Manuel Jabois: Querido Barça

Publicado por

Lo peor de todo no es que el Barça te gane, sino que te explique por qué. De la marcha militar de triangulaciones sobre el campo el Barça se ha ido desplazando a la instrucción, como esos generales que dan un golpe de Estado y luego, mosqueados, contemplan la reacción abigarrada del pueblo sometido y encargan una Constitución. Al fútbol del Barça se le agotaron los adjetivos, lo han llenado de genuflexiones y crónicas de El País, se le ha paseado bajo palio por medio mundo entre reverencias angustiosas, y ahora los jugadores han salido en peregrinación por Europa a evangelizar a los bárbaros. “Hay equipos que juegan bien pero no saben por qué, donde todo ocurre por casualidad”, acaba de decir Xavi. Más importante que tener la Copa de Europa es tener el why, algo de lo que adolecen los equipos que normalmente juegan bien presos de un azar que depende de la alineación de los planetas. El Barça sin embargo le ha puesto adobo ideológico a su fútbol: lo ha llenado de valores, de señas de identidad, de una base teórica formidable sobre la que sostener una revolución con la que laminar focos de resistencia.  A veces, tras tener al utillero dos horas persiguiendo la pelota, Xavi ha llegado a pedir que se graben los rondos.

El súbito empeño del Barça en enseñar los entresijos del fútbol al 98% que no sabe responde también al hastío de la victoria. Hay mucho de elBulli en eso: hacer la obra y luego, en un profundo gesto de solidaridad, difundir el secreto. La Masía no es más que una gran cocina de Cala Montjoi en la que todos son canteranos, reina el buen rollo y se redescubre cada día la coliflor. En ese laboratorio grande y limpio del que salen filtraciones a la prensa, como la de un jugador anónimo que dijo a El País que Keita es el más querido en el vestuario, se deconstruye el fútbol para volverlo a recomponer de otra manera, y así en un bucle infinito que tiene a los clientes hipnotizados mascando soma. Abajo, en la meseta, entre sofritos y un profundo olor a ajo, con la parroquia pidiendo limón para los calamares, Cristiano Ronaldo se retuerce delante del televisor llamando “enano” a Messi.

Bajo esa antigua concepción del mundo hay que intrerpretar los silencios jesuitas de Guardiola y el discurso templado de Xavi, que ha asumido la portavocía de la dictadura pacífica y solidaria, mezcla sutilísima de valores tan anchos, de palabras tan grandes y ambiciones tan discretas, que cualquier día se levanta el Mahatma para ir a ese vestuario a tomar lecciones. Hace poco en esta revista Ramón Besa dijo, un poco desolado, que Mourinho por donde pasaba sólo dejaba copas, un trauma del que en Milán aún están tratando de recuperarse. El Barça exporta estilo y leyenda casi en cada tuit, y bueno sería que este tour mundial de entrevistas no se limitase al verano y se extendiese también al invierno para ir convirtiendo el club en una especie de Fundación elBulli a la que puedan venir estudiosos de todo el mundo siguiendo la estrella de Oriente. El Barça debería reunirse solamente para ir de gira en plan globbetrotters y salir en el descanso de la final de la Champions a hacer minipartidos a dos toques, como cuando Michael Jordan baja de la grada en vaqueros a encestar un rato. Los títulos al fin y al cabo son sólo una consecuencia, quizá la más pesarosa, de un modelo educativo, de una madraza en la que se perfecciona un fútbol cuyo ideal no es la victoria, sino la construcción, a caballo entre Unicef y Qatar, de un mundo feliz.

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

26 comentarios

  1. Te felicito por este gran artículo. El Barça ‘se deja ver’ pero a veces, agobia un poco que todo tenga una explicación.
    Una de las grandes virtudes de este juego es descubrir por uno mismo lo que hace fuerte a un equipo y con los continuos discursos nos quitan ese pequeño placer.

    Saludos

  2. Chapeau!!! No puedo estar más de acuerdo.

  3. DeSqueran

    «…un mundo feliz». ¡Bravo!

  4. Rock & Bolesco

    ¡Visca Jabois!

  5. Aunque no esté de acuerdo en el mensaje, me encanta la forma que le has dado. Parece que lo de «convencer mejor que ganar» es de toda la vida, cuando solo desde que el señor Pep Guardiola se enfundó el silbato y agarró la libreta se viene dando esta importancia al «cómo». Tampoco viene mal que por una vez en la historia se inviertan los factores, ¿no? (Capello y Mourinho ahora mismo desintegrándome con la mirada…)

  6. ElPisotón

    Envidia. Envidia everywhere.

  7. Javier

    Son osados, sí, pero tienen mérito. Nos dicen cómo hay que jugar, y no suficiente con eso, ganan. Y te lo vuelven a explicar. Y vuelven a ganar. Y peregrinan entrenadores y ojeadores a Barcelona -sobretodo del Arsenal- a ver sus entrenamientos, y estos chicos que se osan a explicarte la pócima mágica y a ser vistos en la intimidad de un ensayo matinal, vuelven a ganar. Y se te ríen en la cara mientras te explican el secreto, en la cara de tipos como el autor del artículo, y los tipos vuelven a ganar.

    • greenfanatic

      El problema vendrá cuando pierdan y nos lo sigan explicando, porque, seamos sinceros, que el secreto del Barça sea expuesto por los periodistas de ElPaís o de alguno de los panfletos culés, de poco nos sirve. Y en el mismo sentido, las declaraciones de Xavi parecen sacadas del más fanático de los aficionados, con palabras superfluas que recuerdan a los mejores discursos de nuestros políticos, con un contenido real que brilla por su ausencia.

      • Javier

        Los periodistas de El País o de ‘algunos panfletos culés’ no exponen nada, no tienen capacidad ni autoridad futbolística para abrir los ojos de nadie. Besa hace literatura de la buena, es cierto, pero está muy lejos de captar la esencia del juego. El artículo, brillante, se refiere a que son los propios jugadores y también Guardiola los que nos ‘restriegan’ a todos esa superioridad o ese proceso para llegar a tal.

  8. Rafadalton

    Chapeau, Javier.

    Te lo explican… y te vuelven a ganar.

    Entiendo que sature, sobretodo al que no simpatiza. Pero es algo extraordinario y como tal, cual.

  9. León del Prado

    Ya era hora; qué pesadez lo del Barsa, evangelizando al mundo. 111 años les ha costado empezar a ganar y van de que ha sido así toda la vida.

    Que no hace ni tres que Iniesta, Xavi y Messi le estaban haciendo el pasillo al Madrid

  10. El aburrimiento es la causa de los males de este Barça: si el megaproyecto Florentiniano de los 100.000 millones opusiese un poco más de resistencia… Pero claro, si del 2-6 pasamos al 5-0, lo normal es que los muchachos se pongan a teorizar porque otra no les queda. Menos mal que este año llega el Málaga a ponerle un poco de mordiente a la cosa…

    Aun así, es bonito ver que del resentimiento y el complejo puedan salir artículos tan redondos.

  11. Samael

    Al Sr. León del Prado le recuerdo que el Barça había ganado más ligas antes de que el Sr. Bernabéu llegara al Madrid en los 50, equipo que hasta entonces no había hecho gran cosa y que ostentó la hegemonía en Europa en esa década y en España hasta casi bien entrados los 90, precisamente hasta que Barça volvió a coger el testigo, así que ni el Barça se ha tirado 111 años sin ganar nada ni el Madrid lleva todo ese tiempo estando por encima aunque algunos alucinen con el «imperio madridista de los 100 años».

    • Es curioso. El leitmotiv del artículo gira en torno a un supuesto deje de soberbia del entorno culé debido a la excelsitud de su juego, entran los madridistas a aplaudir 8hasta aquí todo normal), pero luego, estos mismos escriben cosas como: «Que no hace ni tres que Iniesta, Xavi y Messi le estaban haciendo el pasillo al Madrid».

      Sí, realmente curioso.

  12. Un mundo feliz, sí. De acuerdo. Pero un mundo donde los periodistas aplauden a entrenador y jugadores después de las ruedas de prensa, donde hay un acuerdo tácito de no alterar la paz social, donde el presidente más laureado de la historia del club cambia los estatutos para seguir en la poltrona, donde asocia su imagen de marca a actrices porno…

    El ejemplo del Dream Team de Cruyff, que murió de éxito, debería servir de autocrítica para no volver a tropezar en las mismas piedras del pasado.

  13. Licero

    Manel, el problema con este tema es el que radica en la mayoría de asuntos de la vida: la dicotomía entre lo que somos y lo que queremos ser. El madridista por regla general es orgulloso, egocéntrico y prepotente (adjetivos que deben contextualizarse, por supuesto), sin embargo la mayoría lo asume. No huye de lo que es, no busca caretas o posturas mejor vistas socialmente. Asumir lo que eres, es un primer paso para la felicidad.

    Por otro lado tenemos al culé que, por regla general, es el mismo perro con distinto vozal. Sin embargo, sus pretensiones son las de ser humilde, tradicional y amigable. Como siempre escriben Besa y Lu Martín, el Barcelona es una plantilla llena de niños con sueños. Cosa que, obviamente, un turco, un argentino o un alemán no tienen.Xavi es un inteligentísimo portavoz de un movimiento autoritario futbolístico que es capaz de adoctrinar a su target pero, obviamente, al resto le escama. Y le escama porque ni él mismo se lo cree.

    El Barcelona es el mejor equipo del mundo y tiene al mejor jugador de la historia. Y en su forma de jugar no hay nada de humildad, como no sé es más valiente por jugar con 8 delanteros que con 1. En el fútbol hay muchas maneras de jugar y no existe la cobardía o la valentía, no existe jugar con humildad o con prepotencia… casi ni existe el bien o el mal. Existe ganar. Y luego ganar. Y después ganar. Y despues de eso volver a ganar. Como diría Luís, al que Xavi debería estar muy agradecido. ¿Qué hay matizes y es mejor ganar como juega el Barça que como juega mi equipo de barrio? Por supuesto, pero no hay nada de indigno en que nuestra táctica sea que el central la coja y la descosa para ver si nuestro pobre delantero caza una.

    Este es un movimiento dirigido para (y no por) estúpidos. Y claro, de esos siempre sobran.

    • Estoy totalmente de acuerdo con todo esto que has escrito, Licero. En ningún momento he dicho que «sea mejor» una forma de ganar que la otra. En tal caso, que me siento orgulloso y me gusta que mi equipo gane como lo hace.

      Está claro que modos de practicar este hermoso deporte que es el fútbol hay tantos como culos y suelas de pies :)

  14. Alberto

    ¿A que pica?

  15. Patricia

    Pues claro que pica. Nos pica a TODOS, y nos rascamos como podemos, pero algunos se empeñan en sentirse superiores en valores y hasta afirman que su juego es «socialista» porque pasan balón…amos anda!, como dijo el Jabois en otro artículo: visualicen a ese par de millonarios de Iniesta y Xavi cantando la Internacional mientras tickitackean hombreeeeee.
    Hala Madrí!! ;-)

  16. Pingback: Pintores que querían pintar poco | Contraportada

  17. SergioF

    Bien, bravo, aleluya y un monton de hip hip hurras por el autor del texto.

    Todo lo que rodea al Barsa en la actualidad se resume en una palabra: hastio. Aburrimiento porque el futbol no es mas que un mero pasatiempos donde casi siempre gana el mejor, mas alla de que luego el delantero al marcar tres goles llegue a su casa y forre de tortas a su mujer o deje propinas suculentas al irse de cena a su restaurante favorita, eso en el campo no se puede plasmar, es imposible reflejar sobre un terreno de juego los valores de nada.

    Bueno, si que se puede pero es que entonces el Barsa no seria precisamente ejemplarizante en esta faceta, aun tenemos fresca en la memoria todo el teatro con los enfrentamientos con el Madrid, eso de tratar de engañar al arbitro intentando provocar expulsiones esta muy feo.

    Porque veamos, ¿estos señores que ganan millones de euros conocen realmente la palabra humildad? Je, no lo creo, como tampoco creo en las supuestas bondandes que nos quieren hacer vender los juntaletras que trabajan a las ordenes del sistema que se ha formado en este pais, «o juegas como el Barsa o no estas jugando al futbol», como si otros grandes equipos hubieran ganado anteriormente jugando a otro deporte u con balon cuadrado en vez de esferico.

    Porque analicemos, que es la humildad en el futbol, ¿ganar por la minima? Pues con el Madrid siempre que han podido han sido poco humildes entonces.

    En fin, toda esta palabreria se acabara el dia en que el Madrid diga aqui estan mis huevos, eso si, llenos de preopotencia y chuleria.

  18. Tararí que te vi

    Como madridista que soy, no voy a ocultarlo, no me gusta que el Barsa gane ni a las canicas, así que logicamente no llevo muy bien estos 3 años, los mejores de la historia del que antes era más que un club, y ahora de manera absolutamente empalagosa, la columna culé en la redacción del único medio español que crea opinión, se empeña en vendernos como el único y posible medio para darle a la pelotita con ética.

    Nunca el Real Madrid, ni ningún otro club, ha gozado de un corps de escritores cuya aparente exclusiva misión laboral es contarnos a qué huelen las nubes cuando el viento las empuja por encima de los ronditos de Xavi, Iniesta y otros chicos del quinto derecha maravillosos.

    Frente a la chulería y prepotencia del exceso, la eterna imagen del madrileño que habla fuerte, te aprieta bien la mano cuando te saluda y lo mismo le da irse de cañas y comerse un bocata de calamares, que sentarse a meterse un cocido entre pecho y espalda regado del primer Ribera del Duero que le pille cerca, la estética del barcelonés «europeo», que habla bajito, algo melifluo y al que cuando le das la mano parece que estás agarrando un jamón de York, eso sí, todo muy de diseño, y a la vez eficiente. Y ahora también, muy ético. Porque comer calameres fritos no es ético, pero una deconstrucción de tortilla de patatas, además de genial, es que es ética.

    Lo que de verdad escama, no es que te ganen en el campo, eso al fin de cuentas viene y va, lo que empalaga es el empeño en intentarnos meter con un embudo todo el rollo de los valores, del ADN, de que primero se mira a la persona y luego al jugador (escenificado ahora con Neymar: mala persona, buen jugador, que se vaya al Madrid, aunque Rosell esté loco por ficharlo). Lo que empalaga es la eterna obsesión de utilizar al Barsa como algo más que once millonarios en pantalones cortos, diferente de, por ejemplo, los once millonarios en pantalones cortos blancos, que cuando juegan bien, es por destinos del azar, no porque jueguen socialista o porque ante todo sean buenas personas.

  19. Montaigne

    No había reparado en esa analogía de la experimentación en búsqueda de la excelencia entre el Bulli y la Masía, una vez planteado te percatas de que son una muestra más de nuestra pretendida idiosincrasia catalana (el fet diferencial) que obliga a despuntar argumentadamente por encima de la media, si hasta los Mossos, desde que reaparecieron, actúan con un celo mecánico que parece aspirar a la perfecta sublimación de la Fuerza de Autoridad.

    No somos pocos los nativos culés que pensamos que ya está bien de comerse la polla con lo de la ilustración futbolística ejemplarizante del Barça y sobre todo con el aura divina que envuelve a San Guardiola, de la inaccesible esfericación de Adrià ya ni te cuento y de los Mossos mejor no hablo que me produce urticaria.

    De todas formas la sobredimensión de ambos modelos no sólo parte del alarde de orden interno o de medios más o menos solventes -como bien se dice-, sino que se les da categoría de excepción digna de estudio hasta desde la prestigiosa Harvard (por mentar otro Summum), o sea que, siendo ecuánimes, habría que extender más allá las responsabilidades de tan pretenciosa como estulta entronización de cuestiones considerables de prosaicas como lo son el fútbol o el yantar. ¿De verdad merecen tanta literatura?

    Una reflexión más por ampliar perspectiva; esta altiva proyección barcelonista, si la despojamos de grandilocuente retórica y la revestimos del consabido Poderío Emotivo-Racial, (aunque del Bosque, más campechano sí, pero no lejos de la línea pseudo-doctrinal) sería extrapolable al creciente narcisismo patrio por los recurrentes éxitos deportivos a los que últimamente nos están malacostumbrando y supongo que visto desde Francia (p.e.) y escuchando a Lissavetzky se pueden elucubrar similares peyorativas sobre el deporte patrio, claro que con una saña desprovista de la hipérbole caricaturesca del post de Jabois, lo cual no le excluye de cierta carga demagógica, enfatizada ésta y , aprovechando lo del Pisuerga, cayendo en los estereotipos algunos comentaristas. ¡Ay lo pasional cómo ofusca la imparcialidad de raciocinio!

  20. climber

    Hola, yo también sou culé nativo y también me empalaga tanta teoria y la pretendida superioridad moral. Ahota bien, al hilo del comentario anterior planteo: que pasaria si lo que está haciendo el Barça lo hiciera el Madrid? Creo que seria insoportable. Ganar jugando así no más ético, es más bonito. También puedes ganar jugando al patadón pero no sabe igual. A mi me emociona un 4 4 2 bien jugado, repliegue y la contra, aunque no tanto como in gol después d in rondo gigante. Ha de ser duro ver que el gran rival esté marcando una época.

  21. Tiene gracia que un periodista se atreva a juzgar los comentarios sobre fútbol de un futbolista tan contrastado como Xavi. Me parece una voz muy autorizada para analizar cuestiones futbolísticas. Podemos estar de acuerdo o no, pero de ahí a tildarlo implícitamente de pedante creo que es un descarrilamiento por parte del autor.
    Si lo que quiere es hablar del «entorno» -que sí vende a bombo y platillo el «modelo Barça»-, también podríamos analizar el discurso mesetario. ¿O quizá no interesa?
    Lamentable.

  22. Resulta que con las gilipolleces del «por qué» han ganado más que nunca, han jugado como nadie y encima no menosprecian a los rivales. Así que yo, que no soy un caballero como ellos, sólo es puedo decir a todos los que criticáis la educación, la cultura y la belelza «jodeos», que es lo que se merecen Mourinho y todos los borregos que applauden a un maleducado. Y otra cosa, me encantaba la revista, pero eso de criticar la socialdemocracia y criticar la educación me pone de los nervios. A ver si me xplico: la educación, buena; Mourinho y su forma de actuar, mala. O es que en casa no te enseñaron modales básicos?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.