Jot Down Cultural Magazine – La fortuna de los catalanes: ya es casualidad

La fortuna de los catalanes: ya es casualidad

Publicado por
oie_2XC28TFll8ka

Detalle de La petita texidora, de Joan Planella i Rodríguez, 1885. Imagen: DP.

Verano de 1793. En el taller textil de La Canya, situado en la villa catalana de Berga, el carpintero Ramón Farguell, conocido como el Maixerí —el Machine, el Máquina en francés—, está dando los últimos retoques a un nuevo invento: su nueva máquina de hilar algodón. Desde pequeño trabaja en el taller algodonero que antes había sido de su abuelo y de su padre, conoce a la perfección las glorias y miserias de su oficio, y especialmente conoce la maquinaria, de la cual es el mayor experto de la zona. Pero tiene un problema: la última máquina que adquirió para hilar el algodón, la inglesa Spinning Jenny —la más moderna, cuarenta husos trabajando a la vez— todavía hila demasiado despacio como para que el transporte de algodón hasta Berga y posterior hilado sea rentable. Farguell se ve obligado a importar el algodón ya hilado desde Inglaterra. Hasta ese momento. Si el invento en el que ha trabajado durante un año funciona, esto es, si el aumento de los husos de la Spinning Jenny de cuarenta a ciento veinte funciona correctamente, se habrá terminado la importación de algodón ya tratado e hilado. La mayor velocidad de la máquina hará que a partir de entonces todo el proceso del algodón se pueda hacer en su taller a muy bajo coste. La máquina se llama la berguedana, y funciona. Funciona tan bien que en menos de diez años ya hay ciento veinte berguedanas en las cuencas textiles del Llobregat y el Ter, y en 1845, más de dos mil quinietas repartidas por toda Cataluña. Él no lo sabe, pero está dando el pistoletazo de salida a la revolución industrial en España.

Lo que Farguell el Maixerí tampoco podía sospechar es que dos siglos después Alejandro García le quitaría méritos y se los daría a un impuesto de los Borbones: el catastro. Siempre ha existido un gran interés por explicar la revolución industrial catalana, por desentrañar de dónde venía la riqueza de la zona, encontrar las causas de la fortuna de los catalanes, señalar a los culpables. Muchas veces se ha hecho con mala leche política, para quitarle medallas a unos y ponérselas a otros. Entre las hipótesis destacan las que ven en la creación de la riqueza catalana la buena mano de España, de sus gobernantes y sus leyes. Cuentos mitológicos en su mayoría, como el que habla de la influencia del comercio americano —comercio que se abrió para toda España en 1778 y para toda Europa en 1797 y que podría haber beneficiado a todos—, o la de proteccionismo —proteccionismo que también ayudaba al grano castellano, mucho más caro que el ruso—. Algunas de las hipótesis propuestas son más acertadas que otras, algunas están más elaboradas, o tienen más gracia; otras menos, claro, pero la mayoría, aun cuando están equivocadas, mantienen el principio de verosimilitud. Cosa que no ocurre con la hipótesis impositiva del catastro de Alejandro García.

En el artículo «Precapitalismo involuntario: la fortuna de los catalanes» aquí publicado, el historiador Alejandro García nos cuenta que el catastro —el impuesto creado por Patiño y Felipe V a principios del XVIII aplicado a los vencidos de la Guerra de Sucesión— fue lo que dio a los catalanes que lo pagaban un capital que otros pueblos no tuvieron, y que con este capital se originó la revolución industrial catalana y su posterior riqueza. Ya es casualidad. Pero no corramos, ¿qué era exactamente el catastro? El catastro borbónico fue un impuesto directo —esto es, un impuesto que grava lo que tienes, no lo que compras o haces— aplicado a los habitantes de los territorios que perdieron la Guerra de Sucesión Española. Lo que vendría a ser un impuesto de conquistador dedicado a que los vencidos paguen los costes de la victoria, al más puro estilo de las indemnizaciones que sufrieron los alemanes por el Tratado de Versalles. Sobre este impuesto García desarrolla dos hipótesis. La primera es que el impuesto se aplicó mal y el fraude estaba asegurado por la misma ley. Según él los que pagaban podían ahorrarse el 84% de lo que deberían haber pagado, ya que las tasaciones de los suelos y la recaudación estaban mal planteadas, cosa que permitía una acumulación de capital. Aparentemente esto tiene lógica, o la tendría si el impuesto hubiera existido en toda España y solo se hubiera producido este fraude en Cataluña. Pero no, los catalanes podían acumular el 84% de este impuesto, pero los castellanos, al no tenerlo, ahorraban y acumulaban el 100% de dicho impuesto. Los castellanos deberían haber tenido más capital acumulado y mejores industrias si seguimos el planteamiento de García.

La segunda hipótesis es que las tierras más pobres pagaban menos que las ricas —cierto—, y que por tanto la gente compraba y conreaba más las pobres, aguzando el ingenio para sacarle más rendimiento. Y a más ingenio, mayor desarrollo tecnológico. Lástima que el sistema agrario catalán no funcionara de esta manera, ni por asomo. En el agro catalán a un lado estaban los suelos eclesiásticos y señoriales, que en su mayoría estaban arrendados a largo plazo —normalmente estos plazos eran intergeneracionales y estaban vinculados a la supervivencia del cultivo, por ejemplo de las vides— a pequeños agricultores. En estos arrendamientos se usaba el sistema enfitéutico, un sistema que mayoritariamente podía llegar a ser de carácter vitalicio y hereditario aplicado en el siglo XVIII solo en Cataluña siguiendo el derecho civil catalán. Del otro lado, estaban las propiedades agrícolas estrictamente privadas, lo que serían las masías. El patrimonio pasaba de padre a heredero —la figura del hereu catalán— de forma íntegra, sin repartirse entre hermanos (por norma general). El mantenimiento intergeneracional e íntegro del patrimonio era una parte fundamental de la mentalidad payesa de la época, fruto de los incentivos del derecho civil catalán, que tenía como propósito preservar las familias y sus patrimonios; preservar la tierra. Este era un derecho civil derivado del derecho romano y aplicado en todos los territorios de la Corona de Aragón desde sus inicios, y que después del 1714 solo continuó vigente en Cataluña.

A no ser que uno vea en el derecho la fragancia de los pueblos, el derecho civil es una de las cosas, tangibles, sin esencialismos, que más diferenciaba el Principado de los demás territorios peninsulares. Por lo tanto, el agricultor, el payés, no elegía sus tierras como quien va al mercado según eran más o menos buenas. Eran las tierras de su familia, las de siempre, las de sus padres, las de sus abuelos. Seguramente, el que tenía malas tierras aplicaba el máximo ingenio para sacarle el máximo beneficio, pero no más ni menos que antes o después del catastro. Por otro lado, ni Farguell, ni nadie de su familia, ya que estamos, pagó nunca el catastro agrícola. Eran carpinteros, menestrales, como la mayoría de los primeros industriales y capitalistas del país. No, el catastro no afectó para bien al resurgir de la economía catalana y la creación de la revolución industrial que se vivió allí. Ya es casualidad que, de todas las cosas que pudieron influir en la fortuna de los catalanes, la clave sea el derecho de conquista y la represión. Gràsias, bwana.

Página del catastro de Patiño con el impuesto de Josep Aran Bayle. Fotografía cortesía del Arxiu Històric de Lleida.

Página del catastro de Patiño con el impuesto de Josep Aran Bayle. Fotografía cortesía del Arxiu Històric de Lleida.

Si el impuesto de conquista no fue el causante del resurgir, ¿de dónde salió la revolución industrial de Cataluña? No se lo van a creer: de antes de la guerra. Cuando se inició la revolución industrial, Cataluña estaba en plena recuperación económica después de haber pasado por unos siglos de decadencia. Esta decadencia ciertamente existió, y fue muy dura, pero no fue causada por el bandolerismo como se cuenta en el artículo mencionado —fue un efecto de la decadencia, no una causa— ni por las leyes vigentes, ya que bajo las mismas leyes hubo pujanza económica tanto en los siglos XII y XIII como a principios del XVI o finales del XVII. Las causas fueron variadas y extendidas en el tiempo, un cúmulo de circunstancias que adormecieron a Cataluña ecónomicamente durante tres siglos. Empezando por causas epidémicas, como la peste negra, que segó la vida a un tercio de sus habitantes. O las guerras civiles que estallaron en el siglo XV con la llegada de la dinastía castellana de los Trastámara, o las revueltas campesinas de los remensas, o las últimas luchas en los condados de Pallars… Sin olvidar los trastornos que propició la religión, desde la expulsión de los judíos a los moriscos, que afectó a Tarragona y Lleida y arruinó completamente a Aragón y Valencia —por entonces, los principales socios comerciales de los catalanes—. Por no insistir en el retroceso que supuso para la ciencia y la cultura la instauración del Santo Oficio o la prohibición de estudiar en las universidades de países herejes, como Inglaterra, Alemania o incluso Francia, atrapados en la autarquía intelectual —¡por nuestro bien, para no contagiarnos de cualquier pestilencia luterana! ¡Que no sabemos apreciar nada!—. Añadan la prohibición de la usura, que obligó a España a buscar banqueros en el exterior, especialmente en Génova, máxima rival comercial de Cataluña durante siglos, ahora financiada con el oro americano. ¿Y las razones climáticas? Toda Europa vivió una pequeña edad del hielo durante los siglos XVI y XVII, que en Cataluña causó fenómenos tan extraordinarios como ver el Ebro o el Llobregat congelados. Se perdieron grandes cosechas durante varios años seguidos. Miseria, hambruna.

Y qué decir de la situación internacional. El sur de Francia hervía con las guerras de religión y eso afectaba al comercio catalán, como también le afectó muy gravemente la piratería berberisca o el cierre del mercado de Levante por parte del turco. El Mediterráneo ya no era un mar apto para el comercio, y eso sí fue clave para la decadencia de un pueblo habituado al comercio, como le pasó al pueblo veneciano.

Los Borbones. El catastro. Ya.

Lo cierto es que los pocos datos macroeconómicos que nos han llegado de la época demuestran que el resurgir se produjo ya bajo el reinado de Carlos II, en la década de los sesenta del siglo XVII. La prueba es que si no, no se hubiera podido pagar el esfuerzo bélico contra Francia y España en el periodo 1713-1715, cuando Cataluña dejó de contar con aliados extranjeros.

Los grandes movimientos, los de fondo, siempre son lentos y con orígenes múltiples. La decadencia se alargó a lo largo de tres siglos y la recuperación a lo largo de otros dos. La recuperación se produjo por el alejamiento de los turcos y piratas de la costa catalana y de sus rutas de comercio más cercanas, por la pacificación interna de Francia, por el aumento del liberalismo en el comercio mundial, la relajación en las leyes religiosas, el avance técnico, la mejora del clima y el aumento de las temperaturas con la consiguiente mejora en las cosechas… Cada punto de los enumerados anteriormente, tanto para la decadencia como para el resurgir, daría para estudios enteros. Ni se puede despachar en una sola pieza, ni se puede hablar de una sola causa. Pero para resumir: cualquier otra nación sometida a las mismas circunstancias internas y externas hubiera reaccionado igual.

¿Pero por qué los catalanes tuvieron su revolución industrial, su riqueza, y otros pueblos de España no? No por ser más listos y guapos, lamentablemente. Esto solo lo piensan los hombres de paja contra los que pelea el citado artículo. Todas la diferencias son las obvias: la geografía, la naturaleza, la geopolítica, el derecho… En el caso de Cataluña, por ejemplo, sus cursos de agua, propicios para la industria, o su buena comunicación con el resto Europa —está cerca, no sé si lo habrán notado; de ahí que su elogiado europeísmo sea pura ósmosis de frontera, de puerto, de comercio—, o el buen aprovechamiento de su escaso hierro y carbón, o la mano de obra basada en los segundones de las familias que se quedaban sin herencia por culpa del hereu, el buen clima para la agricultura, el retorno a la centralidad en las rutas hacia el oriente gracias a la apertura del canal de Suez a finales del XIX… No hay nada esencialista ni metafísico en todo esto. Cataluña estaba en el sitio y en la hora indicada para sufrir las condiciones de la decadencia y para aprovechar luego las circunstancias de la recuperación: contexto, capital humano, transmisión cultural.

España necesita estudios serios y amplios sobre la materia, pero antes la historiografía debe abrirse a otros campos como ya ha ocurrido en otros países. Para estudiar adecuadamente la historia se debe contar con la ayuda de economistas, estudiosos del derecho, climatólogos, biólogos, geólogos, ingenieros… Debe haber una compenetración entre diversos actores que actualmente trabajan en compartimentos estancos. Empieza a ocurrir, pero poco. ¿Será por el clima o será por la política? ¿Y si ponemos un impuesto? A lo mejor funciona. Hasta que no sea normal, el estudio sobre la riqueza de las naciones será cojo y hemipléjico. Visto lo visto, quizás sería más interesante buscar el origen de la pobreza de los que lo pudieron tener todo y al final no tuvieron nada —quizá si hubieran perdido la guerra y se les hubiera impuesto un catastro…—. Pero la represión les tocó a los catalanes, y se hicieron ricos. Ya es casualidad.

oie_3a4Z2XdlBsZr

Máquina de hilar maixerina o berguedana. Fotografía: Friviere (CC).

110 comentarios

  1. Enhorabuena, me ha encantado!

  2. Bueno,aunque evidentemente estoy en abierto desacuerdo con las hipótesis del artículo y con algunas de las argumentaciones que la sostienen,u y dudosas, vaya por delante que me siento honradísimo con la réplica.

    • Bueno, cabe decir que esta réplica no contiene “folladas de mente” como la de que el fraude fiscal sobre un impuesto de conquista provoca una acumulación de capital.

      He leído ambos articulos y he pasado un buen rato.

    • Un placer. Saludos.

    • Pues ya nos dirá cuáles son. Porque no hay color entre su artículo y este. Lo mejor de su artículo, Sr. García, son los comentarios de los lectores, tan coincidentes…

  3. Bravo!

  4. Enhorabuena por el artículo, hace pedazos los “argumentos” del Sr. García.

    Evidentemente los catalanes no son mejores ni más guapos que nadie, pero sí es cierto que tienen otra forma de hacer las cosas. Eso, unido a su situación estratégica y la capacidad de abrirse a otras culturas y asimilar lo bueno de ellas tienen algo más que ver en su firme desarrollo que un impuesto que no olvidemos, no lo recibían sinó que lo pagaban…

  5. Todo lo referente al derecho, en Aragon idem. Esos “solo en Cataluña” minimiza el articulo.
    Miren al oeste y os descubrireis.

    • Sí, en Aragón y Valencia era el mismo o muy parecido. El problema es que por entonces Felipe V ya los había destruido, cosa que no pasó en Cataluña. Por eso digo solo. Saludos.

      • El hereu aun sigue existiendo en el norte de Aragon.(como en el norte de Cataluña)
        El derecho Aragones sigue existiendo, como siguió existiendo el Catalan.
        A Felipe V le importaba poco el derecho.

        Solo escribí para rectificar unas frases excluyentes, unos apuntes para identificar algo unico que no lo fue.
        La opresion en la Corona de Aragon fue enorme, en toda la Corona de Aragon.
        En Aragon como cabeza del reino fue ya grande siglos atras. Tan grande que casi hace que desaparezca.

        Su articulo es interesante, aunque en el fondo no me guste, como no me acabo de gustar el articulo al que contesta.

        El buscar el motivo de la prosperidad en lo buenos que somos nosotros y los malos que son ellos no tiene mucho sentido. La prosperidad tiene multitud de aristas, dificil de desarrollar en un solo articulo.

        Saludos

  6. Leídos los dos artículos y sin tener ni pajolera idea de historia (a parte de la que dan en la ESO y cuatro libros mal leídos) me parece que el artículo del Sr. Figueras por lo menos no cae en ningún “vacío lógico” ni argumentario trampa.
    Es una lástima que se construyan los razonamientos históricos a partir de la conclusión a la que se quiere llegar. Esto en matemáticas se utiliza como reducción al absurdo y leyendo el artículo del Sr. García es lo que consigue, demostrar que la industrialización en Cataluña NO es gracias a la conquista borbónica.

  7. “Según él los que pagaban podían ahorrarse el 84% de lo que deberían haber pagado, ya que las tasaciones de los suelos y la recaudación estaban mal planteadas, cosa que permitía una acumulación de capital. Aparentemente esto tiene lógica, o la tendría si el impuesto hubiera existido en toda España y solo se hubiera producido este fraude en Cataluña. Pero no, los catalanes podían acumular el 84% de este impuesto, pero los castellanos, al no tenerlo, ahorraban y acumulaban el 100% de dicho impuesto.” Este párrafo me llama la atención porque creo que o no se ha entendido bien o no me he sabido explicar. La acumulación de capital procede de una desactualización flagrante del catastro durante décadas unido a un alto grado de fraude, cosa ampliamente demostrada, y que deriva en una muy baja presión fiscal directa. Pero esta cuenta del 84% y el 100% no es cierta: que el Catastro de Ensenada no se implantara en el resto de España no significa que los castellanos no pagaran impuestos directos, por lo que ese 100% no es real. Seguían pagando según la estructura fiscal antigua, millones, alcabalas y etcétera. El Catastro de Patiño no se superpone sobre los impuestos locales catalanes anteriores; es muy sencillo, al eliminarse las instituciones catalanas, las contribuciones directas que los catalanes hacían las recauda la Corona. Por lo que tal comparación (84 vs. 100) es falsa. El fraude del 84% no es “según yo”, por cierto, sino según cuentas de la época y estimaciones actuales. Esta argumentación para mí no es válida.

    • Menos cábalas y más datos. Dime qué impuestos pagaban los castellanos que no pagasen los catalanes con los borbones y no antes.

    • Meh. Los catalanes también pagaban alcabalas e impuestos similares, no era una cosa castellana en el siglo XVIII gracias al Decreto de Nueva Planta. Además alcabalas y millones eran impuestos sobre el comercio y los alimentos, el catastro sobre la tierra, cosa que en Castilla no existía. Me gustaría ver la fuente de ese fraude del 84% .

    • Independientemente de si la cuenta del 84% es correcta o no, lo que no puede haber ocurrido es que el pago de un impuesto beneficie a los contribuyentes frente a quienes no están sujetos, aunque haya fraude.

    • A ver si lo he entendido bien: la tesis que el sr. García defiende es que a los catalanes les benefició pagar más que antes (el impuesto del catastro, que no existía antes de 1714) porque no pagaban todo lo que hubieran tenido que pagar.

      No lo veo muy lógico: por mucho fraude que hubiera, si lo había, pagar un 16% sigue siendo peor que pagar un 0%.

      Si sumamos a eso que los catalanes se quejaban amargamente del aumento de los impuestos (algo que sí que está ampliamente documentado, mientras que aún no hemos visto la referencia a la estimación del fraude que hace el sr. García), me cuesta ver cómo la nueva situación fiscal puede suponer un beneficio respecto a la anterior.

      El sr. García aprovecha para cargar contra las leyes catalanas (a las cuáles denomina “privilegios medievales”, lo cuál ya es para poner en duda su conocimiento sobre el tema), diciendo que estas “mantenían el atraso del territorio”.
      Sin embargo, está sobradamente comprobado que esas leyes hacían que los catalanes pagaran menos impuestos que los castellanos. Si el pagar menos impuestos era beneficioso para la economía catalana en el s.XVIII, ¿no lo era antes? Si los catalanes hubieran seguido con esas leyes y hubieran seguido pagando menos que los castellanos, ¿eso no hubiera tenido el mismo efecto acumulador de capital que el que el sr. García achaca al fraude fiscal? Esto me parece una obvia y grave incoherencia.

      El sr. García aquí argumenta que en Castilla también había impuestos, pero no nos dice si eran mayores o menores que los que soportaban los catalanes a partir del dominio borbónico. Si fueran menores o similares, entonces cabría descartar ese “fraude fiscal catalán” como causa de su mayor prosperidad. Que el sr. García no tenga esto en cuenta y no haga ni un mínimo intento de estimar esas cargas fiscales relativas deja en el aire todo su argumenton.

      En fin, podría seguir, porque lo que cuesta encontrar en el artículo del sr. García son argumentos coherentes y consistentes. Lo que no cuesta encontrar son motivaciones y referencias políticas de actualidad, lo cuál sin duda ayuda mucho más a entender el porqué del artículo que no ninguna argumentación histórica.

  8. Pero entonces, señores, ¿qué pasa? ¿Que uno de los dos no tiene completo dominio sobre el tema del que están pontificando o cuando menos, una ligera idea? ¿Tal vez los dos? ¿O me van a decir que uno de ustedes está mintiendo y escamoteando información fidedigna al personal? ¿Tal vez ambos?
    Les remito al artículo reciente de Sergio Parra, “Asúmelo ya: debatir no sirve para nada de lo que siempre has creído”

  9. Bueno creo que es obvio que el artículo de Alejandro García no hay por donde cojerlo; no me hacía falta leer esta réplica para darme cuenta de eso ya que creo, tengo ciertos conocimientos de historia y la conquista borbónica no ayudó para nada a la industria catalana, al contrario, para variar solo hizo que ponerle tantos palos en las ruedas como se pudo.

    El artículo de Biel está bien, es coherente y presenta argumentos que almenos se sostienen. Creo que es evidente que nadie piensa que la industria catalana se desarrolló más que la de otras provincias españolas porque los catalanes somos más guapos o listos. No sé a quién alude esa “acusación” pero yo jamás he oído a nadie decir tal cosa. Lo que sí es cierto, sin embargo, es que el pensamiento político en muchos lugares de España – cuidado porque no he dicho en todos – siempre ha sido diferente al de Cataluña y la política, quieran o no, tiene muchísimo que ver con el desarrollo industrial, incluso cuando hay un gobierno central que anda entorpeciendo cada paso que intentas hacer hacía delante. No digo que el clima y la geografía no influyeran, obviamente que sí, Cataluña siempre se ha beneficiado de un clima menos seco y su situación afortunada al lado del Mediterráneo, pero las diferencias culturales / políticas son innegables, a mi entender. Como bien Biel ha apuntado, todo suma.

    Han pasado cuatro siglos y las diferencias políticas entre Cataluña – y el País Basco, ya que estamos – y el resto de España siguen igual de marcadas y creo que no pasan desapercibidas a nadie. No me refiero al independentismo para nada, eso es otro tema al cuál no me estoy queriendo referir a ningún momento porque no creo que sea pertinente.

  10. Pingback: La fortuna de los catalanes: ya es casualidad

  11. “Los Borbones. El catastro. Ya.”

    Por supuesto que un impuesto no permite ahorrar. A ver dónde se dice eso en el artículo de Alejandro García. Lo que dice, que es bastante lógico, es que lo que permite ahorrar es el fraude sobre los impuestos. Si la contribución no corresponde a la riqueza y encima no se actualiza entonces se acumula capital. Hazlo durante un siglo, y verás qué bien te va. Es notable también cómo el artículo pasa de puntillas sobre el proteccionismo borbónico, que evidentemente colaboró a desarrollar la industria catalana. Que se protegiera también grano castellano no cambia ese hecho, no tiene que ver (Biel, criatura, si vas a usar falacias al menos que no sean tan evidentes). De hecho, la falta de medidas pro-industria similares en otras regiones muestra discriminación o por lo menos desidia (que viene a ser lo mismo) por parte del gobierno central hacia ellas.

    En ningún sitio bastan las circunstancias climáticas o geográficas, aunque sin duda también ayudaron. La implicación, protección y soporte claros del ejecutivo y legislativo son necesarios para desarrollar una industria. Siempre lo han sido, en todas partes, y Cataluña no fue excepción. No quito mérito a Cataluña, que supo aprovechar la ocasión. Ojalá todas las regiones hubieran tenido oportunidades parecidas. Pero negar la importancia del apoyo desde el poder central (y de las dinámicas de acumulación de capital) me parece injusto e irreal.

    Els hereus. El clima. Ya.

    • Qué medidas a favor de la industria catalana se aplicaron? Medidas que no beneficiaran también a las otras regiones.

    • Y dale. Pero ¿cómo va a permitir un impuesto acumular riqueza? Es cierto que un impuesto mal aplicado, objeto de fraude y desactualizado permite al defraudador acumular riqueza en comparación con aquél que abona el impuesto religiosamente. Pero también es evidente que, aun defraudando un 84%, sigues pagando mucho más que aquél que no paga nada.

      Y por otra parte el proteccionismo no es (o no es sólo) una medida pro-industria, sino también una medida que perjudica al comercio internacional y en mayor medida a quien más comercia y más produce. Que yo sepa las mismas normas u otras parecidas se aplicaban no sólo en toda España sino también en toda Europa (con la notable excepción de Inglaterra). Es decir que toda España hubiera podido desarrollar la misma industria en igualdad de condiciones, y que además el proteccionismo imperante dificultaba a Cataluña la venta sus productos en, por ejemplo, la vecina Francia.

    • Creo que no has entendido algo fundamental: ese impuesto lo pagaban SOLAMENTE los territorios vencidos, los de la Corona de Aragón. Es imposible que eso fomente el acumular capital, por mucho fraude que haya… ¡comparado con otros territorios donde no pagaban NADA de ese impuesto! Por cierto, Cataluña no fue el único territorio que pagaba, por lo que de todos modos no se sostendría que fuera la razón principal.

    • El sr. García dice que el fraude sobre un impuesto permite ahorrar más que el no tener ese impuesto. ¿Lógico?

      Que el proteccionismo también se aplicara al grano castellano sin que Castilla tuviera un especial desarrollo económico ayuda a relativizar la importancia del proteccionismo en el desarrollo económico de una región. De hecho, hay autores que consideran que el proteccionismo es perjudicial para el conjunto de la economía de un territorio, dado que beneficia artificialmente a un sector, distorsionando la atribución de recursos y perjudicando al conjunto de la población.
      En otras palabras, no sólo no es evidente que fuera beneficioso, sino que es perfectamente posible que el tener que pagar los paños y el trigo castellano más caros perjudicara al conjunto de la economía catalana.
      Y eso hace que la referencia al trigo castellano no sea ninguna falacia, sino perfectamente relevante.

      Sobre “medidas pro-industria”, ¿cuáles fueron esas medidas que beneficiaron únicamente a la industria catalana?

      • El proteccionismo agrario tmb benefiaba a los agricultores catalanes… y respecto a la industria catalana, ten en cuenta que los aranceles son por productos, tu puedes poner un arancel elevadísimo a los textiles (que se localizan en cataluña) beneficiando de forma directa a esta industria frente a otras como por ejemplo la papelera (ya que las industrias en aquella época se localizan en el espacio de forma sectorial, Leete Crafts y la ind. textil británica). Es decir no es que protejas la industria catalana es que proteges la industria textil que se localiza en catalunya (que ha hecho lobby para conseguir aranceles más altos). A este respecto leete la tesis de Daniel Tirado (tutorizada por Carles Sudrià; Universitat de Barcelona, 1996), nada sectaria, escrita por catalanes. Es más si vas al departamento de h eco de la UB te darás cuenta de que son todos muy pro proteccionismo, por algo será.

        • Me parece que la diferencia en magnitud de la producción de cereales catalana y castellana es considerable. ¿Cómo es que Castilla no se benefició de ese proteccionismo agrario? Sigues sin explicar porqué le niegas relevancia a eso.

          Y sí, sé cómo funcionan los aranceles. Precisamente, si sólo proteges la industria téxtil, ¿estás beneficiando a la economía catalana? ¿Un escribiente que paga los paños y el trigo más caros sin recibir ningún beneficio directo se beneficia de ese proteccionismo? ¿Lo hace la economía catalana en general?

          Parece que afirmas que el “apoyo desde el poder central ” es únicamente el proteccionismo, ya mencionado antes, y que parecía que descartabas al decir que no había medidas similares en otras regiones mientras mencionabas la protección del trigo castellano. La contradicción sigue ahí.

          Y sigues sin dar ninguna explicación de cómo el pagar sólo una parte de un impuesto permite ahorrar más que el no pagar ese impuesto en absoluto. Sigo sin verle la lógica que tú y el sr. García veis tan evidente.

          • Mira, aquí sí que me he equivocado sobre a quien respondo, dado que tú respondías a mi respuesta a Luis, y he asumido que eras ese Luis.

  12. Alejandro, con tu artículo defendías la tesis, totalmente desfasada, de que Cataluña se industrializó, exclusivamente, gracias al Estado, y has dado tanto énfasis al impuesto del catastro porque era el único argumento que confirmaba tu planteamiento.
    Pero como bien explica Biel Figueras, la industrialización y la acumulación de capital se deben a diversos factores, siendo la baja tributación uno de ellos, pero evidentemente no fue en ningún caso el verdadero motivo del desarrollo económico de Cataluña, sino una circunstancia más que los hombres de negocio supieron aprovechar.
    Esta tarde he buscado información sobre tus líneas de investigación, y he disfrutado mucho leyendo tus artículos sobre la España musulmuna, por eso te pido que el mismo rigor que le pones en tus temas, se lo pongas a los demás. Como consejo, los catalanes nos sabemos nuestra historia de pe a pa, junto a cada colección de la historia de España, al lado se encuentra otro con la historia de Cataluña, y con volumenes del mismo grosor, y por tanto cualquier artículo manipulado o falseado sobre la historia catalana, pronto será rebatido, desmontado y desmentido.
    Y, como apreciación personal, si Andalucia es pobre, es culpa de los señoritos andaluces que no inviertieron un duro en su región, no de ningún catalán por mucho que fuesen unos tacaños cuando iban a vender teles y tejidos por las Españas.

  13. Como catalán de origen castellano, y varias décadas observando diferencias, solo quiero decir que en mi querido pueblo de origen (castellano) el que monta una empresa y le va bien es mala persona. En Cataluña es alguien a imitar. La normativa es para Hidalgos en Castilla, en cataluña era (hoy ya no tanto) para hacer negocios. Seguimos? Tengo decenas de estas diferencias

  14. “Siempre ha existido un gran interés por explicar la revolución industrial catalana, por desentrañar de dónde venía la riqueza de la zona, encontrar las causas de la fortuna de los catalanes, señalar a los culpables.”

    “Señalar a los culpables”

    ¡Oh, victimismo! ¡No dejes sin visitarnos ni un solo día!

    Por lo demás, brillante artículo, aunque no cese la matraca de que lo de 1713-14 era una guerra “contra España”

    • Está siendo irónico. ¿Has leído el artículo anterior al que rebate? Es un despropósito, y ahí entenderás por qué sale esta línea.

  15. Los catalanes somos junto a los vascos los únicos europeos del estado opresor español. Esa es la realidad y a la historia, la cultural nacional, la economía y la genética me remito. Necesitamos la independencia del país opresor para poder alcanzar nuestro verdadero potencial como pueblo más avanzado.

    • Sr Miquel, de català a català: Le ha quedado muy documentado su sesudo comentario, y muy relacionado con el artículo también. Nivelón

    • Eso es bastante nazi.. Dandoselas de pueblo superior para explicar un desarrollo economico que ya no es tal.. En IDH regiones como castilla leon aragon navarra y madrid nos superan asi que menos humos… No se quien te crees que eres señor superior pero pasate por el departamento de historia economica de la UB y comentale tus teorias a los catedraticos.. Jordi catalan y carles sudriã a ver como se rien en tu cara… Que pena dais los nacionalistas.. Un facha catalan mas… Contestando otro habitante de barcelona bastante apenado por el nivel intelectual al que la gente como tu nos lleva

      • Ni es nazi ni son teorías, hay estudios científicos documentados que ponen de manifiesto que el pueblo catalán tiene más relación genética con suizos o holandeses que con españoles o portugueses. En cuanto al nivel cultural, de desarrollo, industrialización y pujanza económica, la brecha es evidente. Los navarros son vascos, por lo tanto europeos. Castilla, Leon, Aragón o Madrid viven de nuestro trabajo, de los ingentes beneficios económicos que generamos los catalanes y que nos son arrebatados por el gobierno español cada año para que los españoles se puedan dedicar a la siesta, los toros y las romerías. Esa es la realidad y al artículo de Biel Figueras le remito si quiere pruebas.

        • Hostias. Esencialismo etnogenético a estas alturas de la película. Catalonia Uber Alles. Una, Grande y Libre. Quiero creer que esto es troleo. Y si no lo es, quiero creer ese nivel de oligofrenia es minoritario dentro del nacionalismo catalán. Encontraría la otra opción perturbadora.

    • De verdad es que como catalán me da vergüenza extrema este tipo de discursos. Alguien dudaba en los comentarios de si habría alguien capaz de pensar que la industrialización de Catalunya fue debido a que los catalanes somos mas guapos y listos…Podéis ver que hay gente como Miquel que si lo piensa. El problema es que hay muchos como él.

      • A mí también me avergüenza. Pero creo que afortunadamente son una minoría, la menos instruida

        • Una minoría con mayoría absoluta en el Parlament. Lo lleváis claro, esto se acaba, nos vamos chavales, ir buscando otro pueblo al que parasitar.

    • ¿¿Genética?? ¿Opresor? Miquel, si-us-plau, no fotem… no ens fas cap favor als independentistes, tot el contrari… procura llegir més.

      • Gràcies pel consell, però crec que ets tu qui necessita llegir més, jo tinc les coses molt clares. Per exemple, jo no insult a altres independentistes com fas tu.

  16. Como historiador econónomico y pupilo y compañero de algunos de los mas brillantes estudiosos sobre este tema se sabe zanjado de hace años… Desde los textos escritos por alex sanchez donde se otorga una enorme importancia al comercio America y las colonias pues las indianas permitieron acumular un enorme capital reinvertido mas tarde en industria. asicomo las plantaciones viticolas (frances valls) y el proteccionismo y mercado cautivo… Para q cataluña se industrializara se desindustrializaron zonas del interior de españa menos competitivas, todos saben q la industria catalana no era competitiva internacionalmente… Es decir la primera acumulacion no surgio de la nada sino que q cat. Era una region en auge pero esta claro que sin una importantisima ayuda del estado español a saber cuanto hubiera durado dadas las malas condiciones energeticas y el minisculo mercado catalan

    • Como pupilo y compañero de Torrente, las pajas mentales son mi especialidad.

    • El comercio a gran escala con América no se da hasta el XIX, estamos hablando del XVIII. Volvemos lo mismo: por qué fueron los catalanes los que se hicieron ricos con Cuba y no los de Gijón (por ejemplo)? Qué impedimento tenían los andaluces para hacerlo? Qué zonas se desindustrializaron? Cuándo? Por quién? No nos podemos mover por mitos.

      • Lo que nos diferencia de los españoles es que nosotros somos realmente europeos. Ellos son otra cosa, más cercana a realidades culturales, históricas y genéticas del continente vecino. Su artículo demuestra que nuestra nación, junto a Euskal Herria, se desarrolló a niveles europeos a pesar de la represión del estado español. ¿Por qué? Porque somos distintos, somos un pueblo que ha sabido progresar. Ellos son incapaces, y así les va en corrupción, paro, regresión de derechos sociales y libertades, brutalidad con los animales, violencia doméstica, analfabetismo, represión lingüística y todo lo que ha venido caracterizando a los españoles. Esa es la realidad, por más que a muchos les moleste. Por eso debemos independizarnos y corregir todo rastro de españolización en nuestro país, por el bien de todos los que amanos Catalunya.

        • Hola Miquel
          nano, ves-te’n a fer la mà… cosa que tampoc crec que entenguis, perqué tampoc crec que siguis català, oi?

        • Chico dices unas tonterias que son increibles… Tu en tu vida has vivido fuera de cataluña, yo he vivido en zaragoza y todo lo que dices es demagogia, hay gente de todo tipo como aqui, en cataluña no tenemos corrupcion jajaja somos a los q mas han robadoz; caso palau, 3%,… Violencia domestica en cat no hay dices… por dios, maltrato animal (pero tu has estado en tarragona campeon), represion de libertades y derechos (no te acuerdas de los chavales aquellos q intentaron entrar al parlamente y fueron a la carcdl); en serio para decir chorradas mejor callate

          • Mira el origen de los que cometen actos de violencia en Catalunya, a ver si encuentras uno solo que tenga los dos apellidos catalanes. Lo de poner de ejemplo las fiestas de Tarragona es pura demagogia, no se usan banderillas ni estoques, a más a más los toros no mueren ni sufren torturas durante el festejo, como la bestialidad africana del toro de la Vega o las becerradas de toda Castilla. La corrupción en Catalunya es influencia y consecuencia de un estado corrupto en su totalidad desde sus orígenes, que solo sabe que funcionar mediante favores y prebendas, y aún así tenemos muchos menos casos que en España.

            • En serio tu crees que un animal no sufre poniendole fuego en los cuernos?? Y lo de la corrupcion.. Yo vivo entre catalunya y aragón y alli han tenido la decima parte de casos o menos… No se a que españa te refieres pero creo q somos a los q mas han robado; con las contratas a d autopistas a los colegas de la generalitat, privatizacion de hospital, vamos que el pp y ciu primos hermanos

              • Vius al riu Cinca doncs!! hahaha

              • Los cuernos son como el pelo, no tienen nervios. Los animales no sufren nada, es solo un juego. Estoy de acuerdo contigo en que somos a los que más nos han robado, pero nos han robado los gobiernos españoles, no CiU, que ha sabido hacer país. Que algunos casos aislados hayan caído en la tentación alguna vez de hacer política a la española no significa nada. Eso es inevitable, también hay corrupción en Alemania. Lo importante es la reacción de la ciudadanía, y ahí los catalanes, una vez más, hemos sabido marcar la diferencia.

      • A ver… Cataluño obtuvo durante el sxviii recursos excepcionales comerciando con aguardientes y vinos (factor geografico y en menor medida institucional), cuando se abrió el comercio con america lo que hicieron fue reinvertir estas ganancias… Comprabas telas a las provincias unidas las estampaban y reexportaban, con esto generaron mucho dinero en miy poco tiempp (esta documentado). Posteriormente en el sxix con estas ganancias invirtieron en industria textil que fue ampliamente apoyada por el estado.. Si no mira las ayudas a la importacion de maquinas o las condiciones para permitir que bonaplata se construyera, la diferencia malaga andalucia se explica en gran medida por la mayor cercania catalana a los mercados y las fuentes energeticas, asi pues en malaga la ventaja competitiva era menor y se reinvirtio en agricultura en vez de industria, es un problema de precios relativos de los factores… No tiene nada qie ver con que los andaluces sean mas ceporros. Luego durante el sxix y xx en cataluña hemos sido los beneficiados (junto con madrid) de pertenecer a españa. La proteccion del mercado interno desde el arancel canovas fue de las mas altas dd europa compensando la baja competividad industrial. Por que os creeis q todas las grandes familias catalanas estan tan relacionadas con madrid y son de cultura castellana… Quien es os creeis q financio la guerra a franco, leeros el caso de la hispano suiza y sus dueños como ejemplo

        • Casos aislados? si ciu tiene las sedes embargadas y a nosecuantos tesoreros en la carcel además del institucionalizado 3% que no creo que acabara en manos del pp, hasta han tenido que refundar el partido. Y lo mejor reacción no se.. ahí tienes al colega Puigdemont de Ciu como jefe del govern… si eso es reaccionar bien estem fotuts

          • Es decir, la economía catalana ya prosperaba durante el sr. XVIII, con lo que tu explicación que zanjaba el tema con el comercio con América resulta que en realidad no explica nada.

            ¿Por qué cuando se liberaliza el comercio con América son los catalanes los que mejor lo aprovechan, y no lo aprovecharon antes los que lo tenían reservado para ellos en los siglos anteriores?

            Curiosamente, tú añades factores geográficos, con lo que das la razón al sr. Figueras y desmientes el “regalo” del catastro o tus mismas explicaciones.

            Y por cierto, nadie dice que los andaluces fueran más ceporros que nadie. Ese “straw man” es lo que intenta atacar el sr. García… sin que nadie lo hubiera defendido antes.

            • Parece que no te enteres de nada…
              1) los catalanes lo aprovechan más (o eso se dice) porq tenían unas redes comerciales ya establecidas con centro europa y cambiaban vino-aguardiente por tejidos para reexportar a las colonias (Francesc Vall, Alex Sanchez)
              2)El comercio con América explica! permitió acumular la riqueza que posteriormente se invirtió en fabricas textiles. Que no se reinvirtiera de forma constante en el resto de España (ej. Malága) aun esta en debate aunque se apunta al precio relativo de los factores (era más rentable en malaga invertir en agricultura, minas,..).
              3) No se de donde te sacas que el resto de españa no se aprovechó del comercio con américa, malaga la zona más rica de España a finales de XVIII
              4) YO NUNCA he defendido la tesis del catastro, no todos somos tan sectarios como tu, que porq no me crea lo que escriben los ultranacionalistas catalanes no me tengo q tragar una explicación como la del catastro
              5)Y sí creo que tiene razón en lo del catastro Figueras pero eso no implica que no crea que otras reformas borbónicas como la eliminación de aduanas internas (una integración de mercado beneficia a los centros económicos más grandes, en este caso Barcelona, PAUL KRUGMAN, Luis Germán,… etc etc), la apertura del comercio con América por no hablar de las medidas tomadas en la restauración (Arancel Salvador 1906, ver Tirado, Daniel) BENEFICIARON enormemente a Catalunya.
              6) Lo dice un ciudadano de Barcelona (no soy ningún facha así que no te pongas a la defensiva), a ver si un dia de estos independizamos BCN del resto de Catalunya que vaya percal

    • Algunos apuntes:

      1) Guillermo Esteban, ardo ansioso por conocer quienes han sido tus mentores y en qué facultad sientan cátedra, porqué sin duda es toda una novedad que tan doctas eminencias en Historia se dediquen a afirmar que tales o cuales debates historiográficos se encuentran “definitivamente zanjados”. Lo digo porqué si de veras has estudiado historia, una de dos, o debiste hacer pellas en la asignatura de “Metodología de la investigación histórica” (o similar) o el profesor titular de la misma es todo un “innovador”, que ríete tú del profesor Moradiellos y de su ya clásico libro para semejante tipo de asignaturas… ¿Por qué sabes de qué libro te estoy hablando, verdad? En cualquier caso, si hubieras ido a clase, o si el profesor de marras hubiera estudiado en una facultad al uso, como un servidor, seguramente hubieras recibido esa misma machacona consigna que un servidor oía día sí, día también según la cual los temas historiográficos están en constante revisión, sujeta a la aparición de nuevas fuentes, a innovaciones metodológicas y obligando al especialista a tener un profundo dominio de la bibliografía existente… ¿Porqué, verdad que puedes mentarnos algunas referencias bibliográficas serias (sí, de las que figuran en índices de citaciones o que correspondan a especialistas con Tesis indizada en Teseo) sobre el tema del que hablas?

      2) Biel, Mr. Rincewindcat, a sus pies. Un artículo genial. El ejercicio de síntesis histórica que realizas es digno de ser usado como ejemplo en alguna facultad, no solo de Humanidades, sino también de Comunicación y Periodismo. Intentar resumir un fenómeno tan multicausual como es un proceso de industrialización y hacerlo de manera tan convincente y con semejante robustez argumental es francamente encomiable, máxime cuando en el “mercado” de la Historiografía hay tanta disponibilidad de productos cuya sustancia puede parecer más idónea para rápidas y fáciles digestiones por vía de mecanicismos y determinismos algo alpargateros. O lo que es lo mismo, que se quiten de en medio los Ferdinands Braudels o los Pierres Vilars al uso, sus “largas duraciones” o sus poll… en vinagre, que aquí semos españoles y tenemos toda una Rea Academia de la Historia… todavía hoy trufada de hagiógrafos del Tio Paco (de los polvos de PISA vienen estos lodos intelectuales). No se ofenda su antagonista el Señor Alejandro García, pero él mismo tendrá que convenir que la teoría del Reformismo Borbónico como factor causal del “despegue” (entrecomillo porque para mí la palabra correcta sería “reanudación” o “rearranque”) económico catalán de la segunda ½ del XVIII (Catastro y Comercio de Indianas en América) es una línea que tira por la vía fácil, algo comodona y que además retoza en posiciones de alta rentabilidad político-ideológica, ¿O a estas alturas de la película todavía vamos a negar la existencia de una pléyade de opinantes, spin doctors y publicistas dispuestos a comprar cualquier relato que ayude a reforzar y robustecer la idea del catalán a la par victimista y ventajista? Lean, si no ésta infame entrada de uno de los trolls más indignos que medran en las redes sociales para comprobar de lo que les hablo  https://glamboy69.wordpress.com/2010/09/11/guerra-de-successio-un-conflicte-de-classes-socials/

      3) Por último, algunas observaciones y puntualizaciones sobre el tema: el estudio del s. XVIII español todavía sigue siendo el “hermano pobre” en los anaqueles bajo la rúbrica de Historia Moderna y Contemporánea palideciendo, junto al s. XIX, ante el Siglo de Oro y la Guerra Civil, esos Hit Parades de nuestras facultades patrias que beben, en gran parte, del acervo antaño canonizado por la legión de hispanistas extranjeros cuyo trabajo se centró, precisamente en esos dos periodos (con alguna honrosa excepción, como la biografía que Kamen hizo de Felipe V, que huelga decir, es bastante infumable). Es decir, que para el estudio del Siglo de las Luces los españolitos nos hemos tenido que espabilar nosotros solos. Y la proliferación de oscuras y profundas lagunas sobre el tema fue el perfecto campo abonado para la consolidación de una retahíla de mitos y tópicos, empezando por el supuesto Despotismo Ilustrado del que pudieron “disfrutar” nuestros antepasados dieciochescos (“Ilustración” aderezada de “Inquisición”… ¡Pardiez, para que luego nieguen el fragatino slogan de “Spain is Different”!); pasando por la idealización de los primeros Borbones como arquitectos de una presunta modernización del Estado español cuyo vigor apenas dio para dos generaciones (y si no que se lo digan a los generales de Napoleón y el paseo que se dieron por España en 1808); y terminando por la . Por suerte, y de unos años a esta parte, han empezado a aparecer una serie de autores que se han puesto en serio con el tema: Virginia Leon, Joaquim Albareda, Lluis Roura o Josep María Delgado y que decir del malogrado Ernest Lluch… gente que se ha ido a archivos austriacos, franceses, británicos o italianos para estudiar la consolidación de los Borbones en España o que han estudiado el austriacismo de postguerra; que han enriquecido los inventarios estadísticos que antaño iniciaron los Jordi Nadal o Josep Fontana robusteciendo la materia prima a través de la cual inferir modelos y pautas socio-económicas o que, sencillamente han logrado acceder a más recursos económicos antaño copados por los Carlos Martínez Shaw y compañía. En definitiva, más cerebros dispuestos a tirar por tierra clichés como las caducas Teorías del Desarrollo con las que se intentaron explicar el proceso de insdustrialización catalán. En este sentido os recomiendo la lectura de los artículos de Josep María Delgado “El algodón no engaña. Algunas reflexiones en torno al papel de la demanda americana en el desarrollo de la indianería catalana” y, sobretodo “Presión fiscal y asignación de recursos en la monarquía borbónica” donde habla, precisamente del Catastro como supuesto factor de dinamización económica… canela en rama y caña a la “Teoría de Modernización” de cuño neoliberal a la que se enganchó algunos marxistas despistados durante los 70s y 80s.

      • Con tema zanjado me referia al del comercio con america y las fabricas dd indianas, esta documentado q durante unos 20 años se enriquecio.mucho cataluña con este comercio, leete los articulos de alex sanchez y francesc valls

        • Y los otros españoles no podían comerciar con América en esos 20 años? Por qué enriquecieron ?

          • Ya te lo he comentado, cataluña ya era de las regiones españolas más ricas a mitad-final del SXVIII (se dice que tiene mucho que ver con el comercio de aguardientes y vinos en los mercados europeos, esto puede tener q ver con factores geográficos, institucionales… Francesc Valls). Por lo anterior había desarrollado un industria textil basada en su mercado interno (el catalán) que se había diversificado en base a una riqueza a agraria primaria (circulos virtuoso North). Cuando se abre el comercio con america, cataluña ya tiene un base manufacturera textil a diferencia de otras zonas de españa. Lo que hacen los catalanes del momento es primero estampar y reexportar tejidos flamencos (y posteriormente copiarlos) a américa enriqueciendose mucho durante varias décadas, respecto a este comercio es famosa una frase catalana de la época, guerra con cualquiera menos con Inglaterra (les bloqueaban el comercio con las colonias) (Alex Sánchez) . Posteriormente en el SXIX basándose en el capital previamente acumulado mediante estos factores y su mercado interno desarrollará un industria textil moderna. Si bien por deficiencias en productividad (basicamente el coste del carbón) deberá ser protegida (como otras muchas industrias: siderúrgica, agraria,…) y basará sus ventas en el mercado español (Maluquer,…) siendo por ello de gran importancia el proteccionismo a las industrias nacientes del SXIX (esto sería la teoría de la escalera de… se me ha olvidado el nombre..). Esto dice parte de la historiografía, o por lo menos lo que a mi me han comentado los autores de los textos.

            • (Con industria manufacturera textil en el XVIII me refiero más biena protofabricas (no energía de vapor) y putting out system si bien no recuerdo exactamente cual era el sistema)

            • Por lo tanto, el factor decisivo no es el mercado americano, al cuál tenían acceso todas las regiones (y algunas antes que Catalunya), sino ese capital acumulado anteriormente y esa base manufacturera construidos sin ninguna “ayuda” borbónica.
              Acabas de desmentir tu propia tesis.

              • Mi tesis? creo que te equivocas de persona; si llegas tarde al debate al menos leetelo todo y no quedes mal… yo nunca he dicho que el catastro tuviera algo que ver con nada, solo digo que hubo reformas borbonicas como la apertura del comercio con América que beneficiaron a Cataluña, pero vamos que es durante la restauración del SXIX y durante gran parte del XX donde la ayuda estatal a la industria catalana es evidente, Arancel Cambó, Canovas, Salvador,…

      • “Luego durante el sxix y xx en cataluña hemos sido los beneficiados (junto con madrid) de pertenecer a españa.” Determinismo en grado sumo y para más INRI cargado de prejuicio ideológico presentista. Suspenso en Historia. ¿El siguiente?

        • Superioridad moral detectada de una persona que piensa que lo que leyo hace 30 años es lo que lo comunmente aceptado hoy en la historiografia, si supieras un poco de la new economic geography y de los estudios en LISA tal vez entendieras de donde sale estas teorias, que no son inventadas. Aprobado en superioridad moral, arcaismo y desactualizacion (tu que eres webberiano o que?) y suspenso en conocimientos historiograficos modernos. Muy triste.. vuelve a la universidad anda que ahora admiten a cualquiera

        • Er… yo tampoco he dicho nada del catastro en mi respuesta a tu comentario. Eso de leerlo todo y no quedar mal deberías aplicártelo tú mismo. ;-)

      • 1)- ¿Quieres decir que los que disfrutaron del comercio con América durante siglos antes de que se liberalizara no fueron capaces de tejer esas redes comerciales con Europa que Catalunya si tejió? ¿Y eso era culpa de los catalanes?

        2)- El comercio con América se liberaliza a finales del s. XVIII. La recuperación económica catalana empieza durante el s .XVI. Las causas suelen preceder a los efectos. Tu explicación que “zanjaba el tema” sigue haciendo aguas.

        3)- Me das la razón: Málaga es la más rica a finales del XVIII, cuando se liberaliza el comercio. Parte con una clara ventaja en acumulación de capital. Sin embargo, con el comercio liberalizado no sólo no aprovecha esa ventaja sino que pierde posiciones, mientras que Catalunya las gana. ¿Cómo es que Málaga no aprovechó la liberalización del comercio con América?

        4)- No, tú eres bastante más sectario, como muestra tu reacción. Yo te he dicho que das la razón al sr. Figueras al rechazar la explicación del catastro, y tú me confirmas que es así, que tengo razón… y me llamas sectario. ¡Bravo! :-D

        5)- Curiosamente otro factor distinto al que antes decías que había “zanjado el tema”.

        6)- Para no ser un facha dices lo mismo que los fachas, y sin que yo te haya dicho nada sobre facherío. Podría decir aquello de “excusatio non petita”… ;-)

        • “Superioridad moral detectada de una persona que piensa que lo que leyo hace 30 años es lo que lo comunmente aceptado ”

          Curiosamente, eso es exactamente lo que has hecho tú en tu primer post. Deliciosamente irónico.

          • 1) ¿que tiene que ver tener redes con Europa que tenerlas con América? o como decir que por que Rusia tenga relaciones comerciales con China tmb deba tenerlas con Japón. No tiene sentido. Y en cualquier caso Castilla sí tenía redes con Europa, vease el puerto de Santander o el País Vasco. Además no hay ninguna culpa de catalunya ya que es es algo positivo el tejer esas redes… Si catalunya las aprovechó mejor (por los factores que fueran) es algo positivo.

            2)- Yo no he dicho que la recuperación económica catalana sea solo por la reexportación y copia de productos a América solo que influyó en generar beneficios extradordinarios que anteriormente percibían productos flamencos. Posteriormente estos beneficios serían clave para generar capital para la industrialización del SXIX. Que Catalunya aprovechara esta oportunidad mejor que otras zonas de España ya he comentado lo que dice la historiografía.

            3)- Como que Malaga no aprovecha el comercio con América, claro que lo aprovecha, algunas de las primeras fábricas de España se instalan en Málaga y era una zona rica tmb a mitad del SXIX. Que luego esta industrialización se truncara aún esta en la historiografía aunque se dice que tiene problemas con los costes relativos y de oportunidad. Se pudo dar el caso de que la inversión en industria en Malaga generara menos beneficios que la mineria o agricultura (esto llevaría a una relocalización de factores) y que esto en Cat. no fuera así. En cualquier caso sigue en el debate

            4)- Si te digo sectario es por que parece que rechazas que cualquier forma de intervención estatal pudiera beneficiar a la industria catalana por el hecho de ser catalana. Creer que el estado Español ha hecho todo lo posible para que cataluña sea pobre y desindustrializada lo demuestra. Si quieres saber lo que se puede hacer para que esto ocurra leete el caso de la Córcega y las políticas francesas en la isla. Al contrario que tú yo acepto que pudo haber tanto políticas estalas positivas como negativas.

            5)- Lo que decía que era tema bastante cerrado es el de las exportaciones de indianas desde catalunya. En serio, esta muy documentado y hay varios artículos escritos de la Universitat de Barcelona al respecto.

            6)- Yo no digo lo mismo que los fachas, tu dices lo mismo que los nacionalistas catalanes de pro que se creen que lo hicieron todo solo con su ingenio y que el Estado Central en nada ayudo a la industrialización en Catalunya y España cuando esto esta bastante alejado de la realidad. Yo en nada desmerezco la capacidad del empresariado catalán pero de ahí a creer que lo hicieron todo solos y que no necesitaron de la protección estatal para florecer hay un mundo. La ind. catalana no hubiera aguanto ni un asalto en un contexto librecambista frente a las exportaciones británicas o francesas, de mayor calidad y más baratas. Si quieres leete las impresiones del consul alemán Gwiner (1892) en Barcelona a ver que dice, o leete los debates alrededor del Arancel Cambó o el Arancel Salvador. Son muy esclarecedores.
            -Pd. Un facha te diría que los putos Catalufos llevan chupando del bote español que les protegía con aranceles para que pudieran saquear al resto de España mientras ellos se hacían ricos. No creo que yo haya dicho nada de esto, solo que ya vale de creer que todo lo que ha hecho el estado ha sido para fastidiar a los catalanes porque nos odia por el hecho de ser catalanes. Que haya 4 tontos por ahi que nos insulten no cambia la historia, y que conste que desde aquí tmb se insulta al resto España llamandoles vagos que viven de nuestro trabajo, esos cabrons espanyols… ya vale de doble moral

  17. Creo que los hechos y diferencias actuales entre cataluña y españa dan ampliamente la razon a Alejandro Garcia. Me explico con eso, loshechos:
    Un catalan que quiera desplazarse con vehículo propio desde el norte (supongamos la frontera francesa o Figueras) a Barcelona y que quiera que la duración sea parecida por distància, a cualquier desplazamiento que en el resto de la península, (160 kilómetros , más o menos), es decir , una hora y media, tiene que tomar la Autopista.
    Pero este ciudadano, parecido al payes que trampeaba con el impuesto del cadastro, decide desviarse por Olot, y luego la autovia de Vich, y demorarse entre 30 a 60 minutios más segun el tràfico de las vias de un solo carril por dirección, (a desgracia de Abertis y del estado, que no van a recibir , uno el peaje, el IVA el otro), y como el, el 84% de los habitantes del norte, supone un capital ahorrado que lo van a poder invertir en lo que sea, y ademas perjudicando al resto de los españoles , puesto que no van a recibir la inversion del IVA no recaudado por las autopistas. Si esto, como bien dice el “sinprejuicios” sr. Guillermo, lo haces durante toda tu vida o cien años, veràs como Catalunya se engrandece econòmicamente y perjudica al resto de España.
    Los hechos, no los prejuicios.

    • Demencial!! A Sant Boi tots.

    • ¿Pero esto qué es? Para empezar, yo soy catalana y te aseguro que siempre que salgo de Cataluña voy por el autopista y así toda la gente que conozco. La tuya es la teoría más absurda que he leído jamás.
      Veo que todos los extremos son odiosos y me refiero también a los comentarios de Miquel, tanto si eres catalán como español tienes derecho a opinar lo que te de la gana pero mejor piensa antes lo que vas a decir y intenta que el discurso sea argumentado porque si no lo unico que consigues es quedar en rídiculo, no solo tú, también la postura que estás intentando defender.

      Aprovecho para decir que discursos claramente desfasados de órbitas como los de Miquel no son el de la mayoría de los catalanes (gracias a Dios) más que nada porque bastante gente tiene dos dedos de frente. Y lo digo yo que, por cierto, soy independentista. Ahora odienme. Hasta luego.

      • Es una teoría absurda… porque está siendo irónico. Se ríe de la tesis del otro artículo anterior, el de Alejandro García. Léelo y lo comprenderás :) Salutacions d’un altre de la ceba!

      • Para ser independentista no tienes las cosas muy claras, me parece. Nadie se divorcia de una pareja a la que considera superior. Si considerase que los españoles están a nuestra altura no le vería sentido alguno a independizarnos de su estado. Pero son un pueblo atrasado, embrutecido, perezoso y culturalmente más norafricano que otra cosa. Con gente así es imposible avanzar, son un lastre para un pueblo europeo y emprendedor como el catalán. Me parece hipócrita decir: soy independentista pero me encantan España y los españoles. O una cosa o la otra, las dos a la vez no puede ser, hay que aclararse. Yo digo las cosas como son, entiendo que nuestros políticos se la tengan que coger con papel de fumar porque Franco nos llenó Catalunya de españoles y bien caro que lo hemos estado pagando con toda esa gente votando a partidos españolistas que sólo buscan seguir chupándonos la sangre. Es la hora de recuperar nuestra libertad y para eso hay que decir la verdad y tener las cosas claras. Las futuras generaciones de Catalunya nos lo agradecerán siempre.

        • Y por cierto, Nùria, me acusas injustamente de tener un discurso desfasado, minoritario y propio de un débil mental, y resulta que leo otro comentario tuyo anterior y piensas igual que yo! Cito el otro comentario, salvo que haya dos Nùries escribiendo aquí, ya me dirás que diferencia hay entre nuestros discursos:
          .
          “No digo que el clima y la geografía no influyeran, obviamente que sí, Cataluña siempre se ha beneficiado de un clima menos seco y su situación afortunada al lado del Mediterráneo, pero las diferencias culturales / políticas son innegables, a mi entender. Como bien Biel ha apuntado, todo suma. Han pasado cuatro siglos y las diferencias políticas entre Cataluña – y el País Basco, ya que estamos – y el resto de España siguen igual de marcadas y creo que no pasan desapercibidas a nadie.”

        • Eres un fascista e incluso racista, si vivieras en EEUU votarías a Trump, en Francia a Le Pen,… Cataluña no esta hoy entre las 5 primeras regiones más avanzadas de España por culpa únicamente de la propia Cataluña y vuestra casta gobernante de MIERDA, mira a ver que tal vez seas ahora tu el lastre. En serio por gente como tú el mundo es un lugar peor, tu si que tienes mentalidad norafricana, más especificamente la del Estado Islámico Libio o similar, que asco das joder. Y lo siento por insultar pero es que no se que clase de educación has recibido pero vamos… flipo

  18. Un punto a favor de ambos articulos es que no imponen el supuesto de que los catalanes son “distintos”.

    • Pero el otro artículo, el anterior, sí da por hecho que los catalanes nos creemos que lo somos. Da vergüenza ajena…

      • Es que lo somos, y no hay de malo en reconocerlo. A ver cuando dejamos de avergonzarnos por ser un país ejemplar.

  19. Linda la historia del Maixerí, pero sucede un siglo después de lo expuesto por Alejandro García, luego confirma su tesis más que refutarla.

    Pues amén del catastro, también habla de una “desamortización” y venta de las tierras comunales siglo y medio antes de que se ejecutara en el resto de España. Otra medida punitiva.

    Por no hablar del develamiento de la nobleza austracista y su Generalitat, encargada de recaudar impuestos para sí, que a partir de entonces se transfirieron a la Corona ¡o al bolsillo de los defraudadores! Otra imposición del vencedor.

    Cuando Marx habla del proceso de acumulación primitiva se refiere a la expulsión de los campesinos a las ciudades que propicia el surgimiento del proletariado y la acumulación de tierras para monocultivos.

    Parece evidente que el sistema social catalán del hereu conseguía lo mismo, los segundones trabajando para el mayor o marchando a la ciudad, siempre y en cualquier caso como mano de obra barata. De esto en principio no tuvieron la culpa los Borbones salvo por dejación, los catalanes no aceptaron un código civil unificado con el resto de España hasta 1889.

    Y ambos autores coinciden en la mejora y especialización de los cultivos lucrativos durante el periodo. Se pasó de la agricultura de subsistencia familiar a los monocultivos.

    Creo pues que sí se puede decir que fue la entronización de los Borbones el pistoletazo de salida para la prosperidad de Cataluña como dice el Sr. García.

  20. Nunca he visto que la riqueza o pobreza venga de las políticas de reyes o estados. Se hace riqueza con la actitud de cada ciudadano. A ver, ¿a qué edad pensáis que echa un inglés o un holandés a su hijo de casa para que se busque la vida? Y, sin embargo, un español (o catalán)? Apple, Amazon, los bancos holandeses, la city, … se crean con actitud. No vale echar la culpa a un estado. El estado replica lo que somos nosotros. Los calvinistas consideran mala persona al pobre, y buena al que emprende y crea riqueza. Lo contrario que aquí. En esto Cataluña va algo más avanzada que Extremadura por ej, pero tampoco pensemos que mucho más. He visto cómo ha caído esa actitud emprendedora catalana poco a poco, para convertir en edificios y en sueldos públicos la antigua actividad empresarial. Una pena que se vaya por ese camino. Y todo empieza por cuándo te echan de casa! A los 18 en los Estados ricos. No a los 30, por dios!!!

  21. Jo a mi me encantaba Miquel. Quiero que vuelva. Mi vecino lo odio y si no le veo, no le oigo, no le huelo…mejor. Supongo que estás cosas pasan. Mi abuelo decía que los grandes muros hacen buenos vecinos, pues va a tener razón.

    Yo soy de Madrid (con z) conozco a unos cuantos Catalanes y por estadística he de decir que sois cojonudos. Tontos hay en todos los lados, cerriles, feos, traidores y la mayoría del planeta le huelen los pedos.

    Yo envidio que los Catalanes tuvieran un avance industrial. Una cosa es tener industriales explotadores (pero por lo menos algo de tecnología creaban, había avance) que caciques cerriles y un pueblo agarrado a su terruño como piojos (sin tecnologia, sin avance) por lo demás, Creed lo que queráis y lo que os quieran contar. A leer más y de todos. Así no se corren riesgo de que os llamen cosas feas. Abrazo a TODOS.

    PD seguro que me dejó algo en el teclado.
    Ya me corregireis.

  22. uh! com’è difficile restare calmi e indifferenti mentre tutti intorno fanno rumore
    in quest’epoca di pazzi ci mancavano gli idioti dell’orrore.
    Ho sentito degli spari in una via del centro
    quante stupide galline che si azzuffano per niente…

  23. Sin proteccionismo arancelario, la industria textil catalana no habría sobrevivido a la competencia, británica mayormente, pero no solo. Sin mercados cautivos, sin aranceles Cambo, sin extracciones arbitrarias de renta al resto de peninsulares y ultramarinos, basadas en la ley, no en la eficiencia, la acumulación de la burguesía catalana no habría tenido lugar.
    Sin los masivos movimientos de población, pobres y hambrientos, propiciada por el franquismo –dicho sea en términos objetivos, el mayor benefactor de la economía catalana de los últimos 600 años– Cataluña no tendría masa critica de población.
    Y ya que estamos, estas seguro de que la importación de cereal ruso habría acabado con la agricultura castellana?? Vivir para oir: y con la agricultura catalana, habrían acabado los zares con su grano barato?? como de barato en precios CIF, s. XIX.
    En fin, nacionalistas españoles, como Franco, Cambo, Pujol, Josu Ternera, Mastut… Vergüenza.

    • Parece ser que eres el único que ha leido un poco de historia, pero de la seria, menos mal ya estaba muy preocupado del nivelazo que hay por aquí

  24. Esta estéril polémica demuestra el fraude que son las autodenominadas “ciencias” sociales. Primero defino un punto de llegada, catalanes buenos o malos, y después busco los datos que me ayuden a llegar a él. ¿Que me encuentro con datos que me alejan de mi objetivo?, cap* problema, digo que no son suficientemente significativos y asunto arreglado.Los hechos son los que son, Cataluña creció económicamente más que el resto de España en el siglo XVIII. A los catalanistas no les gusta, prefieren ver las prohibiciones y supresiones instutucionales del Decreto de Nueva Planta. Las explicaciones a los hechos siempre van a estar contaminadas por las tesis que se quieran defender. En cambio, un físico soberanista catalán y otro soberanista español no pueden disentir en que E=Mc2.

  25. * cap en catalán quire decir “ningún”

  26. Pongo aquí enlace al discurso que, con ocasión de su investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alicante, pronunció el historiador Gabriel Tortella el 21 de Noviembre de 2014, titulado “La economía catalana en el siglo XVIII: algunas precisiones”: http://web.ua.es/es/protocolo/documentos/eventos/honoris/tortella-casares-gabriel-2014/discurso-gabriel-tortella-en-el-acto-de-su-investidura-como-dhc-por-la-ua.pdf.

    Y copio unas frases del final del discurso, donde se explica que los historiadores austracistas (i. e., contrarios a Felipe V), “para explicar el repentino crecimiento tienen que acudir a un tenue atisbo de expansión a finales del siglo XVII, que más parece ser reconstrucción tras la catástrofe de la guerra [de 1640]… que algo comparable a lo que ocurrió tras la guerra de Sucesión”. Todo el texto (son 33 páginas, más bibliografía) merece la lectura; eso es sólo un ejemplo.

    El problema es que la gente no se atiene a los datos, que normalmente no conoce, sino a sus prejuicios, según los cuales ya sabe de antemano la verdad (para eso se la han enseñado), y todo lo que la desmienta, por más fundamentado que aparezca, no es sino propaganda del Enemigo. Y claro, a quien voluntariamente cierra los ojos es muy difícil hacerle ver nada.

    • “El problema es que la gente no se atiene a los datos, que normalmente no conoce, sino a sus prejuicios”… ¿No lo dirás por Tortella, verdad, autor a sueldo de Pedro J. Ramírez para convencernos a pobres indocumentados de nosotros que cierta región del Noreste español “jamás ha sido un país” o que la Hispania Visigoda es la génesis de la Nación española?

      • Lo de que Tortella esté “a sueldo” de quien a usted le plazca para “convencernos” de lo que usted desee es una reacción muy típica de (cierto) independentismo, que cabe resumir así: quienes no apoyen con sus datos la Causa sólo puede ser porque 1) Mienten 2) Lo hacen porque les pagan para ello. En cambio, quienes sí la apoyen 1) Sólo pueden decir la Verdad (con mayúscula) 2) Lo hacen con todo desinterés, sólo por amor a ella misma, a La Verdad. O sea, en resumen: Cataluña (independiente) bueeeeena, España maaaaaaala.

        Por ejemplo, cuando Jaume Sobrequès, su director, cerró el famoso simposio “España contra Cataluña” (título que, como se ve, es un modelo de objetividad, y no pretende, Dios nos libre, sugerir línea interpretativa alguna) diciendo literalmente: “¡Viva la historia rigurosa que nos guía hacia la independencia!”, no está diciendo con toda claridad que 1) La que no “guíe”, o no lo bastante, no sirve. 2) Que él no entiende que un historiador esté al servicio de la verdad, qué cosa tan vulgar, sino de la Causa. Cómo va a estar diciendo eso, por Dios.

        Verdad que si unas palabras semejantes (digamos: “¡Viva la historia rigurosa que descarta la independencia!”) las dijese un historiador no adicto, sería una mentira a sueldo, qué otra cosa iba a ser; pero diciéndolas alguien de los Nuestros, en un congreso tan objetivo, y además organizado por el Departamento de Presidencia de la Generalitat y el Institut d’Estudis Catalans, que no iban a apoyar (¿verdad que no?) tan descarado acto de propaganda, son una muestra de irreprochable objetividad.

        La Causa, la Causa es lo importante, ya lo dijo en su momento, con su lucidez de siempre, El Roto; aquí puede verlo. http://elpais.com/elpais/2013/11/22/vinetas/1385136145_412967.html

        • ¿Puede, por favor, citarme en que intervención mía servidor ha hecho muestra explícita de unas u otras preferencias ideológicas? Más que nada porqué por más que me esfuerzo no atisbo a ver nada parecido al berrinche cuñado-style con que nos acaba de agasajar, además de hacer explícitas, sin venir a cuento, sus filias y fobias ideológicas.
          Mire, una recomendación de un Licenciado en Historia a un aficionado a la misma: si le duele la bandera (la catalana, la vasca, la tibetana o, como es su caso, la rojigualda) la Historia no es lo suyo. Así de simple. Del mismo modo que para ser un buen teólogo es recomendable ser ateo, para tener buen criterio historiográfico mejor despojarse de prejuicios ideológicos que visto lo visto más arriba es más que evidente que no es su caso.
          Es más, en su caso es tan pesada la carga de esas ideas preconcebidas que para hacer juicio de autoridad va y nos regala unos cuantos vituperios para un historiador, Jaume Sobrequés, que ni siquiera es especialista en la materia (Sobrequés, que yo sepa, es “Contemporaneista”, no “Modernista”).
          Fíjese, sin embargo que Vd no hace más que citarme autores más próximos a entrar en residencias de la tercera edad que en el decanato de facultad alguna. ¿Y sabe por qué? Por qué Vd no sabe cómo funciona esto de las Ciencias Sociales, no sabe ni por qué se las llama así : estas no solo tienen como objeto el análisis de fenómenos y procesos sociales, actuales y pasados, si no también porqué estas distintas disciplinas (derecho, economía, filología, numismática, arqueología, etc.) se ayudan las unas a las otras. Esta interdisciplinariedad se perfecciona con el tiempo gracias a las mejoras tecnológicas y gracias a las mismas los científicos sociales (los historiadores lo son) pueden mejorar y perfeccionar sus conclusiones. Es lo que sucede, por ejemplo con investigadores como Albert García Espuche, historiador y arquitecto, que estudió la Barcelona de Época Moderna, y que literalmente se cargó los clichés y tópicos sobre la supuesta Barcelona y Cataluñas decadentes del s. XVII, y lo hizo desde el trabajo de campo, echando mano de la arqueología urbana, la numismática o la veterinaria, y no solo en base a la bibliografía escrita con anterioridad a la caída del muro de Berlín, como es el caso de Tortella, cuyos prejuicios no le permiten ir más allá de lo escrito por los Carlos Martínez Shaw o los Roberto Fernandez, más preocupados en lo que se cuece en la redacciones periodísticas que en ensuciarse las manos con el barro de los yacimientos o el polvo de los archivos. Y lo mismo vale para Joaquim Albareda, el mejor especialista español en el periodo de la Guerra de Sucesión en España y Cataluña, que en vez de retozar en su despacho a mayor gloria de tal o cual prebenda se ha pateado los principales archivos de todas las potencias que participaron en esa contienda … y la nómina sigue con los Ernest Lluch, Josep Maria Delgado, Antoni Simón, Agustí Alcoberro, etc.

          • Si de veras cree que en su primer mensaje, donde se habla de Tortella descalificándole no como ahora por “viejo” (¿) sino por “estar a sueldo de Pedro J. Ramírez” (supongo que lo dirá por el hecho de que colabora en el diario “El Mundo”; también lo hace en “El País”, “Claves de Razón Práctica”, “Saber Leer”, “Revista de Occidente”, “El Confidencial”, y muchos otros medios. Por cierto, si es eso, lo de “El Mundo”, Pedro J. Ramírez dejó de dirigirlo en Febrero de 2014, con lo que no parece usted demasiado informado). Si de veras cree, decía, que ese primer mensaje suyo es un ejemplo de objetividad inmaculada, nada tendencioso ni ideológico, hágaselo mirar. Me temo que usted, como tantos sectarios, es incapaz de ver la viga en su propio ojo, según la frase evangélica. Y con ojos tan perjudicados, es normal que le cueste ver la realidad.

            • “Me temo que usted, como tantos sectarios, es incapaz de ver la viga en su propio ojo”.. ya sabe el dicho, ¿Verdad? “Cree el ladrón…” Pues ale, le dejo a Vd con sus banderitas, sus Indisolubles y Eternas Patrias y sus fobias ideológicas y que le aproveche. Pero vuelvo a repetir: absténgase de venir a pontificar sobre un tema sobre el que apenas sabe más allá de 4 lecturas de prensa, alguna tertulia radiofónica y ciertas entradas en la Wikipedia, porqué los que nos hemos dedicada a esto reconocemos a la legua lo que es Historia y lo que es simple literatura de Agitación y Propaganda, un tipo de publicística a la que ciertos investigadores de antaño (como Tortella, o el mismo Sobrequés que Vd mentaba en el caso catalanista) se abandonan una vez entrados en edad. Allí Vd no me encontrará.

              • Es típico, y tópico, que quien no tiene razones opte por la descalificación personal (¿cuándo he hablado yo de “banderitas”, “indisolubles y Eternas Patrias” y demás tópicos de colegio, señor “dedicado a esto”? A sus salidas de tono sí se las “reconoce a la legua”. Y a su ignorancia: le recuerdo su alusión a Pedro J.). Sin duda, decir que una persona está “a sueldo” de otra sin aportar ni la más mínima sombra de prueba de una afirmación tan grave es lo que usted entiende por “dedicarse a esto”. Pues, como usted dice, “ahí no me encontrará”. Esa lamentable demagogia se la dejo toda a usted, visto que le encanta. Además, en sitios como el INH sin duda tendrá futuro. Donde se jalean como lo hacen las manipulaciones descaradas de Jordi Bilbeny para “demostrar” que el Quijote fue “escrito originalmente en catalán”, bien podrán hacerle sitio.

  27. Veo que tanto los autores como los comentaristas se apresuran a negar que pueda existir ninguna diferencia “esencial” entre catalanes y españoles que explique su diferente desarrollo económico a lo largo de la historia. Pero no está en absoluto claro que sea así. Es un hecho que existen grupos humanos más inteligentes que otros (naciones y razas). También es un hecho que hay una correlación entre la inteligencia de una población y su riqueza económica (lo cual parece de sentido común). No afirmo que los catalanes sean más “listos y guapos” que el resto de españoles (o al revés) pero sí que ES POSIBLE que lo sean o que lo hayan sido en otros periodos de la historia. Sabemos que es posible aumentar la inteligencia de una población mediante mejoras en la salud, la alimentación y la educación (aunque también puede haber una parte genética). Si queremos resolver un problema lo primero es identificarlo y reconocer su existencia. Naturalmente, enseguida saltarán los que me acusen de racista, pero lo racista es negar que existen diferencias entre grupos humanos y, por lo tanto, no poner en práctica medidas que podrían contribuir a acortar esas diferencias.

    • Tiene usted razón: YO le acuso de racista. NO ES UN HECHO, es FALSO, que existan “grupos humanos más inteligentes que otros”, sino grupos humanos (digamos, los de un país occidental puntero: Inglaterra, por ejemplo) que han tenido históricamente oportunidades de desarrollar su potencial muchísimo mayores que los de otros grupos (los habitantes de Zambia, sin ir más lejos). ¿O cree usted que, puesto que mientras Roma y su imperio representaban el mayot nivel de desarrollo en Occidente, la actual Inglaterra era “tierra de bárbaros”, es que entonces los ingleses eran tontos, pero con los siglos fueron creciendo en inteligencia?

      Ha habido períodos históricos en que “los españoles” han tenido un desarrollo económico mayor que el de “los catalanes”. ¿Es que entonces los primeros eran listos, y con el tiempo se han vuelto tontos, y los segundos, al revés?

      Repito, por si no le ha quedado claro: su idea de los “grupos humanos más inteligentes que otros” es (además de una tontería) puro racismo.

      Le copio, de una publicación científica: ” la mayoría de las diferencias genéticas del hombre existían en todas las poblaciones y cabe presumir que aparecieron antes de que los humanos abandonaran ese continente [África] hace unos 50.000 años y se dividieran ulteriormente en grupos étnicos o “raciales”. Se ha calculado que, en la totalidad del material genético, sólo 0,012% de la variación de unos seres humanos a otros puede atribuirse a diferencias entre lo que se da en llamar “razas”.

      Yo no “me apresuro” a negar nada: es usted quien se “apresura” muchísimo. Hágaselo mirar.

    • 100% de acuerdo, en el fondo todos sabemos que lo que dices es verdad, pero pocos se atreven a decirlo públicamente. Que me cuenten a mí cuántos negros han ganado el Nobel de literatura o de física, por ejemplo. De hecho no recuerdo que hayan ganado ninguno. Eso sí, los deportes físicos que no requieran mucha estrategia, cantar y tocar los bongos se les da de miedo, justo es reconocerlo. Si los catalanes somos más trabajadores, más honrados, más talentosos y más inquietos que los españoles incluso a pesar de que históricamente siempre han intentado ponernos palos en las ruedas, no puede ser porque sí. No puede ser casualidad. Y hay estudios genéticos que ponen de manifiesto esta realidad que se hace obvia y evidente a lo largo de la historia de Catalunya y España. Y al que no le guste que se aguante, la verdad no se puede cambiar por mucho que se empeñen.

      • Tiene usted un poco más abajo respuesta mía a “Pere”, donde le hago constar, y cito mis fuentes (eso que algunos jamás hacen), que el 70% de la actual población catalana “es producto, directo o indirecto, de la inmigración sólo de los siglos XX y XXI”, de modo que ya ve usted dónde deja eso su “idea” de la superioridad constitutiva de la “nación o raza” catalana (por citar unas palabritas del propio Pere). (Por cierto, que en su ignorancia usted no sepa que el Premio Nobel de Literatura de 1986 fue concedido al nigeriano Wole Soyinka -y no es el único Nobel de raza negra- es problema suyo, no de Soyinka ni del Nobel).

        Es curioso, por lo demás, que ponga usted el ejemplo del Premio Nobel, y no se acuerde de que hay siete españoles que lo han recibido (ocho, si contamos también a Vargas Llosa, nacionalizado desde 1993; el premio lo recibió en 2010), ninguno de los cuales es catalán. Pero yo, que no soy ni racista ni tan ignorante como usted, no saco de eso conclusión alguna desfavorable para Cataluña, y me alegraré sinceramente el día en que un catalán lo obtenga.

        Claro que razonar, o intentarlo, con un racista es perder el tiempo: no es por la razón por lo que se rigen.

      • Me recuerda usted en su comparación con España a una frase de Trainspotting. Cuando los cuatro amigos yonkis viajan a la Escocia profunda con intención de subir al monte Ben Nevis y para enorgullecerse de su Escocia natal, de hecho el que ha tenido la idea, al ver la desgana del resto, les pregunta si no se sienten orgullosos de ser escoceses. Y uno de ellos se indigna y dice… “Es una mierda ser escocés, somos lo más bajo de entre lo más bajo, la escoria de la puta tierra, la basura más servil, miserable y más patética jamás salida del culo de la civilización, algunos odian a los ingleses, yo no, sólo son soplapollas, estamos colonizados por unos soplapollas, ni siquiera encontramos una cultura decente que nos colonice, estamos gobernados por unos gilipollas, esto es una grandísima mierda Tomy, y todo el aire puro del mundo no cambiará las putas cosas.”.

        En realidad ni me apetece entrar a debatir sus “cosas”. Aunque no puedo evitar pensar que hay menos catalanes con premio Nobel que negros con el mismo premio, les llevan 14 premios Nobel de ventaja, entre ellos 3 de literatura. Pero ya me imagino que usted eso de leer…

        Mire, no le voy a pedir que respete a los demás. Ni siquiera que respete a los catalanes. Con empezar a respetarse a sí mismo ya tiene tarea.

  28. Ya es casualidad que durante los 300 años, no unos cuantos lustros o decenios, 300 años, de los descentralizados y queridos Habsburgo, Cataluña sufriera una decadencia, por una seria de hechos que, insisto, se mantuvieron inalterablemente en contra de la fortuna catalana durante 300 años y que la posterior recuperación económica, fruto de una nueva alianza perenne de hechos exógenos pero esta vez favorables, se produjera durante el gobierno de los centralistas y malvados borbones. Por supuesto las políticas de unos y otros no tienen nada que ver, lo suyo fue el derecho catalán, el mismo durante esos 600 años, y la apertura del mercado mediterráneo y con oriente, que como todo el mundo sabe es donde se hicieron las fortunas catalanas que financiaron el modernismo y no en las ex colonias americanas.

    “Cal assenyalar que a Barcelona prediquen la virtut més pura, el benefici general, i que alhora volen tenir privilegi: una contradicció divertida. El cas dels catalans em sembla el cas dels mestre de forja francesos. Aquests senyors volen lleis justes, a excepció de la llei de duana, que s’ha de fer al seu gust. Els catalans demanen que tot espanyol que fa ús de teles de cotó pagui quatre francs a l’any, pel sol fet d’existir Catalunya. Per exemple, cal que l’espanyol de Granada, de La Coruña o de Málaga no compri els productes britànics de cotó, que són excel.lents i que costen un franc la unitat, però que utilitzi els productes de cotó de Catalunya, molt inferiors, i que costen tres francs la unitat. Amb aquesta excepció, aquesta gent són de fons republicans i grans admiradors del Contracte Social de Jean-Jacques Rousseau. Diuen estimar el que és útil y odiar la injustícia que beneficia a uns pocs. És a dir, avorreixen els privilegis d’una classe noble que no tenen, però volen seguir gaudint dels privilegis comercials que amb la seva influència vàren extorquí fa temps a la monarquia absoluta. Els catalans són liberals com el poeta Alfieri, que era comte i detestava els reis, però considerava sagrats els privilegis dels comptes.”

    El texto es de otro catalanofobo, Marie Henri Beyle, màs conocido como
    Stendhal, en Memorias de un Turista.

    Utilizan el mismo argumento que para las olimpiadas del 92: que toda España se volcase, especialmente la institucional, desde el Rey a Samaranch, presidente del COI además de falangista, no tuvo ninguna influencia, se ganaron las olimpiadas por el irresistible encanto de Barcelona, Cataluña y el tándem Maragall/Pujol a los que ponían alfombra roja en las principales cancillerías del mundo. ¿Acaso Madrid no se benefició del mismo apoyo y fracasó? Y con esto algunos ya se quedan contentos mirándose el ombligo.

  29. Sobre la relación económica entre Cataluña y el resto de España destacaría lo siguiente:

    1. Tras la unión de las coronas de Castilla y Aragón (mucho más pobre y débil), la primera asume la política mediterránea de la segunda. Guerra contra Francia, aliada tradicional de Castilla, por Italia y el Rosellón. En detrimento de la expansión atlántica.

    2. Oriundos de la corona de Aragón están presentes desde el principio en la colonización de América. Sevilla tenía el monopolio, no solo respecto a otros reinos, sino dentro del de castilla. Barcelona estaba tan limitada, a todos los efectos, como Santander. La presencia de comerciantes catalanes en Sevilla está más que documentada. No en vano el comercio con América fue una de los temas centrales para el reconocimiento de Felipe V y, posteriormente, del Archiduque Carlos. De la importancia del comercio colonial, resulta esclarecedor el apoyo de la burguesía catalana al gobierno para aplastar las rebeliones cubanas, los indianos, el comercio de esclavos, la repatriación de capitales tras la pérdida de las colonias, la lista es inabarcable..

    3. La protección de la industria catalana, que surgiría en el principado gracias al Sr. Farguell, una combinación de factores exógenos, nuestras tradiciones seculares y al ingenio catalán, por parte del gobierno español fue fundamental en su desarrollo gracias a unos aranceles que la protegían de la competencia extranjera (mejor y más barata), un mercado interno y protección armada.

    4. De la etapa de la dictadura se podría hablar de Rodo, la SEAT, la Zona Franca, las primeras autopistas financiadas a un tipo de fijo cambio por todos los españoles, etc.

    5. Las olimpiadas del 92 que cambiaron Barcelona y proyectaron a esta y a Cataluña internacionalmente. Sin la ayuda institucional de España habría sido imposible conseguir la nominación.

    Los catalanes hemos hechos cosas mal, muy mal, y, también, muy bien, entre otras, sacar provecho de formar parte de España. Podemos ser la estrella del equipo, pero sin el resto, no hubiéramos conseguido nada. Que le pregunten a Messi sobre la importancia del equipo. Parece mentira que precisamente aquí, por culpa del nacionalismo narcisista haga que cada vez nos parezcamos más a un soberbio cristiano Ronaldo que a Messi. Y no me refiero a dirimir quien es mejor futbolísticamente. A principios de la democracia éramos la comunidad más admirada y ahora solo se habla catalanofobia. Parafraseando a Pi i Maragall: estoy hasta los cojones de todos nosotros (los catalanes).

  30. Pingback: Wikipaste time – averagelyaverageaverageable

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies