierde su casa y su trabajo, se queda con una deuda de por vida que encima aumenta y que el Estado no le perdona, condenándole a la exclusión de por vida. Y por otro lado los delitos económicos salen gratis en este país. No hay casi ningún corrupto que haya pisado la prisión. Y a mí la prisión no me parece la mejor de las soluciones. Hay que evitar que se produzcan determinados delitos, pero lo que no puede ser es que quien atenta contra el interés general, quien abusa de su situación de privilegio, sea el único que nunca pague. Los delitos económicos prescriben a los cuatro o cinco años. Las deudas de las familias no prescriben jamás. Las multas a los ciudadanos tampoco. Los impuestos no se perdonan jamás. El ciudadano de a pie que roba para dar de comer a sus hijos tiene muchos números para acabar en la cárcel, mientras quien atenta contra el interés general se sale de rositas. Ahí hay una desigualdad del sistema brutal.

¿Cuál es tu postura respecto a la libertad de horarios comerciales?

Se tiene que gestionar pensando siempre en el interés de los barrios, de los vecinos y del pequeño comercio. El debate de los horarios comerciales se plantea pensando en los intereses de los grandes centros comerciales, de las grandes franquicias. En nombre del turismo y del interés general se adoptan medidas que solo benefician a quien tiene capacidad para adaptarse a ellas a gran escala. Y al pequeño comerciante que depende de su trabajo esas medidas le perjudican.

¿Y respecto a los alquileres de pisos turísticos por parte de particulares?

Ya se hizo una regulación con la anterior concejala, Itziar González, que por fin escuchó a los vecinos e hizo un plan de usos en Ciutat Vella. Porque había un descontrol absoluto. Y, de hecho, hay una trama de corrupción vinculada a ese tema. Esta concejala, que fue la única que se enfrentó a estas tramas vinculadas a los apartamentos turísticos y al Palau de la Música, tuvo que dimitir por las amenazas de muerte y las presiones que recibió.

No hablo de mafias, hablo de ciudadanos particulares que alquilan su piso por días.

Tiene que haber una regulación igual para todos. Y se tiene que pensar en el interés de todos. Si eres propietario, puedes alquilar tu piso. Tienes derecho. Ahora bien, eso tiene que estar regulado. Se tiene que pensar en los intereses de todos y no solo del propietario que puede alquilar. Uno de los problemas principales que denuncian las escaleras de vecinos en Ciutat Vella es que los apartamentos turísticos generan muchas molestias. Quien pasa puntualmente por allí no piensa en las consecuencias y genera auténticas situaciones de maltrato. El volumen de apartamentos turísticos en el centro de Barcelona es uno de los principales motivos de la expulsión de vecinos, de la subida de precios de la vivienda. ¿Verdad que no puedes quemar tu vivienda? Los derechos tienen límites. En el caso de la propiedad, ese límite es su función social. Y también colisiona con otros derechos, como el derecho a la salud del resto de los vecinos. Si los derechos individuales fueran absolutos, ¿para qué hacen falta administraciones? Pues que se autorregule todo el mundo y ya está.

Ada Colau para Jot Down 7

¿Qué te ha parecido la actuación del ayuntamiento en Can Vies?

Un desastre total. Como política pública, un desastre. Lo que no era un problema se ha convertido en un conflicto. Can Vies era un activo de la ciudad y en concreto del barrio de Sants. Y eso lo demuestra su arraigo de años, las miles de actividades culturales y vecinales que se han hecho allí, el grandísimo apoyo del tejido del barrio… Pero cuando hay un Ayuntamiento gobernado por unas élites alejadas de los barrios… Cualquiera que conociera el barrio de Sants sabía que esa decisión tan agresiva de desalojar y derruir una realidad de diecisiete años era una declaración de guerra que provocaría desastres. Si lo hicieron sin saberlo demuestran un desconocimiento absoluto del barrio de Sants. Y, en cualquier caso, no les importan las formas de autoorganización y de cultura popular, que es una de las grandes riquezas de Barcelona. Hoy en Barcelona hay cada vez más centros sociales, culturales y vecinales que se gestionan comunitariamente y que funcionan mil veces mejor en términos de eficacia y de gestión que cualquier centro externalizado. Eso es una demostración práctica de que hay dos modelos de ciudad.

Y al propietario de la casa ocupada, ¿qué le dirías si eres alcaldesa?

Es muy diferente si estamos hablando de un propietario particular. En el caso de Can Vies el propietario es Transports Metropolitans de Barcelona, lo que convierte el desalojo en algo aún más miope y obtuso. En el caso de pequeños propietarios hay que ver realidad a realidad de qué estamos hablando. Las mejores intervenciones en estos casos son las que se basan en la mediación. Hay que ver cuál es la realidad de ese inmueble. ¿Había estado abandonado y el propietario he hecho dejación de sus funciones y por lo tanto tiene una responsabilidad? Quizá la gente que ha entrado ha hecho todo un proceso de rehabilitación que merece ser reconocido. O no: igual el propietario estaba haciendo un uso legítimo y ha habido un acto de violencia. Es que depende. Y dependiendo de eso, merecerá una u otra respuesta de mediación. A lo mejor no tienen por qué desaparecer el uno o el otro. Se puede buscar realojar a las personas que han ocupado. Depende de la situación.

No pretenderás gobernar una ciudad de un millón y medio de habitantes caso a caso…

Hay ejemplos maravillosos de gestión comunitaria y de mediación. Si hay descentralización en los barrios, haces que el entramado institucional, junto con el social y el vecinal, busque la mejor respuesta. Porque son ellos los que conocen la realidad local. Los servicios sociales saben lo que está en juego, si esa familia tiene realojo posible o no…

Pero eso puede conducir al caciquismo de barrio.

Tiene que haber un control democrático. No es darle poder a una gente en concreto. Tiene que ser una cuestión de procesos.

¿Estás a favor de una renta mínima universal?

Sí. Estoy a favor en términos de políticas de derechos. Porque creo que la existencia y la dignidad humana son mínimos no negociables, y eso pasa hoy por garantizar unos ingresos mínimos. Es una forma de redistribuir. Y de pasar de una política asistencial que ve la pobreza como un tema de caridad a una política de derechos. Hay que hacer política de derechos, no política asistencialista. Y creo que es viable económicamente. Hay muchas pequeñas ayudas muy mal administradas. Para la gente que las necesita es una odisea kafkiana acceder a ellas. Se criminaliza al pobre desde la Administración, se ponen trabas burocráticas para acceder a ellas y son ayudas parciales: que si para el comedor, que si para la vivienda, que si para mujer separada con niños… Muchas de esas ayudas se podrían concentrar en esta renta mínima y eso sería mucho más eficaz en términos económicos y de gestión.

¿Y del salario máximo?

Totalmente a favor. El capitalismo nos ha hecho creer que la riqueza es un fenómeno privado. Que depende de méritos privados que unos se hagan más ricos que otros. Y no es verdad. Más allá de que unos tengan unas capacidades y otros otras, la riqueza se genera siempre a partir de bienes comunes. El suelo, el agua, el aire, la comida… Todo eso son bienes comunes que deberían tener una gestión mínima común. Con los bienes de primera necesidad no se debería poder especular. Otra cosa es que luego tú te montes un negocio de yates, de Rolex, o de lo que sea. Pero hay que poner límites. Uno es la fiscalidad, que ahora penaliza al trabajador en vez de al especulador. Y, además de eso, ¿por qué no va a haber un sueldo máximo si hay un sueldo mínimo?

¿Cuál sería tu primera decisión si llegaras a la alcaldía?

No sería mía.

Cuál te gustaría que fuera, entonces.

La sanción a los pisos vacíos propiedad de bancos sería de las primeras. O dejar de trabajar con bancos que están desahuciando. Reorientar las finanzas hacia las finanzas éticas. La descentralización. Y medidas de participación efectiva para la ciudadanía. Comprometerme a consultas ciudadanas de resultado vinculante a partir de la recogida de firmas.

Tu imagen como icono de la izquierda alternativa es ahora inmaculada. ¿Temes que eso cambie en cuanto tengas que tomar decisiones reales que afecten a aquellos que ahora te consideran un referente?

Como no voy a hacer nada individualmente y sé que me voy a encontrar límites, pensar lo contrario sería ingenuidad. Evidentemente, va a haber dificultades. Pero si eso se hace de forma colectiva y transparente, la gente va a participar de ese proceso y va a entender que si hay un límite habrá que buscar soluciones. Aparte de eso, entiendo tu pregunta en el sentido de que cualquiera que se meta ahora en política institucional se arriesga a la desconfianza y a la fiscalización permanente, a que no se te perdone ni un error. Pero sé por qué lo hago. Tengo miles de cuestiones pendientes, de novelas por leer, he trabajado en temas de comunicación y me encanta, he trabajado de traductora y de intérprete y me encanta, tengo un hijo de tres años al que le quiero dedicar más tiempo. No me va la vida en esto. Sé que me arriesgo y que nos equivocaremos y que nos vamos a enfrentar a intereses económicos. Que esto a Itziar González le costó amenazas de muerte. Pero como creo que el proceso colectivo y el objetivo de fondo, que es hacer una revolución democrática, vale la pena, también creo que hay intentarlo.

¿Qué le responderías a alguien que te dijera que ese recurso habitual tuyo a las «decisiones colectivas» es una manera de eludir posibles responsabilidades personales?

Pero cuando me has preguntado qué haría yo, te lo he dicho. ¿No?

Sí, has respondido a todas las preguntas.

Mi opinión te la he dado. Pero es importante recordar que la política que queremos hacer no depende de personajes individuales. Venimos de una inercia personalista muy fuerte, pero yo no rehúyo opinar. He demostrado que opino con soltura y no me muerdo la lengua.

Acabo. Llegas a la alcaldía y las juventudes del PP organizan un escrache frente a tu casa. La cosa se calienta y llamas a los antidisturbios. Pero no responde nadie porque los has disuelto. ¿Qué haces?

Bueno, hay otras figuras policiales para según qué tipo de disturbios. Como los Mossos d’Esquadra. Pero has mezclado muchas cosas. A mí no es tan necesario hacerme un escrache porque cojo el transporte público cada día. Hago actos públicos. Es muy fácil hablar conmigo. A diferencia de los dirigentes del PP, que viven bunkerizados. Por eso nos vimos obligados a hacerles escrache: porque no había manera de contactar con ellos. Es una diferencia importante. Si llego a ocupar algún cargo público, quien quiera hablar conmigo podrá hacerlo. Y por eso no será necesario hacerme un escrache. Pero si alguien quisiera hacerme un escrache… Un escrache es señalar e interpelar. Es importante no mezclarlo con la violencia. Si es violento no es un escrache. Yo saldría de mi casa y hablaría de lo que tuviéramos que hablar. No tendría miedo. Y si hubiera un ataque violento, que eso ya no es un escrache, intentaría defenderme como pudiera. Sobre todo si tengo cerca a alguna persona a la que quiero.

Ada Colau para Jot Down

Fotografía: Alberto Gamazo

217 comentarios

  1. Pingback: Ada Colau: «Lo mejor que puede hacer el PSOE es desaparecer»

  2. A lo mejor lo que tiene que desaparecer es el PP, ¿no?

    • o tú.

      • ¿Él por qué? No ha hecho nada ilegal y el PP sí.

        • En serio el PSOE no ha hecho nada? Tú no has leído la entrevista, ¿no? Te has quedado con el titular, parece. El PSOE es corresponsable de los males que nos aquejan, eso es más que evidente. Tan absurdo es ver al PP descalificando las políticas del PSOE como lo contrario: al final son cabezas que van al mismo tronco: LA CASTA.

          • Hay que aplicar el principio de que no son las siglas las malas de las películas, son las personas que trabajan para esas siglas las que aprietan el gatillo.

            • Pues ese principio se va al garete en cuanto entra en juego la llamada “Disciplina de partido” en la cual, piense lo que piense el político, debe de obedecer sí o sí al dictamen de su partido político (Como si éste fuera dios….)

      • A los “ciudad-anos” de este país nos han quitado la “ciudad-” y nos han dejado solo los “-anos”. Y eso lo ha hecho el PPSOE. Así que efectivamente, el PPSOE debería desaparecer, morir de inanición electoral cuanto antes, por nuestro bien.

  3. Personajes como ella también deberían desaparecer de la escena política. Otra demagoga que ya tiene lo que quería, optar a un puesto de política para poder chupar de la teta del estado, como todos los demás.

    • Entonces le habría bastado con presentarse a las autonómicas con ICV tal como ya le propusieron, ¿No cree?

      A lo mejor quienes quieran chupar de la teta del Estado lo tienen muy fácil presentándose con los partidos que todos ya conocemos, en vez de pasar años y años en el activismo, que por si usted no lo intuye, implica dejarse muchas fuerzas y lograr muy pocos resultados (y dinero, desde luego que ninguno). Demagogos o chupópteros en la nueva izquierda podrá haberlos también, pero no Ada Colau.

    • Si hacen un referéndum proponiendo que si quiero que lluevan billetes, diré que si, que lluevan billetes. Votare a Colau a Iglesias o a la virgen santísima si lo propone.

      Pero todos estos que dicen que con ellos van a llover billetes de 500€, me gustarían que dijeran como la van hacer, que avión van a utilizar y sobre todo, de donde van a sacar tanto billete.

      Pero me parece que estos profetas quieren ser dios por 5 minutos, el tiempo justo para cumplir sus deseos, una dictadura.

  4. “Acabo. Llegas a la alcaldía y las juventudes del PP organizan un escrache frente a tu casa. La cosa se calienta y llamas a los antidisturbios. Pero no responde nadie porque los has disuelto. ¿Qué haces?”
    ¡Ja, ja, ja…! Campos, está usted hecho un alacrán, más que alacrán…
    Pero bueno, quiero pensar que, como a mí, le han encantado a usted el personaje y su filosofía.

    • Si has disuelto a los antidisturbios tampoco los vas a llamar a no ser que sufras amnesia :p

      Por lo demás, muy de acuerdo con Ada.

  5. Por favor, la próxima vez envien a un periodista que tenga mas de diez años (de edad mental, me refiero). Este tipo tiene un serio problema de dualismo al entender asuntos que comienzan a ser complejos, como los que plantea Ada.

    Por cierto, genial ella. Mensaje claro e ilusionante para los que puedan entender la realidad con una riqueza de distinciones mayor que “blanco” o “negro”.

  6. Las preguntas de Cristian Campos muy buenas. Las respuestas de Ada Colau parecen sacadas de cualquier manual marxista de hace 50 años. Más que parececerme bien o mal (de todo un poco hay), son un rollo patatero con un lenguaje para “iniciados”. En fin, neomarximo light redux.

    Tengo bastantes amigos y conocidos ex-votantes del PP, por desencanto. Estos auges de la “nueva izquierda” con viejas propuestas barnizadas les ha hecho recapacitar a muchos y me da a mí que volverán a votar al PP, cosa que yo no he hecho jamás (para aclarar a etiquetadores habituales).

    Conclusión: un tío tan desabrido y perezoso como Rajoy está batiendo palmas ante la aparicición de nuevas estrellas como Pablo Iglesias y Ada Colau (gente “descastada” que pertenece a una casta extrañísima de personas que se ha dedicado toda su vida a la política de una manera u otra)

    • Pues al PP lo veo bastante acojonado, por lo menos con Podemos. No se explica si no la campaña emprendida masivamente en su contra.

      • Es fácilmente explicable esa campaña. La emprenden contra Podemos para darle protagonismo, debilitar al PSOE y dividir a la izquierda. Al PP, Podemos no le quita ningún voto. Al contrario, le da votos por lo que usted mismo dice: el acojone que causa… pero en sus potenciales votantes, no en la cúpula. Los dirigentes del PP lo saben, y por eso les darán mucha cancha a Podemos. Si hasta Esperanza Aguirre se ha ofrecido a ir a La Tuerka a debatir con Pablo Iglesias!!

        Si la táctica de divide y vencerás es más vieja que Matusalén. Y si es radical, mejor. Recordemos que tras Mayo del 68, De Gaulle convocó elecciones legislativas, las ganó arrasando, y luego dimitió tan pancho.

        • Eso de que Podemos no le quita ningún voto… conozco algunos casos de gente que ha votado al PP que piensa votar a Podemos. Evidentemente, no puedo saber el porcentaje total de migración pero si conozco casos supongo que no serán los únicos.

        • El 10% del voto de Podemos en las pasadas elecciones venian del PP. Lo publicaron en El Pais o El Mundo…

        • Nadie es dueño de los votos, y claro que Katty Garaz no va a votar a Podemos, pero entre los que votaron al PP las generales pasadas, hay unos tres millones de personas que no solo no les van a volver a votar, si no que es muy posible que el voto vaya a Podemos o UPyD.

        • Eso no es cierto. Los datos de las últimas elecciones, indican que hubo un trasvase de 100000 votos del PP a Podemos, directamente.

          • Obviamente, la cúpula del PP piensa como dice Jacob, conozca a quien conozca Ruboslav y diga lo que diga El País, El Mundo o Roberto.

        • No puedo estar más de acuerdo. Si vemos a los líderes del PP atacar a Podemos no es por miedo, es por rédito electoral. Miedo es lo que quieren meter a sus afines para que les voten en masa. Podemos es la garantía de una próxima mayoría absoluta de Rajoy.

      • Veo que a algunos, cada vez a más, las lágrimas de la ilusión no le dejan ver las estrellas. El PP está “acojonado” por la abstención de sus propios votantes, no por la fuga de votos de sus filas hacia Podemos la cual es de una magnitud nimia.

        De hecho el PP está notablemente encantado con que Podemos esté revolucionando el espacio electoral de la Izquierda de modo que dentro de dos años no haya ninguna fuerza que le haga frente en el Parlamento.

        En este sentido, el mejor aliado del PP es Podemos. De lejos. La comprobación en las próximas elecciones con Mariano Rajoy Brei investido Presidente por cuatro años más.

    • Jajaja, joder tio no has dado ni una. Has entendido exactamente todo lo contrario a lo que se puede leer en la entrevista y en la realidad.

  7. Más allá de demagoga, esta señora ha demostrado en la entrevista una falta de pobreza intelectual enorme. Hay cosas que se deberían estar todos de acuerdo con ella, pero vamos, no tengo ni la más mínima duda que esta señora se ha encontrado aquí con un futuro profesional fantástico.
    Sobre las medidas que dice que tomaría, ni las comento, Barcelona es una ciudad tan burguesa que es imposible que un partido como el suyo se acerque siquiera a gobernar

    • Perdón quería decir una pobreza intelectual enorme, claro.

    • Reconozco que es fundamental para poder comunicar o trasmitir ideas de una manera más o menos clara pero, ¿es indispensable tener pobreza o riqueza intelectual para defender tus propias ideas? ella no va a dedicarse (de momento, es lo que parece) a la política.

      Es algo que llevo notando desde que surgieron todos estos movimientos de ciudadanía o agrupaciones políticas como Podemos o Equo, se les exigen unas cualidades humanas, intelectuales, éticas (y casi estéticas o de aparente higiene que, me parece a mí, no les hemos exigido jamás a los González, Aznares, Zapateros o Rajoys

      • Juan, lo has clavado. No se puede decir mejor. A esta gente o a PODEMOS y sus líderes se les va a exigir 23 veces más que los políticos que hemos tenido en el gobierno, que nos han mentido, son corruptos, siguen cobrando en empresas privadas… pero el día que se sepa que Ada o Pablo Iglesias se han retrasado en el pago del IBI 3 días pedirán su lapidación o al menos dirán: “ves? Todos iguales..”. Lúcido tu comentario, Juan.

    • “falta de pobreza intelectua”, o sea, que carece de pobreza intelectual ¿no? Los anacolutos gramaticales expresan, esos sí, pobreza mental, señor mío

      • Me quedo con ganas de leer una entrevista del Sr. Campos a Esperanza Aguirre en la línea de la de Colau (como Jotdown ya publicó una de la mano de Enric González, me temo que no va a ser posible). Una pena. Espero resarcirme con una futura entrevista a nuestra alcaldesa, Ana Botella, para que toda esta gente que habla de demagogias, populismos y “pobreza intelectual” pueda utilizar ejemplos verdaderamente ilustrativos. Agradecería no perder a Ada Colau en el ámbito estatal, pero entiendo su preferencia por el municipal.

        • Amén.

        • Pero hombre¿? de dios, si la trata como si fuera su novia. Ni una diatriba, todo es comprensión, no repregunta. Vamos, que falta que se casen, mientras tira arroz Corazón Rural. Si quieres ver una proceso inquisitorial mira le entrevista del tal Corazón a Seguí en este mismo sitio.

          Por otro lado, creo recordar que Botella tiene cierto bagaje intelectual reconocido del que carece Colau. Sea como fuere, no entiendo esta supuesta necesidad que tiene la gente de que los políticos sean Demóstenes; a mí, que Colau o Botella tengan o no un doctorado o aprueben 20 oposiciones me parece indiferente.

          Y que un político en la oposición y a años luz de responsabilidades de gobierno sea un demagogo es lo más lógico del mundo; como se ponga serio, no le vota ni su mamá.

          Un saludo.

          • Veo que no es habitual de Jotdown. Si no sabría que el palo del que cojea el Sr. Campos no es el de Colau.

            “Por otro lado, creo recordar que Botella tiene cierto bagaje intelectual reconocido del que carece Colau”.

            Dudo que nadie que no sea Carlos Floriano pueda hacer semejante afirmación seriamente, ni siquiera su propio marido.

          • “creo recordar que Botella tiene cierto bagaje intelectual reconocido del que carece Colau”

            Es broma, ¿verdad?. No acabó la carrera de derecho y su actividad intelectual se reduce a que un “negro” le escriba los prólogos de dos libros infantiles, a hacer el ridículo hablando en inglés y a no saber expresarse medianamente en público en las sesiones del ayuntamiento de Madrid.
            Si ése es el bagaje del que carece Colau, desde luego mejor que no aspire a semejante despropósito.

            Ana Botella no es nada, nunca ha hecho nada y no sabe comportarse ni siquiera medianamente en público.

      • “Anacoluto”… ¡Cuánto tiempo sin ver ese palabro!

    • Está clarísimo que lo que lo que nos importaba a la mayoría de los Ciudanos en las últimas Elecciones Generales era el Empleo, y el voto que se le dio al PP por un gran parte de la población, sin ideología pero acojonados por la situación económica en que se encontraba España tras el último Gobierno del Zapatero (el de La Buena Fé y La Incompetencia, ahora tenemos el de la Mala Fé y la Gran Incompetencia). “Zapatero nos ha llevado a la ruina” … y se lo creyeron, “Respetaremos la Sanidad y la Educación” … y se lo creyeron. “España no necesita un rescate”… y se lo creyeron, “Devolveremos a España a la senda del crecimiento”, … “Crearemos 3.000.000 de puestos de trabajo” … y se lo creyeron, “…” y se lo creyeron, y se lo creyeron los Necios, tal como se anunciaron las “Lenguas Viperinas” y Mentes Corruptas del PP. Necios currantes como tú o como yo pero con el Miedo de los Cobardes metidos en el cuerpo, creyendose a pies juntillas que el PP iba a cumplir su palabra. ¿Cuántos de esos Necios (ojo no incluyo a todos los votantes del PP, excluyo a todos los que lo hacen por convicción independienemente de su “bondad” o de su egoísmo, los excluyo de llamarlos Necios) que votaron al PP en las últimas Generales ya no les votarán en las Próximas Locales y Autonómicas y terminarán votando a PODEMOS debido al Populismo (Viento que hace mover a estos Veletas) que ha adquirido esta nueva formación a partir de las Europeas? En ciertos círculos vinculados a la Masa Social que mueve PODEMOS ya se habla de ésto: Para ganar, además de los CIUDADANOS (con mayúsculas, Ciudadanos comprometidos) se necesita de esta gente, del Pueblo Inculto, del “Pueblo Popular”, del Pueblo de la Belén Esteban y del Manolo que lee el Marca. Los Intelectuales por fin se están haciendo entender por y están entendiendo al Pueblo de Pandereta, y se van a ganar su Voto. El PP tiene motivos para estar acojonado, porque se van a traspasar muchos de sus Votos a PODEMOS, el término “Patriota” que utiliza su Portavoz (que no Lider) no es baladí. Van a echar a la “Casta”, y la “Casta” está ya demasiado nerviosa.

      • ¿acojonados? ¿el PP? Están aplaudiendo con las orejas.
        A ver si te enteras; muchos de esos votantes que te permites descalificar no votarán al PP. El PP lo sabe y lo único que no quiere es que se vuelvan al PSOE y para eso ningunea al PSOE dando cancha a Pablemus. Sólo tienes que ver al pobre Carmona en los debates, diciendo eso de “el PSOE también existe”.
        Y qué quieres que te diga, me parece que hacen mal; siempre trae consecuencias el alentar a los extremistas; pero en el PP son así (pan para hoy y hambre para mañana).

    • Ets de Barcelona?

  8. El exceso de protagonismo de Pablo Iglesias en Podemos no es responsabilidad suya, si no de la sociedad mediática que le obligo a poner su foto encabezando la candidatura para las elecciones al Parlamento Europeo.

  9. En cualquier caso, la PAH ha tenido resonancia por un problema real: cientos de miles de ciudadanos que han perdido sus viviendas, expulsados de ellas por la banca. En paralelo, el estado ha empleado miles de millones de fondos públicos para rescatar la banca. Eso es así, y el malestar social que ha creado también es real. Si los partidos del establismeh, de la casta o de cómo queramos llamarlo desean que Podemos o la PAH no reciban más apoyos, deberían emplearse más a fondo en solucionar los problemas de los ciudadanos. Insultarlos y calumniarlos me parece contraproducente, porque el pp-psoe está tan desprestigiado que sólo van a conseguir que sigan creciendo.

    En fin, no sé si el PP-PSOE acabará desapareciendo, pero cosas más raras se han visto en la historia. Como escribió Larra, quien no hace caso de la lluvia, luego se queja de que termina por llevárselo la corriente.

    • “expulsados de ellas por la banca”
      expulsados de ellas por los compromisos que adquirieron. Creo que no eran menores de edad.

      • Efectivamente. A ver si promovemos más la cultura de la responsabilidad, que buena falta hace en España.

        • Es cierto, la cultura de la responsabilidad hay promoverla, por ello me gustaría ver como le pedís la misma resposabilidad a los bancos por las preferentes por poner un ejemplo.
          Os recuerdo que los que rescatamos a las entidades bancarias, tan responsables y eficientes ellas, fuimos todos los ciudadanos de este país con nuestros impuestos, también los de aquellos que los tan responsables bancos siguen desahuciando.
          Me encanta este capitalismo de viva el mercado libre, las privatizaciones, la pasta gansa, que cuando todo caiga ya nos rescatará papá Estado.
          Algunos no tienen vergüenza

  10. “A diferencia de los dirigentes del PP, que viven bunkerizados. Por eso nos vimos obligados a hacerles escrache: porque no había manera de contactar con ellos.”
    Analicemos, que reiremos:

    “Nos vimos obligados”: reminiscencias religiosas. Obviamente, el comunismo es una degeneración de la religión cristiano-católica. Interesante.

    “Viven bunquerizados”. No se le ha ocurrido que, tal vez, sólo tal vez, decir que eres del PP en ciertas regiones, como Cataluña o Vascongadas es jugártela, en mayor o menor medida (destrozos, lesiones…)

    “No había manera de contactar con ellos”: porque claro, para dialogar el parlamento no vale; lo que vale es “la calle”.

    Comunismo puro, pero además falso, ya que el comunismo jamás puede ser nacionalista como las CUP (terrorista sí). ¿Qué se puede esperar de un lugar donde hasta los anarquistas (¡los anarquistas!) son nacionalistas?

    • las vascongadas…ay, que tiempos aquellos tan felices con el gallego bajito, eh??

      • Esperaba que saltara alguna mente de “calité” diciendo semejante chorrada. No sé cómo fueron, porque nací en el 78, pero dudo que fueran felices por lo que he podido saber, excepto para la gente como Colau (y posiblemente tú), ya que en esa época se hacían muchos pisos de protección oficial, algo que los mediocres siempre aplauden.

        • [sarcasmo]
          Tienes razón. Los herrenvolk como tú y yo nos compramos los pisos con nuestro dinero duramente ganado en la empresa de papá. Habría que exterminar a todos esos mediocres pedigüeños, siempre viviendo de subvenciones estatales para la vivienda, para la educación, para la sanidad… ¡Joder, si no puedes demostrar unas ganancias mínimas al año, a la cámara de gas ya!
          [/sarcasmo]

      • A ver burro, que ya no hay excusas, que wikipedia existe:
        “Vascongadas o Provincias Vascongadas este término se remonta al menos al siglo XVII, para referirse a las provincias de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, que constituían una de las regiones de España. Se usó oficialmente hasta la llegada de la monarquía en 1975, último cuarto del siglo XX y actualmente es empleado por algunos para referirse a la región autónoma vasca.”
        http://es.wikipedia.org/wiki/Provincias_Vascongadas#Vascongadas

        • Sí, el término Vascongadas puede ser misa y tener 10.000 años de antigüedad, pero en Euskadi tiene un uso del 0% porque se considera casi hasta peyorativo, fruto de su apropiación por mucha gente con otras tantas reminiscencias del pasado en su lenguaje. De ahí que a cualquier vasco (e incluso no siendo necesariamente vasco) le salte el detector de fachas al oírla. No por otra cosa. Que el escudo del águila también es muy viejo y tal pascual.

    • Curioso y sesudo análisis. Como se ve que no eres de lo que hablas por hablar ¿Me podrías dar datos sobre miembros del PP agredidos en Catalunya los últimos 15 años, por favor?
      En fin, no sé porque pregunto ; al releer tu comentario he visto que te referías a las “vascongadas”. Ya lo entiendo todo :)

    • muy bueno, lo de que se puede esperar de un lugar donde los anarquistas son nacionalistas……si gobierna la colau cada semana una consulta…..que divertido…..ufff…

  11. En cuanto a ti, “Txarly” querido, que detectes pobreza intelectual en el ojo ajeno, con las pocas palabras que requieres para manifestar inequívocamente la que te aflige a ti, es digno de resaltar…

  12. Es difícil tomarse en serio a alguien que confunde sistemáticamente los desahucios con los lanzamientos hipotecarios.
    http://www.fundeu.es/consulta/desahuciar-32277/

    • realmente es difícil tomarlo en serio si tu opinión se avala con el patrocinio del BBVA. ¿Esto es todo lo malo de esta señora?

      • Bart, eso es una falacia ad hominem de manual. Aun así, la RAE dice exactamente lo mismo:

        “Desahuciar
        3. tr. Dicho de un dueño o de un arrendador: Despedir al inquilino o arrendatario mediante una acción legal.”

        En las ejecuciones hipotecarias no se despide a un inquilino o arrendatario, sino a un propietario. Dicho de otra forma, no es lo mismo un alquiler que una compra con precio aplazado financiada con un préstamo hipotecario.

        • No niego que tienes razón, pero todos sabemos cómo es el lenguaje, y como cambian los usos con el tiempo. Me parece que si Ada Colau hablara de “lanzamientos de viviendas”, la mayoría alucinaríamos pensando que ha montado un nuevo Marina d’Or.
          El lenguaje está para entendernos, somos nosotros los que lo usamos y no al revés.
          Sobre las autoridades lingüísticas habría mucho que hablar, y sería interesante. Ya no me refiero a la RAE, que también, sino a la Fundeu. Hace poco vi que su propuesta para traducir “goal average” no era ni “diferencia de goles”, ni “coeficiente” ni nada. Era “gol averaje”!!!! Sí, con J. Supongo que ellos sabrán explicarlo, pero yo no sé entenderlo…

          • Entiendo, como usted, que si alguien se dirige a un público no especializado lo lógico es que emplee lenguaje comprensible. No creo que sea el caso de la señora Colau, puesto que utiliza constantemente el término “desahucio”, tanto o más técnico que “lanzamiento”. Acogiéndome a su idea, sugiero que use “desalojo” o sinónimos. Lo que no tiene justificación ni razón de ser es la utilización de términos técnicos con significado erróneo, más allá de decisiones discutibles de la RAE o Fundéu que, creo, no vienen al caso. Si la señora Colau se dedicase a dirigir películas o tratados matemáticos probablemente no habría dicho nada, pero tengo entendido que defiende los intereses de los afectados por hipotecas. Vale decir, si lleva años sosteniendo que la ley es injusta, sería conveniente que supiera cuál es y sus palabras lo demostrasen, entre otros motivos porque la solución del problema pasa por conocer las leyes y, en su caso, modificarlas.

  13. Sólo veo una contradicción grave en Ada Colau: repite, insiste y la creo que no quiere protagonismo, pero la sociedad de la información está montada para resaltar personas-personajes, como ella, no pocesos ni movimientos colectivos. Por otra parte, su protagonismo es lógico: sabe expresarse muy bien. Creo que la estrategia es obvia: use su protagonismo para propiciar su colectivo o mocimiento, pero no para controlarlo (a ese movimiento), esto es, no sea leninista.

    Me encanta esta señora, ojala tuviéramos unas docenas más

  14. Esta señora y los que opinan como ella no son más que el reverso de la derechona. Dos caras de la misma moneda. Ambas representan un radicalismo excluyente que históricamente han impedido el progreso
    de este país. Esto lo explica perfectamente
    Galdós en los Episodios Nacionales. Por
    desgracia, no es nada nuevo. Creo que lo
    mejor sería Que desapareciera de la vida pública. Ya ha hecho suficiente daño. Lástima que no lo haga porque estos personajes iluminados están convencidos de que deben pasar a la historia, aunque sea a costa de joder la vida a sus semejantes.

  15. “Si quienes se supone que han de defender la justicia social abrazan las políticas neoliberales, entonces se convierten en responsables de que no haya referentes políticos y de que la gente crea que todos los políticos son iguales.” Cuánta lucidez mental, habemos muchos que estamos muy contentos de que por fin se comiencen a respirar nuevos aires en política y esta mujer es un ejemplo claro de que nos están llegando para renovar y limpiar la basura que ha ido dejando el resto. Me encanta que alguien se atreva a decir las cosas tal como son y no repita como mono lo que vean por la TV. Un aplauso para Ada y que sepa que cuenta ya con muchos votos de mi entorno. Guanyem Barcelona!

  16. Esta entrevista es fabulosa. El titular no le hace justicia para nada. Sorprendente que con la cantidad de cosas interesantes que llega a decir, destaquéis ese titular.

    • Sí, el titular es lo único oportunista en la entrevista

      • El titular es fantástico. Y al que dice que a lo mejor lo que tiene que desaparecer es el PP, responderle que el bipartidismo es una mesa de dos patas: si se rompe una, el invento se viene abajo. El PSOE ahora mismo es el eslabón débil del régimen. Los balones de oxígeno que reciba con las campañas “contra el PP y nada más que contra el PP” alargarán la agonía. A por ellos.

        • Te voy a contar un secreto, pero no se lo digas a nadie… en España no existe el bipartidismo.

          • Ni ahora, ni cuando Cánovas y Sagasta. Gracias Vellana, con tus comentarios estamos aprendiendo un montón.

        • no: el titular es tan oportunista como anecdótico

        • Pues en el PP han decidido que la mejor estrategia es suicidarse porque llevan desde el mes de mayo dándole toda la cancha posible a Podemos.

          No hay rueda de prensa de un miembro del PP en la que Pablemus no se saque a colación. No hablemos de los medios afines que tienen todas las tertulias monotemáticamente dedicadas al fenómeno de la coleta.

          Se. En en PP están muy preocupados porque el PSOE caiga en la irrelevancia.

  17. Otra demagoga oportunista que se aprovecha de las desgracias provocadas por la crisis.

    Efectivamente, entre esta, Iglesias, y unos cuantos más, no va a ocurrir otra cosa más que un montón de cabreados van a volver a votar al PP y al PSOE. Sobre todo al primero, porque el segundo se ha empeñado en competir en el terreno de estos arribistas. [arribista. (Del fr. arriviste). Persona que progresa en la vida por medios rápidos y sin escrúpulos]

    Los escraches no son violencia, los piquetes informativos que intimidan en las huelgas tampoco, los asaltos a los supermercados tampoco …

  18. Molt bé Ada. Barcelona estic segur que us donarà suport en massa!

    Gràcies per la teva bona feina.

  19. “Hay trabajo que roza la esclavitud. Hay gente que ni con dos trabajos llega a fin de mes”

    Hace años trabajaba en una empresa en la que se hizo un ERE. En aquel momento, los oficiales de 2ª y 3ª ganaban entre 800 y 1000 euros limpios al mes. Un fortunón, vamos.

    El ERE se hizo, según el patrón “Para la supervivencia de la empresa”, y hubo muchos compañeros que no se mojaron, porque, claro, ellos no estaban en la lista de potenciales víctimas de despido y “no era su problema”.

    El otro día me encontré con un antiguo compañero: Mi ex-jefe ha dado la patada a una mayoría de antiguos trabajadores (en especial los oficiales de primera, mayores de 40 años y con contrato indefinido, miren que casualidad) y los ha sustituido por jovencitos con categoría de aprendices a los que paga 400 al mes (y claro, además cobrando subvención por “dar empleo a jóvenes”).

    Está visto que ser egoista y no mojarse tampoco compensa, y que hay empresarios que basan su competitividad en bajar calidad y precios a costa de aumentar la precariedad general.

    La reforma laboral ha servido, básicamente, para hacer limpieza étnica d trabajadores que aún tenían condiciones de trabajo medio decentes.

  20. Y ya que he hablado de egoístas y tontos: a más de uno, pobre como yo, pero además tonto, lo he visto rajar de los servicios públicos y que si les costaban impuestos y blah bleh bluh (Hi-haan!, Hiii-Haaa!)

    Luego se han visto en la calle. Sin dinero. He visto como la mutua médica privada que pagaban antes los deja tirados cuando tienen una enfermedad grave, teniendo además la desfachatez de aumentarles la cuota: Normalmente se ven obligados a darse de baja de la fantabulosa sanidad privada que le vendió duros a cuatro pesetas.

    Al final a muchos de ellos lo que les ha salvado la vida es lo que resta de la sanidad pública, que ellos ayudaron a desballestar haciendo de tontos útiles de los privatizadores.

    Me reiría de ellos si no me dieran tanta pena.

  21. El asunto en esencia y muy simplificadamente es como sigue: las rentas medias sostienen con sus impuestos el tinglado. Los ricos apenas pagan, los pobres tampoco aunque por otras razones. Una élite, casta o como se quiera llamar administra esos fondos públicos y se lucra directamente o a través de sus amigos con ellos. Lógicamente el tinglado no alcanza para sostener el llamado estado de bienestar y los pobres o recién empobrecidos ven como pierdan asistencias sanitarias, educativas y sociales, que se transforman en privadas previo pago o en deteriorada caridad. El PP y el PSOE, y sobre todo sus militantes no son lo mismo, la propia Colau lo señala en la estupenda entrevista, pero está claro que no son la solución sino efectivamente parte del problema. ¿Por qué enoja tanto esta señora? Porque toca el nervio del asunto, y les duele. Daño no van a hacer estas personas que están surgiendo, aunque veo diferencias entre el “profesionalismo” de Pablo Iglesias y el “activismo” de Ada Colau, salvo a los instalados.

    • Ya que preguntas, te contesto.
      A mi me enoja por dos motivos:
      Primero que “infantiliza” a las personas; los pobres deshauciados eran idiotas que no sabían lo que firmaban; que no se imaginaban que la economía, en algún momento, podía ir mal y con ella su capacidad de pagar la hipoteca.
      Segundo, porque fomenta la violencia. Ella establece qué es violencia, y contra quién se puede ejercer o no.

      Por lo demás, es muy agradable, muy buena actriz y está muy bien en su papel de salvadora de los desgraciados del mundo. Ahora espero que los barceloneses se fíen de ella y se ponga a resolver los problemas de verdad, no a hacer manifestaciones. Y ya veremos qué tal. A lo mejor es verdad que resuelve más problemas de lo que causa.

      • Hombre. Tienes razón. El flipao que se compró un piso a 1500 euros de hipoteca al mes, tiene su culpa. Y es suya, no del resto. Si ahora no tienes para pagar, fastídiate, por flipao. Ahora bien, el banco o caja, que le dio ese dinero, y un poco más, y así cambias de coche o te vas al Caribe para celebrarlo, también tiene su culpa. Y la asume, claro. Bueno, la asume… La asumes tu, y yo, y todos los demás. Porque es el estado quien interviene y ayuda. El flipao, pierde la casa. Y probablemente se tire media vida pagando una vivienda que ya no es de su propiedad. ¿Se equivocó? Qué pague. Los bancos. ¿Se equivocaron al darle un dinero a un señor habiendo posibilidades de que esto pasase? Si. Que paguen. O se fastidien. Pero no. Hay que ayudarles. El banco también era “mayorcito” y sabía lo que firmaba.
        Respecto a la violencia…. Los políticos….. A veces olvidan que son empleados de la gente, y que están al servicio de los ciudadanos, sean votantes suyos o no. ¿De verdad crees que es fácil hablar con un político, por la calle, sin haber cámaras de por medio y sin que tu intención sea darle una palma dita en la espalda y decirle lo bueno que es?

  22. Demagogia y populismo a raudales. El tipo de política que nos espera (ya lo sufrimos bastante con “Ocurrencias ZP”) durante los próximos años.

    • fino análisis

    • Hombre, la originalidad en el discurso. :P

      Es curioso, pero los correos que envía (supongo que ahora es Floriano y antes González Pons) la central son repetidos por los periodistas que todos conocemos y en ciertas páginas web leyendo un poco también sabemos quienes son. ;)

    • No me jodas que los fachas también leen jotdown…

      • plagadito esta…no se si es por los foreros pagados por el pp o son habituales

        • No sé qué es peor: si los que difaman ser demagogos y populistas los que piensan distinto a ellos, o los que etiquetan de facha al que comenta algo que no le gusta.
          Patético. Así nos va.

          • O el tercero que se posiciona desde una falsa superioridad moral como observador pasivo de la contienda.

            Hombre, claramente los peores son los que repiten como rosario lo de la demagogia y el comunismo, de quienes sospecho son trolls profesionales que cobran 300 euros al mes en alguna empresa de comunicación dedicada a bajar el nivel del debate al mínimo.

        • Quiénes se han creído que son, estos fachas, para venir a leer JotDown. Propongo que Dan y PorComentar hagan un filtro previo de facciosidad.

      • Yo no soy de esos fachas de que hablas tú, pero es curioso lo poco que os gusta a algunos la pluralidad de opiniones. Pues nada, las revistas culturales, el kalimotxo y el pelo rasta para los ‘rojos’ y la vela, el gin-tonic y la gomina para los ‘fachas’. Viva la autenticidad y la falta de prejuicios.

  23. Bravo, bravo y BRAVO.

    Mi reconocimiento más sincero a la labor de esta gran mujer y su constante denuncia de las prácticas abusivas de los bancos.

    Ada, tú sí que eres Marca España (de momento, qué pena me va a dar cuando Cataluña se independice), y de la buena.

    Gracias.

  24. Muchos de los comentarios a la entrevista de Ada Colau, parecen salidos de profesionales de la campaña de difamacion. Un buen numero de ataques personales sin demasiada base. A veces me pregunto si las elites mantienen gente en nomina paseandose por los medios para desprestigiar a quien les interesa.

    • Veo que no te gusta la pluralidad de ideas. Pues otro secreto: en el mundo hay mucha, muchísima gente, que no opina como tú. En democracia tienen tanto derecho como tú a manifestar su opinión. Y no necesitan de ningún profesional para hacerlo.

      • ¿no le gusta la pluralidad de ideas? Ah, qué bien, pero yo interpreto que no le gustan sus ideas, señor Vellana. Y a mi tampoco

      • Señor,

        Aprecio mucho la pluralidad de ideas. Aún más cuando son ideas bien argumentadas. Cuando no lo son, y los comentarios caen en el insulto burdo lo aprecio menos.

  25. Repitan conmigo el nuevo mantra mediático: “Ada Colau y Pablo Iglesias son demagogos y populistas, demagogos y populistas, demagogos y populistas…”. Lo nunca visto en España: demagogia, populismo y mendacidad.

  26. No comparto casi nada de lo que dice. Eso no significa que yo tenga razón (posiblemente, el equivocado sea yo), pero me sorprende que esta señora sea incapaz de pensar que los demás, quizás, a veces, unas pocas, aciertan.
    Nadie en este país es capaz de pensar que puede estar equivocado.
    Sobre el derecho a decidir… en la Constitución, tan difamada, aunque imperfecta, hay un párrafo que dice que los poderes públicos estarán sujetos a la constitución y el resto del ordenamiento jurídico, y otro que señala que está prohibida la arbitrariedad de los poderes públicos. En resumen, los límites legales siempre deben ser respetados por los poderes públicos.
    Sin estar de acuerdo con el Sr. Ibarretxe, él sí cumplió la legalidad vigente, él sí fue al parlamento. A lo mejor hay que entender por qué hay determinadas cosas en la Constitución, en vez de decir que es una meirda y que es antidemocrática…

    • La Constitución es como la Biblia. Dice muchas cosas. La mayoría son fantasía sin base alguna, y la mitad de lo que pone contradice la otra mitad.
      La Constitución dice que los ciudadanos son iguales ante la ley. Excepto la persona del Rey, que es inviolable. Y los políticos, que están aforados.
      La Constitución establece la separación de poderes. Pero el partido que gana las elecciones tiene mayoría en el congreso (legislativo) y forma gobierno (ejecutivo). Y escogen los jueces del Supremo y el Constitucional. Y controlan el CGPJ. Vamos, toda la cúpula del poder judicial también acaba en sus manos. Y con el tema de las cajas de ahorros hasta el poder cero, el económico, estaba manejado a su antojo.
      La Constitución establece un estado laico. Pero tiene un concordato con la Iglesia Católica. La iglesia impone contenidos en educación, selecciona profesores (que paga el Estado), controla edificios históricos religiosos (cuyo mantenimiento paga el Estado, pero cuyos beneficios gestiona la Iglesia).
      La Constitución establece el derecho a la vivienda… para el que pueda pagársela, claro.
      La Constitución dice que el funcionamiento de los partidos políticos deberá ser democrático. Pero aquí los candidatos siempre se han escogido a dedo.
      La Constitución prohíbe la arbitrariedad de los poderes públicos. Pero el gobierno puede indultar a quien le de la gana sin dar explicaciones. O hacer leyes que se aplican a algunas personas pero no a otras.

      Puro. Papel. Mojado.

      • La Constitución se puede (y en mi opinión, posiblemente errónea, se debe) cambiar. Pero desde luego quien no puede saltarse la legalidad es el poder público.
        La culpa de quién gobierna en una sociedad democrática es del votante, es nuestra. Tenemos lo que nos merecemos, sin más.
        Los aforados no son los políticos: son los representantes del pueblo, que alguien ha votado (y su voto, aunque contrario al mío y entiendo que al tuyo, vale lo mismo). Saber perder es parte de la democracia.
        Que el Parlamento elija al poder ejecutivo y al judicial sólo es un método como cualquier otro de elección. Se llama elección indirecta: el pueblo (sobre el que recae la soberanía nacional) elige el parlamento y éste, QUE ES LA REPRESENTACIÓN DEL PUEBLO (y no me digas que a ti no te representa sólo porque no estés de acuerdo, ya sabes, se llama democracia), elige el resto de poderes. En Francia los tres poderes se eligen separada y directamente por el pueblo, pero viene a ser lo mismo. Lo que es impensable es que sean los propios jueces los que elijan su gobierno. Si fuera así, resulta que yo, como ciudadano, eligiría dos poderes, uno directo (legistlativo) y otro indirecto (ejecutivo), y el señor juez, que no es un ciudadano distinto a mí, elegiría 3, dos de ellos de manera directa. Eso sí sería una quiebra de la separación de poderes.
        Sobre la vivienda, la CE dice exactamente:
        “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los
        poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas
        pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo
        con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las
        plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos”.
        O yo me pierdo con los conceptos de cohesión y coherencia textuales, o eso siginifica que el Parlamento hace leyes y el gobierno reglamentos de ejecución de las mismas en relación con el tema de la vivienda: hay leyes de arrendamientos urbanos, etc. Malas? A mi juicio, sí, pero, de nuevo, puedo estar equivocado. Y resulta que esas leyes vienen del parlamento. No estaremos de acuerdo, pero la solución es votar a otros.
        No comprendo lo de los indultos, igual que tú, eso sí que es arbitrario.
        Lo de que als leyes se aplican a unas personas sí u otras no… bueno, eso es el famoso derecho de decisión: unos ciudadanos deciden y otros no.
        Con esto no quiere decir que no crea que hay que cambiar las cosas, leyes, constitución, que crea que hace falta otro tipo de forma de gobierno, que mi ideología sea la de quienes han gobernado desde el 78 (desde luego, tampoco es la de antes).
        Pero tenemos que aceptar que las cosas están así porque alguien las ha elegido, y ese alguien somos nosotros (nuestos conciudadanos).
        Siento el coñazo de respuesta.

        • Paco, parece que olvidas que la legalidad se contruye entre las personas y no al revés. Las leyes (incluida la Constitución) debe adaptarse a las necesidades de la sociedad y no la sociedad a las leyes. Lo mismo la economía.

          • Será que no sé leer o algo así pero, ¿las leyes no emanan del Parlamento, que es la representación del pueblo? Luego las leyes vienen del pueblo. Se llama lógica. Y evidentemente que las leyes se deben adaptar a la realidad social, si no, no tendrían mucho sentido. Y para ello hay unos cauces establecidos legalmente. Lo que no puedo compartir, ni compartiré nunca, es que sólo porque no se haga lo que yo quiero, se debe de cambiar la ley y quitar a estos para poner a los que hagan lo que yo quiero. Eso no es democracia, creo.
            Por cierto, las críticas a eso que digo sobre que el Parlamento es la representación del pueblo, a Rousseau y compañía. Un librito de vez en cuando nos vendría bien, antes de opinar. O wikipedia, tampoco hay que ponerse quisquillosos.

      • Podría tomarse la molestia de leerla, la Constitución. Tiene cosas que no se creería. Y ya si eso entender algunos de los palabros que usa, que ya sé que suenan así como muy tal, pero se pueden explicar.
        La inviolabilidad del Rey, para los de la LOGSE, significa que ningún pringao puede demandarle por ser “el sucesor de Franco”. O porque dice ser bastardo suyo y, por tanto, con derecho a tocar del Presupuesto. O porque no ha vetado una ley que no le gusta o no ha abdicado por otra que al rey no le guste. No suena tan disparatado, ¿no?
        Para los aforados va parecido. A mí no me gusta que haya de eso, pero entiendo que tiene más sentido que a un pez gordo le juzgue otro pez gordo. A menos que pongamos guillotinas en las calles, como pide Pablemos.

        De la separación de poderes nada que objetar. Estoy de acuerdo en que es lamentabla cómo ellos se lo guisan y se lo comen y puertas giratorias. Pero algo de culpa tendremos los que les votamos desde hace 35 años, ¿o usted ya era de Ada Colau antes de que naciera?

        La Constitución establece un estado aconfesional. No laico. Sin religión preferente, pero tampoco excluyéndolas. Soy ateo, no se preocupe por mí, pero las cosas como son. Y buena parte de todo el tinglado nacionalista de hoy se lo debemos a estos buenos curas y sus colegios.

        La Constitución establece el derecho a vivienda. No a que te la den por tu cara bonita, ni a que puedas entrar en una que te guste y decir que te la quedas porque sí. Anda que no okuparía un ático que yo me sé.

        Y bueno, el funcionamiento de los partidos es democrático. En el sentido que no dicen (y hacen) de reventar al de enfrente a balazos o bombas, y a someterse a elecciones y a respetar los resultados, les guste o no. Cómo se organice cada cual es responsabilidad suya. Dedazos incluidos. Que tampoco me gustan. Pero no es ilegal. Podríamos prohibir eso y obligarles a primarias, pero para eso tendríamos que estar todos de acuerdo. Aquí. Utopía.

        La Constitución prohíbe la arbitrariedad. Los indultos son el mal, menos cuando le tocan a uno. Aunque tampoco me gustan, ni que sea tan común. No se pueden hacer leyes que se aplican a algunas personas y no a otras. Se llama inderogabilidad singular. A menos que se trate de reglamentos específicos para profesiones o dedicaciones concretas, pero eso es otra cosa que no tiene nada que ver con lo que sugiere.

        Como es puro papel mojado, ¿podemos hacer lo que nos pete?

        • “Ningún pringao” por querer demandar a alguien por eso, no por pensarlo. No vaya a ser que Dan y PorComentar me baneen por facha, y con razón.

        • A mí los de las guillotinas por las calles me parece, últimamente, la opción más razonable. Los franceses lo hicieron una vez, y después no les ha ido tan mal.

        • La inviolabilidad del rey consiste en que ningun ciudadano (aprecie usted, señor facha, la diferencia de expresion) puede denunciarle…por NADA.
          ” a un pez gordo le juzgue otro pez gordo”¿justicia igual para todos? ¿donde se ha visto eso? eso es infame, una verguenza…que a nosotros, la clase superior nos juzque cualquier pobreton
          en fin… cada una de sus frases denota su ideologia…

          • Ahí, ahí, marcando territorio. Ya tardabas en venir con el cartelito. F-a-c-h-a. Tan ricamente. Yo puedo llamarle gilipollas igualmente, puestos a ser técnicos yo tengo más razón, dado que de facha tengo más bien poco.

            Aprecie usted, camarada sofista y perdonavidas, que no es que el rey pueda salir a la calle con una ametralladora y todos a callar. Tampoco puede meter diez kilos de farlopa en la maleta (si le pillan), atropellar a gente ni entrar en el Banco de España y decir “dame todo, que me voy al putatxe”. Una cosa es que un ciudadano no le pueda denunciar y otra que sea intocable. NADA, dice. Aprenda, querido, a mantener un discurso cabal, si es que sabe hacer algo así.

            “Nosotros, la clase superior”. “Justicia igual para todos”. Vamos, que no tiene ni idea de lo que es ser aforado ni por qué existe, ni quiénes son, ni nada. NADA. Comprenda, admirado meacolonias, que no haya que disir nada más.

      • Mientes más que hablas.

      • La Constitución : papel mojado … o tratada como puta por rastrojo …… Tenía todas las herramientas para haber convivido en paz y medianamente bien … pero las sanguijuelas se agarraron a esos flequillos y abusaron hasta esta indecencia generalizada que vemos ….. Ánimo a Ada … Se debe respetar toda opinión, pero parece lo más fácil lanzar ataques duros a una persona que se posicionó en el lado más difícil (los más débiles)

  27. Cómo me gustaría que algún periodista tuviera los huevos/ovarios de decirle a Esperanza Aguirre que “su discurso tiene una carga de beligerancia bastante alta”, además de estar lleno de argumentos ad hominem.

  28. “… Afectados por la Hipoteca”, como si se hubieran levantado un día con ella a cuestas sin saber por qué… Yo vivo de alquiler…

    • Ya hablaremos cuando seas presidente de la Asociación de Afectados por el Alquiler.
      ¿Ah, crees que a ti eso no puede pasarte? Claro, porque tú eres muy listo y muy espabilado. Como la gente que aprueba el despido libre porque piensa que a él no lo despedirán jamás.
      ¿Crees que no puede haber burbujas en el alquiler? Pues te equivocas: las hay. En España no las ha habido porque el alquiler siempre ha sido muy minoritario respecto a la compra, pero eso puede cambiar a partir de ahora. En Berlín ahora mismo hay una burbuja en los precios de los alquileres, sobre todo por su condición de ciudad “de moda” para muchos europeos venidos de todas partes (Reino Unido sobre todo) que han tirado de los alquileres hacia arriba.
      Eso y una Aguirre que aprovase una de esas medidas “liberales”, una nueva ley de alquiler que permitiese a los propietarios cambiar el precio de los alquileres sin previo aviso, y un día el casero te dice que tu alquiler de 500€ el mes que viene serán 850€. Y si no te gusta, a vivir bajo un puente, porque todos los precios del alquiler del barrio están experimentando la misma subida, o sea que tus únicas opciones son una chabola en el supermercado de la droga más cercano.

      • ¿A usted el concepto “oferta y demanda” le suena de algo? Ya pueden todos los caseros del mundo ponerse estupendos y pedir 1.500 por una caja de zapatos, que se lo comen con patatas. Y si ha tenido alguna vez un pisito que alquilar (está bastante claro que no), cada mes que no alquilas pierdes pasta. No interesa. Es mejor cobrar menos y cobrar que no hacerlo.

        Y no es por nada, pero aunque en su imaginación suene fantástico que alguien como Espe fuese capaz de maquinar algo tan nauseabundo como su ejemplo, existe una cosa que se llama contrato de alquiler. Es un papel que se firma tres veces, no por capricho. Lo que está ahí puesto se tiene que cumplir. Una de las cláusulas estándar es que el casero no puede cambiar el alquiler de un mes para otro porque sí. Tampoco pueden echar a quien no paga el alquiler sin denuncia y sentencia judicial, pero ese es otro tema que no le va a interesar.

        Lo que es cierto son dos cosas: 1. Nadie nace hipotecado. Te compras una casa porque la necesitas/quieres/especulas. A mayor demanda de casas, más suben también los alquileres. Cosas que pasan. 2. Ada Colau vive de alquiler. O eso se ha dicho, a mí me da igual. Pero no ha montado una PAA. Por algo será.

  29. “Apártate tú para ponerme yo” (Ada Colau)

  30. Sánchez Gordillo, Cañamero, Iglesias y Colau. 4 patas para un banco.

    Por Youtube hay grabaciones de programas en los cuales algunos de ellos intervienen juntos, defendiendo las mismas ideas.

    Hay que reconocerles a Iglesias y Colau que tienen la pose muy estudiada y aún no han tocado poder, pero los dos primeros sí, que por otro lado son más cateto/brutos y ni siquiera se molestan por parecer otra cosa más que lo que son. A estos podemos juzgarlos por sus hechos.

    Sánchez Gordillo es alcalde de Marinaleda desde 1979, y Cañamero es su fiel escudero. Hay un magnífico documental en la web de Cuatro (no es esta una tv de corte “derechón”, precisamente…) en la que se puede ver en qué se ha convertido este pueblo. Es surrealista. Los Castro cubanos pero en hispánico.
    Lo único que han repartido es miseria y pobreza. Los héroes a los que se les ha ocurrido hacer algún tipo de oposición política a estos caciques se les hace la vida imposible, incluso un discrepante que apareció dentro del propio partido tuvo que salir huyendo del pueblo. Lo poco que hay se mantiene, como no, a base de subvenciones… un auténtico desastre.

    Está claro que PP y PSOE, sobre todo sus cúpulas, están pringados de corruptelas, pero si lo que viene después son todos estos iluminados de discurso facilón, que son auténticos buitres que se aprovechan de la desgracia generalizada para conseguir alguna cuota de poder… vamos apañados.

    El PPSOE da asco, pero todos estos dan miedo.

    Esto está chungo.

  31. Grande Ada.

  32. Pingback: El Anti-Zizek: a favor de una democracia popular y populista | Club Pobrelberg

  33. Interesante entrevista y grata sorpresa comprobar al término de la misma que el entrevistador no era otro que Cristian Campos.

    Igual es porque lo primero que leí de él era una gilipollez tremenda y puso el listón muy bajo, pero cada vez se supera, esta vez entrevistado a alguien en sus antípodas ideológicas.

    ¡Bravo!

  34. Alda rebosa honestidad y humanidad. Me alegra que haya gente que dedica su tiempo a cambiar una politica basada en la ambicion y deshumanizada.
    Go Alda!!

  35. Demagogia pura y dura. Lo peor es que se cree lo que cuenta.

    • “Pero luego llegan las elecciones y los ciudadanos vuelven a votar masivamente a los partidos «del régimen», como los llamas tú” Efectivamente demagogia pura y dura, pero las preguntas, no las respuestas.

  36. En vez de “afectados por la hipoteca” tendría que hablarse de “gente que no puede pagar la hipoteca y pierde su casa”. Lo de afectados suena como si las hipotecas hubieran sido impuestas por la fuerza por parte de los bancos. Pacta sunt servanda, amigos.

    • Claro, ¿por qué pagar por una casa pudiendo vivir en una tienda de campaña en el parque? :p

      Tienes un sueldo de 900€. Te has casado y estás esperando un hijo. Puro capricho, sin duda, pero te gustaría vivir en una casa en lugar de en la habitación de casa de tus padres. Empiezas a mirar pisitos de, al menos, dos habitaciones, por aquello de que el niño no siga durmiendo en tu cuarto hasta la universidad. Hay pisos en alquiler de ese estilo por unos 600€, o puedes suscribir una hipoteca con unas letras de 450€ al mes.
      ¿Alquiler más caro que compra, dices? Pues sí. Pasaba. Constantemente además. Porque incluso si hablamos de 400€ alquiler/500€ compra estábamos hablando de alquiler de un piso de 30 años/compra de uno nuevo.
      Pero hay un problema; con 900€ al mes no te puedes permitir pagar 600€ al mes, más luz, agua y comida.
      Así que esas son tus opciones: compra con hipoteca/vive con tus padres.

      Pero no, nadie te puso nunca una pistola en la cabeza.

      • Sé que con este tercer toque parece que le tengo manía, y no. Pero me apetece precisarle.

        ¿Tienes un sueldo de 900€ y te casas? ¿Uno sólo? Bravo. Sin duda te lo has pensado a fondo y has llegado a la conclusión de que sí, con 900€ puedes mantener una familia. Así que sí, puro capricho ese principio viciado.

        No discuto la estafa de las hipotecas y su arbitrariedad. No me vaya a etiquetar de faccioso anarcocapitalista heteropatriarcal (esta es de regalo, pura jocosidad, no voy tan de mal rollo como parezco). No pongo a todos en el mismo saco de “eres idiota por hipotecarte” porque, como dice la propia Colau, hay casos y casos. Pero igual que hay casos dramáticos de verdad, auténticas injusticias como esa señora centenaria que pagaba 50€ de renta antigua y querían echarla (sin razón), el que ha puesto no lo es.

        Y claro que pasaba que hubiera alquileres más caros que letras. Y al revés. Y a la par. Si yo mandara sobre esas cosas intentaría que fueran lo más justo posible para todos. Pero para todos. Eso incluye al maldito casero opresor y centralista.

      • No sé, ¿no puedes buscarte otro trabajo? ¿tal vez que trabaje tu cónyuge? ¿conoces el concepto de alquiler? ¿cambio de barrio? ¿de cuidad? ¿de país? No te compres la tele. Pero en cualquier caso, no seas gilipollas y no te metas donde tú mismo ya sabes desde el principio que no te puedes meter, porque al final estarás igual, pero debiendo el puto préstamo, so bobo.

        • A ver si entiendes estos conceptos que te pongo uno a uno, para que los puedas asimilar :

          1: un trabajo de 8 horas debería bastar para vivir.
          2: no es necesario tener cónyuge para independizarse…de hecho, no es necesario tener cónyuge para nada.
          3: muchos hemos ido directamente de alquiler
          4: en serio me tengo que cambiar de barrio, ciudad o incluso país? El problema es mío solo, o es general? Porque si es general será mejor cambiar el país que vaciarlo de gente.
          5: no todos tenemos tele
          6: no es un tema de situación económica, es que de repente la administración nos ha ROBADO a interinos y funcionarios gran parte de nuestro sueldo, y sin avisar para poder intentar ahorrar. Asimílelo, por favor.
          7: no todos venimos con un núcleo familiar con dinero de sobras, ni tenemos cónyuges en igual situación.
          8: hablas de tener un lugar donde vivir como si fuese el más gran privilegio de nuestro siglo. Recapacita : derecho a techo es lo mínimo que le damos a cualquier ser humano. Es lo que le damos incluso a los presos : comida, poca y mala. Techo, el que quieran, y por todos los lados.
          9: no sabes la desazón que produce ver a personas tan cortas de miras como tú, y que a la vez se crean tan rematadamente inteligentes. Si fueras algo más inteligente me habrías producido asco, y seguro que habría sido mejor para ambos. En fin, esperemos que tu cónyuge dé para algo más que tú, o por lo menos se ahorre los “so bobo”.

    • Seguramente ya tenga sospechas sobre ello, pero por si no lo sabe aún, le digo que es usted un canalla y un miserable. Su “nick” de boxeador tampoco ayuda.

  37. Vaya panda madre mia. Colau, Iglesias, Monedero, Errejon, Garzon, Talegon….ay, ay, ay….. Espero que el pueblo espanol sea lo suficientemente inteligente para darse cuenta que con esta gente vamos a un abismo mayor en el que estamos metido ahora. Pero mucho mayor.

  38. Curioso lo que provoca esta mujer. Una oleada de comentarios en los que se la califica de populista, demagoga, oportunista, marxista pasada de vueltas… Y todo esto en un país en el que se indulta a un Banquero condenado en firme por un delito de acusación y delito falso, donde cuatro banqueros devuelven 30 millones que se habían auto concedido en pensiones y así esquivan una petición del fiscal de 13 años. Y no vayamos a hablar de los casos del los excelentísimos Rato, Blesa y Serra como principales, aunque por desgracia no únicos, causantes de la ruina económica de miles de familias y empresas. A esto lle llamaba mi abuelo “cogérsela con papel de fumar”.
    Ah y para los opinatrolls a sueldo, a ver si cuidáis un poquito mejor vuestro repertorio de nicks y renovais el argumentario que os pasa el partido, que los últimos ya huelen a naftalina y pesebre cochambroso.

    • No se puede decir mejor ni con mejores palabras.

    • Claro, que lo que haga o no un banquero exime a uno de ser un demagogo. Ada Colau es una demagoga, y hace bien en hacerlo, es política y tiene que conseguir su tenderete representativo en el ayuntamiento de Barcelona, y diciendo la solución real a los problemas no va a conseguir que los botarates como tú la voten.

      • Bienvenido opinatroll, espero que te paguen bien… y hasta nunca. Modo ironia on. “Dont feed the troll”.

  39. Admito la buena fé y el trabajo que ha realizado y realiza, pero no admito el juego de palabras.
    Dice estar en contra de la “élite”, sin embargo luego dice que otra cosa es que haya liderazgos o referentes. Está hablando de lo mismo, pervintiendo el lenguaje. Quién calibra los “interese colectivos”, para mí la élite o el lidre, es lo mismo.
    Sin rencor y con todo el debito respeto.

    • No es lo mismo. Una “élite” es un grupo en el que se está básicamente por nacimiento o cooptación; por ser “hijo de” o porque caes bien a los de arriba y te ascienden. El líder lo es porque, bien o mal, sabe convencer a la gente de que le hagan caso.

  40. Yo estoy dispuesto a aceptar el argumento “nadie le puso a nadie una pistola en la cabeza para hipotecarse; que cada uno aguante lo suyo” si funcionara de verdad para todos. Pero nadie tampoco obligó a la banca a soltar miles de millones para proyectos inmobiliarios ruinosos. Si se van a la quiebra los ciudadanos, que se vayan también los bancos. Ah no, a estos los rescatamos con dinero público. Vale, pues desde que estoy ocurre las reglas del juego están viciadas.

    • “Si se van a la quiebra los ciudadanos, que se vayan también los bancos.” De acuerdo, siempre y cuando los costes sean inferiores a rescatarlos, que no parece ser el caso. De hecho, las inmobiliarias se han ido a la quiebra.

      • ¿Es usted consciente de la barbaridad que acaba de decir? ¿Usted sale a la calle? ¿No ve inmobiliarias ya? ¿Ni una? xd

    • ¿Pero es que nadie entiende como esta compuesto el balance de un banco?

      • Jjajaja. Claro que no lo entienden. En el fondo no entienden nada, por eso el populismo comunista se abre paso.

  41. Hay un amplio sector en España que considera que la democracia consiste en que gobierne el partido al que votan o una versión edulcorada del mismo. Pero es asomar la cabeza cualquiera que se aleje y “los demócratas de toda la vida” tocan zafarrancho de combate y comienzan sus campañas de acoso y derribo mediático.

    ¿Que jode que alguien como Ada Colau, Alberto Garzón o Pablo Iglesias pueda gobernar en algún sitio de España? Yo llevo más de dos décadas jodiéndome con todo tipo de personajes del PP gobernando en mi ciudad y comunidad, con el gran colofón de Ana Botella e Ignacio González, que me provocan la misma repugnancia y vergüenza que a algunos de vosotros os provocan las Colau o los Iglesias. Es lo que hay. Bienvenidos a la democracia.

    • No te preocupes, que ya te daremos a ti la bienvenida cuando entiendas que en democracia también se puede criticar a los nuevos miembros del santoral de la izquierda, como Colau, Iglesias y cía. y se puede desear que no gobiernen, incluso no votándoles.
      “¿Que jode que alguien como Ada Colau, Alberto Garzón o Pablo Iglesias pueda gobernar en algún sitio de España?” No mientras no me gobiernen a mí. Estaría genial que Colau gobernara en Barcelona, Garzón en Andalucía, por ejemplo, e Iglesias en Caracas (ah, si ya lo hace); bueno, que dices en España, pues no sé, por ejemplo, en La Tuerka (sólo hay que ver lo que paga a sus trabajadores). Y si me van a gobernar a mí, sí me jode… se llama pluralidad, ya lo irás aprendiendo. Muchos comunistas, de mayores se hacen demócratas. No pierdas la esperanza.
      Buen finde.

      • El argumento “que vienen los comunistas” se hace un poco rancio. Aquí quién ha gobernado ha sido el pp-psoe y nos han hundido en el pozo.

        Que pasen los siguientes y ya veremos si los hacen buenos. Pero si todo el argumento del bipartidismo es el voto del miedo es que de verdad ya está muerto y enterrado.

        • Y eso que yo, en las últimas elecciones, voté a Upyd y no tengo una especial simpatía por Podemos o por la entrevistada. Pero hay ciertas descalificaciones son ridículas. Si quieren que los voten, que ofrezcan algo positivo a los ciudadanos. A mí, de momento, me da más miedo Botín, que hace indultar a sus vicepresidentes y al que le perdonan deudas millonarias con hacienda llamando al presidente de turno.

          • Me parto. Que no te enteras, contreras. Que no se puede salir de esta crisis con algo positivo para los ciudadanos. Que mires a Rajoy, a Hollande o ahora el PSOE. Que te pueden ofrecer lo que tú quieras (algo positivo) en la oposición pero hay una dura realidad económica que hay que superar a base de sudor y lágrimas. Y ahora vienen estos mangantes, Pablemus, Colau, cuyas soluciones para los problemas son: “Acabemos con el bipartidismo” “Fuera la casta” y va gente como tú, que les suena bien esa gilipollez, y les vota pensando que van a arreglar algo.
            Este es el nivel de la sociedad y nuestros políticos son el resultado.

        • No sé si es rancio; pero lo has puesto tú.
          Por otro lado, no vienen, ya estaban y están aquí, y esto pasa cuando gobiernan
          http://sevilla.abc.es/sevilla/20140725/sevi-desahucios-sevilla-201407242112.html
          Que me digan que no son demagogos; en la oposición dicen lo contrario de lo que hacían gobernando (ojo, lo hacen todos).

          Dices que pasen los siguientes; será si se les vota. Eso de que vengan otros porque a ti te parecen mal estos, pues, en fin.

          No sé cuál es el argumento del bipartidismo. De hecho ni hay ni ha habido bipartidismo en España. Y de haberlo, es el PP quien más lucha contra él intentando reducir al PSOE a comparsa de Pablemus.
          Sí sé que hay un argumento contra algo que no existe, que lo usan los que quieren exactamente lo mismo, pero estando ellos en el bi-mono-penta-oloquesea-partidismo. Lo que me extraña es que gente con dos dedos de frente compre ese argumento. Es normal que Pablemus esté contra PP-PSOE, pero está también contra todos los demás; están todos contra todos. Eso no quiere decir que Podemos esté contra PP-Psoe y estaría encantado con un C’s-UPyD; no, ellos quieren estar en el poder como quieren todos. Todos quieren partido único. Ahora, para darse un marchamo de superioridad dicen que están contra el bipartidismo, es decir, que no son los de antes… qué emoción, ya lo sabemos. Que están contra la casta… pues claro, echar a los de ahora para ponerse ellos. Meros lemas publicitarios. Pablemus, Ada Colau son tan políticos como los de ahora; sólo un ingenuo pensaría que por arte de magia estos van a ser mejores (como casta) que los otros. La diferencia es que estos vienen ideas antediluvianas.

      • Me parece que después de más de dos décadas bajo gobierno local y regional del PP, la que se tiene que aplicar el cuento de la pluralidad, el aprendizaje y la democracia en la madurez no soy yo precisamente.

  42. Podrian desaparecer todos los partidos con todos sus politicos.. y.la otra mitad a la carcel.

  43. Otra nazionalista más, que en cuento pueda, votará a favor de la indepencia de Cataluña.

  44. A juzgar por la inquina que destilan muchos comentarios no hay duda de que Ada Colau ha pisado unos cuantos callos. La veo con posibilidades de cambiar cosas frente a una casta que hasta antes de ayer creía tenerlo todo atado y bien atado.

  45. Me parece que para que Guanyem BCN sea la lista más votada ella tiene que ir como alcaldesa, cualquier otro seria un segundo plato por muy bueno que fuera. luego puede delegar tanto como quiera ( que sería lo suyo).

    Por cierto, posiblemente es la entrevista con preguntas más mamporreras y tendenciosas que he leido en Jotdown.

    • A mí me parece bien que hagan entrevistas complicadas, y más a gente inteligente como esta y que aspira a decidir sobre la vida de millones de personas. Si no les das caña te venden su moto y no rascas nada. El periodista está para incomodar al político, a todos.

    • Lee la de Seguí, anda.
      Esta es, a su lado, un empalagoso diálogo de tortolitos enamorados.

  46. Hombre no!, ¿desaparecer?, y que harian todos los profesionales politicos que conozco desde la niñez, Iceta, Corbacho, Palmón, Rangel, Sala Filesa, Montilla y unas cuantas docenas más, que nunca han trabajado, ni se les conoce capacidad alguna para el Trabajo. Su única ocupación conocida ha acabado en desastre, veàse el país, vèase Cataluña, véase su propio partido, ¿A gente asi la ocuparia la empresa privada?

  47. Interesante personaje, cara visible de un colectivo PAH que ha mostrado lo que otros intentaban ocultar, la mayor atrocidad que este reino, estado, país o lo que sea ha permitido a tantas familias. Una vergüenza.

    Comprendo el ataque al PSC pero no entiendo que salve Iniciativa…realmente no entiendo la diferencia entre lo que esta haciendo Esquerra y lo que hizo en su día ICV.

    Populismo…puede, te da la impresión al leerla que no puede salir bien, que iba a ser como l’ulivo o el tripartit aunque mejor no recordarlo y que de salir bien el sistema se los iba a tragar…pero que coño, con tal que algo cambie…

  48. Sin duda lo peor de Jot Down son los comentarios.
    Están criticando a Ada Colau, que seguramente fue una de las primeras personas en dar abiertamente la cara por todos nosotros. Podéis criticar lo que queráis si eso os alimenta el ego, pero no tenéis las agallas necesarias para salir de detrás de vuestra pantalla y desafiar las injusticias del sistema por el bien común al igual que Ada Colau ha hecho y todavía hace.

  49. Ahora tengo una razón más para estar en contra de la independencia catalana: nos quedaríamos sin Ada Colau.

  50. Pingback: Ada Colau en Jotdown | Texto casi Diario

  51. Colau esa una demagoga de primera. Pero por lo menos tiene cierta capacidad para argumentar. Buena parte son meras falacias, pero quedan bien y la gente traga. Mucho peor son los votantes de Podemos, que decían que eran licenciados y se pasan el día en internet defendiendo lo indefendible, repitiendo las soflamas ridículas de estar gente y demostrando un nivel intelectual bastante lamentable.
    Alguno dirá ahora que soy pepero o alguna chorrada parecida (no dan para más). Es lo que ocurre cuando criticas a los dioses de esta neosecta populista, que se cabrean los súbditos. Que se lo ahorren, por favor, no soy pepero, pero, sencillamente, tampoco soy imbécil.

  52. No deja de ser curioso que puedan deshauciar de “su” casa a alguien al que le faltan 30 años por pagar de hipoteca.

    Realmente no conozco a nadie al que hayan deshauciado de “su” casa.

    Es técnicamente imposible deshauciar a alguien de “su” casa.

    • Salvo que tenga unas deudas no relacionadas con la casa que no puede asumir. Cuando prohiban los desahucios será un idiota el que no se endeude hasta el cuello. Total, nunca podrán echarte de casa…

  53. Que penoso resulta leer comentarios tan agresivos y obtusos.

    Vuestra desconfianza congénita impide ésta necesaria regeneración política a la que alude Ada Colau. Pero hasta aquí, señores. El pueblo tiene hambre y sed de justicia.

  54. La banca internacional, más concretamente desde la City londinense, en estos años de desregulación que empezaron en los 80 con Reagan y Thatcher, creó sofisticados productos financieros donde que para ellos era un win win de libro. Dieron hipotecas a sabiendas a gente que no podía pagarlas, porque a) si pagaban, bien. O b) si no pagaban, esos productos de ingeniería financiera hacían que no perdieran dinero al ser una suerte de seguros de esas hipotecas.

    Súmenle en el caso español que los alquileres estaban al nivel o más que la compra, que desde los organismos públicos ( tanto PP como PSOE) se lanzaban contínuos mensajes de optimismo, exenciones fiscales de ayuda a la compra y básicamente, nos decían que si perdías tu empleo, la vivienda nunca iba a bajar de precio, y la vendías y encima ganabas dinero. Así que ya vale de decir aquéllo de la pistola en la cabeza. Nos la pusieron.

  55. Creo que repito. Pero lo peor de Jotdown son los comentaristas. Y de largo. Pero no es solo un problema de J. Prefiero el País de Cabreros (80%) que el de los enterados que todo lo saben. Pero el voto de un cabrero vale lo mismo (¡lo mismo!) que el de un petulante enterao. Y así estamos. La democracia.

  56. 1) Que Ada Colau hable mal de las élites es ridículo: ella misma forma parte de esas élites, le guste o no. 2) No se vive peor que hace décadas, lo que pasa es que exigimos vivir mejor que hace décadas. 3) Otro topicazo: la generación mejor preparada…¿pero, para qué? Parece mentira que esta gente hable de demagogia y luego suelten esos mantras que ya huelen. Es como el 4) derecho a decidir…¿qué? ¿Puede Barcelona decidir separarse de Cataluña? Y, por favor, que deje toda esta izquierda de pacotilla de hablar de los pobrecitos jóvenes, su caladero de votos (deben creer que ellos son jóvenes). No me dan ninguna pena, los jóvenes, tienen lo que se merecen. Por último: el Iglesias y la Colau son reformistas de salón; el sistema se parte de la risa con ellos (sí, amigos, el sistema se ríe, y mucho; de hecho, no ha parado de reírse desde 1945. Sólo que hoy día lo hace a mandíbula batiente).

  57. – ¿Estás a favor de una renta mínima universal?

    – Sí. Estoy a favor.

    – ¿Aunque el beneficiado se toque los huevos en casa?

    – A favor es a favor.

    – ¿Y no te parece injusto respecto a todos aquellos que madrugan y echan 12 horas diarias para pagar sus impuestos?

    – No, porque hay que repartir la riqueza.

    – ¿Y no es mejor bajar los impuestos y eliminar subsidios para que la gente pueda tener la libertad de hacer con su dinero lo que quiera y a la vez facilitar la contratación?

    – No te entiendo, tío.

    – Es decir, dar empleo en vez de subsidios. Y dejar el dinerito en el bolsillo de la gente para que se lo gaste en lo que quiera en vez de que “Papá Estado” te expolie y se lo gaste en una red clientelar de votos cautivos.

    – No, porque si bajáramos los impuestos, sólo los ricos, es decir las élites, tendrían acceso a la calidad de vida. Los impuestos altos permiten redistribuir la riqueza y garantizan el estado de bienestar.

    – Ada, ¿te das cuenta de que lo que dices no tiene ni el más mínimo sentido?

    – Yo… esto… ¿Vas a comerte el último donut? Es que necesito el azucar.

    • Como mola ese discurso de ‘Papa Estado’, sobre todo después de que ‘Papa Estado’ haya rescatado bancos privados con dinero público. Estos comunistas en las duras y liberales en las maduras son la bomba: socialicemos perdidas, privaticemos beneficios!!

      • Bancos privados. Me meo. Pero ¿a qué país te refieres?

        Cajas, cajas…
        “Una caja de ahorros es una tipo de entidad de crédito, junto con los bancos, las cooperativas de crédito y el Instituto de Crédito Oficial. Son instituciones de crédito sin ánimo de lucro y finalidad social, con marcado carácter territorial. A diferencia de los bancos, los cuáles son sociedades anónimas, las cajas de ahorros tienen carácter fundacional, motivo por el que deben destinar, por ejemplo, una parte de sus dividendos a fines sociales y tienen representación de impositores, fundadores, empleados, administraciones públicas y grupos de interés en la Asamblea General, órgano superior de gobierno.”

  58. A Ada Colau hay darle al importancia justa. La que merece la cabeza visible de una organización con un fuerte componente ideológico dedicada, a priori, a un fin más o menos loable. De ahí a considerarla una ‘paladina’ media un trecho, y para considerarla ‘elegible’ a la alcaldía de Barcelona hay que ser, cuanto menos, atrevido.

    Más allá de sus opiniones, nada llamativas y con poca fundamentación intelectual, es decir, tan válidas como la suya, la mía y la de Paco, habría que evaluar sus condiciones para ser primera edil de Barcelona: Su conocimiento y formación en temas de gobierno, administración y gestión Públicas. En comunicación y tecnologías. En dirección y planificación estratégica. Su experiencia en gestión de proyectos urbanos y espacio público, en gestión de la seguridad ciudadana. Etcétera.

    Así luego no pasa lo que pasa; que votamos a quienes estructuran a duras penas un discurso más o menos optimista y acaban siendo tan inútiles como aquellos a los que defenestran.

  59. Hola a todos
    No suelo comentar en medios online porque, trabajando en uno, cada vez me doy más cuenta de que los que lo hacen suelen tener mucha bilis que repartir y lo único que suelen querer es que alguien les escuche. Da lo mismo que se trate de Ada Colau o de la fecundación in-vitro del lagarto de Komodo, algo hay que decir. Pero en este caso me gustaría aportar algo al debate por si sirve de algo.

    Vivo en Barcelona desde hace diez años y he visto como la calidad de vida del barcelonés medio se iba reduciendo poco a poco a fuerza de mil embustes oficiales: no sólo es el hecho de que la pobreza haya crecido un 20% sólo desde que Trias es alcalde (que se dice pronto) sino estar atrapados en una política municipal que ahoga al ciudadano medio con cien mil normativas, impuestos, prohibiciones, cierres de espacios comunes, vida cultural liofilizada, represión política y policial, etc. etc. Mientras, la única alternativa parece ser tirar de grandes congresos, obras faraónicas y turismo de pésima calidad. La ciudad está perdiendo a una velocidad pasmosa la escasa identidad que le quedaba desde las Olimpiadas ¿Por qué? Fácil: porque la están vendiendo.

    Ante el páramo que se abre ante nosotros, los que queremos vivir en esta ciudad y sabemos de su potencial porque lo vivimos desde dentro de los movimientos sociales y artísticos y profesionales y estamos, efectivamente, a pie de calle (y a pie de urna y a pie de curro aquí y aquí pago mis impuestos, que parece que es lo único que les importa a algunos), ver una propuesta como Guanyem es puro oxígeno. Y ver a alguien como Ada Colau que tiene la capacidad de ponerse al frente de algo tan difícil como este proyecto, hablar y saber canalizar lo que muchos pensamos día a día es una sensación difícil de explicar. Como lo son los actos valientes e imprescindibles de David Fernández y sus compañeros de la CUP. Como lo es la reconstrucción popular de Can Vies después de que casi fuera a tierra en contra del sentir generalizado de un barrio. O tantas otras iniciativas sin las cuales Barcelona habría sucumbido a la tiranía de la desigualdad de clase y a la basura de consumo mucho antes.

    Todos estos procesos son imperfectos, porque la democracia, la real y cotidiana, es imperfecta. Yo no soy especialmente fan de Podemos porque no lo conozco lo suficiente, y sé que los discursos que manejan en el fondo son más viejos que el tebeo. Pero es que la justicia social es la misma en la Antigua Roma que hoy. Se trata de humanos abusando de otros humanos, y de qué hacer para evitarlo.

    Finalmente, como integrante del tejido político y ciudadano barcelonés, cualquier colectivo, persona, grupo de trabajo, sindicato o asociación que quiera construir una Barcelona más vivible, humana, hermosa, vibrante y justa, libre de los abusos salvajes del poder, va a tener mi apoyo total.

    Ada, junto con todos los que lleva detrás, son una alegría para muchos de nosotros. ¿Dudas? Claro, pero para algunos se acabó ya el andar por la vida con miedo.

    • A la mujer de Aznar nadie le ha hecho un psicotecnico para ser alcalde de Madrid,no veo porqué debería hacerselo Ada.

  60. “Más allá de que unos tengan unas capacidades y otros otras, la riqueza se genera siempre a partir de bienes comunes. El suelo, el agua, el aire, la comida… ”
    ¿De qué coño habla? xD

    • Es su argumentación para imponer una renta máxima.

      Significa que Amancio Ortega tiene que repartir su patrimonio porque sí, por cojones, lo que ha logrado con su iniciativa, trabajo y esfuerzo.

      La falacia es de una simpleza que asusta: A ver, ¿Cual es el origen de la fortuna de Zara? La venta textil ¿No? Pues como los tejidos vienen de la lana, y la lana de ovejas que se crían comiendo en verdes pastos, y los pastos son de todos… Ta-Chán! Amancio Ortega se ha forrado con un recurso común (los pastos, el agua, el aire…) por lo tanto tiene que repartir quiera o no su pasta.

      Supongo que de este tipo de expolios (Sí, ese es el término) se finaciará la renta mínima, esa mierda de subsidio con la que pretenden comprar votos.

      • Lo has hecho antes, y lo vuelves a hacer ahora. Las respuestas de Ada Colau pueden ser todo lo discutibles que quieras.que no es cierto es que sus respuestas sean las que tú te inventas. Intentas rebajar el discurso de Ada Colau a tu nivel, intuyo que para poderlo desautorizar. Lo único que consigues con eso es desautorizarte tú, a copia de demostrar tus problemas de comprensión lectora (si es que entiendes lo que dices entender) o tu falta de respeto hacia las demás personas (a quiénes tratas de gilipollas intentándonos convencer de que Ada Colau ha dicho lo que no ha dicho).

  61. Sin salvar mucho las distancias, Podemos y Guanyem Barcelona no son muy distintos del UKIP o del FN. Más Estado, más gasto. Y un enemigo bien identificado: allí es el inmigrante. Aquí, el empresario.

    • Es cierto, en Europa, la crisis institucional (falta de confianza en la clase política tradiconal) ha impulsado el crecimiento de la extrema derecha, mientras que aquí las soluciones las buscamos en la extrema izquierda: Potemos, Cup y demás…

  62. Nada nuevo o innovador en sus propuestas, huela a viejo en cada palabra. Es comunismo de manual. “No creo en la desigualdad”. “Renta básica” “todos los partidos tradicionales -menos el suyo claro- deben desaparecer”. partido único vamos, vaya novedad.
    Sugiero a todo el mundo que lea el libro Rebelión en la Granja de George Orwell. Imprescindible a la más mínima tentación de votar a estos partidos de la no casta que no les importan o las leyes ni la libertad.

  63. He empezado a ller y lo he dejado en la entradilla, donde dice lo de la “prensa castellana”. Este pringao no pierde ocasión de soltar bilis contra sus obsesiones. Di mejor, payaso, que esa prensa está radicada en Castilla pero en ella escribe el facherío de todo el estado. Que ya cansas colando tus prejuicios, mamón

    • No me había fijado en eso de “la prensa castellana”. O a lo mejor sí, y creía que se refería a algún tipo de aparato castellano de la edad media para prensar cosas, no sé, quesos o trigo. Pero no estoy de acuerdo en lo que dices de “radicada en Castilla”. Excepto para cuatro pirados de Burgos o Valladolid, y todos los nacionalistas catalanes, “Castilla”, sencillamente, no existe. Al menos, en el siglo en el que vivo. Cataluña tampoco, pero si ellos (los nacionalistas catalanes) se empeñan en creer que sí…

  64. Pingback: Ada Colau: “Lo mejor que puede hacer el PSOE es desaparecer”

  65. Tras la entrevista, tras los comentarios ………. lo que decía el abuelo de uno (seguro mucho más sensato que los sesudos discursos) : “cogérsela con papel de fumar” …. el país está como está, pero como el coletas y Ada serían mucho peores que los que están, pues a seguir con lo mismo otras tres décadas (si el cuerpo resiste). Ánimo Ada (con lo fácil que hubiera sido para ti admitir alguna de las ofertas de fichar por algún partido ya creado) ….

  66. “genios de la prensa cortesana castellana “…hasta aquí he leído.

  67. Mira, una cosa seria sobre los desahucios: http://reinformacion.com/los-desahucios-son-necesarios/

  68. Afortunadamente no hay en España tanto desesperado como para que partidos encabezados por mentes tan preclaras toquen poder.

  69. Impresionantes ideas.

    Muchisima suerte y ojala q seais capaces de deshacerse de la casta q ha arruinado a este pais. Teneis todo mi apoyo

  70. Pingback: Compostimes | Catalunya, laboratorio político

  71. El argumento “¿por qué no va a haber un sueldo máximo si hay un sueldo mínimo?” me ha terminado de matar.

    Se empieza dando una renta básica a todos los trabajadores, limitando el sueldo máximo y se termina en un país sin incentivos para crear, para trabajar, donde las empresas extranjeras no se instalan y se marchan, donde se crea empresa pública para contrarrestarla.
    Se empieza a perder riqueza, los mejores se van, porque fuera del país cobrarán más y vivirán mejor, se quedan los mediocres, los que prefieren vivir con un subsidio… y a la larga, después de años, el país se va al garete.

    Ese es el futuro al que quieren llevarnos estos neo-comunistas de salón.

    Para llorar.

  72. Primero, enhorabuena al entrevistador/a. Muy buena entrevista, nada complaciente, como debe ser y como ya no se ve.

    En cuanto a las ideas de la señora Ada, la mayoría son encomiables y factibles pero . . . siempre como partido bisagra o en coalición, nunca con mayoría absoluta porque puede ser peor el remedio que la enfermedad. Un ejemplo: la renta mínima universal. Ésta sólo crea vagos que viven a costa del esfuerzo de trabajadores. El mejor ejemplo es el PER andaluz. Las subvenciones siempre deben ser temporales, estar dotadas de mecanismos de vigilancia e ir asociadas a duras sanciones en caso de engaño o abuso. No lo olvidemos: según la cigala todas las hormigas son insolidarias. Corremos el riesgo de pasar del despotismo de la casta a la tiranía del pobre.

    Por lo demás, envidia sana desde Madrid por el espíritu asociacionista y asambleario que siempre tuvo Barcelona.

    Ada o el ardor guerrero

    • Ceffone, cuando vayas a hablar del PER andaluz, lo primero infórmate exactamente de lo que es, el llamar “vagos” a todos los andaluces que tienen que acogerse a él (por desgracia), me parece de una pobreza cultural e informativa sobre el tema del PER tremenda, creo que no es el sitio para hablar del PER, habría que explicarlo exhaustivamente para que tod@s, estuviésemos al mismo nivel de información, y así poder cambiar opiniones sobre el mismo, un saludo.

  73. A la atenciòn de Cristian Campos,

    Ada es una gran persona, inteligente, sensible y currante.

    Te deja Rajoy hacerle las entrevistas “asì”? Llegas a tener acceso? o ni eso… :-( y al resto de la casta?

    A seguir lamiendo culos… ademàs del 1%… tenemos otro 10 de directores/as… y en torno al 4% de aspirantes (en su mayorìa enchufados/as)… total, 15% al “completo”…

    Game Over. Ya no timan ni al màs ceporro/a ;-)

    PD: Gracias Ada, por entrar al trapo, mantener y defender la posiciòn que representas.

    Ella, si me representa. :-)

    Salud.

  74. Para éstas próximas, Guanyem Barcelona, Ganemos Madrid, etc.
    Con CUP, ICV, IU, Podemos, 15M, Ecologistas en Acción, CGT, Solidaridad, CNT y demás grupos de las izquierdas…pero tomando decisiones entre personas que debaten por barrios, por manzanas, etc. Si eres de los que dudas, más necesitas PARTICIPAR.
    También en el viejo Movimiento Vecinal de Madrid estaba la reivindicación de que cada distrito elija a sus concejales e incluso en cada parte del distrito, como en el enorme Distrito de Latina.
    La Renta Mínima debe cambiarse por un Salario Mínimo de Inserción para desempleados sin prestaciones que obligue a jornadas laborales de trabajos comunitarios, ayuda a dependientes incluído, debidamente controladas y contratadas.
    Aunque estoy con casi todo lo expuesto por Ada, sigue pareciéndome inapropiado lo de “casta”; y lo de “élite” sumamente incompleto porque no le dá el carácter de Clase como INSTRUMENTOS de la Clase Dominante que son esos políticos profesionalizados.
    Ah y dejaros ya de intentar desacreditarnos a quienes buscamos ampliar y mejorar lo público, vosotros quienes en realidad vivís, medráis y os enriquecéis precisamente con el robo y secuestro de lo público…además del sudor “del de enfrente”.

  75. Pingback: Ada Colau desenmascara al PSOE | Apuntes de La Excepción

  76. Pingback: Catalunya, laboratorio político | Mario Nespereira

  77. Después de este 24 Mayo me he releído la entrevista y algunas de las opiniones.
    Esperemos que los dejen trabajar, Ada y Carmena sobre todo por lo que representa Madrid y Barcelona en todo el estado. Y paciencia a todos los que los hemos votado, la bilis correra con mucha más abundancia a partir de estos momentos.
    Felicidades a los ciudadanos.

  78. Pingback: Criticidades» Archivo del BlogSobre polémicas y (des)contextos - Criticidades

  79. Pingback: Se hacen llamar intelectuales – LIBERTARIO.ES

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Store Libros

Jot Down 100:Series juveniles
24.00
Jot Down 100:SCI-FI
24.00
Jot Down 100:CÓMICS
24.00
A Marte
13.50

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR