Neopan is dead

Publicado por

Fotografía cortesía de Junku Nishimura

No era la película fetiche de la fotografía callejera, ese espacio mítico lo ocupa la Tri X de Kodak. Pero Fuji ha descolocado a muchos practicantes de este estilo fotográfico con el cese de producción de su Neopan 1600 Especialmente a los hurgadores nocturnos. Una menos, y van…

No era una película fácil. Sólo en buenas manos resultaba agradecida. En todo el mundo había aficionados dispuestos a vérselas con ella, especialmente en Japón, donde se está dando buena cuenta de los restos. Siempre fue más generosa con la ampliadora que con el escáner. Nítida, contrastada y a la vez con un cierto aire «sucio», quizá acentuado por su uso nocturno.

No era la película favorita de maestros japoneses como Daido Moriyama o Nobuyhoshi Araki, que estrujan la Tri X. Sí la de Junku Nishimura. ¿Cuánto durarán las reservas de su congelador? No mucho, con seguridad. Porque la gastará pronto, y bien empleada estará. Pero también porque estas reservas, incluso en las mejores condiciones de conservación, tienen los días contados. No va a suceder como con las viejas emulsiones de baja sensibilidad que algunos usuarios acérrimos conservan en sus refrigeradores desde hace lustros: Technical Pan y Agfapan 25 son películas lentas que, si no inalterables, se conservan utilizables casi toda la vida. Pero Neopan 1600 es nominalmente siete veces más sensible que estas películas «eternas». Y no sólo es sensible a la luz que entra por el obturador de la cámara: todo tipo de radiación vela las películas (los rayos X de aeropuertos y estaciones de tren, las fugas de las centrales nucleares accidentadas, la radiación gamma del ambiente…).

En efecto, aun guardado en el congelador del sótano, de forma inexorable y no tan lenta, los rayos cósmicos que atraviesan el planeta están echando a perder el stock disponible de Neopan 1600. Durante las pasadas semanas, Junku Nishimura ha llevado consigo un puñado de carretes a las zonas del desastre en el norte de Japón. No parece que la proximidad de Fukushima haya velado demasiado sus imágenes, pero éstas sí que velan el alma, el estómago o lo que sea que se nos encoge.

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

4 comentarios

  1. tomokomiyaoka

    Youichi Shidomoto is the another one of the great new comer of Japanese photographer. see his flickrhttp://www.flickr.com/photos/[email protected]/

  2. Unas nacen y otras mueren. Al menos Kodak saca nuevas películas y las diapositivas de Fuji se resisten a morir. Aún quedan años de carretes y creo que el carrete volverá. Un saludo.

  3. Poco a poco empezarán a crecer los aficionados a las películas… pero no lo suficiente como para sostener un producto estrella. Al final lo que harán es encarecer el film de lo que siempre han y seguirán fotografíando en película… «The Digital hung up the film star»

  4. Sodapop

    Que el carrete volverá es ser sin duda optimista. Que se lo digan precisamente a Kodak, la que siendo pionera en la fotografía no supo adaptarse lo suficientemente rápido al mundo digital como sí lo hizo Fujifilm. Otra que quedó para nuestro nostálgico recuerdo es Polaroid. Esta última (o mejor otro fabricante usando la marca bajo licencia) al menos reeditando sus cámaras instantáneas con impresoras sin tinta ZeroInk. También sigue teniendo su encanto una cámara instantánea. Hace un par de meses uno de los pioneros de la web alertaba sobre el peligro de perder nuestra memoria fotográfica ya que ahora no había nada en papel, todo se veía en pantallas y es verdad. Quién te dice que un DVD, o una memoria de cámara digital, y menos un disco duro aguantará para que tus hijos y nietos vean las fotografías de la familia? Yo ahora imprimo todo lo que puedo, sí comparto en la nube con la familia, pero también imprimo una selección de fotos y las pongo en un álbum… Pura nostalgia? Puede, pero nos sobrevivirá a todos, como aquella vieja Polaroid de un día de verano encontrada en un arcón.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.