Jot Down Cultural Magazine – Mirar al sol y la estupidez humana

Mirar al sol y la estupidez humana

Publicado por
Fotografía: 16:9clue (CC)

Fotografía: 16:9clue (CC)

En este largo y tórrido verano del año 2015 me he paseado por varios de los tradicionales foros de las Universidades de verano donde he impartido varias conferencias. Siempre tengo la sensación de que cuando doy charlas el que más aprendo soy yo. Los gestos, las miradas, y por supuesto las preguntas, me hacen reflexionar y entender mejor las cosas que cuento. Estoy convencido de que si no tuviera la presión de las audiencias mi entendimiento del mundo sería (todavía) menor. Viene esto a cuento por una pregunta que se me hizo en uno de estos cursos y que motivó mi interés de tal manera que he decidido contárselo a ustedes aquí.

En mis conferencias para audiencias generalistas suelo hablar sobre el ojo humano, recordando su funcionamiento y mostrando cómo podemos mejorar la visión utilizando la ciencia y la tecnología. La óptica es bella en su lógica y simplicidad. Y aunque tratemos de sistemas ópticos biológicos, como es el caso del ojo, la formación de imágenes en la retina y sus consecuencias siguen unas reglas bien establecidas. El sistema visual humano es extremadamente complicado al tratarse de una parte de nuestro sistema neural, pero sin embargo la parte óptica, el ojo, que impone el primer límite físico a la visión es bien predecible.

Por supuesto, siempre intento transmitir la idea de la importancia de la ciencia en este campo en particular para entender nuestra propia visión, sus límites y sus posibilidades de mejora cuando nos falle. Qué se puede hacer y qué será posible en un futuro, es de esperar, cercano.

Suelo bromear a veces que me dedico a la física porque solo me encuentro cómodo tratando de comprender asuntos relativamente simples, que espero desentrañar y entender, al menos en parte. No soy lo suficientemente ambicioso para tratar de comprender temas de mayor envergadura. En esta categoría encuadro la «estupidez humana». Tengo claro que existe abundantemente e intento practicarla personalmente lo menos posible, aunque no estoy seguro de con qué grado de éxito. Una de las formas de estupidez que me parece más estúpida son las prácticas, que siendo dañinas para la salud, se promueven entre personas ingenuas que al aceptarlas se convierten en el paradigma de la estupidez.

Una de estas estúpidas actividades es «mirar directamente al sol durante periodos de largos de tiempo como un procedimiento saludable». Todos sabemos que cuando por descuido miramos al sol brevemente, nuestra rápida reacción nos hace cerrar los ojos, y aun así tenemos una «postimagen» que puede durar unos minutos. Nuestro instinto de supervivencia nos aconseja muy bien a no mirar al sol y obligar a alguien a hacerlo se nos antoja como una forma cruel de tortura.

Pues resulta que hay muchas personas en el mundo que parece ser practican, y recomiendan practicar, mirar directamente al sol a propósito. Es tan popular que tiene su propio nombre en inglés (sungazing) y muchos seguidores que airean sus innumerables ventajas. Se relaciona con prácticas de espiritualidad de tradición milenaria (no me cabe duda de que la estupidez humana es milenaria). Aquellos que lo practican se sienten «conectados con el universo» y sugieren que sus ojos son capaces de transformar la luz del sol en energía (podríamos pensar que de una forma similar a la fotosíntesis de las plantas). Para añadir un poco más de «interés», algunos de sus defensores sugieren que mediante esta práctica también es posible mejorar la visión y corregir problemas oculares. En esta última idea se centraba la pregunta del asistente a mi curso que me dejó primero perplejo, y luego interesado: «¿Es cierto que mirar al sol directamente cada mañana es muy bueno para nuestros ojos?». Mi primera reacción fue preguntarme: «¿Cómo es posible que algo tan obviamente peligroso pueda sugerirse como método de curación?».  

El protocolo de acción propuesto parece variar, pero básicamente consiste en mirar fijamente al sol al amanecer o al anochecer durante varios minutos, aumentando la duración de estas miradas cada día hasta «lograr» permanecer de forma continua al menos durante quince o veinte minutos al cabo de unos meses. Al alcanzar este nivel se promete que se logran unos altos niveles de «energía», una concordancia con los ritmos de la Tierra y una gran paz personal. Al cabo de seis meses de continuos progresos se mirará al sol durante media hora. En este nivel, la sensación de apetito desaparece y aumenta la autoconfianza en unos grados muy elevados. Finalmente, al alcanzar al cabo de diez meses cuarenta minutos de mirada al sol continuada, todas las posibles enfermedades desaparecen y te encuentras muy próximo a tu propio yo.

Ante tales beneficios, casi me daban ganas de empezar inmediatamente con el asunto… pero como científico prefiero confirmar algunos datos antes de lanzarme a mirar al sol a «ojo descubierto». Una primera búsqueda de literatura científica sobre el tema ya me dejó con una cierta preocupación simplemente al leer los títulos de los trabajos: Retinopatías solares en personas que practicaron mirar al sol bajo la influencia de LSD, publicado en la revista británica de oftalmología en 1973. ¡Parece que esto provoca problemas en la retina y además para hacerlo a conciencia ayuda estar colocado! En la misma revista, en 1988, se presentaron casos severos de daños retinianos en personas que miraban al sol siguiendo rituales religiosos. En este caso se trataba de personas que esperaban la aparición de la Virgen en Irlanda. Por cierto, muchas casos de supuestas apariciones han estado relacionados con deslumbramientos por el sol en todas las culturas.

Cuando elsol, que subtiende aproximadamente algo más de medio grado, curiosamente casi igual que la Luna, se enfoca por el ojo sobre la retina, produce un daño conocido como retinopatía solar. Ocurren varios procesos, pero es fácil entenderlo como una quemadura de la retina que puede llegar a causar ceguera (dependiendo del daño). Ocurre exactamente el mismo fenómeno que cuando se concentra el sol sobre un papel con una lupa: se quema. La mayor parte de casos reportados en la literatura han ocurrido durante la observación de eclipses sin protección.

Pero claro, ustedes me dirán que los amantes del sungazing no están tan rematadamente locos porque lo practican a primeras o últimas horas del día, cuando el sol está bajo en el horizonte y presenta un menor brillo. Como quería verificar yo mismo esas condiciones, me armé con un fotómetro y marché al campo a medir la luminancia del sol a distintas alturas al atardecer. Esto en sí mismo me resultó problemático. Mi fotómetro era visual y para poder medir el sol tenía que mirarlo directamente, cosa que quería evitar. Habilité varios filtros neutros (que absorben la luz en cantidades controladas) que coloqué manualmente sobre el instrumento para reducir cientos de miles de veces la luz del sol.  

La luminancia del sol en el cénit es del orden de 1500 millones de candelas/m2. De acuerdo con los umbrales máximos permitidos, mirando al sol más de 10 segundos continuos causaría un daño retiniano severo térmico. Diez minutos antes del ocaso, la luminancia del sol es de 10 millones de candelas/m2, y media hora antes (necesario para el tratamiento completo del sungazing) ya próximo a los 300 millones de candelas/m2 (dependiendo de las condiciones y lugar de observación). Para dar unos ejemplos que puedan comparar, el cielo tiene unas 5000 candelas/m2 y la pantalla de su ordenador no supera normalmente las 200 candelas/m2, y algunos ya se preocupan por los perjuicios de esa luz…

En estudios más recientes que  utilizan nuevas técnicas de imágenes de la retina (tomografía de coherencia óptica) se han mostrado daños en la retina tras exposiciones al sol. Los estudios de máximas exposiciones permitidas están basados en general en modelos con animales y se obtienen en situaciones donde el daño es manifiesto e irreversible. Existe una zona intermedia de exposiciones por debajo de los límites de riesgo que yo siempre aconsejo evitar (en mis experimentos llevo años mirando directamente a «pequeños soles» [láseres] en el laboratorio). Los efectos de acumulación temporal, combinación con posibles medicamentos, variaciones individuales… hacen que se convierta en un auténtico «juego de la ruleta» practicar el sungazing.

Entendiendo que nuestra estupidez es casi infinita y que nadie escarmienta en cabeza ajena, si están tentados de hacer sungazing mi recomendación es que hagan primero una prueba de concepto. Miren al sol cuando esté bajo en el horizonte durante unos segundos. Cierren los ojos y recréense con las postimágenes (escotomas temporales). Vuelvan a repetir la operación y, al terminar, miren la pantalla de su móvil, que no verán por unos segundos que quizás se les hagan largos. Finalmente, imaginen que esta ceguera temporal podría durarles toda la vida. Y entonces decidan que es mejor conservar sus bellos y eficientes ojos protegiéndolos de las quemaduras solares. Puestos a ser estúpidos de vez en cuando, es mejor poner la mano en el fuego que el ojo en el sol.

33 comentarios

  1. Genial artículo! Es curioso porque el propio Newton lo hacía.
    Eye injuries of early solar observers>> http://www-rohan.sdsu.edu/~aty/vision/others.html

  2. Pingback: Mirar al sol y la estupidez humana

  3. Buen artículo, aunque innecesario. Es decir, es evidente que a la pregunta «¿Es cierto que mirar al sol directamente cada mañana es muy bueno para nuestros ojos?» hubiera bastado con responder con un par de hostias, propinadas con voluntad didáctica, eso sí.

    • Claro, nada como el argumento de autoridad para fomentar el pensamiento crítico y luchar contra la superstición y superchería modernas. Los charlatanes hoy en día están muy armados con técnicas pseudocientíficas, y te sacan rápidamente un estudio científico descontextualizado a favor de su posición. Por ejemplo el “sungazing” lo pueden relacionar con la epidemia de miopía que parece estar relacionada con no estar en entornos luminosos (entiéndase como fuera, al sol) suficiente tiempo. Si no tienes cuidado la lían y ya tienen a otros incautos haciéndose daño creyendo estar haciendo algo bueno y sano. La luz directa es dañina, pero la oscuridad tampoco es buena.

  4. Otra vez el profesor Artal lo clava
    Con gracia y diciendo grandes verdades

  5. Creo que Pablo tiene razón pero no sería posible, no deberíamos estudiar las posibilidades de que haya algo que aun no conozcamos y sea en relamida beneficioso
    No deberíamos reconocer también nuestra ignorancia?

    • Debemos reconocer nuestra ignorancia, pero no podemos dudar de algo tan obvio.

    • Ya lo dijo un sabio, “yo sólo sé que no sé nada”.

      El problema son los falsos sabios que te dicen que mirar al sol es bueno. La mayoría de las personas no están capacitadas para poner en duda su palabra o diseñar un experimento o recorrer la literatura científica para comprobar la veracidad o el fundamento de dicha afirmación.

      Reconocer “nuestra” ignorancia (en este caso nuestra como referida a la propia y la atribuida a los expertos a los que no queremos hacer caso) no puede ser una excusa para dejar que charlatanes modernos disfrazados de sabios te la cuelen sin darte cuenta. Duda de todos por igual, y al final el método científico es lo mejor para distinguir que tiene mérito de que no: dame tus razones para creerlo, y recordemos que el argumento de autoridad es el más fácil de falsear. Si creemos que algo es bueno o beneficioso, lo más probable es que alguien haya hecho un experimento para comprobarlo. Y si no, hazlo tú mismo y compártelo.

    • ¿Reconocer la ignorancia? En algunos casos lo que hay que reconocer es la carencia de instinto de conservación.

  6. Sinceramente, me apetece más creer al profesor Artal que algo debe saber de ojos que a chalados

  7. Newton también se metió una aguja de las grandes por el ojo…………pero es que Newton era un personaje, y un crack por cierto. Buen artículo, coger sol en su justa medida es bueno para la piel.para los huesos……..etc, pero esto de la energía por los ojos ya es una autentica flipada……..muy buen artículo. Gracias!!!

  8. Me parece un artículo plagado de sesgos, inexactitudes y falsedades.
    Los sungazers miramos al Sol con el ojo que todo lo ve negro.
    Los más avanzados son capaces de generar un túnel digestivo que permite que sus rayos atraviesen el cuerpo saliendo por la boca.
    Los máximos beneficios se obtienen de la flora intestinal cuando la luz incide en el envés de sus hojas.

  9. El anillo ocular se consigue proyectando los rayos sobre una superficie plana, con un zurullo haciendo el eclipse.

  10. No veo en qué lugar del texto el autor propone perseguir, encerrar y reeducar a los estúpidos que deciden quemarse las retinas. El autor se limita a sorprenderse por una práctica absurda según sus conocimientos. ¿No será que el inquisidor es usted?
    Y no se trata solo de perder la vista, algunos cretinos -bendito sea Darwin- han llegado a dejarse morir de hambre por creer que pueden alimentarse de la luz del sol: http://www.thelocal.ch/20120425/3196

    • Me sorprendía que nadie lo comentara; hay una chaladura con supuesto origen indio que consiste en alimentarse del “prana”, que son unos fotones especiales con energías elevadas que equilibran tus chakras o algo así. Y hay unos tipos con turbante que afirman llevar años sin probar bocado y se alimentan sólo del batido energético cósmico de los rayos del sol.
      Conozco a una licenciada en químicas que se lo cree. De verdad. Trató de convencerme y de abrir mi mente, y consiguió que por la curiosidad me tragara algún video de youtube sobre el tema.
      Vi uno en el que un hindú se encierra con cámaras vigilantes para demostrar que no comía. Se le veía todo el rato, menos cuando le hacían una visita cuatro personas y al despedirse le ocultaban durante unos segundos… un descojone.
      Luego vi otro de una chica en USA que trató de demostrarlo permaneciendo vigilada para comprobar que era verdad que no comía. Y era verdad que no comía. A los pocos días el médico que la vigilaba dijo que al hospital o se moría.
      Que sepáis que se puede estudiar químicas en la universidad, y después creerse estas cosas.

  11. No se moleste profesor. Está frenando la evolución de la especie. Desde que el oso dejó de comerse al tonto del clan, este no ha dejado de transmitir sus genes y estamos como estamos….

    • Error: La estupidez no se hereda y se puede curar. Lo se porque yo era estúpido y creía en tonterías, y ahora también pero menos. Voy mejorando.

      • La estupidez se puede mitigar, no creo que se pueda curar. Claro, todos somos estúpidos de tanto en tanto, de alguna u otra forma. Por ejemplo, al socializar con extraños yo soy medio estúpido. Sin embargo, hay quienes exhiben una estupidez indesligable de mucho de lo que hacen o piensan.
        Así, una cosa es la ignorancia que puede ir disminuyendo con los años y el esfuerzo, con el consiguiente derrumbamiento de nuestros prejuicios o equívocos. Sin embargo, otra cosa es preferir la orgullosa impermeabilidad de las piedras y hacerle ascos a la lógica, las ciencias o las estructuradas y verificadas razones. Se puede ser un estúpido muy letrado pero impermeable.
        En resumen, usted probablemente era un ignorante que por comodidad creía en estupideces. Ahora está disminuyendo la propia ignorancia. Todos transitamos por ese camino.

        Por cierto, además de quemar retinas el sol también produce carnosidades en el ojo.

  12. Si ya lo dijo el profesor Carlo M. Cipolla en su tratado de la estupidez (Allegro ma non troppo)
    .
    Luchar contra la estupidez humana es una tarea imposible. Lo mejor es permanecer lo más lejos posible de los estúpidos porque no tienen remedio… y son extremadamente peligrosos. De hecho siempre se subestima ese peligro.
    .
    Pero es que tenemos ejemplos de todo tipo y pelaje. Internet no ha hecho sino darles alas, permitirles expandir sus estupideces al mundo y nutrirse de las estupideces de otros.
    Con ellos no sirve ni la información ni los avisos sean del tipo que sean. Al contrario, les reafirma en sus decisiones estúpidas.
    .
    Un ejemplo entre miles: ¿porqué la DGT lleva decenios gastando millones de euros en campañas para promover el uso del cinturón de seguridad explicando con todo tipo de metáforas el peligro de no llevarlo en caso de accidente, y aún así sigue habiendo gente que no lo usa?
    .
    En realidad todos tenemos un poquito de estúpidos en algún aspecto de nuestra vida. La diferencia está en la proporción respecto a las otras características.
    Un amigo me enseñó hace un tiempo un video de Youtube en el que un tipo conectaba una regleta alargadora a sí misma y con un mechero “introducía electricidad” en el circuito cerrado, enchufaba cosas y funcionaban. Cientos de miles de vivitas y mucha gente que se lo cree (entre ellos mi amigo).

  13. De vez en cuando practico los baños de sol oculares. Y no me considero más estúpido que el que no se quita las gafas de sol ni para bañarse en la playa. Creo que recibir luz es beneficioso; aporta energía y alegría. Pero sólo hay que mirar directamente al sol durante un instante, un abrir y cerrar, un vislumbre. Más es peligroso, un disparate, no creo que haya quien lo haga, aunque sí da para un artículo de verano.

    • Yo soy de Tenerife, y en verano por lo general me gusta ir a la playa a darme un baño de agua y también de sol. El de sol evidentemente lo suelo tomar desde las 10 hasta las 12-12:30 , o si es por la tarde a partir de las 16:30 o 17:00, entre las 12:00 y las 17:00 no es recomendable, lo he hecho en pocas ocasiones , y que casualidad, a pesar de ser moreno me he quemado la piel, al día siguiente tengo sensible la piel, ¿por qué será?, supuestamente la ciencia da unas explicaciones bastantes convincentes pero hay gente que aún no termina por creerlas, sobretodo los Británicos que vienen al sur de la isla de vacaciones y que cuando se van parecen tomates de ensalada rojos rojos. La estupidez humana no tiene límites…….

  14. Alguien dijo que de todas las cosas posibles que se puede ser porque algunos humanos eligen ser necios.
    Puedes ser bueno, inteligente, amable, simpático, gracioso, cariñoso, irónico, afable, lacónico, bonachón, sarcástico, etc; pero va y eligen ser ignorantes y adorar la estulticia.

    • Yo lo practico desde hace meses y no he notado ningun problema en mi cuerpo, mi mente o mi vista.LO mismo los estupidos no sufrimos daños.Abstenganse los listos.

  15. Pingback: Mirar al sol y la estupidez humana – Jot Down Cultural Magazine | Cosas veredes

  16. Para aquellos que esto les parece valadi, mi impresion es la contraria. El profesor Artal es sin duda una de las mentes mas claras de jot down y escribe de una forma que se entiende todo. gracias y espero la próxima entrada.

  17. Qué gran artículo y qué pérdida de tiempo la de los comentarios vertidos al mismo. En lugar de aprovechar la ocasión y preguntar por alguna cuestión estrictamente técnica a un experto en la materia acerca de la luz y su interacción con la retina (no olvidemos que es la puerta de entrada de la información visual al cerebro), nada más y nada menos que su primera estación de procesamiento, los comentaristas se centran en los dimes y diretes sobre la estupidez humana.

  18. yo lo hago, miro al sol, y siento beneficio. Todo es mente.

  19. La Ignorancia es el Pecado mas Grande… Personalmente llevo muchos años haciendo esta practica y he rebasado incluso los 45 minutos llegando a los 60 minutos y como pueden ver estoy escribiendo. Los cientificos son simples estudiantes que se crean que lo saben todo. Los medicos puros victimas de un sistema MATRIX. Aun asi algunos como el Dr. Arturo Solis de Mexico esta en faze de descubrir algo… Recuerdan Nada es lo que parece.

  20. Cito:
    “ruben 19/08/2015 at 17:31
    Debemos reconocer nuestra ignorancia, pero no podemos dudar de algo tan obvio.”

    Querido Ruben, hay que dudar de todo.
    Aunque aceptemos ciertas premisas para llegar a una conclusión, la premisa en si misma no es “absolutamente verdad”. Si alguien muestra evidencia que la desmiente, debe re-analizarse.
    Aceptar cosas porque parecen tener sentido es la razón por la que creían que la tierra era plana.

    Para responder la pregunta si es beneficioso mirar al sol yo hubiera hablado de como a nivel físico la radiación del sol (incluida la luz) afectan la materia con la que chocan, sabemos que calientan el mundo, queman la piel y por la misma lógica queman la retina.

    Como ven, he tenido que hacer un pequeño análisis según otros conocimientos para llegar a esta conclusión. Las conclusiones y respuestas vienen después de un analisis, no antes.

  21. me gustaria preguntar al profesor si mirar al sol, en esas horas tempranas del amanecer, pero con los ojos cerrados, es también perjudicial.
    No es una pregunta irónica, es un intento de registrar la luz matinal y sincronizar nuestros ritmos circadianos, para aquellos que sufrimos de imsomnio e seguimos escrupulosamente todos los consejos medicos que recomiendad la higiene del sueño.
    Entre esos consejos, la exposicion a la luz matinal (obviamente sé que no se refiere a mirarlo, sino a hacer actividades al aire libre matinalmente) ayuda a decirle al organismo que es de día. Lo que pregunto de mirar con los ojos cerrados es para hacerlo mas incisivo…
    ¿ Realmente ofrecen nuestros árpados proteccion a la intensidad solar MATINAL?

  22. ¿Veis a algún animal de la Tierra mirando al sol? No. ¿Por qué existe un reflejo parpebral ante la luz excesiva? Como protección. Lo cual haga pensar a los defensores de esa práctica maligna llamada Sun Gazing quienes acabarán todos con una DMAE a los 70 años, cuando no con una lesión retiniana irreversible de efectos devastadores en su día diaria. Aunque yo que trabajo en la ONCE no os diré que no lo hagáis…al contrario, sed bienvenidos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies